Seguidores

12 de octubre de 2013

UN ESTIGMA QUE PERSISTE



El despliegue de opiniones mediáticas que se generó a raíz del cuadro de salud de la Presidenta de la República, se aloja sobre una falsa imagen de la mujer que conduce los destinos de la Patria. Una vez más los lugares comunes y estigmatizados intentan fortalecer la idea de una mujer desbordada y doblegada en sus fuerzas, perdida en el rumbo de sus decisiones políticas y ciega ante los indicios de una realidad que presentan como adversa. La irresponsabilidad de ciertos medios de comunicación, en este caso se conjuga con una vil falacia.

Cristina Fernández llegó a ocupar el cargo más alto del poder político porque es una gran dirigente, porque en su larga trayectoria ha sabido vérselas con varios triunfos pero también con derrotas,una mujer que no se cae fácilmente porque ha sabido desenvolverse en y con el poder,porque ha trabajado y trabaja incansablemente en construir fuerza política popular,desde donde hace brotar su potencia. No salió de la nada. Es una mujer aguerrida, y como tantas otras, militante y luchadora, que vive intensa y colectivamente protagonizando el presente.

Vale preguntarse ¿qué aprendizaje hubo en nuestro tránsito democrático, y en particular, en los gobiernos de Cristina? ¿O porque se dan cuenta que hay otras formas de ser mujer y estar en política dicen lo que dicen? Nada más útil y funcional a los intereses políticos de algunos opositores que la imagen de una mujer “débil” que intentan difundir, usufructuando una situación de vulnerabilidad pasajera en la salud de la Presidenta para sacar ventaja.

Estas actitudes denotan desprecio por lo popular, por la construcción colectiva, por el pueblo: lo infantilizan, nos infantilizan.

La fuerza de Cristina es la fuerza de todas!

¡¡¡Seguimos caminando al lado de nuestra presidenta por todo lo que falta!!!

Red Mujeres con Cristina, Nodo central
8/10/13
Publicar un comentario