Seguidores

19 de febrero de 2012

SE VIENE LA JUDICIAL ... SE VIENE



*Por Santiago "Coco" Plaza



Lo de la Policía Judicial no es novedoso, ya en otras épocas, hace más de 40 años había sido contemplada en un anteproyecto de ley en el marco del Código Procesal; que había sido elaborado por juristas de los años 60’ para su creación. Ahora bien, la puerta de la oportunidad recién se abrió allá por el 94’, en los tiempos de Carlitos, donde hubo una reforma constitucional que también le diera un empuje de largada a la cuestión, que finalmente no prosperó en esos momentos, pero bien expresada en el artículo 166 de la Constitución de la Provincia. En la misma reforma, se había establecido un mandato a los efectos de que la Legislatura pudiera crear y llevar a cabo un proyecto de ley que diera lugar al nacimiento de una Policía Judicial. Pasó tanto tiempo como el exilio del Gral. Perón mismo, esto es, casi 18 años y …nones; sigue siendo una materia pendiente que recién en estos últimos tiempos tomó nuevamente vigencia.

Ante el faltante y la necesidad de contar con esta institución, la Comisión Provincial por la Memoria - CPM - echó a andar la elaboración de un anteproyecto de ley. Fue un trabajo arduo y responsable en el que intervinieron los aportes de varias instituciones y actores sociales para luego poner en práctica un meticuloso análisis final. Terminado los ajustes pertinentes del texto, éste quedó en manos del Poder Ejecutivo de la Provincia para su revisión y traspaso a la Legislatura, para que le de el tratamiento correspondiente encaminado a obtener por ley lo que para nosotros sería la novedosa Policía Judicial. Para esto, el Ejecutivo provincial dejó textado ante el cambio al legislativo que: “redundará en la eficiencia de la justicia, representando un aporte relevante en materia de seguridad al potenciar la investigación de delitos cometidos por bandas organizadas , de delitos complejos, homicidios dolosos y de aquellos cometidos por funcionarios públicos, asegurando a la par el pleno respeto por los Derechos Humanos y las garantía constitucionales”.

Ahora bien, el texto definitivo quedará establecido en el lógico debate en comisiones de ambas cámaras provinciales, sin dejar pasar la participación de la sociedad civil y audiencias públicas si fueran solicitadas y necesarias. No perdamos de vista que una Policía Judicial dependerá del Poder Judicial exclusivamente; y precisamente esto obliga a ciertos sectores corporativos de otros poderes a operar en lobbys y presiones para no perder intereses sectoriales que otrora les perteneciera. El consenso en las votaciones para obtener la sanción de esta Ley debe ser lo más amplio posible a los efectos de que sea en operatividad una verdadera política de estado. Huelga agregar que, todas las organizaciones sociales, académicas, técnicas, letrados, de Derechos Humanos acompañen a los legisladores en los asesoramientos que sean necesarios y los pertinentes trabajos en comisiones.

La Policía Judicial será una policía civil y altamente clasificada en todos los sentidos, es por eso también, que en esa construcción policial de características horizontal debe ser conducida por personal idóneo, resultante de una esmerada selección de autoridades que las audiencias públicas establecerán como los más hábiles a los efectos. No olvidemos tampoco que el Poder Judicial también carga con muchas falencias en su seno.
Publicar un comentario