Seguidores

4 de enero de 2014

APLAZAN CUMBRE DEL MERCOSUR QUE ENTREGARÁ LA PRESIDENCIA A ARGENTINA

CUMBRE DEL MERCOSUR. Que se realizó en Brasilia, en diciembre de 2012 (Télam/Archivo).

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó hoy que la cumbre del Mercosur que debía celebrarse el próximo 17 de enero en Caracas, se postergará para el 31 siguiente, lo que significa el segundo aplazamiento del cónclave de países.

"Haremos la cumbre de Mercosur con la presidencia de Venezuela para avanzar desde el Mercosur en la construcción de la nueva agenda de unión, de desarrollo, de progreso y prosperidad" en la región, dijo Maduro durante su participación en el zarpe del Buque Escuela Simón Bolívar, según reprodujo la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

La XLVI Cumbre Presidencial del bloque regional conformado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela estaba prevista para diciembre último, pero Maduro la postergó en dos oportunidades.

Venezuela ejerce la presidencia pro témpore del Mercosur desde julio de 2013, y en la próxima cumbre se la traspasará a la Argentina.

La agencia de noticias AFP consignó que Maduro no explicó las razones de esta nueva modificación de la fecha, pero según el sitio de noticias uruguayo MercoPress, que cita fuentes diplomáticas, el gobierno argentino habría pedido modificar las fechas debido al estado de salud de Cristina Fernández.

Según esta versión, el gobierno argentino procura que la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), prevista el 28 y 29 de enero en La Habana, y la del Mercosur se lleven a cabo en fechas cercanas para que Cristina Fernández realice un solo viaje de Buenos Aires a La Habana y luego Caracas antes de regresar a su país, completó AFP.

SUBTE: DELEGADOS Y LEGISLADORES RECHAZARON AUMENTO ESCALONADO



Tras el anuncio de la empresa Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), del nuevo cuadro tarifario que empezaría a regir a partir de marzo y que implicaría aumentar el pasaje de 3,50 a 4,50 pesos con un sistema escalonado, las críticas no tardaron en llegar.

De esa manera, tanto desde la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) como legisladores porteños de distintas fuerzas, criticaron al gobierno porteño por la propuesta.

Por su parte, el titular de los metrodelegados, Roberto Pianelli, dijo que el mismo "es un sistema que tendría que ajustarse" y aseguró que dichos "descuentos no son significativos para el usuario".

Asimismo, Pianelli sugirió: "Lo ideal sería tener abonos, como es en otros países, y sobre eso hacer las diferencias en el precio". Además, criticó la manera en que el Gobierno de la Ciudad administra el subte: "Está claro que la lógica con la que lo manejan no es la de un servicio público, que tendría que ser más accesible". Y remarcó que "en poco más de un año ya lleva tres aumentos". El boleto a inicios de 2013 costaba 1,10 pesos, luego aumentó a 2,50 y cerró el año a 3,50.


Tras el anuncio del nuevo cuadro tarifario que empezaría a regir a partir de marzo, las críticas no tardaron en llegar


Con respecto a este aumento del 309 por ciento desde los dos años de administración del subte a cargo del gobierno de la ciudad, el vicepresidente segundo de la Legislatura, Dante Gullo también salió a criticar al macrismo y aseguró que "con el tema subte se nota la política que desarrolla el Gobierno de la Ciudad de espaldas a los usuarios, a los trabajadores".

En ese sentido, señaló que "en el manejo del subte se nota la impericia del gobierno porteño", y recordó que "desde la Legislatura tratamos de bregar para que haya monitoreo sobre el servicio". Asimismo expresó que "el subte no sólo debe pensarse desde la relación costo-beneficio, sino también con una mirada económica cultural, no puede primar el rendimiento empresarial".

Por su parte, el legislador porteño del Frente para la Victoria, Jorge "Quito" Aragón aseguró que "en general la lógica del aumento del gobierno porteño tiene que ver con la lógica liberal" y resaltó que estas medidas "demuestran que tenemos una ciudad para pocos".

"Se debería hacer cargo del subte para lograr que sea accesible al conjunto de trabajadores, y no sólo para unos pocos" y añadió que "de esta forma los trabajadores quedan excluidos sin poder usar este servicio".

Del mismo modo lo hizo el legislador Gustavo Vera,que llegó a su banca por la coalición Unen, quien destacó que "este aumento no se va a ver traducido en un mejor servicio, tenemos el antecedente de la deuda que autorizó la legislatura para que se pueda ampliar la red de subte y sabemos que esa plata se utilizó con otros fines".

Vera además resaltó que "deberíamos esperar a ver que pasa en las paritarias", e insistió: "Este aumento no garantiza un mejor servicio, ya que más de media ciudad está fuera de la línea de subte".

Fuente: Infonews

FRANCISCO: REALIDADES COMO LOS HOMOSEXUALES SON NUEVOS DESAFIO

El papa Francisco considera que las distintas realidades de la sociedad actual, como la existencia de hijos que conviven con parejas homosexuales, suponen un desafío educativo nuevo para la Iglesia Católica.


Así lo afirmó el pontífice argentino el pasado noviembre en la clausura de la 82º Asamblea General de la Unión de Superiores Generales (USG) de los institutos religiosos masculinos en el Vaticano, y fue publicado hoy por la revista La Civilta Cattolica.

"Recuerdo el caso de una niña muy triste que al final le confesó a la maestra el motivo de su estado de ánimo: `la novia de mi madre no me quiere`", contó Francisco a los superiores generales de los institutos religiosos.

"El porcentaje de chicos en los colegios que tiene a sus padres separados es muy elevado", expresó el Papa y agregó que "las situaciones que vivimos hoy, por tanto, plantean nuevos desafíos que para nosotros son difíciles de comprender".

"¿Cómo anunciar a Cristo a estos chicos y chicas? ¿Cómo anunciar a Cristo a una generación que cambia?", se preguntó ante los religiosos.

Además, señaló que es necesario que estén atentos a "no suministrar" a estas nuevas generaciones una "vacuna contra la fe".

"El educador tiene que estar a la altura de las personas que educa, debe preguntarse cómo anunciar a Jesucristo a una generación que cambia. La tarea educativa hoy es una misión clave, clave, clave", aseveró el pontífice argentino.

La Civilta Cattolica, revista de los jesuitas, orden de la que proviene Francisco, recoge que en el encuentro del pasado noviembre el Papa les contó algunas de sus experiencias en Buenos Aires en contextos educativos de niños y jóvenes con complicadas situaciones familiares.

El tema de la familia y su pastoral centrará la Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos que se celebrará el próximo octubre en el Vaticano.

Para dicho evento, la Santa Sede envió un cuestionario a las Conferencias Episcopales de todo el mundo con preguntas sobre los matrimonios homosexuales y el divorcio.

"¿Cuál es la actitud de las Iglesias locales hacia el Estado como promotor de uniones civiles entre personas del mismo sexo y ante las personas que las protagonizan? ¿Qué atención pastoral se puede dar a quienes han elegido vivir bajo este tipo de uniones?", se pregunta en el documento según la agencia de noticias Efe.

En caso de adopciones por parte de parejas del mismo sexo, "¿qué se puede hacer pastoralmente para transmitir la fe?", prosigue el cuestionario, que dedica también un apartado a la educación de los niños en los llamados "matrimonios irregulares" y la forma en la que sus padres se acercan a la Iglesia.

Fuente: TELAM

EL PARTIDO COMUNISTA BAJO LA MIRADA SETENTISTA

El autor del libro “Secretos en rojo”, Alberto Nadra, es un típico setentista. Nacido un 12 de abril de 1952, nos cuenta sobre sobre la vigencia de esa fuerza política y su relación con Rusia.


Hombre sereno, seguro, de hablar cadencioso. Tiene una sólida formación política, marxista. Memorioso. Ha recorrido un largo camino en la militancia, hijo del egregio Fernando Nadra, dirigente de altísimo nivel del Partido Comunista Argentino.

Ser comunista antes que nada es sentir una profunda sensibilidad ante la injusticia y los dolores que sufre el ser humano. Proponerse firmemente a hacer algo para cambiar, a partir de la idea básica, uno empieza a pensar cómo. De ahí vienen las teorías, las ideas, las formas.

Entre las muchas dudas que nos ocupan preguntamos sobre la relación del PC con Moscú.

Visto desde hoy uno dice: parece una tontería seguir a Moscú y no discutir nada. En algunos casos podríamos decir ¡qué tontería! porque en cierta manera nosotros partíamos de la base de que había un conocimiento, superior, -no una inteligencia- de todo lo que estaba pasando en el mundo que permitía definirlo lo que era más importante para la revolución mundial en determinada coyuntura. Pero resulta que la vida nos enseñó que ante todo la Unión Soviética era un conjunto de repúblicas que priorizaba sus intereses nacionales por sobre los otros y cometimos un error muy grande: delegar esa interpretación de la realidad mundial en un centro internacional del que no participábamos. Dejar de lado el análisis latinoamericano, argentino con herramientas, con teorías, con visiones que tuvieran que ver con nuestros propios orígenes, con nuestra propia cultura con los aportes de Bolívar, de San Martín, posteriormente Mariátigui, bueno todo eso fue muy subestimado, sin embargo hubo aportes fundamentales para la comprensión de las particularidades latinoamericanas de un eventual proceso revolucionario por el socialismo.

Hablar hoy del PC cuya presencia está diluida por otras fuerzas que han ocupado un lugar más destacado parecía que era un tema desactualizado pero Nadra cree quetiene absoluta vigencia, no tiene nada que ver con el pasado sino con el presente. Mi generación -de los 60 y de los 70- de mucha lucha, desde el punto de vista de exponer las diferencias para buscar la unidad, se caracterizó por un profundo sectarismo en la posición de cada uno de nosotros. No solo los comunistas también los peronistas y los radicales tuvieron una importante dosis de soberbia, un gran verticalismo, que si uno vuelve a bucear, después, cuando retorna la democracia y como se van comportando los que entonces éramos jóvenes: esos errores se reiteran.

Cuando se refiere al futuro dice creo que se han dado pasos positivos. En cualquier proceso de cambio en la Argentina, así sea dentro del capitalismo -como quiere este gobierno- requieren aprender de esos errores para entender al otro. La izquierda le puede aportar al peronismo una visión del mundo, sus análisis que es patrimonio de los que tuvieron una formación y militancia marxista y, a su vez, los peronistas nos aportan una visión de lo nacional, de las figuras latinoamericanas de la que nosotros carecimos o fuimos insuficientes en su comprensión pero todos, absolutamente todos los grandes movimientos populares en la Argentina tienen algo que aportar. Si nosotros no construimos esa pluralidad de un movimiento nacional y popular el concepto de movimiento se vacía, se reduce y es incapaz de defender un proceso de política más o menos interesante.

La escisión del PC cuando se separa el PCR (Partido Comunista Revolucionario) en 1967 muestra de qué modo la cosmovisión ha generado una ruptura.

El motivo real en la gran división que se plantea en América Latina fue no tanto la Revolución Cubana sino su “repercusión”. La decisión del Partido Comunista Cubano de exportar la revolución con un enfoque internacionalista, fue algo equivocado: se creía que era posible producir y exportar la revolución en los otros países. En ese sentido, el PCR, que tenía en sus principios una postura pro Guevara –que había muerto y fracasado con el foquismo en Bolivia-, se hizo Maoísta. El PCR se va vaciando, se va distanciando de los cubanos, se hace maoísta después finalmente termina lopezreguista en la época final de Isabel. Hoy tiene una posición bastante compleja frente a los procesos políticos, lo digo con respeto: es un grupo de provocación política como se ha visto en la Corriente Clasista y Combativa, en el PTP o en el mismo movimiento estudiantil que acá en Tucumán lo han sufrido bastante en estos últimos acontecimientos.

¿Cómo es el futuro hoy del Partido Comunista?

No tiene futuro. Creo que el Partido Comunista no es hoy como lo conocimos los que creímos en él. Eso no quiere decir que el concepto de socialismo o el concepto de comunismo como una perspectiva de sociedad no pueda tener vigencia.

¿Es posible un cambio dentro del capitalismo?

Sigo creyendo que es posible y necesaria una sociedad que no sea capitalista porque el capitalismo ha demostrado a través de 200 años de historia que es absolutamente incapaz de resolver uno solo de los problemas humanos: se llame alimentación, se llame salud, se llame vivienda, se llame ecología y, al contrario, los ha agravado. Estamos en el momento de la humanidad donde la mayor riqueza que produce la sociedad mundial la usufructúan los grupos privilegiados y los postergados, los excluidos del sistema, son cada vez más.

¿Cómo se maneja la riqueza?

Los viejos teóricos decían que es social, es de todos pero la apropiación que produce el trabajo es privado. En tanto nosotros no resolvamos ese problema de fondo no podremos avanzar. Buscar el modo de cómo tener mejores salarios porque los precios se los comen, mejores leyes sociales, pero para eso hay que seguir luchando. Pero los problemas de fondo, el hambre, la miseria, la desnutrición no se van a poder atacar porque el volumen de la renta, que se apropian estos sectores de privilegio no lo permiten. Es inmensamente desproporcionado e impide que la sociedad se desarrolle en su conjunto y mucho menos que se desarrolle en forma igualitaria.

¿En qué estás hoy?

Estoy trabajando intensamente en un movimiento que con un enfoque pluralista, al margen de sus pertenencias y estructuras, aúne a militantes de los 60, 70 y a muchos jóvenes que agrupen en una idea. Por ahora es virtual, nos comunicamos por medio de un sitio web pero que ya empezamos a hacer cosas concretas en Buenos Aires: se llama “La Che”. Es muy difícil hacer política sin dinero. Lamentablemente no cuento con esos recursos.

¿Por qué se llama “La Che”?

No es porque pensemos que hay que reivindicar la lucha armada, pero sí a Guevara en su idealismo de sociedad realmente justa y humana. Diría que para algunas cosas del presente -aún en el socialismo- fue un combate irrenunciable contra toda forma de burocracia, contra toda forma de corrupción. Creo que todas esas cosas para las nuevas generaciones, para los viejos militantes son útiles volverlas a retomar. Pienso que hay que dejar de lado la soberbia, el verticalismo y esos lamentables defectos que adquirimos en aquellos años de lucha a todo o nada. Porque el Che enfrentó el esquema burocrático soviético, replanteó la construcción de la economía, él decía que no quería un comunismo económico, que quería un comunismo humanista. Fue absolutamente confrontativo con las insipientes e importantes formas de burocracia y de corrupción que se empezaban a dar en las estructuras de gobierno en Cuba.

¿Qué incidencia tiene en la cultura del PC, el verticalismo de Stalin o de Guevara?

Nosotros repetimos exactamente el mismo verticalismo, pero diferenciemos Stalin de Guevara. Esas cuestiones de crueldad que le adjudican a Guevara las toma en momentos críticos en que la Revolución podía ser aplastada, donde todavía no estaba asegurado el triunfo y había que definir si vos eras algo nuevo en la vida cubana o era lo viejo disfrazado de nuevo. A los fusilados en la columna de él que habían violado a los campesinos de la zona los fusiló inmediatamente y era lo que había que hacer. Si vos no les demostrabas a los campesinos que no eras más de lo mismo, que eras otro soldado, con otro uniforme que no venías a aprovecharte de ellos, robarle la hacienda y la comida y a violarle a las hijas: perdías. Si esas medidas no se tomaban quizás no se hubiera volcado la población como se volcó al lado de esa lucha. En el caso de Stalin pasa el momento más crítico de la revolución que es la guerra civil entre Blancos y Rojos que se estaba desarrollando y donde ya ha sido derrotado, no te olvides que la URSS ha sido invadida por 14 ejércitos extranjeros para aplastar la revolución. Eran capitalistas, incluido Estados Unidos. Pero ese momento crítico había pasado y Stalin aplica en función del crecimiento económico cosas de una crueldad y una injusticia inadmisible para alguien que quiere construir una sociedad más humana por eso es que uno no puede aceptar nada de esa experiencia.

¿Cómo se vinculan estas experiencias?

Debo decirte que en los dos lugares vas a ver un hilo conductor que a su vez se aplica a los partidos que como el nuestro, por ejemplo hasta el arribo a la democracia teníamos unos 70 años de existencia de los cuales solamente 8 fueron legales todos los demás fuimos perseguidos por gobiernos militares y por gobiernos civiles y fuimos proscriptos. Se crea lo que se llamó en la literatura política “el síndrome de la fortaleza sitiada” es decir: cualquier muestra de que hay divisiones entre nosotros puede ser aprovechada para que avancen por sobre vos. Significa la liquidación de la revolución como en Alemania con Rosa Luxemburgo o Leibniz tirados al río y acogotados, las masacres que hubo en los países capitalistas, ser derrotados como en Chile y en otros lugares del planeta. Entonces uno se forma en el concepto de que permanentemente está en peligro, jaqueado. La Unión Soviética excluida económicamente, embromada, atacada, invadida, Cuba bloqueada, amenazada, invadida y nosotros o presos o asesinados simplemente por plantear nuestras ideas porque aquí no planteamos nada raro.

¿Cómo incide?

Genera un espíritu de bloque que es bueno para auto defenderse como estructura pero, que a su vez, al interior de la organización genera cuestiones que no son justas, no son ideales. El verticalismo, el orden de mando ¡se hace esto!, un concepto casi de guerra y no se discute, lo dijo la dirección y se acabó. Todo eso es una forma de defensa como nace y después se va formando y queda instalado cuando aún ya desapareció el peligro o no es tan grande y no es tan difícil ya extirparlo porque la cultura de la organización quedó impregnada con ese sello.

¿Cómo ven el futuro?

Acá lo que se discute son las alternativas capitalistas o burguesas, lo digo en forma descriptiva, no valorativa: más conservadora, o menos conservadora. Yo creo que en estos años dimos algunos pasos para superar la tragedia del neoliberalismo, del neoconservadorismo el remate del país que produjo el menemismo y que la Alianza no hizo absolutamente nada por superar. Se dieron pasos importantes en la discusión salarial, el tema de los Derechos Humanos que es un tema que fue impuesto políticamente que fue un tema que a la sociedad no le interesaba lamentablemente porque a la sociedad no le interesaba. Aún los militantes ya habíamos perdido toda esperanza de que el tema se reabriera. Ya tenemos 400 militares presos y los juicios de la megacausas tanto la de Tucumán como la de La Perla como las que se están desarrollando en todos los otros lugares del país. Eso demuestra que fue posible y esto fue impuesto políticamente, no hubo nadie que lo exigió, no hubo huelgas, no hubo movilizaciones a nadie se le ocurría. Valoro la decisión política que implicó en un sentido avanzado frente a la política de impunidad como la de Menem. Por ejemplo que hayamos recuperado el ahorro nacional, las AFJP. Valoro la posición latinoamericanista, el enfoque del UNASUR, el ubicar a los enemigos por fuera de las fronteras del bloque regional. Hay otras que me parecen lamentables: la ley antiterrorista, las reformas al Código Civil que espero que se reviertan en diputados, los oscuros acuerdo con Chevron. No porque uno no piense que no haya que explotarlos. La posición de los ecologistas, aparentemente ingenuos, en realidad están defendiendo intereses también, y bueno, con ese concepto tendríamos que volver al arco y la flecha porque todo contamina. Hay que hacerlo con un estudio serio del impacto ambiental, un estudio serio sobre la rentabilidad media de las empresas de ese tipo y no darle más de eso o un poquito más pero nada más. Bueno yo lo que veo positivo lo apoyo lo que veo negativo lo critico.

¿Cómo ves la lucha?

Dentro de este gobierno veo esa lucha y hay que forzar para un lado o forzar para el otro. La ausencia de un movimiento social claramente definido, como de avanzada hace imposible presionar en un sentido de progresista porque si no sos kichnerista no servís. Los otros solo hablan en el vacío con lo cual no podemos presionar para ir hacia adelante y la derecha sí presiona para ir hacia atrás este es el gran drama que tenemos en esta coyuntura. Del otro lado están los representantes del terror todas las propuestas de los candidatos, cuando uno los busca son recetas neoconservadoras del pasado absolutamente pero qué es esto que están proponiendo y de todas maneras obviamente no tienen ningún indicio de tener ganas de hacer algo bien.

¿Cuál es la verdadera cuestión?

Lo que quieren es volver a la vieja política económica a los viejos enfoques y con la misma política de entrega de endeudamiento y de hundimiento en todo caso de las posibilidades de avance del país industrial en forma independiente o sea para que el pueblo tenga una mejora en su calidad de vida.

¿Cuál es la herencia que te deja Fernando Nadra?

Mi padre me deja una gran herencia que no es en dinero por supuesto. Una de mis tías cuando lo despedía dijo: “Fernando que nació rico para morir pobre, pobre por su propia decisión”. Y, en una familia árabe es muy importante. Esas palabras me impactaron muy fuertemente. Te diría que mi padre me dejó, primero el acercamiento a los grandes ideales de justicia, de libertad, de pueblos que viven en condiciones humanas que se entiende de solidaridad. Todos estos grandes ideales que expresaban para nosotros en el PC pero que al margen del partido comunista son los ideales de fondo y no renuncio a ninguno de ellos. La calidad de persuasión que tenía mi padre porque era maravillosamente cálido y profundo para explicar las cosas para que vos entiendas y comprendas, la firmeza con que uno incorporó esas ideas. Mi padre tenía una tremenda sensibilidad con su familia. Estaba pendientes de nuestros problemas pese a su persecución a ausentarse y todas las cosas que le pasaban y nos pasaban y a su vez tenía una profunda solidaridad hacia el otro aunque no sea comunista ni familiar. Mi padre muere el 22 de agosto de 1995. ¡qué día! ¿no?/ Félix Justiniano Mothe


EL CHE, DESDE ACÁ

Por Gabriel Fernández *

La MEMORIA POLÍTICA de una sociedad tiene tres movimientos básicos: la admisión o reconocimiento de la existencia de un pasado, la crítica del mismo y la aplicación de experiencias en el accionar presente. Su interrelación se despliega como proceso y esa continuidad fortalece el hacer de un pueblo porque la historia es política y la política es, siempre, presente en proyección. Desmembramos nuestros antecedentes para analizarlos mejor, o tal vez para resignificarlos a la luz de ansiedades y necesidades actuales, pero no debemos olvidar su integralidad; no tanto, o no sólo porque somos lo que hemos sido, sino, y especialmente, para romper persistencias negativas.


Es inevitable que los pasos hacia la constitución de una memoria política colectiva se agolpen y superpongan; mientras reconocemos, criticamos; mientras aplicamos lo aprendido, miramos hacia atrás. Y así, pese al tono sobrio de las investigaciones, lo ocurrido la semana pasada, el debate de esta tarde y el acto de mañana, tiñen con su impronta urgente el estudio de décadas precedentes. Vale estar precavido de ello –Rodolfo Walsh decía que al leer un texto hay que recordar que el autor siempre está debatiendo con alguien-, pero en modo alguno avergonzado; la honestidad intelectual, la rigurosidad, el posicionamiento social, pueden operar contra el exceso de inmediatismo. Pero sobre todo, y disculpen los historiadores profesionales, bienvenida la funcionalidad que nos permite ser conscientes de protagonizar momentos hilvanados, tramas extensas, de poseer puntos de partida, de elaborar políticas sin pedalear en el aire.

Hoy necesitamos anular los mecanismos que durante años nos impidieron aceptar la existencia de luchas populares en los 50, 60 y 70. Movimientos masivos han sido reducidos a grupos de amigos en un café, vertientes con vasto consenso social han sido caracterizadas como núcleos descolgados de sus realidades, hechos con raigambre en intereses hondos han sido presentados como ajenos al sentir popular, militantes que resultaron fruto de una inversión cultural colectiva han sido rebajados a individualidades ambiciosas que disponían de la vida ajena. Ernesto Che Guevara ha sido presentado como un exabrupto de la historia americana.

Pero también necesitamos la crítica de lo actuado. El rechazo a la devaluación o a la declaración de inexistencia, nos viene presionando hacia una reivindicación a libro cerrado que sólo convoca a la reiteración; la cuestión es grave, precisamente porque la reiteración no resulta posible aún cuando esa sea la intención explícita de los protagonistas. Además, la carga es fuerte: en lugar de constituirse en opción reivindicable a superar, la gesta anterior puede transformarse en modelo opresivo para las nuevas generaciones; altares con santos perfectos inigualables que observan y sentencian: ustedes jamás harán algo mejor. Si la admisión y la reivindicación no son seguidas por la crítica, ¿para qué la historia? Sin continuidad, nuestro origen es la nada –con todo lo que ello implica-, sin ruptura, el pasado se cristaliza y se presume eterno, esteriliza proyectos, desvaloriza lo mejor: el tener que inventar todos los días una nueva política popular.

Como nuestra preocupación es el futuro y como los indicios perceptibles en el tramo que nos toca vivir permiten inferir el valor que tendrá la recuperación histórica en marcha, trazamos un paralelismo que, por lo señalado anteriormente, lejos de identificar épocas advierte sobre la seriedad de la tarea emprendida: el renovado interés por estos temas está generando conceptualizaciones que son, a la historia oficial –con su carga dosdemoníaca-, lo que el revisionismo forjista fue a la historia mitrista. La afirmación preanuncia, quizás temerariamente, acción política. Mas en su trasfondo habla de aciertos y errores a tomar en cuenta en la difícil labor historiográfica. Sobre todo porque, guste o no, lo que “quede” en la sociedad estará relacionado con el trazo grueso impuesto por los medios de comunicación.

Vale entonces apuntar, a favor de aquel revisionismo, la identificación (desde la historia) del enemigo del pueblo, sintetizado en los conceptos oligarquía e imperialismo. Y es válido reivindicarlo pues, lejos de las simplificaciones, los análisis más importantes dan cuenta de funcionamientos detallados y consecuencias prácticas sobre la política y la vida popular. Los casos notables de Raúl Scalabrini Ortiz al abordar las características de los capitales ingleses en esta región, de Manuel Ortiz Pereyra primero y Arturo Jauretche después al considerar las secuelas culturales de la dependencia y su conversión en factores de realimentación de la misma, de Juan José Hernández Arregui más adelante al brindar pautas para la desarticulación de la falsedad histórica inserta en la cotidianeidad política, son algunos ejemplos a tomar en cuenta para comprender la eficacia de una labor teórico práctica con incidencia en movimientos masivos.

Al mismo tiempo, cabe precaverse del anverso evidente: en esa misma labor, con el afán por trazar tajos decisivos en la historia argentina que pudieran trascender hasta el presente, se forjó un panteón de héroes que no siempre daban la medida –el caso de Juan Manuel de Rosas es paradigmático-. Y se redujo la compleja maraña de intereses locales e internacionales que coadyuvaban a la opresión –las potentes consignas ideadas por Jauretche no siempre contenían las indagatorias económicas de Scalabrini- al promover una visión “etapista” que buscaba aliados en sectores que, por su lugar social, no estaban dispuestos a colaborar con el despliegue de los intereses populares de fondo y preferían su propia subordinación antes que una transformación social que obligara a barajar y dar de nuevo.

Ahora bien, con todo, el resultado fue fructífero. Tanto, que el proceso de “formación de la conciencia nacional” y social sólo pudo ser interrumpido por el más impresionante dispositivo terrorista que se recuerde. Hay dos hombres, dos dirigentes populares que condensan en sus historias personales y políticas ese rápido camino hacia la autonomía: John William Cooke y Agustín Tosco. Pensamiento en acción, desde el peronismo revolucionario y el socialismo trazaron rumbos confluyentes cuyas presencias en el razonar colectivo se extendieron más allá de sus vidas. Ambos, como otros, se referenciaban en el Che, considerándolo símbolo concreto integrador del conjunto de luchas latinoamericanas, ejemplo vital por encima de una metodología determinada, portavoz de premisas que ordenan con sencillez un cúmulo de interrogantes prácticos: política de principios, la mejor política.

El golpe de Estado de marzo de 1976, aunque uno de sus objetivos fuera el aniquilamiento de las organizaciones armadas, tuvo como razón de ser, junto a la reubicación exigida por un nuevo período imperialista, el corte abrupto del proceso de maduración social registrado, cuyas aristas más salientes podían detectarse en el dinamismo político de la clase trabajadora y la juventud. De ahí la trascendencia que otorgamos a la recuperación histórica presente: bien puede agotarse en el estudio de dos grandes formaciones revolucionarias, como si hubieran surgido de la nada y como si su derivación lógica resultara el militarismo, o bien puede tomar en cuenta el conjunto del pensar y el hacer popular a lo largo de tres décadas con la diversidad de aportes concretados.

No es lo mismo, para la política popular argentina del tiempo actual, arrancar del modelo de pensamiento que llevó al pase a la clandestinidad o a la realización de acciones militares en los albores de un período institucional, que partir del gesto histórico de independencia que significaron las coordinadoras sindicales de base o las movilizaciones juveniles unitarias, donde peronistas y socialistas subordinaban parcialmente identidades partidarias –sin desdeñarlas- a una pertenencia y un posicionamiento social cuyas definiciones se asentaban en lo más hondo de los intereses materiales de un pueblo. Lo que es más, una reivindicación justa de Montoneros y del Partido Revolucionario de los Trabajadores bien puede contener las perspectivas de crecimiento y desarrollo teórico práctica de franjas importantes de esas organizaciones. Quebrar hoy el círculo vicioso de la desesperanza implica también fisurar esa tendencia interpretativa que campea en muchos análisis: “la experiencia de los 70 tenía que terminar así”. Entre la descalificación absoluta y la reafirmación fundamentalista hay más vínculos de lo que solemos pensar.


No está nada mal que este debate público sobre nuestra historia resulta catalizado por una figura como la del Che. Podemos decir, sin engaños de ningún tipo, que contamos con la autorización de Cooke y Tosco para el emprendimiento. El trazo grueso se facilita y a un tiempo posee vacunas contra la simplificación. Lejos de le perfección , las discusiones vigentes dejarán huecos notorios y confusiones de fuste, pero pueden generar un aporte significativo para las nuevas construcciones y proyectos; del aprovechamiento profundo de las formas comunicacionales a disposición depende también que la experiencia aplicada, en lugar de promover imitaciones o cargas fastidiosas, reimpulse un razonar que conjugue acontecimientos amplios y hondos con desafíos propios del tiempo que transitamos.

El Che Guevara trae consigo ideas-fuerza que rasgan concepciones anquilosadas y obligan al replanteo constante. Habla del Hombre Nuevo y cuando muchos se excitan ante el hallazgo del nuevo Quijote, enfatiza la necesidad de trascender las formas económicas capitalistas para que La Voluntad tenga donde asentarse. Propone la guerra de guerrillas y cuando algunos pretenden encontrar allí el fin que justifica los medios, pide la palabra e informa que “no hacemos esto porque nos gusta sino porque es necesario”, en tanto impone normas éticas para el despliegue de la violencia popular. Tiene una pobre visión del recluta ebrio que se humilla ante generales ajenos, y cuando tantos aprovechan para denunciar/apoyar su “elitismo” patea las mesas ratonas y remarca su amor infinito por los pueblos.

“¿Está el pasado tan muerto como creemos?” se pregunta el anticuario de Breccia en la obra de Héctor Germán Oesterheld. Quien ha seguido estas líneas hasta aquí puede suponer que nuestra respuesta es un No rotundo. A decir verdad, pensamos que la réplica adecuada es: depende de Nosotros. Volver a sentir, y aprender a saber, que los seres humanos podemos modificar el mundo en que vivimos, es un paso formidable, precisamente, para el inicio de ese cambio. Las derrotas, aunque tangibles, han exasperado la depreciación de las propias posibilidades, lo cual nos ha convertido en hipocondríacos, asmáticos artificiales que violan una regla básica de la vida y la política: camina otro kilómetro. El asmático Guevara, con su gran cigarro, contribuye a corroborar una certeza vigente del materialismo bien entendido: el superhombre no existe, y los hombres comunes pueden concretar hazañas asombrosas.
GF/

Incluido en el Libro “Che, el argentino”. Ediciones de Mano en Mano, publicado en Buenos Aires en noviembre de 1997.

* Director La Señal Medios / Area Periodística Radio Gráfica.
En 1997, Coordinador Cátedra Che Guevara en Sociales de la UBA y director periodístico del diario de Madres. Ya existía La Señal como programa de radio.

LA PAQUITO: APUNTES SOBRE FRANCISCO "PACO" JAMANDREU


Por Pablo Adrián Vázquez*




Moda. Farándula. Glamour. Divismo. Política. Peronismo. Identidad. Queer… Nociones y términos que deparan percepciones diversas si las anclamos en un apellido con diminutivo propio: Paco Jamandreu.

Su origen vinculó localidad y fecha con aroma a Patria y Pueblo: nacido en el distrito bonaerense de 25 de Mayo en 1925 un lejano 17 de octubre.

Territorio de vascos lecheros y explotaciones agrícolas, su vida familiar con abuelos catalanes, padres criollos y tres hermanos compinches, poco lugar tuvieron para las ansias del protagonista que gustaba del radioteatro y las noticias de la farándula mientras garabateada sus primeros diseños escuchando tangos.

“El paso de la niñez a la adolescencia fue feroz”, escribió en sus memorias. Familia de dinero venida a menos. Poca aceptación del joven Jamandreu – mejor promedio de su curso - entre sus compañeros de colegio. Bajo, retacón y aislado por los demás, donde lo estigmatizaban con el grito recurrente: “Puto”.

No lo dudó: Buenos Aires fue su destino…

Paró en pensiones miserables donde – fascinado por sus vestidos - fue protegido por las “coperas” del Tabarís, Chantecler y Marabú. Su vinculación con el director de cine Bayón Herrera le permitió acceder a Zully Morena, Tilda Thamar, Paulina Singerman y demás actrices de la época que lucieron sus vestidos.

De allí a las revistas Mundo Argentino, El Hogar y Selecta, las tres de Editorial Haynes, con notas sobre moda y reproducción de sus diseños.

Los años ‘40 le fueron favorables en reconocimiento, a lo que sumó en 1942 su debut como vestuarista en la película Historia de crímenes y luego en la cinta El muerto falta a la cita, estrenada en 1944. Y en ascenso social, con su hogar propio en el exclusivo Billingurst y av. Santa Fe. Allí su vida cambió por un llamado: Eva Duarte.

Paco la visitó en su casa que estaba a pocas cuadras, donde – en su libro Memorias. La cabeza contra el suelo – la recordó así: “Me pareció altísima y muy desteñida. Me impresionó su piel desde el primer día: blanca, transparente, increíble. He conocido muy pocas mujeres con una piel semejante, como de marfil. Era rubia, de pasos largos y muy decididos. Usaba unos pantalones de satén gris plata, un chemisier celeste y zapatos blancos con grandes plataformas de corcho.

- “¡Que cache!”, pensé en mis adentros.

Su departamento me hizo acordar a las casas burguesas de mi pueblo. De entrada uno se topaba con un juego de comedor estilo 1940. No había detalles de buen gusto. Pero ella lo llenaba todo con su atracción. A los pocos minutos todo me pareció muy lindo, hasta sus pantalones de satén que nada tenía que ver con sus zapatos de corcho.

- He visto sus dibujos en Mundo Argentino - me dijo. Me gustan mucho. Ahora voy a precisar ropa para mi trabajo de actriz ¿me entiende? En cine, en teatro. Me tiene que crear un estilo. Por que voy a hacer cine, ¿sabes? Por otra parte necesito ropa sport, de calle, muy sencilla para mi trabajo con el coronel. Usted se imagina: concentraciones, colectas, visitas a barrios pobres, a hospitales. Usted me asesorará de todas maneras.

Me hizo pasar a un cuarto de vestir. Colgaban varios tapados de piel, largos, cortos, zorros plateados, zorros azules, nutrias. Me parecieron de pésimo gusto, pasados de moda.

Le hice ver que ese tipo de pieles eran para figuras de segundo orden, que estaban demodé. Se sonrió. Su sonrisa era cautivante, la iluminaba. Me pidió telas y dibujos.

Nos interrumpió Guillermina, una especie de mucama, ama de llaves, compañera que estuvo con ella muchos años:

- Señora: el coronel quiere ver al modisto.

Perón, recostado en la cama, comía sándwiches de chorizo y tomaba vino. Confieso que de entrada me deslumbro su gran simpatía, con su enorme sonrisa.

- ¿Así que vos sos el famoso Paco? Pero sos un pibe y haces modas para mujeres. Mira que te elegiste una muy difícil, ¿eh? ¿Que te parece? ¿Qué te parece Eva? Con ella podrás lucirte, ¿no es cierto?”

Sea exacto o con agregados de su imaginación con los años, lo cierto que esa sociedad Evita – Jamandreu fue muy fructífera pero con altibajos. Afirmó Jamandreu: “Yo vestí a Eva Perón al comienzo de mi carrera y al comienzo de la carrera política de ella. Después, durante algunos años no la ví. Comenzó a vestirse en París.”

Como afirmé años atrás en Clarín: “Supo llevar los modelos diseñados por Paco Jamandreu, en su etapa de actriz y en sus primeros años de primera dama, pero también los diseños de las casas exclusivas locales: Henriette, Bernarda y Paula Naletoff. O los trajes sastre de su modisto personal Luis D’Agostino. De esa manera, Eva empezó a constituirse simbólicamente como un ícono de la moda en paralelo a la construcción del nuevo país.

A eso se le sumaron los vestidos de gala que Evita utilizó para los homenajes oficiales en el Teatro Colón, por el 25 de mayo y el 9 de julio, confeccionados por los diseñadores Marcel Rochas y, sobre todo, por Christian Dior.

Si su decisión de mostrarse con vestidos de diseñadores argentinos – las citadas casas Henriette, Bernarda y Paula Naletoff – en su gira por el viejo continente como embajadora de la paz fue provocadora, más lo fue el duro trato recibido por las clases pudientes y la oposición. Ellos la consideraban tal como su forma de vestir: elegante pero poco sutil, impactante y de un lujo excesivo que contrastaba con su prédica a favor del desposeído.”

Los caminos de ambos fueron en paralelo y con varios roces. La joven actriz se destacó como líder política, compartiendo con Perón – en los hechos - la conducción del Peronismo y destacándose como algo más que la Primera dama de la Argentina.

Mientras Eva, en 1947, viajó a Europa en misión política en representación del país y apuntaló la obtención del voto femenino con la ley 13.010, para Jamandreu fue la consolidación de su carrera, sumar otro vestuario en la película El misterioso tío Silas y seguir encumbrándose en el mundo de la moda local.

1948 fue el año que, en el umbral de la Guerra Fría, dio a conocer masivamente a los escritores norteamericanos Truman Capote con Otras voces, otros ámbitos y a Gore Vidalcon La ciudad y el pilar de sal. Sus novelas fueron pioneras en incorporar personajes gays y abordar explícitamente la homosexualidad. El propio Vidal años después se refirió a que su obra fue el “punto de partida de una nueva disciplina llamada “Estudios Queer”.

Y en las tierras orientales del antiguo enemigo de EE. UU la aparición de Confesiones de una máscara, del joven Yukio Mishima, tuvo un impacto similar abordando magistralmente la misma temática de los citados Capote y Vidal.

El mundo despertó de las imposiciones y se intentó expresar la sexualidad de los oprimidos por el machismo y patriciado.

El peronismo reconoció inicialmente esos derechos? Jamandreu fue un portavoz de esa lucha? No directamente, en ambos casos, pero el desarrollo de la justicia social e igualación de derechos durante el primer peronismo abrió grietas al sistema monolítico binario varón y mujer que, con las décadas, llevó a replantearse la visibilización de bi, gays, trans y lesbianas en cuanto sujeto de derechos.

A Jamandreu le ocurrió algo similar a Miguel de Molina, el artista español, fueron perseguidos por la moralina de la época – recordar el “escándalo” de los cadetes del Colegio Militar manteniendo relaciones con jóvenes del patriciado - previa al peronismo y “amablemente tolerados” por la cercanía de ambos a Evita.

Putos y peronistas, demasiado para la época!

Si el peronismo no explicitó el lugar para lo “diverso” a nivel sexual, fueron los opositores quienes, en las letras, identificaban la cuestión sexual “anormal” con el peronismo. Desde la lejana El Matadero de Esteba Echeverría, con la violación al unitario, se vinculó la cuestión de lo prohibido en materia sexual con la barbarie, sea federal, yrigoyenista o peronista.

Recordar Las leyes de la noche, de H. Murena, donde la protagonista Elsa escapa horrorizada del 17 de octubre y la turba, del peronista que intenta violarla, o de Elvira, la enfermera homosexual y también peronista. También Los años despiadados de David Viñas, donde Rubén, hijo de familia antiperonista es violado por unos obreros; o el cuento Un poco de bondad del citado Viñas donde encarcelados un opositor al peronismo y un homosexual peronista debaten, uno con su silencio, el otro con sus epítetos, hasta que el propio gay es reprimido por la policía y es el mismo opositor quien da su único grito pidiendo cesar la golpiza con un: “Basta!”

Quizás la ficción sea más real que la propia realidad: en la película Eva Perón de 1996, dirigida por Juan Carlos Desanzo y guión de José Pablo Feinmann, Paco Jamandreu - interpretado por Horacio Roca - le confesó a una agónica Evita: “ser puto en la Argentina es como ser pobre.”

Volviendo a Jamandreu, en los años ’50, amén de su mudanza a Callao 1159 de Buenos Aires, sólo trabajó en el vestuario de dos películas Marihuana, de 1950, y Enigma de mujer, de 1956.

Se supo de una razzia, sufrida junto a un diseñador de sombreros donde la involucró a Evita, llamado por medio, para sacarlos del aprieto ante la policía, con palabras destempladas de laDama de la Esperanza al modisto y su compañero. Los años del accionar de la PolicíaFederal con Velazco y Gamboa fueron duros para los gays…

En el medio sucedió, más allá de un último contacto con Evita mostrando diseños para un hipotético viaje de ésta, la muerte de ésta en 1952 y el golpe contra Perón de 1955.

Jamandreu, como otros relacionados al peronismo, tuvo su caída en desgracia. Aquel modisto de Eva, que le prefiguró su look, que escribió en el diario Conquista, del Partido Peronista Femenino, no quedó inmune al odio gorila.

Citó en un reportaje, rescatado por Pablo Hernández en Compañeros. Perfiles de la militancia peronista, que: “A partir de 1955 tuve miles de pleitos. Yo, que nunca supe lo que era un abogado ni un juez ni un oficial de justicia, comencé a frecuentarlos no estaba reparado para ese mundo. Además, quienes antes me tenían consideración, me hacían sentir el desprecio. La gente es muy mezquina. El nuevo gobierno quizás haya presentido que mi cara tenía algo de político. Pensaron que yo había lucrado con mi amistad con Eva Perón imaginaron que me había enriquecido. No era verdad. Nunca he vivido momentos tan obsesivos como en esa época que va desde 1956 a 1961. Fueron cinco años infernales.”

Recompuesto de la persecución se refugió en su atelier y atiendo a famosas e ignotas por igual. En materia de films su cercanía con Armando Bo e Isabel Sarli lo hacen asistir en el vestuario de La diosa impura y Lujuria tropical, ambas de 1964; La mujer del zapatero, de 1965; Días calientes, de 1966; Éxtasis tropical y Desnuda en la arena, ambas de 1969.

Mientras que Jamandreu se refugió en sus diseños, el cine camp de Bo y en los pechos turgentes de la Coca, otras voces, otros ámbitos – citando a Capote – dan lugar al replanteo de la cuestión queer en las letras nativas y de la problemática gay entre dictaduras y gobiernos civiles proscriptivos.

Manuel Puig, con su novela La traición de Rita Hayworth, de 1968 – sumada a su inédito La Tajada, guión previo a su primera novela, donde la protagonista Nélida Cuenca, una actriz en ascenso entre los años ’40 le pasan hechos similares que a Eva Duarte – revaloriza lo camp, la cursilería y lo melodramático se hacen estilo y desafío a la moral argentina de la época. A él se le sumarían los nombres de Copi, con Eva Perón, de 1969 – obra teatral en francés con su protagonista interpretada por un trasvertido -; y Leónidas Lamborghini, con su Eva Perón en la Hoguera, de 1972; También hay que sumar a Néstor Perlongher, con Evita vive, de 1989; y a César Aira, en Como me Hice Monja, de 1993.

En época de cambios, de luchas de descolonización y guerrilla urbana, de acciones por los derechos civiles, disputas por los derechos de la mujer y feminismo, la cuestión de la identidad sexual también estuvo en juego.

Dejada en un segundo plano en el Norte, será en el Sur una “contradicción secundaria”, donde la lucha contra Onganía y la camarilla militar obtuvo la mayor atención. Los grupos universitarios y de clase media que se incorporaban al peronismo desdeñaron mayormente estas cuestiones, y menos el tema de la homosexualidad.

“no somos putos, no somos faloperos, somos de FAR y Montoneros”: cántico que sintetiza parte, pero no todo, del espíritu de una época.

Mientras en Estados Unidos surgen grupos donde lo ambiguo, las drogas, el sadomasoquismo y lo transexual comulgan, como Velvet Underground, de la mano de Lou Reed, The Stooges, con Iggy Pop y The New York Dolls; y en Inglaterra se reconfigura en glam rock, con toques de camp y kirsch, con Marc Bolan y T. Rex, Roxy Music, y David Bowie como Ziggy Stardust, aquí la cosa se planteó en términos más políticos pero, a la vez, más pacatos.

Grupos beats, de rock y folk de “extraños de pelo largo”, adherentes al hippismo, que sufrían persecución de la policía y de la moralina local. Quizás lo más jugado fue su acercamiento al fenómeno del peronismo y el posible retorno de Perón, pero la misma no exenta de tensiones. Basta relatar la actitud de Luis Alberto Spinetta y Emilio Del Guercio, deAlmendra, con su militancia peronista y adhesión inicial a JAEN (Juventud Argentina por la Emancipación Nacional), donde serán cuestionados por Rodolfo Galimberti por su uso de marihuana y su libertad creativa. Igual suerte corrió Charly García y Nito Mestre con Sui Generis quien, siguiendo al espíritu de la época, tocó en un acto de apoyo al FREJULI en cancha de Argentino Juniors.

En cuanto a problematizar la cuestión gay la aparición del Frente de Liberación Homosexual.Teniendo como antecedente al Grupo Nuevo Mundo, se suman sectores homosexuales de militancia de izquierda y del peronismo con Manuel Puig, Juan José Sebreli, Blas Matamoro, Néstor Perlongher, Juan José Hernádez y Héctor Anabitarte, fundador del primer grupo citado.

Jamandreu no fue ajeno a todos estos movimientos pero su arte y la moda se imponían. En 1969 una muestra y desfile en la Rural en Buenos Aires lo catapultó nuevamente como inventor del gaucho look. En dicho año y el siguiente tiene un boom sus diseños en los Estados Unidos. “Sack’s me abre sus puertas.”

Fue la reivindicación a años de lucha personal que es esos años empezó a disfrutar. Sus reportajes con tapados de piel y altas plataformas, siendo parte de la farándula neoyorquina – con anécdotas con Mick Jagger que iba a comer a su departamento (que fue la primera vez que lo vi por TV en el programa Siglo XX Cambalache) – fueron la comidilla de la época.

Los ‘70 son alocados por su éxito nacional e internacional. La Dictadura lo ignora en la medida que se dedique a realizar desfiles y notas risueñas: que solamente actúe de Paco Jamandreu.

Recién en 1980 debuta como actor en Una viuda descocada de sus amados Bo y Sarli. El cine lo requirió años después en 1986 para actuar en la malograda Soy Paciente, nunca estrenada, mientras que en 1986 se le encomendó el vestuario de Amor de otoño, pero su muerte dejó trunca la labor.

En esos años se dedicó a recorrer el país con el desfile de homenaje a las divas del cine, incluyendo vestido blanco símil Dior de Evita, como gran final. Escribió su libro de memorias, que tuvo dos ediciones y el posterior Evita fuera del balcón. Su testimonio se incluyó en el film sobre Evita Quien quiera oír que oiga, del director Emilio Mignone.

Poco se sabe de su reacción por la primera Marcha del Orgullo Lésbico Gay en 1992, y que hoy las sucesivas manifestaciones concitan miles de personas entre el festejo y la reivindicación, que lo teien como referencia icónica.

Su muerte lo sorprendió el 9 de marzo de 1995.

Un año después, al venir Madonna a filmar la película Evita fue tentada por un asistente del fallecido Paco Jaumandreu quien le ofreció a Madonna varios trajes que vistió Eva Duarte. El hecho, que sorprendió gratamente a la estrella, no se si hubiese sido del agrado del modisto de eterno peluquín.

De su identidad sexual dio cuenta en sus memorias y reportajes. Aquel que afirmó en El Libertino que se cuidaba con crema de ordeñe y que en otra vida fue una prostituta centroamericana.

Poco se involucró en los movimientos de identidad homosexual, como los Gays por los Derechos Civiles y la Comunidad Homosexual Argentina, con el militante Carlos Jáuregui, aquel que tuvo contactos con la Renovación Peronista y otros sectores progresistas en la Capital Federal.

Hubo intentos de una obra de teatro por parte del diseñador y artista Roberto Piazza, y la iniciativa de Claudio Armesto (autor y director de Yo Jamandreu, Mi vida con Evita).

Los últimos años de gobierno kirchnerista resignificó la cultura peronista al tomar algunas de las bandera por la identidad sexual y sancionar la ley de matrimonio igualitario y la ley de identidad sexual.

En este marco surge la agrupación Putos Peronistas de La Matanza, con alcance bnacional – estudiada su génesis en base a trabajo de campo y testimonios orales por Gerardo Médica y Néstor Ré -, los cuales tienen una fuerte visibilidad, con un grupo juvenil La Paquito y la instalación de un taller de costura y vestidos en la porteña barracas, desarrollado por trans salidos de la prostitución, denominado como el famoso modisto de Eva.

Giros históricos y homenajes de la historia de un personaje estrechamente ligado a Eva Perón, donde su simbología representa hoy, más que el glamour y sus diseños – algunos de ellos diseñados a Evita Duarte, antes de cerca la Jefa Espiritual de La Nación, en el acervo del Museo Evita - que lo llevaron a la fama, la lucha por la identidad sexual y los derechos del los gays.



* Politólogo, Docente de la UCES y Miembro de los Institutos Nacionales Eva Perón, Rosas y Manuel Dorrego.


Bibliografía:
- Castiñeiras, Noemí, El ajedrez de la gloria. Evita Duarte actriz, 1º edición, Buenos Aires, Catálogos, 2002.

- Feinmann, José Pablo, Dos destinos sudamericanos. Eva Perón (guión cinematográfico) y Cuestiones con Ernesto Che Guevara, 1º edición, Buenos Aires, Norma, 1999.

- Goldar, Ernesto, El peronismo en la literatura argentina, 1º edición, Buenos Aires, Freeland, 1971.

- Hernández, Pablo, Compañeros, Perfiles de la militancia peronista, 1º edición, Buenos Aires, Biblos, 1999.

- Jamandreu, Paco, Evita fuera del balcón, 1º edición, Buenos Aires, Del libro Abierto, 1981.

- Jamandreu, Paco, Memorias. La cabeza contra el suelo, 2º edición, Buenos Aires, Corregidor, 1981.

- Melo, Adrián, Nuestra mujer, en Suplemento Soy de Página 12, 27 de julio de 2012, enhttp://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/soy/1-2557-2012-07-27.html

- Moreno, María, La aguja de oro, en Suplemento Soy de Página 12, 18 de julio del 2008, en http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/soy/1-198-2008-07-18.html

- Santos, Lidia, Los hijos bastardos de Evita, o la literatura bajo el manto de estrellas de la cultura de masas, en http://www.portcom.intercom.org.br/pdfs/d8c432f473b4fb4c01696e718363079d.PDF

- Vázquez, Pablo, Look Eva: Brillos y alta costura, para un estilo estético definido, artículo en diario Clarín del 23/06/2011, en http://www.clarin.com/sociedad/Look-Eva-costura-estetico-definido_0_504549640.html

- El Ortiba (sitio web), Paco Jamandreu, modisto y amigo de Eva Perón, enhttp://www.elortiba.org/notapas1380.html

HUMOR INTELIGENTE


29 de diciembre de 2013

SUCESOS MAS IMPORTANTES DEL 2013

9 DE ENERO: La Fragata Libertad de Argentina regresa hacia la Base Naval de Mar del Plata tras estar 78 días retenida en el Puerto Tema de Ghana por el reclamo judicial de los fondos buitres.-


28 DE FEBRERO: Renuncia Benedicto XVI, primer Sumo Pontífice en dejar el cargo en vida desde Gregorio XII en 1495.-



5 DE MARZO: En el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo de la ciudad de Caracas, fallece a las 16:25 el Presidente de Venezuela, Hugo Chavez Frias a los 58 años de edad y tras 14 años de Gobierno.-



2 AL 3 DE ABRIL: Inundación en Bs. As. deja 63 victimas mortales con un registro de precipitaciones que marco récord histórico para ese mes.-



5 DE MAYO: Israel bombardea Damasco, la Capital Siria, causando cerca de 50 muertos. El hecho ocurre justo en medio de la Guerra Civil Siria, la que amenaza de convertirse en una guerra regional en todo el mundo árabe.-


27 DE JUNIO: El Papa Francisco forma una comisión de 5 miembros extraordinarios para que investiguen el Banco Vaticano, sospechado de corrupción desde hace décadas.-



3 DE JULIO: Golpe de Estado en Egipto destituye del poder a Mohamed Morsi, como reacción a las protestas que estallaban desde el 29 de junio, cuando miles de manifestantes se reunieron en la Plaza de la Liberación en el Centro de El Cairo para exigir su renuncia inmediata.-


15 DE AGOSTO: Horacio Cartes asume la presidencia de Paraguay, tras resultar ganador en las elecciones de abril.-


16 DE SEPTIEMBRE: Un hombre mata a 12 personas en un tiroteo de Washington DC.-



5 DE OCTUBRE: En Acandi, Colombia, mueren 4 extranjeros dentro del Avión Dash 8 al estrellarse, mientras se realizaba una operación de control del cultivo de droga en zona.-



7 DE NOVIEMBRE: El Tifón Haiyan toca tierra en Filipinas. Durante los dos días siguientes provocará la destrucción de gran parte del país, con más de 3000 fallecidos.-



5 DE DICIEMBRE: En su residencia de Johanesburgo muere Nelson Mandela a los 95 años, símbolo de la libertad e igualdad.-




Fuente: Wikipedia