Seguidores

22 de agosto de 2014

CRONICAS DE LA MILITANCIA: ENTREVISTA A LAURA BEATRIZ RODRIGUEZ



*Por Eliana Valci

Laura nos viene a contar su historia militante y sus impresiones sobre la misma en los tiempos que corren.
Actualmente conduce un programa de radio, llamado “Zona 12”, que sale al aire  los viernes de 17 a 18 hs, a través de http://www.arinfo.com.ar.-

I&V: Cuando te iniciaste en el mundo de la militancia?

LR: Soy militante de toda la vida. Tendría unos 13 años, militaba en el colegio después de la fusiladora, escuchando a mis padres, a mis tíos el: “Perón vuelve y ya va a volver”.
Fue una cosa de piel y ante las injusticias de todo orden y desde el trabajo más conservador de las escuelas, yo me rebelaba. Es mi naturaleza, ahora pude haber sido de cualquier otro partido, pero como decía Discepolo, a Perón no lo hizo la necesidad.-

I&V: En qué movimiento u organización participaste?

LR: Participe en Montoneros.-

I&V: Como fue la experiencia?

LR: Extraordinaria, hasta que nos peleamos con Firmenich. Teníamos una Unidad Básica, llamada “11 de marzo”, en el Barrio de Boedo. Donde trabajaba la Tendencia y algunos grupos más de derecha y  Guardia de Hierro. También trabajamos con el Padre Mujica.  Así que nos habíamos juntado todos y la cosa fue maravillosa, pero disentíamos bastante de cierta organización que miraba la periferia y no el contexto general internacional.-

I&V: En que consistían esas reuniones políticas?

LR: Eran de doctrina política; formación de cuadros fundamentalmente, con capos que venían del aguante de la fusiladora hasta los ´70.- Los muchachos participaron un rato y después tomaron otro rumbo. Nosotros nos quedamos con la Básica, trabajando lo territorial y alguno de ellos entraron a incursionar en el Gobierno del General.- Los que no salimos con el fusil, salimos a pelear la calle, la noche; y a pelearla desde la vocación peronista. La Básica funciono hasta Luder, sin comprender lo que se venía.-

I&V: Como ves la militancia de hoy en comparación con la de ustedes?

LR: Hay un antes y un después. El error que se comete es cuando Menem entra a las Unidades Básicas y dice: “Acá no hay más política”, “No existe más la política”, “Ramal que cierra, tren que para”. Nosotros nos formamos escuchando al General; mi referente es  él, y mi amor por la libertad y la lucha es Evita, entonces no tengo otros referentes.-

A los jóvenes de hoy les falta formación, hay que volver a la vocación de estudiar, lo cual implica sentarse a leer, volver a las fuentes para saber por qué existen los Griesa , y porque existe la Unión Democrática.-

I&V: Vos que también sos una mujer de medios, crees que estos contribuyen a la desinformación del pueblo?

LR: Claro, tenemos el caso de “Clarinete” y del panqueque de Lanata, que sube con un bidón de nafta a buscar su premio y ya te da la imagen de quién es. Un hombre que en “Día D”, todos esperábamos su palabra. Era un referente, que vos lo escuchabas y le decía a Barrionuevo: “vos sos un delincuente”, y hoy se abrazan; entonces nosotros jamás haríamos eso, jamás nos abrazaríamos con el enemigo. El enemigo es ese que no puede integrarse a nosotros, que no es ni malo ni bueno, es el que no quiere a su Patria.-

I&V: A pesar de lo que es infraestructura, pensas que el gobierno tiene una falla en la comunicación de sus medidas?

LR: Absolutamente, tiene un problema comunicacional. La única que comunica, es Cristina, con su ropa, con su viudez, con su belleza, con su Campora, con todo su armado maravilloso, con sus secretos, con su bóveda.-

I&V: Te parece bien que la comparen a Cristina con Evita?

LR: Absolutamente mal. Evita es Evita, es una sola mujer; no hay que compararla.
Cristiana es una mujer muy talentosa, muy inteligente. Yo no creo que deba ser fácil ser presidente, y menos presidenta, porque cada vez que te levantas hay alguien que te serrucha el piso; sobre todo y más que nada por ser mujer.
A Evita la mataron, lograron matarla; terminaron con su vida y el proyecto.-

I&V: Si le tuvieras que dar un mensaje a un joven que quiere militar hoy, que le dirías?

LR: Que tome su territorio, camine, mire, que no espere ningún contrato. Que busque “Conducción Política”, que también lea a Scalabrini Ortiz, a Marechal. Que se siente con el que  necesita y empiece a entender desde donde necesita. Militar es comprometerse con el otro, se trata de acompañar al de al lado.-

I&V: Cuál es tu presente en la militancia?

LR: Yo quiero una Patria, Justa, Libre y Soberana, pero para eso hay mucho que trabajar. Hay que rever a Perón.-
Espero compromiso para la militancia, porque donde hay una necesidad hay un derecho;  Y todavía  estamos en el siglo XXI y Formosa no tiene agua, los bosques se desmontan; no me importa el nombre que tenga el gobernador, está mal hecho y se terminó. Y tampoco le doy la derecha a la gente de Greenpeace, porque estas organizaciones tienen siempre que ver con algún montaje yankilandista .-

LA INTELECTUALIDAD Y EL PENSAMIENTO NACIONAL

La intelectualidad y el pensamiento nacional
*Por Victor Leopoldo Martinez


Si la idea fue generar una estructura que Coordine (¿?) Estratégicamente (¿?) el Pensamiento Nacional teniendo como marco el Ministerio de Cultura de la Nación, no se lo está consiguiendo ya que el nombre suena bastante ridículo; y lo es más aún si el hombre designado, Ricardo Forster, no tiene en claro –y esto lo sostengo luego de escuchar una disertación suya en Catamarca el 18 de julio pasado y leer un reportaje en el matutino capitalino Pag/12 publicado el domingo 27 de mismo mes (ver: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-251643-2014-07-27.html)- qué es para él “Pensamiento Nacional.

Si lo analizo en términos históricos, por empezar la propuesta no es nueva ni original. En 1852 vio la luz el Club del Progreso, un reducto oligárquico que intentó poner un manto de olvido a las diferencia entre unitarios y federales pero… (siempre hay un pero) como un manto misericordioso extendido por los vencedores de Caseros (los unitarios); vencedores de aquella guerra civil que aún así se extendió por casi 30 años más. Por ese entonces era necesario domesticar a la “chusma”. Sarmiento –uno de los integrantes de aquel Club- lo decía claramente porque tenía y quería un país calcado de otro: “No ahorrar sangre de Gaucho; es lo único bueno que tienen para regar esta tierra”. ¡Si! Es el mismo que con la ley 1420 nos dejó la posibilidad de una educación libre y gratuita para todo argentino que quisiera acceder a la “civilización”; o sea parecerse al colonizador, ergo, el modelo de educación era el del colonizador; con la mirada puesta en lo que Europa entendía como cultura y pensamiento.

Y el pensamiento ya no fue nacional; fue más bien universal. Tan universal que tapó toda la rica cultura americana que a partir de ese momento se comenzó a despreciar por ser inferior. Y es allí donde nace el pensamiento popular, algo que hace que no se necesite de la explicación del “porteño lucido” para entender la miserable realidad que le tocó vivir en no pocos momentos de nuestra historia a gran parte del pueblo Argentino. ¿Habrá también que re significar qué es “pueblo”? La Sociedad Rural y los intelectuales de izquierda y derecha –la mayoría cipayos- ¿también son pueblo y hacen al Pensamiento Nacional? ¡Que matete!

Forster propone en el mencionado reportaje: “romper dogmatismos hacia adentro del campo nacional y popular” para ensancharlo, ampliarlo, provocarlo, discutirlo. Atravesar aquellas palabras entumecidas y equívocas como “pensamiento nacional”, re significarlas críticamente.”
Tamaña propuesta de intención parece venir del “Sr. de los cielos”.

¿Por qué considera a las palabras “Pensamiento Nacional” como entumecidas y equivocas? Solo él lo sabrá, y seguramente en algún momento nos desasnará desde su púlpito de intelectual. Lo que no podrá hacer cualquier interlocutor del Sr. Forster, contrariamente a lo que él propone, es discutirlo ya que la calificación por él dada a “pensamiento nacional” es tajante: “equívocas”.

Fundamenta esta afirmación por considerarlo nombre polisémico (de significados varios); una semi verdad que como tal tiene su mitad falsa en tanto no se puede desprender de la connotación ideológica; algo muy evidente en el pensamiento del nuevo Secretario de Estado. Esto emerge a la luz en la medida que le sale como fallido un mea culpa. Forster es hombre proveniente de la izquierda (y no casualmente nacional y latinoamericana por más que tire nombres de esa corriente de pensamiento). En sostener en ese reportaje que se “intentó homologarlo (al Pensamiento Nacional) a tradiciones de una derecha clerical o fascistoide, a pensamiento único, a (Joseph) Goebbels;” está el fallido. Si existió esa homologación, fueron casualmente los muchachos de la izquierda cipaya los que lo hicieron, algo que Forster se cuido de no aclarar.

En cuanto al tema de las tradiciones que el filosofo hace referencia en el mismo reportaje, según mi modesto entender no son todas iguales; y menos en un país como el nuestro donde la clase dominante -bien definida popularmente como oligarquía- siempre negoció con intereses foráneos el nefasto destino y el atropello a la dignidad del resto de la población. Entonces no se pueden juntar en una misma tradición a Borges y a Marechal, a John William Cooke y a Milcíades Peña porque mientras Marechal y Cooke, como peronistas que eran, miraban hacia el interior de su país buscando identidad y revolución nacional para la liberación, Borges renegaba de esa misma identidad y calificaba a los peronista como “incorregibles” mientras Milciades Peña, como buen trostkista, trataba de importar experiencias ajenas por desconocer la idiosincrasia del ser argentino y americano en su esencia. El valor literario de las obras de Borges está dado por las academias y no por el pueblo. Ejemplo contrario es el Martín Fierro, obra leída en los rancheríos; de un Hernández que a fuerza de ser valorizada como obra auténticamente argentina a nivel internacional logra que nuestras academias la acepten como tal. Solo baste recordar que los hermanos Hernández (José y Rafael) estuvieron al lado del patriota Leandro Gomez en la defensa de la bombardeada Paysandú atacada por la flota imperial brasileña con apoyo de Mitre desde Bs. As. Estas diferencias hacen a cuestiones esenciales que separan “tradiciones”.

La postura de este hombre auto considerado de la “vanguardia lúcida” se asemeja mucho al viejo recurso que tanto por izquierda como por derecha se utilizó no hace mucho tiempo para justificar que “Videla era un Gral. democrático” (PC, 1976-1978) y juntar a Rosas con el Almirante Rojas (Menem 1990-1999)
Pero cuando Forster como Secretario de Estado y encima coordinador estratégico del Pensamiento Nacional sostiene que “La argentinidad como tal es una invención, algo en debate; sus fronteras son lábiles, sus contradicciones inmensas.”, la cosa se pone medio peliaguda; y no porque los dichos de un Forster vayan a cambiar la vida y la manera de pensar y sentir de nuestro pueblo, algo que el intelectual desconoce. Se me ocurre pensar –y no creo equivocarme- que ese amplio sector social no es el que se tomarían el trabajo de leerlo y menos escucharlo. ¿Por qué razones no lo harían se preguntará el lector? Muy simple, por intuición; intuición que es corroborada renglones más abajo cuando comienza con el menoscabo del pensamiento popular al sostener: “Es inimaginable pensarnos sin Sarmiento y pensar a Facundo sin Sarmiento. Sarmiento pensó el desierto, pensó la campaña, como no la había pensado nadie. Y le dio a la figura de Facundo una relevancia mítica, que sin la escritura de Sarmiento no la hubiera tenido. Error y menoscabo. Error porque Sarmiento no pensó, imaginó el desierto y la campaña, algo que engrandece su libro Facundo simplemente como obra literaria ya que todo eso que describe en ella lo desconocía. Pensar algo desde el desconocimiento es ficción, ergo el libro Facundo es ficción y ahí Forster tiene Razón al decir que le dio una relevancia mítica. Menoscabo porque resulta extremadamente perverso e injusto para con nuestro gauchaje que vio en caudillos como Facundo, Peñaloza, Felipe Varela el sindicato que defendía sus intereses y dignidad, pensar que sin Sarmiento Facundo no hubiese existido. Creer que Quiroga fue tal gracias al escrito del “Ilustre Sanjuanino” es un menoscabo a la inteligencia y el pensamiento de ese pueblo que vio en Juan Facundo un líder político como lo fueron tantos otros caudillos provincianos y hasta el propio Irigoyen, o Perón, Alfonsín y hasta Nestor Kirchner.

El Pensamiento Nacional con semejante coordinador corre serio peligro. Lo único que le faltaría es incluir a José Pablo Feinmann en su equipo. Este último se animó a decir sin pudor alguno en el canal Encuentro que Varela solo pudo escribir su proclama americanista porque leyó a Alberdi y porque este último se había formado en el pensamiento Francés; ergo y por carácter transitivo Varela solo pudo escribir su Proclama por nutrirse del pensamiento europeo, algo que según este tipo de pensadores, filósofos e intelectuales, lo rescata al pobre Felipe de su condición de bruto; o bárbaro.
¡Un disparate!

En su disertación realizada en la Pcia. de Catamarca dejó entrever su pelambre un tanto gorila, algo que en el reportaje lo explicitó. Por ejemplo recuerdo que entre sus apreciaciones históricas salió una referencia tan puntual como disparatada:
“El 17 de Octubre fue un hecho casual y fortuito(¿?) porque las masas ya estaban con conciencia de clase gracias al trabajo previo que los viejos partidos de izquierda habían realizado.”
Si lo cotejamos con lo que le responde a la periodista de Pag/12 en el reportaje de marras cuando le pregunta:
“–Cuesta percibir que hubo y hay un pensamiento nacional de izquierda, ¿no?
–La propia tradición de la izquierda y del marxismo conoce debates extraordinarios en torno de la cuestión nacional. A comienzos del siglo XX hubo un gran debate alrededor de un libro de Otto Bauer, que fue uno de los grandes socialdemócratas austríacos, que se llama justamente La socialdemocracia y la cuestión nacional, donde frente a la complejidad del imperio austrohúngaro con doce naciones, Bauer trataba de pensar esa especificidad.” Con alarde de supuesta erudición eludió responder la pregunta y volvió a carga con el rescate del trabajo intelectual de los pensadores de Izquierda. Es clara su inútil intensión de despojar a las izquierdas de su ropaje cipayo, pero su intento fracasa porque su academicismo es más fuerte.
¿Por qué vinculo sus expresiones en dos instancias diferentes? De sus dichos se desprenden simples preguntas. Si el trabajo de las izquierdas fue tan bueno ¿Por qué entonces la reacción popular de aquel 17 de Octubre no se produjo antes? ¿Hubiese existido aquella patriada sin Perón? Los partidos de izquierda preexistentes y sus dirigentes ¿no se la pasaron traicionando los principios clasista de los trabajadores que decían representar poniéndose al lado de la oligarquía porque La Nación le abría sus paginas y el Club del Progreso sus puertas, y porque nuestros obreros no se parecían los obreros europeos (Jauretche)? ¿De que lado estuvieron los dirigentes del PC en el “45”, del lado obrero o de la Unión Democrática? (algo que también eludió señalar aquella noche tanto como se cuidó de mencionar -mientras yo estuve presente- a Galasso, Abelardo Ramos, Jauretche etc, etc.) No olvidar que el PS primero y luego el PCA fueron matrices de todo esos partidos de izquierda que desde entonces pululan en nuestras universidades para luego incursionar en la política nacional petardeando y panfleteando, sin propuesta concreta y viable alguna. ¿Que están en todo su derecho? ¿Quien lo duda? Pero sería importante que el derecho que tiene la gran mayoría de la clase trabajadora y el pueblo argentino de optar por el peronismo, también sea respetado.
En aquella disertación realizada en Catamarca Forster pensó muy bien todas y cada unas de las cosas que dijo, olvidándose que estaba en una provincia donde hay mucho peronismo y la gobierna una compañera peronista y podía haber un peronista como es mi caso en el lugar. Lo cierto es que tenía una clara visión de quienes integraban su auditorio y qué querían escuchar. ¡Hablaba un porteño! ¡Palabra Santa!
Entonces comenzó con su lectura de la realidad histórica pasada no muy diferente a la que podría haber hecho cualquier “mitrista”. Presentó un regreso de Perón sin lo que hizo el pueblo como resistencia peronista desde el “55” en adelante (pasó por alto los fusilamientos de José León Suarez) para que el regreso fuera posible; y –según él y con la versión parcial de aquella historia- ese retorno solo se produjo gracias a la movida juvenil Far-Montonero de fines de los “60” y comienzo de los “70”, experiencia que termina con la renuncia de Campora; a eso le agregó un peronismo de derecha con un Perón perverso -el del tercer gobierno que según él trajo la dictadura-; con el neoliberal Menem; con la remanida categorización del sindicalismo peronista como la burocracia Sindical; con un Duhalde del 2002; y planteó la diferencia. Ella estaba en esa pequeña franja “iluminada” de izquierda proveniente del peronismo camporista de los “70” que aparece en el 2003 y que hoy está acompañando el surgimiento del Kirchnerismo pero que en realidad son “ellos” (los que Forster representa) como iluminados de izquierda los que en realidad a estos últimos le están dando identidad y coherencia ideológica. Se olvidó decir -“sin querer queriendo”- que el “Tío” Campora era Peronista, de ahí su renunciamiento por lealtad ya que él había trabajado para el regreso del viejo y la tarea ya estaba cumplida; había que dejar el lugar al verdadero conductor. Que al “Tío” lo quisieron desviar los “apresurados” del momento también debió decirlo; pero no lo hizo.

Preguntas: Si al peronismo lo presentó como una bolsa de gatos filo fascistoide (que en la realidad lo es pero no en el aspecto Mussolianiano que él pretende darle, ni tampoco casualmente por culpa del pueblo sino más bien por responsabilidad de ciertos dirigentes), entonces ¿qué dejamos para los partidos de izquierda? ¡PC; PCR, PRT, MAS, MST, PO, PTS, PS, PSA, PC Congreso Extraordinadrio (¿?), CO, IS, etc, etc ¡Todos universitarios y sin obreros en sus filas más allá del nombre! ¿Hay una sola bolsa de gatos? ¿Cuales de estos partidos de izquierda son los verdaderos “marxistas nacionales”(¿?) y cuales los “fascista nacionales”? Las variantes pseudo-peronistas -con Scioli, De la Sota, Moyano y Barrionuevo, y hasta Massa incluído- aunque no sean “santos de mi devoción” y menos peronistas, si los miro objetivamente ¡son unos nenes de pecho en términos comparativos!

¡Con que cara puede hablar en defensa de las izquierdas cuando el PC y sus dirigentes eran sirvientes del imperialismo soviético hasta 1989, cuando ese partido ofreció sus militantes a la libertadora para cazar peronista en el “55”; que fue Videlista en el “76” y botoneó a compañeros peronistas hoy desaparecidos. Que tiene un admirador del Cavallo de los “90” a quien consideraba un “brillante economista incomprendido” proveniente de sus filas sentado en el actual panel de “6,7,8”! ¡Mucha versatilidad la de los muchachos Pctistas!

En aquella oportunidad catamarqueña rescató el pensamiento de Gramsci. A Gramsci se lo puede rescatar y valorar como un buen marxista italiano que sirvió a su Patria. Pero Gramsci ante que marxista fue italiano. Sino no se entendería su rescate de Maquiavelo como herramienta de los Medici para lograr la Unión Italiana. Al pensamiento de Gramsci se lo puede valorar pero no traspolar porque son dos historias distintas. Si caemos en el error de las verdades universales seguiremos siendo carne de colonización. No lo digo yo. Desde comienzo del siglo XVII lo vienen sosteniendo grandes luchadores y pensadores nacionales y latinoamericanos, como Chelemin, Tupac Amarú II, Tupac Katari, Miranda, Bolivar, San Martín, Belgrano, Moreno, Dorrego, Rosas, Mariategui, Scorza, Irigoyen, Perón, Eva Perón, Puigross, Sandino, Velazco Alvarado, Torrijo, Allende, Juan José Hernández Arregui, Homero Manzi, Enrique Santos Discepolo, Abelardo Ramos, José María Rosas, Scalabrini Ortiz, Marechal, Fermin Chavez, José Martí, Fidel, El Che (recomiendo leer “Perón, El Che y León Felipe” de Fermin Chavez) , Ugarte, Jauretche, Galasso, Alejo Carpentier, Cirigliano, Kusch y tantos otros que ahora no me vienen a la memoria.

Forster en Catamarca lo dijo bien clarito. “Poco importa quien vaya a ser el candidato y si pierde Cristina en el 2015. Este gobierno ya generó (¡Por fin! ¡Y está convencido!) esa instancia superadora del peronismo que supuestamente es el Kirchnerismo que caló -según él- en el 30% de la población del país y que ellos, como los “lucidos”, conducirán en el futuro”.

Sería interesante que Forster se entere que a las elecciones se las gana con votos, no con elucubraciones ideológicas; que con los votos se llega al poder institucional que es el lugar desde donde se puede cambiar la realidad. !Extraño que pequeños detalles “raramente” se le pasen por alto a un intelectual! ¿Por su descuelgue de la realidad, o por otros fines?

Con la soberbia que lo caracteriza aclaró también “que él, como coordinador de ese pensamiento nacional escucharía hasta los pueblos originarios (¡como un favor!!!)”
De sus dichos y apreciaciones resulta claro que los muchachos de izquierda nunca perdieron la esperanza de que apareciera “algo” que pudiera superar en el sentimiento popular al peronismo. Están creídos que es el Kirchnerismo (el inventado por ellos) ese “algo” izquierdoso filo marxista. ¡Y no porque fuera malo serlo! Sino porque su visión de la realidad esta realizada con lentes eurocentrista y manuales del mismo origen. Se olvidan que Nestor y Cristina fueron y son PERONISTAS. Lo demostraron con hechos en sus gestiones de gobierno.

A Forster solo le quedan las academias con sus academicistas adentro para volver a disfrutar de las viejas masturbaciones ideológicas como las que se realizaban en aquel Club del Progreso. Y si no me cree, lea esto de aquel reportaje:
–Usted anunció públicamente que invitará a Sarlo para algunas de las actividades. ¿A qué actividades?
–Cuando digo Beatriz Sarlo, también pienso en Juan José Sebreli, Carlos Altamirano, Horacio Tarcus, Maristella Svampa y Luis Alberto Romero, para tomar una diversidad de actores de la vida intelectual académica argentina. Beatriz podría perfectamente participar de “Los Frondizi”, que incluye a Arturo, a Risieri y a Silvio, porque me parece que es una pintura extraordinaria de la compleja trama de la vida política, intelectual, académica argentina. (lo más reaccionario a nivel de pensamiento, todos en una misma bolsa; y no creo que sea para domesticarlos.)
Esta todo dicho. Mientras la compañera Presidenta Cristina Fernández se la pasa hablando a los 40 millones de Argentinos (Como buena Peronista que es, no es “ni sectaria ni excluyente”), Forster intenta dar examen –como tantos otros- frente al exclusivo club de los “Académicos Profetas del Odio” buscando ser reconocido como el “Intelectual Lúcido” que ideo el Kirchnerismo que será la etapa superadora de ese “hecho popular y maldito” que aún hoy –a DIOS gracia- sigue siendo el peronismo.
Para cerrar optimistamente quiero rescatar para el “Pensamiento Nacional” no Forsteriano (entendiendo como nacional lo americano) a Kusch.

Rodolfo Kusch lo decía claramente: “En general cuando se niega el pensamiento popular me están negando como Americano que soy; entonces yo niego a los otros que creen que nos irán a redimir con la dádiva material, el dinero, el reproche o el consejo redentor. Y cuando a nosotros nos niegan, decimos “sí” a esa parte negada, pero nuestra, y nos resentimos. Ese “no” no es una variante gramatical; es un “no” semántico que incluye a los otros, a los que nos niegan. Eso nos ayuda a afirmarnos desde otro lugar y concepción. América es un continente de afirmaciones que no nos pertenecen. Hasta el propio Marxismo se infiltra como una forma europea con la cual se está afirmando lo que pasa con el capitalismo y el obrero; pero con él no descendemos hasta nuestro folclore donde yacen nuestros sentimientos. Son todas formas afirmadas por otros e introducidas entre nosotros sin que hayamos participado de su creación.”. Esto, según mi modesto entender popular, es “Pensamiento Nacional”.

EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ Y LA MUERTE

*Por Daniel Mancuso

Para el Premio Nobel de la Paz 2009 no es lo mismo una muerte que otra. Ni siquiera si el muerto se le parece, como es el caso deMichael Brown, un joven negro desarmado que fue asesinado a manos de un agente de policía. Distinta ha sido la actitud por la muerte del periodista blanco James Foley, que murió en un país que el propio Barack Hussein Obama II mandó borbadear por enésima vez para apropiarse del petroleo que hay en su subsuelo.

Lamentamos la muerte de millones de chicos de todos los continentes que no tienen nada para comer.

Lamentamos la muerte de miles de personas por malaria, ébola, fiebres diversas y cuanta enfermedad vuele por los arrabales del mundo.

Lamentamos la muerte demiles de palestinos inocentes bombardeados en sus casa, en la escuela, en las calles de Gaza por el ejército israelí.

Lamentamos la muerte de cada uno de los terrícolas inocentes que no debieran ir hacia los gusanos anticipadamente, ex profeso, por motivos violentos y por la acción de terceros.

Lamentamos que un presidente poderoso traicione a sus compatriotas, a los inocentes de otros lugares, a la raza humana en su conjunto, que no tenga un gramo de sensibilidad, y nos mienta en la cara en cada discurso...

Si leemos el discurso de Obama, si lo escuchamos atentamente, encontraremos que todo lo que dice pareciera estar referido a las propias acciones genocidas de los estadounidenses a lo largo y ancho del planeta junto a sus aliados en las masacres de todos los tiempos...

Desde el enome asesinato masivo más grande la historia cometido por los yanquis: la Masacre HIROSHIMA Genocidio NAGASAKI, hasta el actual genocidio en cuotas cometido por el ejército israelícon el aval de la Casa Blanca contra los pauperizados palestinos en GAZA, todo lo norteamericano con rayas rojas y blancas y estrellitas huele a muerte y cinismo infinito.



PRESIDENT OBAMA: Good afternoon, everybody.

Today, the entire world is appalled by the brutal murder of Jim Foley by the terrorist group ISIL. Jim was a journalist, a son, a brother and a friend. He reported from difficult and dangerous places, bearing witness to the lives of people a world away.

He was taken hostage nearly two years ago in Syria, and he was courageously reporting at the time on the conflict there. Jim was taken from us in an act of violence that shocked the conscience of the entire world. He was 40 years old, one of five siblings, the son of a mom and dad who worked tirelessly for his release. Earlier today, I spoke to the Foleys and told them that we are all heartbroken at their loss and join them in honoring Jim and all that he did.

Now, Jim Foley’s life stands in stark contrast to his killers. Let’s be clear about ISIL. They have rampaged across cities and villages killing innocent, unarmed civilians in cowardly acts of violence. They abduct women and children and subject them to torture and rape and slavery. They have murdered Muslims, both Sunni and Shia, by the thousands. They target Christians and religious minorities, driving them from their homes, murdering them when they can, for no other reason than they practice a different religion.


Ahora, la vida de Jim Foley está en marcado contraste con sus asesinos. Seamos claros acerca de ISIL. Han arrasado en todas las ciudades y aldeas, matando a civiles inocentes y desarmados en actos cobardes de violencia. Ellos secuestran a las mujeres y los niños y los someten a la tortura y la violación y la esclavitud. Han asesinado a musulmanes, tanto suníes como chiíes, por miles. Se dirigen a los cristianos y las minorías religiosas, expulsándolos de sus hogares, asesinarlos cuando pueden, por ninguna otra razón que practicar una religión diferente.

They declared their ambition to commit genocide against an ancient people. So ISIL speaks for no religion. Their victims are overwhelmingly Muslim, and no faith teaches people to massacre innocents. No just god would stand for what they did yesterday and what they do every single day. ISIL has no ideology of any value to human beings. Their ideology is bankrupt. They may claim out of expediency that they are at war with the United States or the West, but the fact is they terrorize their neighbors and offer them nothing but an endless slavery to their empty vision and the collapse of any definition of civilized behavior.

Ellos declararon su ambición para cometer genocidio contra un pueblo antiguo. Así ISIL habla por ninguna religión. Sus víctimas son mayoritariamente musulmán, y ninguna fe enseña a la gente a masacrar inocentes. Ningún dios toleraría lo que hicieron ayer y lo que hacen todos los días. ISIL no tiene ideología de cualquier valor para los seres humanos. Su ideología está en bancarrota. Ellos pueden reclamar por conveniencia que están en guerra con los Estados Unidos o en el Oeste, pero el hecho es que aterrorizan a sus vecinos y les ofrecen nada sino una esclavitud sin fin a su visión vacía y el colapso de cualquier definición de la conducta civilizada.

People like this ultimately fail. They fail because the future is won by those who build and not destroy. The world is shaped by people like Jim Foley and the overwhelming majority of humanity who are appalled by those who killed him. The United States of America will continue to do what we must do to protect our people. We will be vigilant and we will be relentless. When people harm Americans anywhere, we do what’s necessary to see that justice is done and we act against ISIL, standing alongside others. The people of Iraq, who with our support are taking the fight to ISIL must continue coming together to expel these terrorists from their community. The people of Syria, whose story Jim Foley told, do not deserve to live under the shadow of a tyrant or terrorists. They have our support in their pursuit of a future rooted in dignity.
From governments and peoples across the Middle East, there has to be a common effort to extract this cancer so that it does not spread. There has to be a clear rejection of this kind of nihilistic ideologies. One thing we can all agree on is that a group like ISIL has no place in the 21st century. Friends and allies around the world, we share a common security and a common set of values that are rooted in the opposite of what we saw yesterday. And we will continue to confront this hateful terrorism and replace it with a sense of hope and civility.

And that’s what Jim Foley stood for, a man who lived his word, who courageously told the stories of his fellow human beings, who was liked and loved by friends and family. Today, the American people will all say a prayer for those who loved Jim. All of us feel the ache of his absence. All of us morn his loss. We keep in our prayers those other Americans who are separated from their families. And we will do everything that we can to protect our people and the timeless values that we stand for. May God bless and keep Jim’s memory.

And may God bless the United States of America.



«Ningún dios toleraría lo que hicieron ayer y lo que hacen todos los días», dice mister president.

Y dios, si existe, parece ser cada día más reaccionario...

JOSE DE SAN MARTIN: REVOLUCIONARIO IBEROAMEICANO



 Por Pablo Adrián Vázquez *

Revolucionario, estadista y militar, creador del Regimiento de Granaderos a Caballo, gobernador de Cuyo, Libertador de Chile y Perú. (Yapeyú, 25de febrero de 1178 – Boulogne – sur – Mer, 17 de agosto de 1850).

Hijo capitán Juan de San Martín y de Gregoria Matorras (aunque recientemente Hugo Chumbita investigó, según cartas de Joaquina de Alvear, que San Martín fue hijo natural de Diego de Alvear y una joven india).

Aprendió sus primeras letras en Buenos Aires. A los 5 años sus padres lo llevan a España, donde ingresó como cadete en el Regimiento de Murcia. Participó en la guerra de Portugal y contra napoleón. Se distinguió en las batallas de Arjonilla y Andújar, Bailen y Albuera, siendo ascendido a teniente coronel y condecorado con medalla de honor.

Viajó a Londres, donde ingresó a la Gran Reunión Americana, fundada por el venezolano Francisco de Miranda. En 1812 se embarcó a Buenos Aires, junto a Carlos de Alvear y otros, donde se le dio la misión de formar el Regimiento de Granaderos a Caballo. Su primera intervención fue exigir la formación del Segundo Triunvirato.

En octubre de ese año fueron cañoneados y asaltados los pueblos de San Nicolás y San Pedro por los marinos españoles de Montevideo, sobre la margen occidental del Paraná. En enero del año siguiente llegaron las noticias a Buenos Aires, donde se ordenó al coronel San Martín que, con una parte del Regimiento de Granaderos a Caballos, protegiese las costas del Paraná desde Zarate hasta Santa Fe.

La expedición naval montevideana llegó a las bocas del Guazú con 11 embarcaciones, saliendo San Martín a su encuentro con 150 granaderos. Realizó una marcha con sus tropas ocultas de la vista de los españoles, los cuales pasaron el 23 de enero de 1813 por San Nicolás, subiendo el 30 al Paraná, para amanecer frente a la localidad de San Lorenzo. El 3 de febrero de 1813 rechazó el desembarco de tropas realistas en dicha ciudad.

Luego fue nombrado en 1814, con el grado de general, al frente del Ejército del Norte. Posteriormente pasó a Mendoza al ser designado gobernador de Cuyo, donde organizó con emigrados chilenos el Ejército de los Andes para liberar Chile del poder realista. Tras su victoria inicial en Chacabuco del 12 de febrero de 1817, ingresó a Santiago como Libertador junto a Bernardo de O’ Higgins, futuro Director Supremo de Chile. Al tiempo sufrió un serio revés en Cancha Rayada el 18 de marzo de 1818, reponiéndose en Maipú el 5 de abril del mismo año.

Volvió a Buenos Aires a buscar fondos para continuar su campaña al Perú, pero le fueron negados, al tiempo que se le pidió intervenir en la represión a los caudillos federales, lo cual fue rechazado de plano por el Libertador.

San Martín, ante tal situación, elevó su renuncia ante sus subordinados, alegando que el Director Supremo fue depuesto, y era el deber de los oficiales elegir a su nuevo jefe. Ellos ratificaron su mando unánimemente, en un documento que se conoció como Acta de Rancagua.

Organizó una flota que obtuvo importantes victorias que le permitieron asegurar su desembarco en las costas peruanas. Tras rechazar su pedido de paz entró victorioso en Lima en julio de 1821. En Cabildo Abierto enarboló el nuevo escudo de Perú y fue nombrado Protector. Al tiempo las tropas españolas se rindieron el 16 de septiembre en Callao.

San Martín le escribió a O´Higgins: “…con paciencia y movimientos, hemos reducido a los enemigos a que abandonen la capital de los Pizarros: - al fin nuestros desvelos han sido recompensados con los santos fines de ver asegurada la independencia de la América del Sud. - El Perú es libre. - En conclusión, ya yo preveo el término de mi vida pública, y voy a tratar de entregar esta pesada carga a manos seguras, y retirarme á un rincón á vivir como hombre.”

Desavenencias políticas y falta de recursos condicionaron la gestión de San Martín, lo que motivó, en su reunión con Simón Bolívar en Guayaquil, el 26 de julio de 1822, que él declinara en su posición y entrega el mando de los ejércitos revolucionarios a Bolívar.

Renunció a ser Protector del Perú, volviendo a Chile y luego a Buenos Aires, donde su esposa Remedios de Escalada murió al tiempo. Se exilió en Europa con su hija Mercedes, donde le legó su Máximas, y desarrolló una activa tarea en defensa de los ideales americanistas.

En 1829 retornó a Buenos Aires, pero el clima hostil y los enfrentamientos lo persuaden de retornar. Ya en Montevideo, cuando se dirigía de nuevo a Francia rechazó el pedido de Juan Lavalle para que se hiciera cargo del gobierno bonaerense, luego del asesinato a Dorrego, dirigiéndole un pedido de reestablecer la concordia.

Siguió atentamente los sucesos en la Confederación Argentina y apoyó la gestión de Juan Manuel de Rosas, legándole su espada, a la vez que, ante el bloqueo francés de 1838 y posteriormente la guerra del Paraná de 1848 – 1849 contra Francia e Inglaterra, se ofrece para combatir.


Falleció en el exilio a los 72 años, y recién sus restos son trasladados a Buenos Ares en 1880, y descansan en la Catedral Metropolitana.



Bibliografía:

- Colimodio, Roberto y Romay, Julio (2012): Soldados de San Martín en San Lorenzo: Hechos y aspectos inéditos. 1ª edición, Bs. As, Alfar

- Chumbita,Hugo (2004): Hijos del país. San Martín, Yrigoyen y Perón. 1ª edición, Bs. As, Emecé

- O' Donnell, Pacho (1998): El grito sagrado. La historia argentina que no nos contaron. 9ª edición, Bs. As. Sudamericana.

- Perez Amuchástegui, A. J.(1966): Ideología y acción de San Martín. 1ª edición, Bs. As. Eudeba.

- Pigna, Felipe (2010): José de San Martín. Escritos humanísticos y estratégicos. 1ª edición, Bs. As. Emecé.



* Politólogo; Docente de la UCES; Miembro de Número de los Institutos Nacionales Eva Perón, Rosas y Manuel Dorrego

EXPECTATIVA POR LA PALABRA DE ABUELAS LUEGO DE LA RECUPERACIÓN DEL NIETO 115


La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo anunciará esta tarde la identificación del nieto recuperadonúmero 115. El anunció se da tras la inmensa alegría que significó para la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, la recuperación de su nieto luego de 37 años de búsqueda.

A través de un comunicado oficial, la entidad expresó: "Abuelas de Plaza de Mayo convoca a una conferencia de prensa para anunciar el feliz encuentro de la nieta 115, que será hoy, a las 19 horas, en Virrey Cevallos 592, 1º 2, Ciudad de Buenos Aires. Ante los rumores que están circulando en los medios y redes sociales pedimos a la prensa responsabilidad y pacienciapara esperar la información oficial del caso que será anunciada durante la conferencia".

"Recordamos que el resguardo de la intimidad de las víctimas de apropiación es fundamental para propiciar el buen vínculo de la familia biológica", concluye el texto.

La recuperación de Guido Carlotto (Ignacio Hurban) significó un envión importantísimo para Abuelas en términos mediáticos y de llamados a la organización.


Fuente: Infonews

22 DE AGOSTO DE 1972: EN LA BASE NAVAL ALMIRANTE ZAR, DEL AEROPUERTO DE TRELEW, SON FUSILADOS SIN PROCESO 16 PRESOS POLÍTICOS, “LOS HÉROES DE TRELEW”

*Por Prof Daniel Chiarenza



Los denominados por los militantes -sobre todo de todas las juventudes políticas- "Los héroes de Trelew", quienes fueron masacrados en una dependencia de la Marina de Guerra invocando intento de fuga. 
 

Agosto se presenta adverso para el dictador Lanusse. Renuncia el ministro de Bienestar Social, Francisco Manrique, en términos que merecen el rechazo del presidente. Manrique tiene ambiciones políticas y dimitió antes de la fecha fijada por el gobierno, necesita parecer en posiciones críticas. Pero Lanusse lamenta la pérdida de un colaborador al que profesaba especial consideración.

Lanusse tomándole juramento al ministro de Bienestar Social "Paco" Manrique.

El brigadier Rey formula críticas al “liberalismo económico” vigente y naufraga el intento de Mor Roig por arribar a una solución política acordada con los otros partidos.
Desde Madrid el Comando Superior Peronista, dice “al pueblo argentino y a las fuerzas armadas” y, partiendo de la afirmación de que el Gran Acuerdo Nacional ha fracasado, convoca a los sectores mayoritarios a participar en un proyecto de la reconstrucción nacional “que convierta la prometida institucionalización en una empresa realizable”.

La revista Panorama, hace decir a Perón uno de los grandes dilemas de la época, ante una de las provocaciones de Lanusse. 

Hechos vinculados a la guerrilla golpearon al gobierno militar y acrecentaron su desprestigio. El 15 de agosto, un grupo de guerrilleros detenidos en el penal de Rawson logra –recibiendo apoyo desde el edificio- apoderarse del establecimiento carcelario. Un guardia es muerto y 25 integrantes del ERP, FAR y Montoneros consiguen fugar hasta el aeropuerto de Trelew, que queda bajo su control.
Mientras 19 guerrilleros se tirotean con las fuerzas de seguridad, los seis restantes secuestran un avión y se trasladan a Chile. En el avión viajan otros cuatro guerrilleros, provenientes de Comodoro Rivadavia.
Los evadidos lograrán del gobierno chileno un salvoconducto para viajar a Cuba. Se trata de Mario Roberto Santucho, Marcos Osatinsky, Carlos Goldemberg, Roberto Quieto, Domingo Menna, Víctor Fernández, Ana Wiessen, Fernando Vaca Narvaja, Alejandro Ferreyra Beltrán y Enrique Haroldo Gorriarán Merlo.

Todos los datos están tergiversados en Crónica.
Ni siquiera son seis los que asaltan el avión y fugan a Chile. 

Los 19 que han quedado en Trelew resistirán en el aeropuerto alrededor de una hora, para rendirse luego a las fuerzas de infantería de marina. Una vez apresados, serán conducidos a la base naval Almirante Zar, donde se los alojarán provisoriamente. Según relataría Lanusse más tarde, el comandante de la Novena Brigada –general Betti- demoraría más de lo previsto la represión del motín en la cárcel de Rawson. Una vez lograda la recuperación del establecimiento, dicho jefe habría considerado que no estaban dadas las condiciones de seguridad como para hacer posible un inmediato reintegro al penal de los detenidos en la base Almirante Zar. La versión es, en el mejor de los casos, dudosa, a la luz de lo ocurrió poco día después.

Las emblemáticas fotografías (ésta junto con la primera) de Emilser Pereyra, del momento en que los fugados deponen las armas y se entregan en el aeropuerto.

El 22 de agosto los 19 guerrilleros fueron ametrallados por la guardia, en circunstancias muy poco claras. Dieciséis resultaron muertos y los tres restantes heridos de gravedad.
Según la versión oficial, proporcionada por el contralmirante Hermes Quijada, el jefe de turno practicaba una requisa cuando uno de los detenidos intentó arrebatarle el arma. Se produjo un forcejeo y la guardia disparó para controlar la situación, produciendo la muerte de la mayoría de los activistas.

El contralmirante Hermes Quijada, dando su versión de Trelew. 

Las sospechas surgieron de inmediato: era extraño que los presos estuvieran juntos fuera de las celdas, y que el jefe de guardia se arriesgara a pasearse ente ellos portando un arma.
Era insólito que la guardia necesitara acribillar a 19 personas para “controlar la situación”, cuando solamente contaría con un arma, en caso que lograran despojar de ella al oficial de guardia. Era raro, finalmente, que dicho oficial no sufriera daño alguno durante el tiroteo, si estaba trabado en lucha con uno de los guerrilleros.

El escritor -recientemente fallecido- Tomás Eloy Martínez, le llamó a este episodio de Trelew: La patria fusilada.
Después del triunfo electoral del 11 de marzo de 1973.

Posteriormente, uno de los sobrevivientes relataría que los guardias colocaron a los prisioneros en fila y abrieron fuego sobre ellos. Lo cierto es que los hechos sirvieron para solidarizar a las distintas organizaciones armadas –las víctimas pertenecían a grupos diferentes- y provocaron una repulsa hacia el gobierno. Si los métodos violentos que empleaban los guerrilleros provocaban rechazo en buena parte de la población, el régimen militar aparecía ejerciendo la represión con una brutalidad equiparable.