Seguidores

5 de diciembre de 2010

LOS 57 PUNTOS DE LA DECLARACIÓN DE MAR DEL PLATA

Los mandatarios, este sábado, deliberaron los documentos que firmarían minutos después. (Foto AFP)
Los mandatarios, este sábado, deliberaron los documentos que firmarían minutos después. (Foto AFP)
Las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno acordaron la firma de la Declaración de Mar del Plata. Son en total 13 los documentos finales. Lo hicieron después de las sesiones en las que los Jefas y Jefes de Estado expusieron sobre el tema de la Educación para la inclusión social
Las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Comunidad Iberoamericana, reunidos en la ciudad de Mar del Plata, República Argentina, en ocasión de la XX Cumbre Iberoamericana bajo el tema “Educación para la Inclusión Social”, inspirados en los valores y principios que constituyen el acervo iberoamericano, y en el contexto de la conmemoración de los Bicentenarios de América Latina, reiteran el objetivo común de avanzar en la construcción de sociedades justas, democráticas, participativas y solidarias en el marco de la cooperación e integración cultural, histórica y educativa iberoamericanas.
Valorando los importantes logros alcanzados en los últimos años en materia de crecimiento de la cobertura de nuestros sistemas educativos en el nivel primario, especialmente respecto de una mayor inclusión de sectores históricamente excluidos y grupos vulnerables, tales como la población rural, las comunidades de pueblos originarios, los afro-descendientes y los sectores de menores recursos y personas con discapacidades. Considerando, a su vez, los esfuerzos realizados por incrementar la inversión en el ámbito educativo y aquellos orientados a estrechar los lazos de cooperación e intercambio entre nuestros países, se advierte sin embargo, que aún existen importantes brechas de desigualdad en el acceso a la educación de la primera infancia, la secundaria y el nivel superior, así como también entre mujeres y hombres, con respecto a la calidad de los aprendizajes alcanzados durante la escolarización de las niñas y los niños, jóvenes y adultos de toda la región
Considerando las valiosas contribuciones sobre la educación que emanaron de las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno, especialmente aquellas centradas en profundizar los compromisos sobre la educación en nuestras naciones: Madrid (1992), Bariloche (1995), Panamá (2000), Bávaro (2002), Santa Cruz de la Sierra (2003), San José de Costa Rica (2004), Salamanca (2005), Santiago de Chile (2007), y los programas de acción que de ellas derivaron. Subrayando por ello que el desafío asumido en esta celebración del Bicentenario radica en redoblar y hacer más eficientes los esfuerzos en aras de alcanzar el ineludible objetivo de atender y concluir las tareas pendientes para lograr una educación con inclusión social intra e intercultural en la región iberoamericana de calidad para todos y todas, para promover una Iberoamérica más justa, con desarrollo económico, social y cultural en el marco de sociedades democráticas, solidarias y participativas que promuevan el bienestar de todos los habitantes de nuestra región,
Considerando que los gobiernos deben facilitar el acceso y la comprensión de las leyes a los ciudadanos y caminar hacia un modelo de Administración más abierto, transparente y colaborativo, que permita responder eficazmente a los desafíos económicos, sociales, culturales y ambientales que se plantean a nivel mundial.
ACORDAMOS:
1. Rechazar el intento de golpe de Estado perpetrado el 30 de septiembre de 2010 en el Ecuador y expresar nuestra solidaridad con el pueblo y el Gobierno de dicho país. Hechos e intentos similares de subvertir el Estado de Derecho y el orden legítimamente constituido merecen nuestra condena y acción decididas, razón por la que las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos decidimos adoptar una Declaración Especial sobre la Defensa de la Democracia, Estado de Derecho y el Orden Constitucional en Iberoamérica.
2. Los Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica manifestamos al pueblo y al Gobierno argentinos, especialmente a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, nuestro hondo pesar por el fallecimiento del ex Secretario General de la UNASUR y ex Presidente de la República Argentina, Néstor Kirchner, decidido promotor de la vigencia de los derechos humanos y de los valores democráticos e impulsor de la integración latinoamericana.
3. Promover la universalización de la educación de calidad como un derecho humano fundamental e inalienable a ser protegido y garantizado por todos los Estados iberoamericanos para toda la población sin discriminación. Garantizar la cobertura universal y gratuita de la educación primaria y secundaria y el principio de igualdad de oportunidades y obligatoriedad de la educación básica y fortalecer y promover estrategias que permitan acceder a espacios de capacitación y formación continua.
4. Reafirmar que la educación en cuanto bien público, es herramienta de fomento del ejercicio diario de integración y productividad, e igualmente de patrocinio de modelos y sistemas de desarrollo que promuevan sociedades democráticas, solidarias y participativas, buscando la convergencia de sistemas de educación superior con los programas de desarrollo científico, tecnológico, ambiental y cultural de nuestros países, y también la incorporación de los saberes ancestrales y colectivos a los conocimientos.
5. Promover en el desarrollo de las políticas nacionales, la plena disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y adaptabilidad de los servicios de educación del Estado.
6. Profundizar el desarrollo de políticas públicas de carácter intersectorial con equidad e inclusión que permitan disminuir las desigualdades educativas en materia de acceso y calidad de la educación en todos sus niveles -incluyendo esfuerzos de promoción de la educación intercultural bilingüe-, atendiendo al derecho a la igualdad de género, las diferencias culturales, minorías étnicas, poblaciones originarias, pueblos indígenas afro-descendientes, población con necesidades educativas especiales, personas con discapacidades y la situación de los grupos sociales que habitan en zonas urbano-marginales y rurales.
7. Incorporar en los sistemas educativos el principio de la inclusión de tal manera que ninguna persona deje de tener una oferta educativa pertinente y oportuna a sus necesidades, expectativas, intereses e identidad, ya sea bajo la modalidad de educación formal o de educación no formal e informal.
8. Incrementar la oferta de atención integral a la primera infancia y garantizar la calidad de la misma reforzando el compromiso de los Estados y los distintos sectores de la sociedad con esta población. El propósito es reducir las desigualdades en el desarrollo cognitivo y social de los niños y niñas de la región, y garantizar un desarrollo pleno de todas sus capacidades desde la gestación, entendiendo que el buen desarrollo inicial de los niños y niñas es el punto de partida para la igualdad de oportunidades y la mejor estrategia para contribuir a mejorar la calidad de la educación en todos los niveles.
9. Universalizar y mejorar la calidad de la educación primaria, garantizando la asistencia a la escuela de los niños, niñas y jóvenes, y ofreciendo un curriculum significativo, con pertinencia social e integral en el marco del respeto a los derechos humanos, flexible, que asegure el desarrollo integral de las personas, así como una escolaridad intracultural, intercultural básica, completa, en condiciones de igualdad y sin discriminación que contemple las necesidades de las personas con discapacidades.
10. Reafirmar y articular esfuerzos para el fortalecimiento de una educación secundaria que brinde mejores oportunidades para el desarrollo pleno de las personas, para su inserción laboral y para el acceso a la educación superior, que contribuya al ejercicio de una ciudadanía activa respetando la identidad, la interculturalidad y la diversidad de las realidades nacionales, desarrollando y profundizando la investigación desde diversos enfoques del conocimiento, fomentando entre otros el respeto a los saberes, prácticas y conocimientos reconocidos en la Declaración de las Naciones Unidas de los Pueblos Indígenas.
11. Alcanzar plena alfabetización en todos los países de la región antes de 2015. Con este propósito nos comprometemos a continuar fortaleciendo los programas existentes y el desarrollo de programas de emergencia en aquellos países con mayores tasas de adultos analfabetos, profundizando la cooperación solidaria y complementaria con asistencia técnica bilateral, regional y multilateral. A estos efectos, tomamos en consideración la vasta experiencia y logros en estas políticas acuñados por varios de nuestros países así como iniciar el desarrollo de procesos de post alfabetización que aseguren al menos, una formación equivalente al último grado de la educación primaria y la efectividad probada del programa “Yo Si Puedo” por el que se han alfabetizado más de 4.5 millones de personas en Iberoamérica.
12. Fortalecer una educación alternativa como garantía de continuidad en las personas alfabetizadas para incorporar a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos que tuvieron que abandonar la escuela, quedando limitado su derecho a ser educados.
13. Promover un mayor acceso de las y los jóvenes y adultos a la educación superior, universitaria y no universitaria, a la educación ocupacional, vocacional y técnica, desarrollando políticas activas de acompañamiento y orientación para brindar mejores medios de inserción laboral.
14. Fortalecer en el sistema educativo los contenidos curriculares que contribuyan a la prevención de las adicciones y consumo de drogas.
15. Reconocer el derecho a recibir una educación en valores, que incorpore el respeto a los derechos humanos, la formación democrática y que contemple la solidaridad, la paz, el ejercicio de la sexualidad responsable, para que cada niño, niña y joven despliegue su potencial intelectual, emocional , social y artístico para el disfrute de una vida plena.
16. Consolidar las redes y espacios del conocimiento a nivel subregional, regional e internacional que favorezcan la cooperación interuniversitaria y la movilidad académica, de acuerdo con las normativas vigentes en cada país e impulsen las transformaciones orientadas a reafirmar la misión de las universidades en nuevos contextos, ofreciendo mayores opciones para los estudiantes y posibilitando respuestas más adecuadas a las demandas sociales.
17. Valorar los progresos realizados para el reconocimiento académico de los períodos de estudio en el marco del Espacio Iberoamericano del Conocimiento (EIC) y promover la Declaración adoptada por el Foro Extraordinario de Responsables de Educación Superior, Ciencia e Innovación, impulsando la firma de convenios bilaterales en ese ámbito.
18. Impulsar sistemas de evaluación integral en todos los componentes del sistema educativo, en particular, los conocimientos adquiridos por todos los alumnos para mejorar la calidad y equidad de la enseñanza y el aprendizaje, así como asegurar la difusión e interpretación de los resultados obtenidos con transparencia considerando criterios de eficiencia y eficacia.
19. Fomentar mecanismos de gestión escolar que permitan la participación e involucramiento en toda la comunidad educativa, en los procesos de mejora de la política pública en materia de educación.
20. Promover la mejora de las condiciones en que se desarrolla el proceso de enseñanza y aprendizaje propiciando la infraestructura, mobiliario y materiales necesarios a los centros educativos para garantizar un ambiente escolar y un aprendizaje adecuado y seguro.
21. Fortalecer la formación docente inicial y continua, para responder a las demandas de un sistema educativo inclusivo, con calidad y pertinencia y orientado a la transmisión de conocimientos científicos y saberes ancestrales y a la promoción de la convivencia en un marco de valores democráticos y éticos. Velar por el resguardo de las condiciones laborales de los docentes, estableciendo salarios acordes a la responsabilidad y dignidad de su trabajo, además de resaltar el valor que su tarea tiene para el desarrollo.
22. Profundizar en la curricula educativa los conocimientos necesarios para generar una cultura de respeto, equilibrio, en armonía con la naturaleza y rescatando los conocimientos ancestrales, con el propósito de promover el respeto de las leyes de la naturaleza y a la vida de los seres en su conjunto.
23. Promover el acceso universal de las y los alumnos y docentes, a las tecnologías de la información y de la comunicación y a una educación informática de calidad teniendo en cuenta su papel fundamental en la educación, la cultura, la salud, la inclusión social, el crecimiento económico y el desarrollo sostenible.
24. Fomentar la investigación y el desarrollo de estrategias innovadoras para la incorporación de las tecnologías de la información en el proceso de enseñanza-aprendizaje y en la formación docente inicial y contínua a través del desarrollo de contenidos de programas de alfabetización digital y tecnológica.
25. Alentar el intercambio de experiencias y fortalecer la cooperación iberoamericana en ciencia, tecnología e innovación y de formación de recursos humanos calificados, desarrollando acciones nacionales e internacionales para promover la inclusión social y el desarrollo sostenible.
26. Propiciar la investigación científica y la innovación tecnológica en universidades, empresas e institutos superiores, a través de una mayor inversión pública y privada en ciencia y tecnología, en atención a los requerimientos del sector productivo y el desarrollo sostenible.
27. Reforzar los compromisos asumidos en torno al incremento de los presupuestos en educación en nuestros países frente a la actual situación de crisis económica y financiera mundial a efectos de garantizar aprendizajes de calidad, entendiendo que dicha inversión resulta fundamental para el logro de mayores niveles de inclusión y desarrollo para nuestras sociedades. Al mismo tiempo, garantizar que los recursos destinados al sector educativo se utilicen de manera racional, con responsabilidad, transparencia y rendición de cuentas.
28. Aprobar como instrumento concertado para abordar los principales desafíos educativos de la región, el Programa “Metas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios”, atendiendo las resoluciones aprobadas en la XX Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación, en los términos de desarrollo, concreción, costos, sistemas de evaluación y compromisos presentados por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de asumir el compromiso de invertir más y mejor en educación durante los próximos diez años para darles cumplimiento de acuerdo con su formulación y previsión de costos.
29. Solicitar a las agencias de cooperación multilateral incluidas aquellas pertenecientes al sistema de Naciones Unidas que en los Marcos de Asistencia para el Desarrollo, programas de cooperación y revisiones de mitad de término establecidos en apoyo a las prioridades nacionales fijadas por nuestros gobiernos, incorporen debidamente las “Metas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios” con una perspectiva multisectorial.
30. Fortalecer la articulación entre los Ministerios de Educación y de Cultura, para profundizar la pertinencia de los procesos educativos y su contribución al desarrollo social, la superación de la pobreza y la exclusión social.
31. Promover la participación de las sociedades iberoamericanas en la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas, favoreciendo el diálogo y la cooperación interculturales a través de actuaciones en los ámbitos prioritarios de la educación, la juventud, las migraciones y los medios de comunicación, y contribuyendo al impulso de aquellos procesos educativos basados en la inclusión social y la valoración positiva de la diversidad cultural, con el fin de que sean superadas las barreras culturales y se generen actividades solidarias e intercambios que fortalezcan la futura generación de los Bicentenarios.
32. Desarrollar el trabajo conjunto entre los Ministerios de Salud, Educación, y en los Estados que hubiera, los Ministerios de Desarrollo Social y similares, incluyendo las Universidades e Instituciones Formadoras, a fin de establecer mecanismos e instrumentos institucionales que impulsen el desarrollo de políticas públicas integradas, para la formación adecuada de los recursos y talentos humanos de la salud abordando los factores sociales, culturales y ambientales. Esta agenda renueva la integración entre la Educación y la Salud y es fundamental para asegurar la promoción de la salud, la inclusión social, la reducción de las desigualdades, la incorporación de competencias y habilidades para la vida, así como para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de los desafíos de la salud en cada país.
33. Impulsar en el espacio iberoamericano el fomento de ambientes sanos y saludables en los centros educativos y el intercambio de experiencias de las iniciativas de las Escuelas Promotoras de Salud. Estas permiten capacitar a niños, niñas, adolescentes y jóvenes para intervenir en el cambio y conducir al ejercicio pleno de la ciudadanía lo cual contribuye a la creación de un futuro mejor y más sustentable.
34. Manifestar su compromiso en promover y afianzar la construcción de sistemas integrales de protección a la infancia y a la adolescencia adoptando medidas legislativas, políticas y prácticas institucionales necesarias a fin de dar cumplimiento a las obligaciones contraídas en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño.
35. Renovar su compromiso con las políticas dirigidas al fortalecimiento de la familia, ámbito originario y esencial en la transmisión de valores culturales, familiares y comunitarios a niños, niñas y adolescentes, así como dispensadora de herramientas útiles para su desempeño en la vida autónoma.
36. Ratificar las Resoluciones acordadas por la XII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Administración Pública y Reforma del Estado, en tanto impulsan las políticas, estrategias y herramientas que posibiliten avanzar en la educación con inclusión social e impulsar el desarrollo de las Cartas Iberoamericanas de la Función Pública, Calidad y Gobierno Electrónico, el Programa 2010-2012 de la Escuela Iberoamericana de Administración y Políticas Públicas (EIAPP) como instrumentos esenciales para el fortalecimiento y la modernización de la gestión pública en Iberoamérica y la Declaración aprobada en el V Foro Ministerial Unión Europea – América Latina y el Caribe, La Granja, España, 2010.
37. Tomar nota de los resultados de la VII Reunión de la Asociación Iberoamericana de Academias, Escuelas e Institutos Diplomáticos, realizada los días 1 y 2 de julio de 2010 en la ciudad de Buenos Aires y saludar los esfuerzos de los respectivos Directores para avanzar con iniciativas tendientes a utilizar las nuevas tecnologías y las formas innovadoras de transmisión de conocimientos, para permitir un fluido intercambio de experiencias entre los diplomáticos iberoamericanos, facilitando al mismo tiempo la formación profesional continua.
38. Garantizar que las acciones de vivienda que se ejecuten en zonas urbanas, se inscriban en programas de intervención integral que aseguren en su entorno equipamientos públicos, con especial atención en edificios educacionales adecuados, tanto en cantidad, como en calidad, a fin de reducir la fuerte segmentación que existe en la oferta de las instalaciones educativas, que faciliten la promoción de actividades comunitarias, y como punto de encuentro de la población de diferentes estratos sociales.
39. Incluir en las acciones de vivienda a realizarse en áreas rurales la identificación o construcción de centros rurales dotados de las instalaciones necesarias, con especial atención a la dotación de edificios educacionales, para que la población que resida en las nuevas viviendas pueda gozar de las mismas facilidades que ofrecen las áreas urbanas en materia de prestación de servicios básicos.
40. Expresar satisfacción por los acuerdos alcanzados en la Declaración de Lisboa en la Reunión de la Red Iberoamericana de los Ministros de Presidencia y Equivalentes (RIMPE), celebrada los días 9 y 10 de septiembre de 2010, en materia de intercambio de experiencias entre la comunidad iberoamericana, en lo que concierne a la creación de servicios integrados únicos, físicos o virtuales, que se organicen en función de la demanda ciudadana y de las empresas, oficinas de atención al ciudadano e inclusión digital, con el fin de identificar buenas prácticas y proyectos concretos de cooperación.
41. Reforzar la cooperación en el área de justicia entre los países iberoamericanos, a fin de compartir buenas prácticas que tengan por objetivo fortalecer y agilizar la cooperación en material civil, comercial y penal o en otras cuestiones que sean acordadas entre las Partes a través de la utilización de nuevas tecnologías en el área de justicia.
42. Encomendar a la Conferencia de Ministros de Justicia Iberoamericanos (COMJIB) para que, en colaboración con la Secretaria General Iberoamericana, promueva mecanismos de coordinación y acciones con las instituciones públicas del sector de seguridad y justicia con el objeto de fortalecer las políticas públicas de seguridad ciudadana, de cooperación jurídica internacional y la implementación de los instrumentos internacionales en la materia.
43. Solicitar a la Conferencia de Ministros de Justicia Iberoamericanos (COMJIB) que desarrolle acciones para potenciar la mejora de la seguridad jurídica, así como la promoción de mecanismos de resolución de conflictos económicos y comerciales de carácter regional iberoamericano, en colaboración con la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB).
44. Respaldar el importante papel de la IberRed en el impulso, implementación y desarrollo de los convenios y tratados internacionales que permitan una mejor cooperación jurídica en el ámbito iberoamericano, así como la coordinación entre sus principales operadores jurídicos a través de sus puntos de contacto y con otras Redes internacionales igualmente prácticas en la lucha contra la delincuencia y la corrupción.
45. En este contexto congratularse con la firma de un Acuerdo sobre Extradición Simplificada entre Portugal, España, Brasil y Argentina, con la finalidad de luchar, de una forma coordinada, contra la delincuencia transfronteriza y la impunidad, profundizando en los mecanismos de cooperación judicial internacional actualmente existentes entre los países.
46. Continuar impulsando la coherencia e integración entre las políticas económicas, socio-laborales y educativas para avanzar hacia un desarrollo sostenible con inclusión social basado en los principios del trabajo decente y educación para todos. Sugieren orientar las políticas laborales y educativas a los cambios tecno-productivos que garanticen mayores niveles de equidad e inclusión laboral. Entienden que es necesario contribuir al establecimiento de un marco de transición justa para nuestros trabajadores y trabajadoras y sus puestos de trabajo hacia una economía ambientalmente sustentable.
47. Considerar que el trabajo decente, la educación y la formación profesional a lo largo de la vida son derechos primordiales. Es relevante invertir en el desarrollo y actualización de conocimientos y competencias, lo que requiere, entre otras acciones articular las políticas de formación con el desarrollo del mundo productivo; asegurar a todos los trabajadores y trabajadoras -ocupados y desocupados- el derecho a una formación profesional de calidad, articular políticas de formación profesional con las de educación básica, fomentar entre los jóvenes los principios y derechos en el trabajo y el concepto de trabajo decente desde el sistema educativo en todos sus niveles, diseñar políticas formativas diferenciadas para los grupos más vulnerables y con mayor dificultad de inserción laboral.
48. Recoger con interés las conclusiones de los Foros de Gobiernos Locales; y Parlamentario, y de los Encuentros Cívico; Empresarial y Sindical, y alentar la continuidad de estos Foros en el marco de las Cumbres Iberoamericanas, como expresión social y económica de la ciudadanía en el espacio iberoamericano.
49. Registrar el ingreso en la Conferencia Iberoamericana de la República de Filipinas, el Reino de los Países Bajos, del Reino de Marruecos y de la República de Francia como Observadores Asociados y, de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Programa Mundial de Alimentos (PMA) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como Observadores Consultivos.
50. Afirmar que la constitución de la Conferencia Iberoamericana es testimonio de la voluntad de nuestras naciones para tejer un sólido y plural espacio de diálogo, concertación y cooperación, sobre la base de un pasado compartido de independencia y libertad que muchos países conmemoramos en 2010, festejos que, al proyectarse en un futuro común, encuentran plena vinculación con el eje temático de la XX Cumbre Iberoamericana y, por ende, con las “Metas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios”.
51. Continuar impulsando la conmemoración de los Bicentenarios de la Independencia, de modo que contribuya a la proyección de la comunidad iberoamericana.
52. Congratularse por la inauguración de la Universidad Federal de la Integración Latinoamericana (UNILA), en Foz de Iguazú, el 2 de septiembre de 2010, creada con el objetivo de contribuir al proceso de integración de los países latinoamericanos, así como para facilitar el acceso de la juventud de menores recursos a una enseñanza de calidad.
53. Reiterar una vez más el compromiso con el desarrollo regional integrado, incluyente y equitativo, teniendo en cuenta la importancia de asegurar un tratamiento favorable a las economías pequeñas y más vulnerables, entre las que se encuentran las de los países en desarrollo sin litoral marítimo.
54. Congratularse con la elección de dos países de la Comunidad iberoamericana, Portugal y Colombia al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para el bienio 2011/2012, considerando que la presencia de estos socios en ese organismo refuerza la perspectiva iberoamericana del multilateralismo que permite compartir valores democráticos y de respeto de los Derechos Humanos.
55. Reiterar nuestro agradecimiento a los gobiernos de Paraguay y España que realizarán la XXI Cumbre Iberoamericana en 2011, y la XXII en 2012, respectivamente.
56. Recibir con satisfacción y aceptar el ofrecimiento del Gobierno de Panamá para realizar en el año 2013 la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno.
57. Expresar nuestro más profundo agradecimiento al pueblo y al Gobierno de Argentina por la cálida hospitalidad brindada en ocasión de ésta XX Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno, así como la excelente labor desempeñada en su calidad de Secretaría Pro Témpore y a la SEGIB por el trabajo desarrollado en el 2010 en la ejecución de los mandatos emanados de las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de las Cumbres.
Las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos suscriben la presente Declaración y el Programa de Acción de Mar del Plata, que forman parte integrante de ella, en dos textos originales en idiomas español y portugués, ambos igualmente válidos, en Mar del Plata, República Argentina, el 4 de diciembre de 2010. Asimismo, adoptan las “Metas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios”.

CRISTINA FERNANDEZ TRASPASÓ A LUGO LA SECRETARIA PRO TEMPORE DE LA CUMBRE IBEROAMERICANA


Bajo el lema "Transformación del Estado para el desarrollo", el 28 y 29 de octubre de 2011 se realizará la XXI Cumbre de Iberoamérica en Paraguay, anunció el presidente Fernando Lugo, al recibir la Secretaría Pro Témpore de manos de la argentina Cristina Fernández.
La presidenta argentina, Cristina Fernández, realizó el traspaso de la Secretaría Pro Témpore a Paraguay, representado por su jefe de Estado, Fernando Lugo, en la clausura de las sesiones plenarias de la XX Cumbre de Iberoamérica.

Lugo reafirmó su compromiso impulsar el proceso de consolidación del espacio iberoamericano e invitó a los mandatarios presentes a concurrir a la XXI Cumbre, que se realizará los días 28 y 29 de octubre de 2011 en Asunción, Paraguay, en coincidencia con su bicentenario, bajo el lema: "Transformación del Estado para el desarrollo".

El jefe de Estado señaló que "se promoverá el desarrollo productivo de las sociedades" y explicó que es un objetivo "clave para la construcción e intensificación de los derechos de los ciudadanos de Iberoamérica".

De esta manera, Lugo manifestó que aspira a "desarrollar todas las actividades necesarias para fortalecer este proceso de consolidación que lleva más de 20 años y que se proyecta hacia el futuro".

El paraguayo resaltó la valiosa experiencia adquirida en el último tiempo, que permitió erigir a la Cumbre como órgano prestigioso por su eficiencia y solvencia.

Además, el jefe de Estado recordó el "afectuoso y grato legado del ex presidente, Néstor Kirchner, en pos de la unión de nuestros pueblos y por la inclusión social".

PALABRAS DE LA PRESIDENTA EN HOMENAJE A LULA DA SILVA




Quiero hacer en este momento un homenaje, sé que es en nombre de todos, pero quiero hacerlo también muy particular mío y de la República Argentina, al compañero Lula, al Presidente del Brasil.
Amigos, amigas: Álvaro Colon decía hace rato que no se puede despedir a hombres como Lula. Yo estoy totalmente de acuerdo, nadie lo va a despedir hoy.
También comparto lo que decía Rafael en cuanto debía haber normas que impidieran que hombres como Lula se fueran.
Pero yo quiero decirles algo, en realidad un militante político nunca se va de la política y mucho menos cuando le ha tocado desempeñar el más alto cargo, el más alto honor que un país puede conferir a un militante político que es el de darle la presidencia de su país, y durante el desempeño de esa presidencia haber hecho transformaciones y tareas que nunca antes se habían hecho.
Hoy también han homenajeado a quien fuera mi compañero de vida, de militancia, de ideales y convicciones. Alguien podría pensar también que se fue, pero en realidad cuando uno ha pasado la vida dejando cosas tan importantes, cuando ha cambiado los paradigmas de un país, porque en realidad recuperar la autoestima, recuperar la dignidad es cambiar los paradigmas de un país. Porque muchos o pocos pero muy poderosos, necesitan que no nos creamos capaces de grandes cosas, grandes epopeyas, grandes transformaciones para seguir ejerciendo determinadas políticas. Estos hombres, Lula y Néstor Kirchner, quebraron esas lógicas, construyeron nuevos paradigmas.
Lula habló de que entre ambos -y es absolutamente cierto- destruyeron, deconstruyeron prolija y pacíficamente lo que durante décadas -yo diría durante casi 200 años de vida del país- se había estructurado, que era imposible construir alianzas estratégicas con Brasil, que además no solamente eso, sino que eran además nuestra hipótesis de conflicto bélico principal Argentina y Brasil, a punto tal que a regiones como la Mesopotamia argentina, concretamente Misiones, Entre Ríos, Corrientes, que vinculan directamente como corazón al MERCOSUR, se les impidió desarrollar infraestructura básica porque eran un posible acceso de Brasil para invadir Argentina. Y estas cosas no pasaron en el siglo XIX, estas cosas se discutieron, se debatieron y se hicieron durante el siglo XX.
Por eso digo que cuando Lula habla de esa amistad entrañable que construyeron, cuando él recibió a Néstor Kirchner como candidato a presidente habiendo otros candidatos y cuando muy pocos apostaban por que Kirchner fuera presidente, él lo recibió como si fuera el único candidato a presidente que tenía la República Argentina. Eso para la Argentina en general y para esta Presidenta en particular, va a ser inolvidable.
Por eso yo quiero hacer dos obsequios, porque muchas veces hay imágenes, hay fotografías que son más fuertes que discursos y que mil palabras.
Yo quiero mostrarles lo que le voy a regalar al Presidente Lula: una va a ser una fotografía tomado por quien es el fotógrafo oficial desde hace muchos años de la Casa de Gobierno, Víctor Bugge, y que no sé en qué reunión fue tomada pero que revela los afectos, los lazos que estos dos hombres, no digo tenían, tienen. Y, al mismo tiempo, reproduje esa fotografía en metal y piedra. La piedra es pórfido patagónico, nuestro pórfido patagónico, el que recubre nuestra casa de El Calafate, y el que va a recubrir también su tumba en Río Gallegos, y también un metal muy fuerte, hierro, que es de lo que ustedes están hechos, pero no de hierro malo, de buen hierro, del hierro que sirve con firmeza a sus pueblos.
Así que, quiero brindar este homenaje a este amigo entrañable que, junto a mi compañero, pudieron y supieron construir una UNASUR, una América del Sur totalmente diferente.
Gracias. (APLAUSOS)

Fuente: Casa Rosada

UNA CUMBRE, DOS MODELOS

*Por Jorge Giles


En Mar del Plata comienza hoy la XX Cumbre Iberoamericana, con mandatarios de 19 países latinoamericanos más España, Portugal y Andorra.
Con el lema “Educación para la inclusión social”, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dejará inaugurada oficialmente las deliberaciones que tendrán por objetivo aprobar un documento sobre el eje de la Cumbre, la educación, más el rechazo al colonialismo británico en Malvinas y una Cláusula democrática semejante a la aprobada por la UNASUR.
En todo encuentro de esta magnitud es posible analizar dos o más dimensiones por donde transitan los debates y resoluciones.
La dimensión oficial es esa que usted tiene a la vista en la televisión, en la radio y en las crónicas que habitualmente se realizan.
Sin dudas esta Cumbre tendrá una amplia cobertura nacional e internacional porque acontece en medio de la más grave crisis política y económica por la que haya atravesado el mundo en los últimos cien años.
El debate entre un modelo neoliberal que algunos repiten pese a sus fracasos y el modelo de desarrollo con inclusión social, estará explicita o implícitamente presente.
Y esa es otra dimensión.
¿Por qué no vendrá, por ejemplo, el presidente español Rodríguez Zapatero? Precisamente, porque debió quedarse para atender los coletazos que generarán las medidas que anunció para enfrentar esa crisis en su país.
¿Y sabe porque el único país latinoamericano que no participará de la Cumbre es Honduras? Porque los países de la región y principalmente la Argentina como país anfitrión, al rechazar a todo gobierno surgido luego de un golpe anticonstitucional, decidieron que no se lo invite al señor Porfirio Lobo, elegido en “elecciones” amañadas, luego del derrocamiento del presidente constitucional Manuel Zelaya.
El éxito de la Cumbre estará asegurado mientras América Latina avance pacífica y respetuosamente por dos carriles innegociables: la defensa de la democracia y el modelo de crecimiento con inclusión social que con sus medidas anticíclicas, no sólo impide que seamos un espejo roto de la vieja Europa, sino que nos permite crecer en todos los terrenos como nunca antes en la historia continental.
Parece la prehistoria, pero hace algunos años atrás, para poder aprobar sus resoluciones, estos encuentros debían contar con la bendición de los representantes de alguna metrópolis colonial.
Hoy la historia dice que los sudamericanos se consultan soberanamente entre ellos para decidir en unidad de criterios, los caminos a seguir.
Ahí está el otro cambio de paradigma: el siglo XXI definitivamente nos encontró unidos y no dominados.




Publicado en: El Argentino, viernes 3 de diciembre de 2010

ACERCA DE LA HISTORIA IBEROAMERICANA

La comunidad de los países iberoamericanos es una realidad histórica de larga data que se estableció por la conquista, atravesó épocas de resistencia y revolución, sufrió los embates de los imperialismos y hoy ofrece nuevas posibilidades de fructificar.

*Por Hugo Chumbita




Vale la pena recapitular algunos momentos de esa historia, que sin duda tiene numerosas enseñanzas para el presente.

Del colonialismo a la revolución. En los comienzos de su aventura colonial en el mundo, España y Portugal, reinos descendientes de la antigua Hispania romana, trazaron la línea de Tordesillas y acordaron repartirse sus espacios de conquista.

La competencia entre los dos reinos no podía estar exenta de fricciones, pero ambas coronas estaban emparentadas y abrigaban contrapuestas ambiciones de unirse, lo cual llegó a consumarse bajo la hegemonía española en 1580, con Felipe II.

La separación posterior de Portugal y su prolongada rivalidad con España, especialmente sensible en la disputa de los territorios sudamericanos, tiene mucho que ver con la ingerencia de Inglaterra, que se convirtió en aliada y garante del imperio portugués para penetrar en sus dominios coloniales.

A comienzos del siglo XIX se rompieron los lazos de dependencia, cuando las guerras europeas crearon las condiciones: la invasión de la península provocó la revolución de las colonias españolas contra la metrópoli; y por otro lado determinó que, al huir la corona portuguesa a Rio de Janeiro, esa dinastía se prolongara en Brasil y articulara una independencia sin revolución.

El precursor Francisco de Miranda, criollo de ascendencia canaria, batalló por la emancipación concibiendo una síntesis de las herencias culturales del nuevo continente con las ideas revolucionarias de su tiempo.

Proyectó unir a todos los países hispanoamericanos en una federación con el nombre de Colombia, y propuso la forma monárquica o republicana cuya cabeza debía ser un inca, adaptando el parlamentarismo europeo en armonía con la tradición andina.

Manuel Belgrano y José de San Martín replantearon más tarde una iniciativa semejante, y Simón Bolívar fue el continuador y ejecutor de los planes de unión continental de Miranda, a pesar de que una trágica desavenencia causó que el precursor fuera prisionero a morir en una cárcel de Cádiz.

¿Era posible mantener la vinculación entre la antigua metrópoli y las repúblicas emancipadas? Los españoles también debieron levantarse en 1808 para luchar por su independencia contra Napoleón, y el inca Dionisio Yupanqui lo advirtió en las Cortes de Cádiz con una sentencia memorable: "un pueblo que oprime a otro no puede ser libre".

San Martín, el cura mexicano Servando Teresa de Mier, el guerrero español Francisco Javier Mina, el fugaz emperador de México Agustín de Iturbide, entre muchos otros, apostaron a un acuerdo con el movimiento constitucionalista de la península, que en 1820 produjo la revolución de Rafael del Riego y el "trienio liberal".

Los patriotas americanos podían encontrar fértiles coincidencias ideológicas con los liberales españoles, aun que ello no resultó viable y en definitiva prevalecieron los resabios imperiales del absolutismo.

Unión y desunión. En 1822, los libertadores acordaron unir a los estados de "la América antes española". Bolívar presidía la gran Colombia (que incluía Venezuela, Ecuador y Panamá) y firmó con el Protectorado de San Martín en Perú y con el Directorio de Bernardo O´Higgins en Chile sendos tratados de Unión, Liga y Confederación Perpetua, comprometiéndose a gestionar la incorporación de las demás repúblicas. El año siguiente se firmó un convenio del mismo tenor con México.

Bolívar no logró que el gobierno rivadaviano de Buenos Aires suscribiera el mismo, sino otro acuerdo limitado a una alianza defensiva.

En esa oportunidad, Rivadavia contrapropuso un plan muy distinto, remitido desde Lisboa, para reunir en Washington otro congreso de "confederación armada contra la Santa Alianza", que integrarían España, Portugal, Grecia y Estados Unidos junto a los países sudamericanos; extraña idea que Bolívar desechó, viendo allí insinuada la hegemonía norteamericana.

El Congreso de Panamá de 1826, convocado por Bolívar para concretar la unión, tropezó con la ostensible aversión estadounidense y la menos visible oposición inglesa, que consideraban como una amenaza el surgimiento de otra potencia, y en particular el proyecto de una operación conjunta para liberar Cuba y Puerto Rico.

Se aprobó un Tratado de Confederación Perpetua que creaba una asamblea periódica de plenipotenciarios, establecía una ciudadanía común y garantizaba la cooperación militar, la seguridad, la independencia y el régimen republicano y democrático de los países miembros. Pero sólo fue ratificado por el Congreso de Colombia, y no entró en vigor.

En la década de 1860, las relaciones de nuestros países con España fueron perturbadas sobre todo por las desafortunadas agresiones colonialistas de la Marina española en México, Perú y Chile, que motivaron como reacción la convocatoria de otros congresos y la proliferación de la red de asociaciones de "la Unión Americana".

A la vez, la política del Imperio Brasileño obraba como una cuña de persistentes hostilidades con las repúblicas del Cono Sur. Bajo los regímenes oligárquicos y la sumisión a la influencia británica o yanqui, los estados del continente se daban la espalda entre sí.

La historia fue cambiando en el siglo XX, a medida que España y Portugal fueron emergiendo de las dictaduras reaccionarias y oscurantistas, y cuando los movimientos democráticos y populares de los países sudamericanos lograron contrarrestar las presiones imperialistas.

Ello permitió abrir otras perspectivas y superar incluso el divorcio con el vecino Brasil. Los vínculos fraternales entre los pueblos nunca desaparecieron.

Hay diferencias de perspectiva muy difíciles de salvar entre el mundo europeo y el mundo americano. Pero hay también una afinidad de lenguaje y un pasado compartido que es necesario asumir, con beneficio de inventario, para que la comunidad iberoamericana sea una relación entre iguales y asegure una venturos a reciprocidad.

* Historiador

Fuente: Télam