Seguidores

15 de agosto de 2014

EL JARDIN DE JUAN CTKHAELIEMIN

Con Victor Lepoldo Martínez
Director del Film
* Por Eliana Valci

En el día de ayer tuvimos el agrado de asistir a la presentación del film "El Jardín de Juan Ctkhaeliemin", dirigido por el compañero Víctor Leopoldo Martínez, (a quien ya habríamos entrevistado el año pasado al respecto ver:. http: // revistaidayvuelta .blogspot.com.ar / 2013/08 / cronicas-de-la-militancia-entrevista.html ), en la Casa de Catamarca, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.-

El estreno de la película se realizo el 24 de marzo de 2014 en el Espacio INCAA, Cine-Teatro de Catamarca, en San Fernando del Valle, Provincia de Catamarca; el mismo cuenta la historia de   Juan Ctkhaeliemin valiente cacique calchaquí apodado "El tigre de los Andes",  desaparecido por los historiadores "Oficiales", y Nelly Yolanda Borda militante del campo popular desaparecida por La última dictadura.-

Es una puesta en escena que conmueve hasta las lagrimas, al ver los testimonios de los que sobrevivieron un una época nefasta. Testimonios estos, que fueron recogidos por el director para poner un manto de luz a dos historias que se convierten en una.-

Les recomendamos a aquellos que enarbolan las banderas de MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA, que miren esta película, que fue realizada con profundo amor a las raíces de la militancia lugareña.-



* Directora Revista Ida & Vuelta

15 DE AGOSTO DE 2013: HILDA DUHALDE, ESPOSA DEL EXPRESIDENTE INTERINO, EXGOBERNADOR Y EXSENADOR, Y EXSENADORA ELLA MISMA, OPINA QUE LA POLÍTICA “ES COSA DE HOMBRES” PORQUE LAS MUJERES “SE MANEJAN MÁS POR EL LÓBULO EMOCIONAL QUE POR EL RACIONAL”

*Por Prof. Daniel Chiarenza



"Chiche" Duhalde acechando sobre Cristina,
aún a costa de flagelarse como mujer de la política.

La exsenadora solicitó debatir sobre si el género “femenino” está "preparado" para ejercer cargos de la vida política. Dirigentes del oficialismo y la oposición no tardaron en acusarla de desconocer, precisamente, una larga lucha por la igualdad.

"Chiche" pidió debatir sobre si la mujer está preparada para ejercer cargos públicos.

Lamentablemente, el “machismo” no es una estructuración ideológica exclusiva varonil. Si así lo fuera -tal vez- sería menos complicado de erradicar de pensamientos retrógrados dignos de la mejor etapa del franquismo en España.
El problema, en todo caso, es que incluye a mujeres y a la exsenadora Hilda "Chiche" Duhalde “se le soltó la cadena” y mostró algo así como una vergonzosa ley que se aparta de la regla de la elemental reivindicación de derechos humanos que le devolvió a la mujer el papel igualitario que debe ocupar en la sociedad. Buscando reincorporarse a la lucha política, "Chiche" le respondió a la presidenta Cristina Kirchner con una frase que generó polémica: "Debería contemplarse en el debate nacional, si la mujer está preparada per se, con sus características, con sus condiciones y convicciones para la política, o si simplemente va a acompañar el proyecto de alguien", dijo y se denigró a sí misma.

Mujeres durante la dictadura franquista en España. 

Al realizar esa afirmación la también ex primera dama pareció olvidarse de entrañables e históricas dirigentes mujeres como Evita Perón, líder indiscutida del movimiento político que dice integrar, e incluso de la socialista Alicia Moreau de Justo, actuales legisladoras y gobernadoras o, allende las fronteras argentinas, las presidentas Dilma Rousseff (Brasil), la costarricense Laura Chinchilla y la ex mandataria chilena, Michelle Bachelet.

Evita, símbolo y concreción de una mujer apasionada
por la política revolucionaria que podían llevar adelante las militantes. 


Sin frenos inhibitorios, Chiche Duhalde desnudó su tesis machista en Radio Mitre al sostener que el discurso que pronunció Cristina Fernández, hacía unos días en Tecnópolis, demuestra que "está atravesando un proceso de desequilibrio para darse cuenta de que no encuentra la solución". No conforme con ello dijo que la presidenta está demostrando que "se maneja más por su lóbulo emocional que por el racional, no nos hace quedar muy bien a las mujeres" y es por ello que afirmó que es preciso "entrar en el debate nacional si la mujer está preparada para ejercer la política per se".
Chiche Duhalde reconoció que es algo que lo viene "planteando en soledad" y ello no es dudoso, ya que diferentes dirigentes políticas repudiaron esos dichos.

Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la inauguración de Tecnópolis 2013.

La actual diputada y aspirante a renovar su banca por Camino Popular, Liliana Parada, aseguró al periodismo que tales afirmaciones son repudiables por ser una expresión clara de "violencia de género". La diputada reconoció que se sorprendió por este tipo de declaraciones sobre todo porque "ella (por Chiche) es una militante política que ahora critica a la presidenta desde su condición de mujer. Yo soy opositora y no comparto las decisiones de la presidenta pero jamás la criticaría por ser mujer. Chiche desconoce todo lo que hubo que luchar para ganarnos un lugar en la política y que el machismo deje de invisibilizarnos".

Diputada por Camino Popular, Liliana Parada, refutó los dichos de Hilda González.

Y la legisladora porteña por el FPV María Rachid rechazó los dichos de la exsenadora y le recordó que el debate sobre si la mujer está preparada para participar en política "fue superado en el año 1947 cuando se sancionó la ley de voto femenino que fuera impulsada por muchas mujeres argentinas, entre ellas, la compañera Evita". La diputada Diana Conti no sólo consideró esos dichos como "bochornosos" sino que también advirtió que "tienen que ver con que está jugando para Massa" y agregó que "Chiche" está "tratando de llevar agua para el molino" del intendente de Tigre porque "representa intereses similares a los de Duhalde". La diputada por Nuevo Encuentro Delia Bisutti respondió con dureza: "Nos está denostando a todas, pero si la racionalidad de los hombres, es la racionalidad de los Duhalde o los Cavallo, me quedo con la racionalidad de las mujeres de hoy".

La legisladora porteña por el FpV, María Rachid, rechazó
los dichos de "Chiche" Duhalde.

Por su parte, la diputada de Libres del Sur, Victoria Donda, fue débil en su denuncia: "Fue un discurso discriminador y expresa a la política más retrógrada".

TOMA DE CONCIENCIA

*Por Daniel Mojica


A medida que avanza el proyecto iniciado el 25 de Mayo de 2003 se va enfrentando a nuevos desafíos. Tal vez el más crucial sea desde hace unos meses el que se dirime en los estrados de la justicia extranjera impulsado por especuladores internacionales que cosechan ganancias siderales vulnerando la soberanía de terceros países con la complicidad de diversos actores de esos mismos países que sufren tal extorsión.
Esas fuerzas “del mercado” que alientan una suerte de terrorismo financiero internacional han construido un sofisticado entramado político y jurídico gracias a su enorme capacidad económica.

De esta manera han conseguido el apoyo interno de sectores que en su afán de perjudicar al gobierno nacional, pierden de vista o no les interesa en lo más mínimo que ese accionar perjudicará a la Nación y a varias generaciones de argentinos si triunfan en su cometido de someter al país con sus prácticas mafiosas.
En ese sentido es llamativa la celeridad con que cierto sector del Poder Judicial decretó la quiebra de una empresa gráfica extranjera con vínculos con aquellos fondos que buscan la claudicación del gobierno y generar un escenario de caos y temor social. Esa empresa deja en la calle a 400 trabajadores en una simple jugada donde el ser humano parece ser para ellos una simple ficha en una mesa de apuestas del casino en que quieren convertir al mundo.

Hay actitudes que no sorprenden. Como este desmedido fin de lucro que no se detiene ante nada ya que es capaz de provocar guerras, hambre, epidemias, muerte. Con el sólo fin de acrecentar sus ganancias a costa de la soberanía de las naciones, a costa de la vida y dignidad del ser humano.

No sorprenden porque forma parte de la avaricia de quienes están enfermos de poder.

Lo que abruma el espíritu es ver la actitud de ciertos actores de la vida sindical, empresarial, política, mediática que teniendo en cuenta el contexto nacional en que se encuadra esta disputa de poder contra factores que representan intereses totalmente contrarios al bienestar de los 40 millones de argentinos, justifiquen, sostengan y apañen la movida extorsiva y desestabilizadora de quienes atentan contra la paz y tranquilidad de los argentinos.

Se ve a ciertos dirigentes preocupados solamente en su posicionamiento electoral de cara al 2015 generando conflictos escalonados en diferentes empresas de distintos gremios con excusas reivindicativas o llamando a paros generales para generar un clima de incertidumbre y malestar social con reclamos que aún siendo justos merecerían otra forma de encausarlos si es verdad que pretenden el bienestar de quienes dicen defender. 

En los diferentes medios se escucha a empresarios y dirigentes políticos solicitar medidas cuya implementación en el pasado nos llevaron al escenario de 2001/2002. Sumado a esto hay comunicadores y medios que se dedican a provocar descontento e inocular temor en la población.

De generarse el caos social que pretenden provocar con estos movimientos sincronizados concientemente o no con los especuladores internacionales los primeros que serán perjudicados serán los sectores del trabajo y la producción.

Es una mezcla muy explosiva la que están construyendo el terrorismo financiero internacional y los sectores empresariales, sindicales, políticos y mediáticos.

Si no fuera por la templanza y las medidas del gobierno, si no fuera por la conciencia popular, los vaticinios de catástrofe que no se cansan de pronosticar los que lo provocaron en el pasado reciente, ya se hubieran producido.

Es un salto positivo en la conciencia ciudadana el hecho de no dejarse llevar de las narices hacia el escenario de angustia y desesperación que proponen esos sectores nacionales y extranjeros.

No se puede decir lo mismo de la gran mayoría de la dirigencia opositora que por prevalecer a la hora de las candidaturas firman un pacto con el diablo. Ese diablo tiene nombre y apellido y pasará a cobrar la factura si la Patria tiene la desgracia de que alguno de ellos llegue al gobierno. Porque esa factura la pagarán sobre el hambre y la miseria del pueblo argentino.

Está en nuestras manos no entregar nuestro futuro a quienes se venden tan fácilmente a la voracidad de quienes quieren someternos.


EL EXODO CIPAYO

*Por Jorge Rachid

Rememorando el épico Exodo Jujeño que nuestro héroe de la Patria Manuel Belgrano, ordenó ante el avance de la tropas imperiales, incendiando las casa del pueblo, llevando los animales y forrajes, sin dejar ningún elemento que pudiese ayudar al avance de la tropas españolas, me puse a pensar en que situación extraña nos encontramos hoy, en nuestra Patria.

Cuando somos atacados por una banda de delincuentes internacionales, llamados buitres, repudiados por el mundo en su conjunto sin distinción, desde los organismos internacionales, que no nos tienen ninguna simpatía como el FMI, hasta por los premios Nóbel mas reputados del mundo de las ciencias económicas, desde gobiernos del llamado primer mundo hasta todos los países latinoamericanos y los 132 países del grupo 77+China, junto al BRICS, una caterva de compatriotas llamados asi mismos argentinos, son mas lapidarios destructores de sueños nacionales, por intereses mediocres y bastardos, en algunos casos económicos, de espacios de poder o electorales, capaces de poner en riesgo la Nación en su acción coordinada con esos intereses extorsivos financieros, que quieren doblegar al pueblo argentino.

¿Que hubiesen hecho en caso de vivir en épocas de Belgrano? . La respuesta es simple, se hubiesen opuesto la éxodo, se hubiesen acoplado al enemigo, como lo hacen hoy, hubiesen repetido sus discursos colonizadores, de ser respetuosos de la Corona, de rendir pleitesía a los poderosos, respetar las reglas del juego internacional, honrar sus votos de fidelidad a España. Los hubiese fusilado Belgrano como lo hizo con todos aquellos que defeccionaban ante el enemigo, como lo hizo cuando desertaban los soldados, con la misma firmeza con que entregó su vida a la Patria, en condiciones misérrimas.

No estoy proponiendo semejante tratamiento, pero si la visibilización pública de aquellos que tributan a poderes extranjeros, los que lo hacen desde la pluma en los medios hegemónicos, amenanzado con recesión y caos o buitres, en vez de la consigna de Patria o Buitres de los sectores nacionales y populares. A los que llaman a la devaluación compulsiva con manejos monetarios y evasión de divisas, los que claman por abrir la economía en un marco internacional recesivo, destruyendo los puestos de trabajo argentino, los que proponen pagar a cualquier precio, los mismos que le decían a Belgrano "mejor rendirse".

Lo mismo le aconsejaban a San Martín, de no cruzar la cordillera, de volver a Buenos Aires a frenar a los Lopez y Ramirez que amenazaban al puerto contrabandista de los gentiles comerciantes, mientras los patriotas luchaban por la Independencia de la Patria Grande. ¿Que San Martín hubiese sido si aceptaba los reclamos de Rivadavia, sino se rebelaba al poder instituído, al poder económico de los dueños del capital? Seguramente hubiese sido como del 90, "ser serios y confiables ante el mundo", denostar las ideologías y la política, rendirse al posibilismo, endeudar a nuestros nietos, hipotecar al país, que las elecciones son importantes y están cerca y todas esas especulaciones, que a lo largo de décadas han dañado al país y su futuro.

También a Rosas lo aconsejaban sobre dejar transitar la Flota de la OTAN de ayer, ingleses y franceses total sólo venían a comerciar, ingenuamente, si dobles intenciones, angelitos que ya nos habían arrebatado las Islas Martín García y Malvinas por las fuerzas. Rosas sabía que venían a crear la República Mesopotámica, que venían por una nueva amputación nacional, también sabía como Belgrano que no podía vencerlos en batalla, pero podía dañarlos definitivamente y eso hizo con Obligado, Quebracho, Tonelero y mil escaramuzas mas, que llevó a tal daño que devolvieron Martín García, desagraviaron la bandera, y no volvieron por las fuerzas nunca mas.VOlvieron con los cipayos de adentro, con los mismos que se habían subido a los buques, como hoy se suben a los reclamos de los buitres, los que siempre quieren rendirse, los agentes del enemigo, los pusilánimes, los miedosos y como llamaba Perón "la bosta de palomas" que existe en toda sociedad.

Hoy gobierna el peronismo y mientras gobernemos, no habrá resolución de ningún conflicto en otros términos que no sea el interés del pueblo argentino, como ha sido hasta hoy, sin suicidarse, pero poniendo condiciones de justicias y equidad, sin doblegarse ante cualquier amenaza imperial, por mas que usen juzgados para hacerlo. Somos un país soberano y un pueblo digno, podrán como en Obligado vencernos en una batalla, pero nuestra capacidad de resistencia es infinita. Lo demostramos durante 18 años por el Perón Vuelve y lo seguiremos haciendo con el Perón Vive de estos tiempos, que significan la recuperación de la identidad nacional, de nuestra memoria histórica y de nuestra soberanía política.

Podemos tener problemas, como lo tuvieron los jujeños, luego los tucumanos antes de la batalla ganada ahí, como los tuvieron los correntinos con las naves inglesas y francesas, como los tuvo Mansilla viendo caer sus hombres y el mismo herido, asi soportamos las persecusiones y cárceles en la resistencia, perdimos los trabajos y la libertad, otros murieron y desaparecieron, pero no nos han vencido, ni lo harán.Estamos vivos y firmes en nuestras convicciones junto al pueblo y se tendrán que convencer que somos mucho mas duros resistiendo que gobernando, donde hemos respetado y lo seguiremos haciendo el marco de la democracia, pero ni intenten desde afuera o desde adentro destituirnos porque tronará el escarmiento que suelen enarbolar los pueblos, "cuando agotan su paciencia".

CANCIÓN DEL ELEGIDO


*Por Mariana Moyano

Podría haber sido la última imagen. ¿Y quién se anima a decir que no? La del cuerpo de su hija en el furgón. En esa comisaría para siempre inmunda de Isidro Casanova. Porque seguro que está grabada. Eso no se borra. Y podría haber sido la última. La que cancelara la posibilidad de seguir mirando. Pero no. Porque ella creyó.

Primero se los escupió en la jeta a ellos, a los que les dijo “¡Asesinos!”. Se los gritó. Y mientras los acusaba vio un Cristo, una figura de Jesús metida en ese mundo de mierdas. Ella lo apuntó con el dedo, miró al subcomisario y se lo dijo: “Ese, el que está ahí: él es quien los va a juzgar. Y los va a condenar para toda la eternidad”. Porque ella cree. Es religiosa. No practicante. Pero tiene un Dios.

Y podría haber sido la última imagen. Y que se le grabara tan a fuego que le paralizara las ganas, el ímpetu, la fuerza, la búsqueda. Pero no, dio vueltas, con pañuelo blanco. Protestó. Se quejó. Llevó a juicio. Y sonrió. Sonríe siempre. Y mucho. Y se ve, entonces, que no fue la última imagen.

Incluso había contado varias veces que tenía un portarretratos vacío esperándolo para, ahí, la última imagen. Eso puede que se le haya ocurrido cuando gracias a la ciencia hecha magia, con Clyde Snow, con quien supo que en su hija había habido un hijo. Y entonces la última imagen debía ser la de él. Y como creyó, buscó.

Y había encontrado 113 respuestas afirmativas. Y en cada anuncio hicieron la misma misa pagana. Ellas sentadas delante. Ellos coreando y arengando detrás. Es amorosamente esperanzador ver cómo deben ir corriendo la mesa cada vez más adelante porque atrás de ellas hay en cada anuncio uno más.

El mismo ritual que eriza la piel de la emoción. La gacetilla del anuncio prudente. El nombre. Algunos detalles en la conferencia de prensa. La historia política y de amor de sus padres. El relato de quiénes son sus abuelas y abuelos. Y el dato, que con el paso del tiempo se hace dardo: si aún alguna de ellas está viva para recibir al recién llegado, al último aparecido.

Las últimas veces Estela pidió especialmente que los tiempos y trámites se aceleraran. “Nos estamos poniendo viejas”, aclaró incluso dejando de lado la coquetería de la cual ella siempre hizo gala. Y es que cada vez más seguido informaban que una se había muerto, que otra estaba mal. Y hasta Estela andaba con alguna que otra nana.

Todos sabíamos que a quien ella buscaba era a Guido. Y hubiésemos dado todo por ayudarla. ¿Pero cómo? Si aunque gritáramos fuerte su nombre, él no iba a poder escuchar. ¿Cómo encontrarlo, si para todos él era un ser de la nada?

Pocas experiencias hay más ricas que leer de presente a pasado. Mirar con los ojos de hoy lo que fue escrito antes. Hace 100, 35 o 20 años. Hace unos meses o –como en este caso- hace un rato, cuando ocurre uno de esos hechos que corta la realidad en dos rebanadas: la del “antes de” y el “después de”.

Ojear sobre lo escrito en el pasado con un presente a favor que resuelve el acertijo, le aporta al vistazo, sabiduría. Pero leer sobre estos sucesos que quedan en la memoria como recuerdo doble: como evento en sí mismo, pero indivisibles de la evocación de dónde y qué estaba uno haciendo cuando lo supo, es ser dueño de la historia.

“Se cree que su compañero –el padre del hijo que Estela busca- era un militante de Montoneros. El padre de Guido, no obstante, se encontrará una vez que se encuentre a Guido”, le respondía María Eugenia Ludueña, autora de una biografía sobre Laura Carlotto al diario Tiempo Argentino en una nota del 22 de septiembre de 2013. Es una frase al pasar, dicha de soslayo. No es central en el texto. Es apenas un gesto de prudencia. Hace 11 meses. Hace 11 meses era eso. Hoy radica en ella –porque ya está él- la completa revelación.

Al igual que se aparece como el Aleph aquella carta de 1996 que huele tantísimo a premonición: "Despertarás un día sabiendo cuanto te quiso y te queremos todos. Y preguntarás un día dónde puedo hallarlos. Y buscarás en el rostro de tu madre el parecido y descubrirás que te gusta la ópera, la música clásica o el jazz como a tus abuelos. Escucharás Sui Generis o a Almendra, o Pappo, sintiéndolos en lo profundo de tu ser porque así lo sentía Laura. Despertarás, querido nieto, algún día de esa pesadilla, y nacerás para tu liberación. Te estoy buscando. Tu abuela Estela".

Es una frase al pasar, dicha de soslayo. No es central en el texto. Es apenas un gesto de esperanza. Hace 18 años. Hace 18 años era eso. Hoy radica en ella la completa revelación. Porque hay otra última imagen.

Dicen los astrólogos, los que analizan el universo desde la ciencia de los números, los seguidores de Maha Kundalini (la gran Madre), los conocedores de la Cábala que hay números perfectos. Desde la impunidad más absoluta que nos otorga estar emborrachados de esa felicidad que no conoce de límites porque es colectiva, digamos que existen también, astrológica, numérica, universal y cabalísticamente los días perfectos. Como el martes, como este martes que empezó a transcurrir como uno más, pero que en su mitad parió uno de esos episodios que le suceden o protagonizan otros en su vida más privada, pero que se quedan adheridos a la de todos porque siempre que los rememoremos, como nota al pie resonará ese instante en que nos enteramos.

Apenas pasadas las 15 fue en mi caso. Un mensaje de una querida amiga. Trabajadora incansable, una de las fabricó bambalinas para que hubiera escenario. Me escribió desde su trabajo en Casa de Gobierno. Yo venía de –por un rato- ser sólo mamá. Plaza y calesita. Picnic y amiguitas. Y algún que otro intercambio con colegas y jefes a ver si eso que ese que hace que la nada sea trascendente porque -como en todo cocktail de veneno posmoderno- mezcla baile y función pública, correspondía que fuese o no columna de la jornada.

Y ahí otra vez el aviso del mensaje de texto. Por lo mismo, pienso. Cuestiones organizativas. Definiciones de la cotidiana. O alguna nimiedad. Un “más de lo mismo” un tanto molesto en un día soñado de sol. De esos con que el invierno nos imprime la certeza de que pronto llegaremos a la primavera. “Parece que encontraron al nieto de Estela”, leo. Con muchos signos de exclamación. Puestos al final, siempre al terminar la oración por esa maldita costumbre que se nos está volviendo regla toda por la instantaneidad del whatsapp y el SMS. “Escuchaste algo?”, me consulta.

Y el tiempo se paraliza. La vida supuestamente real se congela. El mundo de queda quieto. Y todo, todos confluimos en un solo punto. En ese más pequeño del universo, porque se trata de un hombre común. Sólo que con una historia que tiene que ver con el con el curso de nuestra Vía Láctea, con la historia enterrada. Estamos enfrente al durante 36 años buscado ser de la nada.

Nunca la había visto así. Se nota que a varios nos llamó la atención y nos detuvimos en su ya todo blanco cabello revuelto. Tenía sus rulos, tan de directora de escuela, torcidos, desordenados, como si en esa cabeza hubiera habido toqueteos y abrazos. “Él me buscó a mí”, repetía ante los micrófonos como una especie de mantra. “Se cumplió lo que decíamos las Abuelas, él me buscó a mí”.

En Buenos Aires el sol no podía ser más cálido, pertinente y respetuoso. Tan tibio estaba el ambiente que si uno se permitía la ensoñación hasta era posible sentirse en brazos de alguien. Había calor de comunión. Era la consecuencia directa del 99,999 que había dado como resultado la prueba de ADN. 99,999 por ciento de nosotros estaba sintiendo la misma tibieza.

No estuvo bien, nada bien, que pusieran a circular fotos del aparecido y de su padre, al instante en que se supo. La jueza que suele ser prudente en el caso de restituciones habló de más. Le jugó una pésima pasada el ego, la necesidad de participación. Hubiera estado bien con saberse parte –y vaya cual- como lo fuimos todos en ésta, una de las la historia colectivas más importantes de la década.

Esa misma tarde, con orden de los astros, de las causalidades y las jugadas que la historia política argentina nos tiene acostumbrados, estaba prevista la presentación de las Actas de la Juntas Militares en la TV Pública. Estela iba a estar ahí. Gracias a la vida que no pudo estar. Algo inconmensurablemente importante le estaba ocurriendo. “Pasó lo que las Abuelas siempre decimos. Él me buscó a mí”, resonaba. Y esa frase construía un puente. Desde el estudio Uno de la TV Pública a la sede de Abuelas, al corazón de Estela, al de Ignacio/Guido Montoya Carlotto, y al del 99,999 por ciento de personas de bien que no pudimos contener el llanto.

El ministro Agustín Rossi subrayó durante la presentación dos datos nada casuales: uno, que Bartolomé Mitre, el dueño del relato por más de doscientos años, sostenía que la historia sólo debía ser contada a través de documentos oficiales. Nos sonreímos con sorna. “No le puede hacer un gambito a estas actas –dijo- si quieren, de verdad, contar la historia”. Y contó también que en esos papeles figura cómo los hacedores de la macabra historia reciente discutían acerca del término “desaparecido” y cómo intentaban borrar también a esa palabra e instalar en su lugar fórmulas como “personas con paradero desconocido”, o “ciudadano con presunción de fallecimiento”. Un intento de pixelar lo ocurrido. Para que no hubiera última imagen.

Pero ese martes era el día perfecto. La genética –juro que no entiendo por qué en estos casos se empeña tanto- le hace ole a la construcción cultural que somos los seres humanos y el buscado y ocultado no sólo aparece, sino que se corporiza con un parecido físico a quien suponían y constatan como su padre que destroza el silencio de los asesinos, el ocultamiento de las pruebas, los cuerpos y los bebés y aquel intento mitrista de decirnos que la nuestra es sólo una larga lista de suposiciones, lejana a la suya, la historia documentada.

Él, como ese ser de la nada, como ese elegido de la canción, también supo la historia de un golpe y sintió en su cabeza cristales molidos. Supo de su condición de adoptado hace apenas dos meses. “Me enteré el día de mi cumpleaños”, explicó con precisión. Pero, como lo había hecho durante toda su exposición ante los medios (en su mayoría mediocres y no a la altura de la aparición), ajustó aún más la frase y aclaró: “el día en que yo festejaba mi cumpleaños”. Estaba haciendo la misma operación gramatical de conjugación política de verbos que unos minutos antes cuando esquivando el morbo del relato detallado e íntimo que le proponían la mayoría de las preguntas, sentenció: “hace dos días que sé quién de verdad soy, o quién no era”. Nadie habría podido cruzar temporal, gramatical y semánticamente pasado reciente hecho mentira con historia construida a base de fusilamiento y escamoteo con semejante exactitud.

Con los datos que ya daban vuelta pensé mucho en la frase que usó el muy irregular titular de la Sociedad Rural Argentina Luis Etchevere. “El campo es mucho más que campo” estaba escrito en el atril desde el que insultó hace pocos días a la democracia. Y pensé en que esta vez tenían razón: que el campo era mucho más que pampa húmeda; que esta vez –como le gustaba a Mitre- quedaba constatado con cuerpo, ADN y ojalá pronto documento, ese campo ponía las huellas dactilares en el delito.

Porque ahí giraba Olavarría, y el aparecido, y el entregador fallecido hace apenas unos meses, y la institución eclesiástica y los civiles y un joven músico que se preguntaba de dónde le venía ese amor por el piano, y la palabra que es dicha recién cuando fallece el poderoso porque habilita el decir, y la resolución en apenas horas y el apuro por la primicia y el llanto y la congoja y la conmoción pero esta vez alegre y el ir por la calle con la lágrima al límite del parpadeo pero no sentir vergüenza y Estela despeinada y Estela que lo abraza y el “Chau Abu inmediato” y el “yo soy Ignacio” pero conteniendo a Guido y en cómo el nieto de Rosa Roisinblit tuvo que ponerle coto y orden a las cámaras y los micrófonos y gritarles “¡eh, un poco de tranquilidad. Imagínense lo que es esto para él y ustedes todos a los gritos, por favor!”. Y silencio para verlo, para ver a la última imagen.

Ese mismísimo martes, aquel día único, ese día perfecto a minutos de la confirmación leí en una de las redes sociales: “Videla murió en la cárcel y Estela encontró a su nieto. EL mundo está hoy un poco más en orden”. Me sonó a definición perfecta, ajustada, exacta.

Ayer, cuando Ignacio/Guido crecía en estatura al no embadurnarse en preguntas que proponían detalles no necesarios aún, y pese a las trapisondas de la ignorancia vuelta interrogación, pude observar cómo alguien puede ser un ser de la nada y al mismo tiempo un elegido; cómo cuando expresó que “esto es una pequeña victoria en una gran derrota”, no estaba sino haciendo honor a aquello de que lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida.

Al lado, durante todo el rato que él habló, calmo y pausado, preciso y prudente, bien lejos de la obscenidad y la pornografía de la palabra que a veces nos plantean estos tiempos, siempre la Abuela, esta vez SU Abuela. Ahora sí, ahí estaba esta, la que tanto anhelábamos fuese la última imagen. Y canté. Lo tararee para adentro. Y me sonreí sola cuando los vi irse, entre humo y metralla, contentos y desnudos. Ahí estaban: Iban matando canallas con su cañón de futuro.

Fuentes: El Ortiba / Diario Registrado

LEY DE MEDIOS: AFSCA QUERELLO PERSONALMENTE AL GRUPO CLARIN



La presentación se realizó este mediodía en el Juzgado Nº 9 de Capital Federal. Denuncia "graves incumplimientos" a la norma votada hace 4 años.

El titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual Martín Sabbatella pidió hoy "ser tenido como parte querellante contra Cablevisión S.A., por la presunta comisión de los delitos de desobediencia a la autoridad y tentativa de estafa procesal", según informó un comunicado de prensa. La denuncia penal es fruto del incumplimiento por parte de esa compañía de una parte sustancial de la grilla de señales televisivas establecida por AFSCA en el marco del cumplimiento de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. El escrito se presentó cerca del mediodía de hoy en el Juzgado Criminal y Correccional Federal n° 9 de la Ciudad de Buenos Aires.

La empresa, con capital mayoritario del Grupo Clarín y que aún detenta más de dos tercios del mercado argentino de televisión por suscripción, no acató totalmente las resoluciones del organismo, aún cuando el 16 de mayo de 2012 el Juzgado Contencioso Administrativo n° 9 ordenó el cumplimiento efectivo de lo dispuesto en el art. 65 inc. 3 b del Decreto 1225/10 y artículos 1, 2, 3, 4 y 5 de la resolución 296-AFSCA/10. Esas normas son las que establecen qué señales televisivas y en qué ubicación de la grilla deben ser incluidas obligatoriamente por los prestadores de servicios de televisión por suscripción.

Ante la negativa reiterada por parte de Cablevisión S.A. a cumplir con la grilla establecida, la Cámara de Apelaciones de ese fuero fijó, el 6 de junio de 2013, una sanción conminatoria, conocida como astreintes, de $ 2.000 de multa por cada día de incumplimiento de la orden judicial. “Pese a eso -continúa el escrito promovido por Sabbatella-, Cablevisión S.A. continuó en su tesitura de desobedecer la orden de la autoridad judicial y con diversos recursos e impugnaciones ha diferido la ejecución de las astreintes mencionadas. A la fecha, el monto de astreintes asciende, aproximadamente, a la suma de $ 494.000”. En diciembre de 2013, la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó rever esa disposición de la Cámara confirmando la vigencia de la medida que Cablevisión S.A. se niega a respetar.

En la denuncia presentada hoy se señala que “Cablevisión S.A. deliberadamente incumple la Ley nº 26.522 y su Decreto Reglamentario nº 1225/10 en cuanto al ordenamiento de su grilla de programación; deliberadamente incumple las resoluciones de esta Autoridad Federal que regulan la actividad (Resolución 296-AFSCA/10); deliberadamente incumple una medida cautelar dispuesta por un juez de la Nación que la obliga a respetar la ley y sus resoluciones, ratificada por la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal y por la mismísima Corte Suprema; y deliberadamente incumple la sanción conminatoria que le ha impuesto el juez de la causa para que sea respetada su decisión”.

La querella, de 25 páginas, incluye referencias a fallos judiciales que ordenaron a la compañía de cable del Grupo Clarín incluir nuevas señales de televisión en la programación ofrecida a los abonados, como CN23, QM Noticias y Córdoba 24 Noticias, entre muchas otras. Además de las acciones judiciales iniciadas por AFSCA, las mismas señales televisivas afectadas por Cablevisión S.A. presentaron sus propias denuncias para que se respeten sus derechos y el derecho del público a acceder a una programación plural y diversa, como la promovida a partir de la sanción de la ley 26.522.

Además de la denuncia por desobediencia de autoridad (artículos 239, 45 y concordantes del Código Penal de la Nación), la AFSCA señala que Cablevisión también incurrió en tentativa de estafa procesal (tipificada en los artículos 172 y 42 de ese mismo código). Se señala en el escrito que Cablevisión S.A. presentó en el Juzgado Contencioso Administrativo n ° 9 “documentación de manera fraudulenta para inducir a error al magistrado interviniente en claro perjuicio de esta Autoridad Federal y, de este modo, liberarse del pago de los $ 494.000 en concepto de astreintes”.

Por último, AFSCA solicita que se cite a declaración indagatoria a los responsables de Cablevisión S.A., para dar cuenta de estos graves incumplimientos a la ley.


Fuente: APU

CULTURA & VUELTA: HOMENAJEARAN A QUINO A 50 AÑOS DE LA PRIMERA PUBLICACIÓN DE MAFALDA

El acto se desarrollará desde las 17 en el salón Leopoldo Marechal del Palacio Sarmiento, en Pizzurno 935, y contará con la participación del director de la editorial Ediciones La Flor, Daniel Divinsky; y el escritor Juan Sasturain.

En ese marco, el narrador Claudio Ferraro interpretará un diálogo ficcionado con Mafalda y se presentarán los materiales editados por el Plan Nacional de Lectura con motivo del 50º aniversario de la hija dilecta de Quino: la colección "Mafalda para armar" y una publicación de los Derechos del Niño, ilustrada por el ganador del premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

"Mafalda para armar" es una selección de tiras realizada en base a ejes temáticos y se distribuirán 10 millones de juegos completos para alumnos de primaria, secundaria e Institutos de Formación Docente, precisó la cartera educativa mediante un comunicado.

Por su parte, la edición de la Declaración Universal de los Derechos del Niño fue realizada en un formato desplegable, y publicada en castellano y en las lenguas wichi, qom, mbya-guaraní, ava-guaraní, quechua, mapuzungun unificado y mapuzungun ranguileo.

De ese material ilustrado por Quino se distribuirán 2.350.000 ejemplares en establecimientos de nivel inicial, primario, secundario, Educación Especial e Institutos de Formación Docente.

Además, como parte de los homenajes a Quino, el Ministerio de Educación instalará un mural homenaje en el Palacio Pizzurno, que reproduce la cubierta de Todo Mafalda; y distribuirá 21.000 colecciones compuestas por los 10 tomos de la historieta.

 

Fuente: TELAM

11 de agosto de 2014

AMADA LAURA

*Por Jorge Giles

El kirchnerismo vino a resignificar muchos contenidos políticos y culturales en la Argentina y en la región.
Después de tanta sangre derramada en la larga noche de la dictadura y después del vertido de odio que los sectores dominantes ejercieron y ejercen sobre el cuerpo de esta sociedad, hoy podríamos acuñar una categoría bautizada por el pueblo en el siglo XXI: el amor es el partero de la historia.

No es la violencia ni la crispación constante ni la desesperanza ni la dócil subordinación al poder financiero, sino el amor. Y esta sí que es una marca registrada en el orillo del proyecto nacional, popular y democrático.
Si no hubiese sido así, si el kirchnerismo y su militancia hubiesen respondido con el “ojo por ojo y diente por diente”, o se hubiesen rendido a los buitres de adentro y de afuera, este país sería un país inviable e incendiado. 

Hay momentos en la historia que marcan un punto de inflexión en el largo derrotero que recorren los pueblos. La Argentina vivió una buena parte de esos momentos con tres magnas muertes: la de Evita, la de Perón y más recientemente, la de Néstor Kirchner. 

La muerte de Eva Perón fue un cuchillazo de dolor en el corazón de los humildes del que les costó una vida recuperarse. Inauguramos entonces nuestra condición de huérfanos de Evita. 

La muerte de Perón, junto al tremendo dolor que causó en el grueso de la sociedad, provocó una sensación de incertidumbre y vértigo que muy pronto se demostraría real y atado rigurosamente a las condiciones de vulnerabilidad en que se encontraba un pueblo al que lo venían acosando los sables y las metrallas de la dictadura. 

La muerte de Néstor Kirchner, en cambio, fue un aullido de dolor popular pero que anunciaba al mismo tiempo, el parto definitivo de una nueva generación de jóvenes decididos a participar de “la causa pública”, como llamaba San Martín a su gesta libertadora. 

No nos sentimos huérfanos ni tuvimos nauseas por ningún miedo al vacío porque la sola presencia de Cristina, su entereza, su coraje, su mano firme en el timón del Estado, su liderazgo, alfombró la entrada a este tiempo de logros colectivos y donde cualquier acechanza, externa o interna o ambas a la vez, choca con la certidumbre del hombre de a pie de que esta vez el país es presidido por gente que tiene convicciones y una Presidenta que se parece a su pueblo. 

Es en este tramo de la historia que aparece Guido. 

Como si esperara para abrazarse con su abuela que Videla y Massera se hayan ido por los albañales de un presidio, con cientos de genocidas presos y juzgados y con un gobierno que hizo de la Memoria, la Verdad y la Justicia, una política de Estado. 

Guido no apareció en cualquier momento, sino cuando el destino colectivo que escriben los pueblos silenciosamente, quiso que apareciera. 

Y si aquellas muertes magnas que mencionamos antes marcaron un punto de inflexión, una bisagra histórica, la aparición de Guido fue un rayo luminoso en el cielo despejado de un país que siempre está naciendo.
Algo maravilloso pasó esa tarde y esa noche y se niega a partir de nuestros ojos llorosos desde entonces.
¿Por qué nos emociona tanto? ¿Por qué nos conmueve tanto? ¿Por qué nos alegra tanto? ¿Por qué nos une tanto? 

Quizá sean muchas las razones, pero nos animamos a pensar que quizá la razón principal sea que el Certificado de Nacimiento de Guido firmado por un pueblo entero ese martes 5 de agosto, es el Certificado de bautismo del país inclusivo que ha venido a nacer de una vez y para siempre. 

Guido es portador de una noticia reveladora: la dictadura civil y militar ha sido derrotada en el más sublime y estratégico escenario donde se definen los tramos largos de la historia de los pueblos, el campo de la batalla cultural. Para decirlo de otro modo: el abrazo de Guido con su abuela Estela es la victoria popular en esa batalla. 

Decía Roque Dalton, el poeta salvadoreño, que “el amor es una categoría política”; pues bien, los que vienen atrás, los que siguen ladrando, tendrán que acostumbrarse a aceptar que este reencuentro con Guido, como el amor, también es una categoría política. 

Es que si no lo decimos así, con esta certidumbre de la pasión, corremos el riesgo que algún distraído se crea que las cosas suceden por que sí, por puro azar. 

El día que Néstor Kirchner descolgó los cuadros, Estela empezó a coleccionar portarretratos para cuando apareciera su nieto. 

Kirchner lo decía a menudo: “más temprano que tarde Estela y todas las abuelas recuperarán a los hijos de nuestros compañeros asesinados y desaparecidos”. 

Está pasando nomás. 

Y queremos hablar de Laura y de Walmir, los papás de Guido; es decir, queremos rendir nuestro homenaje a esa generación diezmada que hoy volvió a tener nombre propio. 

Es otro logro del kirchnerismo: sacarlos del oscurantismo que sembró la dictadura sobre su memoria. Supieron luchar y traerlo a Perón junto a su pueblo, pero también supieron aprovechar en apenas 5 horas para infundir el amor en el hijo que sabían iba a ser secuestrado. Esas 5 horas de amor intenso de Laura con su niño en brazos le alcanzaron a Guido para encontrar la huella que lo devuelva a su vientre familiar.
En honor a Laura y a Walmir y a todos ellos, nació entre llantos, como son los nacimientos, este pequeño poema para Laura, para nuestra amada Laura. 

Lo queremos compartir como quien levanta el vaso para brindar por la vida, que de tan poderosa, siempre se impone a la muerte: 

"¿Ya puedo irme a dormir, mamá?" preguntó Laurita. 

"¿Verdad que puedo irme a descansar y a curar mis heridas y a seguir volando con mis compañeros?" 

"Fíjate que haya comido bien, mamá y que no se descuide con el abrigo", recomendó Laurita. 

"¿Hizo todas las tareas de la escuela? ayúdalo mamá”

Dormí Laurita, compañerita Laura, amada montonera, amada compañera peronista, amada revolucionaria, ahora podes descansar y volar y cantar y seguir soñando. 

Guido, tu Guido, ya está con nosotros, en el mismo regazo que acunó tu infancia.
Avísale a Walmir para que esté tranquilo y a todos los compañeros que andan por allá.
Amada Laura...


EJERCICIOS DE HETERODOXIA Y ENSAYOS FUTURISTAS EN LA POSTMODERNIDAD

       
*Por Jose Abelardo Franchini    


La percepcion que tenemos de la realidad actual, tiene que ver con la aceptacion de una etapa post-historica, una etapa donde se ha llegado a una acumulación de experiencias, de información, si hablamos en términos científicos, en lo político, en lo cultural, en lo tecnológico, en lo religioso, en lo bélico, etc. Esto se combina con la idea del arribo del Futuro, a partir de ver la influencia en la vida social de la tecnología y los adelantos científicos. En realidad, viendo en perspectiva la idea que había en los 60’, de que los revolucionarios cambios en la forma de vida, por los adelantos tecnológicos, de la humanidad que acaecerían con el nuevo siglo, cambiarían la forma de vida social, no se dieron, sino que lo que vivimos es una yuxtaposición de estructuras tecnológicas, que coincide con el planteo que desarrolló el Marxismo para los paises perifericos: el desarrollo desigual y combinado. De hecho si miramos el devenir de un régimen como el Chavez, en Venezuela (continuado por Nicolas Maduro su ex-Canciller) vemos esta combinación de Modernidad y Atraso, de nuevas formas políticas, con Institucionalismos tradicionales, de Economia Capitalista, con Empresas gestionadas por el Estado, de formas Socialistas o Comunistas de Organización Social, con punterismo y caudillismo barrial o regional, de Anti-imperialismo y relaciones pragmáticas (por la necesidad de Petroleo de los EE. UU y la necesidad de obtener divisas y tecnología de Venezuela), los rascacielos y autopistas elevadas de Caracas y la precariedad y pobreza de ciertas zonas rurales, o de los propios alrededores de la Capital.

 Fin de siglo y comienzos del XXI, tiene que ver con una suerte de adopción del “Futuro”, como  costa a la que se ha arribado (en este sentido podríamos hablar de una renovación de los 60’, década en la cual la combinación de logros tecnologicos y la revolución espiritual-ideológica, le dio esas connotaciones futuristas) a partir de ideas –fuerza (en los 90’ y la etapa actual) como la Ecología, la idea de la “Aldea Global”, por el desarrollo de las comunicaciones, la continuidad en la llamada carrera espacial, los adelantos en Biología y Ciencias concatenadas, etc., y  a la vez un ejercicio de la memoria sobre logros científicos, personajes, cambios políticos, películas, programas televisivos, literatura y escritores del siglo XX, así personajes como Einstein, Evita, Gardel, Hitler, Jean Paul Sartre, Chaplin, Los Beatles, el Che Guevara, Borges, Freud o De Gaulle tienen una singular vigencia, son personajes de la actualidad, lo mismo que Nieztsche, Wagner, Napoleon Buonaparte, Mozart, Hegel o Karl Marx, por nombrar personajes históricos anteriores de significación universal. En si, los 90’ aportaron, además de una suerte de pragmatismo anti-subjetivo y anti-racional, porque no, una visión religioso-cultural “integrista”, donde lo espiritual tenía que ver con lo cotidiano y con la experiencia personal del individuo, con su forma de vida, etc.; la Era de Acuario, la New Age (Movimiento del que ya paso su auge, pero que continua en sus diversas manifestaciones) que surgió al calor del desplazamiento de las experiencias político-sociales y culturales, “racionalistas”, recordemos el planteo de Fukuyama de  “El fin la Historia”, su suplantacion por esta corriente o tendencia “Escencialista”, que reemplazaba la busqueda de elaboración de equilibrio y Complejización de las decadas del 60’ y 70’ por una exaltacion de lo primario.. justamente es resaltable el auge del naturalismo, de la ecologia, la exaltacion  de los chauvinismos de las pequeñas naciones o minorias etnicas y del sincretismo religioso, perfil Ideologico que coincidía con el comienzo de la llamada Post-Modernidad; …así dejaban de tener vigencia corrientes que definieron el siglo XX como el Fascismo, el Comunismo con sus variantes: el Stalinismo, el  Maoísmo, la linea Arabe (la experiencia Argelina, la Palestina, la Yemenista), el Guevarismo o lucha armada en sus versiones urbana y rural, el Trotskismo, el Liberalismo Progresista en los países Anglosajones, la Psicología (en primer término el Psicoanalisis), el Existencialismo, (previamente se dio el Movimiento del Surrealismo y las tendencias paralelas: el Cubismo, el Expresionismo principalmente en las artes plásticas); la Iglesia de la Liberación, sobre todo en el ambito Latinoamericano, las diversas experiencias  que florecieron a lo largo del siglo, como continuidad y renovación o derivación de ideas-fuerza surgidas en el curso del siglo XIX. Estas utopías, desembocaron en una etapa de “realismo” mercantil a fines de los 70’, luego de que desde los centros de decisión del Imperialismo, se instrumentó la vía de la represión militarista en todo el Tercer Mundo, y se da una etapa de esclerotización, de relativa paralización del Campo Socialista, por la falta de renovacion de sus cuadros dirigenciales, al mismo tiempo que ocurre el fallecimiento de Mao Tse Tung y el ascenso de Deng Xiao Ping, en China, un dirigente pro-apertura del Comunismo Chino, que llevó adelante un Proceso de Reformas, profundizando la política de inversiones externas en la economía del pais asiatico.



La idea de la Modernidad, tiene que ver con el desarrollo de los mecanismos de consumo y la modernización de la vida cotidiana de los individuos, como ya lo hemos descripto en otros lugares, este fenómeno (1) se hace patente como deciamos antes a fines de los 70’, a traves de la digitalización, la electronica y las computadoras, la vida cotidiana de la gente se hace mas cómoda y esto tiene que ver con, como deciamos, una modernización de los mecanismos de consumo y los servicios, entre estos en primer lugar los transportes. Carlos “Chacho” Alvarez (2) hablaba de la decadencia socio-cultural de Occidente a mediados de los 80’, en contraste con su opulencia económico-material;  Japon, Alemania, Italia, Estados Unidos, Canada, mostraban una realidad de Standards de vida envidiable, contrastando con un panorama de superficialidad mediatica, chabacanería, frivolidad, degradación moral (auge de las drogas, de la homosexualidad, de la pornografía, de la mano del boom de la prostitucion), renacimiento de las supersticiones, a proposito, se alcanzó el climax de estas practicas en los 90’, con sectas como la Moon (del Reverendo Moon religioso-Empresario Sur-Coreano), “Los niños de Dios”, los seguidores de Sai Baba y otros grupos que pregonaban la New Age (Nueva Era) que mencionabamos, combinando contactos con el Cosmos y conceptos tomados del Cristianismo o del Budismo. Concatenamos este aporte con lo que decíamos acerca de la perdida de certidumbre en las ideas-fuerza, aspiraciones ideologicas o utopías que se fueron desarrollando en el siglo y tuvieron su “Agosto” en la decada del 60’, donde las perspectivas de concretar cambios en gran escala en la vida del hombre, a partir de un fuerte condicionamiento del Capitalismo o de su derrocamiento definitivo, parecian muy cercanas.

La formulación de la tesis de que el Planeta es una suerte de organismo, que  reacciona ante los cambios que introduce el hombre a traves de la Civilización, es un aporte también de los 90’, que vivió el auge del ambientalismo, como señalabamos mas arriba y que tuvo su punto de partida mas destacado en la Cumbre de Rio de Janeiro de 1992. El emblema de esta lucha por el Medio Ambiente fue Greenpeace, una Organización Inglesa, que se destacó por sus acciones contra la caza de ballenas y de focas en torno al Polo Norte, pero que pronto abrió filiales en todo el mundo. Paralelamente, se desarrolló el Movimiento Anti-Globalización, que combinaba distintas expresiones políticas y sociales, contra el Modelo Neoliberal, con un perfil de tipo anarquista, pero las actuales derivaciones de esta “Movida Progresista”, muestra la falta de estructuración conceptual de este fenómeno.. ..Justamente y empalmando este ejemplo con el de la Venezuela Chavista o pro-Socialista, fenomeno que explicábamos antes, el de las Marchas Anti-Globalización, hablan de heterodoxia. Este no es en si, un concepto nuevo: Peron en el 45’, fue heterodoxo, era un militar que lograba consenso en las Organizaciones Obreras y enfrentaba al Imperialismo, sin adherir al Comunismo, preconizaría una “Tercera Posición”. Su  “Comunidad Organizada”, pretendía poner en práctica la idea de la Comunidad Cristiana en la Sociedad Moderna. Mao Tse Tung, fue heterodoxo en el 66’, cuando lanzó la “Revolución Cultural”, movilizando a la militancia y los jovenes contra la propia Burocracia que el encabezaba. Reagan, en fin, fue heterodoxo también, cuando propugnó el gasto en Defensa y en Tecnología: El Discovery, Silicon Valley, los bombarderos F117, invisibles al radar, para motorizar la inversión industrial y de esa manera aumentar el empleo y los salarios,  es decir apelaba a recetas Keynesianas en la Economia, siendo en Política un Ultra-Reaccionario. Las Movilizaciones callejeras violentas, tampoco son obviamente, algo novedoso: en 1848, Anarquistas y Blanquistas, se lanzarían a la conquista de París, con barricadas, bombas incendiarias, adoquines…y fusiles. Así también en 1905, en Moscu, los Bolcheviques intentarían tomar la ciudad, con metodos similares y estrenando artilugios, que se harian celebres con el correr del siglo, los “cocteles” Molotov. Yendo  al Pensamiento y a la Ciencia, a la que tambien aludiamos al principio, Sigmund Freud fue heterodoxo cuando por ejemplo, apeló a la interpretacion de los sueños, como metodo de descubrir conflictos neuroticos o psicoticos en la personalidad de los individuos, otro tanto podemos decir del Metodo de la Asociación Libre que Terapeuta y Paciente desarrollan en la Sesion Psicoanalitica; ¿Por que creer que el que la persona se ponga hablar de sus experiencias de vida cotidiana, puede servir para su curación mental?..  …y sin embargo funciona.

Así la teoría de los Atomos y la investigación de la estructura del Atomo, supone el conocimiento de información que rompe con los moldes convencionales del pensamiento, ya que Ernest Rutherford, descubrió que el Atomo es basicamente hueco y que su nucleo es muy pequeño en comparación con el total de la estructura atómica y que tanto los protones que constituyen el núcleo y los electrones  (que orbitan alrededor del núcleo) tienen carga eléctrica, por lo tanto los objetos se componen de masa y energía; la composición del Atomo contradice la vision convencional que tenemos de la materia, de que tiene una forma inmodificable e intemporal. el Materialismo Dialéctico niega,  también, la vision linealista de las cosas, que es negada, además, por la misma realidad: todos los elementos sean biológicos o sin vida se modifican constantemente. Asi Trotsky, decia en la obra “En Defensa del Marxismo”: “La logica Aristotélica del silogismo simple, parte de la premisa de ‘A’ es igual a ‘A’, pero en realidad ‘A’ no es igual a ‘A’, esto es fácil de demostrar si observamos estas dos letras bajo una lente: son completamente diferentes. Pero se podrá objetar, no se trata del tamaño o de la forma de las letras porque son simplemente símbolos de cantidades iguales, por ejemplo de una libra de azúcar; en realidad una libra de azucar nunca es igual a una libra de azucar: una balanza delicada descubriría siempre la diferencia. Nuevamente se podría objetar: sin embargo una libra de azucar es igual a si misma. Tampoco esto es verdad: todos los cuerpos cambian constantemente de peso, color, etc. Nunca son iguales a si mismos. Un sofista contestará que una libra de azucar es igual a si misma en ‘un momento dado’. Fuera del valor práctico extremadamente dudoso de este ‘axioma’, tampoco soporta una crítica teórica: ¿Como concebimos realmente la palabra ‘momento’? Si se trata de un intervalo infinitesimal de tiempo, entonces una libra de azúcar está sometida durante el transcurso de ese ‘momento’ a cambios inevitables. ¿O este ‘momento’ es una abstracción puramente matemática, es decir, cero tiempo?. Pero todo existe en el tiempo y la existencia misma es un proceso ininterrumpido de transformación; el tiempo es en consecuencia, un elemento fundamental de la existencia. De este modo el axioma ‘A’ es igual a ‘A’, significa que una cosa es igual a si misma si no cambia, es decir, si no existe.” Por lo tanto podríamos decir que la heterodoxia es el camino “más lógico” a seguir, ya que el conservadurismo anti-dialéctico no se sostiene ante un análisis serio o lógico. Pero ¿De esto se deduce que no se debe seguir una conducta de principios? ¿Es lo mismo defender el derecho a un salario digno, que el equilibrio del Ecosistema, que la “libertad” de elección sexual?... Creemos que no, seguramente se podrán encontrar interrelaciones entre si, pero cada tema merece un análisis diferenciado.  En el primer caso hablamos de una cuestión atinente a las relaciones entre Empresarios y Trabajadores, entre empleador y empleado a riqueza creada y reparto de la misma; es un tema. Lo segundo es el problema del comportamiento del ser humano frente a la naturaleza y el ambiente, la no contaminación, argumento o principio que tampoco debe sostenerse a ultranza, sin moderación, porque la Civilización es desde el vamos una “Contaminación”, una alteración del ambiente natural. Y el ultimo item planteado, ¿El ser humano no tiene una naturaleza dada?, salvo aquellos casos en que problemas de malformación, hormonales o de alteración mental, ¿no tenemos un sexo definido, como especie biológica?, el cuestionamiento al Paternalismo o la superioridad del varón, del “machismo” ha ido demasiado lejos y la reivindicación del feminismo mismo es, ya, un principio que no tiene razon de ser en la Sociedad Moderna, donde la mujer tiene los mismos derechos legales que el hombre y por el hecho de que las prácticas laborales, sociales, artisticas le dan pleno acceso a los mismos lugares que a los varones; mucho mas, es un despropósito el derecho a un “tercer sexo” u homosexualidad. Defendamos, mejor, la plena integración entre el varón y la mujer como partes necesarias, de una combinacion biologica y espiritual, lo masculino y lo femenino se complementan necesariamente y esto debe ser fomentado. ...¿porqué no luchar por eso?.

Las transgresiones a la moral no tienen nada de nuevo, tampoco el anti-tradicionalismo y el eclecticismo… a mediados del siglo XIX estaba de moda entre los bohemios, de clase media alta, aspirar Rape, hablamos de la epoca de Edgar Alan Poe, Baudelaire, Victor Hugo y Georges Sand. Para otros el Opio, era un alucinógeno atractivo, mas adelante se hizo abuso de la morfina, que se utilizaba (y todavía hoy se lo hace) con fines médicos… Los adictos a la Cocaina de hoy no están inventando nada, se estan matando, pero no son originales.

¿Cómo pensar en adelantar, en mejorar a nivel de la Sociedad?, todos sabemos que es lo bueno y que es lo malo, creyendo en Dios y en su antítesis el Mal o el Demonio o sin Fe en lo Trascendente, apoyandose en el Racionalismo, de las dos maneras se puede elegir el camino correcto o el incorrecto, … ¿porque no tener Fe, pensando en que lo espiritual también tiene un lugar en las necesidades vitales del hombre?. Pensemos que el adelanto de la humanidad y los sueños de los hijos de la Revolución Industrial, el Positivismo y el Socialismo, así como de los pioneros de la Modernidad, como Erasmo de Rotterdam o Leonardo Da Vinci y yendonos un poco antes también con las enseñanzas de Santo Tomasso de Acchino y la transmision que hicieron los Apostoles de las enseñanzas de Jesus, pueden ir de la mano. Lo actual deriva de aquellas aspiraciones y enseñanzas Moral-espirituales pero a partir de comprender el planteo de la Dialectica de Georg Wilhelm Friedrich Hegel, gracias a la difusión que hizo de la misma Marx, que termina con la cosmovisión tradicionalista, uniteralista, hoy vemos que fue un error abandonar el conocimiento religioso, error “infantil” del Cientificismo (siguiendo la idea de Lenin sobre “el Izquierdismo” enfermedad infantil del Comunismo), ya que la Dialectica nos permite comprender “el conflicto” entre “lo real”, lo palpable y el mundo no visible.

Es decir el planteo de Hegel, es el de la existencia de la dialectica, o sea de la oposición, el conflicto, pero en un sistema que tenia en el vertice de la piramide a Dios, este planteo  fue utilizado por Marx y Engels para explicar el funcionamiento social, pero partiendo del supuesto de que era una construcción propia del ser humano, hoy se vuelve a poner en el centro de la discusion la cuestión de la intervención divina o extra-humana. De esta manera los planteos de los 90’, sobre la relación con factores que intervinieron en la vida terrestre desde otra parte, es decir el mundo sobrenatural o desde civilizaciones extraterrestres, posibilidad esta no comprobada fehacientemente aun pese a los esfuerzos y las esperanzas que hay de que ello ocurra, vienen a enriquecer la visión unilateralista del Positivivismo de Augusto Comte, ya que la idea que aporta (con sus modos misticos y “Escencialistas”) la Post-Modernidad seria no negar los esfuerzos de los hominidos, desde sus origenes, para evolucionar y el papel del trabajo en esta evolución hasta el hombre actual (3) y la Civilizacion, sino admitir la ayuda extra-humana para que la especie humana concretara estos avances, biológicos y culturales.

 Los logros son cualitativos, por lo que estamos convencidos de que, esa, es la explicación correcta sobre el derrotero del hombre y el Mundo que habita; entender esto nos hace propender hacia el rumbo correcto,  y es la Conciencia,  el logro más importante de este recorrido de la especie humana por el hecho de que esta designacion (la de Conciencia) combina la parte fisiologica, el factor principal, es decir el centro de control de las actividades del ser Humano y su espiritualidad, la conexión con la Trascendencia;  la Espiritualidad, el Esquema Bien-Mal que conocemos los pueblos de extracción Europea, por la Biblia y que ademas esta en todos los edificios religiosos de las diferentes Culturas: Budismo-Hinduismo, Confucionismo, Islamismo y en expresiones etnico-religiosas menos desarrolladas o tribales. El Papa precedente a Francesco Iº,  Joseph Ratzinger (Benedetto XVIº), que ya era antes de iniciar su Apostolado un reconocido Teologo, dice en su encíclica “Caritas in veritate” (del 29 de junio de 2009) hablando sobre los Medios de Comunicación que  estos deben estar “.. expresamente animados por la caridad y se pongan al servicio de la verdad, el bien y de la fraternidad natural y sobre-natural. En efecto, la libertad humana esta intrinsecamente ligada a estos valores superiores. ..”. De esta manera vemos como el representante espiritual en la Tierra con mas ascendiente sobre la comunidad Humana, el Papa Catholico destacaba sin cortapisas la relacion biologia-espiritualidad y la mision del Hombre de respetar y entender los mandatos de la parte positiva o bienhechora de esta ultima, es decir Dios. La busqueda de un sentido a la vida se torna un mandato para las personas, cuando recuerdan la mision como especie que adquirió la racionalidad (lenguaje y capacidad de abstraccion) y como portadores de un alma o parte espiritual. El Hombre por lo tanto es un actor importante de la dialectica o antinomia  que a traves de los distintos escenarios, que se plantean de manera universal, recorrera la historia hasta el Fin de los tiempos.

                                                                 
                                                                   
                                 

 Notas:


(1)Modernidad y Postmodernidad una perspectiva histórica e ideológica- Jose A. Franchini /La Señal Medios- Edición Digital.
(2)Revista “Unidos”, año V, Nº 10,  Junio de 1986.

(3) “El papel del trabajo en la evolución del mono al hombre” / Friedrich Engels. 

RODOLFO WALSH Y LA CUESTIÓN PALESTINA

Por Maximiliano Pedranzini*


Hablar de la cuestión palestina nos lleva al lugar menos deseado, a ese que no queremos ir pero que vamos empujados por los caprichos de nuestra historia. Ese que sólo podemos llegar caminando por el sendero de la tragedia y que cada vez parece que fuera el único camino posible. Ese lugar es el genocidio. Uno de los crímenes más nefastos que pueda tener la humanidad. Una muerte que se lleva consigo un incontable número de personas y que es ejecutada por sicarios exhortados por el Estado de Israel, quien se cree amo y señor de los destinos de todo un pueblo. La paradoja de la condición humana que la convierte en mártir y verdugo.

Para tener esto presente y no caer en el abismo de la desmemoria, reproduciremos -con el espíritu genuino de su autor- un documento fundamental sobre este genocidio a 40 años de su publicación que, como bien sabemos, continúa arrasando impunemente al pueblo palestino en la Franja de Gaza. Es el primero de una serie de siete artículos sobre este tema del gran escritor y periodista Rodolfo Walsh, desaparecido por la dictadura de Videla. Uno de los intelectuales más extraordinarios que ha dado la Argentina del último siglo. El artículo va acompañado con un epígrafe de la redacción del diario Noticias que nos introduce al periplo de Rodolfo Walsh en Medio Oriente:

“El periodista argentino y militante de la organización peronista Montoneros, Rodolfo. J. Walsh, efectuó en el curso de los últimos meses un viaje al Medio Oriente, especialmente enviado en misión informativa desde Buenos Aires. Además de informar exhaustivamente sobre los encarnizados enfrentamientos entre Siria e Israel que precedieron al cese del fuego y a las conversaciones en Ginebra, caló muy hondo en el problema y llegó a sus raíces mismas al exponer las causas de la tragedia palestina. Su penetrante análisis, escrito puede decirse en medio de la metralla, dio origen a la serie de notas que bajo el título común: “La Revolución Palestina” publicó sus notas entre el 13 y el 19 de junio de este año. Seguros de que se trata de un material evaluable como documento histórico fidedigno, lo reproducimos íntegramente en estas páginas”.


“LA REVOLUCIÓN PALESTINA”


A continuación, el artículo de Walsh sobre la cuestión palestina, publicado en el diario Noticias, el 12 de junio de 1974:

“Rodolfo Walsh, enviado de Noticias, estaba en Beirut el 15 de mayo cuando un comando palestino golpeó en Maalot. Caminó al día siguiente entre las ruinas de las aldeas libanesas bombardeadas por la aviación israelí. Entrevistó a los principales dirigentes de la Resistencia Palestina; antes había pulsado el sentimiento dominante en El Cairo, Damasco, Argel. En su opinión, los acuerdos tramitados por Kissinger no sellarán la paz en Medio Oriente. La explicación está en el pueblo palestino expulsado de su tierra y en la marea revolucionaria que sacude a ese pueblo. Esa Revolución es el tema de la serie que empieza a publicar Noticias”.


TRES MILLONES DE PALESTINOS DESPOJADOS DE SU PATRIA CUESTIONAN TODO ARREGLO DE PAZ EN MEDIO ORIENTE


- ¿Cómo te llamás?

- Zaki.

- ¿Qué edad tenés?

- Siete.

- ¿Vive tu padre?

- Murió.

- ¿Qué era tu padre?

- Fedaí.

- ¿Qué vas a ser cuando seas grande?

- Fedaí.


“El chico rubio de cabeza rapada y uniforme a rayas que da estas respuestas en una escuela dehuérfanos al sur de Beirut, Líbano, resume la mejor alternativa, que tras 26 años de frustración resta a tres millones de palestinos despojados de su patria: convertirse en fedayines, combatientes de la Revolución Palestina.


“¿Palestinos? No sé lo que es eso”, declaró en una oportunidad la ex primer ministro de Israel, Golda Meir. Se conoce la eficacia ilusoria del argumento, utilizado en Argelia, Vietnam, colonias portuguesas, para negar la existencia de sus movimientos de liberación. Muyaidín? Connaitpas. Libération Front? Never heard of it. FRELIMO? Nao conhece. El enemigo no existe y todo está en orden. Cada una de estas negativas ha hecho correr un río de sangre pero no ha detenido la historia.

Desde hace un cuarto de siglo la política oficial del Estado de Israel consiste en simular que los palestinos son jordanos, egipcios, sirios o libaneses que se han vuelto locos y dicen que son palestinos, pero además pretenden volver a las tierras delas que se fueron “voluntariamente” en 1948, o que les fueron quitadas no tan voluntariamente en las guerras de 1956 y 1967. Como no pueden, se vuelcan al terrorismo. Son en definitiva “terroristas árabes”.

Es inútil que en el Medio Oriente estos argumentos hayan sido desmantelados, reducidos a su última inconsecuencia. Israel es Occidente y en Occidente la mentira circula como verdad hasta el día en que se vuelve militarmente insostenible.

La hoja 1974 de esta historia no ha sido todavía doblada y ya tiene varios renglones sangrientos: Keriat Shmonet, Kfair, Maalot, Nabatyé. Es difícil entenderla sise ignoran las hojas 1967, 1948, 1917, y aún las anteriores, incluso las que se salen de la historia y se hunden en la literatura religiosa.



EN EL PRINCIPIO FUE…


Primero -dicen- fueron los caanitas y después fueron los hebreos. Faltaban mil años para que naciera Cristo cuando Saúl fundó su reino, que después se partió en dos. Hace casi 2700 años el reino de Israel fue abatido por los asirios. Hace 2560 años el reino de Judá fue liquidado por los babilonios, y en el año 70 de nuestra era los romanos arrasaron Jerusalén. Estos son los precedentes históricos del Estado de Israel, sus títulos de propiedad sobre Palestina.

El Sha de Irán podría alegar títulos análogos fundado en la invasión persa del siglo VI antes de Cristo, la Junta Militar griega podría recordar que Alejandro ocupó Palestina el año 331, Paulo VI acordarse de que en el año 1099 los cruzados católicos fundaron el reino de Jerusalén. Los propios historiadores árabes han señalado burlonamente que los caanitas que ocuparon Palestina antes que los hebreos, venían de la península arábiga y eran, en consecuencia, “árabes”.

Con la destrucción de Jerusalén -dicen- empezó la diáspora judía, la dispersión. Desde entonces, según la leyenda moderna, el judío anduvo errante por el mundo esperando el momento de volver a Palestina. ¿Cuántos volvieron realmente? Historiadores ingleses afirman que en el siglo XVI vivían en Palestina menos de 4.000 judíos, en el siglo XVIII, 5.000, y a mediados del siglo pasado, 10.000.Es recién a fines de ese siglo cuando algunos judíos empiezan a plantearse el retorno masivo, y cuando ese retorno asume una forma política y una ideología: el sionismo. ¿Por qué?


UN FRUTO TARDÍO DEL CAPITALISMO



Una respuesta posible a esa pregunta surgió del campo de concentración nazi de Auschwitz. La escribió en 1944, su último año de vida, un judío marxista de 26 años, Abraham León: “El sionismo, que pretende extraer su origen de un pasado dos veces milenario, es en realidad el producto de la última fase del capitalismo”.

En esa fase todos los nacionalismos europeos han construido sus estados y no necesitan ya de la burguesía judía que ayudó a construirlos, pero que ahora es un competidor molesto para el capitalismo nativo. “Repentinamente” surge en esos países el chovinismo antisemita, y se convierten en extranjeros indeseables judíos integrados durante siglos a la vida de los mismos, que, como dice León, “tenían tan poco interés en volver a Palestina como el millonario norteamericano de hoy”.

Las persecuciones del siglo XIX afectan más a la clase media judía que a la clase alta, cuyos representantes notorios iban a lograr una nueva integración a nivel del capital financiero internacional.

Aquellos judíos europeos perseguidos que descubrieron en el capitalismo la verdadera causa de sus males, se integraron en los movimientos revolucionarios de sus países reales. El sionismo evidentemente no lo hizo y se configuró como ideología dela pequeña burguesía, alentada sin embargo por aquellos banqueros que -como los Rotschild- veían venir la ola y querían que sus “hermanos” se fueran lo más lejos posible. A fines del siglo pasado esa ideología encontró su profeta en un periodista de Budapest, Teodoro Herzl, su programa en las resoluciones del Congreso de Basilea de 1897 y su herramienta en la Organización Mundial Sionista.

El retorno a Palestina tropezaba sin embargo con el inconveniente de que el país estaba ocupado por una población -500.000 habitantes- que desde la conquista islámica del siglo VII era árabe.

Los fundadores del sionismo negaron el problema. En 1898 Herzl hizo un viaje a Palestina y preparó un informe donde la palabra árabe no figuraba. Palestina era una tierra sin pueblo donde debía ir el pueblo sin tierra. El palestino se convirtió en “el hombre invisible” del Medio Oriente. Algunos alcanzaron sin embargo a descubrirlo. El escritor francés Max Nordau vio un día a Herzl y le dijo asombrado: “Pero en Palestina hay árabes” y agregó: “Vamos a cometer una injusticia”.


EN MEDIO SIGLO EL SIONISMO REEMPLAZÓ LA POBLACIÓN ÁRABE DE PALESTINA POR INMIGRANTES EUROPEOS



“Palestina es mi país” dice Ihsan. “Nunca estuve en Palestina”, dice, “pero algún día volveré porque nuestros comandos están peleando para que volvamos”.

“Mi padre murió en Abar el Djelili”, dice Naifa. “La muerte de mi padre no me duele, porque murió por nosotros”.

“Mi padre se llamaba Salah”, dice Randa. “Estaba peleando y murió”.

Ninguno de los 480 huérfanos de la escuela de Suq el Garb, al sur de Beirut, había visto Palestina si no era a través de los ojos del padre muerto.

En el aula las muchachas se levantaron para saludar al visitante que venía de tan lejos. En el pizarrón había una inscripción en árabe. Pregunté qué decía. Decía: “Historia Palestina”.

La idea del Estado Judío surgió a fines del siglo pasado, como el último proyecto de un estado europeo cuando ya no existía en Europa lugar para un nuevo estado.

Ese estado debía en consecuencia instalarse fuera de Europa y el lugar elegido resultó Oriente. La contradicción fue “resuelta” a través de la ideología –el sionismo–y la ideología se alimentó en el mito bíblico y en la simulación de que Palestina estaba deshabitada.

Históricamente,estas construcciones mentales producen víctimas. En 1900 había en Palestina 500.000 árabes y 30.000 judíos. Si en 1974 hay tres millones de israelíes y 350.000 árabes, no hace falta preguntarse dónde están las víctimas: están afuera de Palestina, expulsadas de su patria.

Conviene recordar -porque es la cuestión de fondo- cómo se produce ese trasvasamiento sin precedentes en que la población de un país es reemplazada por otra.

Los primeros inmigrantes no provocaron la desconfianza de los árabes. En 1883 los habitantes de Sarafand recibieron a los colonos que llagaban con estas palabras. “Desde tiempo inmemorial somos hermanos de nuestros vecinos, los hijos de Israel, y viviremos con ellos como hermanos”. Ocho años después sin embargo los notables de Jerusalén pidieron al imperio otomano, que gobernaba Palestina, que prohibiera la inmigración judía, y en 1898 los árabes de Transjordania expulsaron violentamente una colonia judía.

A pesar de las prohibiciones oficiales la inmigración continuó, aprovechando la corrupción de funcionarios turcos y de terratenientes árabes ausentistas que vendían sus tierras. En 1907 se estableció el primer kibutz, granja colectiva que desde el principio excluyó al trabajador árabe. Cuando en 1914 los turcos hicieron su primer y último censo, resultó que había en Palestina 690.000 habitantes, delos que 60.000 eran judíos. Ese año la guerra mundial dio al sionismo su gran oportunidad.


INGLATERRA REGALA PALESTINA



Foreign Office, Noviembre 2, 1917.

Querido Lord Rotschild:

Tengo mucho placer en transmitirle, de parte del gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía con las aspiraciones Judías Sionistas, que ha sido sometida al Gabinete y aprobada por él.

“El gobierno de Su Majestad contempla con simpatía en establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo Judío, y usará sus mejores esfuerzos para facilitar el cumplimiento de ese objetivo, quedando claramente entendido que nada se hará que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de comunidades no-judías existentes en Palestina, o los derechos y el status político de que disfrutan los Judíos en cualquier otro país”.

“Le agradeceré ponga esta declaración en conocimiento de la Federación Sionista”.

Este trozo de papel, en apariencia inofensivo, es el fundamento moderno del Estado de Israel. Se lo conoce como de declaración de Balfour, y lleva la firma del canciller inglés.

Dos años después Balfour aclaró lo que quería decir: “El sionismo, bueno o malo, es mucho más trascendente que los deseos y prejuicios de los 700.000 árabes que ahora habitan esa antigua tierra… En Palestina no pensamos llenar siquiera la formalidad de consultar los deseos de los actuales habitantes del país”.

Dos años antes de la Declaración, Gran Bretaña había prometido al Shariff Hussein, la independencia de los países árabes, a cambio de su ayuda en la guerra contra Turquía, aliada de Alemania. Y en efecto fueron soldados árabes los que liquidaron el dominio otomano en Medio Oriente.

La declaración Balfour se conoció después y, finalizada la guerra, sirvió de base para la resolución de la Liga de las Naciones que convirtió a Palestina en mandato británico. En la redacción de ese documento participó la Organización Mundial Sionista.

A partir de ese momento la inmigración creció inconteniblemente, organizada por la Agencia Judía, que formaba parte de la administración británica.

Cuando los ingleses hicieron su primer censo en 1922 había en Palestina 760.000 habitantes, de los que algo más de 80.000 eran judíos: o sea el 11%. Esa proporción había subido en 1931 al 16 y en 1936 al 28%. Ese año se produciría la primera rebelión palestina contra los ingleses, que duró tres años y costó millares de muertos.



MANUAL DEL COLONIALISMO



Todavía en 1917 David Ben Gurion afirmó que “en un sentido histórico y moral” Palestina era un país “sin habitantes”.

Ben Gurion no ignoraba que el 90% de los habitantes eran árabes: decía simplemente que no existían como seres históricos o morales. Por la misma época, según relata Fanon, los profesores franceses de la Universidad de Argel enseñaban seriamente que los argelinos eran más parecidos a los monos que a los hombres.

Este tren de pensamiento, llevado a sus conclusiones prácticas, puede encontrarse en el propio fundador del sionismo, Teodoro Herzl. “La edificación del Estado Judío ”escribió “no puede hacerse por métodos arcaicos. Supongamos que queremos exterminar los animales salvajes de una región. Es evidente que no iremos con arco y flecha a seguir la pista de las fieras, como se hacía en el siglo XV. Organizaremos una gran cacería colectiva, bien preparada, y mataremos las fieras lanzando entre ellas bombas de alto poder explosivo.”

Algunos colonizadores admitían que los palestinos eran hombres, aunque más parecidos a los pieles rojas. “¿Quién ha dicho –preguntaba en 1921 la Organización Sionista de Gran Bretaña– que la colonización de un territorio subdesarrollado debe hacerse con el consentimiento de sus habitantes? Si así fuera… un puñado de pieles rojas reinarían en el espacio ilimitado de América.”



UN GHETTO MÁS GRANDE


La mentalidad colonial marcó profundamente el establecimiento de la inmigración judía en Palestina. Se formaron comunidades cerradas, exclusivas, donde el árabe era un intruso. La reventa de tierras a los árabes se convirtió en pecado que las organizaciones terroristas judías castigaron sangrientamente.

Aún a nivel dela clase obrera se instala una perversión de la conciencia que convierte al trabajador árabe primero en competidor del inmigrante, después en enemigo,finalmente en víctima. La Histradut, central sindical judía, no admite en su seno, los boicotea, prohíbe a las empresas judías que compren materiales trabajados por los árabes.

David Hacohen, miembro de la Histradut y años después parlamentario israelí, ha recordado las dificultades que tuvo para explicar a otros “socialistas” ingleses que “en nuestro país uno adoctrina a las amas de casa para que no compren nada a los árabes, se piquetean las plantaciones de citrus para que ningún árabe pueda trabajar en ellas, se vuelca petróleo sobre los tomates árabes, se ataca en el mercado a la mujer judía que ha comprado huevos a un árabe, y se los rompe en la canasta…”

La soberbia racial va moldeando esa sociedad en el más absoluto aislamiento, como si todos los ghettos del mundo se juntaran en un ghetto más grande, pero esta vez deliberadamente encerrado en sí mismo.

Simón Luvich, israelí exiliado en Londres, recuerda con asombro aquella época de su infancia: “Para nosotros, los árabes eran una especie de exótica minoría étnica, que aveces bajaba de las montañas con sus kufeyas… Nunca entendimos de qué se trataba, porque no los veíamos.”

Galili, ministro de Información de Israel, seguía sin verlos en 1969: “No consideramos a los árabes del país un grupo étnico ni un pueblo con carácter nacional definido”.

Si es ceguera no ver lo que existe, a esa ceguera debe atribuirse la sangre que ha corrido y seguirá corriendo en Palestina.


EN 1947, UNA RESOLUCIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS QUITÓ A LOS PALESTINOS EL DERECHO A TENER UNA PATRIA


El israelí se jacta ante el mundo de ser el máximo representante en la historia dela Diáspora… Pero quien posee en tal grado el sentimiento del destierro, llega a ser completamente incapaz de comprender que otros puedan tener ese mismo sentimiento. No es cruel que digamos que el comportamiento de los israelíes sionistas con el pueblo original de Palestina es similar a la persecución nazi contra los propios judíos. (Mahmud Darwis, poeta palestino).

El mandato británico sobre Palestina después de la primera guerra mundial permitió cumplir con la promesa, contenida en la declaración de Balfour de 1917, de establecer un “hogar nacional” judío en un territorio poblado por los árabes. Para el sionismo el Mandato era una etapa intermedia, necesaria antes de establecer una población propia en Palestina como base del Estado Judío, objetivo permanente detrás de la fachada del “hogar nacional”.

Gran Bretaña favoreció ese proyecto hasta que la inminencia de la segunda guerra mundial le hizo ver que el riesgo de que los pueblos árabes se alinearan junto a Alemania.Las falsas promesas de 1915 se renovaron en 1939.

En mayo de ese año el gobierno británico publicó un Libro Blanco donde reafirmaba que no tenía el propósito de imponer la nacionalidad judía a los árabes palestinos, prometía limitar a 75.000 el número de inmigrantes en los próximos cinco años y, a partir de 1944, no admitir nueva inmigración sin el consentimiento explícito delos árabes.

El Libro Blanco fue un producto tardío e ineficaz del colonialismo ingles. En los primeros 20 años de Mandato la proporción de habitantes judíos en Palestina pasó del 10 al 30%. Solamente en 1935 habían entrado más de 60.000 colonos: en 1940 la población judía se acercaba al medio millón.



ACEITANDO EL FUSIL


Los jefes de la Agencia Judía concibieron desde el principio la inmigración como una “colonización armada” y construyeron una organización semiclandestina, el Haganah, de la que en 1935 se separó un brote terrorista de ultraderecha, el Irgun, cuyo lema era un mapa de Palestina y Transjordania atravesado por un brazo armado y un fusil con el lema hebreo Rak Kach (“Sólo así”).

Inicialmente estas organizaciones se limitaron a asegurar mediante el terror la vigencia del boycot antiárabe, pero a partir de 1939 empezaron a prepararse para combatir,también a los ingleses. Curiosamente uno de esos preparativos consistió en el ingreso masivo de judíos en el ejército británico: al final de la segunda guerra su número llegaría a 27.000 hombres, que serían el núcleo del ejército judío para la confrontación final en dos tiempos: contra los ingleses y contra los árabes.



EL EMPUJÓN NAZI



El estallido dela guerra llevó a su paroxismo la persecución de los judíos en Alemania y brindó un nuevo argumento para la inmigración en Palestina. Ben Gurion resumió en estos términos el sentido y los límites de la alianza entre el sionismo y Gran Bretaña: “Lucharemos junto a Gran Bretaña en esta guerra como si el Libro Blanco no existiera, y lucharemos contra el Libro Blanco como si no existiera la guerra”.

En la práctica esto significó desconocer las cláusulas restrictivas del Libro Blanco e intensificar la inmigración clandestina, aún desafiando el bloqueo inglés. Buques cargados de inmigrantes europeos fugitivos del nazismo empezaron allegar a las playas palestinas. Cuando en 1940 los ingleses pretendieron devolver el cargamento de dos de esos barcos, el buque Patria que debía transportarlos confinados a la isla Mauricio, saltó en pedazos en el puerto de Haifa. Allí murieron 250 personas, en su mayoría mujeres y niños. Aunque el sionismo alegó que los propios refugiados volaron el Patria, la opinión mundial se indignó ante la insensibilidad británica.

Recién 18 años después un miembro del Comité de Acción Sionista, Rosenblum, reveló que el Patria había sido volado por la Haganah, sin consultar a las víctimas. “Con nuestras propias manos asesinamos a nuestros hijos”, escribió Rosenblum.



LLEGAN LOS AMERICANOS



En 1942 el centro de gravedad del sionismo se había desplazado de Gran Bretaña a los Estados Unidos. El 11 de mayo de ese año la Organización Sionista Americana publicó un manifiesto que luego fue conocido como el Programa de Baltimore. Planteaba cuatro exigencias: el fin del Mandato, el reconocimiento de Palestina como Estado soberano judío, la creación de un ejército judío, la formación de un gobierno judío.

En Jerusalén, la Agencia Judía adoptó el Programa de Baltimore como política oficial del sionismo y se desligó del Mandato. Gran Bretaña había cumplido su ciclo. Iba a librar aún acciones de retaguardia, condenadas de antemano, pero dejaría en Medio Oriente -como en la India, como en Irlanda- la semilla de un conflicto inagotable.

Los norteamericanos tomaron el relevo de los ingleses y no lo abandonaron hasta hoy.

Cuando en 1945 se desmoronó el nazismo y se abrieron las puertas de los campos de concentración -las cámaras de gas, los patéticos restos de una infinita carnicería-, un sentimiento de horror sacudió a Europa.

Los europeos tienen una singular capacidad para proyectar los propios demonios a lejanos escenarios. Muchos franceses creen que las atrocidades de Hitler son distintas de sus propios crímenes en Indochina y Argelia: ingleses que no han oído de Kenya se asustan de las persecuciones de Stalin, y algunos italianos están convencidos de que el fascismo nació en la Argentina.

De acuerdo con este esquema, el exterminio de los judíos iba a ser purgado no en el lugar donde ocurrió, sino en Medio Oriente: no por quienes lo ejecutaron o lo permitieron sino por gente que no tenía nada que ver.

El proyecto de un Estado Judío en Palestina se convirtió así en clamor mundial y los dirigentes sionistas lo explotaron serenamente. Los 225.000 sobrevivientes delos campos de concentración fueron canalizados a Palestina aumentando una población que ya al fin de la guerra ascendía al 32%.

Entretanto se preparaba la guerra. No se había disipado el humo sobre las ruinas de Berlín ni se había desenterrado el espanto total de Auschwitz cuando David Ben Gurion, futura cabeza del Estado de Israel, negociaba en Estados Unidos la compra de armamento pesado y la reorganización de la Haganah por militares norteamericanos.



NACE UNA NACIÓN



Una fulgurante campaña de terror contra los ingleses precipitó el epílogo. En febrero de 1947 Gran Bretaña anunció que, en esas condiciones, no estaba dispuesta a seguir gobernando Palestina, y devolvió a las Naciones Unidas el Mandato que le había entregado la Liga de las Naciones.

La Asamblea dela UN discutió siete meses el tema y finalmente elaboró una solución“salomónica”. Palestina sería dividida en dos Estados: uno judío, otro árabe.

En ese momento había en Palestina 1.200.000 árabes y 600.000 judíos. Los palestinos poseían el 94% de la tierra y los judíos el 6%.

El Plan de Partición de las Naciones Unidas dividió el país en dos. En uno, que se convertiría en el Estado de Israel, y que abarcaba el 60% de las mejores tierras cultivables, había 500.000 judíos y 400.000 palestinos. En el 40%restante, que nunca llegó a convertirse en Estado, y que hoy forma parte de Israel, había 800.000 palestinos y 100.000 judíos.

El mapa resultante es un notable ejercicio de topología en que ambos países aparecen superpuestos, con pasadizos y corredores para comunicar regiones separadas. Lo que no dice el mapa es que la mitad de las tierras de propiedad palestina caían bajo jurisdicción israelí, y que en millares de casos la aldea árabe quedaba separada de las tierras que cultivaban sus habitantes.

El 29 de noviembre de 1947, por una mayoría de dos tercios que encabezaban los Estados Unidos y la Unión Soviética, la Asamblea de la UN aprobó el Plan de Partición y desencadenó la desgracia del pueblo palestino, el genocidio, el éxodo y la guerra.

En la votación los norteamericanos presionaron hasta el límite a los dóciles gobiernos asiáticos y latinoamericanos. Una empresa yanqui compró a la vista de todo el mundo el voto de un país africano. El secretario de Defensa norteamericano James Forrestal, que no era propenso a escandalizarse, pudo escribir: “Los métodos que se han usado en la Asamblea General para presionar y coercionar a otras naciones, bordean el escándalo”.

Así nació Israel. Pero la historia no terminaba. Al día siguiente de la votación, el sionismo lanzó todo el peso del terror para despojar a los árabes del territorio que le había dejado el Plan de Partición.



EL TERROR SIONISTA Y EL ÉXODO PALESTINO. LA MASACRE DE DEIR YASSIN SENTÓ UN MODELO DE ESCARMIENTO



“Durante tres días, del 11 al 13 de diciembre, atacamos en Haifa y en Jaffa, en Tireb y Yazur. Atacamos y volvimos a atacar en Jerusalén… Las bajas enemigas en muertos y enemigos fueron muy altas”.

De este modo describe Menajem Begin, el jefe del Irgun, el comienzo de la guerra que durante siete meses sacudió a Palestina en 1947-48.

El objetivo de esos ataques no eran ya los ingleses. El 29 de noviembre las Naciones Unidas habían votado la partición de Palestina y Gran Bretaña anunció el 14 de mayo de 1948 que retiraba sus últimas tropas.

El blanco de la ofensiva en que participaron la Haganah, el Irgun y la Banda Stern era la población Palestina, desarmada y desorganizada.

En septiembre de 1946 la Haganah había caracterizado al Irgun y la Banda Stern como“organizaciones que se ganan la vida mediante el gangsterismo, el contrabando, el tráfico de drogas en gran escala, el robo a mano armada, el mercado negro”.

Esta suma de dicterios expresaba en realidad diferencias políticas y de método. Mientras la Haganah, brazo armado de la Agencia Judía, se definía como “socialista” y buscaba una imagen de respetabilidad, el Irgun evolucionaba hacia las posiciones fascistas que hoy sostiene el partido Herut, encabezado por el mismo Begin y la Banda Stern era un grupo de desesperados de ultraderecha.

A pesar de las acciones espectaculares del Irgun, Haganah fue siempre la organización de mayor peso y de ella surgieron los líderes, hasta hoy, del Estado de Israel.

Como jefe militar aparecía Moshe Sneh. La cabeza real era Ben Gurion -luego primer ministro- y entre sus dirigentes figuraban Moshe Dayan, hasta hace poco ministro de Defensa, y el actual primer ministro Itshak Rabin.

Un comité anglonorteamericano de investigación sobre la violencia en Palestina describió en 1946 los efectivos de la Haganah: una fuerza territorial de reserva de 40.000 colonos,un ejército de campaña de 16.000, y una fuerza de choque, el Palmach, que oscilaba entre 2.000 y 6.000.

El Irgun tenia de 3.000 a 5.000 combatientes; la Banda Stern alrededor de 300.

Separadas por ácidas disputas, estas tres fuerzas confluyeron rápidamente ante el anuncio dela retirada inglesa, aceptaron la hegemonía de la Haganah y pusieron en práctica el llamado Plan D, que consistía en aterrorizar a la población árabe en el período de vacío político comprendido desde el voto de la UN y la retirada inglesa y limpiar de árabes el Estado Judío y ocupar todo el territorio posible del Estado Árabe previsto por el Plan de Partición.



DEIR YASSIN


Las primeras operaciones combinadas de las organizaciones sionistas se desataron en diciembre de 1947 sobre la carretera que unía los dos principales baluartes judíos: la ciudad costera de Tel Aviv y el barrio judío de Jerusalén. La carretera estaba flanqueada por aldeas árabes, lo que equivalía al bloqueo de Jerusalén.

La primera etapa consistió en operaciones de hostigamiento contra esas aldeas, duró hasta marzo de 1948 y dejó 1700 muertos. La ofensiva en gran escala comenzó el 3 de abril cuando el Palmach tomó por asalto la aldea de Qastall, situada sobre un cerro que dominaba la carretera.

Seis días después el Irgun con el conocimiento de la Haganah, desarrolló una operación que hasta el día de hoy aparece ante cien millones de árabes como el símbolo del horror: el asalto y la masacre de Deir Yassin.

Deir Yassin erauna pequeña aldea árabe situada cinco kilómetros al oeste de Jerusalén. No tenía importancia estratégica alguna y sus habitantes permanecían al margen dela conflagración. En la mañana del 9 de abril, 200 efectivos del Irgun y la Banda Stern entraron a sangre y fuego casa por casa, masacrando a 254 hombres,mujeres y niños, saquearon, violaron, mutilaron cadáveres y los arrojaron a una fosa común.

“El baño desangre de Deir Yassin” –admitió después el escritor judío Arthur Koestler- “fue la peor atrocidad cometida por los terroristas en toda su carrera”.



DISCURSO DEL MÉTODO



En su libro La Rebelión, el autor de la masacre, Menajem Begin, aclaró sus motivos. Después de Deir Yassin, dice, “un pánico sin límites asaltó a los árabes, que empezaron ahuir en salvaguarda de sus vidas. Esta fuga en masa se convirtió en un éxodo enloquecido e incontrolable. De los 800.000 árabes que vivían en el actual Estado de Israel, sólo quedaron 165.000”.

La opinión de Begin es confirmada por Koestler: “La población árabe fue presa del pánico y escapó de sus pueblos y aldeas lanzando el lastimero grito: Deir Yassin. Huyeron de sus casas dejando a medio beber el último café en el pocillo de porcelana”.

Si los detalles de la masacre de Deir Yassin merecen un tratamiento aparte cuando se discuta el rol del terrorismo en las luchas palestinas, sus efectos políticos y militares se hicieron evidentes enseguida.

Tres días después el Palmach tomó Kolonia sin lucha y dinamitó una por una las casas árabes. Cinco aldeas más fueron destruidas por la fuerza de choque del Haganah antes del 17 de abril con un saldo de 350 muertos. El 21 de abril, dice Begin, “todas las fuerzas judías penetraron en Haifa como un cuchillo entra en la manteca. Los árabes escapaban aterrados gritando Deir Yassin”.

Haifa era la segunda ciudad de Palestina. En una semana su población se redujo de 60.000 a 9.000.

El 25 de abril el Irgun atacó Jaffa, la ciudad árabe contigua a Tel Aviv. Al principio hubo resistencia, pero después se repitió el fenómeno: los árabes escapaban por decenas de millares. Aquí no fue necesario el ejemplo de Deir Yassin: los últimos defensores de Jaffa fueron fusilados sobre el terreno, los sobrevivientes expulsados con lo puesto, y las casas dinamitadas una tras otra.

El mismo día la Haganah tomó Acre. Bastó un megáfono y el anuncio de represalias, para que el éxodo se repitiera.

Mientras estos episodios se repetían en centenares de aldeas y decenas de millares de familias palestinas ambulaban por los caminos que conducían al Líbano, Siria, Jordania,las tropas británicas observaron con singular indiferencia, limitándose a impedir que los incipientes ejércitos de los países árabes violaran las fronteras del nuevo Estado de Israel.

El 14 de mayo las últimas columnas del ejército inglés desfilaron al son de las gaitas por las calles de Jerusalén. En el primer minuto del 15, una exclamación de júbilo brotó de las posiciones conquistadas por los israelíes: era el Día de la Independencia.

Nathan Chowsi, un judío que emigró a Palestina en 1906, ha calificado ese júbilo: “Los viejos colonos de Palestina podríamos relatar de que manera nosotros, los judíos, expulsamos a los árabes de sus ciudades y sus aldeas… Aquí había un pueblo que vivió 1300 años en su propia tierra. Vinimos nosotros y convertimos a los árabes en trágicos refugiados. Y todavía nos atrevemos a calumniarlos y difamarlos, a ensuciar su nombre. En vez de sentirnos profundamente avergonzados por lo que hicimos, y tratar de enmendar todo el mal que hemos cometido, ayudando a esos infelices refugiados, justificamos nuestros actos terribles, y tratamos inclusive de glorificarlos”.




PRODUCTO DE TRES GUERRAS Y DE INNUMERABLES PERSECUCIONES EL PUEBLO DE LAS TIENDAS AGUARDA SU HORA


- ¿Usted de dónde es?

- Soy de Jaffa.

- ¿Y dónde vive?

- Yo vivo en una carpa. Y usted, ¿de dónde es?

- Soy de Bulgaria.

- ¿Y dónde vive?

- Vivo en Jaffa.

(Arlette Tessier. “Diálogo en Gaza”)


“Esta es una transmisión de la Haganah, intimidando a los árabes a que abandonen esta distrito antes de las 5:15 de la madrugada. Tengan piedad de sus mujeres y desus hijos y salgan de este baño de sangre. Váyanse por el camino de Jericó, que todavía está abierto. Si se quedan, vendrá el desastre”.

Aún no había amanecido el 15 de mayo de 1948, Día de la Independencia de Israel,cuando decenas de camiones equipados con alto parlantes transmitían este mensaje a las poblaciones árabes.

El desastre que se invocaba no era una amenaza hueca. El recuerdo de la masacre de Deir Yassin se unía en la mente de los palestinos al de decenas de pueblos y ciudades ocupados a sangre y fuego.

El Plan Dalat o Plan D, puesto en ejecución por el alto mando de la Haganah, al que se plegaron las otras dos organizaciones terroristas -Irgun y Stern- incluyó trece campañas militares en regla entre el 1º de abril (Operación Nachshon) y el 14 de mayo (Operaciones Ben Ami, Pitchfork y Schfilon). Ocho de ellas se desarrollaron fuera de Israel.

El resultado de estas operaciones fue la ocupación de Haifa, Jaffa, Beisan, Acre, barrio residencial árabe de Jerusalén y otras poblaciones menores, así como la “purificación” de Galilea.

Antes que Ben Gurion proclamara el Estado de Israel en un museo de Tel Aviv, bajo un retrato de Teodoro Herzl fundador del sionismo, había ya 400.000 palestinos fugitivos. Pero en la madrugada del 15 las fuerzas israelíes cruzaron arrolladoramente las fronteras del Estado árabe consagrado por el Plan de Partición de la UN que, de ese modo, no llegó a existir.

Es entonces cuando se produce, según la historia oficial israelí, pródiga en mitos, “la invasión de cinco poderosos ejércitos árabes” contra el indefenso Estado de Israel.



EL COWBOY Y EL PIELROJA


Después de la guerra del 48, cada bando hizo su balance militar. Solamente la Haganah, que en 1946 tenía 65.000 hombres (fuente británica) y en 1948, 90.000 (fuente israelí), contaba un año antes de la guerra con 10.000 fusiles, 1.900 metralletas, 600 ametralladoras y 768 morteros: en este caso la fuente es Ben Gurion. En los meses anteriores a la Partición, ese armamento se multiplicó merced a la introducción “clandestina” de una fábrica capaz de producir 100 metralletas y 50.000 balas por día. Y en vísperas de la guerra, agentes israelíes contrabandearon por barco y por avión millares de fusiles y ametralladoras checas.

Fuentes árabes estiman el total de sus fuerzas en 21.000 hombres mal equipados, con largas líneas de comunicaciones. En Egipto reinaba el corrompido rey Faruk, cuyo primer ministro Nokrashy no tenía el menor interés en mandar hombres a Palestina, desafiando a los ingleses que aún ocupaban el Canal de Suez. En Irak gobernaba un títere de los ingleses, Nuri as Said. Siria acababa de independizarse de los franceses y su ejército no superaba los 3.000 hombres. El “ejército” libanés tenía apenas 1.000 reclutas.

La única fuerza militar atendible, la Legión Árabe, reunía 4.000 hombres adiestrados y conducidos por oficiales ingleses. El Foreign Office llegó a un acuerdo con el rey Abdullah, por el que se impidió a la Legión violar la frontera israelí. (Abdullah pagó después su traición a manos de un refugiado palestino).

En estas condiciones la invasión de los “poderosos ejércitos árabes” en apoyo de sus hermanos palestinos resultó apenas un gesto desesperado.

A pesar de todo, esas fuerzas consiguieron algunos éxitos iniciales, cuyo eje era el bloqueo de Jerusalén, pero el 11 de junio aceptaron una tregua que les hizo perder todas las ventajas conseguidas. En menos de un mes la Haganah terminó de convertirse en un ejército regular, y cuando el 7 de julio se reanudó la lucha,duró apenas diez días. Ahora sí, los árabes estaban vencidos.



EL MASACRADOR DE LYDDA




En el contexto de la derrota, cabe el estilo de la victoria. El 11 de julio de 1948, la población árabe de Lydda, que se había rendido a los israelíes, se sublevó al advertir la presencia de unos tanques jordanos. El tercer regimiento del Palmach liquidó en horas la insurrección, entrando casa por casa y disparando sobre todo lo que se movía. Según fuente israelí, hubo 250 muertos. Según fuente árabe, entre 500 y 1.700, de los cuales 150 fusilados en la Gran Mezquita convertida en prisión. El escritor inglés Erskine Childers dice que una columna israelí entró en el pueblo disparando en todas direcciones: “los cadáveres de hombres, mujeres y niños quedaron desparramados en las calles,tras esta carga implacablemente brillante”.

Y dice quién iba al frente de la columna: Moshe Dayan, un nombre que haría historia.

Tras la firma del armisticio, Israel se quedó con 3.500 kilómetros cuadrados más de tierra palestina, Faruk se apropió la franja de Gaza y la monarquía hachemita anexó la Cisjordania. Palestina había dejado de existir. Casi 900.000 palestinos se amontonaban en los campamentos de refugiados de Jordania, Siria, Líbano, Gaza, alimentándose con las raciones de socorro de la UN. Una generación entera nació y creció bajo las carpas. En 1954 eran más de un millón, en 1956, 1.300.000. Otros 500.000 habían emigrado al Canadá, al Brasil y a otros países.

En 1956 esos desterrados vieron pasar entre columnas de polvo los tanques israelíes que se lanzaban sobre el Sinaí, mientras los ingleses y los franceses ocupaban el Canal. Meses después los vieron regresar.

En 1967 el dios de la guerra volvió a tronar en los escuálidos campamentos del Pueblo de las Tiendas.



LA PAZ ISRAELÍ


“Fue con repugnancia que vi por televisión las escenas de Israel en aquellos días;la ostentación del orgullo y la brutalidad del conquistador; los estallidos del chauvinismo; y las salvajes celebraciones del inglorioso triunfo, contrastando con las imágenes del sufrimiento y desolación árabe, las caravanas de refugiados jordanos y los cadáveres de los soldados egipcios muertos de sed en el desierto. Contemplé las figuras medievales de los rabís y los khassidim saltando de alegría en el Muro de los Lamentos; y sentí como los fantasmas de los curantismo talmúdico -que bien conozco- se amontonaban sobre el país, y cómo la atmósfera reaccionaria de Israel se volvía densa y sofocante”.

Este es el comentario de un escritor judío, Isaac Deutscher, a la fulgurante campaña de los Seis Días que, en junio de 1967, arrojó al ejército egipcio al otro lado del Canal de Suez. Sus glorias han sido suficientemente cantadas. Entre ellas no figura probablemente la expulsión de 250.000 palestinos que aún quedaban en Cisjordania y Gaza.

En el vacío que dejó el largo éxodo palestino, se estableció la Paz Israelí. El profesor de matemáticas italiano le sacó la casa al tendero árabe. El lingüista inglés construyó la suya sobre un espacio demolido. El pintor apátrida del Quartier Latin se rodeó de un ambiente “oriental”. El ingeniero agrónomo argentino se fue al kibutz donde ya no quedaba ni memoria del fellah que durante trece siglos le preparó la tierra: como si no hubiera tierra en la Argentina.


EN LA RESISTENCIA ARMADA EL PUEBLO PALESTINO ENCONTRÓ AL FIN SU IDENTIDAD NEGADA POR LA OCUPACIÓN


“Yo soy de Djebelia, en la franja de Gaza. Allí éramos 16.000 concentrados. Nos quitaron las casas, destruyeron los campos y se repartieron todo. Quieren que todo cambie de aspecto, que nada sea árabe. A la gente más vieja, la que se fue en 1948, no la dejan volver para que no puedan reconocer los lugares. Nos incitan a irnos, nos ofrecen dinero para que nos vayamos a países más ricos.¡Vayan a Canadá, a Argentina, allá van a estar bien! Tal vez ellos han venido de allá, ¿no?”

“Djebelia tenía fama de brava. A los que éramos de Djebelia no nos daban trabajo, decían que éramos peligrosos. Un día, en 1969, nos bombardearon. Empezaron a las 10 dela mañana y nos cañonearon hasta las 5 de la tarde. Hubo 500 muertos. ¿Por qué? Porque somos palestinos. De noche rodean el campamento con tanques, no nos dejan salir. Y sin embargo, tienen miedo: yo aprendí el israelí y los oigo conversar. Cuando pasan en un jeep, van sentados alrededor del jeep, apuntando en distintas direcciones”.

El muchacho se ríe. Estamos en el campamento de Borje Barashne, al sur de Beirut, capital de Líbano, a cuya Universidad ha venido a estudiar. Hay 20.000 refugiados en este campamento que es en realidad un pueblo, una villa cuya copia casi exacta son algunas manzanas de la villa de Retiro: pequeñas casas de bloques con techos de chapa, pasillos de material con la canaleta por donde circula el agua, canillas colectivas. E igual que nuestro villero, el palestino pone una planta, aunque sea una maceta, en el mínimo espacio libre: recuerdo del campo al que uno y otro pertenecen.

Después las diferencias. No hay calles, solamente pasillos, porque en Medio Oriente el espacio es distinto que en Argentina: Líbano cabe dos veces en la provincia de Tucumán. Pero otra diferencia que al principio casi no se nota, va penetrando como la verdad esencial del campamento. Son los hombres vestidos de caqui que sentados en alturas estratégicas vigilan con el fusil AK cruzado sobre las rodillas, es el jefe de la milicia local que sale a recibirnos, es la puerta de madera de una casa donde el refugiado que la habita ha pintado todo a lo alto la bandera roja, verde, blanca y negra de la Resistencia palestina, y adentro de la bandera su nombre en árabe. Administrativamente, el campamento depende dela UN. Políticamente, la palabra es Fatah.



LA LUZ DE LA ESPERANZA



En una oficina de Beirut, Abu Hatem, miembro del Comité Central de Fatah (sigla de Movimiento Nacional de Liberación Palestina) enumeró ante el enviado de Noticias las etapas de la Resistencia.

“La primera etapa, antes de 1965, fue de preparación y organización. Llegamos a la conclusión de que la lucha armada era la única salida para el pueblo palestino, y desde ese año empezamos a ponerla en práctica. Fue una época llena de dificultades: teníamos tantos enemigos… No eran sólo los israelíes, sino también el imperialismo y los elementos reaccionarios en los países árabes. Nuestro primer mártir, Ahmed Muza, fue abatido por el ejército jordano al cruzar la frontera con Israel.

“Nuestras operaciones militares fueron una de las razones que alegaron los israelíes para desencadenar la guerra de 1967. Pero allí los países árabes fueron derrotados y se instaló un clima de derrota. Era importante acabar con ese clima, y por eso,apenas terminada la guerra, nosotros reanudamos las hostilidades. Eso fue el 28 de agosto de 1967.

“En cuatro meses, lanzamos 79 operaciones en el interior de Palestina, pusimos fuera de combate a más de 300 sionistas, volamos dos trenes militares,derribamos tres helicópteros, destruimos medio centenar de vehículos, hicimos estallar el depósito de explosivos de Acre y bombardeamos con bazukas los suburbios de Jerusalén y Tel Aviv.

“El precio fue duro: perdimos 46 hombres, de los cuales la mitad eran cuadros de conducción.

“Pero en todo el mundo árabe esa actividad de Fatah fue percibida como una luz de esperanza, que se agrandó el 21 de marzo de 1968, cuando dimos la batalla de Al Karameh”.



EL SIGNO DE KARAMEH


Si Deir Yassin es para los palestinos el recuerdo que sobrecoge y enfurece, Al Karameh simboliza la recuperación de la propia identidad negada tras la derrota, la confiscación, la persecución, el exilio. Dice un combatiente:

“En esa época, nuestro problema era obtener bases permanentes. En la guerra de junio habíamos perdido las bases de Gaza y Cisjordania. Entonces empezamos a filtrarnos en Jordania, por separado, de a uno o de a dos. Así se formó la base de Al Karameh, en el campamento de ese nombre que existía desde 1948. Juntamos 500 combatientes en la zona. De allí lanzamos una escalada operativa.

“El gobierno de Jordania quería echarnos, pero no se atrevía. Los israelíes empezaron a fastidiarse. Al fin planearon una operación de represalia en gran escala, para aplastarnos. Concentraron 15.000 soldados, con tanques. Pero estaban tan orgullosos de la victoria de junio, tan seguros de que nadie podía oponerles resistencia, que no tomaron medidas de seguridad. Nosotros nos enteramos 48 horas antes de la operación.

“Llamamos a todas las organizaciones palestinas para que discutiéramos si debíamos enfrentar el ataque o retirarnos. Algunos dijeron que los principios de la guerrilla prohibían el choque frontal, que si el enemigo ataca en fuerza, nosotros nos retiramos, todas esas cosas.

“Fatah sostuvo que todo eso era cierto, pero que aquí lo fundamental era el marco político: la derrota árabe, el pueblo desesperado. Fatah decidió dar la batalla, a todo o nada. Sólo nos acompañó una pequeña organización, el Ejército de Liberación Palestino.

“Con ellos distribuimos los 500 puestos de combate. No era una emboscada, Al Karameh era terreno llano, con una población, una villa de emergencia. Había que pelear como se pudiera. Durante toda la noche cavamos pozos, nos enterramos, y esperamos el amanecer.



LA PICADURA Y EL BURRO



“A las 5 de la mañana empezaron la preparación de artillería, después avanzaron los tanques. Venían como para desfile. Traían periodistas y Dayan les dijo que iban a almorzar en Amán, la capital de Jordania. Cuando les paramos un tanque con un bazukazo, y después otro, se quedaron como sorprendidos. No esperaban eso. Retrocedieron, después volvieron a avanzar. Ahora venían con aviones y helicópteros además de los tanques. Les resistimos trinchera por trinchera, les resistimos hasta el mediodía.

“Yen esas siete horas interminables, detrás nuestro estaba el ejército jordano, inmóvil. Los oficiales miraban la batalla con sus prismáticos. El rey Hussein había ordenado no intervenir, y los oficiales miraban: oficiales árabes.

“No se sabe quién dio el grito, quién no aguantó más. Y de pronto el ejército jordano avanzaba, desobedeciendo órdenes, se juntaba con nosotros. Eso fue a mediodía.

“A las ocho de la noche la división israelí empezó a retirarse. No podíamos creerlo, era la primera vez que sucedía, la primera vez en la historia. Y cuando avanzamos vimos el daño que les habíamos hecho: los tanques destruidos,los equipos abandonados.

“Al día siguiente Hussein se hizo fotografiar en un tanque capturado. A Dayan le preguntaron para cuando era el almuerzo en Amán, y él contestó que sólo el burro no cambia de opinión. A Levy Eshkol le preguntaron que había sucedido, y él dijo que el que busca miel, debe esperar algunas picaduras.

“Aquella picadura la hicimos nosotros, y nos costó. Nos costó 90 muertos, que son muchos cuando sólo teníamos 500 hombres. Pero Al Karameh cambió todo, fue un viraje decisivo. Les demostró a todos los árabes que ellos podían derrotar al ejército israelí.

“Para nosotros, el resultado fue tremendo. Hasta entonces, Al Fatah era una organización estrictamente secreta, un puñado de hombres. La batalla de Al Karameh demostró a las masas que éramos sinceros, que podíamos convertirnos en el cuchillo y en la víctima como dice uno de nuestros documentos, “entrar en la batalla para crearlo todo de la nada”, que los palestinos podíamos cerrar el puño sobre la brasa ardiente, como dice nuestro hermano Abu Ammar (Arafat)”.

Después de la batalla de Al Karameh millares de palestinos acudieron a incorporarse a Al Fatah, que aún no estaba preparado para recibirlos, aunque tuvo que abrirlas puertas. Otras organizaciones se enriquecieron con ese flujo. Un año después la Resistencia palestina se paseaba libremente por Siria, tenía una estación de radio en El Cairo, dominaba prácticamente en Líbano Jordania.

Sobre ese transitorio triunfo iba a abatirse la traición del rey Hussein. La esperanza palestina ardería en las calles de Amán, en las montañas de Jordania,antes de renacer poco a poco como una llama que no está destinada a apagarse.




“EL SIONISMO NO ES SÓLO EL ENEMIGO DE LOS ÁRABES, ES EL ENEMIGO DE TODA LA HUMANIDAD” - FATAH


En la oficina de Fatah en Beirut, Abu Hatem, miembro del Comité Central de la Organización, refirió a Noticias las etapas posteriores a la batalla de Karameh, que en 1968 demostró por primera vez que una fuerza árabe podía enfrentar al ejército israelí.

“En Karameh, la Revolución Palestina creó las circunstancias de su propio crecimiento. Todo el mundo árabe se acercó a nosotros. Inversamente nuestros enemigos redoblaron sus esfuerzos para destruirnos. Los israelíes atacaron nuestras bases y nuestros campamentos, y los gobiernos árabes reaccionarios también. Esas tentativas culminaron en Jordania, en setiembre de 1970. El ejército de Hussein atacó nuestras bases y nuestros pueblos, con tanques y aviones.

“No consiguió aplastarnos pero mató a muchos miles de compañeros. La masacre se reanudó en julio de 1971. Tuvimos que salir de Jordania.

“Con la pérdida de nuestras bases jordanas, empieza la cuarta etapa de nuestras luchas. Al principio nuestra actividad disminuyó. Tuvimos que adoptar una nueva política, concentrar la fuerza de Fatah en los propios territorios ocupados. El resultado se vio después de un año, con el aumento de las operaciones.

“También aumentamos la acción política, la duplicamos. El resultado es que actualmente la opinión pública mundial empieza a comprender que no hay acuerdo estable en Medio Oriente sin el pueblo palestino, que no hay paz sin Revolución Palestina.

“Actualmente la totalidad de los países africanos, con excepción por supuesto de los residuos coloniales, reconocen a la OLP como el único representante legítimo del pueblo palestino. En la Conferencia de Países no Alineados de Argel, el año pasado, 72 estados reconocieron a la OLP. O sea que las relaciones de la Revolución Palestina con el resto del mundo crecen día a día, y particularmente con el bloque socialista encabezado por la Unión Soviética.
“Por supuesto que no nos quedamos en eso. En la última guerra, la de Octubre, todo el mundo sabe -y principalmente los israelíes- que no hubo dos frentes, sino tres: el egipcio, el sirio y el palestino”.



OLP Y CNP





Fatah es la fuerza hegemónica de la guerrilla palestina. Su líder Abu Ammar (Arafat) preside la OLP y, desde comienzos de junio de 1974, el Consejo Nacional Palestino. Pero no es la única organización de la Resistencia.

En la OLP figuran, además de Fatah, el Frente Popular dirigido por Habache, el Frente Democrático de Hawath me (escisión del FP) y Saika, organización adiestrada por los sirios.

Después de Fatah, Saika es probablemente la de mayor capacidad militar, y el FD, que se define como marxista-leninista, la de mayor capacidad política, mientras que la estrella de Habache, inclinado al ultraizquierdismo, parece declinar.

Fuera de la OLP se encuentra todavía el Comando General, escindido del FP y dirigido por Ahmad Jibril, que saltó a la notoriedad a comienzos de este año con la operación de Kyriat Shmonet.

El Consejo Nacional Palestino, CNP, la organización más amplia de la Revolución,incluye no sólo a las organizaciones guerrilleras, sino a los frentes de masas, delegados de territorios ocupados y de la emigración y de grupos financieros y religiosos.

A los dirigentes de Fatah no les gustan las fotografías ni las autobiografías.Trazar su historia no es fácil. Un documento de la Organización, fechado en 1969, admite que sus creadores fueron un grupo de intelectuales que publicaban la revista Nuestra Palestina, antes de optar por la lucha armada. En ese punto su primera preocupación fue financiar la futura Organización, sin pedir ayuda a los gobiernos árabes, y el camino que eligieron fue heterodoxo:

“Ya no es un secreto que buscamos empleo o desarrollamos actividades comerciales en las regiones árabes ricas en petróleo, como el Golfo. Al principio esto creó una atmósfera particular alrededor de Fatah, pero eso no nos desalentó… porque nosotros sabíamos que nos privábamos hasta de lo esencial para ahorrar el máximo de nuestros ingresos y destinarlo al movimiento”.

¿Quiénes eran? Los nombres de guerra de alguno de ellos -Abu Ammar, Abu Iyad, Abu Ihad- son conocidos, pero salvo el primero (Arafat), poco se sabe de los demás. Los tres pertenecen sin embargo al grupo que fue al Golfo a trabajar. Cuando en 1965 decidieron lanzar la guerra, volvieron a suelo palestino. Abu Ammar operó allí, en Cisjordania, viviendo como un pastor a medias ciego, de gruesos anteojos negros. Su designación como “vocero” de Fatah fue una decisión en la que no participó.

“Necesitábamos un hombre que pudiera hablar en nombre de Fatah. La prensa israelí había empezado a concentrarse en el nombre de Abu Ammar, porque era uno de los líderes en territorio ocupado, y un combatiente de primera fila… La dirección se reunió y lo designó vocero. Era el único miembro de dirección que no estaba presente. La decisión se anunció y él tuvo que cumplir con la decisión”.



HABLA FATAH





A pesar del origen de sus fundadores, Fatah puso siempre el acento en la lucha de masas, además de la acción armada: “Si abordáramos solamente la lucha armada,estaríamos condenados al fracaso, porque en términos militares partimos de una situación de inferioridad. Pero si abordáramos solamente la lucha política, también estaríamos perdidos, porque tarde o temprano nos chocaríamos con la realidad de que el enemigo nos domina por la fuerza. La lucha armada es indisoluble de la lucha política, y el descuido de una o de otra equivale a convertir la guerra revolucionaria en una aventura.

“En consecuencia, nosotros no diferenciamos entre acción política y acción militar, ni mandamos a combatir a nadie que no haya pasado por la organización política”.

¿Cuáles el objetivo último de Fatah? Sus dirigentes lo vienen repitiendo desde hace años: la creación de un estado y no religioso en Palestina.

¿Cuál sería la situación de los judíos en ese Estado?

“Fatah no toma las armas contra los judíos. Aceptamos a los judíos como ciudadanos palestinos en absoluto pie de igualdad con los árabes. Fatah toma las armas contra el sionismo y se propone liquidarlo, porque el sionismo es el enemigo fascista y racista, el enemigo de toda la humanidad y no solamente de los árabes”.

Preguntó un periodista:

- ¿Qué harían ustedes frente a un judío perseguido en cualquier lugar del mundo?


Contestó Fatah:


- Le daríamos un fusil y pelearíamos a su lado."


Esto es Walsh. Un paso adelante de los acontecimientos. Al lado de los que los postergados de la historia. Ese menester que la Argentina denuncie, desde todos los organismos internacionales, el genocidio perpetrado por el Estado de Israel contra el pueblo palestino en la franja de Gaza y reconozca ante el mundo los crímenes que está cometiendo contra la humanidad. El pueblo argentino ha sufrido en carne propia el exterminio sistemático desde el Estado por la última dictadura en el que Rodolfo Walsh fue una de sus tantas víctimas. La "desaparición de personas", la tortura en los campos de concentración clandestinos y los "vuelos de la muerte" fueron algunos de los métodos siniestros que caracterizaron al terrorismo de Estado en suelo argentino y que permanece latente en la memoria colectiva de todo un país como uno de los crímenes más atroces de la historia. Por esta razón, debemos tomar conciencia de la situación que está atravesando esa porción de nuestra humanidad.




*Ensayista. Integrante del Centro de Estudios Históricos, Políticos y Sociales "Felipe Varela".