Seguidores

11 de diciembre de 2016

10 DE DICIEMBRE DE 2011: CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER ASUME EL SEGUNDO MANDATO PRESIDENCIAL EN MEDIO DEL DELIRIO POPULAR

*Por Prof. Daniel Chiarenza
CFK: "Como nunca lo hicimos y que vamos a seguir trabajando con todos
y por todos por una Argentina más justa, más equitativa y más solidaria"
.
Tras prestar el juramento de rigor, y pedir que si no cumpliera con los deberes asignados, "Dios, la Patria y él me lo demanden", en alusión a su antecesor y compañero de militancia, Néstor Kirchner, la presidenta reconoció que "no es un día fácil, pese a la alegría y a la contundencia del voto popular: falta alguien, que hace 8 años y cinco meses en este mismo lugar dijo que pertenecía a una generación diezmada. "La Argentina ha dado un salto fenomenal desde que él asumiera con el 22% de los votos... Hoy tenemos un país que ha crecido más que en sus doscientos años de historia, y hemos alcanzado el mayor salario mínimo vital y móvil de la región". Luego de repasar las medidas más importantes de su gobierno, entre las que mencionó la Asignación Universal por Hijo y el canje de la deuda externa, "que llegó al 93%", y de recordar que las reservas del Estado alcanzan 46.368 millones de dólares, afirmó que "yo no soy la presidenta de las corporaciones sino de los 40 millones de argentinos". Reclamó por la sanción de las leyes de protección de la tierra y penal tributaria, exhortó a los docentes a cumplir con los 180 días de clase anuales acordados, y ratificó que al igual que su antecesor tampoco abandonará sus convicciones "en honor a todos los compañeros vivos y ausentes", y se comprometió "seguir trabajando por todos y con todos por una Argentina más justa, solidaria y equitativa".

Cristina dijo que "la Argentina ha dado un salto fundamental" desde que comenzó la gestión kirchnerista que inauguró su compañero, Néstor Kirchner, y señaló que en 2003 la deuda externa representaba "más del 140% del PBI y más del 54% de la población estaba sumida en la pobreza y el 25 en la indigencia".

En la Asamblea Legislativa, la presidenta volvió a destacar que se "han generado más de 5 millones de puestos de trabajo". Resaltó que durante los últimos ocho años de gestión kirchnerista los jubilados "tienen una cobertura previsional del 96%". Agradeció el respaldo a la Ley de Servicios Audiovisuales que realizaron "legisladores propios y ajenos, quienes no se sometieron a presiones".
Se refirió a la crisis económica y financiera de los países desarrollados, que han determinado la aplicación de medidas de ajuste fiscal y advirtió que dichos países “gobiernan con metas de crecimiento del sector financiero y nosotros con metas de trabajo y de empleo”. En la Argentina "la inversión pública ha dejado de ser un gasto para ser considerada una inversión económica y social". 
Dijo que el salario en los países desarrollados es “una línea horizontal que no se mueve, a pesar de que el crecimiento de las empresas es prácticamente vertical”.

Confirmó la creación de una Secretaría de Comercio Exterior, cuyo titular sería Guillermo Moreno, aunque “bajo la órbita del Ministerio de Economía y la conducción de la presidenta” lo fundamentó diciendo que “que el comercio de un país no es un comercio a dos bandas, sino a una sola, y no puede estar dividida”. Hacia adentro y hacia afuera del país, “en conjunto”. Agregó “he decidido que todas las áreas se articulen, Agricultura, Economía e Industria” y anunció la creación de una Subsecretaría de la Competitividad, “que no pasa ni por el club de los devaluadores ni los de los endeudadores, sino por el de quienes queremos mayor valor agregado”, vinculado con las áreas de Ciencia y Tecnología, la que supervisará que la rentabilidad y las utilidades estén “acordes a los estándares internacionales”.
Afirmó que si en su mandato sólo se hubieran aprobado las leyes de Comunicación Audiovisual, la estatización de las AFJP y la Asignación Universal por Hijo, se hubiera dado por satisfecha; concluyó que "está claro que lo importante no es el número".

Afirmó que su gobierno reconoce "el derecho de huelga, pero no de chantaje ni de extorsión”, reivindicó la vigencia de las paritarias y consideró que esa instancia de negociación entre el Estado, los sindicatos y las empresas debería contemplar la discusión "de la competitividad".

Destacó que la inversión en educación alcanzó en 2011 el 6,47 por ciento del presupuesto, les pidió a los maestros y a los gobernadores de cada provincia que “hagan el esfuerzo de cumplir con todos los días de clase” y pongan en marcha mecanismos de evaluación docente para brindarles “los saberes necesarios para enfrentar un mundo cada vez más difícil".
Publicar un comentario