Seguidores

12 de diciembre de 2010

LA CNU MARPLATENSE Y LOS JUICIOS POR LA VERDAD

Mar del Plata, 20 de noviembre (Télam, por José Luis Ponsico) En esta ciudad desde hace una semana, el tema "taquillero", 35 años después, es la medida dictada por el juez federal Rodolfo Pradas. Pedido de cap-tura a 9 miembros de la CNU marplatense. Algunos fueron detenidos en distintos puntos del país, como Pa-tricio Fernández Rivero, 64 años, en Alta Gracia, luego de la intervención de la policía bonaerense con in-formes de la Comisión Provincial de la Memoria.

   "Ku Klux Klan" local en los´70, la Concentración Nacional Universitaria creció en La Plata, su origen, a me-diados de los´60. A fines del´64 el profesor Carlos Disandro , Facultad de Humanidades platense, se erigió en el creador del movimiento político estudiantil. El "Ku Klux Klan" había crecido después de la Guerra de Secesión, EE.UU (1865) como "organización racial, criminal, para exterminar a los negros".

    En los´60 en el mundo se hablaba de la guerra de Vietnam, febrero del´65primer ataque aéreo norteamericano, el impacto de "Los Beatles" en Liverpool, 1962, la invasión de 8.000 "marines" estadounidenses en Santo Domingo. El´66 consagraba a Racing, "Equipo de José" (Pizzuti) La CNU doctrinariamente "la derecha católica" de origen y en el´76 exhibía la "fobia antisemita y antimarxista" en Mar del Plata.

   La justicia federal hace casi una década empezó la acumulación de pruebas sobre "crímenes de lesa humanidad" ocurridos en Mar del Plata, antes del golpe militar del 24 de marzo del´76. Derivación del "huevo de la serpiente" platense. El investigador Juan Ladeuix estimó en "400 hechos de violencia política en Mar del Plata entre el´74 y el´76".
                                                                                                        
   La Concentración Nacional Universitaria (CNU) or-ganización "nacionalista" estuvo integrada por estu-diantes de "la derecha católica". Algunos ex "Tacua-ra", movimiento "rosista" de los´60. Aquí, sobresa-lieron Ernesto Piantoni y Eduardo Cincotta.

    El ex fiscal federal, Gustavo Demarchi,en tiempos de Isabel Perón, "agnóstico, anticlerical" no exhibe documentación firmada con la CNU. según Ladeuix. Hoy, Demarchi, 64 años, es el más buscado. El jue-ves pasado se conoció el pedido de detención.

   Muchos jóvenes con ambiciones de Poder. En diciembre del 71, un grupo irrumpió en una asamblea universitaria y provocó un crimen. El asesinato de la joven estudiante de Arquitectura, Silvia Filler, 18 años.

    La ciudad era "La Feliz" desde el verano del´60. Miles de turistas, playas, paseos, espectáculos. Mar del Plata tenía 400 mil habitantes pero su "politi-zación" llegó con las universidades y el crecimiento de la CGT. regional. En el´75 "exportaba" miembros de la CNU. para "el crimen organizado".

     También se probó que Carlos González, "Fliper", viajó a San en la prima-vera del´75 para participar en el crimen del diputado nacional Pablo Rojas (PJ San Juan) con otros dos integrantes de la CNU. En medio de un conflicto por un proyecto de ley sobre vitivinicultura.

     González murió también. "Fliper" era "ñoqui" de la Universidad. En el intercambio con el legislador cuyano, acompañantes de González dieron muerte a Rojas. En Mar del Plata ya había asesinado a Piantoni y se vivirían meses de venganza y muerte.

     Había una diferencia "de clase social" entre los líderes de la organización, abogados -ex alumnos del Instituto Peralta Ramos, colegio privado que formó a dos generaciones de líderes marplatenses- y el "lumpenaje" pseudo-universitario. Algunos "ñoquis" universitarios se dedicaron "a marcar" a militantes políticos y sociales del campo popular en el´76.

      Las crónicas de la época revelan que el diputado amenazado de muerte, sin custodia -estando arma-do- desconfió a la salida de una cena familiar, cuan-do encontró su automóvil con "una goma en llanta". Al ver que se acercaba un sospechoso, empuñó su arma. Cayeron los dos.

   A mediados de los´60 fueron inauguradas las Universidades, Provincial, estatal y Católica, privada, apoyada por la Iglesia. Los militantes de la CNU. "rompieron" la asamblea de "los zurdos" según el lenguaje de la época fueron procesados y dos de ellos (Oscar Corres y Juan Carlos Gómez) conde-nados. Ellos, eran los "fachos". Todo "líneal".

    El abogado Ernesto Piantoni era el jefe de la CNU local. Demarchi en el´65 se fue a estudiar a La Plata. Joven agnóstico, anticlerical, no quiso ir a "la Ca-tólica" local a estudiar Derecho. El padre de la víctima, Silvia Filler, presidía el Rotary Club. Era un profesional respetado ajeno a la política partidaria.

   Demarchi a fines del´69 estaba de vuelta en Mar del Plata e iniciaba la ac-ción Política cuya "fama" aún perdura 40 años después. "El pasado me con-dena", film de los´50. Como a Raúl Viglizzo, Fer-nando Otero, Piero Assaro, Eduardo Ullúa, prófugo y ex empleado en la Fiscalía Federal, en el´75 Demarchi en el´71 era abogado del SUPE. Sin-dicato Petroleros del Esta-do. Fue nombrado Fiscal Federal, 1975, pleno gobierno de Isabel Perón y antes integrante del Consejo Académico, Univer-sidad estatal. Acumuló Poder. En el´76 estaba por cumplir 30 años.

   La CNU. vivió un virtual "descabezamiento" con el asesinato de Ernesto Pian-toni, ocurrido el 20 de marzo del´75. Demarchi, dos años menor, era amigo.

     Un sector "duro" conducido por otro abogado local, Eduardo Cincotta, se plegó al Ejército. En el´76 la Concentración Nacional Universitaria tal como la pensaron los ideólogos el profesor Disandro, en La Plata y otro académico, a cargo de Derecho Natural, Bernardino Montejano.

   Se infiere que ellos no querían formar jóvenes en la doctrina de Santo To-más de Aquino que, al cabo, fueran meros asesinos de otros jóvenes. Los años de la guerrilla de fines de los´60 anticiparon los trágicos "cruces" a balazos de los ´70.

   El romanticismo de los claustros universitarios se fue hacia la "lucha arma-da" Algo convenía al "Par-tido Militar", derrocados Juan Carlos Onganía y Ale-jandro Lanusse por movimientos populares, como el "cordobazo". El General Juan Perón, en su esperado regreso a la Argentina, llamaba "a la pacificación
nacional". El primer acuerdo lo suscribió la UCR. con Ricardo Balbín.

     Mar del Plata tuvo más de 400 militantes políticos "desaparecidos"  a partir del 24 de marzo del´76. Más de 300 virtualmente víctimas del terrorismo de Estado. El periodista Amílcar González, uno de los fundadores del Peronismo de Base, fue secuestrado y torturado. Luego preso y finalmente exiliado.

      Fue secretario general del Sindicato de Prensa de Mar del Plata y secretario de Exterior de la FAT-PREN. entre 1973 y marzo del´76, cuando fue dete-nido. Antes,Mar del Plata había vivido una "orgía de sangre" después del crimen de Piantoni.

       Enseguida, fuerzas combinadas -aquí se dijo que por la Ruta 2 circularon rumbo a Mar del Plata varios "Falcon" verdes con una docena de personas- asesinaron a los Videla, padre y dos hijos (Jorge, Guillermo y Enrique) buscando a "Pacho" Elizagaray, de la Facultad de Derecho.

       Los cuatro fueron secuestrados un día después del crimen de Piantoni llevados a un descampado y acribillados a balazos. Los cuerpos fueron hallados con 25 y hasta 30 impactos de bala. Lo mismo que al médico Bernardo Goldenberg, con un pasado de mi-litante comunista.

       En 1985 el gobierno de Raúl Alfonsín a través de su Ministerio de Trabajo "intervino" el Sindicato de Prensa Mar del Plata, a cargo de la conducción del periodista Amílcar González. Había vuelto con la democracia y ganó las elecciones por tercera vez en su gremio.

       La ciudad produjo "un milagro" poco conocido para entonces. El ex fiscal Demarchi, "archienemigo" de González en los´70, se ofreció como abogado para interponer demanda en favor del gremio de trabajadores de la Prensa. Diez años antes hubiera sido imposible. Impidieron la "intervención".

       Amílcar murió el 2 de junio de 2004. Antes, en abril 2001 incriminó a Fernando Delgado, prófugo, Nicolás Caffarello, detenido y Eduardo Cincotta, de-tenido hace dos años y al tiempo fallecido en esta ciudad. La declaración testimonial (5 horas) de Gon-zález se convirtió en "un clásico" del foro judicial.

      Curiosamente la última persona que lo asistió -larga agonía- fue aquél "ar-chienemigo" de los´70, Gustavo Demarchi. Desde hace 10 días  con orden de captura por hechos de los´70.  Mar del Plata, el peronismo, sus protagonistas y la historia. Nada es "como era". Hasta dá para un filme 35 años después.
Publicar un comentario