Seguidores

8 de octubre de 2017

COMUNISTAS PORTORRIQUEÑOS DESTACAN EL LEGADO DEL CHE GUEVARA




San Juan, 8 oct (PL) El Partido Comunista de Puerto Rico (PCPR) afirmó hoy que a 50 años de la caída en combate del comandante Ernesto Che Guevara su legado de lucha se mantiene imperecedero.

Para los comunistas puertorriqueños el peor castigo que recibieron los imperialistas asesinos del Che es que medio siglo después sus ideas están vivas en el corazón de millones de personas que luchan en todo el mundo.

'Cada día más y más revolucionarios en el mundo reconocen que la figura del Che y su pensamiento mantienen imperecederos, lo que constituye una implacable derrota para el imperialismo yanqui y sus mercenarios', dijo el PCPR en declaraciones a Prensa Latina en San Juan.

Los comunistas puertorriqueños expresaron que se unen de corazón al tributo que se rinde al Guerrillero Heroico en Vallegrande (Bolivia), donde su figura renació hace medio siglo después de los disparos de sus asesinos al servicio de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) de Estados Unidos.

Puerto Rico jamás olvidará el compromiso asumido por el Che Guevara, en la tradición del apóstol José Martí y el Comandante en Jefe Fidel Castro, en defensa del derecho a la autodeterminación e independencia de nuestro pueblo para construir una nueva sociedad, dijo en su declaración el PCPR.

Los comunistas no descansaremos hasta construir una patria en la que la clase trabajadora tenga el timón de la nueva sociedad, donde florecerá la justicia frente a la barbarie que nos ha impuesto el imperialismo yanquis por 119 años.


Fuente: Prensa Latina

PERÒN: 8 DE OCTUBRE DE 1895

*Por Pablo Adrián Vazquez.

Nacido un 8 de octubre de 1895 en Lobos, provincia de Buenos Aires - aunque hay autores que ubican su origen un 7 de octubre de 1893 y en Roque Pérez - vivió sus primeros años entre la pampa bonaerense y la Patagonia. Militar y docente, conductor y político, ante todo fue el intérprete de un sentido histórico nacional.
Fue conductor y receptor del espíritu de su época. En una época de corrupción política y sometimiento al Imperio Británico, canalizó las esperanzas de aquellos que buscaban el despegue industrial y la dignificación del trabajador.
La irrupción de vastos sectores sociales a la vida política nacional acompañando el incipiente desarrollo industrial, la migración interna, la crisis de representación política y la situación internacional producto de la II Guerra Mundial, buscaron superar viejos moldes instituidos, reclamando mayor participación política y social.
Ellos encontraron en el peronismo su referencia política y pertenencia cultural, el cual se distinguió – y aún distinguen - de otros movimientos políticos.
Perón encarnó a las fuerzas vitales de una Nación esclavizada en preconceptos de mentalidad colonial y una correspondiente dependencia donde los instrumentos económicos les fueron ajenos a los argentinos.
En los primeros años del gobierno peronista su senda deparó éxitos económicos y sociales vitales para el pueblo que potenció la consolidación de un proyecto nacional inclusivo, de pleno empleo, sustentado en los Planes Quinquenales y como eje filosófico la Tercera Posición.
Derrocado en 1955 su retorno por la fuerza del pueblo en 1972 – 1973 significó un hito liberación que aún nos motiva. Y hoy su figura marcó una senda que se entronca con la política de Estado de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la cual en su reciente Presentación del Plan Estratégico Industrial 2020 sostuvo:
“Estamos partiendo de una sólida base que nos ha permitido también generar que, por ejemplo, las heladeras y la demanda interna, los aires acondicionados, el calzado, los celulares crecieran en demanda interna y que, al mismo tiempo, crecieran en exportación, probando claramente que no hay bajo ningún punto de vista, una desarticulación o un antagonismo entre desarrollo de mercado interno y salto exportador (…). Al contrario, necesitamos federalizar esa industrialización y también industrializar la ruralidad”.
Sea en este futuro esperanzador que Perón y sus ideas, el camino a seguir para la liberación definitiva!

* Politólogo, docente e historiador. Miembro Académico de Número de los Institutos Nacionales Eva Perón, Juan Manuel de Rosas y Manuel Dorrego



LA ONU INSTA AL GOBIERNO A INVESTIGAR A GENDARMERIA




EL FUTURO DE LOS MEDIOS POPULARES DEPENDE DE UNA INTERNET CIUDADANA


*Por Aram Aharonian
Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico


Nos sorprende hasta a nosotros, dinosuarios anteriores a la llamada “revolución” tecnológica digital, pensar cómo funcionaríamos sin celular, sin redes ni correo electrónico, sin guglear, mientras nos intentan seducir con la comodidad del mundo tecnológico, con un robot que haga la limpieza de la casa y nos avise si entran ladrones…

Todo este seductor avance tecnológico esconde el fin de la seguridad, la vigilancia sin límites, la recolección indiscriminada de nuestros datos personales para enriquecer a megaempresas, la pérdida masiva de puestos de trabajo con la robotización y automatización. Y ni siquiera podemos echarle la culpa a algún fulano, sino que la tienen los algoritmos –que no tienen nada de transparentes ni de equitativos.

Hoy debemos analizar la integración vertical de proveedores de servicios de comunicación con compañías que producen contenidos (por ejemplo, ATT&T compra HBO y Times-Warner), la llegada directa de los contenidos (informativos, recreativos) a los dispositivos móviles, donde la televisión pasará a ser una pantalla más, la trasnacionalización de la comunicación y sobre todo de los temas de vigilancia, manipulación, transparencia y gobernanza en Internet. Ah, y del video como formato a reinar en los próximos años.

Hoy cinco de las 10 empresas de mayor cotización en la bolsa son del sector tecnológico y las tres del podio son Apple, Google y Microsoft . Sí, el problema es la concentración oligopólica: por el lado gráfico, 1.500 periódicos, 1.100 revistas, 9.000 estaciones de radio, 1.500 televisoras, 2.400 editoriales, están controlados por apenas seis trasnacionales.

Los riesgos de este modelo concentrador de las tecnologías digitales van mucho más allá de lo que ahora conocemos como Internet. En diversos sectores de la economía y la gestión político-social, se están produciendo cambios internos facilitados por la agregación y el análisis de datos (lo que se conoce como big data ). Son solo las grandes entidades (empresas transnacionales, gobiernos poderosos) que tienen la capacidad de almacenar y procesar tal cantidad de datos y de transformarlos en algoritmos, que son la base de la inteligencia artificial.

Nuestros datos se han convertido en el principal insumo de la nueva economía digital, dado que Internet se ha convertido en el sistema nervioso central de la economía global, así como del conocimiento, la información, la política y la vida sociocultural de la humanidad, lo que significará, de no producirse cambios en la gobernanza de la red de redes, en nuevas dependencias de nuestros países.

Es que cuando se trata de sistemas internacionales, no existe ningún organismo facultado para normar muchos aspectos de los flujos de datos, y mucho menos para supervigilarlos. Los nuevos monopolios digitales están explotando este vacío de regulación y supervisión para consolidar aún más su poder, y negocian a puerta cerrada las regulaciones que decidirán el futuro de la red, con muy poca o ninguna incidencia real de la ciudadanía.

Internet y el ciberespacio son el escenario de disputas de poder, donde las grandes potencias y corporaciones trasnacionales protagonizan una pugna mundial por conquistar y dominar esta nueva dimensión, integrándola en el marco de los conflictos geopolíticos, geoeconómicos y militares. Por eso, es un reto urgente de nuestras sociedades rescatar la Internet ciudadana, antes de que sea tarde.

Y las decisiones sobre estas cosas no son técnicas, sino políticas: es imprescindible mantener el carácter abierto y descentralizado de la red mundial de computadoras, discutir privacidad y protección de datos en un mundo en que no sólo las personas, pero las cosas (coches, heladeras, aviones, casas) están y estarán cada vez más interconectadas.

Un tratado sobre las corporaciones digitales debiera ser claro y plenamente aplicable a las empresas que operan en el mundo en línea, y preservar el derecho democrático de los pueblos a tomar las decisiones de política pública, que debe reconocer que son entidades globales, que deben estar sujetas a normas globales, lo que exige contar con un mecanismo para hacer cumplir estas normas globales.

Pero las megaempresas tienen capacidad de cooptar a los Estados. Las negociaciones de los tratados bilaterales y multilaterales de libre comercio TPP, TPIP y TISA, del Mercosur-UE, reducirán la capacidad de los Estados periféricos para proteger la privacidad y otros derechos ciudadanos.

Según los últimos cálculos, en el mundo hay unos 10 zetabytes de información (un zetabyte es un 1 con 21 ceros detrás), y la única manera de interpretarlos es con máquinas. El DeepLearning es la forma como se hace la Inteligencia Artificial: son redes neuronales que funcionan de manera muy similar al cerebro, con muchas jerarquías. Apple y Google y todas las Siri en el teléfono, todos lo usan.

Hoy el control emerge de la conjunción de medio, transporte y contenido. Los que controlan los sistemas de difusión, cada vez más inalámbricos, satelitales, eligen, producen y disponen cuáles serán los contenidos. El Big Data permite a la información interpretarse a sí misma y adelantarse a nuestras intenciones, y preocupa lo fácil que está siendo convertir la democracia en una dictadura de la información, haciendo de cada ciudadano una burbuja distinta.

Está de moda hablar de las noticias falsas, que en realidad son prácticas milenarias, que hoy son mucho más poderosas por su velocidad, potencia y bajo costo de producción. Son como el cáncer de la web que nacen como consecuencia de los modelos de negocios de Google, Facebook, Twitter y los miles de sitios que cada día intentan captar la atención en un mundo de concentración informativa y crisis del periodismo.

Las llamadas fake news es información falsamente descriptiva que busca manipular a la audiencia sin importar su propósito. Pero hasta que se creó la web, el acceso a audiencias masivas estaba monopolizado por quienes concentraban el poder político o los dueños de diarios, radios y canales de TV. La llegada de las redes sociales multiplicó el alcance de los internautas exponencialmente, dinamitando ese control primario de la información.

Ante el desastre producido por los terremotos el presidente mexicano Peña Nieto instó a los ciudadanos‘‘no dejarse engañar ni confundir por la desinformación o noticias falsas de las redes sociales.

Aquella metáfora, en el filme The Truman Show, por la cual un hombre es sólo parte de un reality show dentro del cual cree haber nacido y vivido toda su existencia, según un guion ajeno que desconoce, nos plantea si no seremos un sueño inventado por los medios masivos de comunicación,

El negocio de la televisión y el cine está experimentando un cambio rápido a medida que el streaming de video gana terreno sobre los modos tradicionales de visualización. En los últimos años, el proveedor de cable Comcast compró a NBC Universal y DreamWorks. Disney compró a Marvel, Lucasfilm, e invirtió en el servicio de streaming MLB Advanced Media. Verizon compró a AOL y Yahoo para alimentar sus propias ambiciones de contenido y publicidad.

Todas esas megaempresas de Internet acumulan información sobre cada uno de nosotros cada vez que utilizamos la web, que ellos comercializan vendiéndola a otras empresas o a la Agencia de Seguridad Nacional de EE. UU. Una sociedad conectada es una sociedad espiada y una espiada es una sociedad controlada.

Hoy más que nunca, la dictadura mediática, cada vez en manos de menos generales de las corporaciones, busca garantizarse hegemónicamente la imposición de imaginarios colectivos, narrativas, discursos, verdades e imágenes únicas. Es el lanzamiento global de la guerra de cuarta generación a los usuarios digitalizados del mundo. ¿Será el inicio de la guerra de quinta generación?

A veces pienso que en esta guerra ideológica nos llevan a combatir en escenarios de batalla equivocados o perimidos, mientras ellos desarrollan sus estrategias, tácticas, ofensivas en nuevos campos. Todo cambia, mientras nosotros, desde el campo popular parece que estuviéramos anclados, aferrados, a los mismos reclamos y reivindicaciones.

¿De qué estamos hablando cuando reclamamos la democratización de la comunicación y de la información? ¿Para qué queremos nuevos medios, nuevas frecuencias si no contamos y sumamos nuevos contenidos que tengan que ver con nuestras idiosincrasias, nuestras luchas, nuestros anhelos, nuestra memoria?, preguntan unos. ¿Cuándo vamos a construir nuestra propia agenda y dejar de ser reactivos a la agenda del enemigo? ¿Cómo vamos a romper esta ilógica lógica comunicativa desde organizaciones verticales? La horizontalidad ayuda a construir unidad, en procesos de organización, con movilización, señalan desde los movimientos sociales.

Lo cierto es que la vieja caja de herramientas ya no nos sirve. La academia poco nos ha ayudado en los últimos 40 años y no ha sumado teoría a la praxis elaborada por nuestros pueblos. De eso es de lo que debemos hablar: cómo y con qué herramientas luchar en estos nuevos campos de batalla.

Este texto es la introducción el tema de Medios, en Diálogos por una Internet ciudadana: NuestrAmérica rumbo al Foro Social de Internet, Quito 27 de setiembre de 2017.


Fuente: El Ortiba

EL PROYECTO EDUCATIVO DEBE ESTAR EN SINTONÍA FINA CON EL PROYECTO DE NACIÓN

*Por Osvaldo Vergara Bertiche

LA MARCA REGISTRADA “CAMBIEMOS” TODO PRETENDE CAMBIAR

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el enfrentamiento está a la vista. Por un lado la comunidad educativa (fundamentalmente estudiantes secundarios) acompañada por sectores políticos, culturales y sociales, mediante “toma de escuelas”, “asambleas” y “marchas”, y por el otro, un gobierno que se propone un “País de Emprendedores”.

Todo se debe, según el Diario La Nación en su edición del miércoles 6 de agosto, a “la sorpresa del mundo académico sobre una reforma que resulta desconocida”.

Pero, en realidad, el conflicto se desencadena, una vez conocido que fuera el proyecto de “Reforma Secundaria del Futuro”. Reforma que pretende imponer el Ministerio de Educación de la C.A.B.A.
Se ha tratado en todo este tiempo, que cierta parte de la sociedad tenga una mirada sesgada sobre la cuestión, apuntando (solamente) al debate sobre la legitimidad o no de la “toma” de las escuelas por los estudiantes, el rol de los padres que consienten, directivos que no adoptan medidas represivas y demonización de los docentes que acompañan esta actitud de defensa de intereses que son intereses del conjunto del Pueblo argentino.

El sistema educativo es un bien social que nos compete a tod@s. La propia Organización de Naciones Unidas es consciente de hasta qué punto el problema del cambio en la educación es un tema esencial y global. Y lo global significa la activa participación no sólo de los involucrados directamente, sino del colectivo nacional.

“Cambiemos” es el motor (no fuera de borda, sino fuera de todo juicio) de un “nuevo” modelo de país, en donde la precarización es la gran vedette de su pragmatismo antinacional y antipopular.
Al descubrir que tal “reforma” llevaba implícito (aunque ahora lo nieguen) que el quinto año desaparecía para convertir a los alumnos en “pasantistas” de empresas, la cara de la perversidad se manifestaba abiertamente.

Marchan a paso redoblado con la complicidad mediática, sectores políticos retrógrados o distraídos y dirigencia sindical comprometida, a instalar, en esto sí, una profunda reforma laboral que borre las conquistas de años del movimiento obrero organizado.

Paritarias, vacaciones pagas, aportes previsionales patronales, horas de trabajo lógicas y justas, son algunas de las tantas cuestiones que pretenden borrar de un plumazo. Todo conlleva entonces a la precarización laboral al mejor estilo que impusiera el usurpador Temer en Brasil.

En definitiva retroceder, como mínimo, a la Década Infame (06/09/1930 – 04/06/1943) en materia de derechos.

Esta “reforma” (en ciernes) de la escuela secundaria en Buenos Aires, forma parte indisoluble de este plan.

Todo proyecto educativo de cara al futuro, deberá perseguir por objetivo primordial acompañar el proyecto de Nación que el Pueblo argentino asuma como propio.

Este gobierno que desgobierna, ha encontrado en el modelo “emprendedor” su predisposición a desindustrializar, y apuntalar una economía agro exportadora (con exclusividad) que ya se padeciera y que sirviera, antes, para beneficio de la oligarquía parasitaria y hoy, sumándole el rubro “servicios”, para el enriquecimiento sin límites de las transnacionales, y del sector agrario concentrado.

Para esto es que quieren “emprender” desde el quinto año de las escuelas secundarias, así los alumnos sirven de “mano de obra barata”.

La reacción ha sido, y es, acorde a la acción. Y la acción de “Cambiemos” o sea del Macrismo, es haber querido utilizar su siempre atento dispositivo de “si pasa… pasa”, y se dieron de narices gracias a los jóvenes alumnos (casi el 50% de los cursantes tienen más de 16 años y votan) que han demostrado saber defender intereses que van más allá de los propios, y que son intereses que nos competen a todos.

No nos dejemos llevar a discutir “el sexo de los Ángeles” y debatamos sobre el proyecto de Nación que queremos y merecemos y también que para llevarlo a cabo hace falta no una Reforma de la Constitución, sino una NUEVA que nos contenga y nos proteja en todas las cuestiones.
En ese contexto realizaremos una verdadera Reforma Educativa.

UNA MUESTRA CONCRETA DEL EFECTO “POSVERDAD” Y LA EDUCACIÓN MEDIÁTICA ESTUPIDIZANTE.




 *Por Victor Leopoldo Martinez

Resulta preocupante que grandes sectores sociales no sepan diferenciar una ficción vendida como verdad teniendo la realidad a ojos vista que les muestras todo lo contrario. La sutileza en el trabajo educativo mediático podría ser el único atenuante para sus víctimas. La matriz generadora de razonamientos cuyas aplicaciones direccionadas se presentan tan opuestamente absurdas, gobierna hoy el país.

Las disparatadas argumentaciones también aparecen como las más claras pruebas de las diferentes varas de medición a la hora de verbalizar su utilización. Estas aparecen en funcionarios para evadir responsabilidades en el caso de la desaparición forzada de Santiago Maldonado a manos de la Gendarmería Nacional; pero también en las disparatadas afirmaciones de legisladores y “simpatizantes” PRO-Cambiemos para justificar ese gravísimo delito. Para eso recurren a un pueril y unidireccional relato que pretende vender como necesarias “las medidas que se adoptan para “ordenar” –o “normalizar”- la sociedad.

Acá aparece la “posverdad” enfrentada a la realidad en formato de ejemplos claros.

Vara 1: Para no pocos “jueces” al servicio del poder de turno, la responsabilidad del accidente ferroviario de Once que tantas vidas costó, es del Estado en las figuras del ex ministro De Vido y la ex presidenta Cristina Fernández, un relato creado y difundido mediáticamente hasta el hartazgo y su instalación definitiva en el inconsciente colectivo.

Vara 2: Llamativamente en el gravísimo hecho de la desaparición de Santiago Maldonado el Estado, en este caso en las figuras de la Ministra de Seguridad Bullrich y el propio Presidente Macri no aparece como responsable del hecho.

Según esta posverdad construida mediáticamente, la desaparición de Maldonado no fue “ordenada” por dichos funcionarios. Viendo las maniobras distractivas en marcha seguramente terminará siendo responsabilidad de un “loquito” Gendarme a quien “se le fue la mano”.

El motorman que no accionó los frenos de la formación del Sarmiento y produjo las muertes que produjo, ni siquiera es uno de los “corruptos k” hasta para el delegado gremial “pollo” Sobrero, sino que el accidente fue “desidia” producto de una planificada corrupción K”. Una disparatada argumentación que atenta cualquier razonamiento jurídico pero que desnuda esa doble vara a la hora de instalar en la opinión pública ciertos juicios de valor.

Si el accidente de Once era evitable por ser responsabilidad del Estado la seguridad en el transporte público, la pregunta cae de maduro: en la desaparición de Maldonado, ¿no? ¿Quién debe velar por la seguridad de los ciudadanos si no es el Estado? Para el Gobierno PRO ¿el Estado solo debe cuidar la integridad física y bienes de manera selectiva? (llamese Lewis, Benetton, Turner o el “rico y poderoso” que sea). En lo de la estación Once, los peritajes prueban que fue un accidente por imprudencia del motorman. La desaparición de Maldonado ¿fue también por imprudencia de un Gendarme? ¿Se puede llamar imprudencia a una desaparición forzada? La responsabilidad del Estado ¿existe para un caso y para el otro no? ¿Qué es más grave? ¿Tener al responsable del accidente de Once pero correrlo del hecho para accionar políticamente contra el gobierno anterior? O tener una cadena de complicidades para que la socialización de responsabilidades entremezcle a ejecutantes de la desaparición de Maldonado con los que ordenaron la represión y el accionar de los gendarmes en la zona, buscando que todo se diluya? Los gendarmes, sostienen que solo actúan bajo “ordenes” (obediencia debida). La “obediencia debida” no habilita un crimen de lesa humanidad y el ejecutante es tan criminal como el autor intelectual del hecho junto a los que bajaron la directiva.

La preocupación es lógica en tanto el estado de derecho es el que está en riesgo. El desmadre y la falta de control político de las fuerzas de seguridad por estar armadas (literal) pone al resto de la sociedad en total estado de indefensión.

Que ningún funcionario del gobierno quiera reconocer que dio la orden para que la desaparición forzosa de Maldonado se produjera es aceptar explícitamente que:
A las fuerzas de seguridad no las controla nadie.
Que dichas fuerzas deciden las políticas de seguridad del Estado con criterios propios.
Que para la “justicia PRO” el accionar de las fuerzas de seguridad no es enjuiciable; o solo lo es para utilizar a algunos de ellos como “perejiles” a quien cargarle la culpa del lamentable y criminal hecho.
Que la fuerza es el derecho de las bestias y que es más que claro que hoy por hoy a esas bestias las usan políticamente según sean los intereses en juego a defender, en este caso de los sectores económicamente privilegiados.
Que frente al estado de derecho que decían venir a defender, son los propios gobernantes, funcionarios y legisladores PRO-CAMBIEMOS los que aceptan en los dichos, hechos y actitudes su incapacidad política para un control racional de las normas constitucionales y para que el desmadre de ese estado de derecho continúe desgraciadamente vigente y peor aun, que día a día se ahonde.

Un Monstruo de 1000 cabezas es doblemente peligroso no solo por su condición de tal sino porque su peligrosidad se agrava enormemente en función de esa amorfa e incontrolable multiplicidad de perversas reacciones que cada una de sus “cabezas” significa y puede tener.

El Estado de Derecho hoy está en franco retroceso todo gracias a la tarea educativa llevada adelante por los medios hegemónicos y dominantes con sus construcciones y difusión de posverdades. Uno de sus periodistas reconoció ser uno de los soldados del “periodismo de guerra”; su nombre: Julio Blanck del diario Clarín. Las responsabilidades son compartidas y en algún momento deberán dar cuenta.

NAVARRO DENUNCIA UNA VENTA TURBIA DE C5N DESPUÉS DE SU DESPIDO