Seguidores

15 de noviembre de 2009

LA ARGENTINA BIZARRA


(*) Claudia Bernazza

Al calor de este fastidio porteño por los cortes que se erige en tragedia nacional y tema político de primer orden, crece la audacia del divismo vernáculo.

Personajes que nos cuentan sus casamientos y separaciones, sus botox y paseos en yate, que nos muestran sin pudores sus mansiones esteñas y residencias en Miami para hacernos más amables las esperas en consultorios y peluquerías, han evaluado que su capacidad de representación los autoriza a hablar en nombre de todos. “Que el pueblo sepa que estoy con ellos”, se entusiasmó la diva de los teléfonos, que por el momento no logra vislumbrar que existe, seguro que existe, alguna relación entre su posibilidad de viajar cada fin de semana a Punta del Este y los miles de chicos que aspiran paco porque esa es la única vía de escape a su alcance.

Desde el hartazgo que pregonan exigen cambios en un abrir y cerrar de ojos, actos de magia que por algún motivo inconfesable los políticos conocen pero no utilizan. Puestos a precisar cuál es esa solución que nadie tiene el coraje de utilizar, hablan de represión, sin calificativos ni aclaraciones. El discurso que pide que rueden cabezas se matiza por las noches con pasos de comedia musical y niños salidos de una novela de Dickens.

Las aclaraciones llegan tarde y forman parte del show. Nadie quiso decir represión, la rubia no pensó, ni por un momento, en golpes y detenidos. Reprimir fue un exabrupto, pero todos entendimos.

La diva de los teléfonos y la diva de los almuerzos hablarán con el gobierno. Ya tenemos representantes. Para qué votar, para qué perder el tiempo en organizar espacios políticos, que siempre terminan desgastados y corrompidos. Echemos mano a la Argentina bizarra, a las mujeres del Hollywood vernáculo, a un desaforado piquetero que corta las calles porque se ha vuelto adicto a los micrófonos, a la filosofía barata de cada noche, que no calman los nervios pero nos eximen, cómo nos eximen, de protagonizar nuestra historia. 

*Diputada Nacional por el Frente para la Victoria
Publicar un comentario