Seguidores

21 de septiembre de 2017

ÚLTIMO MOMENTO: DESPIDIERON A ROBERTO NAVARRO



Roberto Navarro contó en vivo que fue despedido de Radio 10, la emisora donde hacía el programa El Destape de lunes a viernes de 9 a 12. Allí, el conductor contó cómo el canal recibió presiones de parte del Gobierno para forzar su salida del grupo Indalo y manifestó que uno de los directores le confesó queno quería ir preso.

“Lo que pasa ocurre en el contexto de lo que ocurre en el país, de la prisión de Milagro Sala, de la desaparición de Santiago Maldonado. De una democracia que se va precarizando”, afirmó Navarro en diálogo con Víctor Hugo Morales en la AM 750, quien contó que sabe que el gobierno estuvo detrás de su despido desde hace algunas semanas.

Acerca de su despido en Radio 10, el conductor dijo que lo obligaron de un día para el otro a rebajar su sueldo un 60 por ciento y que le cambiaron el horario, pese a la inmensa audiencia de su programa en la segunda mañana.

En conversación con Victor Hugo Morales, el periodista reveló que los gerentes del canal C5Nreconocieron que estaban presionados por el gobierno y la justicia.

"Sé que es el Gobierno el que pidió mi salida, luego del 13 de agosto. Me lo dijo un ministro muy importante, 'te van a sacar, ya es decisivo que te saquen, y va a haber periodistas mas cercanos a nosotros", contó el conductor.

"Se intervino Economía Política, que es un producción mía, se puso una productora que nos pedía días antes de qué íbamos a hablar, incluso los títulos, limitando cada día más las cosas que podíamos decir", contó.

"Tenemos denuncias muy importantes que voy a publicar en El Destape Web que atañan a la vicepresidenta Gabriela Michetti en la financiación de esta última campaña, con dinero que pasa por su fundación pero viene de bancos oficiales. Una denuncia contra Gladys Gonzalez, la número dos de la lista de provincia de Buenos Aires de Cambiemos. Tengo un WhatsApp de ella pidiendo coimas. Lo quise publicar y me dijeron que no se podía hablar de ella", reveló.

También, se refirió a su salida de Radio 10: "Se me informó luego que la radio me iba a reducir el salario un 60% y que me iban a cambiar a un horario marginal, cuando yo dupliqué el rating que tome hace mas de un año, cuando me entregaron la segunda mañana. Cuando te hacen eso, te están pidiendo que te vayas".

"La semana pasada yo viaje a Salta y cuando volví, me enteré que prácticamente me habían levantado todo el programa del domingo. Tuvimos que armar un programa de apuro, con el discurso de Cristina", contó sobre el desenlace final.

Por último contó entre lagrimas la conversación final con el director del canal: "Finalmente tuve una reunión con el director, con Mariano Frutos, que cuando yo le digo 'no me dejes sin trabajo' y me dijo 'no me pidas que yo vaya preso para salvar tu trabajo'". Ese director está en las 17 causas penales contra los dueños, y ahí entendí que no se podía hacer nada", finalizó.





17 de septiembre de 2017

ESTADO DE DERECHO CERO

*Por Eliana Valci

Tomando las palabras de la ex Presidenta de la Nación “…en la Argentina no hay Estado de Derecho…”; podríamos decir bajando la oración al llano, que para muestra basta un botón.-

Desde la asunción de Cambiemos, su gestión no sólo ha cercenado derechos y libertades, sino que ha llegado al perpetrar el hecho más grave que se puede dar en Democracia, desaparecer a una persona que luchaba por una justa causa.-

Para ser un poco más claros y que se entienda de lo que estamos hablando, Estado de Derecho significa lo siguiente:

“Es la forma de organización política en la que se encuentra sujeta la vida social, que por medio de un marco jurídico ejecuta un conjunto de reglamentos a fin de garantizar el principio de legalidad y los derechos fundamentales de todos los ciudadanos.

El Estado de derecho está compuesto por el Estado, que representa la organización política, y por el derecho, que es el conjunto de normas sobre las cuales se rige el comportamiento de la sociedad.

Por tanto, cada decisión que se tome, desde los distintos órganos o entes públicos del Estado, debe estar regida por la ley y respetar los derechos de todos los ciudadanos.

Es decir, el poder del Estado se encuentra limitado por el derecho, esto a fin de evitar abusos de poder o violación de derechos.”(SIC https://www.significados.com/estado-de-derecho/).-

Mas clarito, le echamos agua…El actual Gobierno NO  RESPETA los derechos de los ciudadanos, y claramente LOS HA VIOLADO, ABUSANDO DE SU PODER; puntualmente en el Caso Maldonado, que es el más resonante, como en tantos otros que pasan desapercibidos.-

No solo no les da la cara, sino que no les corre sangre por las venas. Les importa tres pitos el dolor de las familias que aún no encuentran a sus hijos o nietos desaparecidos.-

Y como no les basta con eso, inventan operaciones mediáticas para confundir a la gente todos los días con un escándalo nuevo.-

Juegan en tándem con el periodismo amarillista, para que vos tengas terror al salir de tu casa, apuntándote con el dedo para que no seas como Santiago, a ver si desapareces.-

Qué es esto?...No aprehendieron nada en 30 años?...que ilusos somos!!!… ellos no van a cambiar, siempre fueron y serán la misma mierda; no les importa el otro, mucho menos el progreso del País, y si pueden acabar con tu vida mucho mejor.-

Esto no es Democracia, ni es Vida!!!...así que si te corre un poco de humanidad por la venas, salí a defender tus derecho y libertades, porque nadie lo va a hacer por vos!!!


Como corolario de estas humildes letras, les dejo este video para reflexionar:




*Directora Revista Ida & Vuelta

ENTREVISTA DE CRISTINA KIRCHNER CON LUIS NOVARESIO EN INFOBAE


NOCHE DE LOS LÁPICES: A 41 AÑOS, ESTUDIANTES PIDIERON POR MALDONADO



Organizaciones estudiantiles, gremiales, políticas y defensoras de los derechos humanos realizaron este sábado múltiples actividades en la ciudad de La Plata, en el marco del cuadragésimo primer aniversario de "La Noche de los Lápices".

Durante toda la jornada se recordó el luctuoso episodio en el que diez estudiantes platenses que reclamaban por el boleto estudiantil fueron secuestrados y torturados la noche del 16 de septiembre de 1976, durante la última dictadura militar, de los cuales seis aún permanecen desaparecidos.

La principal actividad fue la tradicional movilización de alumnos por el centro de la ciudad, que partió al mediodía desde Plaza San Martín, en la avenida 7 y 51, y marchó hasta el edificio del Ministerio de Obras Públicas, ubicado en 7 y 58, donde en 1976 se produjeron los reclamos por el boleto educativo.

Durante el acto, además, los manifestantes sumaron el pedido de "aparición con vida de Santiago Maldonado", el joven que se encuentra desaparecido desde el 1 de agosto tras participar de una protesta mapuche en Chubut.

Emilce Moler, una de las sobrevivientes de La Noche de los Lápices, pidió "no tolerar más desapariciones" y sostuvo que "una fecha como ésta es un buen momento para reflexionar entre todos, y sobre todo que los jóvenes comprendan ese pasado que a veces no ha pasado, y que se nos cuela todos los días".

En ese sentido, en declaraciones a Radio Caput, Moler enfatizó que la democracia "está perdiendo densidad y fuerza" y que "se quieren empezar a cercenar voces".

"Hay que estar atentos, porque muchos empiezan a decir 'mejor no hablo', y empieza a haber una autocensura", advirtió.

Los alumnos secuestrados y torturados el 16 de septiembre de 1976 fueron Pablo Díaz, Gustavo Calotti, Emilce Moler y Patricia Miranda, que sobrevivieron; mientras que Daniel Racero, María Falcone, María Clara Ciocchini, Francisco López Muntaner, Claudio de Acha y Horacio Húngaro continúan desaparecidos.


30 PERSONAS, ENTRE ELLAS VARIOS PERIODISTAS, PERMANECEN DETENIDAS TRAS LA MARCHA POR SANTIAGO MALDONADO

2 DE SEPTIEMBRE 2017// Un total de treinta personas, entre las cuales hay periodistas y fotógrafos de medios alternativos, permanecen detenidas en cuatro comisarías luego de los incidentes producidos ayer al finalizar la concentración convocada por organismos de derechos humanos para solicitar la aparición con vida de Santiago Maldonado.




Juan Pablo Mourenza y Ezequiel Hugo Medone, del colectivo DTL! en la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), figuran entre los detenidos.


Un total de treinta personas, entre las cuales hay periodistas y fotógrafos de medios alternativos, permanecen detenidas en cuatro comisarías luego de los incidentes producidos ayer al finalizar la concentración convocada por organismos de derechos humanos para solicitar la aparición con vida de Santiago Maldonado, al cumplirse un mes de que fuera visto por última vez en un operativo realizado por la Gendarmería Nacional, en una comunidad mapuche en la provincia de Chubut.

Juan Pablo Mourenza y Ezequiel Hugo Medone, del colectivo DTL! en la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), figuran entre los detenidos.

María del Carmen Verdú, titular de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), confirmó a Télam el número, y la identidad de las personas detenidas al tiempo que convocó a una conferencia de prensa que se realizará al mediodía en la puerta de la comisaría de la comuna 15 (Guzmán 396), que -durante la madrugada- fue colmada por un grupo de personas solicitando la liberación de los detenidos.

"Nos preocupa sobremanera que ni los abogados pudieron ver a los detenidos y por filmaciones que registraron durante la detención, sabemos que estaban muy golpeados", contó Verdú.

Agregó que "durante todo el día se estará manteniendo la presencia de los compañeros en todas las comisarías en las que están detenidas estas personas y se harán actividades para visibilizar la situación", sostuvo en referencia a las dependencias de la comuna 12 (Ramallo 4398), la comuna 15 (Av. Guzman 396), la Alcaidía Circunscripción IV (al lado comisaría 30) California 1800; y en la comuna 4 (Pedro Chuta y Zabaleta), donde se encuentran alojados los demorados.

Los detenidos -que continuarán en esa situación e incomunicados, según informó la Correpi- fueron identificados por la coordinadora, y la autoridad interviniente es el Juzgado Federal Nro. 5 que encabeza el juez Di Giorgi.
La calificación es intimidación pública, atentado y resistencia a la autoridad.

La Correpi publicó en las redes sociales la siguiente lista de personas detenidas y sus lugares de detención: Comuna 12: 1) Maximiliano Pier Angeli; 2) Cristian Vazquez, 3) Pablo Ferranoti; 4) Daniel Lara; 5) Patricio Salasaro; 6) Micael Magi; 7) Carlos Guerra; 8) Victor Basterclek; 9) Sofia Gamboa; 10) Maria Pastran; 11) Noemí Pianetti.
En la comuna 15 están: 12) Medone Ezequiel Hugo; 13) Mourenza Juan Pablo; 14) Carrizo Daniel Alfredo; 15) Marin Castro Daniel; 16) Morales José Domingo; 17) Solís Brian; 18) Meza Boris.
En la Alcaidía Circunscripción IV (al lado comisaría 30), están detenidos: 8 personas confirmadas, a saber: 19) Sanchez Gabriela Gisel; 20) Barriga, Paola; 21) Ramirez Federico; 22) Iriart Lucas; 23) Barrios Gianella; 24) Palavino Ivan; 25) Spuches Joaquín; 26) Sanchez Geraldine.
En la Comuna 4, figuran: 27) Escobar Martín ; 28) Gambarotto Melissa; 29) Nahabian Sebastian; y 30) Tutaglia Demian.


Fuente: El Tribuno

“QUEREMOS UNA INVESTIGACIÓN SERIA E IMPARCIAL”

Toda la Plaza pidió por Santiago Maldonado. Los organizadores calcularon que participaron 250 mil personas. 

Imagen: AFP


*Por Alejandra Dandan

Habían pasado dos minutos desde que Sergio Maldonado empezó a hablar en el escenario de la Plaza de Mayo cuando desde el fondo las palabras sueltas, los silbidos y la bronca se transformaron en un sólo reclamo: que se vaya. Sergio acaba de mencionar a la ministra de Seguridad, sin nombrar a Patricia Bullrich. “¿Hasta cuándo debemos soportar esta situación? ¿Hasta cuándo debemos preguntarnos dónde está Santiago? ¿Hasta cuándo seguirán cuestionando a Santiago, a sus fuertes convicciones, a su ideología de la solidaridad sin transar con nada ni con nadie”. Entonces volvió a nombrarla. Y la voz de la Plaza volvió a responder. A cantar. ¡Qué se vaya! Sergio retomó el punto justo en el que había quedado: “A la señora ministra de Seguridad le pido que de un paso al costado –dijo–, y deje el lugar a alguien realmente capacitado para poder brindarnos seguridad y no inseguridad”.

Los únicos que hablaron en Plaza de Mayo fueron los dos hermanos de Santiago Maldonado, Sergio y Germán, y sus compañeras Andrea Antico y Carolina. Poco antes de las siete de la tarde los organizadores dijeron desde el escenario que había más de 250 mil personas. Llegaban noticias de las manifestaciones que recorrieron las plazas de todo el país desde Jujuy hasta Tierra del Fuego. ¡Aplausos!, pidieron para los que también exigieron aparición con vida en Montevideo, Estcolmo, Chile, en San Francisco frente al consultado argentino a las cuatro de la tarde, en Francia, México, Bilbao y Río de Janeiro. A un mes de la desaparición de Santiago Maldonado la Plaza salió a decir frente a Casa Rosada que esta es una desaparición forzada que el Gobierno sigue negando y de la que es responsable. El escenario levantó ese reclamo como consigna central. Y que ubicó como responsables directos a dos personas cuyos nombres fueron pronunciados durante toda la tarde: Patricia Bullrich y su jefe de Gabinete, Pablo Noceti.

Habían pasado dos minutos desde que Sergio Maldonado empezó a hablar en el escenario de la Plaza de Mayo cuando desde el fondo las palabras sueltas, los silbidos y la bronca se transformaron en un sólo reclamo: que se vaya. Sergio acaba de mencionar a la ministra de Seguridad, sin nombrar a Patricia Bullrich. “¿Hasta cuándo debemos soportar esta situación? ¿Hasta cuándo debemos preguntarnos dónde está Santiago? ¿Hasta cuándo seguirán cuestionando a Santiago, a sus fuertes convicciones, a su ideología de la solidaridad sin transar con nada ni con nadie”. Entonces volvió a nombrarla. Y la voz de la Plaza volvió a responder. A cantar. ¡Qué se vaya! Sergio retomó el punto justo en el que había quedado: “A la señora ministra de Seguridad le pido que de un paso al costado –dijo–, y deje el lugar a alguien realmente capacitado para poder brindarnos seguridad y no inseguridad”.

Los únicos que hablaron en Plaza de Mayo fueron los dos hermanos de Santiago Maldonado, Sergio y Germán, y sus compañeras Andrea Antico y Carolina. Poco antes de las siete de la tarde los organizadores dijeron desde el escenario que había más de 250 mil personas. Llegaban noticias de las manifestaciones que recorrieron las plazas de todo el país desde Jujuy hasta Tierra del Fuego. ¡Aplausos!, pidieron para los que también exigieron aparición con vida en Montevideo, Estcolmo, Chile, en San Francisco frente al consultado argentino a las cuatro de la tarde, en Francia, México, Bilbao y Río de Janeiro. A un mes de la desaparición de Santiago Maldonado la Plaza salió a decir frente a Casa Rosada que esta es una desaparición forzada que el Gobierno sigue negando y de la que es responsable. El escenario levantó ese reclamo como consigna central. Y que ubicó como responsables directos a dos personas cuyos nombres fueron pronunciados durante toda la tarde: Patricia Bullrich y su jefe de Gabinete, Pablo Noceti.

La familia estaba acompañada por las Madres de Plaza de Mayo, integrantes de Abuelas, de la Mesa de organismos de derechos humanos, del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y miembros de la Pu Lof de Cushamen con banderas. Todos los que estaban allí levantaron los dos brazos cuando la Plaza volvió al “que se vaya” en singular, con una voz que fue creciendo desde atrás hasta desbordar el escenario.

Sergio fue el último que habló. “Siguen negando la desaparición en manos de la Gendarmería y pareciera que negaran hasta su propia existencia”, dijo. “En ningún momento se cuestionó el accionar de esta fuerza el día de la represión en la comunidad mapuche de la cual fue testigo el mundo. Lo único que hicieron fue cuestionar a Santiago, a sus amigos y a su familia. Somos maltratados por la señora ministra de Seguridad”, dijo y la Plaza respondió. “Somos maltratados por la ministra de Seguridad que ha demostrado no estar capacitada para ocupar ese puesto. Y tampoco esclarecer la desaparición de Santiago. Somos hostigados con informaciones falsas que lo único que hacen es sembrar la desesperanza en mi familia. Tenemos que soportar declaraciones de funcionarios que lo único que hacen es aportar dudas y confusiones. Nuestra familia ha colaborado desde el primer día con todos los requerimientos”, dijo. Aportaron las muestras de ADN: “Jamás nos negamos porque negarse sería no querer tener a Santiago”.

A diferencia de lo que sucedió en la Plaza del 11 de agosto, cuando los organismos de derechos humanos consensuaron un documento para establecer los principales reclamos, esta vez todos los espacios hicieron posible que sea sólo Sergio el que los enumerara.

“Queremos una investigación seria e imparcial”, dijo. “Queremos que se investigue a todo el personal de la Gendarmería que actuó en el operativo el día 31 de julio y 1º de agosto, ellos son los responsables y tienen que dar cuenta de su actuación”.

¡Asesinos! ¡Asesinos! –dijo la Plaza. Entonces, hizo las preguntas: ¿hasta cuándo tenemos que preguntarnos dónde está Santiago? Le pidió a la ministra que de un paso al costado. Y agradeció. A las organizaciones sociales, sindicales y políticas, a los organismos de derechos humanos y muy especialmente, dijo, a la comunidad mapuche. Una línea que también repitió su compañera, para dejar en claro dónde están las víctimas y dónde los perpetradores. La multitud dijo “viva el pueblo mapuche”. Y él pronunció el Presente.

¡Santiagado Maldonado!

¡Presente! –respondió la Plaza.

¡Santiago Maldonado!

¡Presente!

¡Ahora y siempre!

A las cuatro de la tarde, los pasacalles de La Poderosa iban recibiendo a los primeros que entraron desde avenida de Mayo. 30.000 mil veces la verdad, decía uno en una esquina. ¡Lo desapareció la Gendarmería!, colgaron entre dos árboles. Un hombre caminó con un cartón escrito a mano con la misma pregunta que se escuchó hasta entre los vendedores ambulantes de los subtes. ¿Dónde está Santiago Maldonado? Los vendedores voceaban ¡helado, helado! Y Miguel Pirelli, 78 años, antiguo vendedor de una editorial, se paró en la esquina del Cabildo con dos carteles dibujados: “Han regresado”, puso con una cara de Santiago. El escenario comenzó a reunir a distintas bandas musicales que se sucedieron hasta las siete. Pasaron los tambores en lucha de la Chilinga que ensayaron antes entre la gente.

Durante la semana, las organizaciones se reunieron para consensuar el diseño de la convocatoria para exigir claramente aparición con vida de Santiago Maldonado y para denunciar las políticas de encubrimiento desplegada por el gobierno nacional. Detrás de la convocatoria estuvieron organizaciones jóvenes sindicales, sociales, estudiantiles, barriales, culturales, políticas y de género que fueron nombradas una a una durante el acto. El dispositivo dispuso el ingreso de las columnas de las organizaciones de izquierda y del Encuentro por Diagonal Norte cubriendo el sector de Catedral y Rivadavia. Y el ingreso de la Mesa de organismos de derechos humanos y sus organizaciones por Diagonal Sur. Ambos espacios compartieron la Plaza sin avasallar a los que fueron llegando de modo individual durante la tarde.

Como sucedió en agosto, las pantallas del escenario repitieron la pregunta de Santiago con la convocatoria a la marcha: “Soy Victoria y estoy en mi casa. Quiero saber dónde está Santiago Maldonado”. Cerca del escenario, el ex diputado kirchnerista Horacio Pietragalla decía que lo que había cambiado desde entonces era que ahora hay una carátula que dice desaparición forzada. Pasaron Nicolás del Caño y Myriam Bregman, del FIT. “Creo que esta plaza es mayor y lo que hay de nuevo entre los dos momentos es que se consolidó la postura del gobierno nacional que desconoce estos hechos, cosa que esperemos que cambie con esta movilización y con todas las que sean necesarias”. Pasó Camilo Mones, delegado de Pepsico, que habló de Santiago en esa suerte de escenario que poco a poco comenzó a improvisarse en distintos puntos de la Plaza.

Entre muchos dirigentes sociales, políticos y de derechos humanos estuvieron Néstor Pitrola, Roberto Baradel, Victoria Donda, Victoria Montenegro, Adolfo Pérez Esquivel, Horacio Verbitsky, Nora Cortiñas, Daniel Filmus, Mara Brawer, María Elena Naddeo, Vera Jarach, Lita Boitanio, Tati Almeyda, Laura Conte. Y Ruben López, el hijo de Jorge Julio López.

En el escenario se escuchó la voz de Milagro Sala. Desde una pantalla preguntó por Maldonado.

“Hoy todas y todos estamos acá porque venimos a reclamar por la desaparición forzada de Santiago Maldonado”, abrió la locutora desde el escenario. “Santiago no está extraviado como dicen en el gobierno. Santiago está desaparecido y ellos son los responsables”. Leyó un pasaje de los textos de Santiago. Y pidió bajar las banderas o correrse a un costado. “Esta va a ser una tarde llena de dolor, pero también de esperanza”.

Pasó Teresa Parodi. “Es así –dijo ella sobre el Gobierno–: ellos miran para otro lado y es lo peor que pueden hacer”. En el escenario, entre bandas de músicos, se fueron leyendo los nombres de cientos de agrupaciones. Y luego la cronología de la desaparición reconstruida por la familia de Santiago. Cuando llegó al 1º de agosto, mencionó a Pablo Noceti en la ruta, y luego: Santiago no puede cruzar y lo agarran.

¡Pedimos aparición con vida! –se oyó. “¡Santiago presente!”, dijeron. “¡Que se oiga! ¡Que se escuche! Pocos minutos antes de las siete, Germán Maldonado abrió el tramo final.

“Quiero hablar como hermano de Santiago”, dijo. “Quiero decir que mi hermano es la libertad, la juventud, la solidaridad, el apoyo mutuo, preocupación y la cooperación, la ecología, la medicina, la aventura, la música, el dibujo, la pintura, el mural y los tatuajes. El viajó para aprender y conocer lugares nuevos y cosechó muchísimas amistades. Desde el norte y el sur de la Argentina, Uruguay y Chile. Marcó a muchas personas con sus ideas de libertad como con sus tatuajes”.

Habló Carolina, su compañera. Dijo que cuando le preguntan por Santiago, lo primero que dice es que es mágico. “Santiago es mágico. No dejemos que esa luz se apague. Lo amo muchísimo. Para mi es ardilla”. Y desgarrada le gritó: ¡Te amo ardilla! En el escenario también estuvo su abuela Lita.


Fuente: Pàg. 12

MEGANEGOCIADO MULTIMILLONARIO: ¿PORQUÉ EL GOBIERNO DILATA EL CASO SANTIAGO MALDONADO?


*Por Mariana Escalada & Agustin Ronconi //El Disenso //6 septiembre, 2017

En 30 días vence la Ley 26.160 que suspende los desalojos de comunidades indígenas y Cambiemos está comprando tiempo para no prorrogarla.

En este informe te contamos que el Senado volvió a postergar el tratamiento de la prórroga, beneficiando a los magnates Lewis y Benetton, quienes esperan ansiosos el vencimiento del plazo para poder solicitar el desalojo de las comunidades que habitan en sus tierras.


La 26.160

Sancionada el 1º de noviembre de 2006, la Ley 26.160 suspendió los desalojos de comunidades indígenas por el término de cuatro años, al tiempo que ordenó el RETECI – Relevamiento Territorial de las Comunidades Indígenas, un relevamiento técnico, jurídico y también catastral.
Para esta acción se propuso un lapso de 3 años, creándose un fondo al que se le asignó un presupuesto de 10 millones anuales, y cuyo responsable directo es el INAI – Instituto Nacional de Asuntos Indígenas.

El tiempo pasó, y al término del 2009 no se había avanzado en el RETECI por lo que fue necesaria la creación de la Ley 26.554 mediante la cual se prorrogó tanto la suspensión de los desalojos como la realización de los relevamientos hasta el día 23 de noviembre de 2013.
En esa oportunidad volvió a asignarse un presupuesto anual de $10 millones por cada año extra agregado a la ley original.

Llegada la fecha y ante el incumplimiento de los relevamientos, nuevamente se creó una ley a medida, en este caso la 26.894, poniendo como nueva fecha límite el mes de noviembre de 2017.
En el año 2013, el ENDEPA – Equipo Nacional de Pastoral Aborigen alertó sobre el incumplimiento de la ley a través de un pormenorizado informe titulado “Advertencia sobre la inejecución de la ley 26.160”.

Desde principios de 2017 la legisladora Magdalena Odarda viene insistiendo para que la Cámara de tratamiento a su proyecto de Ley S-1632/17 que solicita la prórroga hasta el 23 de noviembre de 2021 de los plazos establecidos en la Ley 26.160, prorrogados posteriormente.

Odarda hace referencia al informe de ENDEPA, sobre el que denuncia al Estado Nacional y los Estados Provinciales como “responsables por la inejecución de las leyes 26.160 y 26.554“, ya que según el documento mencionado, el avance real comprende:
Cantidad de Comunidades relevadas: 465
Porcentaje del total relevado: 48,95%
Universo a alcanzar definido en Cantidad de Hectáreas 9.000.000
Cantidad de Hectáreas relevadas 4.494.517,79
Porcentaje del total 49,93%
Universo a alcanzar definido en cantidad de comunidades: 950

Los desalojos de diferentes comunidades privilegiando los intereses de los terratenientes del lugar son moneda corriente en las provincias, y mientras Gendarmería irrumpe violentamente en sus dominios arrasando con todo a su paso, para que la justicia luego devuelva esas tierras a los poseedores de los títulos propietarios, los integrantes de los pueblos originarios ven sus casas destruidas y sus pertenencias quemadas al tiempo que son catalogados como “usurpadores” de las tierras de sus ancestros.

Lamentamos corroborar además que tampoco se ha logrado frenar los desalojos o desocupaciones judiciales en su totalidad, registrándose casos en Las Pailas (Salta), Quilmes, Nogalito, Mollar (Tucumán), Pampa del Indio (Chaco), La Primavera (Formosa), Los Toldos (Buenos Aires), Currumil, Paichil Antriao (Neuquén), Santa Rosa Leleque (Chubut).

Sobre otras pesa orden de desalojo, frenadas por el momento por recursos judiciales (ej. Cheuquel, Huayquillán, en Neuquén). Otras se encuentran en peligro por intentos de venta de parte de su territorio (ej. Comunidades de la Reserva de Yabotí, en Misiones).

Advertimos y denunciamos el crecimiento de la violencia estatal como aparato represivo en la ejecución de los desalojos, como ser el caso de la comunidad de Las Pailas (Salta) y La Primavera (Formosa).
En éste último perdieron la vida dos personas.

El cacique Chocobar (Tucumán) fue asesinado en ocasión de protesta por sus tierras.
En todas las acciones hubo innumerables daños materiales, morales y comunitarios.
Todos estos incidentes se hubieran evitado de haberse ejecutado el Programa de Relevamiento Territorial tal como se previó legislativamente. señaló la legisladora en su proyecto de Ley.

Pu Lof en Cushamen

En 2015, la comunidad Mapuche Pu lof en resistencia de Chushamen, ubicada en la localidad de Santa Rosa de Leleque, provincia de Chubut, se propuso recuperar parte de su tierras ancestrales, actualmente usurpadas por el magnate Luciano Benetton, quien posee más de 900.000 hectáreas a su nombre.

Esta decisión significó para la comunidad, el inicio de amedrentamientos y acciones represivas por parte del Estado a través del ingreso de Gendarmería a sus tierras.

Tanto el magnate Lewis como Benetton son poseedores de cientos de hectáreas reclamadas por los Mapuches, y necesitan tiempo para que expire la prórroga de la Ley 26.160 que impide los desalojos, porque de realizarse los relevamientos, deberán reconocerle a los Mapuches la propiedad comunitaria de las tierras que habitan, por esta razón es conveniente inventar un enemigo para con el Estado, que era inexistente un par de meses atrás, pero que para el gobierno justifica el ingreso de Gendarmería en pos de la protección de la propiedad privada.

De acuerdo a un informe de Resumen Latinoamericano, Macri compró tierras en Salta a menos 0,10 centavos por metro cuadrado en la zona de Rivadavia y Dragones, y con ayuda del Gobernador Urtubey, este mismo año desalojó comunidades indígenas wichis, a las que también dejó sin agua desviando los arroyos existentes hacia sus sembradíos de soja.
Se trata de aproximadamente 14 familias que luego de ser desalojadas quedaron a la vera de la Ruta Nacional N° 81.

El cacique Rafael Carlos Tejerina aún aguarda respuestas por parte del Instituto Provincial de los Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS) y del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

Un derecho asegurado por nuestra constitución

La Constitución Argentina, en el Artículo 75, Inciso 17 reconoce “la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos“, garantizando “el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural“, reconociendo “la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan” y regulando “la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano“.

El vencimiento del plazo de la Ley 26.160 no puede derogar un derecho garantizado por nuestra Constitución, máxime cuando es el Estado quien dificulta el empadronamiento, porque la ley que reglamenta un derecho constitucional puede limitarlo, pero no puede extinguirlo.


Fuente: NAC&POP