Seguidores

14 de diciembre de 2008

SUPREMA JUGADA DEL LIBERALISMO


El fallo de la corte contra el movimiento obrero

*Por Claudio Díaz

Durante aquella orgía de borrachos asesinos, que algunos ingenuos siguen llamando "Revolución francesa", más que destruir los cimientos del orden feudal, lo que se hizo fue sentar las bases del neo-feudalismo de las grandes corporaciones capitalistas. La llamada Ley Le Chapelier, promulgada el 24 de junio de 1791, dio señales más que evidentes de lo que se preparaba. Copiamos textualmente:

"No existen más corporaciones en el Estado. No existe más que el interés particular de cada individuo… No se permite a nadie que inspire a los ciudadanos un interés intermedio en la cosa pública para un espíritu de corporación. Los ciudadanos de un mismo Estado o profesión no podrán, cuando se hallen reunidos, nombrar presidente ni síndico, ni llevar registros ni tomar decisiones o deliberaciones, ni constituir reglamentos sobre sus pretendidos intereses comunes…" (Se proclamaba así lo que alguien, años después, llamaría la política del zorro en el gallinero libre". Invocando la libertad individual, la "revolución" ahogaba la libertad colectiva de los trabajadores.

Todo el siglo XIX y buena parte del XX fueron testigos de las luchas de los trabajadores para reafirmar sus derechos colectivos. Recién en 1884, la Francia de la III Republica toleró la formación de sindicatos obreros. En la Argentina hubo que esperar hasta la Revolución Peronista de 1945 para que los sindicatos tuvieran existencia real, formando parte de un proyecto nacional compartido, más allá de las habituales reivindicaciones salariales. Desde 1955 en adelante, se sucedieron los intentos de los hijos de... de Adam Smith, para eliminar la presencia del movimiento obrero organizado de la escena política.

Es con la llegada del peronismo al poder (1945) que los sindicatos se constituyen en "columna vertebral del Movimiento Nacional" (Perón dixit). La contra-revolución de 1955 pone especial interés en eliminar de raíz el poder sindical peronista, por la vía de recurrir al sindicalismo amarillo de socialistas y radicales, en siniestra alianza de la izquierda burguesa y la progresía reaccionaria. No hay contradicción en estos términos, a poco que se analicen. Ghioldi y Santamarina del bracete y por la calle, así como enormes retratos de Churchill y Stalin en los actos de la Unión Democrática (donde el embajador de Estados Unidos era invitado preferencial), subrayan esa colusión contra-natura. Hay muchos "memoriosos" que preferirían olvidar estos molestos detalles sobradamente documentados en libros y fotografías.

Y si no gustan de recurrir a las bibliotecas y a los archivos, al menos que tomen nota de lo que Perón les dijo a los trabajadores nucleados en la CGT el 21 de febrero de 1973. Como todo lo que emanaba de su pensamiento, el testimonio es memorable: “…el reciente caso de una entidad estatal y por lo tanto manejada por los agentes de la dictadura (Somisa) es suficientemente elocuente. En ella un grupo de agentes de provocación copa sus instalaciones con la clara connivencia sospechosa de sus directivos y se agitan slogans contra la Central Obrera y su secretario general, José Rucci, fabricando a la vez al dirigente de la triste figura (Agustín Tosco) para crear un conflicto artificial con la finalidad de crear gremios ‘independientes’, como lo habían hecho ya en Córdoba con SITRAX y SITRAN. Este empeño formidable de la dictadura hacia la formación y funcionamiento de tales sindicatos es una clara demostración de la perversa intención de destruir la organización sindical argentina (…). Todo esto tiene un trasfondo: dividir. El régimen quiere cientos de sindicatos y no un gran sindicato. Anhela dos o tres centrales obreras y no una CGT unida y poderosa, y menos aún si es peronista. Los designios de semejantes desatinos están bien claros y a la vista. Si los trabajadores argentinos cometen el error de no apoyar con todo su entusiasmo y toda su decisión las actuales organizaciones y mantener el régimen justicialista orgánico funcional de su organización gremial, pagarán muy caro su desaprensión”.

El fallo, acordada o como se llame, de la Suprema Corte, asfalta el camino que no consiguieron pavimentar ni gerentes del liberalismo ni milicos encaramados al poder con invocaciones a la libertad sindical. Y pone en vías de ejecución este nuevo intento de abrir la puerta del gallinero al zorro hambriento. La ley Le Chapelier quería que nadie se hiciera cargo de los problemas colectivos del trabajo; alguien pensó que sería más eficaz que cualquiera lo hiciera.

Así podrían lograr tener un frente del trabajo fragmentado para negociar con una patronal monolíticamente unida. Y en medio de una tremenda crisis mundial que hace temblar los cimientos del edificio laboriosamente erigido por el liberalismo durante los últimos 200 años.

Los muchachos de la izquierda burguesa -algunos bienintencionados y otros no tanto- se alegrarán de lo que consideran un triunfo sobre la "burocracia" sindical, como festejaron en su momento el asesinato de Rucci. Cuando despierten, se darán cuenta de que los engañaron como en 1975. Pero entonces será, otra vez, tarde.

ORDEN MARÍA DEL ROSARIO: LA SOCIEDAD RELIGIOSA DE LOS EX GUARDIA DE HIERRO


A 40 años de su nacimiento y después de un derrotero que los llevó a oponerse a la izquierda guerrillera, a coquetear con el masserismo y a ocupar cargos en casi todos los gobiernos, hace rato que algunos ex guardianes cambiaron a Perón por Jesús. Y si antes esperaban las cartas que el General enviaba desde el exilio, ahora aguardan otro tipo de revelaciones

“Ex justicialista y ex diputado de la provincia de Buenos Aires, actual discípulo de Jesús, misionero de la Nueva Argentina y apóstol del Señor.” Así firma sus misivas Segundo Ubaldo Rolón, uno de los antiguos guardianes que hoy se congregan en la Orden María del Rosario de San Nicolás. Ajeno a la lógica partidaria, el sector que encabeza Rolón –que prefiere ser llamado “Pedro II”– se dedica a pregonar “la segunda venida de Jesús” y a difundir con devoción “el plan de gobierno del Rey Cristo”. Así sucedió el pasado 26 de noviembre en un acto realizado en la localidad de San Nicolás.

Ese día, “el Papa anunció la llegada de la Noche y la Segunda Venida de Jesús, el gran estruendo que todos escucharán esa noche (...), la caída de todas las instituciones y estructuras, y le puso fecha a la finalización del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner: el próximo 25 de diciembre”.

Surgidos a fines de los ’60, los guardianes se hicieron fuertes como bastión de la ortodoxia durante la llamada Resistencia Peronista. Llegaron a ser miles de miembros y –como se los había pedido Perón– fueron una verdadera “escuela” para toda una generación de dirigentes.

Desde esta perspectiva, la orden mariana de San Nicolás parece una excentricidad. Sin embargo, más allá de lo extravagante que pueda sonar su propuesta, esta “asociación civil de fieles laicos” –así se denominan– no hace más que llevar al paroxismo ese viraje cristiano que los guardianes iniciaron en 1974, tras la muerte de Perón. Ese primero de julio sufrieron un golpe del que no se repondrían. Para su férrea lógica militante, eso del “peronismo sin Perón” era impracticable.

En su libro Guardia de Hierro, de Perón a Kirchner, el periodista Alejandro Tarruella da una clara muestra de la lógica guardiana. En 1974, cuenta Tarruella, a un año del regreso de Perón, en lugar de un acto político, los guardianes realizaron un casamiento masivo de militantes.

El líder histórico de la organización fue el “Gallego” Alejandro Álvarez, el mismo que en 1974 decidió, casi de forma unilateral, disolver al grupo. En El Jefe, su biografía de Carlos Menem, la periodista y actual legisladora porteña Gabriela Cerruti describió a Álvarez como “un nacionalista peronista y cristiano (...) que se uniformaba con una campera de cuero negro, experto en repetir los discursos de Perón”. Los primeros pasos de la “orga” que el Gallego lideraría con puño cerrado fueron de la mano de Eduardo Espil –dirigente vinculado al grupo “Praxis”, de Silvio Frondizi– y al ex maoísta Flavio Bellomo. “El origen de izquierda de muchos de sus miembros –cuenta Cerruti– contrastaba con las connotaciones del nombre, que remite a un grupo rumano ultracatólico y ultranacionalista liderado por Corneliu Zelea Condrenau”, creado tras la Primera Guerra Mundial.

Guardia terminó de sacar chapa de derecha peronista cuando una parte de su conducción ensayó un acercamiento con el ex almirante Emilio Massera, que buscaba cautivar al disperso electorado peronista. Ya por entonces comenzaban a verse los elementos religiosos en los “sacerdotes” de Perón, en especial por los contactos con monseñor Jorge Bergoglio, actual arzobispo de Buenos Aires.

La orden religiosa que hoy encabeza Rolón –que entre 1993 y 1997 fue diputado bonaerense por el PJ de Mar del Plata– fue fundada en 1988 y tuvo como primer “capellán” al cura militarista y ultramontano Alberto Ezcurra Uriburu, fundador de Tacuara. “Nueve años más tarde, la Orden sufre una crisis, fruto de un supuesto fracaso de la experiencia política con el Partido Solidaridad el cual intervino en los actos electorales fraudulentos entre 1994 y 1996”, cuenta Rolón en su blog, haciendo referencia a los que fue quizás el último intento político convencional de los guardianes.

La lógica religiosa terminó de cuajar en 1990, cuando al grupo se unió el vidente Juan Domingo Rodríguez. La leyenda on line cuenta que, luego de sufrir un problema de columna que lo mantuvo postrado por varios meses, Rodríguez tuvo una visión: “Una noche se le manifiesta una luz muy fuerte, blanca, un poco amarillenta y ve al General Perón sonriendo”. Junto a una mejora de su salud, Rodríguez tuvo otras visiones, que terminaron de mostrarle la misión divina que tenían los miembros de la orden.

En su trabajo “De la resistencia peronista al comunitarismo católico”, el sociólogo e investigador del Conicet Humberto Cucchetti señala que Guardia “tuvo la capacidad de formar dirigentes que, en los años ochenta y noventa, ejercieron importantes cargos políticos”. En general, fueron referentes de primera línea en la Renovación Peronista, participaron activamente de la gesta y la administración de Carlos Menem y llegaron a ocupar cargos clave en la Alianza, vía Frepaso.
Por citar un ejemplo actual, el secretario de la presidencia K, Juan Carlos “Chueco” Mazzón, es uno de los ex Guardia que egresaron de la “escuelita de poder”. Mazzón es quizás el mejor operador con que cuenta el ex presidente Néstor Kirchner. Durante el menemismo, el Chueco fue viceministro de Interior, secundando a su amigo de tardes mendocinas y también guardián José Luis Manzano.

Ya en épocas de Fernando de la Rúa, el guardián que más lejos llegó en el gabinete de “Chupete” fue Alberto Flamarique, que en el gobierno aliancista ocupó el Ministerio de Trabajo.

Otro ex guardián que hoy tiene poder –y mucho– es Guillermo Moreno, el vehemente secretario de Comercio Interior que los K sostienen a pesar de las críticas. Un ejemplo de guardián más díscolo fue Julio Bárbaro, que dejó su cargo en el Comfer y no se privó de criticar a la actual gestión.

“Quienes no tuvieron esa trayectoria elaboraron, cada vez con más intensidad, una adscripción religiosa marcadamente católica”, agrega Cucchetti. Al fin de ese camino está la Orden María del Rosario de San Nicolás. En cierta medida, los nuevos guardianes no hacen más que seguir con un viejo culto. En definitiva, para todos ellos, lo que decía el General siempre fue palabra santa.

Fuente: Veintitres | www.elortiba.org

25 AÑOS...Y ME SIENTO FRUSTRADO



*Por Pedro Valci

Hoy para muchos es un dia de conmemoración, yo como militante popular, reviso lo que pude hacer, lo que no me dejaron hacer, los sapos que me tuve que tragar y me corre una nube de frustración. Coincido que se han hecho cosas, por supuesto que no se puede conformar a todos y mucho menos a un revolucionario. Pero me pregunto ¿ que conmemoramos? ......no seria mejor hoy decir que hemos logrado
Que ningún chico pase mas hambre en la Argentina, que no pida en la calle, que no sea explotado en la facendas textiles o en la marginalidad de la delincuencia, que bueno hubiera sido hoy decir LOS NIÑOS Y NIÑAS DE LA ARGENTINA ESTÁN JUGANDO

Que todos nuestros abuelos gocen de una jubilación digna que les permita una mejor calidad de vida, y que nos e les cobre mas el impuesto inmobiliario, municipal, a esta altura se los considere ciudadanos vitalicios y tenga transporte gratis, que bueno hubiera sido hoy decir LOS ABUELOS ESTÁN DISFRUTANDO UNA VIDA PLENA SIN NECESIDADES.

Si el principio de vida ciudadana ( los niños) y el ocaso ( los abuelos) están como los vemos todos los dias, ¿que estamos conmemorando?...........si los del medio somos sobrevientes.

A mis 30 años de militancia .............pido disculpas....no pude lograr la FELICIDAD DEL PUEBLO


* SEC RRII


PARTIDO DE LA VICTORIA

LA LETRA DE LA RESISTENCIA

“Por su compromiso con los derechos humanos”, la Legislatura colocó una placa donde funcionó la redacción del periódico. “Fue una publicación que trató de identificarse, desde una identidad judía, con los sectores más oprimidos”, recordó Herman Schiller, su director.

“Si fuera redactor de Ambito Financiero, mañana titularía la crónica de este acto como ‘extraño acto judeo-piquetero’. Y si Nueva Presencia estuviera saliendo, le pondría ‘es para la DAIA que lo mira por TV’”, dijo Herman Schiller en el acto de homenaje al periódico Nueva Presencia, del que fue su director. La iniciativa fue aprobada por la Legislatura a propuesta del diputado Miguel Talento y ayer fue colocada una placa en el edificio donde funcionó la redacción, en Castelli 330, “por su compromiso con los derechos humanos y su lucha contra la dictadura”.
En la calle desde julio de 1977, Nueva Presencia fue uno de los pocos medios gráficos que, durante la dictadura, denunció el terrorismo de Estado y cuestionó a las instituciones judías por su silencio, desde el enfoque del judaísmo de izquierda. Llegó a vender 25 mil ejemplares y, aunque sobrevivió a la dictadura, quebró luego de diez años por falta de recursos.
Fiel a su estilo, Schiller comenzó ayer su discurso denunciando la criminalización de la protesta social y a la policía de gatillo fácil, “que en 25 años de democracia asesinó a 2557 personas”. También recordó al testigo desaparecido Jorge Julio López, “cuya aparición con vida y castigo a quienes lo secuestraron seguimos reclamando”. El periodista recordó que Nueva Presencia “fue una publicación que trató de identificarse, desde una identidad judía, con los sectores más oprimidos, en una lucha contra el régimen militar fascista que hacía desaparecer a quienes se le oponían, y para eso puso el cuerpo y el alma”. En su discurso, mencionó al rabino Marshall Meyer, con quien compartió luchas y diferencias, que decía que “una sinagoga que sólo sirve para rezar no sirve para nada”.
En muy duros términos, Schiller cuestionó a la dirigencia judía que apoyó la dictadura, porque sostenía que “entre los subversivos estaban sus enemigos”. Para él, judíos genuinos fueron Simón Radowinsky, quien ajustició al jefe de policía Ramón Falcón, o Marcos Osatinsky, fundador de las FAR, “y los desaparecidos judíos que aunque no lo supieran o dijeran lo contrario estaban más cerca de las utopías de justicia social de los antiguos profetas de Israel que de los corruptos burgueses que desde añares vienen dirigiendo las instituciones judías locales”. El periodista enfatizó que “a esta misma hora el judaísmo oficial realiza un acto por los derechos humanos, vaya hipocresía oportunista, sabemos muy bien dónde estuvieron y dónde están”.
El acto contó con la presencia de la Comisión de Obreros Ocupados y Desocupados y, entre el público, estuvieron Osvaldo Bayer, David Viñas, León Rozitchner, Nora Cortiñas y Andrés Cascioli. “Estoy orgulloso de acompañar a quienes escribían esta publicación de resistencia, en aquellos años no éramos muchos los que levantábamos nuestra voz en favor de nuestros hermanos”, dijo Víctor Heredia antes de cantar “Sobreviviendo” y “Todavía cantamos”. El público escuchaba sentado en sillas de plástico, ubicadas sobre la calle Castelli, mientras los comerciantes intentaban seguir con sus actividades.
A su turno, Frida Rosenthal, de Madres de Plaza de Mayo, recordó el “manoseo despiadado sufrido en la DAIA cuando acudíamos buscando auxilio y nos decían: ‘A ustedes les pasó esto porque no dieron a sus hijos educación sionista’”. Por su parte, Laura Ginsberg, de Apemia, recordó que leía Nueva Presencia “casi de manera clandestina”. Y reiteró la necesidad de abrir los archivos secretos a una comisión independiente para esclarecer el atentado contra la AMIA. “Estaba en el exilio en Alemania y fue una gran sorpresa cuando recibí el primer número de Nueva Presencia –recordó el escritor Osvaldo Bayer–. Si se podían publicar estas cosas, y estaba la valentía que tuvo Schiller con sus colaboradores, se abría el camino hacia la democracia.”

Fuente:Pág. 12

FINANCIAN AUTOS 0 KM. EN PLANES QUE YA EXISTEN Y ADEMAS MAS VENTAJOSOS

*Por Alberto Castagnoli

La ministra de la Produccion, Debora Giorgi anuncio que se promoveran la compra de automoviles 0 km, en planes de financiacion que ya existen en el mercado y que en consecuencia supongo en nada variaran la reactivacion de la industria automotriz.-
Y ello es asi porque se consigno que por un credito de $ 31.000 se abonaran 60 cuotas de 800 u 840 pesos aproximadamente cuando en los planes ya existentes,por ejemplo un Corsa que cuesta 40.550, se compra en 84 cuotas con cuotas bonificadas y con un maximo de 530 pesos en las ultimas cuotas.-
El sector automotriz,podra reactivarse,al igual que otros con la rebaja de impuestos,que en el caso de los autos alcanza a un 50 %.-
Justificando el anuncio de financiamiento de los autos,cuyos fondos seran aportados por la Anses, el titular de este organismo Amado Boudou, afirmó que el plan económico anunciado por la Presidenta "tiene que ver, necesariamente, con el sistema de seguridad social", porque "sin un mercado laboral formalizado, no puede haber esquema de seguridad social sustentable en el tiempo". En ese sentido, Boudou remarcó que el sector automotriz fue elegido para aumentar la producción nacional y el consumo "porque hace sustentable el sistema a largo plazo".
Creo que Amado Boudou,hasta hace poco tiempo militante de la UCEDE,creado por Alvaro Alsogaray,tendria,antes de disponer los fondos del Anses,pagarles a los
jubilados que desde hace años estan esperando percibir diferencias adeudadas.-
Por otra parte asi lo dispuso la Corte de Justicia de la Nacion, en el Caso
Badaro.
Este fallo beneficia,solo al accionante y no se generaliza a los miles de reclamantes,que deben esperar los pasos de la burocracia judicial,empero
el maximo tribunal de la Nacion,habia sugerido al Estado Nacional,que regularizara esta ciudad.-
Sabe lo que pasa Boudou,hay jubilados que no pueden esperar diez años.
Como flamante afiliado al peronismo y recientemente electo congresal provincial en elecciones internas en Mar del Plata, con la participacion de lista unica ya habra escuchado hablar de la JUSTICIA SOCIAL.
Bueno de eso de trata.-

*Director Prensa Marplatense