Seguidores

19 de septiembre de 2010

UN DIA CUALQUIERA EN LA INDIFERENCIA ARGENTINA

(*) LUCAS MERCAPIDE DARWICHE


Sin duda que algo extraño esta pasando en nuestra sociedad. Llegando a casa poniéndome cómodo opte como de costumbre por prender la televisión.
En verdad no vi nada que me deberia llamar mucho la atención, podria decir que vi solo un hecho mas, en este caso en particular vi “un nene de 10 años, solamente con una bolsa de pegamento en sus manos, en una esquina cualquiera de capital federal, intenta arrebatar en este caso un reproductor de mp4, arrebatar algo de un kiosko, una cartera, en definitiva da igual, el hecho es que a los 20 segundos es atrapado por el personal policial y como todo nene de 10 años, rompe en llanto, insultando primero y luego pidiendo por favor que lo dejen ir a su casa.

Por supuesto, lo que continúa es lo habitual...los curiosos que pasan y cabecean sobre la gente que rodea la escena solo para ver al “delincuente” exclamando antes de seguir su camino “es un nene”; algún flaco treintañero que consuela junto con el personal policial al “niño ladrón”, los señores un poco mas grande que echan culpas “a los padres” que no cuidan y educan a sus hijos como los de antes, y por supuesto las señoras paquetas y no paquetas, que increpan a los policias ausentes, al gobierno corrupto y la falta de políticas publicas, a los sindicalistas, a Maradona, a los del subte, a los camiones que le tocan bocina a las mimas en la esquina y por supuesto a los padres de estas criaturas que con 10, 12, o 15 años ya son “individuos sin recuperación posible” y deben ser aislados, mereciendo hasta morir con tan solo 10 años.

Seria un error de mi parte decir que uno “no” esta cansado de los afanos (me alcanzaría con decir que me robaron hace 4 meses la moto y me quedan aun 37 cuotas para terminar de pagarla jejeje), o estaria tambien equivocado si dijera que la falta de seguridad “no” es un problema de todos. 

Sin embargo, creo que hoy por hoy lo que nos pasa a los argentinos es un mucho mas grave que un problema de seguridad.

En esta escena, un pibe de 10 años jalando pegamento en una esquina es una cuestión que no nos compete, "es problema del estado", "de los padres abandonicos", "del policía de la esquina" que diremos que seguramente esta comiendo pizza en vez de hacer algo, "del tipo que se dejo robar x boludo llevando el celular a la vista, etc etc, SIEMPRE EL PROBLEMA ES AJENO, HASTA CUANDO NOS TOCA DE CERCA.

Al ser tocados por "este problema" pasamos automáticamente a ser victimas. Nos encontramos de manera inmediata en una nueva posición, de ser "uno mas" de los que día a día pasamos por la vida sin ser parte del “problema que otros deben resolvernos”, pasamos a ser “la victima, los damnificados, los desprotegidos, los ultrajados, los indefensos, etc” y el autor del hecho pasa de ser "un ser ignorado, un indefenso, un desprotegido, un excluido de la sociedad a ser la mayor enfermedad que nos acecha", a ser un problema de todos, un problema que debe ser solucionado inmediatamente, mediante cualquier medio y a cualquier costo.

Esta debe ser la unica vez donde raramente un excluido, un insignificante actor de nuestro escenario cotidiano pasa a ser “tan” protagonista de nuestra vidas, un objeto tan central de nuestras preocupaciones el cual nos despierta nuestra mayor atención y preocupación. 

Sin duda debemos destacar que este “repentino compromiso” que uno demuestra ahora con relación a este problema, no es en la búsqueda de una solución al mismo sino por el contrario, lo que nos ocupa en este caso es la “búsqueda de una sanción ejemplificativa”, “un escarmiento”, “un castigo persuasivo” que lleve a los demás “futuros delincuentes juveniles” a pensar 2 veces antes de convertirse en nuestro problema.

En esta escena cotidiana, este ascenso de los niños excluidos a la cima de nuestras preocupaciones no es en su beneficio, no son prioridad de la manera que lo deberian haber sido ya hace largo tiempo atrás, en este caso son prioridad momentanea tan solo para su aislamiento, para alejarlo de nuestras normales e inocentemente merecidas vidas.

Se me vino a la mente el preguntarme el para que un pibe de 10 años quisiera convertirse en nuestro “problema”? 
Para comprarse una remera de marca para mostrársela a sus amigos? No lo creo, en donde vive y con los amigos que tiene, no es importante la marca de la ropa, no es un símbolo de status que valga la pena como para arriesgarse..

Para comprarse un videojuego? El play station esta lindo pero donde vive no tiene tele, y si tiene casa y aun mejor si tiene tele..seguramente no vuelve tan seguido a ella, por lo que descarto esta opción..

Ni hablemos que nos estará robando, convirtiéndose en nuestro problema para comprarse una linda mochila o para guardar plata para las vacaciones, seguramente en el barrio donde jala pegamento en la esquina y aunque eso no le importe a los vecinos que pasan sin mirarlo, seguramente si les va a importar no delarlo ir a sus colegios, y si no quieren que sea compañero de sus hijos en el colegio del barrio, mucho menos les va a importar invitarlo a irse de vacaciones, por lo que tambien descarto los útiles escolares y los heladitos en la peatonal en vacaciones invitadas por sus vecinos.

Al ir acabando con las opciones normales para un chico de 10 años, la lista se me acota a dos cuestiones por las que estaría necesitando a delinquir: para COMER o para DROGARSE??

Algun trasnochado dira, si ese es el problema…“regalemos pegamento en las plazas asi están contentos y no me roban el stereo a mi, que soy un laburante mientras los de arriba se roban todo”.. por supuesto que resulta absurdo pero conozco gente que es capaz de aportar estas soluciones al tema.

Volviendo enserio al tema, que mal estaremos para que la necesidad de comer de otro, o la incontenible necesidad de drogarse de un pibe de 10 años sea un problema indiferente, hasta que nos toca de cerca. 
Que mal que estará la cosa para que nos resulte indiferente un pibe drogándose en una esquina? 

Por que será que el pibe “MERECE” drogarse por que así lo ELIJE, y uno que diariamente ELIJE ignorarlo mientras de droga NO MERECE ser robado despues?

Por que será que una señora paqueta y tan inteligente de 65 años es victima de un nene de 10? Que hicieron esta señora mayor y este hombre indignado por que el delincuente de la bolsa de pegamento de esa esquina tuviera un plato de comida en su mesa, no cayera en las drogas, fuera a la escuela, jugara, disfrutara de unas vacaciones, tuviera una familia, o mejor dicho tuviera la vida de nene.

Que viene haciendo la sociedad adulta desde hace 10 años para que hoy los nenes sean un problema? 
Que NO hicimos para que hoy estos nenes sean "nenes"? y que SI hicimos o dejamos de hacer para con solo 12 años deben ser condenados por delincuentes??

Que nos lleva a la gente a pensar que un nene que siempre va a ser nene, puede ser castigado como un delincuente? 
Será lo mismo que nos lleva a pensar que un tipo multimillonario, que se gasta 40 palos en un capricho electoral, que fue 20 veces a Europa, que anda en Mercedes Benz o que se gasta lo que sale un mes de alquiler en un almuerzo rapido con amigos, es un “tipo comun”??

Desde cuando un multimillonario es lo mismo que Oscar, que labura en la construccion y se va pedaleando para ahorrarse el Bondi? Desde cuando un tipo que no sabe si va de vacaciones a Roma, a Tailandia o a Cancun tiene la realidad “comun” del tipo que se queda en vacaciones en su casa cagado de calor por que el mango no le alcanza??

Desde cuando un nene de 10 años que roba para drogarse por que esta enfermo es un delincuente??

La verdad que no lo se… lo que si se, es que si los vecinos de cada esquina no cambiamos, es futuro cada vez nos marcara mas duramente los costos de nuestra indiferencia.



SERIE PLUMAS DE FACE
Publicar un comentario