Seguidores

29 de agosto de 2014

"NUNCA MAS A LOS ATAQUES ESPECULATIVOS CONTRA PAÍSES SOBERANOS"

Los ministros de Relaciones Exteriores y de Economía, Héctor Timerman y Axel Kicillof, confirmaron que a pedido del G77 la Argentina presentará el próximo 9 de septiembre ante la Asamblea General de las Naciones Unidas la propuesta de aprobar una convención internacional sobre las reestructuraciones de deudas soberanas. Buscará impedir que un juez pueda frenar las reestructuraciones en curso o futuras.

El canciller Héctor Timerman adelantó que el 9 de septiembre la Asamblea General de las Naciones Unidas podrá acceder a un debate sobre la necesidad de contar con una Convención para la reestructuración de deuda soberana sobre la base de un proyecto presentado por los países miembros del G77. "Si la mayoría vota afirmativamente, en menos de un año la Argentina habrá dado al mundo una Convención para resolver en forma justa, equitativa y no bajo amenazas de un sistema que pueda establecer un juez o un país, sino en base a lo que resuelvan todos los estados miembros de las Naciones Unidas", dijo el funcionario.

Por su parte, el ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró que la situación que enfrenta Argentina con los fondos buitre es un "leading case" en el sistema financiero y judicial internacional, debido a que el reclamo formulado por el 1 por ciento de los tenedores de deuda puede dar por tierra con el proceso de reestructuración al que adhirió el 92,4 por ciento de los bonistas.

Insistió que la situación que atraviesa Argentina es un caso testigo de cómo puede actuar "la insanía" del sistema financiero internacional a través de los fondos buitre y de la "incongruencia" del juez Thomas Griesa para avalar ese tipo de reclamo. "El resto de los países nos ha pedido que transmitamos esta experiencia para que nunca más pase lo de Griesa, nunca más pase un reclamo como el que formula Singer", agregó el ministro.

"Tal como en los sistemas jurídicos de todos los países, cuando hay quiebras en el sector privado y se convoca a acreedores, sucede que si dos tercios toman una decisión, los demás deben aceptar", explicó para ejemplificar la situación de Argentina frente a los fondos buitre. En ese sentido, recordó que de no ser así "sólo un acreedor puede tirar abajo la reestructuración de una compañía".

Kicillof defendió el proyecto que presentará el G77 antes las Naciones Unidas para reformular el tratamiento de casos como los que enfrenta Argentina con los fondos buitre y reiteró sus críticas a las decisiones del sistema judicial de Estados Unidos. "Se trata de establecer una forma internacional de regir este problema por la incongruencia de estas decisiones que se están tomando en tribunales estadounidenses", dijo Kicillof durante la conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

Por último sostuvo que "no queremos ser solo un leading case". "Queremos que esta convención llame a la lógica y se aplique también al juez Griesa, que se tomen medidas contra el juez Griesa", afirmó el ministro, quien precisó que la idea del gobierno es que el caso de los fondos buitre contra Argentina quede amparado bajo el marco jurídico que surja de la convención propuesta.

Fuente: Pag. 12
Publicar un comentario