Seguidores

23 de marzo de 2016

CONDUCTAS ESQUIZOFRENICAS PUEDEN AGRANDAR LA GRIETA SOCIAL


Por Víctor Leopoldo Martínez (*)


Hoy queda muy claro que la grieta a la que hacía referencia Lanata es, indudablemente, político-ideológica. Macri, preelectoralmente prometió (dicho) una Argentina sin grieta (“todos juntos podemos”), pero en la realidad (hechos), día a día va agigantando el odio entre compatriotas. Es evidente que no vino a dar continuidad con lo que estuvo bien hecho, sino a destruirlo. Poco le importa que esa destrucción se lleve puesta la dignidad humana de muchos connacionales.

Pero lo votado, elegido está.

Ahora bien, si un psiquiatra detecta en un paciente mensajes total y absolutamente contradictorios; o peor aún, comprueba que entre mensajes y hechos existen flagrantes contradicciones, seguramente diagnosticaría esquizofrenia. Indudablemente, si ese paciente tiene responsabilidades político-sociales, la preocupación del profesional se agigantaría por las derivaciones que sobre la comunidad esto puede tener (contagio). Grave sería tener una sociedad esquizofrénica. Que un sector social celebre la quita de derechos a otros ¿es una conducta sana? Ése ¿es otro de los objetivos “PRO”?

Con sólo trazar un paralelo entre gestiones esto salta a la vista:
-2003: Néstor Kirchner recibió un país sumido en la mayor crisis económica e institucional que haya conocido nuestra nación a lo largo de toda su historia; y no ajustó.
-2016: Mauricio Macri resalta en cada oportunidad que tiene una supuesta pesada herencia que recibió del kirchnerismo (absurdo en términos comparativos) y está realizando un tremendo ajuste económico con el solo fin de beneficiar a los sectores más poderosos, no sólo nacionales, sino internacionales (fondos buitre). Hay plata para los de afuera, pero no para las provincias. Jauretche diría “cipayismo en estado puro”.

-Macri manifiesta que recibió “un Estado con capacidad nula”, “que el modelo de inclusión con crecimiento nos llevó a la pobreza y a la exclusión”, sin fundamentar mínimamente tan disparatada aseveración. Tampoco cimienta cómo él entiende que “un modelo de inclusión con crecimiento llevó a la pobreza y a la exclusión” (¿?). “Capacidad nula” no puede sostener nada; menos a un Estado, ni siquiera dos años ¿Ejemplo? Gobierno de De la Rúa.

Cabe preguntarse, para Macri, ¿en qué sector están los pobres y quiénes quedaron excluidos? ¿En la Sociedad Rural? ¿En la UIA, en Adepa? ¿Por eso lo de la quita de las retenciones al sector agroganadero? ¿Ellos eran los pobres y excluidos? ¿Por eso autorizó la devaluación de la moneda transfiriendo cifras astronómicas en un par de semanas a poderosos sectores económicos? ¿Regular para que estos sectores compartan parte de sus exorbitantes ganancias fue “excluirlos”?
¿Cómo se compatibiliza el cerrar una grieta con purgas ideológicas que van dejando decenas de miles de empleados públicos en la calle generando resentimiento? Esto que huele más a venganza. ¿Busca unir a los argentinos?

¿Cómo se juntan los empresarios privados con los obreros que ellos mismos echan y para qué se juntarían?
¿Cómo se compatibiliza un prometido crecimiento con la apertura comercial que destruye la industria nacional; con el achicamiento y pérdida de soberanía en AA e YPF decisiones generadoras de mayor de desempleo? Las razones de estas “decisiones” ¿están en lo hecho por el kirchnerismo? O sea ¿ser soberano y crear trabajo es una estupidez (Prat Gay)?
¿Cómo se entiende que el precio del crudo esté por el piso en el mundo y acá Aranguren (expresidente de Shell) decide incrementar dos veces el precio de los combustibles en cuatro meses?

¿Qué quiso decir Macri con que “la inflación es responsabilidad del gobierno anterior porque fue quien la promovió”? No sólo es un señalamiento disparatado hasta en lo “técnico” dicho por alguien que desconoce el tema, sino porque el más ignorante de los ignorantes lo escuchó hablar a él de la liberación de la economía y del mercado de divisas cinco meses antes de la elecciones. Melconian, Prat Gay, etc., etc., se pasaron anunciando por TN y Canal 13 un “necesario y sincero dólar a $17” y que el mercado regularía la economía; “anuncio” que fue aprovechado por los formadores de precios y especuladores para mandarlos a las nubes desde septiembre pasado y los siguieron incrementando después de su asunción.
Cómo se entiende eso de “tenemos que hacerlo juntos”, dicho en medio de un furcio y en el marco de un fútil discurso de apertura del periodo de sesiones ordinarias del Congreso Nacional , cuando a escasos 500 metros una manifestación de empleados bancarios era reprimida con palos y gas pimienta, según informó la propia agencia oficial Télam.
¿Cómo se entiende su pregonado respeto por las instituciones de la República y la independencia de poderes, cuando se quiso llevar puesta a la Suprema Corte de Justicia imponiendo por DNU hombres afines a su concepción ideológica sin aprobación senatorial?

¿Hace falta seguir señalando, marchas y contramarchas (paritarias docentes y elevación del mínimo al impuesto a las Ganancias que no fue); respeto por paritarias libres, pero “con techos para la demanda”, mientras los tarifazos están a la orden del día tanto como los cortes de luz y a las empresas de servicios -que nunca tienen para invertir y siguen recibiendo jugosas ganancias, antes con los subsidios hoy con un descomunal aumento del valor tarifario-, el ministro del área les sigue otorgando tiempo de sobra para que “supuestamente” mejoren sus desastrosos servicios (luz, telefonía -las 2-, gas, etc., etc.)? ¿Esto es “seriedad” hecha gobierno? ¡Causa mucha gracia!

Macri sigue prometiendo futuros maravillosos como si estuviera en campaña y gestiona como gobernante destruyendo cualquier posible sueño de mejoría.
¡Todo muy contradictorio y por ende demasiado esquizofrénico!

¿Se trata de una posible endemia cuyo síntoma es la politiquería de baja estofa y el mayor responsable se llama Héctor Magnetto y su cuasiperfecto manejo mediático que le permitió a él ser el más beneficiado con las políticas macristas (“limpió” la ley de medios, eliminó voces opositoras, metió su gente en medios estatales, compró Nextel y acciones de Telecom, logró que le liberen el mercado de cables y sigue teniendo papel prensa)? Estamos en presencia de un gobierno cuyos ejes son los “negocios” y el marketing temático para entretenimiento de los “domesticados” vía mediática.

Cuentan por ahí que fue casualmente el caso María Soledad Morales en la provincia de Catamarca el primer ensayo de laboratorio de Magnetto para probar el poder de sus instrumentos mediáticos en el disciplinamiento no sólo “social” (“la tele lo dice”), sino de “políticos” y “hombres del Poder Judicial” con el fin de sujetarlos a futuro a sus dictados para que defiendan sus intereses. Los hechos lo están diciendo todo: el 51 por ciento que votó al PRO piensa y habla como Magnetto quiere que lo hagan.
¡Maldita sea la esquizofrenia PRO que nos trajo esta particular manera de ser libres!


(*) Director de El Emilio (publicación digital)
Publicar un comentario