Seguidores

5 de septiembre de 2014

EEUU PIDE UNA COALICIÓN PARA ENFRENTAR AL ESTADO ISLÁMICO EN IRAK

El presidente estadounidense, Barack Obama, aprovechó ayer el primer día de la cumbre de la OTAN en Gales, Reino Unido, para comenzar a recabar apoyo internacional para luchar contra el EI, un grupo islamista radical que controla territorios en Irak y Siria y que es acusado de crímenes contra la humanidad.

En una reunión al margen de la cumbre en Gales, Reino Unido, los secretarios de Estado y de Defensa norteamericanos, John Kerry y Chuck Hagel, respectivamente, llamaron a tener listo un plan consistente para lidiar con la amenaza del EI para cuando comience la Asamblea General de la ONU, dentro de dos semanas.

Kerry dijo a ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa del Reino Unido, Francia, Australia y otras siete naciones que necesitan una estrategia clara y un plan sobre la contribución que cada uno estaría dispuesto a realizar, informó la cadena CNN.

"Necesitamos atacarlos de manera que les impidamos tomar territorio, para apuntalar a las fuerzas de seguridad iraquíes y a otros actores de la región que están preparados para enfrentarlos, sin comprometer tropas propias", declaró Kerry, según informó la cadena de noticias CNN.

"Obviamente, creo que esa es una línea roja para todos los que estamos acá: sin botas sobre el terreno".

El jefe de la diplomacia estadounidense dijo que aunque sabe que muchos países no quieren participar de ataques militares, igualmente pueden colaboran con tareas de inteligencia, equipamiento y armas.

Kerry agregó que los aliados de la OTAN tienen tecnología y el conocimiento técnico, pero que se necesita voluntad política para perseverar en la lucha.

Al encuentro en la localidad galesa de Newport, sede de la cumbre de la OTAN iniciada ayer, asistieron también ministros de Alemania, Canadá, Turquía, Italia, Polonia y Dinamarca.

"Este grupo que está aquí esta mañana es la coalición de base", señaló Hagel a los presentes.

"Es el grupo de base que formará la coalición más grande y extensa que será necesaria para lidiar con este desafío".

El EI, acusado por la ONU de cometer crímenes contra la humanidad, efectuó rápidas conquistas en el norte de Irak en junio pasado y proclamó un califato en los territorios de Irak y Siria bajo su control.

Alarmado por el progreso del EI, Estados Unidos comenzó el mes pasado una campaña de ataques aéreos contra sus posiciones en Irak y varios países europeos comenzaron a enviar armas a los kurdos iraquíes, que están al frente del combate contra los islamistas.

En represalia, el EI decapitó ya a dos periodistas estadounidenses secuestrados en Siria en 2013 y difundió sus asesinatos por videos subidos a Internet, entre ellos uno publicado esta semana en el que también amenaza con ejecutar a un rehén británico.

Estados Unidos ya dijo que no detendrá sus bombardeos en Irak pese a los asesinatos y amenazas, y Obama y el primer ministro, David Cameron, dijeron ayer en una declaración conjunta que no se dejarán "intimidar" por el EI.

El premier británico dijo ayer que no descartaba sumarse a los ataques aéreos contra el EI en Irak y que evaluaba enviarles armas además del equipo "no letal" que Londres ya les está mandando.

Hoy, Cameron dijo que los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN condenaron los "actos barbáricos y despreciables" del EI, y el titular de la alianza señaló que ésta está preparada para ayudar a Irak si Bagdad lo solicita.

"Estamos unidos en la condena de estos actos barbáricos y despreciables. Sus amenazas sólo reforzarán nuestra determinación para defender nuestros valores", dijo el anfitrión Cameron en el segundo y último día de cumbre.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo en la conferencia de prensa de cierre de la cumbre que la OTAN "está preparada para asistir a Irak, si el país así lo pide", y agregó que se analizaron con meticulosidad las situaciones de Siria e Irak y la presencia del yihadismo en ellos.

"Aquí vemos dos vías de trabajo, una es la que ya han emprendido varios aliados que individualmente han decidido tomar las medidas necesarias para ayudar a Irak a parar el avance de la organización terrorista EI", mencionó Rasmussen en referencia a los bombardeos selectivos en territorio iraquí que Estados Unidos inició el 8 de agosto.

En su opinión, agregó, la comunidad internacional "tiene la obligación de hacer todo lo que esté en su mano para parar a esa peligrosa organización terrorista".

La otra vía decidida por la OTAN es que, "si recibimos la petición del gobierno iraquí, estamos preparados para considerar la posibilidad de que haya una misión que ayude al país en sus capacidades defensivas", explicó.

Hasta 2011, los aliados mantuvieron una misión de entrenamiento de las fuerzas de seguridad en ese país similar a la que podrían establecer ahora si las autoridades de Bagdad así lo solicitaran.

Fuente: TELAM
Publicar un comentario