Seguidores

30 de enero de 2015

29 DE ENERO DE 2013: EL CANCILLER HÉCTOR TIMERMAN SE REÚNE CON LA DIRIGENCIA DE LA AMIA LA DAIA PARA EXPLICARLES LOS ALCANCES DEL PROTOCOLO DE ENTENDIMIENTO CON IRÁN

*Por Prof. Daniel Chiarenza

Sergio Burstein, referente de Familiares y Amigos
del atentado a la AMIA.

“Lo concreto es que los sospechosos iraníes se van a sentar en el banquillo y se someterán a la indagatoria en los términos de la ley argentina, ante un juez argentino y un fiscal argentino. Quien sostenga que esto es una cesión de soberanía o actúa de mala fe o tiene desconocimiento”. Resumió el canciller Timerman lo que calificó como lo central del acuerdo entre Argentina e Irán, a los dirigentes de la AMIA, la DAIA y varias asociaciones de familiares de las víctimas. El canciller les aclaró que la comisión que se nombra en el acuerdo será informativa de los poderes ejecutivos de Argentina e Irán y su tarea consistirá en garantizar el proceso, incluyendo la seguridad de los que viajen a Teherán. Dirigentes de la comunidad judía y familiares de las víctimas sugirieron dos nombres para integrar esa comisión: el exjuez español Baltasar Garzón y el jurista chileno Claudio Grossman, que fue presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El exjuez español Baltasar Garzón propuesto para integrar la Comisión "de la Verdad".

“Fue una reunión poco formal, fogosa e inteligente. Estamos conformes”, dijo uno de los dirigentes de la comunidad judía que participó de la reunión. “El canciller estuvo muy bien predispuesto a nuestros planteos”, aseguró Guillermo Borger, titular de la AMIA. Y su par de la DAIA, Julio Schlosser, afirmó que Timerman “nos explicó que esta comisión, independientemente del nombre que le pongamos, no va a interferir en el accionar de la justicia, y que la justicia que va a intervenir es la argentina, a través del fiscal”. El canciller se fue conforme: “Fue un trabajo muy intenso con los familiares y la dirigencia comunitaria. Creo que quedaron claros algunos puntos clave”.

Guillermo Borger, titular de la AMIA.

Surgió nítidamente la decisión de avanzar, de destrabar algo que no avanzaba desde hacía 18 años. Los iraníes siempre negaron su participación en el atentado y no aceptaron que sus funcionarios declaren. La justicia argentina no pudo dar ningún paso decisivo. Quedó en el plano de la denuncia internacional.
Las cuestiones que abordaron y que despejaron las dudas fueron las siguientes:

Jurista chileno Claudio Grossman, expresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, también propuesto para integrar la Comisión.

-Que el proceso se hace en términos legales argentinos. A los imputados iraníes se los indaga de acuerdo al Código Procesal Penal. Esto es posible desde el punto de vista legal, tiene antecedentes avalados por la Corte Suprema y se supone que en este caso dará el visto bueno. El juez requiere de autorización para viajar y lo mismo ocurre con el fiscal.

Julio Schlosser, presidente de DAIA.

-Que la Comisión de la Verdad no tendrá efectos vinculantes, ni tiene inmiscusión en el proceso. Sus funciones serán: garantizar el debido proceso (respeto por las leyes argentinas e iraníes). Garantizar la seguridad y los derechos de todos los participantes. También, asegurar la llegada y la salida de Irán del juez Canicoba Corral, el fiscal Alberto Nisman, de los abogados que representan a las familias de las víctimas y otras autoridades. Esa comisión no podrá objetar los fallos judiciales. Es más, la comisión no podría estar presente en el momento mismo de la indagatoria, porque no lo permite el Código.

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

-Se conocieron dos de los nombres que propondrán para esa comisión. Ambos de extraordinario prestigio e indudable ecuanimidad. Baltasar Garzón, jurista reconocido internacionalmente y Claudio Grossman que tiene la ventaja de conocer el expediente al detalle. Como observador de la CIDH en el juicio oral del caso AMIA, realizó un dictamen muy elogiado. La comisión tendrá cinco miembros, dos propuestos por Argentina, dos por Irán y un quinto, que será el presidente, que surgirá del consenso entre ambos países. Ninguno de los cinco pueden ser argentino o iraní.

Fiscal Alberto Nisman.

-Queda claro que no se bajarán las alertas rojas de Interpol, es decir que los imputados seguirán prófugos hasta que el juez y el fiscal cambien su situación.

Ronald Noble fue titular de Interpol hasta noviembre de 2014

-El proceso judicial en la Argentina continúa sin interrupciones. Es más, para las indagatorias, tendrá que haber un auto de procesamiento en el que se pongan sobre el tapete las pruebas contra los imputados. El fiscal Nisman dejó entrever que tiene a la firma un dictamen con nuevas evidencias.
Publicar un comentario