Seguidores

28 de febrero de 2015

GUADALAJARA: IX JORNADA GLOBAL POR LA APARICION CON VIDA DE LOS 43 NORMALISTAS DE AYOTZINAPA




Fotografía:REUTER

La brutal represión en Acapulco provocó la muerte del profesor jubilado Claudio Castillo Peña debido a una golpiza propinada por la Policía Federal. Además, al menos cuatro profesoras fueron violadas por federales y tuvo como saldo más de un centenar de detenidos.

Este jueves 26 de febrero, se dieron cita a las 17 horas en Arcos de Guadalajara, cerca de dos centenares de personas para realizar acciones de protesta por los hechos ocurridos dos días atrás en Acapulco y en solidaridad con los padres de los 43 normalistas que llevan ya cinco meses desaparecidos.

La protesta comenzó con un mitin frente a las oficinas del Tribunal Electoral de Jalisco, ubicado a una cuadra del punto de reunión donde jóvenes activistas expresaron el repudio a la represión y al uso desmedido por parte de la policía federal contra el magisterio de Guerrero, así como su solidaridad a los cientos de miles de desaparecidos y muertos producto de la violencia y la supuesta “guerra contra el narcotráfico”.

Después el grupo de manifestantes se dirigió a la glorieta Minerva para rodearla con mantas que expresaban un llamando al boicot electoral y solidaridad con Jaquelin Santana y Bryan Reyes y todos los presos políticos del país.

Los manifestantes permanecieron ahí agitando banderas y pancartas hasta pasadas las 19 horas para después movilizarse por Av. Vallarta hasta parque Revolución.


ESTADOS UNIDOS ACELERA EL GOLPE EN VENEZUELA

injerencia-eeuu-venezuela-580x386_opt


Resumen Latinoamericano/por Ángel Guerra Cabrera/27/02/2015.- El plan golpista denominado Operación Jericó fue abortado por los órganos de seguridad bolivarianos los días 11 y 12 de febrero pasados. Entre los objetivos contemplados por el plan estaba el ataque o bombardeo al Palacio de Miraflores, el Ministerio de Defensa y Telesur. Dicen que en la guerra la primera víctima es la verdad y ya Estados Unidos ha tenido que sufrir varias veces importantes derrotas mediáticas, como en el golpe contra el presidente Hondureño Manuel Zelaya, gracias a las verdades difundidas por Telesur desde el terreno. Los principales implicados en la conspiración fueron detenidos, entre ellos militares retirados y en activo. Sus declaraciones y la investigación de los hechos condujeron días después al arresto y encausamiento de Manuel Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas.

Hace alrededor de un año también fue detenido Leopoldo López, quien poco antes había llamado desde Miami a “adelantar la salida del gobierno… y que Nicolás Maduro tiene que salir antes que tarde de la Presidencia de Venezuela…como vamos a esperar seis años más…no podemos asumir una actitud propia de un sistema democrático”. López es el responsable del desencadenamiento en enero de 2015 de “La salida”, un plan desestabilizador que inició con protestas estudiantiles de universidades privadas y rápidamente tomó un cariz de extrema violencia, que costó la vida a 43 personas, entre ellas militantes chavistas y miembros de los cuerpos de seguridad. En las llamadas guarimbas(barricadas donde se utilizaba una violencia feroz contra simpatizantes chavistas, miembros de cuerpos de seguridad o simples transeúntes) intervinieron activamente mercenarios, incluyendo paramilitares colombianos, entre ellos francotiradores que con sus disparos ocasionaron varias muertes. En el caso de los graves disturbios en la ciudad de San Cristóbal fue fundamental la actuación de los paracos colombianos y de delincuentes pagados.

He visto en Caracas el indignado reclamo de miembros del Comité de Víctimas de las Guarimbas por que se haga justicia a los responsables de esos actos de violencia.

Ledezma, es el prototipo del político sin escrúpulos del viejo partido Acción Democrática. Como López, fue partícipe del derrotado golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez de 2002, pero ambos se beneficiaron de la generosa amnistía del comandante. De modo que sus actividades golpistas los convierten en reincidentes.

Al igual que Atilio Borón, cabe preguntarse si estos personajes hubiesen corrido igual suerte en Estados Unidos de haber intentado allí el derrocamiento del gobierno(www.cubadebate.cu/opinion/2015/02/22/conspirar-en-estados-unidos).

En su Doctrina de Seguridad Nacional de febrero de este año dice el presidente Obama: “Nosotros apoyamos a ciudadanos cuyo pleno ejercicio de la democracia está en peligro, como los venezolanos”. He aquí la explicación del extraordinario incremento de las acciones golpistas contra la Venezuela bolivariana, uno de los países más democráticos del mundo desde la llegada de Hugo Chávez a la presidencia.

El golpismo se intensificó sobre todo a partir de la elección del presidente Maduro en abril de 2013. Washington y las oligarquías decidieron a echar toda la carne al asador para destruir a la Revolución Bolivariana, aprovechando la muy sensible ausencia física de su líder histórico. Desde ese momento la violencia brota periódicamente con el telón de fondo de una colosal campaña mediática internacional de descrédito contra el gobierno bolivariano, aún mayor que la llevada a cabo desde la primera campaña electoral de Chávez(1998) hasta su deceso. Sus protagonistas principales son los principales diarios y televisoras de Estados Unidos y Europa, El País de Madrid y sus homólogos de la Sociedad Interamericana de Prensa, CNN en español, Televisa y sus iguales de la región,

¿Quién pagó y sigue pagando mercenarios por realizar acciones violentas en Venezuela?

La oposición venezolana detesta la democracia pero las instrucciones de Washington la llevan a transitar descaradamente de reiterados y –últimamente- constantes intentos de derrocar al gobierno bolivariano, al usufructo del “mejor sistema electoral del mundo” según la definición del ex presidente de Estados Unidos James. Carter. La oposición gobierna en unos cuantos estados, en numerosos municipios y tiene una importante, aunque minoritaria, representación en la Asamblea Nacional.

Parte importante de las acciones golpistas ha sido el desabastecimiento, provocado por los grandes empresarios que acaparan o contrabandean hacia Colombia los productos subsidiados de la canasta básica que compran con dólares vendidos a precio preferencial por el gobierno venezolano.

En la planificación del golpismo contra Venezuela participa activamente Estados Unidos y sus embajadas en Caracas y Bogotá. El gobierno bolivariano presentó un intercambio de correos electrónico entre el embajador yanqui en Colombia y la líder opositora María Corina Machado en que se evidencia un importante financiamiento enviado por aquel a esta para romper los “anillos de seguridad”, presuntamente del presidente Maduro y otros líderes revolucionarios.

Washington utiliza también a fundaciones como el Instituto Nacional Demócrata y el Instituto Nacional Republicano o solicita la colaboración de personajes de confianza como los ex presidentes Álvaro Uribe, Sebastián Piñera, Andrés Pastrana o Felipe Calderón para encubrir su liderazgo golpista. Renglón aparte merecen los legisladores cubanoestadunidenses Ileana Ross_Lehtinen, Mario Díaz Balart, Marcos Rubio y Robert Menéndez, todos distinguidos militantes de la contrarrevolución en Venezuela.

El propósito de los planes golpistas, si no tuvieran éxito a corto plazo, es crear una situación de angustia y disgusto en el pueblo venezolano que propicie la pérdida de la mayoría parlamentaria por el chavismo en las elecciones de este año y así crear un clima de anarquía e ingobernabilidad al presidente Maduro. Están jugando con fuego y se les pueden quemar las manos.

Twitter:@aguerraguerra

LA JUSTICIA EN EL PAÍS DE LAS “CLARINGRILLAS”



*Por Pedro del Arrabal



1.- Nombre del “impoluto” Juez que disparatadamente ordenó intervención judicial a un órgano de prensa (16 letras)

2.- Provincia donde se produjo la intervención (9 letras)

3.- Calificación mediática para una hipotética intervención judicial al matutino Clarín(58 letras)

4.- Nombre del Sindicato Patronal que aglutina a los dueños de “Grandes Medios” que todavía (hoy 26/02)no se dio por enterado de este avasallamiento a la libertad de prensa (producido el 22/02), ni saco comunicado alguno. (5 letra)

Respuesta

1.- Martín Ever Acosta

2.- Catamarca

3.- “La injusticia Kirchnerista avanza sobre la prensa libre y va por todo”

4.- ADEPA

El Diario ELESQUIÚ.COM de la provincia de Catamarca fue intervenido judicialmente

Resulta prácticamente imposible imaginar algún argumento medianamente coherente y que roce el sentido común dentro del orden constitucional (Provincial, Nacional y legislación internacional) para tamaño disparate judicial como el que vive en este momento el matutino catamarqueño EL ESQUIÚ.COM, Además la decisión resulta llamativamente “expeditiva” para una justicia catamarqueña que cuenta con algunos jueces que se caracterizan por esa exasperante parsimonia de la que hacen gala para ciertos “expedientes” y que por lo general y según sean los intereses en juego duermen el sueño de los “cajoneados” que bajo ningún pretexto se pretende para este caso; sí claridad conceptual y mínimos conocimientos sobre límites de atribuciones a la hora de expedirse.

Sobre una situación planteada por uno de los accionista sobre quien recae una denuncia por parte del matutino El Esquiú.com por administración fraudulenta, la señora Juliana Ibarra (nombre de la accionista demandante) en otra causa que que se tramita y se encuentra en manos del Fiscal Ezequiel Walther, es hija del reconocido agente inmobiliario Julio Edmundo Ibarra que, a su vez, está denunciado por robo de libros de actas de la empresa. A todas luces se trata de una cuestión meramente administrativa contable que de modo alguno habilita una medida como la tomada. Sin embargo el Juez Martín Ever Acosta sobrepasando con creces y en términos interpretativos su rol y función decide por sentencia interlocutoria Nº 261/262 /14 lo siguiente:
“… hacer lugar a la cautelar demandada por la parte actora y en consecuencia y en consecuencia disponer de la INTERVENCIÓN JUDICIAL de EDITORIAL ESQUIÚ S.AS…”
“La función del interventor será la de dirigir y administrar la sociedad …”

En estos lesivos términos para una actividad como la periodística me exime de cualquier comentario adicional más allá de señalar algunos aspectos y realizarme algunas preguntas: ¿Con qué autoridad profesional y moral y como podría un contador DIRIGIR y administrar un matutino? Sin menoscabo de la posible capacidad del designado, esto atenta cualquier lógica; a menos que independiente de su profesión este contador tenga sobrada experiencia en materia periodística de hecho; caso contrario es como poner a un agrimensor a conducir una intervención quirúrgica.

Hablo de lesivos en tanto existen sobrados antecedentes en materia de legislación nacional e internacional donde el Juez Acosta puede acudir para nutrirse antes de sentenciar de manera avasallante. Baste recordar:

El artículo 33 C.N.: “Las declaraciones, derechos y garantías que enumera la Constitución no serán entendidos como negación de otros derechos y garantías no enumerados; pero que nacen del principio de la soberanía del pueblo y de la forma republicana de gobierno.”[Así de esta manera, el no reconocimiento expreso en la CN del derecho analizado, no puede interpretarse como una negación al mismo.

La reforma constitucional del año 1994, por disposición del articulo 75 inc. 22 C.N. incorporó una serie de tratados internacionales que adquirieron jerarquía constitucional conformando un bloque de constitucionalidad:

– Declaración Universal de Derecho Humanos (DUDH): en su artículo 19establece: “toda persona tiene el derecho a la libertad de opinión, y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar, y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”.

-Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) en el artículo19.1 establece: “toda persona tiene derecho a la libertad de expresión; este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideraciones de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.”

– Convención América sobre Derechos Humanos (CADH) en su artículo 13 consagra el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión, estableciendo:

“Artículo 13. Libertad de Pensamiento y de Expresión

1)Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.

2)El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar:

a)El respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o
b) La protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas.
No se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados

Pero analizado esto en términos políticos-sociales no resultaría difícil inferir la descomunal reacción mediática de los medios del monopolio multimedia del Sr. Magnetto si esta situación se hubiese dado en alguno de los medios de su propiedad –por otro lado total y absolutamente previsible además de justificada-. El país entero sentiría el peso y el rigor mediático sobre semejante avasallamiento a la libertad de prensa.



Claro… hay una diferencia sustancial: Clarín es el Gran Diario Argentino; EL ESQUIÚ.COM es un humilde emprendimiento editorial de una provincia del interior del país, que trata de ejercer libremente la noble profesión de informar.

AGUINIS O EL DECÁLOGO DEL GORILA




Un análisis de su último artículo en La Nación. “Su odio se inscribe en una tradición vergonzosa: la historia de la infamia irracional y desmedida contra los sectores populares que se sienten identificados con el peronismo”.


*Por Rodrigo Lugones


Tú eres ese quien odias

Jacques Lacan


El perro guardián del establishment, Marcos Aguinis, publicó una ¿nota? en La Nación donde se despacha abiertamente contra el kirchnerismo. Haciendo gala de su faceta más reaccionaria, abreva en la profusa fuente de inspiración que representa, para cierto sector del anti-peronismo colonialista, la xenofobia, el segregacionismo y el racismo explícito.

Su odio se inscribe en una tradición vergonzosa: la historia de la infamia irracional y desmedida contra los sectores populares que se sienten identificados con el peronismo. La revista Surpodría ser su correligionaria más cercana, eso si Aguinis fuera un buen escritor (nos parece mucho compararlo con gorilas tan brillantes como Jorge Luis Borges o Adolfo Bioy Casares, le haríamos un gran favor).

Depositando sus idealismos patrióticos en la Generación del 80, conservador en lo político, liberal en lo económico, y defensor de la centralización en Bs As., nuestro amable sub-comediante Marcos muestra un hermoso catálogo periodístico que conjuga pseudo-positivismo, charlatanería del progreso y la razón y desconocimiento histórico. Tal vez se sueña a sí mismo como un Miguel Cané 2.0, el problema es que ha llegado 100 años tarde al cumplimiento de su rol histórico. Es un digno heredero tardío del positivismo ya que, podemos decir, siguiendo aFeinmann el bueno, que tal cual lo hizo históricamente la tradición positivista, Aguinis justifica el orden establecido y congela la historia en el cénit del avance del dandismo social que representa la Generación del 80. De ahí que toda alteración al orden sea vista con malos ojos. El kirchnerismo es, precisamente, una alteración del orden natural de una democracia de los privilegiados, de allí que siguiendo esta misma lógica, Aguinis y todo lo que él representa se le oponga.

Sin miramientos ataca con una batería de lugares comunes y liberales (habla de República, Populismo, Inmoralidad, Ignorancia, etc.) la identidad de los pueblos que luchan por su liberación.
No podemos esperar lo contrario, sería como esperar que el escriba del discurso del Amo se conmueva frente a la injusticia que sufre el esclavo.

Retoma aquella idea kantiana de la “Heteronomía de la conciencia”, donde miles de brutos marchan tras ideas falsas, hipnotizados por un discurso mendaz. La novedosa idea posee más de 200 años y fue usufructuada en el pasado por los epígonos del peronismo clásico en incontables oportunidades. Es natural que cuando se quiere ir en contra de una fuerza novedosa, progresiva y transformadora, se deban ir a buscar ideas a los recovecos más reaccionarios del pensamiento del pasado (ya superado ampliamente por filosofías que lo han derribado).El pensamiento pre-kirchnerista de Aguinis atrasa, no puede evitarlo, ni desplegando sus más logrados esfuerzos (funciona como un objeto descubierto de alguna civilización pre-hispánica, nos recuerda un pasado que en algún momento estuvo vivo pero que hoy, por suerte, ha muerto).

Se atreve, además, a improvisar una ¿síntesis?, a vuelo de pájaro, de la historia Argentina, que no se ajusta a ninguna metodología que pueda considerarse seria, sino que, deliberadamente, produce una historia desde los nombres propios, dejando afuera de su mentado esquema historiográfico la presencia popular que marca, a fin de cuentas (y sin que él lo sepa) las “idas y venidas” de la “pobre patria“ que tan dolorosamente tuvo que “sentir” nuestro héroe menor. Vale decir que lamentamos, con todo sarcasmo, su sufrimiento y reivindicamos, no sin menor sarcasmo, la entereza con la que ha llevado la tarea moral de decirnos a todos los “inmorales equivocados”, desde su luminoso saber autónomo, qué camino hemos de tomar.

Yendo al grano, el real problema de fondo es el segregacionismo evidente que enuncia su posición política, las expresiones “recursos humanos dignos” y “ganado humano” sirven para que podamos plantar posición. Vale recordar que el ser humano NO es un recurso. Esa sería tal vez, una de las distancias fundamentales que mantenemos con su discurso. Es normal que quien caracteriza de recurso a la condición humana y cree que es posible entender a ciertos humanos como “ganado”, crea que puede, en nombre de no se sabe qué perversa moral, denigrar a aquél que piensa distinto.

Pero, nos preguntamos ¿No funciona ese “ganado humano” en la lógica segregacionista con la que Aguinis razona, como el Judío para la lógica totalitaria del racismo nacional socialista?, ¿Qué verdad insoportable de su ser le revela el “ganado humano” que tanto rechazo le causa?, ¿Su odio es, acaso, el intento por taponar esa verdad, tan dolorosamente interna, que revela que para sí mismo, inconscientemente, Aguinis no es otro que quién él mismo odia?

He ahí toda la gran potencia de este escritor menor, su edificio ideológico fue construido con los lamentables ladrillos del racismo. Su tesis, obvia, repetida hasta el cansancio, es la siguiente: El kirchnerismo, al momento de dejar el poder, ya lejos de las arcas estatales, irá devaluando su capital político, perdiendo toda su fuerza. Olvida que el kirchnerismo no nace de un repollo, sino que constituye la continuación de una tradición política de transformación. Transformación que surge desde la perspectiva de la identidad política que las clases populares han asumido en sus luchas específicas y es el resultado de conflictos históricos no resueltos, que retornan para hablar de lo que no pudo ser cambiado hasta hoy. Los pueblos hacen su historia, con limitaciones, equívocos, epígonos, y racistas incluidos, podrán confundirse, pero algo tienen en claro, no perderán su potencia porque, como Fierro, si es preciso abrirán con su cuchillo el camino pa´ seguir.

Fuente: APU

POPULISMO: UN NUEVO FANTASMA RECORRE EL MUNDO



*Por José Luis Muñoz Azpiri (h)

– Satán – Perón es el compendio de todos los males que a sufrido el país. Así lo proclamó la Sra. Thatcher cuando vociferó: “¡La culpa la tiene Perón, que les hizo creer a los argentinos que las Falklands eran de ellos!” y lo confirma la morocha Condolezza Rice cuando acusa al General de haber ejercido un “populismo antidemocrático”. Por supuesto no faltó el corifeo de alcahuetes nativos que se hicieron eco de estas Gorgonas actuales, para recordar, de paso, el calvario sufrido bajo el gobierno de la turba demagógico-populista, con los remanidos argumentos de siempre (Nélida Baigorria, “Retorno al pensamiento único”, La Nación, 28/5/07, Marcos Aguinis, “El hipnótico modelo populista” Ibíd..26/607.)

Se ha dicho que el populismo no es una doctrina precisa, sino un “síndrome”. En efecto, al populismo no le corresponde una elaboración teórica orgánica y sistemática pues su fuente principal de inspiración y término constante de referencia es el pueblo considerado como agregado social homogéneo y como depositario exclusivo de valores positivos, específicos y permanentes. Por este motivo, el populismo ha sido objeto de desprecio por las ortodoxias decimonónicas y de principios del siglo XX, que proclamaban la fatalidad del enfrentamiento de clases. Al basarse en el postulado de la homogeneidad de las masas populares, el populismo se diferencia radicalmente no sólo de los movimientos de clase, sino también de los movimientos interclasistas. El interclasismo, de hecho, no niega las diferencias de clase, aunque intente conciliarlas. El populismo, por el contrario, las niega. Para el populismo la división está entre el “pueblo” y el “antipueblo” Categorías, si se quiere, más emocionales que racionales, pero que surgen cada vez que se asiste a una rápida movilización de vastos sectores sociales, a una politización intensiva al margen de los canales institucionales existentes. El populismo, de este modo, renace en los movimientos de contestación y no solo en el mito de los “pueblos jóvenes” (reminiscencias de otras fórmulas anteriores como “pueblo de campesinos”, “pueblo de trabajadores”, “pueblo de combatientes, “pueblo de soldados”, etc.), sino en la reformulación, a veces extrema, de determinados elementos de tipo tradicional (la tradición revolucionaria en Francia, la tradición socialista en Italia, la tradición anárquica y libertaria en España, el folcklore guerrero en Japón, la tradición “jeffersoniana” en los Estados Unidos).

La apelación a la fuerza regeneradora del mito – y el mito del pueblo es el más fascinante y el más oscuro al mismo tiempo, el más inmotivado y el más funcional en la lucha por el poder político – está latente incluso en las sociedades más articuladas y complejas, mas allá del equilibrio pluralista, dispuesto a materializarse súbitamente en momentos de crisis.

En los Manuales y diccionarios de Ciencia Política puede leerse sobre el populismo: “…individualizado un grupo o sistema (raza, oligarquía, establishment, etc) en enemigo nacional, es posible pensar en alguien capaz de representar de un modo total al Pueblo en una unidad política contrapuesta, que posibilite la derrota o rendición de aquel enemigo”. Para Peter Worley, el populismo es “la ideología de la gente del campo amenazada por la alianza entre el capital industrial y el capital financiero”, para Edward Shils el populismo “se basa en dos principios fundamentales: la supremacía de la voluntad del pueblo y la relación directa entre pueblo y liderazgo.”

Hay quienes lo confunden con los llamados “rebeldes primitivos”, curiosa definición de sociólogos extraviados del Hemisferio Norte sobre los piqueteros o con una especie de democracia directa y romántica. Es que en realidad esta definición es una suerte de pastiche que tiene tantos significados como autores la proclaman. Pero lo cierto es que no es una ideología preestablecida de reproducción uniforme desde el gobierno, como pretenden hacer creer ciertos comunicadores funcionales al poder corporativo Es preciso tener presente que el concepto de pueblo en el populismo no está razonado sino más bien intuido o apocadípticamente postulado como la frase de Evita: “Un día sabiamente dijo Perón que el país, tras haber pasado de un jefe a otro y habiendo conocido todas las bellezas y maravillas, al fin termina por encontrarse con su más grande y alta belleza: el pueblo” Es decir el mito, mas allá de una exacta definición terminológica, a nivel lírico y emotivo. El populismo, en gran parte, tiene una matriz más literaria que política o filosófica, y en general, como plantea Ludovico Incisa di Camera, sus manifestaciones históricas vienen acompañadas o precedidas por iluminaciones poéticas, de un reconocimiento y de una transfiguración literaria de cualidades y de supuestos valores populares: la poesía de Walt Whitman en los Estados Unidos, los eslavófilos en Rusia, la Generación del 98 en España, etc.

Dado que es un modelo de organización, y no un modelo ideológico, el populismo puede ser de variado signo o, como plantea Antonio Cafiero, como el colesterol: bueno, malo o regular.

De la experiencia histórica surge que hay populismo de derecha, de centro o de izquierda, populismos totalitarios, populismos demócratas populares y hasta populismos social- demócratas. Lucio Garzón Macera enumera algunos: narodnichensko rusos, campesinos norteamericanos, ambos a fines del siglo XIX; Napoleón III en 1851 en Francia, el general Boulanger en ese mismo país en 1884, y siguiendo en Francia el Movimiento Poujadista a favor de justicia impositiva y el de Le Pen y la inmigración, los jóvenes turcos, con Kemal Ataturk, Alemania e Italia, Hungría y Rumania en los años 20, las recientes experiencias italianas de la Liga del Norte y algunos caracteres de la Forza Italiana de Berlusconi, el Partido Popular Noruego y el Partido del Pueblo de Dinamarca. En nuestro continente: el APRA en su primera etapa, el MNR Boliviano, el Varguismo en Brasil, Ibáñez del Campo en Chile y los nuestros, el Yrigoyenismo en el primer gobierno y el Peronismo del 45, éste último con la característica particular de haber integrado la fuerza inicial con instituciones sociales pre-existentes, como lo fueron los sindicatos.

Pero como representación, como expresión genuina del pueblo, siempre se evocó al sector social aparentemente menos contaminado por influencias externas y éste no era otro que el sector rural: el Mujik ruso, el campesino-soldado alemán exaltado por Jünger y Walter Darré, el farmer-pionner norteamericano y otros. Aunque el sector rural, aún siendo en general privilegiado por esta corriente de opinión, no es excluyente: en un país con un fuerte índice de concentración urbana, el pueblo puede estar formado por masas de trabajadores. Como prototipo, como síntesis simbólicas de las virtudes populares, puede ser escogido un elemento social marginal como el chulo madrileño para algunos teóricos de la Falange o simplemente el combatiente para varios movimientos populistas de la primera posguerra europea, o bien el joven como tal en ciertos movimientos de los años 30. En nuestro caso, al proponer como modelo del pueblos argentino aldescamisado, el peón del suburbio, Eva Perón afirmó: “Descamisado es el que se siente pueblo… Esto es importante – añadía – sentirse pueblo, amar, sufrir, gozar como lo hace el pueblo, aunque no se vista como el pueblo, circunstancia puramente accidental”.

Destaca Incisa di Camerana que el arquetipo del campesino castellano o rumano incluye al jornalero, al pequeño propietario, a la burguesía intelectual de provincias y también a elementos aristocráticos. El populismo excluye la lucha de clases, afirma Willis que “es fundamentalmente conciliador y espera transformar el sistema, raramente es revolucionario”.

Sin embargo, quienes agitan el parche del populismo como peligroso factor de desestabilización de las frágiles democracias del subcontinente, siempre omitieron referirse al bloqueo cubano, la desembozada intervención en la mayoría de las países de Centroamérica, la responsabilidad del gobierno norteamericano en la instalación de las sangrientas dictaduras de la década del 70, el endeudamiento crónico, la más fabulosa transferencia de ingresos y la pauperización de la totalidad de nuestros países.

Tal, el caso de Marcos Aguinis, quien, en el artículo citado al comienzo, asevera que “Ningún régimen populista ha logrado (o ha querido seriamente) acabar a fondo con la pobreza, estimular una educación abierta ni desmontar el fanatismo. Sus programas no responden a un desarrollo sostenido y firme. No le interesan los derechos individuales ni la majestad de las instituciones republicanas. Por el contrario, exageran el asistencialismo mendicante, imponen doctrinas tendenciosas y exaltan diversos tipos de animosidad para conseguir la adhesión de multitudes carenciadas, explotadas, resentidas o enturbiadas por la confusión”. A continuación, para apuntalar su homilíada moralista, cita a un curioso personaje, Armando Ribas, natural de la isla de Cuba, quién, en el momento de abordar el avión del exilio, cometió el error de subir al que venía a Buenos Aires y no el que salía para Miami. Este “orientado” analista también se despacha con argumento similares a los de los “Cuatro idiotas latinoamericanos” que Juan Gabriel Labaqué destazó impiadosamente.

Si ha habido históricamente un peligro para las democracias latinoamericanas en los últimos treinta años y un pavoroso avance de la indigencia, no ha venido del populismo sino del neoliberalismo. José Alfredo Martínez de Hoz, hubiera sido imposible sin Videla y los Chicago Boys en Chile necesitaron de la dictadura de Pinochet para aplicar sus recetas. Lo que ocurre, como destaca Ernesto Laclau, es que todo régimen cuya vocación democrática lo lleva a incrementar la participación popular, necesita ensayar formas institucionales nuevas que socavan los moldes del liberalismo oligárquico. Distintos contextos nacionales combinarán de modo diverso la dimensión institucionalista y la popular-participativa, pero ambas estarán siempre presentes en cierta medida.

Y concluye, “Existe populismo siempre que se interpela a las masas para que se constituyan en actores colectivos por fuera del aparato institucional. No hay que olvidar que los aparatos institucionales de los países latinoamericanos fueron seriamente quebrantados por dos experiencias sucesivas y desastrosas en los últimos cuarenta años: las dictaduras militares y el auge del neoliberalismo. En tales condiciones los sistemas políticos de la región sólo podían reconstituirse en dos direcciones diferentes: o bien consolidando el consenso de Washington, lo que hubiera conducido a regímenes tecnocráticos, con base social débil y, aunque formalmente liberales, altamente represivos en sus prácticas o bien avanzando en la dirección de democracias populistas”.

Acertadamente, afirma Carlos Campolongo, que los intercambios lingüísticos nunca son inocentes, son el principio de la acción.

24 DE FEBRERO DE 1950: INAUGURACIÓN DEL PARQUE DE LOS DERECHOS DE LA ANCIANIDAD

*Por Prof. Daniel Chiarenza

Es inaugurado el parque Los Derechos de la Ancianidad. Desde el balcón de la que había sido la Estancia Santa Rosa, el presidente Juan Domingo Perón lo declara inaugurado y abierto al uso público.

La subdivisión del territorio bonaerense comienza en 1580 con la segunda fundación de Buenos Aires y el reparto de Estancias en los alrededores del casco urbano.

La existencia de estas rutas primitivas puede permitirnos entender cómo se organizó el reparto de tierras realizado por Juan de Garay en 1580.

El más conocido con la desacreditada denominación de Parque Pereyra Iraola es un extenso parque urbano situado en la provincia de Buenos Aires. Es la zona de mayor biodiversidad de la provincia.
La estancia donde hoy se encuentra el parque fue entregada por don Juan de Garay a Antón de Higueras, que luego de algunas sucesiones pasó a ser propiedad de Pedro Ximénez.
En 1850 la Estancia, llamada “Las Conchitas”, de unas 13.000 ha, es vendida por Juana Rita Pinto de Ximénez a Simón Pereyra, pasándose a llamar a partir de allí “Estancia San Juan”. Simón Pereyra fallece en 1852 y la propiedad pasa a manos de su unigénito Leonardo Pereyra, quien durante un viaje por Europa, estudia los parques y jardines aprendiendo de ellos que la forestación conserva el suelo y genera un microclima que beneficia la producción ganadera. En 1860 comienza la forestación de la Estancia San Juan que poco después se convierte en la cabaña madre de los Hereford del país.

Leonardo Higinio Pereyra Iraola.

A la muerte de Leonardo la Estancia se divide entre sus seis hijos. Sus dos hijos varones reciben las Estancias mayores (San Juan y Santa Rosa), mientras que las cuatro hijas mujeres reciben las Estancias La Porteña, Las Hermanas, Abril y El Carmen.
El 7 de enero de 1948, el presidente de la Nación Juan Domingo Perón, en su discurso ante el Congreso, anuncia la expropiación de las estancias San Juan y Santa Rosa, con el objetivo de: “Salvar este tesoro forestal y artístico estratégicamente implantado entre Buenos Aires y La Plata y realizar una vasta obra cultural, social, científica y turística que incluyera institutos experimentales, laboratorios, viveros y parques zootécnicos”.
El 28 de enero de 1949 se expropia a la familia Pereyra Iraola y a otros pequeños propietarios una superficie de 10.138 ha y el 11 de marzo otras 110 ha. El 24 de febrero de 1950 se procedió a la inauguración del “Parque de los Derechos de la Ancianidad”. Ese día, desde el balcón de la Estancia Santa Rosa, el presidente Perón junto a su esposa Eva Duarte de Perón y el gobernador de la provincia de Buenos Aires Domingo Mercante, se dirigieron a unas 20.000 personas que se habían congregado al efecto, quedando inaugurado y abierto al uso público unas 800 ha, de la exEstancia Santa Rosa.

Parque de la Estancia San Juan se observan
palmeras, pinos, eucaliptos, araucarias y plátanos.

El Parque se encuentra ubicado entre los municipios de Berazategui, Ensenada, Florencio Varela y La Plata.

Mapa histórico del Parque Pereyra Iraola.

Durante la segunda presidencia del general Perón, el actual parque y la estación de tren del ramal que une Constitución con La Plata, se denominaban “Derechos de la Ancianidad”.
En 2008 la UNESCO declaró Reserva de la biósfera al Parque Pereyra Iraola. La iniciativa tiene como objetivo preservar la biodiversidad ante el avance de las edificaciones en esa zona.
Además de su riqueza natural, el predio contiene un invalorable patrimonio arquitectónico. Las construcciones dispersas por la gran extensión de tierra datan del siglo XIX. La señorial casona Santa Rosa -actual administración del parque-, por caso, era uno de los cascos de Estancia.

Estancia Santa Rosa, en el casco central del Parque Pereyra Iraola.

Otras edificaciones más pequeñas pero de igual valor cultural conformaban distintos servicios: hay un silo original, un vivero, un taller mecánico, una carpintería, un chalet donde funcionaba la sala de planchado y hasta el garage que sirvió para el estacionamiento de los carruajes. Son, en total, 36 exponentes de la época prefundacional de La Plata las que encierra el Parque.

El 23 de noviembre de 2012 obtuvo media sanción del Senado de la provincia de Buenos Aires para cambiar el nombre del parque por el de Gobernador Domingo Mercante. Esta propuesta fue iniciativa del senador provincial Santiago Carreras, del Frente para la Victoria. En sus fundamentos, destaca que “el objetivo de cambiar el nombre del Parque Pereyra Iraola por el del gobernador bonaerense, Domingo Mercante, busca recordar su importante gestión y reconocer su decisión de expropiar estas tierras”.

HUMOR INTELIGENTE