Seguidores

19 de enero de 2014

"SI QUIERO SABER LO QUE PIENSAN VOY A AGARRAR EL TELEFONO Y LLAMARLOS"



Barack Obama ordenó no vigilar las comunicaciones de jefes de Estados aliados y amigos, salvo motivo de seguridad nacional, e informó que la próxima vez los llamará por teléfono para saber lo que piensan.



En conferencia de prensa en la Casa Blanca, el presidente de los Estados Unidos anunció cambios en el accionar de sus agencias de inteligencia, luego de hacer un reconto histórico en el que recordó la ayuda que las actividades de inteligencia dieron a la seguridad y libertad nacional, desde los orígenes de su historia, dando como ejemplo el accionar contra los británicos, durante la guerra civil y las siguientes guerras en el extranjero de la que los EE.UU participó. Anticipó que realizará reformas pero no eliminará ninguna de las agencias de inteligencias existentes.

Luego de las revelaciones que el ex agente de la NSA, Edward Snowden, hiciera siete meses atrás, en las que documentó que los Estados Unidos espió tanto a la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, como a la de Alemania, Angela Merkel, Obama manifestó que "he dejado claro a nuestra comunidad de inteligencia que, a no ser que haya un importante motivo de seguridad nacional, no se vigilarán las comunicaciones de jefes de Estado y gobiernos amigos y aliados cercanos".

Por último, agregó que los líderes amigos y aliados tienen que saber que “si quiero saber lo que piensan, voy a agarrar el teléfono y llamarlos”.

Fuente: APU
Publicar un comentario