Seguidores

8 de junio de 2013

PERIODISMO MILITANTE

*Por Eliana Valci

El término PERIODISMO MILITANTE, fue acuñado por el mismísimo Rodolfo Walsh, el día 7 de junio de 1971, en una charla por el Día del Periodista en la ciudad de Mar del Plata, como bien nos contara nuestro querido colega, José Luis Ponsico, en la nota "RODOLFO WALSH ACUÑÓ LA FRASE "PERIODISMO MILITANTE" HACE 40 AÑOS EN MAR DEL PLATA", que publicamos el día 15 de enero del 2012.

Con dicha definición, Walsh quiso hacer referencia al compromiso histórico y político del hombre de letras, no sólo el de aquel entonces, sino en lo atinente al de todas las generaciones.

Dar a conocer una información u opinión implica siempre un compromiso ético y moral, que se refleja en los ideales y comportamiento social y político, de todo ciudadano que quiera expresarse.

Por lo expuesto, podemos sostener que el "periodismo independiente" no existe; y en concordancia con lo dicho el día 7/06/2013 por Ignacio Ramonet en el programa televisivo 678 "...la objetividad no existe, sólo existen subjetividades asumidas...", lo demás es puro capricho, es querer tapar el sol con una mano, cuando sabemos que es imposible.

Todos los que tenemos la libertad de expresarnos, nos paramos en un lugar de nuestro pensamiento, para transmitir lo que creemos necesario sobre determinados temas, por lo tanto es nula la afirmación de ser independiente y objetivo cuando lo que se expresa tiene que ver con lo que en el fondo sostenemos para algunos, y para otros, se relaciona con el monto de dinero que le ofrecen.

Como siempre sostengo, las etiquetas, es decir, las catalogaciones de las personas, nunca son buenas, porque a mi entender, no las definen, al contrario, las enfrascan porque no le encuentra explicación a su razón de ser.

Bien decía el Gral. Don José de San Martín: "SERÁS LO QUE DEBAS SER O NO SERÁS NADA"; se ve que este es un capítulo de la historia que varios se saltearon.

Todos los ciudadanos que habitamos el suelo argentino tenemos derecho a ser lo que decidamos en lo profesional, en lo personal, etc; y no lo que las etiquetas del ignorante digan.

De ésto se trata el LIBRE ALBEDRÍO y dentro de ello lo relativo a la LIBERTAD DE EXPRESIÓN que nos compete a todos.

Fácilmente se derriban los argumentos endebles; con valor la oscuridad se disipa, al encender las luces del LIBRE PENSAMIENTO.

*Directora Revista Ida & Vuelta.

PEROISMO Y PERONISMO



*Por Claudio Díaz

La conjunción adversativa pero es una de las partes de la oración que más frecuentemente evidencian las verdaderas intenciones del que habla o escribe. Son como las bikinis: revelan casi todo, aunque tapen lo esencial. Aquí tenemos dos hermosos ejemplos de peroismo (no confundir con peronismo). Ambos provienen de conocidas figuras políticas opositoras al gobierno, y refieren a las agresiones físicas y verbales a las que fue sometido recientemente Daniel Scioli, gobernador de la Provincia de Buenos Aires.

“No me gustan las agresiones, pero la gente está enojada y con ánimo exacerbado”, afirma Margarita Stolbizer en La Nación, el sábado 30 de mayo.

“Nunca estuve de acuerdo con ninguna agresión. No lo avalo. Pero la gente tiene mucha bronca”, dice Alfredo de Ángeli en Clarín del 31 de mayo.


Palabras casi coincidentes. ¿Intenciones convergentes…? Por lo pronto, se inscriben en un contexto de creciente violencia pre-electoral. Verbal y de la otra. A la oposición se le ven los pelos. El gorilaje siempre apela, como recurso dialéctico, a la violencia. Y el periodismo independiente, como nueva fuerza de choque, le provee las municiones.

Hoy asistimos a la escandalosa unanimidad de los medios de prensa que juzgan no ya los errores contemporáneos del gobierno sino lo que advierten con dramatismo como futuros y peligrosísimos planes estatizantes. La asimilación de las posibles actitudes del gobierno nacional con las de otros gobiernos soberanos de nuestra América (Venezuela) es grotesca.

La falsa invocación al lobo que lanza el Grupo Clarín a través de sus altavoces mediáticos tiene escasos precedentes en la historia del periodismo argentino. Han perdido hasta el decoro. Ante los cuestionamientos del ex presidente Kirchner al Grupo Techint, Ricardo Kirschbaum, convertido en lobbista de la multinacional siderúrgica, refiere “la preocupación de que este sea el comienzo del asedio oficial a la compañía”.

En su carta al lector del 5 de junio agrega sin el más mínimo pudor: “El fondo de la cuestión es que se instaló la sospecha de que el Gobierno puede avanzar en la misma dirección de Chávez”. ¿Pero quién instaló esa sospecha? El propio Clarín y la oposición a la que manijea desde sus productos de consumo informativo.

En la misma edición, el título de tapa del matutino lo dice casi todo: Kirchner atacó a Techint y el Grupo le salió al cruce (no queda claro si el grupo que salió a chucear al ex presidente es Techint o el propio Clarín; en todo caso ambos).

Ahora bien, ¿cuál había sido el ataque de Kirchner, si se entiende por esa acción combatir a otro o ejercer sobre él una embestida física? Simplemente una manifestación pública en la que revelaba que el pulpo empresario había distribuido honorarios millonarios entre sus directivos mientras seguía sin pagar a sus trabajadores la deuda de 27 millones de dólares.

El jueguito manipulador de Clarín no debe sorprender a nadie. El 28 de mayo último dos páginas del diario anunciaban con pitos y matracas el lanzamiento de una nueva edición de la Maestría de Periodismo que, desde 2001, el Grupo creó para formar hombres y mujeres de prensa que adscriban a su línea editorial e informativa. Algunas fotografías permitían observar las caras sonrientes de la plana mayor, con Héctor Magnetto, los hermanos Aranda, Kirschbaum y Ricardo Roa a la cabeza. Y en otra página, un aviso destacado daba cuenta del agradecimiento de Clarín a las corporaciones que auspician el emprendimiento, entre ellas el Grupo Techint.

La oposición no hace la guerra: practica el tiro al blanco sobre un “target” kirchnerista-peronista que la Mediocracia ha dibujado previamente. La ofensiva está sostenida por los viejos argumentos antinacionales y por los mismos medios y agentes que por derecha e izquierda fueron sucesivamente rechazados durante más de medio siglo por el pueblo. A las balas no las carga el diablo sino los medios. Que al fin y al cabo es lo mismo, porque la clase dominante del periodismo hoy se viste con la capa del Demonio.

TN 20 AÑOS: LO QUE NO INFORMA

*Por José Carbonelli 

Mientras el Grupo Clarín dueño de la señal de cable de noticias TN celebró ayer el 1 de junio los 20 años en el aire, José Carbonelli, el delegado de los trabajadores de Canal 13 que enfrentó al Grupo Clarín cuando el presidente Carlos Menem le adjudicara formalmente la emisora, dio a conocer que el 29 de mayo de 1993 sufrió un terrible accidente automovilístico que tuvo el aspecto de un atentado.

En aquella ocasión, quienes embistieron el automóvil que conducía huyeron dejando abandonado su vehículo. Carbonelli iba con toda su familia al cumpleaños de una sobrina, con su esposa y sus tres hijos de 3, 4, y 6 años.

Hacía casi tres años que el delegado y sus compañeros venían batallando contra el Grupo, y desde comienzos de 1990, contra ARTEAR S.A., la empresa del mismo que se había adjudicado el canal a precio vil tras un trámite licitatorio cuyas irregularidades había objetado el Superior Tribunal de Cuentas de la Nación, en cuya operación Clarín se benefició en 15.000.000 de dólares en perjuicio del Estado y de sus trabajadores.

Las asambleas, medidas de fuerza, sentadas de trabajadores en la calle y paros de actividades habían ido in crescendo a pesar de que ARTEAR S.A. seguía despidiendo a la mayoría del personal que revistaba en el Canal 13 antes de que le fuera concesionado. Fueron más de 700 trabajadores cesanteados.

Los trabajadores habían presentado denuncias en el Ministerio de Trabajo, las Cámaras de Diputados y Senadores, el COMFER (Comité Federal de Radiodifusión) y en la Confederación General del Trabajo, cuyo Secretario General, Saúl Ubaldini, le había encomendado al abogado Héctor Recalde –actual Diputado Nacional- que siguiera el caso, asesorando al delegado denunciante.

El conflicto se había puesto al rojo vivo a principio de 1993, cuando José recuerda que le sucedieron tres hechos muy sugestivos: la empresa le reitera “el ofrecimiento de 50 mil dólares” para que accediera al “retiro voluntario” de la misma, en el mes de Abril de ese año “diligenciado por el Gerente de Personal Angel Cosentino a través del Camarógrafo Angel Solleiro”. Anteriormente, “el ofrecimiento había sido realizado un año atrás en Abril de 1991 por el ex Gerente de Producción Enrique Alvarez”, un directivo que venía de PROARTEL desde cuando el dueño del Canal 13 era Goar Mestre, quién le manifestó luego que Carbonelli rechazara tal ofrecimiento: “Todavía esta gente no te conoce, pero tengo la obligación de trasmitirte el ofrecimiento de la empresa que pongas vos el precio a cambio de la desvinculación de la firma”. Luego de que rechazara nuevamente el 2do. ofrecimiento, primero vándalos anónimos rompieron a pedradas los vidrios del frente de su casa y poco tiempo después entraron a su casa ladrones y la desvalijaron.

Carbonelli, apuntó, “que los directivos del monopolio Clarín practican un accionar mafioso respecto a los representantes de los trabajadores de las empresas del Grupo, por que se aprovechan de las necesidades que padecen los delegados para extorsionarlos”. Y que en su caso particular afirmó que “los directivos de ARTEAR S.A. sabían que con el sueldo que me pagaban, reducido discriminadamente por mi accionar sindical al no otorgarme los aumentos salariales, apenas me alcanzaba para pagar el alquiler de mi vivienda.”

Este misterioso accidente se produce al final de ese mes de Mayo que se vio cargado de una mayor ofensiva gremial y de difusión en diversos medios del conflicto que ARTEAR S.A. mantenía con sus trabajadores, que lo tuvo como principal protagonista al ex delegado del personal de Canal 13.

El 2 de Enero de 1993, Crónica publicó un comunicado llevado a la madrugada en mano por Carbonelli. Informaba que ARTEAR había desoído una intimación del Ministerio de Trabajo y seguía negándose a pagar la importante deuda que tenía con los trabajadores.

El 8 de enero, Página/12 también se hizo eco de los reclamos de Carbonelli y sus compañeros e informó que la Cámara de Diputados había aprobado por unanimidad un pedido de informes al Poder Ejecutivo.

El 21 de enero, Crónica informó que ARTEAR S.A. no había ido a la citación hecha por el Ministerio de Trabajo a hacer su descargo ante la denuncia de que se negaba a recibir a la comisión interna. La cartera laboral, señalaba Carbonelli, había intimado a la empresa con utilizar la fuerza pública para que sus directivos fueran a declarar. “Un panorama de agudo conflicto parece avizorarse", apostilló el cronista.

En mayo, el enfrentamiento recrudeció. El día 3 de ese mes el delegado Carbonelli reclama aumentos de salarios a través de una nota pegada en todas las secciones de la empresa, dirigida al Director del Canal, Lucio Pagliaro (uno de los dueños junto a Noble, Magnetto y otros) señalando en la misma “que si bien era muy importante haber reconocido la empresa a todo el personal por el éxito de haber obtenido mas nominaciones para el “Martín Fierro” que Canal 11, pero debería premiar al personal con un verdadero incremento salarial por al alta distinción obtenida.”

El día 12, Página/12 publico un suelto con el título “Despidos”. Se trataba de una síntesis de un comunicado de los trabajadores, que con la firma de Carbonelli reclamaban “el cese de los despidos y el pago de una deuda estimada entre 6 y 10 mil dólares por cada trabajador”.

El 17 de mayo, bajo el título "Dificultades para el monopolio de Clarín", Ámbito Financiero informó del fallo de 1ra. Instancia condenatorio de la empresa en la causa "Carbonelli c/Artear por diferencias salariales" del que vaticinaba que "actuará como jurisprudencia para los trabajadores del canal que reclaman esa deuda salarial cuyo monto supera los 8.000 dólares promedio".

El 19 de mayo, Página/12 tituló “El 13 no cumple con los pliegos” al informar sobre aquella sentencia en la que los jueces afirmaban que ARTEAR S.A. no había cumplido los compromisos asumidos en los pliegos de licitación.

El 23 de mayo, el semanario Noticias publica una nota de 8 páginas titulada "Crecimiento de Canal 13. Muy cerca del pantallazo". Muy complaciente con el Grupo, sin embargo contenía un punto negro, una espinilla: Carbonelli aparecía dando la nota al destacar que "el fallo de la justicia laboral conocido en la última semana”, que “intima a la empresa a pagar sueldos mal liquidados".


El 26 de mayo, Carbonelli en su condición de delegado, y a seis días de la salida al aire de la anunciada señal de cable TN (Todo Noticias), convocó a los trabajadores del Canal a una marcha al Congreso Nacional para denunciar la violación de los pliegos licitatorios de la privatización, por parte de ARTEAR S.A.

Tres días después, el 29 de Mayo de 1993, al auto que manejaba trasladando a su familia fue arrollado por un auto “mellizo”, cuyos datos se corresponderían con uno patentado en algún lugar y cuyos tripulantes se dieron a la fuga, abandonando el vehículo.

Luego del fuerte impacto, que produjo dos vuelcos quedando el automóvil que conducía con las ruedas hacia arriba, Carbonelli volvió en sí. Vio a su mujer muy ensangrentada, pero que movía los ojos y musitaba algunas palabras. En cambio no vio a sus hijos. Desesperado, atinó a apagar el motor del coche y junto a su esposa fueron sacados por los vecinos de entre las chapas retorcidas y los vidrios rotos. Lo hizo gritando “¡Asesinos!¡Asesinos!”.

Comenzó a calmarse cuando vio que sus hijos habían sido retirados minutos antes del amasijo metálico por los mismos vecinos y estaban bastante bien, de acuerdo a las circunstancias. José y su familia fueron llevados al Hospital Vélez Sarsfield. Él tenía una clavícula y una costilla rotas pero ésta última todavía no le había provocado un hemotórax, como habría de ocurrir luego, perforándole un vaso subclavio provocando una hemorragia y quién pronto fue operado para extraer casi dos litros de sangre de la cavidad torácica pulmonar.

Carbonelli afirmó que “dos meses después, sin estar recuperado de las lesiones, convoqué nuevamente la marcha al Congreso Nacional con los trabajadores, que había sido abortada” ocasión en que “denunciamos ante sus autoridades la violación de los pliegos licitatorios por parte de ARTEAR S.A.”.

Hace unos días, al reiterar ante el Juez Sergio Torres, la solicitud de declaración indagatoria a los acusados Héctor Magnetto, Ernestina Herrera de Noble, Lucio Pagliaro, José Aranda y Carlos Menem, por los defalcos millonarios ocasionados contra el Estado y los trabajadores al apropiarse irregularmente del Canal 13, Carbonelli expresó: “los trabajadores cesanteados por ARTEAR S.A. tambien festejamos, por que despues de 20 años, ahora somos iguales ante la ley y es nuestra intención que la enorme resistencia gremial que hemos realizado no haya sido en vano y que sirva para que nunca más la concentración monopólica de medios de comunicación produzcan, a través de la extorsión, negociados a favor de sus empresas y la conspiración contra las instituciones democráticas elegidas por el pueblo y el avasallamiento de los derechos laborales de sus trabajadores”, concluyó

*El autor es ex delegado del personal de Canal 13. 156-4997848.


DIPUTADOS CONVIRTIÓ EN LEY EL PROYECTO SOBRE FERTILIZACIÓN ASISTIDA

La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto que apunta a garantizar el acceso integral a los procedimientos y técnicas de reproducción humana asistida, que ya contaba con sanción del Senado.

La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto que garantiza el acceso integral a los procedimientos y técnicas de reproducción humana asistida, con un respaldo contundente de la mayoría de las bancadas traducido en una votación que arrojó 204 votos a favor, uno en contra y diez abstenciones, todas estas del bloque del PRO.

El único voto negativo provino del diputado Julio Ledesma, secretario general de Empleados de Comercio de la zona oeste, que abandonó el espacio de Francisco de Narváez y esta semana cerró filas con Mauricio Macri, jefe de gobierno porteño y titular del PRO.

Después de más de tres horas de debate, la Cámara aceptó las modificaciones realizadas por el Senado en abril último, y ratificadas ayer en un plenario de las comisiones de salud, Familia, Legislación General Y Presupuesto.

Así, la iniciativa se convirtió en ley casi un año después de su sanción en Diputados (el 27 de junio de 2012) y luego de una fracasada votación en general registrada en noviembre de 2011, que debido a la falta de acuerdo para su aprobación en particular, caducó cuando en diciembre se renovó el cuerpo con el ingreso de los legisladores electos en octubre de ese año.

El debate de esta tarde se acotó debido a que en aquella sesión de junio pasado habían hablado la mayoría de los legisladores en un debate que se extendió por más de nueve horas.

La sesión de hoy fue seguida desde los palcos del recinto y en las inmediaciones del Palacio Legislativo por militantes del proyecto agrupados en ONGs como `Dar Vida`, `FALGBT`, `Megafón`, `Concebir`, `Sumateadarvida.org`, entre otras.

En la apertura de la consideración del tema, la presidenta de la comisión de Salud, María Elena Chieno (Frente para la Victoria), afirmó que el proyecto de fertilización asistida "marca un nuevo camino en las políticas de inclusión que se están llevando adelante en Argentina".

"Creemos que con esta política de inclusión venimos a dar un paso más porque esta ley no se queda en la patología que genera la infertilidad, sino que incluye a todos los que por otras causas no pueden procrear", reflexionó.

Desde el radicalismo, la diputada María Luisa Storani consideró que “la aprobación de la ley de fertilización asistida es un avance de nuestra Democracia” y expresó: “Por fin saldamos una deuda pendiente con la sociedad".

“Hubo lobby de todo tipo, pero finalmente logramos que tenga tratamiento un proyecto cajoneado durante años. Esta ley es el principio del fin de una práctica desigual”, remarcó y admitió que le preocupa “el tiempo que lleve la implementación de la norma, ya que demanda mucha inversión y otras complejidades para llevarla adelante".

En nombre del interbloque Frente peronista, Gustavo Ferrari, señaló: “Estamos derribando barreras, la más importante era la económica que impedía que muchas familias accedieran a estos tratamientos, que marcaban diferencias entre los que más tenían y los que menos tenían, hoy estamos legislando en acceso a derechos".

Por su parte, desde Libres del Sur, bloque integrante del Frente Amplio Progresista (FAP), Victoria Donda manifestó que “hoy es un día muy importante por lo que significa un golpe al negocio para pocos que afecta a más del 20 por ciento de la población que no puede acceder a los tratamientos. Una norma que le pone fin al lucro con la esperanza de quienes no pueden llegar a ser padres”.

Desde el bloque del PRO, su presidente Federico Pinedo, explicó que se abstuvieron al momento de la votación debido a “diferencias internas” que dividían a la bancada en torno al posicionamiento frente al proyecto. “Nos abstenemos para no votar en contra”, justificó.

El proyecto que hoy se convirtió en ley incluye entre su ámbito de aplicación los tratamientos realizados con asistencia médica para conseguir un embarazo; y entre los procedimientos quedan comprendidos las técnicas de baja y alta complejidad que incluyan o no la donación de gametos o embriones.

Asimismo, podrán incluirse nuevos procedimientos y técnicas desarrollados mediante avances técnicos-científicos que sean autorizados por el Ministerio de Salud.

Indica además que los procedimientos se podrán realizar en los establecimientos sanitarios habilitados que cumplan con los requisitos determinados.

Entre los cambios al proyecto, el Senado incluyó la posibilidad de que el Ministerio de Salud de la Nación tenga la facultad de capacitar a los profesionales y que se incluya una partida presupuestaria, a nivel nacional, para realizar campañas de promoción sobre la nueva legislación.

Fuente: TELAM

7 DE JUNIO DE 1936: MUERE LA “POLÉMICA” ESCULTORA LOLA MORA


*Por Prof. Daniel Chiarenza


La escultora polémica y genial Lola Mora. 

La escultora Dolores Candelaria Mora Vega de Hernández (Lola Mora) –desde el vamos existe una polémica; tradicionalmente se consideró que había nacido en Trancas, provincia de Tucumán, el 22 de abril de 1867; aunque existen documentos probatorios que indican que nació el 17 de noviembre de 1866 en la estancia Las Moras (hoy "El Dátil"), en la localidad de El Tala, provincia de Salta-, cuyo padre era Romualdo Mora, tucumano, llegado a El Tala en 1857, allí se casó con Regina Vega, una estanciera salteña nacida en El Tala. Lola Mora era la tercera hija de siete hermanos: tres varones y cuatro mujeres. En 1870, su familia decidió instalarse en la ciudad de San Miguel de Tucumán.

Lugar de nacimiento de Lola. Finca "El Dátil", El Tala, provincia de Salta. 

Era ahijada de bautismo de Nicolás Avellaneda, quien sería más tarde presidente de la Nación. Siendo aún niña perdió a sus padres, ese infortunio le permitió ir demostrando condiciones que la hicieron destacar y cultivó el arte pictórico hasta que el gobierno tucumano le otorgó una beca para continuar sus estudios en Buenos Aires. En esta ciudad logró una nueva ayuda oficial, destinada a solventar su perfeccionamiento en Europa, ahí viajó en 1897, portando cartas de recomendación para el ministro argentino en Roma. Tiempo después, el general Roca intercedió para que se prolongase la subvención, dada la productiva labor que estaba cumpliendo. La permanencia en Roma influyó de manera decisiva en su siguiente orientación artística: cambió la pintura por la escultura, que la había cautivado totalmente. Estudió con los maestros Barbella y Monteverde (Ruta 4), y pronto se afianzó hasta instalar su taller, donde recibía la visita de personalidades como la reina Margarita y el general Roca.

Lola Mora: la rebelde del mármol.

Lola escandalizo a la pacata sociedad “victoriana” de la época, no sólo por su belleza e irreverencia, sino por la profesión de su elección –la escultura-, inusitada entonces para una mujer. Se había casado con el pintor argentino Luis Hernández, pero su matrimonio fracasó.
Tenía ya renombre continental y ganó un concurso celebrado en Rusia para erigir un monumento, pero las autoridades zaristas le exigieron que tomase la ciudadanía de ese país para firmar el contrato, y rehusó. Los bocetos de la obra fueron traídos por ella a Buenos Aires y aceptados por la Municipalidad, que autorizó la construcción del basamento de la Fuente de las Nereidas en la intersección del Paseo de Julio (actual Leandro N. Alem) entre Cangallo (Juan Domingo Perón) y Piedad (Bartolomé Mitre). Las figuras fueron ejecutadas en Europa y la obra inaugurada en 1903. Los desnudos femeninos originaron una campaña moralista contra la fuente, que fue trasladada en 1818 al recientemente inaugurado Balneario de la Costanera Sur, en ese tiempo casi desierto, lugar en el que actualmente puede ser admirado.

Fuente de las Nereidas en la Costanera Sur. 

La obra y vida de Lola Mora eran objeto de críticas en aquel mundo misógino y machista, pero ella continuó trabajando. En 1904 hizo dos altorrelieves para un edificio de Buenos Aires, ubicados después en la Casa de la independencia en San Miguel de Tucumán, ciudad donde también está su estatua de la Libertad, además de muchas otras obras que se encuentran en distintos lugares. Por ejemplo el grupo escultórico que forma parte del segundo Monumento Nacional a la Bandera, en Rosario (pues el primero se encuentra emplazado en Burzaco); las estatuas "La Justicia", "El Progreso", "La Paz" y "La Libertad" y "El Trabajo", en San Salvador de Jujuy; el monumento a Nicolás Avellaneda, en la ciudad de Avellaneda y el monumento a Alberdi, en Tucumán.

Monumento al intelectual tucumano Juan Bautista Alberdi. Otra obra magna de Lola Mora. 

Su espíritu idealista y su notable imaginación la impulsaron a emprender proyectos destinados al fracaso, como explotaciones mineras en Salta. Volvió a Buenos Aires con la razón perdida, y sin capacidad para procurarse su propia subsistencia. En 1935 alguien quiso reparar los daños que la vida le había inferido y pidió en el Congreso “una modesta pensión para la primera escultora argentina”, pero el proyecto llegó tarde pues Lola Mora murió en junio de 1936. En 1977 sus restos fueron trasladados a Tucumán.

FUSILAMIENTOS de 1956 -Breve Reseña




*Por Mirta Praino

Desde la Secretaria de la Agrupación General Juan Jose Valle de San Fernando por intermedio de su Secretaria General Mirta Praino, fue presentado en 2009 la Ordenanza para intronizar la denominacion de Plaza Juan Jose Valle donde existia un Monolito desde hace años.
En sesión del Honorable Concejo Deliberante aprueban la Ordenanza por la que se le dio el Nombre a la Plazoleta General Juan Jose Valle y se instale un Totem con el Nombre Propio a la Memoria en Homenaje General Juan José Valle, y en Homenaje a los Caídos de la Gesta de 1956 a los que no están pero su Lucha sigue, hoy junto a la Plazoleta General Juan José Valle, un Día 12 de Junio de 2009. 
En Homenaje a Ustedes Compañeros de Lucha, Nunca Bajamos Ni Los Brazos Ni las Banderas. Hasta la Victoria ! Compañeros, PRESENTES.

Miembro Fundadora de la Comisión de Homenaje Permanente al General Juan José Valle junto con los Compañeros de San Fernando, Roberto Aparicio, Nélida Rey, Aldo Gioto y siguen …

En la noche del sábado 9 de junio de 1956, a nueve meses del derrocamiento del presidente constitucional Juan Domingo Perón por la autodenominada ‘Revolución Libertadora’, militares y civiles peronistas intentan recuperar el poder por las armas. Los generales Juan José Valle y Raúl Tanco, junto con el teniente coronel Oscar Lorenzo Cogorno, encabezan una dispersa rebelión cívico-militar que tiene sus focos aislados en Buenos Aires, La Plata y Santa Rosa, capital de La Pampa.El intento es abortado en unas cuantas horas y concluye en un baño de sangre. No se conoce el número exacto de rebeldes que participan del levantamiento. Se ha especulado que, como máximo, son quinientos hombres; es posible que no llegaran a los doscientos. Sí se sabe que les falta coordinación, actúan en forma dividida en las tres ciudades y carecen de armas pesadas. También se sabe que sus planes han sido descubiertos desde semanas antes por el servicio de inteligencia militar, están infiltrados y, en síntesis, no tienen ninguna posibilidad de triunfar. El régimen de la Revolución Libertadora, sin embargo, los deja actuar para poder aplicarles una medida 'ejemplificadora'.
El domingo 10 de junio, a menos de veinticuatro horas del levantamiento peronista y cuando ya no existen focos de resistencia, el gobierno de facto encabezado por el general Pedro Eugenio Aramburu y el almirante Isaac Rojas lanza el decreto Nº 10.364, que impone la ley marcial.La pena de muerte debía hacerse efectiva a partir de entonces. Sin embargo, se aplica retroactivamente a quienes se habían sublevado el sábado 9 y ya se han rendido y están prisioneros.
El artículo 18 de la Constitución Nacional vigente hasta ese momento aseguraba: 'Queda abolida para siempre la pena de muerte por motivos políticos'. No obstante, con una velocidad sorprendente el régimen de la Revolución Libertadora ordena que en menos de 72 horas se efectúen 28 fusilamientos de militares y civiles en seis lugares distintos. Los pelotones de ejecución gastan más cartuchos que los que alcanzaron a disparar los rebeldes condenados.
Valle se hallaba oculto en el barrio de San Telmo. El General podría haberse asilado en una embajada pero al atardecer del 12 de junio decide entregarse para poner fin a la matanza. A pesar de que ha encabezado el levantamiento antes de la instauración de la pena de muerte, lo fusilan a las diez de la noche.
Aramburu, un católico a ultranza, no tuvo la más mínima piedad cristiana con sus camaradas de armas alzados. Se dice que lloró al firmar -junto a Rojas y otros tres militares de alta graduación- la pena de muerte de Valle, quien había sido su compañero en el Colegio Militar. No obstante, cuando la desesperada esposa del oficial condenado a morir fue a la residencia de Olivos a suplicarle que lo perdonara, le informaron que el presidente de facto no la podía recibir porque se encontraba descansando.... Vencedores y vencidos


*CPF-MUJERES-Peron Vive
http://san-fernando-mi-ciudad.blogspot.com/

LOS EXILIOS DE FELIPE VARELA

LOS EXILIOS DE FELIPE VARELA[1] 

*Por Mónica Oporto 


la nota original publicada el 24 de octubre de 1993  



El exilio ha sido sinónimo de alejamiento de la patria y de la consiguiente pérdida de los lazos con la propia tierra.
Hay exilios hacia tierras lejanas o exilios allende las fronteras, una opción para quedarse cerca y poder volver lo antes posible a la tierra de uno. El exilio puede estar motivado por una persecución, un riesgo, un peligro inminente de perder la libertad… o la vida.
Nos referimos a exiliar de manera individual o grupal a personas que se ven obligadas a trasladarse desde un lugar en el que están radicadas, y que se ve obligadas a abandonar para radicarse en otra parte. Estos hechos conllevan una pérdida, una crisis, un dolor, un “trasplante” y una condición: prohibido regresar (por lo menos hasta que cesen las causas por las que se obliga a tomar la vía del exilio).
Pero existe también otro tipo de exilio, no vinculado al cuerpo, a la persona viva, sino un exilio que se da en un plano cultural, cuando desde los lugares de poder se oculta o se miente sobre una memoria, sobre la historia… se la está enviando a un exilio, a un lugar donde queda oculta la verdad, en tanto se echa a rodar la parte que interesadamente se desea crear: el mito.
Felipe Varela participó de un espacio de disputa y ruptura. La consecuencia fue que se lo confinara a ambos exilios. Vivió el exilio impuesto por las circunstancias derivadas de su posición política. Opuesto a Rosas en 1840, debió marchar a Chile por lo menos hasta 1848; entre 1866 y 1867 se produjeron sus “salidas” primero hacia Bolivia, luego a Chile, perseguido por las tropas del gobierno nacional.
El último exilio en el que todavía en parte sigue siendo víctima, es el del estigma con que lo mostraron durante mucho tiempo a generaciones de argentinos, creando el mito de crueldad acerca de su persona. Un tema musical se encargó de reforzar, en el plano popular, lo que desde la historiografía oficial se replicaba a través de la enseñanza en las escuelas. Según esa creación, Felipe Varela era un ladrón, cruel y sanguinario. Se trata de una versión musical conocida como La Felipe Varela, zamba de José Ríos, que reza:
"Galopa en el horizonte, / tras muerte y polvaderal; / porque Felipe Varela / matando llega y se va."..
Atacado, perseguido e injustamente ofendida su memoria por los partidarios de la facción liberal que lo descalificaron con el mote de salvaje y sanguinario, muchos estudiaron una historia sesgada en la que los gauchos y los caudillos federales representaban la barbarie y el atraso, por lo tanto no había que ahorrar su sangre –parafraseando a Sarmiento[2]-.
Este engaño, la creación de este mito al que se confinó o exilió la lucha de Felipe Varela, estaba destinado a deslegitimar la lucha de un patriota. Al respecto dijo otro patriota latinoamericano: “más que por la fuerza, nos dominan por el engaño”[3]. En ese engaño se pasó siglo y medio… aun no ha habido un tema musical que contrarreste, que conteste la afrenta y la mentira. Sigue pendiente desexiliarlo de ese lugar en que todavía muchos lo repiten, es parte de una batalla cultural para redimir a grandes patriotas erigidos en malditos por la historiografía de los “boletineros del establishment”, los títeres de la colonización pedagógica que sirvieron para reforzar desde el plano ideológico el imaginario social, actuando como intelectuales amaestrados y divorciados de la realidad del país, tal como los describió Jauretche [4].

VARELA Y LA GUERRA CONTRA PARAGUAY

Esta es la historia de una vida dedicada al servicio de la Patria. Sus exilios, su lucha, su entrega generosa por sus convicciones que no fueron resignadas nunca.
El exilio fue la forma de silenciarlo por parte de quienes impidieron por mucho tiempo que el pensamiento nacional se elaborara desde la verdad que fue confinada al exilio junto con él. Varela fue castigado por su repetida lucha contra la política antinacional de los dirigentes porteños, funcionales a los intereses imperiales, elites que reverenciaron entre deslumbrados y temerosos del “amo” de la Rubia Albión, de la que fueron fieles manos ejecutoras de los británicos designios. Los ingleses siempre contaron con la ayuda incondicional de elites locales.
Así, por ejemplo, un conflicto más británico que latinoamericano enfrentó a Argentina-Brasil y Uruguay en infame triple alianza contra Paraguay, y sirvió para abrir el mercado paraguayo al comercio inglés. No es el primer conflicto “armado” por los británicos para romper las barreras impuestas por países soberanos. Las guerras del opio, conflicto que mantuvieron China y Gran Bretaña entre los años 1839 y 1842 es un caso similar.
La guerra la Triple Alianza gestionara contra Paraguay fue absolutamente impopular en el interior de Argentina. Una de las voces que se levantaron contra la guerra fratricida fue la de Felipe Varela que se manifestó contrario a la destrucción de una nación próspera que llevaba adelante un proyecto autárquico. Dijo Varela: “…He aquí cuatro palabras que envuelven en un todo la verdad innegable de que la guerra contra el Paraguiai jamás ha sido guerra nacional, desde que, como se ve no es una mera reparación lo que se busca en ella, sino que, lejos de eso, los destinos de esa desgraciada República, están amenazados de ser juguete de las cavilaciones de Mitre … Las provincias argentinas, empero, no han participado jamás de estos sentimientos; por el contrario… se llevó la guerra al Paraguai: miles de ciudadanos fueron llevados atados de cada provincia, al teatro de aquella escena de sangre; ese número considerable de hombres honrados perecieron víctimas de las funestas ambiciones del general Mitre…”[5]
Las políticas antinacionales generan movimientos de reacción. Mitre envió a De la Riestra a gestionar un préstamo con la banca inglesa con el objetivo de obtener recursos cuyo destino sería disciplinar el acto de barbarie de los que se oponían a destruir Paraguay por una guerra funcional a los intereses ingleses. De la Riestra gestionó el préstamo con el que también se atendería a arrasar al Paraguay.
Mientras Felipe Varela luchaba denodadamente contra la política genocida y entreguista de los liberales del gobierno central, De la Riestra, en su despedida de Londres en 1869, recibía como obsequio un pergamino firmado por las más altas personalidades inglesas. ¡La prensa y los accionistas británicos le obsequiaban una estatua de plata del ministro Canning[6]... agradecimiento por los servicios que prestarían destruyendo el único modelo de crecimiento autárquico que existía por entonces en América latina.[7]
La línea historiográfica liberal mitrista Mayo-Caseros-(Septiembre) recordaría a los bárbaros federales como divorciados del progreso, y les recriminaría que su posición fue la que nos mantuvo aislados del mundo y lejanos de recibir los beneficios basados en el endeudamiento con el mundo civilizado… parece mentira pero, años más tarde siguen repitiendo el mismo sonsonete los herederos de Mitre.
Varela podía leer las entrelíneas del futuro y avizoraba un negro porvenir para Paraguay a causa de la alianza digitada por Inglaterra. A tal punto llegó la diplomacia inglesa que se propuso tentar a Francisco Solano López con la paz a cambio de una oferta indignante para cualquier persona de bien que Solano López desestimó de plano: si renunciaba le ofrecían trasladarlo a Europa donde lo esperaba una vida fastuosa.


EL POZO DONDE INTENTARON ESCONDER LA DIGNIDAD DE FELIPE VARELA.

Pozo de Vargas dio lugar a una manifestación supuestamente popular, que eternizarían cantando generaciones de argentinos –nativos o por adopción-. El engendro liberal musical buscó, como anticipáramos en párrafos anteriores, deslegitimar la lucha de un patriota. Exiliarlo para siempre creando, en el imaginario popular, la figura de un monstruo.
Veamos.
El aprovisionamiento de agua ha sido decisivo para la supervivencia de cualquier grupo humano.
En tiempos en que Felipe Varela recorría las provincias intentando la unificación del territorio del interior profundo de la República, debió enfrentar a las fuerzas que respondían a los intereses porteños. Avanzó hacia La Rioja y Antonino Taboada salió a enfrentarlo. En las vísperas, y para evitar víctimas y daños civiles, Felipe Varela le sugirió a Taboada que, si iban a combatir, lo hicieran alejados del centro urbano[8].
El enfrentamiento tuvo lugar en el Pozo de Vargas, fuente de agua entre Catamarca y La Rioja. Los hechos, popularmente divulgados con premeditado afán desestructurador de la memoria histórica, desvirtuando las acciones que se acomodaron a los intereses del poder hegemónico contra el cual luchaba Varela. Domingo Faustino Sarmiento sumó negativamente con sus acusaciones contra Varela, típico representante de la barbarie montonera, diciendo que acaudillaba una banda que asesinaba y robaba, destrozaba y aniquilaba provincias. Años más tarde debió rectificarse de sus dichos.[9]
Es así que la “zamba de Vargas” pone como “vencedor” a Taboada, aunque allí perdió todo el parque y la caballería a manos de una montonera mal armada pero con la fuerza de sus convicciones luchando por dar Patria. Mientras esto ocurría, un grupo de “musiqueros” acompañaban con su música la batalla.
Varela perdió allí a su compañera Dolores “la Tigra” Díaz, quien cayó capturada por los hermanos Taboada (Antonino y Manuel).
Queda pendiente la tarea de rectificación de la falacia musical maliciosamente perpetrada para enseñar la falsa historia, que como todo el mundo sabe es la madre de la falsa política.


BUENOS AIRES Y LA DIPLOMACIA INGLESA CONTRA UNA CAUSA POPULAR.

Felipe Varela sufrió la derrota militar de Paso de San Ignacio, decisiva para el control de la zona de Cuyo, en momentos en que había perdido ya el control sobre el norte, y no le quedaban posibilidades de marchar sobre Córdoba, sobre Santa Fe, ambas piezas clave para llevar el triunfo de la revolución montonera. Se lo confinaba a las provincias más pobres y carentes de recursos, tan carentes de recursos como Varela quien se había deshecho de sus bienes para poder costear las tropas que lo acompañaron en tanta patriada, y que no había sido formadas en una disciplina militar de elite, sino que marchaban a su lado detrás de sus convicciones, pobremente equipadas. En contraposición, las tropas mitristas contaban con armas modernas, producto del intercambio comercial con Gran Bretaña –que se llevaba la materia prima y a cambio nos endeudaba con tecnología de ferrocarriles y remington-. Es que Mitre se había propuesto derrotar rápidamente la revolución que amenazaba con incendiar el interior, porque comprendía que las causas verdaderamente populares que atendían a fortalecer la Nación, ganan adeptos por la contundencia de los fundamentos. Tal vez por eso la difamación de aquella zamba…
Eran momentos en que los apoyos flaqueaban, la diplomacia inglesa lograba neutralizar cualquier aliado.
En 1867, la superioridad de los ejércitos porteños hizo que Varela debiera retirarse hacia Bolivia. Él y su gente marcharon al exilio en terribles condiciones físicas: cansados, con hambre y frío, muchos murieron antes de llegar a pisar suelo de Bolivia.
Una vez al otro lado de la frontera, recompone su tropa, caballos y víveres, para volver.
Pero la traición, que siempre acecha bajo la forma de fieles seguidores, se materializa en la figura de uno de sus hombres de confianza: el Coronel Pedro Corvalán, oficial de su tropa. Traicionado, limitado en una guerra de recursos, derrotado en Salinas de Pastos Grandes (1869) y con una enfermedad que pronto se cobraría su vida, asume un exilio del que ya no podrá volver en vida.
Partió a Copiapó (Chile) mientras que, desde Buenos Aires se lo seguía tildando de bandido, facineroso y asesino. Pasaba miserias, había vendido todos sus bienes y dedicado todo su tiempo aun a costa de descuidar su salud, porque había elegido un proyecto de país de argentinos y argentinas, contra un país arrodillado frente al imperio inglés y un proyecto superador de Unión Americana.


LA BATALLA DIFÍCIL: EL EXILIO

En ese mismo año, aun enfermo y con todas las limitaciones, Varela se prepara para volver desde Copiapó.
Félix Frías, por entonces cumpliendo tareas diplomáticas en Chile, apuró un tratado de extradición con Chile para poder llevar a Felipe Varela a las cárceles argentinas. Ni un minuto dejan de vigilar sus movimientos minuciosamente. La correspondencia de Varela era violada sistemáticamente a fin de mantener informado al por entonces Presidente, Domingo Faustino Sarmiento.
El gobierno de Chile, contrariando los deseos de Buenos Aires, declaró que los asilados no eran considerados delincuentes comunes como pretendían los porteños, y le dieron la condición de asilado político.
Finalmente, el tratado pergeñado por Frías no pudo aplicarse.
Mientras tanto Varela se enfrentaba a una nueva batalla, difícil y cruel: contra la muerte. A los pocos meses, el 4 de junio de 1870,.moría en una situación de extrema indigencia. No había podido ni siquiera enviar ayuda a su familia que lo esperaba en Guandacol (La Rioja). Se lo siguió vigilando aun en los momentos finales de su vida. Hasta en la muerte lo vieron como un gran peligro.
El 8 de junio se efectuó su entierro en el cementerio de Tierra Amarilla, humilde pueblito del departamento de Copiapó. Una modesta sepultura fue su última morada que pagaron los pobladores del lugar.


OTRO TRIUNFO DEL PLAN BRITÁNICO OPERADO POR LAS OLIGARQUÍAS CIPAYAS

El plan británico de dividir a Hispanoamérica en muchas “republiquetas” opuestas y enfrentadas entre sí, monoproductoras de materias primas necesarias para los países centrales (luego se estructuró el concepto de las “ventajas comparativas” para reforzar la idea de que no era bueno industrializarse si uno había nacido para agroexportador con lo cual se consolidaba y profundizaba la dependencia de los centros industrializados que eran, a la vez, centros de poder económico-financiero).
Ya habían logrado, entre otros triunfos sobre América, que Paraguay, una vez derrotado con la utilización de la mano de obra local liderada por Bartolomé Mitre, quedara sepultado en la miseria y la sumisión total. Paraguay debió contratar empréstitos con la casa Baring, la misma con la que Rivadavia nos ató a una deuda en 1824 y que se terminó de pagar a comienzos del siglo XX por siete veces y medio su valor. Además, Bolivia, luego de la guerra por la que Chile se deglutió el territorio que le significaba una salida al mar indispensable para la salida comercial, quedaba aislada. A kilómetros de allí, México perdía la mitad de su territorio a manos de los Estados Unidos. Uruguay ya había sufrido la cirugía post bélica por la que su clase mandante consintió en separarse de su territorio madre, lograr una independencia artificial para convertirse en estado “tapón” afín a los intereses geopolíticos de Brasil-Inglaterra.
Mientras tanto Buenos Aires generosamente había abierto las puertas a los designios del comercio inglés, ocasionando nefastas consecuencias para las provincias.
La dependencia se instalaba a pasos que aseguraban el campo de inversiones británicas en ferrocarriles, telégrafo, bancos, tecnología. Llegaba “el progreso” contrarrestando a “la barbarie”. El progreso de los Remington contra el proyecto federal se completaría en 1880 con la campaña del Gral. Julio A. Roca.
La zonzera madre de todas las zonzeras que décadas mas tarde quedaría tan claramente explicada por Arturo Jauretche: civilización o barbarie.

FELIPE VARELA: UN PATRIOTA.

Decía aquél patriota: “Tal ha sido pues mi campaña, tales mis marchas en la guerra que ha hecho el tirano de mi patria … los que no han conocido (la proclama[10]) han encontrado siempre a mis soldados muertos en el campo de batalla, publicando su lema político en un cintillo molduré sobre su frente. Ese cintillo dice: ¡Federación o Muerte, Viva la UniónAmericana. Abajo los Negreros traidores a la Patria!”.
La palabra Federación cobraba en ese contexto una significación especial pues remitía a una idea opuesta a la del centralismo que pertinazmente hundía al país en la profunda dependencia económica. Para sostener estas ideas se sembraban las zonceras tales como “tenemos que dejar de estar aislados del mundo civilizado”.
Estigma secular de las clases dominantes, cipayas al servicio de intereses ajenos, siempre atentas a parecerse al afuera en lugar de entender el país y trabajar para levantarlo desde adentro.
Les decía Varela: “He dado cuenta de mis actos políticos, de los motivos que me impulsaron a empuñar la espada contra el tirano de mi patria, y de las razones que me dispusieron a abandonar el campo, entrando a asilarme en Bolivia. Ahora pido a la la jenerosidad (SIC) de los pueblos americanos, la severidad de su fallo sobre todos mis procedimientos. Con conciencia tranquila lo aguardo, porque jamás he obrado de mala fe, no pesa en mi conciencia una sola razón, ni liviana, porque pueda yo arrepentirme. Muy lejos de eso, siempre que la muerte quiera ayudarme, siempre que el cielo quiera protejerme (SIC), combatiré hasta derramar mi última gota de sangre por mi bandera y los principios que ella ha simbolizado, no arredrándome en manera alguna las detracciones de mis enemigos, porque el mundo republicano me hará siempre justicia”[11].
Los restos del Coronel Felipe Varela fueron repatriados durante la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento.
En junio de 2012 la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner ordenó el ascenso post-mortem de Varela al grado de general de la Nación. Como parte de la batalla cultural se devolvía la dimensión humana de este verdadero patriota.
Felipe Varela era hijo del caudillo federal, Javier Varela y de Doña Isabel Rearte. Había nacido en Catamarca en el año 1821.[12]
Fijó su residencia en Guandacol, pueblito riojano sobre la precordillera de los Andes. Allí formó su hogar y en razón de sus actividades conoció la región y tomó contacto con la realidad de sus habitantes.
Sus planteos dignos lo enfrentaron con las autoridades de Buenos Aires.
En su Manifiesto acusó a Bartolomé Mitre de enlodar la bandera argentina al participar de la guerra fratricida contra Paraguay, y de comprometer los destinos del país al endeudarlo en millones con la banca inglesa.
Aún más, dejó en claro que Mitre había usurpado el cargo de Presidente que surgió de un acuerdo de circunstancias que lo puso como “encargado del poder Ejecutivo” hasta tanto se convocó a elecciones nacionales en las cuales el candidato Mitre terminó elegido. De él dijo que. “…desde que aquel, usurpó el gobierno de la Nación, el monopolio de los tesoros públicos y la absorción de las rentas provinciales vinieron a ser el patrimonio de los porteños, condenando al provinciano a cederles hasta el pan que reservara para sus hijos. Ser porteño, es ser ciudadano exclusivista; y ser provinciano, es ser mendigo sin patria, sin libertad, sin derechos. Esta es la política del Gobierno Mitre….”
Queda pendiente aun la tarea de erradicar la falsa imagen que durante décadas se echó a rodar alimentando el imaginario social a través de una composición musical que llegó a todos los puntos del país, y profundizar desde las aulas cuál fue la tarea que cumplieron patriotas como Felipe Varela.
La “contrazamba” que lo reivindica,lamentablemente es una pieza que requiere más difusión


Manifiesto del General Felipe Varela a los Pueblos Americanos  
Proclamación:
¡ARGENTINOS! El hermoso y brillante pabellón que San Martín, Alvear y Urquiza llevaron altivamente en cien combates, haciéndolo tremolar con toda gloria en las tres más grandes epopeyas que nuestra patria atravesó incólume, ha sido vilmente enlodado por el General Mitre, gobernador de Buenos Aires. La más bella y perfecta Carta Constitucional democrática republicana federal, que los valientes entrerrianos dieron a costa de su sangre preciosa, venciendo en Caseros al centralismo odioso de los espurios hijos de la culta Buenos Aires, ha sido violada y mutilada desde el año sesenta y uno hasta hoy, por Mitre y su círculo de esbirros. El Pabellón de Mayo que radiante de gloria flameó victorioso desde los Andes hasta Ayacucho, y que en la desgraciada jornada de Pavón cayó fatalmente en las ineptas y febrinas manos del caudillo Mitre -orgullosa autonomía política del partido rebelde- ha sido cobardemente arrastrado por los fangales de Estero Bellaco, Tuyuti, Curuzú y Curupaití. Nuestra Nación, tan feliz en antecedentes, tan grande en poder, tan rica en porvenir, tan engalanada en glorias, ha sido humillada como una esclava, quedando empeñada en más de cien millones de fuertes, y comprometido su alto nombre a la vez que sus grandes destinos por el bárbaro capricho de aquel mismo porteño, que después de la derrota de Cepeda, lacrimando juró respetarla. COMPATRIOTAS: desde que aquel, usurpó el gobierno de la Nación, el monopolio de los tesoros públicos y la absorción de las rentas provinciales vinieron a ser el patrimonio de los porteños, condenando al provinciano a cederles hasta el pan que reservara para sus hijos. Ser porteño, es ser ciudadano exclusivista; y ser provinciano, es ser mendigo sin patria, sin libertad, sin derechos. Esta es la política del Gobierno Mitre. Tal es el odio que aquellos fratricidas tienen a los provincianos, que muchos de nuestros pueblos han sido desolados, saqueados y guillotinados por los aleves puñales de los degolladores de oficio, Sarmiento, Sandez, Paunero, Campos, Irrazábal y otros varios oficiales dignos de Mitre. Empero, basta de víctimas inmoladas al capricho de mandones sin ley, sin corazón y sin conciencia. Cincuenta mil víctimas hermanas, sacrificadas sin causa justificable, dan testimonio flagrante de la triste o insoportable situación que atravesamos, y que es tiempo ya de contener. ¡VALIENTES ENTRERRIANOS! Vuestros hermanos de causa en las demás provincias, os saludan en marcha al campo de la gloria, donde os esperan. Vuestro ilustre jefe y compañero de armas el magnánimo Capitán General Urquiza, os acompañará y bajo sus órdenes venceremos todos una vez más a los enemigos de la causa nacional. A él y a vosotros obliga concluir la grande obra que principiasteis en Caseros, de cuya memorable jornada surgió nuestra redención política, consignada en las páginas de nuestra hermosa Constitución que en aquel campo de honor escribisteis con vuestra sangre. ¡ARGENTINOS TODOS! ¡Llegó el día de mejor porvenir para la Patria! A vosotros cumple ahora el noble esfuerzo de levantar del suelo ensangrentado el Pabellón de Belgrano, para enarbolarlo gloriosamente sobre las cabezas de nuestros liberticidas enemigos! COMPATRIOTAS: ¡A LAS ARMAS! ¡Es el grito que se arranca del corazón de todos los buenos argentinos! ¡ABAJO los infractores de la ley! Abajo los traidores a la Patria! Abajo los mercaderes de Cruces en la Uruguayana, a precio de oro, de lágrimas y de sangre Argentina y Oriental! ¡ATRÁS los usurpadores de las rentas y derechos de las provincias en beneficio de un pueblo vano, déspota e indolente! ¡SOLDADOS FEDERALES! nuestro programa es la práctica estricta de la Constitución jurada, el orden común, la paz y la amistad con el Paraguay, y la unión con las demás Repúblicas Americanas. ¡¡Ay de aquel que infrinja este programa!! ¡COMPATRIOTAS NACIONALISTAS! el campo de la lid nos mostrará al enemigo; allá os invita a recoger los laureles del triunfo o la muerte, vuestro jefe y amigo. FELIPE VARELA Campamento en marcha, Diciembre 6 de 1866


Notas:

[1] La nota original fue publicada por mí en el Diario Tribuna de Burzaco, el 24 de octubre de 1993 con el título “El Exilio de Felipe Varela”.
[2] "Se nos habla de gauchos... La lucha ha dado cuenta de ellos, de toda esa chusma de haraganes. No trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criolla incivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos". Carta de Sarmiento a Mitre del 20/09/1861.
[3] Simón Bolívar.
[4] Arturo Jauretche. Libros yAlpargatas, Civilizados o Bárbaros. Buenos Aires, Los Nacionales Editores, 1983.
[5] Felipe Varela. Manifiesto, Potosí enero 1 de 1868
[6] Esta estatua había sido ubicada en una zona próxima a la Torre de los Ingleses. En 1982 un grupo de jóvenes la tiraron al Río de la Plata en medio de las manifestaciones relacionadas con la Guerra de Malvinas.
[7] http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-221156-2013-05-30.html
[8] Hizo lo mismo cuando le presentaron batalla en la provincia de Salta y se levantaron barricadas en las principales calles de la ciudad preparados para resistir, azuzados por el mito de la crueldad de Varela, esparcido con tesón por los liberales. Varela los invitó a pelear fuera de la ciudad, para que ésta no sufriera los efectos de una lucha callejera. Pero los salteños lo rechazaron.
[9] Félix Luna. Los caudillos.
[10] Publicada completa al final de esta nota.
[11] Felipe Varela, Manifiesto, op.cit.
[12] Hay quienes ubican el año de su nacimiento en 1819.