Seguidores

29 de septiembre de 2013

CRISTINA: "NO HAY CEPO, LOS ARGENTINOS VIAJAN"

Por: 
INFOnews




La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, sostuvo que "no hay cepo" al dólar y sostuvo que "lo que quieren los sectores económicos es instalar condiciones al poder político". "No sabés la cantidad de argentinos que vi en Nueva York y en Rusia", destacó en la entrevista que condeció al periodista Jorge Rial en la quinta de Olivos y se transmite por el canal América y se repetirá a las 20.10 por la TV Pública.

La mandataria desmintió que exista un "cepo al dólar", dado que "hay más de trescientas formas de utilizar el dólar" en el país. "Entre esas tantas formas, está la de atesoramiento, y no hay razones para tenerlo. Incluso antes podías comprar hasta 2 millones de dólares mensuales sin necesidad de decir para qué, y eso no ocurre en ningún lugar del mundo", añadió la Presidenta en la entrevista concedida a Jorge Rial, en el marco del ciclo "Desde otro lugar", que emite América 2.

Cristina se refirió sin dobleces sobre el denominado "cícrulo rojo" del que habló Mauricio Macri y en el que se incluiría el grupo Clarín. "De Clarín y Magnetto espero cualquier cosa", definió la mandataria, quien afirmó que "la crisis (con el campo) de 2008 tuvo un desarrollo mediático impresionante. Lo fomentaban, hubo un claro intento destituyente", afirmó.


"Hubo un intento de imponerle condiciones a un gobierno que ganó con el 54 por ciento de los votos", aseveró Cristina, quien puntualizó que los "5 mil millones de dólares en una corrida bancaria no lo hacen una o dos personas". Y agregó: "Hay intentos muy claros de sectores económicos, financieros, de retrotraernos a la década del 90, que generó pingües ganancias para muy pocos. Una Argentina endeudada, que se conjugue todo con devaluaciones que implican formidables transferencias de sectores asalariados a los más pudientes, mano de obra barata, dos dígitos de desocupación".

El primer tema de la nota fue la polémica armada por un par de medios en torno al uso de calzas por parte de la Presidenta durante un acto días atrás. "No son polémicas, son calzas, las usé mil vceces y nunca había pasado nada", afirmó Cristina y dijo sin dudar que Clarín y La Nación agrandaron el tema "para tapar que se reinauguró el complejo de piletas de Ezeiza, 1.100 hectáreas, donde los fines de semana iban cien mil personas a disfrutarlo".


"De Clarín y Magnetto espero cualquier cosa"


La última noche

"Estábamos viendo televisión, no te largaba el control del televisor", contó Cristina respecto de las últimas horas de vida del ex presidente Kirchner.

La mandataria destacó que durante esa última noche estaban viendo una entrevista que en un canal de cable le realizaban a Luís D´elía. Allí, al dirigente le preguntaron a quién elegiría para presidente en 2011, si a Néstor o a Cristina. Sobre la respuesta, en la que el dirigente dijo contestar como lo haría el ex mandatario, en cuanto a que "yo soy un cuatro, ella es un diez", Kirchner dijo entre dientes "¡pero qué gordo traidor!", recordó la Presidenta, quien apuntó: "Ahí lo abracé y fue el último abrazo que le di".

"¿Ahora quien la protege?", le consultó al respecto Jorge Rial.

"Creo que él, desde algún lado. Soy muy creyente... Me protejo un poco yo también, la gente que me quiere y me tiene fe y me da fuerza, y me dice que no afloje".

El crimen de Mariano Ferreyra

"Lo del chico Ferreyra para él fue terrible porque veía un caso como Kosteki-Santillán", afirmó Cristina, sobre lo que agregó que "él salió desesperado a buscar quién había sido. Él estaba desencajado".

En el mismo sentido, la Presidenta recordó lo que llamó el "editorial laudatorio" que el diario Clarín había realizado sobre el accionar de la policía cuando se produjo la represión en el Puente Pueyrredón.

En los últimos días el conductor de Intrusos fue dando pistas y adelantando temas que había tocado con Cristina. Allí contó que la Presidenta respondió sobre las PASO, las Islas Seychelles y la muerte de Néstor Kirchner.

DICTADURA Y EMPRESARIOS: CASO MERCEDES BENZ

*Por Camilo Carbonelli

La complicidad civil en los delitos de lesa humanidad es una de las deudas que falta saldar más allá de los notables avances que se hicieron desde 1983 (profundizados desde 2003) en el juzgamiento a los represores. En los últimos tiempos se ha optado por la definición “cívico – militar” para dar cuenta de la última dictadura: ese cambio indica el largo camino que resta recorrer, ya que hasta ahora la Justicia alcanzó, salvo excepciones, a los responsables castrenses.

El golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 no fue obra de un grupo de sicópatas. Las fuerzas represivas fueron el brazo ejecutor de un programa ideado por las empresas monopólicas, las familias de la oligarquía y otras instituciones que pretendieron reformatear un país entero a la medida de sus ambiciones. La dictadura tuvo “mandantes económicos”, como señaló Horacio Verbitsky en una entrevista reciente con AGENCIA PACO URONDO.

Los grupos económicos impusieron sus hombres en el gabinete militar (José Martínez de Hoz es el nombre más emblemático). Tal acompañamiento tuvo su rédito. Para citar algunos ejemplos: Pérez Compamc pasó de tener 12 empresas en 1976 a 48 empresas en 1983; Techint, de 30 a 46; Bunge y Born, de 59 a 112 al final de la dictadura. Se estima además que alrededor de 600 empresas fueron apropiadas ilegalmente gracias a la intervención castrense.

El terror, por supuesto, no quedó afuera de las empresas: existen denuncias de secuestros y desapariciones de trabajadores, delegados gremiales o abogados laboralistas en, por lo menos, las siguientes industrias: Mercedes Benz, Ford, Ledesma, Acindar, Astarsa, Dálmine Siderca (grupo Techint), Loma negra, General Motors, La Cantabrita, Terrabusi, Metalúrgico Santa Rosa, Tensa, entre otros. En algún caso, la Justicia avanza, lentamente, en la búsqueda de responsables.

Caso Mercedes Benz

La participación de la empresa automotriz Mercedes Benz en la represión es investigada por el Juzgado Federal de San Martin Nº 2. Fueron secuestrados 17 trabajadores, de los cuales sólo 3 sobrevivieron. Todos pertenecían a la Comisión Interna que no estaba alienada con el SMATA nacional, dirigida por José Rodríguez. Ya fallecido, el hombre es señalado por su complicidad con la patronal.

Según surge de la investigación judicial, las fuerzas represivas se infiltraron entre los trabajadores haciéndose pasar por “empleados de vigilancia”: así buscaron información sobre la actividad política y sindical en la empresa. Tal es el caso de Rubén Luis Lavallén, que simulaba ser jefe de seguridad en la planta pero que en realidad era un subcomisario de la Brigada de investigaciones de San Justo. Lavallén es apropiador de la primera nieta recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo, Paula Logares.

También está comprobado que el exgerente (jefe de la producción de la Mercedes), Juan Tasselkraut, entregaba listas de trabajadores. El mismo está denunciado por los familiares de trabajadores desaparecidos de la fábrica. Además se sospecha que tanto Juan como su hermano, Alejandro Tomás Tasselkraut, se apropiaron de dos bebés.

Los 14 trabajadores desaparecidos fueron: Alberto Arenas, Oscar Bauman Álvarez, Héctor Belmonte, Carlos Cienciala, Fernando Del Contte, Alberto Gigena, Miguel Grieco, Carmen Grossi Charles, Jorge Leichner, Juan José Mosquera, Diego Nuñez, Esteban Reimer, Víctor Ventura y José Vizinni. Por su parte, Juan y Alfredo Martín, y Héctor Ratto, fueron detenidos, torturados y lograron sobrevivir.

Esta tarde, en Ciudad Evita, la agrupación H.I.J.O.S. va a homenajear con una placa a Diego Núñez, uno de los trabajadores desaparecidos: fue detenido en su domicilio el 13 de agosto de 1977. Se trata de uno de los debates que la democracia argentina tiene que dar para seguir siendo un ejemplo en materia de Derechos Humanos.

Fuente: APU

WIKILEAKS

Gob. de Bachelet pidió ayuda al espionaje norteamericano para combatir a nuestro pueblo mapuche.


EX PRESIDENTA BACHELET EN MANIOBRAS DE COMBATE

El cable filtrado por Wikileaks y conocido el lunes indica que el Gobierno de Michelle Bachelet realizó gestiones con Estados Unidos para pedir ayuda para enfrentar a los comuneros mapuche que, según la administración chilena, tenían vinculaciones con las FARC y ETA.

Prensagraficaenlacalle, Cooperativa.cl -CEDEC Y OTROS


JOSE AYLWIN CO DIRECTOR DEL "OBSERVADOR CIUDADANO";

Con respecto a política de Michelle Bachelet referida al pueblo mapuche, comentó, "estuvo esencialmente marcada por la criminalización, por la investigación, por la sospecha y que además se hizo eco de informaciones que fueron diseminadas por críticos de derecha", planteando que "los mapuches eran terroristas y estaban vinculados a organizaciones terroristas internacionales".

Nuevos documentos de Wikileaks revelaron que Chile solicitó ayuda a Estados Unidos respecto al conflicto mapuche y sus posibles contactos con grupos de "supuestos" terroristas extranjeros como las FARC o ETA.

En 2008, a poco de asumir su cargo, el ex ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma solicitó apoyo de inteligencia para seguir una eventual radicalización de sus acciones, luego de que se registraran algunos incidentes entre grupos indígenas, fuerzas policiales y propietarios de terrenos.

Sin embargo, los despachos enviados desde la legación diplomática a Washington en 2008 y 2009, señalaron que todas las investigaciones llegaron a la conclusión que la comunidad mapuche es "abrumadoramente" no violenta; y que el problema fue magnificado por los medios de comunicación, señaló el diario español El País, que tuvo acceso a los documentos proporcionados por el sitio especializado en filtraciones.

Según el artículo del periódico hispano, los medios nacionales alegaban que existían lazos entre los mapuches y organizaciones terroristas extranjeras, pero los cables estadounidenses afirmaban que "no han proporcionado pruebas de ello", mientras que los "los expertos del Gobierno califican esos contactos de mero 'turismo de guerrilla'".

Informe detalló opiniones de diplomáticos

Un detallado informe de 2009, luego de un viaje de varios días al territorio en conflicto y que coincidió con la muerte del comunero Jaime Mendoza Collío, recogió la opinión de los diplomáticos estadounidenses.

"Un eventual observador de la cobertura informativa de la actualidad chilena podría pensar que violentos activistas mapuches, relacionados con las FARC y ETA, matan cada semana a inocentes civiles", señaló el texto.

Además, los diplomáticos añadieron en el que "el candidato presidencial de la oposición, Sebastián Piñera, ha declarado que la Araucanía arde en llamas. Los principales periódicos chilenos, que son generalmente conservadores, publican muy a menudo en primera página reportajes sobre este conflicto".

Además, los diplomáticos manifestaron en parte su indignación por el tratamiento del conflicto.

"La destrucción de propiedades, que supone la inmensa mayoría de las acciones ilegales de los mapuches, se presenta frecuentemente a todo color con descarados titulares y a veces una cobertura muy superior a la que se da a crímenes mucho más graves cometidos por chilenos no indígenas", afirmaron.

José Aylwin ante revelaciones de Wikileaks: La Concertación hizo eco al discurso de derecha

El abogado criticó la "política de persecución criminal" del Gobierno de Bachelet.

Recalcó que las autoridades generaron "desconfianza" entre los mapuche.

Aylwin señaló que la filtración deja al descubierto la "inconsistencia" del Gobierno de Bachelet.

El codirector del Observatorio Ciudadano, José Aylwin, recalcó que los gobiernos de la Concertación "hicieron eco" de los discursos de la derecha frente al conflicto mapuche.

"Es increíble que los Gobiernos de la Concertación se hayan hecho eco y hayan asumido este discurso que surgió desde la derecha: el senador (Alberto) Espina tiene gran responsabilidad en ello", comentó Aylwin.

"Hasta ahora, en los tribunales jamás ha podido probarse que existan tales vinculaciones", añadió.

El abogado recalcó que "eso ha tenido un efecto muy negativo en las relaciones de los pueblos indígenas. Existe claramente una desconfianza, porque la política que ese tipo de informaciones de las que se hizo eco el Gobierno de Bachelet fue una política de criminalización".

La política del Gobierno de Michelle Bachelet, comentó, "estuvo esencialmente marcada por la criminalización, por la investigación, por la sospecha y que además se hizo eco de informaciones que fueron diseminadas por críticos de derecha", planteando que "los mapuches eran terroristas y estaban vinculados a organizaciones terroristas internacionales".

Aylwin enfatizó que "la preocupación del Gobierno, de la oposición, de los medios de comunicación, debería centrarse en la solución a los problemas de fondo, que tienen que ver con relaciones interétnicas muy inequitativas y con temas de restricción de tierra y de reforzamiento de derechos no reconocidos ni siquiera por el marco legislativo".

El cable filtrado por Wikileaks y conocido el lunes indica que el Gobierno de Michelle Bachelet realizó gestiones con Estados Unidos para pedir ayuda para enfrentar a los comuneros mapuche que, según la administración chilena, tenían vinculaciones con las FARC y ETA.

Sin embargo, el FBI evaluó la información y concluyó que dichos lazos no existían y que los mapuche eran un pueblo "no violento", víctima de los "medios de comunicación conservadores" que "inflan" informaciones.

Aylwin comentó que estas revelaciones de Wikileaks "dejan en evidencia por un lado la inconsistencia de la política de la administración de Bachelet", donde "la autoridad hablaba de reconocer los pueblos indígenas, reconocer sus derechos de un pacto social por la multiculturalidad".

"Pero por otro lado, la política, como muchos organismos de derechos humanos señalamos en su momento, fue una política de persecución criminal que utilizó muchos medios", puntualizó.

El senador PS Camilo Escalona se refirió a la filtración de documentos de EE.UU. sobre el conflicto mapuche, indicando que la polémica suscitada entre la Concertación y el oficialismo se basa en "cahuines".

"A quedado simplemente en un intercambio de cahuines y de anécdotas, si alguien inventó estos informes es solamente para justificar un buen sueldo por ser espías en desuso", expresó el parlamentario.

En tanto, el senador PPD Jaime Quintana pidió al oficialismo demostrar los enunciados vínculos de líderes mapuche con las FARC.

Quintana recordó que "esto ocurrió en el marco de un viaje que hizo el entonces candidato presidencial, actual Presidente, con senadores de la entonces oposición, con el presidente (Alvaro) Uribe y el candidato en ese entonces (Juan Manuel) Santos. Dialogaron y esa es la información que trajeron y entregaron al país".

por EFE -

El creador de Wikileaks, asilado en la embajada de Ecuador en Londres, realizó una entrevista en el diario argentino Página/12 donde criticó al actual Presidente de EEUU.

El creador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, opinó que el "efecto político" del presidente estadounidense, Barack Obama, quien busca la reelección, es "corrosivo y peligroso".

"Creo que su efecto político es muy corrosivo y peligroso. Si comparamos los últimos dos años de (George W.) Bush con los últimos cuatro años de Obama, entonces en un instante elijo los últimos dos años de Bush", señalo Assange en unA extensa entrevista publicada hoy por el diario "Página/12", de Buenos Aires.

Asilado desde hace tres meses en la embajada ecuatoriana en Londres, Assange afirmó que en la Casa Blanca, como parte del supuesto combate al terrorismo, "cada martes el presidente revisa un fichero con nombres y fotos de personas para elegir a quién matar en secreto, de manera sumaria, sin ningún proceso judicial, sin ninguna supervisión pública".

"Obama también ha presidido el ataque en contra de Wikileaks y ha desechado cualquier investigación acerca de las torturas que aplica la CIA. Y los programas de secuestros y vuelos secretos de la CIA, y los programas de vigilancia masiva de la población", sostuvo. En este sentido, consideró que en Estados Unidos sólo la oposición es capaz de restringir "el poder del Gobierno", pero descartó que los republicanos puedan ejercer este rol, por lo que, a su juicio, en los próximos comicios se debe llevar a los demócratas a la oposición. "Los demócratas en la oposición son una fuerza moderadora con respecto a las libertades civiles, con respecto al complejo industrial militar, son significativamente más efectivos como fuerza moderadora que los republicanos", dijo.

SITUACION PERSONAL

Con respecto a su situación personal, Assange dijo que "para bien o para mal" se ha acostumbrado al encierro dentro de la embajada ecuatoriana y aseguró que tras haber estado en 2011 cuatro días en una celda de aislamiento, detenido por el Reino Unido a pedido de Suecia, aprendió que es capaz de "sobrevivir". Assange señaló que "siempre se paga un precio cuando algo vale la pena".

"Por supuesto que es una injusticia, pero ganamos mucho. Por eso estaba completamente contento y confiado cuando estaba en la celda de aislamiento, porque al final era un precio pequeño que tuve que pagar por algo en lo que realmente creo y lo mismo con mi situación acá", afirmó. Assange dijo haber recibido el apoyo de la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, quien le visitó en la embajada ecuatoriana, y señaló que aprecia la "independencia" del Gobierno argentino "en el tema del asilo".

"Argentina me ha apoyado mucho y la embajadora argentina en Londres, que es una mujer muy carismática, vino a demostrarme su apoyo. (...) El consejo y el apoyo de Argentina es muy importante para mí, porque Argentina tiene experiencia confrontando con el Reino Unido", indicó.

Tras perder sus recursos en el Reino Unido para evitar su extradición a Suecia, país que le reclama para interrogarle sobre presuntos delitos sexuales que él niega, Assange se refugió el 19 de junio en la embajada de Ecuador en Londres, donde sigue encerrado en medio de una gran presencia policial.

El Reino Unido insiste en que, si el informático sale de la legación diplomática, su obligación legal es extraditarle a Suecia. Assange sostiene que es objeto de una persecución política por la divulgación por parte de WikiLeaks de miles de cables diplomáticos que han avergonzado a varios países, especialmente Estados Unidos. El australiano mantiene que si Suecia lo extradita a Estados Unidos podría afrontar la pena de muerte o cadena perpetua por publicar información confidencial.



Fuente 1: http://www.defensade...print&sid=14958
Fuente 2: http://www.cooperati...-14/191953.html
Fuente 3: http://www.biobiochi...o-mapuche.shtml
Fuente 4: http://www.adnradio....ta/1398091.aspx
SI QUIERE INQUERIR MAS DETALLES DE ESTE INTERESANTE ARTICULO HAGA CLIC EN EL LINK DEMAS ABAJO Y PODRA VERLO.
http://www.forodemocracia.cl/index.php?%2Ftopic%2F349-wikileaks-bachelet-pidio-ayuda-norteamericana-para-combatir-al-pueblo-mapuche%2F

Gentileza de: Luis Tapia

LA ESPUMA Y EL FONDO


*Por Aurelio Argañaraz

El sistema mediático nos introduce permanentemente en discusiones banales, para crear espuma y que se pierdan de vista los grandes problemas que deben enfrentarse o, dicho de otro modo, esas cuestiones que han creado bloques siempre antagónicos, en Argentina y América Latina, al punto de que puede afirmarse, sin exageración alguna, que son el motivo de nuestras rencillas –más de una vez sangrientas– desde los tiempos de Bolívar y San Martín. En ese marco, Lanata, el Grosero, es un modelo particularmente burdo, afín a un público que mira la política con la misma frivolidad y la misma estupidez que encara la vida; esa oportunidad única que se les va yendo, parafraseando a John Lennon, mientras usan las horas en juntar plata, mirar televisión, comer bien, algún viajecito, si se puede a Europa, aunque el analfabetismo cultural les impida gozar de algo más que sacar fotos y visitar lugares sin entender nada. Pero hay otros más sutiles, en el mundo periodístico, con el mismo fin: embarrar la cancha, meternos en comidillas y chusmeríos de todo tipo, alimentar prejuicios y, en suma, impedir que hablemos de aquellos asuntos en que se juega nuestro destino, o que, si los abordamos, sea de un modo útil para resolverlos o, cuando esa posibilidad es limitada, apliquemos la inteligencia para estimular la reflexión y madurez colectiva. Visto como conjunto, cabe decir que todo esto, particularmente en el ámbito de la televisión privada, responde a esa regla.

Dicho en una fórmula, ellos trabajan incentivando el prejuicio, la irracionalidad y el miedo. De este lado, es nuestra tarea apostar al juicio, a la capacidad racional, a la coherencia, a una visión aguda y realista de los problemas, que excluye desde el vamos la venta de espejitos.

Pero es necesario señalar la espuma y su propósito, sin ignorarla. Si una porción de argentinos es seducida por “Periodismo para todos”, algo debemos hacer al respecto. Una cosa es ir al fondo, no obstante, desnudar el mecanismo embrutecedor del programa y otra, muy distinta, darle a Lanata la entidad que no tiene, y que la tropa de cibernautas que apoya al gobierno intente contrarrestar el efecto sobre la audienciaen el terreno del Grosero, haciéndole el juego y atribuyéndole una condición de contendor válido. O hablar de “seguridad”, para competir con Massa y de “diálogo” si lidiamos con enanos fascistas disfrazados de “tolerantes”. No aludimos a un problema menor y lo intentaremos demostrar con un par de ejemplos.

Uno de los temas predilectos del amarillismo periodístico es “la corrupción”. Desde luego, tiene una medida para juzgar a los amigos (los políticos del stablishment) y otra muy distinta para tratar a los k, como les dice despectivamente. Hay dos modos de contrarrestar esto: la primera es echar y promover el castigo de los delincuentes propios, sin vacilación alguna; son parte del enemigo, en realidad nos dañan más que un oponente por malvado que sea. La segunda es una tarea docente, que incluye explicar que el poder corrompe y que el mejor medio contra los delitos que él alienta es democratizarlo, con presencia creciente del control popular en la gestión pública, monopolizada por burócratas, un funcionariado donde medran los mercenarios “rápidos”. Finalmente, alentando la reflexión de la ciudadanía, ir a uno de los ejes del problema: decirle al país que la honestidad en la gestión es una cualidad que no puede florecer en un marco de traición al país y entrega de sus riquezas al núcleo de poder oligárquico concentrado, como lo demuestra el hecho de que la mayor corrupción en los cuadros del Estado tuvo lugar en la década del 90, con Menem y De la Rúa. Ningún medio masivo que responda al núcleo del poder económico concentrado cuyo poder entró en crisis en el 2001 y herido por Néstor Kirchner en el 2003, va a desarrollar líneas de pensamiento que ubiquen la cuestión en estas coordenadas, las únicas que aportan racionalidad al análisis. En consecuencia, es esa nuestra tarea.

Algo similar ocurre con la seguridad. Nadie señala –y no hacerlo, desde la militancia popular, es entrar en un juego de embustes– que en diferente grado la inseguridad es un mal endémico de todas las sociedades y de todos los tiempos, un problema complejo que no puede encararse con las recetas “duras” (“tolerancia cero”, pena de muerte, policía brava) ni absolutizando el concepto de que liquidar la pobreza “es liquidar el delito”, ignorando las dimensiones y múltiples fuentes de la miseria moral, psíquica y sexual que afectan por igual, aunque de modo variable, a millones de seres humanos de la sociedad enajenada en la cual vivimos. 

Situación que, si nos expresamos con responsabilidad, ceñirá las posibilidades de acción del Estado dentro de ciertos límites, lejanos a la utopía de obtener esa seguridad con la que buscan réditos los políticos de la derecha, después de crear, como ocurrió en los 90, grados de desesperación en los sectores sumergidos que no podían sino impulsarlos al expediente del saqueo, para paliar el hambre, no ya como bandas delictivas, porque no lo eran, sino como masas sometidas a condiciones de “sálvese quien pueda”. 
 
Volvemos al fondo con las monsergas sobre “la intolerancia”, donde la frivolidad intelectual está al servicio, como siempre, del oscurecimiento de lo sustancial. En 200 años de historia argentina, han corrido ríos de sangre –las guerras civiles del siglo XIX; la guerra del Paraguay; los 3000 muertos de la batalla de Belgrano para hacer de Buenos Aires la Capital Federal; los bombardeos de Plaza de Mayo en 1955 y las docenas de miles de los exterminados por el Proceso, son quizás los hitos que condensan dramáticamente esta amarga verdad– en la pugna que enfrenta al bloque oligárquico y sus socios extranjeros –que sólo mutan para adecuarse tecnológicamente y seguir succionando las riquezas del país– y el pueblo argentino. 

Cegándonos con espuma, la argentina tradicional y su ala “popular” –incluida “su” ala “izquierda”, para frivolizar temas y denunciar “el capitalismo” y “el entreguismo” de los gobiernos que perturban la paz de los amos del país– socava el respaldo que un poder popular precisa obtener, para lidiar con enemigos tan poderosas. Impedir la clarificación del sentido de las disputas es un arma eficaz cuando los motivos reales son impresentables, como lo prueban las denuncias sobre el “gas sarín”, para marear a los estadounidenses y justificar el alevoso ataque a Siria.

Es natural que esto ocurra. Como decía Menem, “si contás lo que vas a hacer, nadie te vota”. Para el frente patriótico la situación se plantea justamente a la inversa: la claridad sumará a todos los argentinos afectados por la rapiña del capital extranjero y el parasitismo oligárquico. A nosotros, sólo la conciencia nacional y social nos hará libres.

QUE ES PENSAMIENTO NACIONAL?

*Por Jorge Rachid

Cuando se menciona “Pensamiento Nacional” generalmente remite a la historia y dentro de ella, al mal llamado revisionismo histórico, que no es otra cosa que instalar en el contexto correcto, la visión, la lectura y la interpretación de nuestra memoria histórica, para deconstruir el relato de los vencedores de Caseros. Los mismos responsables de la Guerra de la Triple Infamia, los derrocadores cívicos militares de Irigoyen y Perón, los golpistas del 76, los genocidas de la dictadura, los avasalladores del pueblo argentino a lo largo de la historia.

Pero no es eso sólo el Pensamiento Nacional, porque sería un ejercicio rememorativo y en el mejor de los casos un cambio de los contenidos curriculares de la enseñanza, lo cual constituye aún hoy, una hipoteca pendiente y deseable a concretar mas temprano que tarde. Es mucho mas la construcción del pensamiento, es el sincretismo integrativo de las diferentes subjetividades que se acuñaron en nuestro país, desde los pueblos originarios a los mulatos, desde los esclavos libertos a los hijos de conquistadores españoles, asumiendo su rol nacional liberador, los inmigrantes de fines de siglo XlX y principios del XX, acoplados al criollo de nuestras pampas, que dio lo mejor de nosotros en esa síntesis superadora.

Pensamiento que se fue plasmando al calor de la lucha de modelos de Nación, una lucha que a lo largo de la historia reciente, confronta las visiones ideológicas eurocentristas con la perspectiva nacional, expresada antes en la historia, trágica sin dudas, en el proceso de construcción nacional, desde las epopeyas libertadoras hasta la concreción de los procesos democráticos, en la confrontación Puerto versus interior profundo, unitarismo-federalismo, oligarquía nacional representada por el Gral.Roca, contra oligarquía comisionista inglesa porteñista representada por Mitre, antes por Carlos María de Alvear, Rivadavia, Del Carril, Florencio Varela, personalismo y antipersonalismo en los albores del siglo XX, en el primer movimiento popular expresado por el radicalismo irigoyenista y por supuesto hasta nuestros días entre el modelo social solidario de Perón, integrador, policlasista en su expresión de movimiento de liberación nacional y el antiperonismo colonizador e imperial, generado por las necesidades e intereses, de quienes apuestan al país agroexportador, de economía primarizada y demográficamente debilitado.

En ese juego que continúa, se expresan las corrientes ideológicas de la Argentina, rescatando ahí los aportes de los pensadores nacionales enterrados y negados por los triunfadores ocasionales, en cada tiempo histórico. Esos pensamientos, vivos hoy, son los de Artigas y la Patria Grande, Moreno y el Plan de Operaciones, Estrada, Castellani, Rodolfo Kush, Manuel Ugarte, Fermín Chávez., De La Riega, Zampay, Carrillo, el Colorado Ramos, Puiggrós, Hernández Arregui. el mismo Perón impulsor del segundo congreso de filosofía en importancia del mundo del siglo XX, el Congreso de Filosofía de Mendoza de 1949 y su teoría de la Comunidad Organizada, con un pensamiento vigente al día de hoy, en función de las demandas actuales del mundo moderno. Muchos sin dudas quedaron sin mencionar ya que el camino de construcción del pensamiento y la acción que lo solidifica, se expresó a lo largo de las luchas emancipadoras y de búsqueda de soberanía nacional.

No se agota la lista si pensamos en Discépolo, Homero Manzi, Marechal, Amelia Podetti, Jauretche, Scalabrini Ortiz, D’Alessandro entre otros, que fueron enterrados de la memoria colectiva por los dueños del poder usurpador y debemos rescatar, como lo hacen y lo hicieron los recientemente fallecidos Cirigliano y Porati, además de quienes siguen batallando como Jorge Bolívar, autor de “Juegos y Teorías de Dominación del Poder”, Hugo Chumbita y su aporte en “Historia crítica de las corrientes ideológicas argentinas”, Pancho Pesthana en “Que es el Pensamiento Nacional”,de donde he tomado el título de la nota, Marcelo Gullo con su libro “La insubordinación fundante”, Norberto Galasso y su inconmensurable obra, aporte y compromiso. Por supuesto la omisión supera la intención y mis disculpas por ello.

En síntesis el Pensamiento Nacional es una construcción permanente, es la conciencia colectiva del pueblo expresada en cada momento histórico, construída en el trato cotidiano con el relato oral, tanto familiar como socialmente compartido, por los hechos históricos relatados y vividos.
Esa construcción del pensamiento, siempre fue negada por los portadores de una visión acoplada a los poderes dominantes, siempre superiores, siempre exactos, frente a pensadores nacionales, que por la masa crítica que representan, siempre quedan relegados por “la Academia”, incluso no mencionados ni considerados. Por algo Arturo Jauretche planteaba, cuando se lo criticaba por la confrontación histórica revisionista, que era como la carreras cuadreras: “primero emparejemos y después largamos”. Es que tantas décadas de historia relatada desde el liberalismo negador de las categorías Pueblo y Patria, no se modifican desde posiciones académicas sino desde la construcción de nuevos paradigmas en el seno del pueblo, que en su conciencia colectiva, va creando al calor de las luchas por su dignidad. Es la “epistemología de la periferia” descripta por Fermín Chavez en esa definición magistral, que ubica al pensamiento nacional en el contexto mundial, desde su propia perspectiva histórica en el marco de Patria Grande y de reflejo cabal de los intereses del pueblo latinoamericano.

Así fue a lo largo de los tiempos, que todo lo que provenga del marxismo, liberalismo, social democracia, social cristianismo, es de consumo habitual, estudio sistemático, reflexiones y disecciones de pensamientos de contextos históricos lejanos, modelos sociales diferentes, con comunidades de conformación particulares, alejadas de nuestro perfil, que son tomadas tipo verdades reveladas, junto a la historia de los países centrales, conocida por nosotros desde chicos, como si fuese nuestra, impregnada de intereses económicos colonizadores, en donde la batalla cultural se presenta como herramienta fundamental en la construcción del nuevo modelo social solidario del siglo XXl. Siempre se negó la posibilidad de construcción de un pensamiento que no contuviese esas categorías de análisis, lo hicieron los pensadores sumisos al poder central, aquellos que no asumen la epistemología de la periferia de Chavez, que una nueva centralidad es posible.

Los mismos parámetros que negaron la civilización, organización y humanismo de los pueblos originarios, los que enterraron las técnicas de aniquilamiento por explotación de riquezas realizadas sobre el trabajo esclavo indígena, que cuando no alcanzó produjo el traslado masivo de esclavos africanos, la misma técnica de ocultamiento que usaron para enterrar la Patria Morena y condenar a los verdaderos patriotas al patíbulo, mientras glorificaban los verdugos aliados a los poderes imperiales de cada etapa. Los que se condenaron a Artigas a muerte por patriota, los que prefirieron entregar Uruguay al reino portugués , antes que defender la Patria Grande que exigía el caudillo Protector de los Pueblos Libres, los que subieron a los barcos ingleses y franceses en la Vuelta de Obligado, los mismos que hoy apoyan los Fondos Buitres y las empresas extranjeras, los que propician hoy, endeudarse y subordinarse a la globalización y la modernidad, la misma gestada por la arquitectura financiera, extorsiva y codiciosa del capitalismo salvaje.

En esa batalla cultural, se sintetizan los anhelos y las esperanzas del pueblo argentino y sudamericano, que han visibilizado su perfil propio frente a las potencias dominantes, desde  UNASUR, CELAC y MERCOSUR, habiendo mostrado en el imaginario colectivo, una idea de región, una vocación compartida, una idea de unidad de los Pueblos, de pueblos finalmente integrados, sin fronteras, con emprendimientos comunes, transferencias de tecnologías, acreditaciones profesionales, embajadas conjuntas en el mundo, en una idea refundadora de la unidad latinoamericana, más allá de los fundamentos económicos de los tratados internacionales, habituales marcados por el capitalismo, que reducen los sueños fundadores, a una patética discusión de aranceles, que lleva a la división y disgregación regional si no existe un acuerdo previo de fortalecimiento de la unidad necesaria, para el crecimiento del bloque americano.

La integración de los pueblos sudamericanos está recuperando la línea histórica de nuestro padres liberadores Artigas, Bolívar y San Martín, quienes en su concepción de Patria Grande, nos legaron el desafío de construcción de las próximas generaciones, con la piedra basal cementada por los Chavez, los Kirshner, los Lulas, los Mujicas, los Evo y los Correa, superando las amenazas y las dificultades planteadas por una construcción neoliberal, que impregnó a sangre y fuego las últimas décadas del siglo pasado, en lo cultural y en lo económico, ignorando la América Morena, profunda, multiétnica, de saberes ancestrales y épicas memorables a lo largo de la historia.

Un aporte histórico ha sido en este tiempo la construcción regional en la conformación del pensamiento nacional y latinoamericano, que logró desplazar la cultura dominante por mas de 40 años, una cultura que inculcaba el individualismo atomizador y disgregador de las sociedades, que hizo del Mercado un Dios de culto junto a la única visión de vida como proyecto, que es la acumulación de dinero, en la mejorada imagen de la codicia egoísta, que ha logrado dominar al mudo capitalista, desplazando la producción por la especulación financiera, que está llevando a la ruina a los países europeos. No lo saben aún pero están escribiendo el capítulo final de un período nefasto para la humanidad, con las desgraciadas consecuencias sociales que origina.

Por ellos, los que consiguieron construir un nuevo paradigma  americano, el humanismo que hoy expresa la política latinoamericana, tiene un abismo diferencial con las conductas hegemónicas del imperialismo. Un humanismo que proyecta una nueva idea de construcción colectiva, dinamizadora de los aspectos solidarios de la comunidad, integrativos a lo mejor del hombre como un ser social, que se realiza en el seno de su comunidad, donde el hombre aislado no existe, con una concepción de Comunidad Organizada que brinda el sostén necesario del estado de justicia Social, que nuestro país ya vivió en la década del 50 y que intenta revivir en medio de las batallas actuales, de la guerra cultural contra el neoliberalismo.

En esa lucha se fortalece la conciencia nacional y consolida la construcción del pensamiento, fijando en cada etapa histórica los componentes nacionales y populares, que modelan el camino trazado por las grandes mayorías populares.
.

En síntesis el Pensamiento Nacional es el pensamiento vivo del pueblo, es la mejor arma de la batalla cultural, es la posibilidad de construir la historia cada día y no relatarla, nos transforma en protagonistas antes que en testigos pasivos de nuestro devenir, es una construcción permanente, apuntalada en la lucha por las ideas, con las movilizaciones populares, las pugnas sectoriales, elevando los niveles de conciencia de nuestro pueblo trabajador, formulando los nuevos paradigmas colectivos que iluminan las esperanzas y fogonean las utopías, que en definitiva escriben la historia de los pueblos.