Seguidores

18 de diciembre de 2011

SOBRE EL INSTITUTO DORREGO Y EL EMBAJADOR TORRES


*Por 
Daniel Brión

Quiero referirme a los dichos del embajador Oscar Eduardo Torres Avalos , consuetudinario participante en la Sección Cartas de Lectores de la Nación: sirvan a modo de recuero algunas de sus intervenciones “EL DEDO REVANCHISTA” del Jueves 30 de julio de 1998, en relación a un proyecto del senado sobre la reforma de la ley del Servicio Exterior de la Nación, decía:”…el que ha merecido fundadas críticas por parte de la opinión pública, particularmente del cuerpo diplomático. "Aunque deba aclarar que no conozco a fondo el proyecto… "Quien suscribe es diplomático profesional que además tiene una conocida y vasta actividad política partidaria” (siempre saca chapa).

La del 24/12/10: "¿Se acuerdan del film argentino Detrás de un largo muro?” donde decía, hablando del peronismo: "Aquel film desnuda con justeza la cruda verdad de la «justicia social» del peronismo, de aquél, del de los 90, de éste y del que vendrá (si es que dejamos que venga), en fin, del peronismo de todos los tiempos y matices.

También escribió en este correo “Versión tergiversada” el 10/05/2002, allí sacaba chapa de presidente del Consejo Superior de Embajadores y decía…ante expresiones públicas del ex presidente de la Nación y ex gobernador de San Luis, Dr. Adolfo Rodríguez Sáa, en cuanto a que el promedio de los sueldos en la Cancillería es de 7000 dólares, siento la obligación de invitarlo respetuosamente a debatir esta cuestión anticipándole que su apreciación obedece a una versión tergiversada de la realidad.

En fin, pareciera que la única versión no tergiversada es la del estimado Embajador Torres Avalos, que la única posibilidad de escribir sobre la historia también es suya y la de sus adláteres, los “civilizados” de hoy, frente a los representantes de aquella “barbarie”, no es nueva la historia de esta posición.

Pero cuando se queda sin argumentos sobre el Instituto Dorrego, “ataca” en lo personal a Pacho O´Donell creyendo que un recorrido por su participación en distintas administraciones o su pertenencia anterior al partido radical –en su momento y con otra realidad política- fuera algo pecaminoso o para ocultar, cosa que Pacho jamás hizo. Se permite objetar “los cambios políticos” del Presidente del Instituto Dorrego, ¡será que no tiene otro cosa que mostrar, que objetar! , ¿Que habría escrito, este fiscal implacable, en época de Don Arturo Jauretche, entonces?, un radical que adhirió al peronismo desde el 17 de octubre de 1945 y el naciente revisionismo histórico se aliaría a su obra con su interpretación de la realidad contemporánea..

Hace ya muchos años, el Embajador, nos viene “dando clases de moral y comportamiento”, y ahora ataca puerilmente al presidente del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego, lo hace, primero tratando de atacar el objeto del Instituto (ejemplo seguido por varios historiadores culturosos y académicos) en relación a lo que no tengo mayores comentarios dado que los que integramos el novel Instituto estamos acostumbrados a oír y recibir esos ataques culturosos, lo hemos estado por mas de 60 años, en la historia reciente y por mucho más en el devenir de la patria.

Pero señor Embajador, no olvidamos que, en su momento y con la excusa de las declaraciones de Fidel Castro contra la Administración De La Rúa en aquel entonces, y el inminente voto negativo de la Argentina ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas -que se formalizó el 18 de abril último- Fidel Castro acusó al gobierno de la Alianza de (sic.) "lamebotas yanqui". La polémica fue aumentada semanas después, luego de conocer el voto argentino contra Cuba, y al dirigirse al presidente De la Rúa como alguien que (sic.) "ya no preside" el gobierno argentino, a cuyos miembros calificó de (sic.) "cucarachas y pigmeos"., (informe de DYN – No vuelve a Cuba el Embajador Argentino podíamos leer de su actuación como Embajador (DYN sic): “Sin embargo, fuentes oficiales explicaron a DyN que la decisión apunta a resolver dos cuestiones: "La mala gestión del embajador Torres Avalos y la escalada verbal de Fidel Castro" Por lo que -se indicó- "sólo se nombrará a un nuevo embajador en Cuba cuando las relaciones se normalicen". Pero en realidad se castigada su mala gestión, por eso apareció publicado en el Boletín Oficial el decreto número 500, mediante el cual se dispone: "Trasládase de la Embajada en la República de Cuba al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, al señor embajador extraordinario y plenipotenciario Oscar Eduardo Torres Avalos. A partir de esta decisión, la Embajada argentina en La Habana quedará a cargo del Encargado de Negocios, José María Aller, que desarrollará "sus actividades en forma normal".

Usted es un habil criticardor, pero parece que en funciones no lo es tanto.

Comenzó sus notas diciendo que usted pertenecía al CONICET y casi mostrandose como su vocero, pero luego, cuando el vicepresidente de asuntos tecnológicos, Faustino Siñeriz, advierte que “sólo la Presidente del Conicet, o la persona en quien ésta expresamente delegue tal facultad, puede expresar de modo válido la opinión institucional del Consejo", como corresponde en cualquier entidad organizada, y del tal manera "le quita la chapa que usted se adjudicaba -siempre necesita mostrar una-ahora usted habla de censura oficial, no se trata de que usted se adjudicó una representación orgánica que no tiene, se trata, parecería, que el que no piensa, dice o actúa como el embajador Torres esta equivocado, para el existirían dos posiciones absolutamentes confrontativas, "las propias del embajador y las de quienes están equivocados".

Nuestra generación, señor Embajador es la que hubiera estado con Liniers e Hipólito Vieytes peleando con los ingleses en la defensa, con los infernales de French y Berutti , con Güemes en Salta, con Facundo en La Rioja, con López Jordán en Entre Ríos, con Artigas y los Pueblos Libres, con el Grl. Belgrano en el Ejército del Norte, con San Martín liberando la América, con Mansilla en la Vuelta de Obligado, con el gaucho Rivero en Malvinas, Es la que estuvo el 17 de Octubre con las patas en la fuente, la que fue ametrallada y bombardeada en Plaza de Mayo, fusilada en José León Suárez, es la que puso el pecho a las dictaduras, es la que soportó el decreto 4161/56, de Aramburu y Rojas, el Plan Conintes de Frondizi, el decreto/ley 2713/63 de Guido y la doctrina de la seguridad nacional de la última dictadura

Finalizo, señor Embajador Torres, lo que a usted y a tantos como usted molesta, por eso no quiere el debate público con Pacho O´Donell, es que nosotros somos la generación del amor revisando la historia, eso no significa como dice usted cambiar la historia, significa revalorizarla, explicar los doscientos años de historia desde nuestro punto de vista, ya hemos estado por decalustros y hasta siglos leyendo otros puntos de vista, hoy podemos, también, expresar el nuestro, porque libertad, señor Embajador, no es el derecho de la oposición a escribir su historia, sus notas, sus opiniones, también es el derecho de TODOS a hacer lo mismo. No olvide estimado embajador, finalmente, El amor es la mejor solución para cualquier cosa.


*Catedrático de Númeto del Instituto Nacional

de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego

Presidente del IMEPU - Instituto por la Memoria del Pueblo

Hijo de uno de los patriotas asesinados en los basurales de José León Suárez en Junio de 1956
Publicar un comentario