Seguidores

11 de diciembre de 2016

HECHOS VS EMOCIONES








*Por Eliana Valci

La palabra del año 2016, según el Diccionario de Oxford es post-verdad. Qué significa? : “Relativo a o denotando circunstancias en las que hechos objetivos son menos influyentes en la formación de la opinión pública que apelar a la emoción o las creencias personales”. (SIC Playground).

Esta es la nueva herramienta con la que los gobiernos de derecha y las grandes corporaciones económicas pretenden manipular la opinión pública a su favor, obteniendo adherentes para ganar elecciones.-



Si bien “el hombre es un animal político” al decir de Aristóteles, podríamos afirmar que también es “un ser emocional” y esto lo podemos ver hoy más que nunca a través de las redes sociales, donde las personas realizan su catarsis cotidiana.-

Por ende, si las noticias que son publicadas en dichos medios de comunicación tienen un gran contenido emocional, sean o no reales, las personas en base a ello pueden desatar su alegría o descontento.-

Generalmente las publicaciones son distorsionadas de la realidad, apuntando a la reacción de cada individuo para generar posiciones a favor o en contra “de”.-

Hasta aquí no hay mayores novedades; pero lo cierto es que detrás de cada pulsión que lleva a una reacción, existe un hecho, real o falso. Esto es lo que estamos perdiendo de vista.-

Aunque la inmediatez de la información y su volatilidad no nos permite investigar acerca de todos los hechos que a diario se nos presentan como “verdaderos”, existe algo que se llama razonamiento y sentido común, que es lo que las sociedades están perdiendo, dado que es más sencillo que otros piensen por nosotros y nos muestren “la verdad revelada”, que reflexionar al menos un instante.-

Esto es comparable a cuando hablamos en forma agresiva o hiriente, la palabra es como un disparo, sale y no vuelve; lo mismo ocurre cuando compartimos información tergiversada que puede recibir una o millones de personas, por ello es utilizada como herramienta de manipulación masiva de la opinión pública.-

No debemos permitir que jueguen con nuestras emociones, como nos decían nuestros padres: “debemos pensar antes de hablar”, tenemos que corroborar que es lo que realmente sucede; solo nosotros podemos ser dueños de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones.



Tomándole la frase a Navarro: QUE NO NOS TOMEN POR BOLUDOS!!!.-



 *Directora Revista Ida & Vuelta


Publicar un comentario