Seguidores

26 de febrero de 2012

ASESINOS DE GUANTES BLANCOS

*Por Pedro Valci

La tragedia paraliza, horroriza y enoja, al mismo tiempo nos damos cuenta de que estuvo mal y nos convertimos en opinadores virulentos, algunos mezclando todo y otros especulando con esas situaciones, de hecho que son muy buenos observadores de la crispación del ser humano a la hora de una realidad que lo espanta.

Y en el medio de la tragedia y consecutivamente por días todo vale, para vender un pedazo de papel ó garantizar un minuto de televisión, la idea es generar el más alto grado de espanto posible y obviamente MIEDO.

El oficio de informar es maravilloso y generoso con quien lo ejerce y con quien recepta el producto, si ese producto es tan veraz y elocuente que deja al receptor que el tenga una tregua para analizar la imagen ó la letra. El goteo y los efectos especiales, principalmente en la pantalla chica, a diestra y siniestra, no es oficio, es manipulación.

Esa manipulación termina siendo funcional a los DELINCUENTES de guantes blancos, porque es la maniobra distractiva para ocultar la verdad de una tragedia. Y seguramente luego como en todos los accidentes que se tienen memoria terminan en el olvido ó como en el caso Lapa todos absueltos ó su gran mayoría.

Podríamos desmenuzar esta tragedia de Once, recorriendo los reclamos obreros que no fueron escuchados jamás ó podríamos recorrer las denuncias en el Organismo de Control respectivo, en ambas direcciones, hubo y seguirá habiendo funcionarios que ocultan la realidad debajo de la alfombra de pingues beneficios personales.

Y si hiláramos mas finos algunos idiotas dirían es un accidente cada tanto, porque para esos asesinos somos carne de estadística, también es cierto que nosotros los que usamos los servicios públicos de transporte nos quejamos hacia adentro y seguimos consumiendo basura. Los que se quejan ó son locos ó son homosexuales y con orgullo comunistas.

¿La tragedia se instala sola?....de ninguna manera es criminalmente armada desde arriba hacia abajo, a sabiendas que ahora el proceso de investigación va a ser tan nulo que solo perejiles serán los responsables, cosa que vemos a diario cuando arman las causas.

La discusión de fondo no se da, ¿que sentido tienen los organismos de control? ; ¿que sentido tienen los organismos que distribuyen los llamados premios empresarios? ¿Que sentido tiene las corporaciones de seguros? A quien cuidan.

Como todo es dinero esta tragedia también ya es un pingue negocio, y la plata tiene como ganancia el SILENCIO y la IMPUNIDAD.
El concesionario esta en su casa, el funcionario que lo solvento esta en su casa, el director del organismo de control esta en su casa, el gerente de la aseguradora esta en su casa, NADIE SE CALENTO EN CONTROLAR, ….. los usuarios en una caja de madera 50 compatriotas y el resto o sea todos esperan otra caja de madera.
Publicar un comentario