Seguidores

20 de diciembre de 2015

EL CAMBIO LLEGÓ

Esto es lo que votó el 51% de los ciudadanos. La devaluación del peso, la rebaja de los sueldos, la caída del empleo, la destrucción de la industria y el consumo interno.

La vuelta a la década de los 90 disfrazada de revolución de la alegría con globos de colores. Aquella nos prometió la revolución productiva y el salariazo. El presidente de entonces dijo “si decía lo que iba a hacer no me votaba nadie”. Algo cambió porque el actual presidente y sus voceros dijeron lo que iban a hacer. Esto que empezamos a vislumbrar.

¿Habrá antecedentes históricos que muestren a parte de una sociedad votar en contra de su propio bienestar, conociendo de antemano sus consecuencias?

Parece que el odio estimulado por los medios hegemónicos en contra de una conducción política, utilizado como pantalla para lograr sus objetivos monopólicos y favorecer los negocios de las grandes corporaciones en contra de los intereses populares, dio resultado. La Argentina vuelve a jugar de punto en el casino financiero global.

Es esperable que la dirigencia política que representa la voluntad del 49% que no votó por el suicidio social esté a la altura del presente desafío.

El nuevo gobierno ya mostró con que armas va a defender las medidas antipopulares y en gran medida en contra de la Constitución Nacional y las leyes vigentes. El allanamiento y clausura de un centro cultural en Vicente López, con golpiza y detención de sus ocupantes, es sólo el comienzo.

Falta ver hasta donde la nueva oposición defenderá las convicciones que ahora sí están fuera de la casa de gobierno y se encarnan en los movimientos populares que surgieron al calor del proyecto nacido el 25 de Mayo de 2003. Que hunden sus raíces en lo mejor del peronismo.


Publicar un comentario