Seguidores

8 de julio de 2017

DÓNDE ESTA LA FELICIDAD DEL PUEBLO ARGENTINO?

*Por Eliana Valci

Ya paso año y medio de las elecciones presidenciales, y las promesas de la "revolución de la alegría" nunca se concretaron; de hecho ninguna de las promesas que se hicieron en campaña de la actual gestión fueron cumplidas.-

Al caminar por las calles (porque soy una ciudadana de a pie, como se ve que esta "de moda decir"), veo cada vez mas familias y personas solas viviendo en la calle, sin posibilidad alguna de progreso, con todos sus derechos constitucionales restringidos, mas bien violados por el mismo Poder Ejecutivo, que esta permitiendo que esto suceda a grandes escalas.-

No se puede afirmar tan suelto de cuerpo que un Pueblo es feliz, si hay gente desempleada, chicos pidiendo en la calle, abuelos que llegan a suicidarse por la impotencia misma de no poder llevar adelante una vida digna.-

A estos tipos no les importa la felicidad de nadie!!!, vinieron por todo!!!, y a los hechos me remito: tenemos la taza de desempleo mas alta en 10 años, nos endeudaron con los buitres a 100 años, los beneficios que tenia cualquier ciudadano como el Plan Remediar, Qunita, entre otros, hoy ya no existen.-

Y se supone que después de todo esto uno tiene que andar feliz y contento por la vida?... NO!!!...Te estafaron!!!... si a vos te lo digo, a vos que creíste que iba a haber un "Cambio", que ahora la Argentina iba a salir adelante, que iban a llover inversiones.-

Abrì los ojos, sincerate...o sos un neoliberal reclacitrante que el otro te importa un pito, o reconoce que nos jodieron a todos.-

En mi humilde opinión (porque no soy neutral), me inclino mas por la segunda hipótesis; y lamentablemente les cuento que esto puede seguir empeorando, ya que el panorama no es muy alentador.-

Los únicos que tienen la potestad de cambiar las cosas, son los pueblos organizados; porque para el que no agarro en su vida la Constitución Nacional de la República Argentina, les cuento que establece que EL PUEBLO DELIBERA Y GOBIERNA A TRAVÉS DE SUS REPRESENTANTES, no al revés.-

El Pueblo es el que tiene las voz mandante, no los funcionarios. Pero esto nos pasa porque no tenemos conciencia de clase, porque el individualismo nos ha alcanzado hasta la médula; y así es como estamos jodidos!!!

Por tanto, como se acercan las P.A.S.O (Elecciones Primaria Abiertas y Obligatorias), los invito a que piensen un poco mejor la decisión que vayan a tomar, porque optar por el voto castigo (es decir, voto al "menos peor") no es una opción, es un acto de cobardía, y si se quiere de traición a uno mismo y a sus compatriotas.-

Un Pueblo no puede ser feliz si es oprimido por sus gobernantes; los pueblos son felices sin son Justos, Libres y Soberanos.-



*Directora Revista Ida & Vuelta 





EL DESEMPLEO BONAERENSE ES DE 11,3%, EL MAS ALTO EN DIEZ AÑOS, Y EL CONSUMO CAYO 14%


El desempleo bonaerense es de 11,3%, el más alto en diez años, y el consumo cayó 14%

Según un informe de Analogías basado en datos del Indec, los niveles de desocupación en los aglomerados urbanos crecieron hasta niveles que no se registraban desde hace una década. El consumo tampoco logra despegar: las ventas en supermercados cayeron en marzo en términos reales entre 12% y 14%.




(Agencia El Vigía- 07/07/2017)- El informe de la consultora Analogías señala que “la reciente publicación de los datos de mercado de trabajo indica que en el primer trimestre de 2017 el desempleo trepó al 11,3% de la población económicamente activa en los aglomerados urbanos correspondientes a la provincia de Buenos Aires, superando en más de 2 puntos porcentuales al que se registró en el total del país (9,2%). Se trata de la tasa de desempleo más alta en 10 años. Es decir, hay que remontarse al primer trimestre de 2007 para advertir un nivel de desempleo superior al de este año“.

“Las zonas más sensibles fueron los partidos del Gran Buenos Aires, donde la tasa de desempleo alcanzó a 11,8%, con una subocupación de igual magnitud (11,8%). Mar del Plata con 10,4% de desempleo y 11,8% de subocupación también se encuentra en una delicada situación en materia de empleo“, explica el trabajo de la consultora.

Si se compara con el cuarto trimestre de 2016 (no hay datos disponibles del primer trimestre del año pasado) la provincia incrementó en 2,1 puntos porcentuales la tasa de desempleo, tanto por efecto de la reducción de la tasa de empleo como por la mayor tasa de actividad. En el plano nacional tal incremento fue de 1,6 puntos porcentuales.

“A pesar de cierta reactivación en la construcción en el plano nacional -prosigue el informe- los datos más recientes de empleo privado registrado en el Gran Buenos Aires indican que la caída del empleo se estancó en mayo, pero con caídas respecto a abril (-0,1%). Buena parte de esta destrucción de empleo la explica la contracción de la ocupación industrial en un escenario de fuerte caída de las actividades fabriles intensivas en trabajo y de estancamiento de la producción manufacturera en general“.

Por su parte, los salarios reales de los trabajadores registrados en el Gran Buenos Aires presentaron una caída del 4,2% en marzo. Todo ello sin considerar al segmento de los trabajadores no registrados, cuya situación de precariedad laboral los vuelve más vulnerables ante las situaciones recesivas.





En sintonía con este escenario laboral, el consumo en la provincia de Buenos Aires tampoco logra despegar: las ventas en supermercados cayeron en marzo en términos reales entre 12% y 14% interanual tanto en el Gran Buenos Aires como en el resto de la provincia, acumulando caídas del 13% en el primer trimestre del año. En tanto la recaudación -si bien creció por efecto de sellos, inmuebles y automotores- tuvo un pobre desempeño en ingresos brutos, cuyo aumento estuvo por debajo del nivel de precios durante los primeros 5 meses del año, lo cual refleja la dificultad que tiene la economía provincial para reactivar las ventas.

AJUSTE EN EL PAMI: RESTRINGEN LA PRESCRIPCIÓN DE MEDICAMENTOS

    *Por María Fernanda de la Quintana



    A comienzo de año el PAMI implementó la obligatoriedad de las recetas electrónicas para todos los médicos de cabecera, quedando las de papel destinadas sólo para determinadas ocasiones en las que el médico debe justificar porqué la usa (cortes de luz). La medida buscó aumentar los controles sobre los médicos en la prescripciones que realizan, auditar cantidades y marcas. Fue éste el primer paso para poder, por medio de un software de recetas online, impedir el acto médico de prescripción.


    Al momento de realizar una receta electrónica los médicos se encuentran con la imposibilidad de recetar ciertos medicamentos, en los que el sistema les indica que el paciente ha superado la “dosis anual” permitida por el instituto de servicios sociales para pensionados y jubilados. La principal aclaración que hacen los médicos es que el concepto de “dosis anual” no existe. Sí hay una dosis diaria recomendada para cada principio activo, pero la misma jamás es calculada en un año de tratamiento en ninguna bibliografía médica. La argumentación del instituto carece de aval científico y es una simple excusa para reducir costos.


    Para aquel paciente que por ejemplo toma esomeprazol para la gastritis o esófago de barret a razón de 40 mg por día, al superar la dosis máxima estipulada por el instituto de 2.400 mg se le deja de cubrir la prescripción para ese medicamento. Es decir que al segundo mes queda sin cobertura del remedio.


    Más grave aún: no se les permite realizar ningún tipo de receta a los afiliados que han superado el tope máximo de número de recetas mensuales permitido por el PAMI, impidiendo hacer recetas de cualquier otro medicamento que necesite el paciente, ya sea por ejemplo un antihipertensivo, un antibiótico o un antiepiléptico.


    Los médicos denuncian que tales restricciones se están ejecutando en los pacientes discapacitados y con subsidios sociales que supuestamente el instituto aclaró que quedarían fuera de la medida.


    Los cambios se suman a los ya implementados en el recorte en la cobertura de medicamentos. De 10 remedios otorgados de forma gratuita para jubilados con haberes mínimos se pasó a 4 remedios y solo para los que cumplen con cierta condiciones como no poseer más de una propiedad, un auto de no más de diez años y no tener contratada una empresa de medicina como sostén adicional.


    La gravedad en las que incurren las autoridades de PAMI y la Superintendencia de Servicios de salud, organismo de control de las obras sociales, atenta contra el derecho a la salud establecido en la constitución Argentina, no garantiza la continuidad de los tratamiento médicos y traslada el gasto al bolsillo del paciente liberando a la Obra Social de sus obligaciones.


    *Periodista. Licenciada en Ciencias y Humanidades. Especializada en Bioética y Derechos Humanos en América Latina. UBA.


    Fuente: APU

    EL ESCÁNDALO DEL BONO A 100 AÑOS: Operación financiera relámpago y secreta pactada a una tasa de interés altísima y a un plazo ultra-largo



    *Por Alfredo Zaiat

    El ministro Luis Caputo acordó con cuatro bancos internacionales la emisión del bono de un siglo en condiciones poco transparentes. No se difundió ni publicó oficialmente el prospecto de oferta. Es una deuda carísima para las finanzas nacionales.

    La insólita emisión de un bono a 100 años a una tasa de interés elevadísima fue una operación financiera concretada en secreto con cuatro grandes bancos internacionales, sin difusión entre inversores y definida en conferencia telefónica para unas pocas grandes firmas administradoras de fondos millonarios. Por normas de transparencia en un mundo de negocios porosos y para convocar a la mayor cantidad de interesadas con el objetivo de que la puja permita reducir el costo de la colocación, el país que quiere emitir un bono de deuda realiza lo que se conoce como road show. Es una recorrida por las principales plazas financieras (Nueva York, Londres, Frankfurt, Tokio) presentando las características del título de la deuda y, fundamentalmente, desplegando una estrategia de convencimiento acerca del futuro venturoso de la economía del país para sumar interesados. La rareza de un bono soberano a 100 años demandaba publicidad y no que sea informado a la mañana y el cierre de la transacción a media tarde. Fue una operación oscura del Ministerio de la Deuda, bajo el comando del ex Deutsche Bank y JP Morgan, Luis Caputo, asociado con los bancos HSBC, Citi, Santander y Nomura. El escándalo del bono del siglo tiene al ministro Caputo como protagonista principal.

    La colocación del bono a 100 años fue ordenada en forma directa a unos cien grandes inversores internacionales. No se conocen los nombres de las firmas financieras privilegiadas ni cómo fue su selección. Las explicaciones posteriores brindadas por el ministro de las razones de diseñar esa operación de deuda en sigilo sólo suman más sospechas acerca de la oportunidad y la velocidad de cerrar la emisión de un bono a un plazo ultra-largo con una tasa elevadísima y en una moneda que no es la propia.


    Al otro día de esta opaca transacción, Caputo afirmó en un reportaje al portal oficialista Infobae que “es increíble que nos critiquen por alargar el plazo de la deuda a 100 años”. Lamento reproducido por voceros oficiosos sin tener en cuenta una observación sencilla: la crítica principal no fue por el plazo, aunque es extravagante, sino por la tasa altísima que el ministro pactó en secreto con los bancos, costo que se pagará cada año en los próximos cien. Dice que lo felicitaron de todo el mundo, sin precisar el origen de las personas que lo saludaron pero que no puede ser otro que del mundo de las finanzas. Para defenderse apunta que todos los reproches que recibió fueron políticos o por falta de conocimiento, argumento preferido de quienes no pueden explicar sus actos con solvencia. “Hay algunos economistas que pueden ser buenos, pero que claramente no entienden nada de finanzas”, descalificó, para asegurar que “la tasa fue muy buena”. El consenso entre especialistas es que lo fue para los fondos de inversión elegidos para quedarse con los bonos a 100 años.

    Ninguno de los funcionarios obsesionado con el marketing electoral que habitan la Jefatura de Gabinete salió a respaldar la movida de Caputo. No hubo un instructivo para publicitarla. ¿No fueron informados del plan de emisión del bono a 100 años? Si fue tan exitoso como asegura Caputo, ¿por qué el presidente Macri no lo está utilizando como argumento de campaña? ¿No sabía el presidente del lanzamiento de ese título de deuda? Caputo quedó solo en el gabinete con una decisión financiera que no encontró defensores entre sus pares.


    Carísima

    El emisor de un título de deuda elabora un contrato, conocido como prospecto o memorando de oferta, que sirve de respaldo para los compradores. No hubo una distribución ni publicación oficial de ese documento, otro elemento que define la opacidad de la actuación de Caputo. Lo que se conoce es una versión que circuló por la city, a la que tuvo acceso Página12. En ese texto en inglés de 290 páginas, el responsable de la rubrica fue el ministro Luis Caputo, con el asesoramiento legal en Estados Unidos del Estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton. Es el mismo bufete jurídico que acompañó a la Argentina en el litigio con los fondos buitre, criticado en esa instancia por la oposición política y financiera que hoy es oficialismo. El gobierno de Mauricio Macri ha continuado con esos servicios lo que revela que las anteriores observaciones sólo eran funcionales a los intereses de los buitres.


    En las primeras páginas advierte que “el memorando de oferta contiene información importante que debe leerse cuidadosamente antes de la decisión de inversión”. Una de ellas es que ante un eventual litigio por no pagar intereses y capital, “Argentina se someterá irrevocablemente a la jurisdicción de cualquier estado de Nueva York o un tribunal federal de los Estados Unidos asentado en el distrito de Manhattan, ciudad de Nueva York”. La cesión de soberanía jurídica en este bono, como en todos los que ha emitido el gobierno de Macri, adquiere más relevancia puesto que ha sido pactado a 100 años a una tasa altísima, con un cupón de intereses pagadero semestralmente del 7,125 por ciento anual. Cuando se compromete una tasa de interés tan elevada es porque el acreedor duda de la solvencia del emisor, lo que significa que el riesgo de un default también es más alto. La renuncia a la soberanía jurídica es un resguardo para los inversores para esa eventualidad, como ya se sabe con los buitres.


    En caso de que en un futuro cercano otro gobierno quisiera rescatar esos bonos onerosos se enfrentará con una condición desventajosa y, por supuesto, beneficiosa para los dueños del título de deuda. De acuerdo al prospecto que circula por la city, Caputo y los bancos colocadores incorporaron en el contrato del bono a 100 años la cláusula “make-whole call”, que no es la opción de re-compra habitual en transacciones financieras (call). Esa condición -cláusula de redención– es una virtual cárcel para el emisor porque hace muy caro el rescate. Es otro favor a los fondos elegidos que compraron el bono a 100 años porque a ellos nos les interesa el plazo, sino cobrar el flujo anual de intereses altísimos que les permite mostrar rentabilidades atractivas en sus carteras de inversión. (El documento no ha sido publicado oficialmente y algunos financistas afirman que directamente no figura la cláusula de un call ni la onerosa opción de re-compra make-whole call, lo que hace todavía más vulnerable al país).


    Expertos en finanzas calcularon que si hoy Argentina se arrepintiera de la operación ruinosa diseñada por Caputo y sus bancos amigos y decidiera retirar los 2750 millones de bonos emitidos a 100 años, por las condiciones de emisión debería desembolsar 8600 millones de dólares. Argentina no recibió 2750 millones de dólares, sino que fueron 2475 millones porque los bonos fueron entregados con un descuento del 10 por ciento. Es decir que por cada lámina de 100 dólares, el inversor pagó 90. Por eso, la tasa implícita de esa operación para los financistas iniciales fue 7,91 por ciento, mientras que el cupón de tasa de interés es 7,125 por ciento anual.


    Prospecto

    El documento de venta del bono a 100 años presenta el estado de la economía argentina, su pasado, perspectivas y riesgos. Realiza una descripción muy crítica de la gestión económica en los dos mandatos de Cristina Fernández de Kirchner, destaca el período económico de Néstor Kirchner y no ahorra loas para las políticas del macrismo. Dice que las políticas del gobierno de CFK erosionaron la confianza en la economía, lo que provocó, entre otras cosas, salidas de capital, disminución de las inversiones y una disminución significativa de las reservas internacionales del Banco Central. Señala que la administración Macri ha implementado cambios significativos en la política y ha anunciado medidas adicionales, pero señala que “se desconoce la capacidad para implementarlas con éxito”.
    Advierte que requerirá de apoyo de los partidos de oposición y, si no lo logra, “se puede debilitar la confianza en la economía argentina y la situación financiera”. Adelanta el ajuste cuando explica que han emprendido importantes pasos para frenar el déficit fiscal a través de una serie de medidas para aumentar los ingresos, reducir los subsidios de energía, gas y transporte y controlar el gasto público, y prevé que “el aumento del gasto podría tener un efecto adverso sustancial y consecuencias negativas de larga data sobre las perspectivas económicas de la Argentina”.


    Pese a que los funcionarios de Hacienda han afirmando en varias ocasiones que la economía brasileña se está recuperando, para de ese modo mejorar las expectativas locales, en el prospecto de oferta del bono a 100 años se afirma que “la incertidumbre política (en Brasil), sin embargo, ha aumentado bruscamente, ya que una variedad de escándalos han afectado al gobierno y han llevado a varias dimisiones”. Además se indica que “las futuras devaluaciones de la moneda brasileña pueden generar una disminución de las exportaciones argentinas y un aumento de las importaciones, lo cual puede tener un efecto adverso sustancial sobre el crecimiento económico de la Argentina, su situación financiera y la capacidad de pagar sus obligaciones, incluyendo los bonos” (a 100 años).


    Se afirma que si los niveles actuales de inflación no disminuyen, la economía “podría verse afectada negativamente” y que “sigue siendo vulnerable a los shocks externos”. Respecto a las elecciones próximas de octubre, el documento destaca que “la composición del Congreso después de estas elecciones es incierta, así como el impacto que un fracaso de la coalición gobernante Cambiemos para mejorar su representación en el Congreso podría tener en la política argentina y, por lo tanto, en la economía”.


    Un dato revelador de este informe se encuentra en uno de los cuadros resumen con las principales variables macroeconómicas. La Alianza Cambiemos vociferaba el descontrol de las cuentas fiscales en su rol de oposición y luego publicitó que recibió una herencia fiscal desastrosa. No fue así de acuerdo a lo que informó a los inversores del bono del siglo. El documento (form 18-k) que presentó en la Securities and Exchange Commission (SEC, la comisión nacional de valores estadounidense), que integra el prospecto de oferta, en la página 91, precisa que el déficit fiscal primario fue 0,2 por ciento del PIB en 2012; 0,7 (2013); 0,8 (2014); y 1,8 por ciento (2015). En el primer año del gobierno de Macri subió a 2,2 por ciento. Quienes compraron los títulos de deuda de Caputo recibieron la información cierta y no la que economistas del macrismo tergiversan inventando una crisis fiscal que no había.


    Tasa de interés

    Como se sabe, uno de los postulados básicos de las finanzas es que “un peso hoy no es lo mismo que un peso mañana”, por eso se evalúa el monto de la operación a “valor presente” utilizando una tasa de interés (de descuento) para determinar la rentabilidad de la inversión. Cuando los plazos de una deuda son tan largos, como el bono a 100 años, el capital involucrado no es lo más importante, en cambio pasa a ser fundamental el nivel de la tasa de interés. En el bono del siglo, como se mencionó, los grandes inversiones obtuvieron un descuento inicial del 10 por ciento (por cada lámina de 100 desembolsaron 90) y un cupón de interés anual de 7,125 por ciento. Esas condiciones son un extraordinario negocio para los inversores y una pésima operación para las finanzas nacionales.


    Los economistas del Instituto de Trabajo y Economía Fundación Germán Abdala hicieron un cálculo muy fácil de comprender. Si Argentina hubiese colocado la deuda a 100 años a un rendimiento similar al que obtuvo México cuando lo hizo en 2015 (al 5,8 por ciento), por cada 100 dólares que se comprometió a pagar, hubiese obtenido hoy 122,80 dólares en vez de 90 dólares, es decir, un 36 por ciento más de fondos.


    Así queda en evidencia que se trata de una transacción ruinosa para las finanzas del país emitir deuda a tasas de interés tan elevadas y, además, a plazos ultra-largos. El escandaloso bono a 100 años sumará más carga de intereses al presupuesto nacional que, según el ITE-FGA, ya está exigiendo el 10,6 por ciento del gasto total del sector público nacional en los primeros cuatro meses de este año. Desde 2001 que esa cuenta no marcaba dos dígitos. El Bono Caputo convoca a los fantasmas de ese año.


    Fuente: Uthopias Noticias

    "MACRI EXACERBA LA CRUELDAD NEOLIBERAL"


    *Por Silvina Friera




    El macrismo impone un plan económico y político como única verdad. “Macri pasa de la sorpresa al enojo cuando alguien desacuerda con sus dichos o con sus medidas. En el fondo es una reacción por sentirse incomprendido, por no poder entender que hay una parte del país que parece no darse cuenta –por dificultades educativas, por añoranzas de un pasado falso o por intereses espurios– de que la manera de hacer y sentir verdadera es una sola (…) Quien ha asumido el poder no es solo un grupo económico, es ante todo un proyecto de vida que se debe inculcar a los demás”, plantea con agudeza Marcos Mayer en El relato macrista. Construcción de una mitología (Ediciones B), libro que el escritor, periodista y traductor presento en la librería El Ateneo (Florida 340) junto con Martín Kohan y Pedro Saborido.

    Mayer analiza con ironía y profundidad los discursos oficiales de Macri y de sus principales ministros y funcionarios –escribe separado el apellido del ex ministro de Cultura de la Ciudad, el negacionista Darío Lopérfido–, las políticas adoptadas por el gobierno de Cambiemos y la importancia de la autoayuda y el tema de la felicidad, entre otras cuestiones. “El PRO tiene problemas con todo lo que suene a sujeto colectivo y la ciudadanía lo es -advierte el escritor a PáginaI12-. Se siente más cómodo en el uno a uno y de hecho lo promueve. Por un lado con los timbreos, por el otro con los chistes de fútbol que Macri parece no poder evitar cuando se cruza con un mandatario extranjero. Una especie de campechanía que sólo se puede dar en el trato persona a persona. Lo colectivo aparece como peligroso, por eso habla de la mafia de los laboralistas, por ejemplo. Además a esto se suma el credo individualista aprendido en la autoayuda: toda salvación, todo progreso, es individual.

    –Si el gran sostén del relato macrista es que todo empieza de cero, ¿el problema del macrismo es el pasado, especialmente el vinculado con la dictadura cívico-militar y el terrorismo de Estado?

    –Al macrismo el pasado le importa más bien poco. Basta leer lo que dice el presidente en cada acto patrio. O directamente habla del presente y del futuro que nos vive prometiendo o si no traduce la historia a su propio vocabulario CEO, como cuando dijo que Belgrano era un emprendedor. Ni siquiera se refiere a su propio pasado, no suele reivindicarse la gestión de Macri en la ciudad. Quisieran hacer lo mismo con el tema de la dictadura –una palabra de la que huyen como si fuera la peste– pero esta vez, contradiciendo el slogan de campaña, no se puede. Está por un lado la presencia de los organismos de derechos humanos, a los que se ataca pero al menos por ahora no pueden eliminar. No sé si este no será el sentido de la intervención a la Universidad de las Madres. Por el otro la repercusión del tema del terrorismo de Estado a nivel internacional, lo que obliga a Macri a tener que ir cada tanto a la ex ESMA, algo que jamás hubiera imaginado ni en sus peores pesadillas. Creo que gran parte del PRO estuvo cerca de la dictadura. (Nicolás) Massot, el jefe de la bancada de Cambiemos, es sobrino de Vicente, defensor a ultranza de los represores. El regateo en torno de las cifras de desaparecidos es como si se quisiera decir que no fue para tanto. El propósito de Lopérfido es ensuciar la causa de los derechos humanos mezclándola con la cuestión del dinero, un argumento habitual en los que están cerca de los milicos presos.

    –¿Cómo explicar el antintelectualismo que profesa el macrismo?

    –Hay que reconocer que el antiintelectualismo no es exclusividad del macrismo y recorre prácticamente todo el arco político. Lo que parece más interesante es que Cambiemos, con Alejandro Rozitchner –el filósofo oficial– a la cabeza impugna el hecho mismo de pensar. Marcos Peña se ha expresado en el mismo sentido. Tengo la sensación de que Macri se deja pensar por otros, de hecho el discurso oficial está atravesado de ideas que vienen de otro lado. Es como si el mundo fuera una planilla de Excel, importa el resultado y con los resultados no se discute. De todos modos, Cambiemos no ha logrado generar una movida intelectual a su alrededor como sí ha sucedido con el kirchnerismo y antes con el alfonsinismo. Es un poco abusivo calificar de intelectuales a (Marco) Aguinis o a Ari Paluch.

    –“El gobierno de Macri no reivindica la crueldad, pero no reniega de ella”, propone en el libro. ¿El macrismo está intentando naturalizar cierta crueldad o insensibilidad hacia los pobres, desempleados y jubilados?

    –El macrismo, como alguna vez dijo, un tanto melodramático, Felipe Solá, no tiene corazón. A Macri no le da ni para cargar bebés en brazos en campaña. En el ideario de Cambiemos la pasión es algo que está mal visto. Hay por un lado un ensañamiento con ciertos sectores y, como corresponde, van sobre aquellos que no tienen capacidad de respuesta. Es más fácil meterse con un pensionado que con un sindicato. Pero si hace falta, no le temen a la represión. Macri exacerba la crueldad inherente al neoliberalismo.


    Fuente: El Ortiba

    ¿COMO LOGRÓ PERÓN TRANSFORMAR EL ODIO EN VOTOS?


    *Por Araceli Bellotta


    ​El 1º de julio de 1974, a las 14.05, se informó por cadena nacional que hacía menos de una hora había fallecido el presidente de la República, Juan Domingo Perón.

    La noticia, aunque esperada, conmocionó a los argentinos.

    Hacía menos de un año, el 62% de los ciudadanos lo había elegido Primer Mandatario por tercera vez.

    ​¿Cómo logró Perón concitar semejante adhesión, después de que 19 años antes había sido desalojado del poder, con el apoyo de buena parte de la población que, sin embargo, tras su regreso decidió votarlo?

    ​El mismo lo respondió en su casa de Puerta de Hierro, en Madrid, el 8 de octubre de 1972, día de su cumpleaños, mientras departía con un grupo de periodistas argentinos que lo entrevistaron en vistas de su inminente retorno.

    “Señor – le preguntó Enrique Llamas de Madariaga- de acuerdo a los acontecimientos que se viven en el país y si usted volviera a ser presidente de los argentinos, ¿en qué tiempo prevé que nuestro país puede encaminarse a una solución económica o principio de solución?”.

    Perón contestó: “Vea, en esto el país es una empresa individual amplificada. Y las empresas, cuando hacen buenos negocios, se enriquecen; cuando hacen malos negocios, se funden.”

    “El país no escapa a esa regla fundamental de la economía.”

    “Si el país se organiza y comienza a trabajar metódicamente, no creo que necesite mucho tiempo para estar en condiciones, por lo menos, de funcionar en una economía de abundancia y no en una economía de miseria como está viviendo”.

    “¿Por qué? –continuó-.

    Porque en 1955 nosotros dejamos una estructura financiera que no permitía la descapitalización del país, ni la evasión de capitales, ni se iban los servicios financieros fabulosos a que estaban acostumbrados los imperialistas.

    Dejamos una economía organizada, con una economía estatal perfectamente equilibrada, sin déficit en ninguno de los diez ejercicios que nosotros cerramos; una economía popular donde la gente podía vivir en un clima de felicidad y de tranquilidad.

    Estos `señores libertadores´, llegaron en 1955, destruyeron toda la estructura financiera, destruyeron la organización económica y no hicieron nada para reemplazar a eso.

    Porque si no les gustaba porque era justicialista, hubieran suprimido lo justicialista pero creado otro sistema.

    No, éstos no crearon nada.

    Entonces, en un país donde se rompen las estructuras y no se las reemplaza, ¿qué puede venir?

    El caos, y eso es lo que ha venido: el caos”.

    A su turno, Jorge Conti lo indagó: “En el caso de que usted sea Presidente, ¿qué pasaría con aquellos que en la Argentina no son peronistas?

    “¿Qué les pasó cuando nosotros llegamos al gobierno?” –respondió Perón-.

    “Los que no eran peronistas, si eran pobres, se los igualó en la condición social sin preguntar quién era quién.”

    “Y los ricos, que eran nuestros peores enemigos, ganaron durante mi gobierno diez veces más que lo que ganaban en los gobiernos anteriores”.

    “Entonces Perón les conviene a los ricos” -bromeó Llamas de Madariaga-.

    El general continuó en el mismo tono irónico: “Me imagino, y hay muchos que lo están lamentando, porque por esta casa pasan muchos…”.

    Por último, cuando le pidieron una definición sobre la posibilidad de su candidatura, aseguró: “Nosotros somos hombres de un movimiento y de un partido, y será lo que ellos decidan en el futuro.”

    “Siempre se ha dicho que ese movimiento hace lo que yo quiero, en parte es cierto, pero yo también hago lo que él quiere, y eso es lo que no se dice.”

    “Ese movimiento es el pueblo, y yo siempre he hecho lo que el pueblo quiere, no he gobernado para ningún otro interés que no sea el interés del pueblo”.

    ​Y el pueblo le creyó.

    El 23 de septiembre, la fórmula Balbín- De la Rúa obtuvo el 24,42% de los votos.

    Perón llegó a la Casa de Gobierno con el 61,85% de los sufragios.




    Fuente: -Reportaje a Juan D. Perón por Enrique Llamas de Madariaga. 8 de octubre de 1972. Puerta de Hierro. Madrid. Copia en archivo personal de Araceli Bellotta.

    HUMOR INTELIGENTE