Seguidores

4 de julio de 2011

TELAM EN MAR DEL PLATA

*Por Eliana Valci

El pasado Viernes 1 de Julio, la Agencia de Noticias de la República Argentina, TELAM, desembarcó en Mar del Plata, más precisamente en el Centro Cultural  Osvaldo Soriano, ubicado en la Biblioteca Municipal; con el fin de lograr una reciporcidad entre los medios gráficos, radios, blogs, webs  y Tv.

Haciendo un poco de historia, para resfrescar la memoria y para ilustrar a quiens no lo saben, Telam fue fundada con el nombre de Tlenoticiosa Americana el 14 de abril de 1945 por el entonces Secretario de Trabajo y Previsión Social Juan Domingo Perón, con el fin de enfrentar a la hegemonñia informativa de las agencias extranjeras.

Homenajeando a su creador y a 37 años de su muerte, TELAM sigue siendo la expresión de la socialización de la información y de la interacción con el medio gráfico y audiovisual.

Como nos dijera su actual director, Martín García “necesitamos miles de predicadores”; y así es como él nos da su ejemplo, presentando junto con su equipo los servicios que brinda la Agencia, para que toda la actualidad informativa se conozca a lo largo y a lo ancho del país.

*Directora Revista Ida &Vuelta

"LA DEUDA EXTERNA ES UN GENOCIDIO"





Evelina Ramírez

Periodista

Semanas atrás, Huellas de la Historia y El Club de la Pluma organizaron una serie de presentaciones literarias con el objetivo de repensar críticamente nuestra historia pasada y reciente, en el marco de la conmemoración de un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo.
En la oportunidad, uno de los escritores invitados fue Néstor Forero(1), quien presentó su último libro “El crimen de la deuda externa”, una obra necesaria para entender el presente de nuestro país. En ella el autor detalla el minucioso trabajo de investigación que viene desarrollando desde hace 27 años para conocer el origen y crecimiento de la deuda externa argentina.
Desde el 16 de diciembre de 2009 Forero forma parte del grupo que asesora al juzgado que investiga la deuda desde 1976 a la fecha. Su designación le permitió tener acceso a las dos causas iniciadas por Alejandro Olmos: la que investigó la deuda externa contraída por el Estado Nacional durante el período 1976/1982 que tuvo el fallo en julio de 2000, en que se calificó a la deuda como fraudulenta e ilegítima; y otra posterior por la deuda privada traspasada al Estado y toda la deuda externa contraída y renegociada durante los sucesivos gobiernos democráticos hasta nuestros días.
Su escrito es un testimonio valioso que explica con sencillez los cómo, cuándo, porqué de este crimen organizado contra el pueblo argentino, y la pelea de un puñado de argentinos para que se decrete la nulidad de la deuda contraída durante el proceso cívico-militar de 1976/1983 en base a la ilicitud y fraudulencia de las operaciones. Cruda descripción de un saqueo permanente de un país que produce alimentos para 300 millones de personas pero tiene una parte de su población por debajo de la lía de la pobreza.

-¿De dónde surge la idea del libro y cuánto hace que viene investigando?-El tema de la deuda externa lo vengo investigando desde hace 27 años. En diciembre de 2009 fui nombrado auditor por el juzgado que investiga la deuda. Justamente este libro, “El crimen de la deuda externa”, pretende ser un documento de rendición de cuentas a la nación de lo que hemos visto, investigado, denunciado y solicitado. Hemos tratado de hacer un libro sencillo, de no más de 200 páginas para que pueda ser leído porque sabemos que los grandes volúmenes quedan en el olvido. Simplemente queremos que la gente tenga un pantallazo sobre el principal problema que ha tenido la República Argentina, este fraude que se ha creado a la nación y al pueblo argentino y porqué esto explica la pobreza que hemos tenido en estos años, la desnutrición, la falta de industrialización, la falta de educación y el saqueo permanente de los recursos, lo cual convirtió a nuestro país en territorio tributario.



-En cierto modo, la investigación que viene desarrollando es una continuación del trabajo de Alejandro Olmos, ¿verdad?-Sí, yo tomo las investigaciones que había presentado don Alejandro Olmos. Él presentó más de una denuncia; la primera la hizo en el año 1982 por la deuda del Estado contraída durante la dictadura militar, que tuvo un fallo en julio del año 2000, donde se decretó que la misma era fraudulenta y ficticia. Pero además, él hizo otra denuncia por la deuda privada contraída durante el proceso militar y las renegociaciones posteriores que hizo el gobierno de Alfonsín y que también abarca el período democrático hasta nuestros días. Eso se juntó en otra causa que es en la que fui designado auditor. Lo que nosotros hemos hecho como auditores –y digo nosotros porque somos cuatro personas: dos maestros: el doctor Miguel Ángel Espeche Gil, dos veces candidato al premio Nobel de la Paz y el doctor Julio González, que fue secretario Legal y Técnico de Perón, y sus discípulos: la doctora Graciela González, quien es abogada al igual que las dos personas que mencioné anteriormente, y un contador público, que soy yo. Nosotros nos presentamos en el juzgado y al tener acceso a ambas causas, 55 mil fojas, notamos que en la causa que ya tiene fallo, el mismo es incompleto porque si bien allí se declara que el proceso de endeudamiento fue fraudulento, ficticio e ilegítimo, y lo detecta, como dice el fallo, en no menos de 477 operaciones, el juez tendría que haber decretado la nulidad absoluta de esas operaciones. Esto implica que todas las renovaciones que se hayan hecho caen por su propio peso. Es decir, todos los pagos que se han efectuado se han hecho por deudas que no se deben. Entonces hay que reclamar la restitución de los pagos efectuados. Eso convertiría a la República Argentina de deudora a acreedora internacional.
El fallo ya lo señala así. Ha habido varias pericias que demuestran que Argentina al 31 de diciembre de 1983, al regreso de la democracia, era acreedora y no deudora del mundo. Lo que nosotros le pedimos al juez – y ahora a la Cámara porque el juez se negó a tratarlo- es que simplemente se cumpla con la ley. El juez debe declarar la nulidad de la deuda; lo manda el Código Civil, debe decretar la nulidad de las operaciones que han sido fraudulentas. Para eso necesitamos que el pueblo argentino conozca este fraude y tome conciencia y nos ayude para que la presión popular haga que el juez cumpla con su obligación.

-El fallo del año 2000 declaró la deuda ilegítima y fraudulenta. Pero ¿cuál ha sido el peso en concreto que ha tenido este dictamen?-Si no se declara la nulidad, es una simple declaración de barricada porque no tiene ningún efecto jurídico, ni económico, ni social, ni político. Es como si a una persona le falsificaran la firma en un pagaré. Esa persona va a la Justicia y el juez dice: “La firma es falsificada, pero pague”. Ese es el escándalo que tenemos hoy. Por eso necesitamos llevarle todo el conocimiento a todo nuestro pueblo para que sepan lo que pasa y tomen conciencia de que este es el principal problema de Argentina, porque somos acreedores y no deudores, y en el medio hemos pagado 218 mil millones de dólares por una deuda de 7.600, y todavía debemos 180 mil millones más. Es una locura y un verdadero saqueo; es una estafa al pueblo argentino y lo peor es que lo estamos pagando con el hambre de nuestros hijos, con la falta de salud y de educación. Es un genocidio hecho, no por entelequia, sino por organizaciones delictivas como el Fondo Monetarios Internacional, el Banco Mundial, empresas que han participado de este saqueo y funcionarios públicos que hoy están impunes, que andan por la calle y muchos de ellos nos siguen queriendo dar lecciones de moral por las cámaras de televisión.

-¿Cuáles son las principales consecuencias que el pueblo argentino ha tenido que padecer por esta deuda ilegal?
-El hambre, la desnutrición, la falta de recursos, la desindustrialización. La deuda era originariamente de 7.600 millones al 24 de marzo de 1976. Cuando asume Alfonsín, la deuda era de 44.300 millones de dólares y 18.000 fábricas menos. Cuando Alfonsín le entrega el gobierno a Menem, la deuda ascendía a 64.000 millones de dólares y 54.000 fábricas menos. Cuando Menem termina su mandato, entrega el poder con una deuda de 140.000 millones de dólares, después de haber entregado todo el patrimonio público a través de las privatizaciones y con 108.000 fábricas menos. Esa es la causa de la falta de recursos, de la falta de trabajo genuino, de la falta de las cuestiones más elementales de la vida. En el medio, se nos mueren los niños y los ancianos por la falta de recursos. Todo este sistema de injusticia que padece el pueblo argentino, la represión, las guerras químicas y bacteriológicas que nos han metido, como las drogas o las pandemias, son parte de la dominación. Ellos necesitan que no sólo la República Argentina sino todo el continente americano, el africano y distintas partes del mundo requieren de una escasa cantidad de población, la mínima esencial para su propia seguridad. El problema de la deuda no es sólo argentino, sino que es mundial en el cual los bancos han estafado al mundo. Escuchamos decir que la crisis financiera de 2008 al 2010 se produjo por activos tóxicos. ¿Qué tóxicos? Son fraudes producidos por bancos contra los norteamericanos y los ahorristas del mundo. Hay que llamar a las cosas por su nombre. Los bancos hoy por hoy son los verdaderos ejércitos de ocupación imperiales que someten a los pueblos, y la deuda externa es el mecanismo que tienen para el saqueo.

-¿Considera que la población conoce este tema?-Creo que el pueblo intuye que esto es una trampa, pero no conoce los mecanismos. Además, la mayoría de los partidos políticos tiene un discurso uniforme: hay que pagar, no se discute, de la deuda no se habla; son parte de la dominación. Pero, ¿cuál es nuestra tarea? Dar testimonio. Tuvimos la oportunidad de ver in situ el fraude y por eso tenemos que darlo a publicidad para que, ante la estúpida resignación, estalle la santa indignación del pueblo argentino ante los responsables de esta tragedia, que ha sido planificada. Nosotros en el libro decimos que no tenemos 30.000 desaparecidos, tenemos casi un millón y para decir esto utilizamos las cifras de los censos.  Cuando en el año 70 nos censaron, éramos 21 millones de habitantes. Por la tasa de crecimiento que teníamos, que era del 2,2 por ciento, los censistas planificaban que en el año 2000 íbamos a ser 40 millones. Cuando nos censaron en el año 2001, la sorpresa fue que éramos 36,2 millones y teníamos 2,8 millones de argentinos en el exterior. El total era de 39 millones, cuando en realidad tendríamos que haber sido 40 millones. Nos falta un millón de argentinos. Recién ahora, 10 años después, somos 40 millones. Eso se debe analizar teniendo en cuenta el cambio del sistema económico, porque pasamos de tener un sistema de producción industrial y tecnológico a otro basado en la renta financiera y la explotación sólo de materias primas sin valor agregado. En el medio se nos murieron un millón de personas a razón de que casi 10 mil niños mueren por año antes de cumplir un año de vida y 19 mil niños antes de cumplir cinco años, por razones solamente económicas, sociales y culturales totalmente evitables. Multiplicando esa cifra por 30 años que lleva la implementación de este sistema y nos da como resultado la cifra que nos marca la magnitud de este genocidio de carácter financiero, que tiene a la deuda externa como el pilar básico de esta esclavitud. Somos esclavos en nuestra propia tierra.

-En este proceso de investigación que viene llevando, ¿has recibido algún tipo de presiones o intimidaciones?-Sí, pero es parte del juego y uno lo debe tomar como las reglas básicas de lo que está haciendo. Me preocuparía que lo que estamos haciendo no tuviera ningún tipo de repercusión. Cuando uno se decide a hacer esto, sabe que son las condiciones lógicas y las asume. Es más importante dar el testimonio que los miedos personales; es más importante que los jóvenes entiendan porqué pasa lo que pasa, que las chicanas que podamos recibir por ahí.

-La gente interesada en colaborar con esta causa, ¿qué puede hacer? -Estaría muy bien poder juntar unas cuantas firmas para entregárselas a la Cámara que hoy tiene el fallo, en apoyo a nuestra gestión. Nosotros estamos pidiendo, por un lado, la nulidad absoluta de la deuda contraída por el Estado durante el proceso militar, y por el otro, en otro juzgado, estamos pidiendo que se suspenda la prescripción de las condiciones civiles para que los responsables de haber contraído este fraude a la nación, paguen con sus bienes personales. Estamos hablando de que todos los Ministros de Economía y todos los Presidentes del Banco Central, que son los que fundamentalmente firman los acuerdos por la deuda externa, paguen con sus bienes personales. Estamos diciendo que Martínez de Hoz, Alemman, Sourrouille, Cavallo, Machinea y unos cuantos más, le restituyan al Estado y al pueblo argentino la riqueza mal habida que han tenido por su inconducta y su traición a la patria.

-La suspensión de la prescriptibilidad, ¿sólo se puede hacer declarándolo un crimen de lesa humanidad?-Nos vendría muy bien que la causa sea imprescriptible, pero con las normas jurídicas actuales cuando pasan 10 años de un fallo penal, tenés 10 años para hacer una demanda civil. El día que se cumplían 10 años del fallo de la causa de Alejandro Olmos y quedaban impunes todos estos crímenes contraídos durante el proceso militar, nosotros nos presentamos ante un juez contencioso administrativo y solicitamos la suspensión de la prescripción hasta tanto el Estado argentino se presente y sea querellante contra los civiles que contrajeron fraudulentamente esta deuda. Así como en el actual gobierno hay toda una política para perseguir justicieramente a los civiles que participaron del proceso militar y del genocidio, desde el punto de vista del saqueo y la muerte de nuestros compañeros, también los responsables financieros de ese proceso deben pagar con sus bienes personales por el saqueo argentino.

-En este proceso de dar a conocer su libro y su investigación, ¿cuál ha sido la respuesta de la gente?-Primero no lo pueden creer y luego tiene lugar la indignación. Espero dar la movilización para que, por un lado, los movimientos sociales apoyen esta causa, porque aquí estamos librando una batalla cultural ante la resignación.  Nos quieren imponer la resignación de que nada se puede hacer ya. Ante eso decimos: “Si se puede hacer” y no tenemos que inventar nada, las leyes están y dentro del marco jurídico podemos hacer justicia. La movilización popular es la única que nos puede ayudar.

Notas:1. Néstor Forero es doctor en Ciencias Económicas y se ha especializado en temas vinculados a la deuda externa. Realizó estudios ampliatorios y maestrías en economía, economía monetaria, cuentas públicas, impuestos nacionales, derecho tributario internacional, estrategia y filosofía medieval. Ha publicado los libros "Deuda externa y crimen social en Argentina" (2003) y "El saqueo de 1806. Valor actual del saqueo inglés" (2005) y “La matriz bicentenaria de dominación” (2008). Sus artículos han sido difundidos por periódicos y revistas, siendo actualmente un conferencista permanentemente invitado por Universidades y Sindicatos. Como único contador público independiente que asesora al juzgado que investiga la deuda externa argentina desde 1976 a la fecha este es su testimonio.

EL ROL DE LOS MONOPOLIOS MEDIÁTICOS DE CARA A OCTUBRE



magnetto-mitre
La Red de Observatorios Universitarios de Medios presentó su tercer informe. Se destaca el tratamiento periodistico sobre la oposición y el oficialismo, las especulaciones y conflictos instalados y las operaciones en contra de Amado Boudou y Gabriel Mariotto, flamantes compañeros de fórmula de Cristina y Scioli.
*Por Fernando M. López
Coordinador de la Red de Observatorios Universitarios de Medios
“Kirchner eligió morirse antes de volver a perder otra elección”. El exabrupto pertenece al diputado Francisco de Narváez, quien se presenta como candidato a gobernador bonaerense en el marco de una alianza con el radicalismo. Estas declaraciones de De Narváez, disparadas durante una entrevista radial el jueves 23 de junio pasado, tuvieron lugares destacados en las portadas de Tiempo Argentino y Página 12. En las tapas de Clarín y La Nación, en cambio, ni una palabra.
La minimización del hecho por parte de los diarios hegemónicos es clara. Hay que recorrer varias páginas de sus ediciones del viernes 24 para encontrar alguna referencia al tema. Cuando por fin se encuentra, lo significativo para Clarín es: “De Narváez se disculpó por un exabrupto sobre Kirchner” y luego afirma que el diputado “envió una nota a la Presidenta ‘y a su familia’ admitiendo que cometió un error”. La Nación, por su parte, titula con un escueto “Kirchner eligió morirse”, sin más.
No fue el primer derrape verbal de la semana. Otros candidatos opositores salieron con artillería pesada tras el anuncio de Cristina Fernández de Kirchner sobre su postulación a un segundo mandato en octubre próximo.
“Debo reconocer que logró engañarme con su dolor y sus lágrimas permanentes hasta la semana pasada. Su vestido negro y su carácter de víctima eran parte de la escenografía. Ahora que es candidata vamos a salir a confrontar este modelo trágico en términos de inflación, de mentira y de robo”, dijo Elisa Carrió para justificar otra de sus tantas predicciones fallidas.
Eduardo Duhalde tampoco se quedó atrás. Consideró que la Presidenta es “incapaz para gobernar” ahora que Néstor Kirchner no le mueve “los hilos”. “Esa condición se gana con el tiempo o no se gana nunca”, sentenció.
En estos casos, lejos de minimizar las declaraciones opositoras, las voces monopólicas alimentaron los exabruptos con especulaciones, tergiversaciones y manipulaciones de todo tipo.
Se especuló y tergiversó, por ejemplo, con el “faltazo” del titular de la CGT, Hugo Moyano, y de la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, al acto en la Casa Rosada donde la Presidenta anunció su candidatura.
Con respecto a Moyano, Clarín y La Nación trataron de vincular su ausencia a un “creciente conflicto” por el armado de las listas, pese a que la propia central obrera negó cualquier tipo de tensión con el Gobierno y manifestó “una enorme alegría” por la postulación de Cristina.
“La relación es la misma de siempre. Jamás hubo ningún tipo de desencuentros. La relación, te repito, es la misma y además seguimos apoyando muy firmemente el proyecto que encabeza Cristina”, dijo el propio Moyano en una entrevista con Página 12 el 22 de junio.
Tiempo Argentino fue otro de los medios que dio lugar a la voz del titular de la CGT para despejar los rumores instalados por los diarios hegemónicos: “Con la misma responsabilidad que tuvimos hasta hoy, desde el movimiento obrero daremos nuestro total y absoluto apoyo y trataremos de contribuir en todo lo que la presidenta necesite”, expresó Moyano.
Sin embargo, Clarín y La Nación siguieron insistiendo en primera plana con el “malestar en la CGT”, así como siguieron insistiendo con un supuesto distanciamiento entre la Presidenta y Bonafini que se explica, según Ricardo Roa, desde “la lógica del oportunismo”. Para el editor general adjunto de Clarín, “Bonafini, primera figura que antes sumaba y ahora resta, quedó fuera de escena. En el kirchnerismo, lo ideológico es instrumental: las convicciones se corresponden con las conveniencias” (23/06/2011).
Para reforzar esta acusación, Clarín afirma en su portada del 24 de junio que “Cristina evitó inaugurar una obra de Madres” en Misiones para desvincularse del caso Schocklender. Pero cuando se analiza la nota correspondiente a ese titular, no se encuentra ninguna fuente ni hecho que respalde tal afirmación. El propio medio asegura allí que fue “el Gobierno provincial”, y no Nación, el que decidió “cancelar la entrega de las casas a los beneficiarios en un acto público, tal como estaba previsto”.
El artículo también sostiene que “no fue la única forma de tomar distancia del caso que eligió la Presidenta: este martes, cuando lanzó su candidatura a la reelección, Hebe de Bonafini no estuvo en el acto”.
Lo llamativo es que nunca se advierte –en ésta ni en ninguna otra nota- que no sólo Bonafini se perdió el anuncio de Cristina. Tampoco estuvo en la Casa Rosada la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, sólo por citar a otra destacada representante de los Derechos Humanos que respalda las políticas inclusivas del Gobierno.
Lo cierto es que la Presidenta confirmó su candidatura de manera sorpresiva en el marco de un acto para informar sobre la licitación de 220 canales de TV abierta y un plan para la compra de televisores LCD en 60 cuotas. Nadie sabía lo de la postulación, y de eso pude dar cuenta el ministro de Trabajo y candidato a vicejefe de Gobierno porteño, Carlos Tomada, que llegó a Balcarce 50 cuando ya había concluido el discurso presidencial.
En cuanto al momento y el modo elegido por Cristina para el anuncio, Clarín y La Nación tampoco se privaron de desatar una serie de especulaciones de lo más descabelladas.
“Cristina podría lograr con su lanzamiento y el misterio de la fórmula algo que no logró con la acción de su Gobierno: sacar el foco de la atención público de los escándalos que la conmueven, desde el caso de Sergio Schoklender hasta el desbarajuste en el INADI. Cuestiones que han colocado bajo juicio severo dos aspectos vertebrales de la era kirchnerista: la franqueza de la política de derechos humanos, donde habrían confluido intenciones subalternas, y la decencia en el manejo de los fondos públicos”, escribió Eduardo van der Kooy en su columna del diario Clarín del 22 de junio.
Por su parte, Carlos Pagni, sostuvo en La Nación ese mismo día que “la decisión la ubica en la línea de largada hacia la eternidad”.
“El personalismo extremo de Cristina Kirchner no puede tener otro remate que el intento de una nueva reelección. Como cualquier otra fatalidad, ésta también esconde una debilidad. Su liderazgo depende de su postulación. Es decir, está determinado por la posibilidad de seguir presentándose como una candidata a manejar la estructura del Estado. ¿Qué sucederá el día que carezca de esa chance? Una crisis interna, o un intento de reforma constitucional”, aseguró el columnista.
Con esta misma idea de una futura reforma constitucional arrancó Adrián Ventura en La Nación el 23 de junio: “No era difícil predecir que la presidenta Cristina Kirchner se presentaría para otro período. Ahora, no es difícil prever que, en caso de resultar elegida, intentará reformar la Constitución nacional para asegurarse la reelección indefinida. Por lo menos, se reclamará esa reforma para evitar que la mandataria se convierta, después de diciembre de 2011, en un pato rengo, como se llama en los Estados Unidos a un presidente que se avecina al ocaso de su mandato”.
Y unos párrafos después, Ventura agrega que esa reforma “podría consistir en introducir una indigerible cláusula que autorice la reelección indefinida -como ocurre en Santa Cruz y en otras varias provincias- o bien un sistema parlamentario que prometa llegar revestido con todas las virtudes necesarias para poner fin al autoritarismo vernáculo”.
El gobierno nacional ha desmentido en varias oportunidades las especulaciones en torno a una eventual reforma constitucional. La propia Cristina Fernández salió a negarlo el 1 de marzo pasado al inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso y dijo que se trataba de una campaña difamatoria y distractiva.
En los últimos días también tuvo que pronunciarse el juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni, a quien le atribuían la elaboración de un proyecto en ese sentido. “Nunca me ofrecieron ser candidato a vicepresidente ni tampoco elaboré ningún proyecto para reformar la Constitución (…) Eso es ciencia ficción”, ironizó el magistrado.
Operaciones contra los vices
Los compañeros de fórmula que finalmente eligieron Cristina Fernández de Kirchner y Daniel Scioli para competir por sus respectivas reelecciones en octubre próximo son dos funcionarios que el Grupo Clarín y sus aliados no pueden digerir.
El candidato a vicepresidente, Amado Boudou, es el ministro de Economía que propuso y encabezó la recuperación de los fondos de los jubilados, frustrando los negocios millonarios que el monopolio ejecutaba con las AFJP a costa del sector pasivo. El flamante candidato a vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, preside la autoridad de aplicación de la llamada Ley de Medios, el instrumento antimonopólico e inclusivo que permite democratizar la comunicación audiovisual en todo el territorio nacional. Por eso, ambos son blancos permanentes de la cruzada de Clarín, La Nación y otros medios concentrados contra el proyecto nacional que comenzó Néstor Kirchner en el 2003.
Cuando Mariotto empezó a sonar fuerte como posible candidato, los ataques se incrementaron. Para justificar la embestida, durante el acto del martes 21 en la Casa Rosada, muchos medios adoptaron el papel de expertos en la lectura de los gestos faciales y corporales de Scioli, al mejor estilo del Dr. Carl Lightman, personaje de la serie televisiva Lie to Me.
Clarín vio, por ejemplo, a un gobernador “con rostro adusto durante todo el discurso” de la Presidenta por “un enojo o disconformismo con alguna decisión”. Según Roa, “el problema de Scioli no sólo es el vice. Además de los candidatos nacionales, le impondrán los legisladores provinciales. Y en Buenos Aires manejar la Legislatura es administrar el corazón de la gobernabilidad”.
La Nación, por su parte, aseguró que “Scioli tiembla cuando piensa que aún no sabe quién será su ladero para la gobernación”. En este medio, fue Mariano Obarrio quien encarnó el papel del Dr. Lightman, tanto en la edición del 22 como en la del 23 de junio: “Un dato saliente, que llamó la atención de la prensa, fue el raudo retiro del acto del gobernador bonaerense, Daniel Scioli. Por su gesto adusto, parecía de un visible malhumor (…) Algunos en el Gobierno comentaron la versión de que la Presidenta le impondría a Scioli como vicegobernador a Gabriel Mariotto, director de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), una figura decididamente contraria al sciolismo y cultor de la batalla cultural’ de la izquierda kirchnerista”.
Una vez confirmada la candidatura de Mariotto, Clarín se despachó: “Disgusto del gobernador y malestar en el peronismo. Cristina impone a Mariotto como el vice de Scioli”, fue el titular principal de la portada del 25 de junio. El diario agregó que Scioli “intentaba resistir la decisión de la Presidenta” porque el titular del AFSCA “es el encargado de controlar los medios y Cristina lo quiere para vigilar la acción” del gobernador.
La edición intentó demostrar lo que editorializó más adelante Ricardo Roa. Por un lado, que: “Ni el propio Kirchner se atrevió a usar el lápiz electoral como Cristina. La Presidenta se asignó a sí misma el papel de único y gran elector. Y le ha pasado el escáner a todas sus listas de candidatos, casi sin negociar con ninguno. Ella bendice o excomulga”. Y por otro, que: “Mariotto le complicará (a Scioli) la relación con el peronismo provincial, que no es poco decir”.
La única fuente que respaldó la intencionalidad de Clarín fue el hermano opositor del gobernador bonaerense, José “Pepe” Scioli, quien se presenta como candidato a senador nacional por la Unión para el Desarrollo Social, la alianza de Ricardo Alfonsín y Francisco De Narváez. El resto es una larga serie de fuentes incontrastables: altos funcionarios, voceros, importantes dirigentes y allegados sin nombre ni apellido.
La cobertura de La Nación fue casi idéntica, desde el enfoque de la titulación (“Mariotto, el vice que la Casa Rosada le impone a Scioli”) hasta la calidad de las fuentes (anónimas, por supuesto).
La Nación ni siquiera desentona a la hora de caracterizar a Mariotto, a quien califica como “un controlador”. De esto se encargó el columnista Carlos Pagni: “Mariotto es un producto autóctono de la alfarería de Olivos. De él se espera que gatille una conspiración cuando sea necesario. Es lo que el kirchnerismo presume siempre que hará un vice, por el solo hecho de serlo. (…) El controlador de los servicios audiovisuales se ganó la candidatura cuando declaró: ‘Todos los votos son de la Presidenta’. Es la tesis que la candidata quiere demostrar el 23 de octubre en la provincia”.
Algunos analistas políticos consideraron que con sus anuncios, Cristina le ha puesto fin a las especulaciones que circularon en los últimos meses. En parte es cierto, porque ya se develaron las incógnitas de los vices y de los candidatos a legisladores del oficialismo. Pero los medios monopólicos ya están listos para el contraataque.
Todo parece indicar que las especulaciones editoriales serán moneda corriente de aquí a octubre. En las páginas de Clarín y La Nación del domingo 26 de junio, tras la oficialización de la candidatura de Boudou en la Residencia de Olivos, se intentó crear sentido común en torno a la idea de que Cristina profundizó varios frentes de conflicto: con el peronismo, con la CGT, con Scioli y con los intendentes bonaerenses del justicialismo.
Según Van der Kooy, Boudou representaría “un paso de distanciamiento más que Cristina podría haber dado hacia el peronismo”.
“Está claro que la Presidenta evitó a cualquier gobernador y legislador partidario para afrontar su reelección porque descree de ese sistema. El único puente que podría representar Boudou ahora sería con el sindicalismo de Hugo Moyano. Pero esa relación se enfrió a la par que creció la tensión entre Cristina y el líder camionero”, agregó el columnista.
En cuanto a Scioli, Van der Kooy también apeló al “estudio” de sus gestos para encubrir la propia parcialidad del medio: “Su rostro (durante el acto en la Casa Rosada) denotó sorpresa e indignación, como el de anoche en Olivos. Ese día, sin embargo, ignoraba que lo peor no había llegado aún. Llegó el viernes, cuando Cristina dispuso que Mariotto sea el postulante a la vicegobernación de Scioli. Un golpe fatal para su sueño presidencialista del 2015”.
Joaquín Morales Solá habló, por su parte, de “la colonización del peronismo”. Para el editorialista de La Nación, “Cristina Kirchner cometió en las últimas horas la audacia política más grande que haya perpetrado el audaz kirchnerismo: echó al peronismo de sus principales ofertas electorales. Amado Boudou y Gabriel Mariotto, colocados en los probables segundos lugares más importantes de la política argentina, son, con todo, sólo síntomas de una colonización mucho más amplia por parte del kirchnerismo de cargos y territorios que antes estaban reservados al peronismo”.
Y luego, con tono apocalíptico, Morales Solá sostiene que “ninguna decisión de tal envergadura carece de consecuencias. Gobernadores e intendentes peronistas amontonan ya un rencor sin medidas ni límites”.
Tras azuzar las supuestas tensiones con la CGT y criticar los lugares que obtuvo La Cámpora en el reparto de candidaturas, la edición de La Nación fue cerrada por Mariano Grondona, preguntándose si la Presidenta es “democrática o monárquica”, y por la propia editorial del diario que abordó el “unicato cristinista”, en donde se afirma que “la selección de candidatos a través del dedo presidencial es el reflejo de un modelo de conducción cada vez más autoritario”.
Pero el colmo de la especulación –no ya hacia octubre próximo sino con miras al 2015-, fue marcado por el editor general de Clarín, Ricardo Kirschbaum, y el periodista Juan Cruz Sanz, al tratar de reinstalar, como unos días antes lo había hecho La Nación, la posibilidad de una reforma constitucional para la “reelección indefinida” de Cristina.
“Aunque no sea admitido públicamente y sus promotores se muestren sorprendidos por las versiones, la hipótesis de una nueva reforma constitucional está siendo estudiada por el oficialismo. Son dos los ejes principales: la creación de un primer ministro elegido por el Parlamento o designado por el Presidente pero con la posibilidad de ser removido por los legisladores”, dice Roa para introducir el artículo de Sanz.
Basándose en “información” a la que Clarín habría tenido acceso, Sanz sostiene que los mentores del proyecto serían la “mano derecha de la Presidenta”, Juan Manuel Abal Medina, y el juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni, aunque este último haya negado recientemente su participación en tamaña empresa.
De esta forma, los medios hegemónicos van adoptando el rol de organizadores de la oposición. A veces intervienen para salvar a sus candidatos del repudio generalizado, cuando los exabruptos desmedidos amenazan la eficacia discursiva; en otras oportunidades incitan los conflictos y las provocaciones; pero, fundamentalmente, se encargan de conducir la usina de sentidos en la batalla contra el proyecto nacional que encabeza Cristina Fernández de Kirchner.
En el último informe de la Red de Observatorios Universitarios de Medios, que presenta los resultados del análisis anterior a esta última semana de definiciones electorales, también se advierte de manera clara el papel encubierto de los grandes medios de cara a las elecciones de octubre próximo. Este nuevo trabajo destaca lo más relevante del período que va del 1 al 15 de junio, y no sólo contempla a Clarín y La Nación, sino que también aborda las coberturas periodísticas de varios diarios de las provincias de Mendoza, San Luis y Santa Fe.

FUERZA BRUTA

*Por Red de Mujeres con Cristina

La presidenta convoca cuando habla, queremos escucharla, tenemos por doquier escenas familiares un domingo en la cama frente al televisor, escenas laborales con una radio de fondo prendida esperando la cadena nacional, escenas barriales donde algún vecino se apura a pagar en el supermercado pues faltan minutos para que ella hable.  Cristina hace un uso de las palabras que no se agota en lo que explícitamente dice,  son gestos, actitudes, están cargadas de potencia. Política como palabra pública que marca una herencia y un destino común, que nos integra, apela a una acción de la ciudadanía.

En democracia cualquiera puede decir lo que quiera, pero también ese cualquiera tiene que hacerse responsable de lo que dice. Cuando Cristina habla hay un inapelable señalamiento de responsabilidad, lo dijo: “No enojan, aburren”  y por qué nos inquieta el decir de la Presidenta? Porque  muestra que la política se vincula con las ganas, no paraliza ni adormece sino que moviliza la esperanza de transformación, de vinculo con el otro, de construcción de comunidad.

Qué queda de residual de la vieja política? La fuerza bruta. Escuchamos candidatos que se niegan a debatir, otros que agravian despreciando decisiones legitimas perdidos en la falta de argumentación, algunos que atacan desde un odio irracional que no se dirige sólo a una investidura presidencial sino a la voluntad de toda una mayoría popular. El cambio cultural que como sociedad estamos experimentando no admite ya desprecio por la palabra, ni por el pueblo que se la ha  tomado.

Desde el 2003  se viene desplegando un proyecto de país que ya mostró su rumbo,  desde el 2007 hay un proyecto en la ciudad de Bs. As que también lo hizo. Junto con importantes cuotas de impotencia.  Que fue lo que sí pudo hacer Macri en la ciudad? Sin duda intentó vaciarla de política, pensó que el gobierno era la empresa, que la ciudadanía se agotaba en la vecindad. Reemplazó derechos por represión y globos de colores.

Al proyecto nacional, democrático y popular lo venimos construyendo, somos sujeto colectivo que avanza,  cuando decimos compañeras, podemos sentir que tenemos proyecto.

Con Filmus y Tomada, con Cristina en la Rosada.



*NODO FUNDADOR, Baires
29 de junio 2011


Déjanos tus comentarios para el debate en: www.mujeresconcristina.com.ar

EVOCACIÓN A UN SOLDADO SANMARTINIANO

*Por José Luis Muñoz Azpiri

Acaba de entrar en la Vida Eterna, Fernando Baldrich, Cnel. (R), quien inculcó el amor a la Patria, a la familia, a las F.F.A.A., a la Historia,  pero más que nada, a sacrificar todo por la verdad y la justicia.
Formó parte del Regimiento de Granaderos a Caballo y  de diversos Regimientos de Caballería del Ejército Argentino.

Sacrificó su carrera por sus convicciones, enfrentando al entonces Gral. Alejandro Agustín Lanusse, a quien consideró doblemente vil: *por levantar el Regimiento de Granaderos contra un Presidente y *por participar en el latrocinio en el caso "Aluar", jamás investigado con posterioridad. Lideró el "Levantamiento de Azul y Olavarría", a sabiendas de la inferioridad de sus condiciones para triunfar en ello, acompañado por el Padre Julio Menvielle y numerosos civiles. Sufrió el exilio sin manifestar desesperanza.

Con personalidad polifacética, repetía, que su simpatía por el Club San Lorenzo de Almagro, del que llegó a ser Presidente, se originaba en el hecho de ser una institución que llevaba el nombre del primer combate del Gral. San Martín y del Santo mártir. Fue Vicepresidente de la A.F.A., por lo cual aún es recordado como una persona de bien, que jamás se enriqueció, ni obtuvo ventajas a costa de este deporte.

Trabajó en P.A.M.I., con eficiencia inusual, por los desvalidos, haciendo propia esa causa, como si en ello se le fuera su propia vida.  

Fue hombre de grandes pasiones, historiador, erudito en materia de artes plásticas, de intensa vida social y cultural.

De noble estirpe catalana, generó el amor a sus antepasados remontando sus orígenes hasta Roger de Lauría, Almirante de la Armada Aragonesa, cuya hija se casó con el primer Baldrich del cual se tienen datos fehacientes que datan de 1.270.

Fernando defendió la Causa Federal, llegando a ser un experto dentro del Instituto Juan Manuel de Rosas, con numerosas publicaciones y prólogos de obras, en diversos temas.

Acostumbraba a relatar cómo sus tíos de apellido Coronel, urdieron el plan de secuestrar de la prisión de Manresa al Padre Leonardo Castellani, para traerlo a la Argentina.

Fue miembro activo del Círculo del Plata, y partícipe del intercambio cultural con Marcelo Sánchez Sorondo, Ricardo Curutchet, Ricardo Paz, José María Rosa y muchos otros miembros notables del Círculo, a quienes unía el amor a la Patria.

Honró y acompañó la historia de su familia: *Al Cnel. Juan Amadeo de Baldrich, historiador, que cursó la Escuela de Guerra en el Imperio Austro-Húngaro y fue agregado militar en España. *Al Gral. Alonso Baldrich, Ing., egresado del Imperio Austro-Húngaro que nacionalizó nuestro petróleo, enfrentándose a los intereses de la Standard Oil; *Al Dr.  Alberto Baldrich, Prof. Honoris Causa de diversas universidades europeas, Ministro de Justicia durante el Gobierno de Edelmiro Julián Farrell, entre otros cargos;  * Al Dr.  Ricardo Baldrich, Ministro de Primer Orden en Relaciones Exteriores, Cónsul Argentino en Holanda, defensor de nuestra soberanía en los lamentables sucesos del Plebiscito  por el Beagle y la insostenible suposición de la colaboración norteamericana con nuestra Patria durante la Guerra de Malvinas, hecho que lo enfrentó a Nicanor Costa Méndez. * A Alexis Nogaets, piloto de la Fuerza Aérea Argentina, veedor en la Guerra de Argelia, hijo de Eugenio de Nogaets, oficial en la Guardia del Zar Nicolás II. * A Iván Alexis Baldrich, co juez,  abogado -defensor de pobres en su práctica privada- quien nunca quiso que se diga que fue Secretario de Gobierno de Mendoza, lector incansable y callado artífice de una alegría substancial que compartió Fernando, iniciándolo en la inmanente tradición de apreciar la calidad del vino.

Acuñó una afectuosa relación con sus tías y tíos Coronel,  de la calle Virrey Olaguer. Así como con la gran familia de su mentor, el Gral. Alonso Baldrich: los Toranzo Montero, los Domínguez Baldrich, los Sustaita Seebers, en la antigua casa de la calle Coronel Díaz y impregnada por el recuerdo del Gral. Enrique Mosconi.

Carismático, franco, leal, de valores imperecederos, fue un ejemplo para sus soldados, subordinados y conocidos. De él se conserva, su magistral forma de afrontar la amistad, las convicciones y el afecto. Es un recuerdo insondable en la memoria de sus hijos, nietos, primos y sobrinos.

Fernando, caballero de la defensa del Nacionalismo Argentino, entrañable ser que la Providencia nos obsequió, que nuestras lágrimas se unan al Agape…

"En el final de los tiempos seréis juzgados en el amor"...La muerte te ha elevado a la trascendencia, que solo Dios otorga a los nobles de espíritu. Los que lo acompañamos en su larga y penosa enfermedad, le acercamos los Sacramentos en una de sus últimas horas, damos testimonio de ello.

BEATUS ILLE (Feliz de él)

PREMIOS FUND TV 2011


PREMIO FUND TV 2011

El lunes 4 de julio de 2011 se realizará la 17ª entrega de los premios FUND TV a las producciones de televisión emitidas en el año 2010, en el Marriott Plaza Hotel. El evento será transmitido en vivo y en directo por el Canal Volver y la conducción estará a cargo de Pancho Ibañez y Silvia Martínez.

Asistirán numerosas personalidades, Héctor Larrea; Silvia Montanari; Beatriz Bonnet; Alejandro Fiore; Enrique Pinti;  Edda Díaz; Pipo Pescador; Bernardo Stamateas; Cristian Sancho; Carolina Pampillo; Débora Pérez Volpin; Juana Patiño; Adrián Cormillot;  Dolores Cahen D´Anvers; Magdalena Ruiz Guiñazú; Marcelo Bonelli; Guillermo Petruccelli; María Laura Santillán; Mariana Arias; Mario Markic; Sergio Verón y Cecilia Zuberbuler, entre otros.

Se premiarán 22 rubros, además de las 5 menciones de honor y de los 5 Premios Especiales.
El Premio FUND TV distingue a programas y piezas publicitarias con mensajes de valor educativo que benefician a sus televidentes. Participan todas las producciones que se inscribieron, y un jurado representado por la cultura, el arte y la educación, es el encargado de elegir los nominados y producciones ganadoras.

FUND TV es una organización sin fines de lucro que desde el año 1992 trabaja para mejorar los contenidos de la televisión.
  

Programa

18,30: Acreditación
19,00: Conferencia de Prensa
           Presidente de FUNDTV  - Sara Shaw Critto
           Personalidades presentes
20,00: Comienzo de la entrega de los Premios FUND TV 2011
22,30: Finalización de la entrega
           Brindis de Honor