Seguidores

26 de julio de 2009

EVA EN EL RECUERDO


*Por Claudio Díaz

Eva hermana de los pobres. Piadosa compañera para los desprotegidos, los enjuiciados, los humillados. Llamarada convocante de la rebeldía y la herida obrera. Socialmente justa y tierna.

Eva muchacha de fuego. Presente en cada hambriento, en cada soñador, en cada hombre y mujer libres crecidos al amparo de tu hechizo. Eva alimentos, Eva ropa, Eva libros y juguetes, Eva máquina de coser, Eva hospitales, Eva escuelas, Eva casas de ancianos, Eva casas para madres solteras, Eva albergues para estudiantes del interior sin techo en Buenos Aires.

Eva pintora del Octubre más celestial de todos los tiempos. La otra mitad de Juan. Enorme, fabulosa, remontando junto a El la doctrina de los justos, de los que aman de verdad, de los que siembran la semilla para que cosechen todos.

Eva de tiempo completo. Para atender a todo aquel que necesitara algo: un trabajo, un remedio para el hijo enfermo, acaso un pantalón para cubrirse las piernas en un día de invierno. No ha de haber vientos ni cenizas, ni polvo, nubes o lluvias, para apagar tu llama eterna. Porque siempre estás volviendo. En cada café, en cada esquina, en la voz veterana del pueblo.

Eva hada, Eva diosa, Eva ser superior. Que nunca pensaste para vos. Que fuiste restando de tu vida cada minuto que consagraste a quienes iban a verte. Que en tu cuerpo y en tu alma hiciste carne todas las angustias de las injusticias. Tanto, que al final el dolor de la maldita enfermedad se posó en vos para llevarte.
Eva de todos los tiempos. Te fuiste siendo una muchacha. Tenías apenas 33 años. Quien diría... la misma edad de Jesús. Por eso resucitas en todos los corazones que laten por la Justicia. Porque nadie muere si vivió en la historia. Y aunque cada 26 de Julio retorna esa tristeza de la histórica noche dolorida, sabemos que todo aquello que estuvo en lo trascendente sigue intacto… Y seguirá con vida.

Publicar un comentario