Seguidores

7 de marzo de 2010

EL DAÑO QUE HACE LA OPOSICIÓN



(*) Héctor Timerman

El embajador argentino en Estados Unidos, Héctor Timerman, destacó el apoyo que brindó la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton a la economía argentina y a la política de desendeudamiento y advirtió "el daño que le hace la oposición a la economía de todos los argentinos".
El embajador argentino en Estados Unidos, Héctor Timerman, destacó la importancia el apoyo que brindó la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, a la economía argentina y a la política de desendeudamiento y advirtió “el daño que hace la oposición a la economía de todos los argentinos”.
En declaraciones a radio América destacó que el apoyo fue a tal punto que “Clinton dijo que la relación entre la deuda y el producto interno per cápita es mucho más sana y superior en la Argentina que la que tiene el propio Estados Unidos y dijo que están haciendo las cosas bien”.
“Me parece que esto le va a dar a la Argentina un empuje fenomenal para el desarrollo económico”, agregó, en relación a las declaraciones de Hillary Clinton, en la conferencia de prensa conjunta con la presidenta Cristina Fernández ayer, en la Casa de Gobierno, tras la reunión que mantuvieron por espacio de dos horas.
“Es increíble la visión que tiene el gobierno de Estados Unidos sobre la economía argentina, que es tan distinta a la utilización política que hace la oposición política y el daño que hacen”, agregó y explicó que lo sabe como embajador argentino, reiterando “el daño que le ha hecho la oposición es a la economía de todos los argentinos”, por lo cual “es una gran alegría haber escuchado a Clinton dar su apoyo irrestricto a como se lleva adelante el proceso desendeudamiento”.
Sobre la reunión entre la presidenta y Clinton, Timerman dijo que “fue un encuentro muy bueno, muy positivo de dos personas que se conocen, que se estiman y que saben que pueden hablar de todos los temas de manera cordial y atendiendo a las razones de la otra persona”.
Destacó que “fue una reunión larga de dos horas, Hillary estuvo presente con todo su equipo, así como la Presidenta estuvo con gran parte de su gabinete. Hicimos un repaso general de los temas más álgidos, desde Haití, Honduras, la situación de la seguridad nuclear, Irán, Malvinas y la deuda”.
Respecto del tema Malvinas, Timerman explicó que “Estados Unidos dice que es neutral en el tema, considera que el camino para la resolución de conflictos entre dos países pasa por sentarse de buena fe en una mesa de negociaciones y la presidenta le dijo que para eso hay que cumplir con la resoluciones de Naciones Unidas”.
Advirtió que “las resoluciones de Naciones Unidas no pueden ser obligatorias para los países pequeños y opcionales para los países que se sientan en el Consejo de Seguridad Permanente. Por lo tanto le pedía a la secretaria Hillary Clinton que intermedie con Inglaterra, no para la resolución del conflicto sino para convencer a Inglaterra, para explicarle a Inglaterra que hay una necesidad de que se sienten de buena fe a negociar con la Argentina, tal como lo viene sosteniendo las Naciones Unidas”.
Destacó además que “nunca vi un apoyo tan sustancial, la secretaria Hilary hizo tres a cuatro veces mención durante estos últimos dos días sobre su interés en que en producir ese acercamiento con Inglaterra”.
Timerman destacó que “en los últimos diez días la diplomacia han logrado grandes avances sobre el tema Malvinas. La reunión del Grupo Río, donde doce países que habían sido colonia de Inglaterra apoyaron por unanimidad junto con todos los países de las Américas una resolución de apoyo a Malvinas, que no deja lugar a dudas de los reclamos argentinos. Ahora se suma a esto la decisión de la secretaria Clinton se sentarse con los sectores”.
Hizo hincapié en que “hay que cumplir la resoluciones de la ONU; no puede ser que Naciones Unidas emita resoluciones que solo son cumplibles por países que no tienen el poder que tienen las potencias mundiales, porque si no se desvirtúa todo. Si Inglaterra no cumple con las resoluciones de Naciones Unidas no veo porque la Argentina deba cumplirlas”.
Advirtió que “las Naciones Unidas funciona en la medida que los países deseen cumplir con las resoluciones de Naciones Unidas” y respecto de las críticas hacia el funcionamiento de la ONU Timerman respondió que “el mundo es un mundo mejor con Naciones Unidas que sin Naciones Unidas. Hagamos todo lo posible para que Naciones Unidas sea lo más exitoso posible”.
Puntualizó que en el encuentro de ayer “el tema donde hubo divergencias de opinión, de solución, fue Honduras, donde la presidenta y Hillary tienen un punto de vista distinto sobre la mejor manera en que Honduras se encamine a hacia una situación de democracia plena”.
Explicó que “Hillary lo definió muy bien cuando dijo que ella estaba totalmente consciente de la historia argentina, de la historia de los golpes militares que hubo en nuestro país y por lo tanto sabía que el temor que tiene la Argentina a que se produzcan salidas no democráticas. Ella lo entendía perfectamente. La posición de Hillary era ‘miremos para adelante, hicimos lo imposible para parar el golpe a tal punto que hasta el día de hoy no le ha restituido el derecho de viaje hacia Estados Unidos de ninguno de los golpistas’, pero eran dos posiciones distintas. La presidenta –agregó- le manifestó también su preocupación de que esto no comience una situación de dominó, frente a una situación que tuvo éxito entre comillas para los golpistas de Honduras no se repita en otros países de la región, este fue el punto donde hubo divergencias de opinión pero no posiciones encontradas”, aclaró.
Publicar un comentario