Seguidores

1 de junio de 2013

LA PATRIA ES EL OTRO

*Por Eliana Valci

En el día de la Patria y a 10 años del comienzo de la gestión kirchnerista, hemos podido comprobar in situ, la FELICIDAD de los compatriotas que llegaban desde diferentes puntos del País, para vivenciar los festejos por nuestro 203º Aniversario y en conmemoración de quien iniciase el Proyecto de Nación Vigente.

Desde las calles palpitaban los corazones al unísono de los músicos, del sentir Nacional y Popular, que inundaba a todas las generaciones que se encontraban en el lugar.

Al pasar por el Ex Ministerio de Obras Públicas, donde se encuentra hoy la imagen de Evita, oí decir a un compañero: "...Al final se cumplió!!!...Ella dijo volveré y seré millones!!!..."

Estas son las personas que comprenden que "LA PATRIA ES EL OTRO"; es decir, cada uno de nosotros desde el lugar en que se encuentra, aportando su grano de arena, para que ésto no quede sólo en una gestión, sino que se mantenga en el tiempo como lo indicó la Presidenta en su discurso.

Sin embargo, y como ya sabemos , nunca faltan los contreras...El día 27/05/13 en el Programa Plan M, que se emite por Canal 26, en una entrevista con Maximiliano Montenegro, la Vice Jefa de Gobierno de la CABA, María Eugenia Vidal, sostuvo que: "...El gobierno tiene fisuras...y que vamos hacia una democracia restringida..."; cuando el periodista le preguntaba acerca del Gobierno  Nacional y respecto de la decisión de Macri de convertir el DNU en ley.

Al respecto, se me ocurre que el Gobierno de la Ciudad debería consultar un Maestro Mayor de Obra, porque no tiene fisuras, sino que tiene agujeros negros, zonas tan oscuras, que son inexplicables; y en cuanto a las "defensa irrestricta de la libertad de expresión", sería interesante que estudien la legislación vigente, no sólo en lo relativo a las constituciones, sino también en lo referido en materia de tratados internacionales, que por si no lo saben, constituyen el Bloque Federal de Constitucionalidad.

En conclusión, citando las palabras de Cristina Fernandez de Kirchner: "...Necesitamos ser más inteligentes, porque el odio nubla las mentes y necesitamos pensar en el porvenir".




*Directora Revista Ida & Vuelta

#DÉCADA GANADA


Por Pablo Adrián Vázquez*

En estos años, tras la asunción de Néstor Kirchner como presidente el 25 de mayo del 2003 hasta nuestros días con Cristina Fernández al frente del gobierno y del Estado, el rol del Congreso fue fundamental.

A pesar de críticas de la oposición sobre inoperancia, subordinación al Ejecutivo o simple trámite ramplón de escribanía, fue en las “tablas” de Diputados o del Senado donde se dirimieron muchas de los objetivos que caracterizan al kirchnerismo.

Desde la inicial y emblemática derogación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, con la consiguiente seguidilla de juicios a los militares represores y civiles colaboracionistas de la última Dictadura, hasta la continua renovación de la duhaldista ley de Emergencia Pública, hija de la crisis del 2001, fue en el poder Legislativo donde las principales voces del oficialismo y la oposición dirimieron el rumbo político a seguir de la Nación.

Se pueden citar la derogación de la ley de Flexibilización Laboral (la famosa Ley Banelco, denunciada inicialmente por Hugo Moyano); las leyes de endurecimiento de penas, modificado los códigos Penal y Procesal Penal, a raíz del caso Blumberg; la unificación de la elecciones legislativas; la reforma al Consejo de la Magistratura, impulsada en su momento por la senadora Cristian Fernández, donde buscó agilizar su funcionamiento – y que hoy despierta polémicas -; la meritoria ley de Financiamiento Educativo, de aumento en el presupuesto; la ley modificatoria de la nº 24.156 de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional – los Superpoderes -; la ley de reglamentación de los Decretos de Necesidad y Urgencia; la ley de Educación Sexual; la ley de Educación Nacional, que superó la ley Federal de Educación de los ’90; y la ley de Bosques, impulsada por el diputado oficialista – por entonces – Miguel Bonasso.

El inicio del gobierno de Cristina sufrió el cimbronazo de la resolución nº 125, impulsada por el ministro de Economía – y actual opositor - Martín Lousteau, por la ley de Retenciones Móviles, caída por el voto “no positivo” del vicepresidente Julio Cobos.

Peor se recompuso, en la faz legislativa, con las sanciones de la ley contra la Trata de Personas; la ley de estatización de Aerolíneas Argentinas; la ley de estatización de la AFJP; la ley de Datos Genéticos; la ley de Movilidad Jubilatoria; la ley de derogación de penas de prisión por Calumnias e Injurias; la ley de Medios – aún en pugna por la presión de Clarín en al Justicia - ; la ley de Reforma Política, que habilitó las PASO; la ley que suspendió la ley Cerrojo y habilitó el canje de deuda; y la ley de creación del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo.

En el 2010 la oposición logro sancionar la ley del 82% móvil para jubilaciones, también con el voto “no positivo” de Cobos, que fue derogada por CFK por no contar con fondos suficientes. Y también, junto al renunciante Martín Redrado, cuestionó el uso de reservas del Banco Central para cancelación de deudas; e impidió la sanción del Presupuesto.

Pero el oficialismo se recompuso con la ley de Matrimonio Igualitario; la ley de Glaciares; la ley Antitabaco; la ley regulatoria de la Medicina Privada; la ley de Tierras; la controvertida ley “antiterrorista”; la ley de interés público la producción, comercialización y distribución de papel para diarios - la ley Papel Prensa -; la ley de reestatización del 51% de YPF; la ley de “muerte Digna”; la ley de Identidad de Género; la ley de Reforma de la Carta Orgánica del Banco Central; la ley contra el Feminicidio; la ley de voto optativo a los 16 años; la polémica ley de expropiación de la empresa Ciccone; la ley de Reforma del Mercado de Capitales; la ley que convalida el memorándum de entendimiento con Irán, de incierto destino; las cinco leyes sobre Reforma Judicial; y la ley sobre el Régimen de Empleadas Domésticas.

Aún quedan para su sanción las reformas en los códigos Civil y Comercial, como el digesto judicial, demorado desde la reforma constitucional de 1994.

Y si bien hay mucho por mejorar, en la balanza de estos años el saldo es más positivo que negativo, por lo que debemos revalora el rol del Legislativo y apoyar en rumbo marcado en estos años.


* Politólogo; Docente en la UNLZ y UCES; Miembro de los Institutos Nacionales Eva Perón, Rosas y Manuel Dorrego.

HACER VISIBLE , LO INVISIBLE

*Por Jorge Rachid

Reflexionar, pensar, ejercer el pensamiento crítico, analizar los acontecimientos, contener la mirada del “otro”, informarse desde las fuentes, estudiar, profundizar los argumentos son ejercicios cotidianos, que no tienen “propietarios” intelectuales, sino que son patrimonio de cualquier ser humano, de cualquier latitud del planeta en aquello que nos diferencia, en el reino animal, del resto de la fauna.

Sin embargo, este ejercicio simple, que lo hace el conjunto del pueblo en forma cotidiana, por métodos diversos desde el sentido común y lo expresa en forma contundente, en los procesos democráticos, cuando emite sus votos, no forma parte del bagaje de aquellos profesionales encargados de trasmitir, en los medios de comunicación, los hechos, las circunstancias, lo comprobable, hacen del rumor y de las líneas operacionales de determinados intereses, certezas absolutas, que intentan implantar en la llamada opinión pública.

Veamos por ejemplo “el avasallamiento” de la Justicia a que supuestamente una ley del Congreso de la Nación, votada por mayoría como dicta la CN, es presentada como una herramienta que no sólo es funcional al Gobierno Nacional, sino que dicen que es inconstitucional. Para que alguna ley sea inconstitucional, debe oponerse a dicha ley magna y para eso lo primero que debe hacer quien informa, es estudiar la Constitución, antes de emitir opinión como bien nos informa el compañero Di Cola.
Con relación al Consejo de la Magistratura el art. 114 de la Constitución Nacional en uno de sus párrafos establece:

"El Consejo será integrado periódicamente de modo que se procure el equilibrio entre la representación de los órganos políticos resultante de la elección popular, de los jueces de todas las instancias y de los abogados de la matrícula federal. Será integrado, asimismo, por otras personas del ámbito académico y científico, en el número y la forma que indique la ley (sic)”

Como vemos no sólo menciona la elección popular, sino que incorpora personas del ámbito académico y científico. Además no establece la CN los números del Consejo de la Magistratura de cada representación, sino que serán en la forma que indique la ley. La ley que emite el Congreso de la Nación. Porque no lo muestran? Porque sería admitir el juego de intereses escondidos a la opinión pública, que generalmente en la opinión publicada, aparecen como opiniones “independientes”.

Lo mismo sucede cuando se habla en los medios de la persecución del organismo de fiscalización nacional, en función de su cumplimiento de la ley penal tributaria. En medio de denuncias mediáticas, que van quedando olvidadas en el cajón de los recuerdos, cuando el organismo avanza, se habla de persecución del poder. O sea que hacer cumplir la ley es una persecución. Menos mal para muchos de los difusores de estas versiones, que fue este mismo Gobierno quien eliminó las figuras de calumnias e injurias del Código Penal, porque de no ser así, la cataratas de agravios, acusaciones, imputaciones falsas, lesiones a la memoria de quienes ya no están entre nosotros, con las garantías constitucionales de la mayor de las libertades de prensa de todas las épocas. No porque no las haya habido, esas libertades, en otros períodos democráticos, pero el nivel de operaciones destituyentes, escondidas detrás de la denuncia fácil, el gatillo verbal inimputable, el zócalo de pantalla mentiroso, son de una intensidad solamente vividas en los períodos previos a los golpes de estado del 30 de junio de 1930 contra Irigoyen, de septiembre del 55 contra Perón, aún con un Gobierno deslegitimado de origen por la proscripción del peronismo como el de Ilia o previo al golpe del 76. Fueron los medios de comunicación quienes abonaron el terreno, para el trabajo sucio de las FFAA de derrocar en nombre de la “libertad y la democracia” gobiernos constitucionales.

Un verdadero galimatías : “Un galimatías es un término usado para describir un lenguaje complicado y casi sin sentido, embrollado, lenguaje oscuro por la impropiedad de la frase o por la confusión de las ideas. Puede tener texto cifrado. Se usa cuando alguien trata de expresarse de una forma complicada. Su aplicación no tiene que ver con connotaciones de desconocimiento del lenguaje o entonación extranjera. Se refiere a las personas que inherentemente no hablan de forma clara”

Los invito a leer los diarios La Nación, desde el golpe del año 30 hasta los mas recientes agregando Clarín, ahora que existen las herramientas informáticas y las redes sociales, que le han sacado a los poderes hegemónicos parte de su poder, a repasar el último mes de cada golpe, en los medios citados, el nivel de agravios desarrollado, las acusaciones e imputaciones nunca demostradas, ni siquiera tratadas por la Justicia. Tal fue el odio desencadenado que llevó a quemar bienes patrimoniales de los argentinos como los de la Fundación Eva Perón. También a arrasar empresas nacionales producto del esfuerzo de generaciones de argentinos, que aún lamentamos como los ferrocarriles, presentados por presión mediática, igual que YPF, ELMA, ENTEL, YCF entre otras como Obras Sanitarias y Gas del Estado, demonizadas por décadas y ejecutadas por una administración de espaldas al país y de frente a las demandas extorsivos de los intereses financieros neoliberales. Peor aún, en nombre del peronismo. Apuntalados estos conceptos, por los medios de comunicación, hoy verdadero poder en si mismo, tanto financiero como político a nivel internacional, causantes de tanto dolor en los pueblos sometidos al “discurso único” del ajuste económico, siempre pagado por los trabajadores, los jubilados, la salud y la educación, aliviando los impuestos de los ricos cada vez mas ricos. Europa es un ejemplo de esa degradación humana, presentada aún hoy por los medios nacionales como “el único camino” democrático a transitar, es decir el dolor de los pueblos como castigo por haber usufructuado una fiesta a la que no fueron invitados, pero si exigidos de pagar. Veinte millones de desocupados europeos es el resultado mas siete trimestres seguidos de recesión en 17 países.

Hoy los diarios hegemónicos escriben desde los titulares la agenda periodística de las radios matinales, que sólo los leen, los medios de comunicación audiovisuales, aquellos que son propios como los del monopolio como de los demás llamados “independientes” que repiten las operaciones diseñadas desde el poder de esos intereses, colocando el eje necesario a sus intereses, como vertebral a la noticia y repetido en coro por un periodismo amarillista, superficial, sumiso a la supuesta información del “día”. Sin embargo critican la falta de libertades de expresión, critican la concentración de medios llamados oficialistas que no llegan al 20% del espectro comunicacional audiovisual y menos del 5% gráfico. Recomiendo el libro “La estrategia de la ilusión” viejo libro de Umberto Eco y las 10 condiciones necesarios de la manipulación mediática de Noam Chomski en su editorial del New York Time.

En conclusión esta lucha que hoy se encarna en la Argentina no es nueva. La dio el General Perón que expropió a La Prensa, verdadero ariete golpista ligado al la Sociedad Rural en aquella época, quien además la cedió a sus trabajadores, como las empresas recuperadas de hoy autogestionadas. La dio Alfonsín a los gritos en la ceremonia de la Rural, silbado e insultado por la oligarquía mas rancia. La soportó el Dr. Ilia a quien le tiraban tortugas en Plaza de Mayo estimulados por los medios, cuando lo que había en juego era una ley de Medicamentos del Dr. Oñativia, que afectaba los intereses de la industria farmaceútica. Lo mismo en el 76 usando de excusa la violencia de una guerrilla que ya estaba derrotada en lo estratégico y militar, cuando faltaban menos de 7 meses para las elecciones generales. Es decir todos los argentinos fuimos víctimas y somos de prácticas desinformativas constantes, operaciones políticas encubiertas, manejos financieros para crear temor, generar miedo y si es posible caos. Ver el libro de Naomí Klein “La teoría del Caos” para descubrir desde la misma entraña del poder ( fue funcionaria internacional de los organismo de créditos, mal llamados multilaterales), como se arman las operaciones mediático-financieras destinadas a provocar convulsiones en los sistemas democráticos, que no aceptan el Mercado como ordenador social

En nuestro caso argentino y con la historia del pensamiento nacional, con cultura e identidad de raíz nacional y popular, con un peronismo que ha recuperado su memoria histórica, que es atacado por los enemigos de la Nación, mas muchos otros que creen que las elecciones son mas importantes que la Patria y no dudan en debilitar al Gobierno nacional en su afan de ganar ciertos espacios políticos, no podemos dudar que el camino es mas estado, mas democracia, mas libertad pero mas regulaciones que impidan las exacciones monumentales de la riqueza nacional, provocadas por décadas de saqueo financiero neoliberal. Así hacemos visible las necesidades y prioridades del pueblo argentino y latinoamericano que intentan invisibilizar los grupos hegemónicos del poder.

Cuando los cristianos no podían leer la Biblia hasta fines del siglo XlX, era porque el conocimiento era apropiado por el poder de la Iglesia, no dejemos que los medios se apropien del conocimiento, es decir de la información de esta época, en función de sus intereses monopólicos.

NACIÓN Y DEFENSA EN EL PENSAMIENTO NACIONAL



Por Maximiliano Pedranzini*


A modo de introducción

El presente trabajo intenta indagar sobre algunos conceptos que consideramos pilares claves para comprender desde una perspectiva crítica la naturaleza constitutiva de lo que denominamos Pensamiento Nacional. Asimismo, dicho trabajo se propone abordar dos de los temas centrales para el Pensamiento Nacional. Estos aluden a los conceptos de Nación y Defensa Nacional en el pensamiento de Juan Domingo Perón. Podemos decir en términos generales que el tema en cuestión se ubica en las coordenadas que nos conducen al problema que habita en la relación Nación - rol de las Fuerzas Armadas en el contexto de un país dependiente como ha sido la Argentina, y cómo esto se torna una condición sine qua non dentro de las tareas de liberación nacional en países de carácter semicolonial que caracterizaron al mundo del siglo XX.

Con el objetivo de definir dicho problema se utilizarán las nociones fundamentales expuestas por Juan Domingo Perón en la Conferencia pronunciada en el Colegio Nacional de la Universidad de La Plata el 10 de Junio de 1944 titulada “Significado de la Defensa Nacional desde el punto de vista militar”, complementados con los conceptos que nos ofrece Jorge Abelardo Ramos en su obra “El Ejército y La Revolución Nacional”, publicado en 1962. Ambas fuentes nos brindarán los ejes centrales de los conceptos de Nación y Defensa Nacional que desarrollaremos durante todo el trabajo.

La razón que nos convoca a realizar este análisis en principio obedece a la definición expuesta por Jorge Abelardo Ramos, de comprender una política de carácter socialista frente al Ejército, situando la cuestión en términos concretos. Es decir, el sentido fundamental que cobra para los países semicoloniales “… realizar su unidad nacional”, donde el movimiento de carácter revolucionario (y el partido como su herramienta) “debe elaborar una política frente al Ejército” [1].

Aspectos que deben ser analizados históricamente para dar paso en las tareas inclusas que dejó la liberación nacional. Es por eso que es menester entender cuál es el rol que juega las Fuerzas Armadas en nuestro país y si efectivamente se constituyen como el brazo armado de un Estado oligárquico y semicolonial al servicio del imperialismo o en el instrumento revolucionaria para la liberación nacional. En un contexto histórico que, como dijimos, habita la tensión inmanente entre liberación y dependencia, expresada de manera notable por Arturo Jauretche que, como escribe Juan José Hernández Arregui: “contraponía lo nacional a lo antinacional, rehaciendo la vieja tesis yrigoyeniana sobre el ‘régimen’ y la ‘causa’” [2]. Ergo, tanto para Jauretche como para Hernández Arregui, este antagonismo atraviesa todos los matices del desarrollo nacional, que incluye en efecto el núcleo duro del aparato militar de nuestro país.


Nación y Defensa Nacional en el pensamiento de Juan Domingo Perón


En relación al pensamiento de Juan Domingo Perón en lo que respecta al concepto de Defensa Nacional por él desarrollado, cabe hacer alusión al hecho destacado por Jorge Abelardo Ramos: “En lo que a nosotros respecta, no será ocioso recordar que el Ejército argentino está presente a lo largo de ciento cincuenta años de vida independiente. Esta presente para bien y para mal, al servicio del país y en contra de el, ha sido mitrista y montonero, porteño y nacional, artiguista y antiartiguista (Ramírez y López), roquista y portuario, yrigoyenista y antiyrigoyenista, peronista y antiperonista, librecambista y proteccionista, aliado al pueblo y convertido en policía militar, defensor del Puerto y constructor de la unidad del Estado, exterminador de gauchos y conquistador del Desierto. Ha sido todo eso y quién sabe qué destino le aguarda” [3].

Teniendo en cuenta esto, es preciso identificar a que tendencia dentro del Ejército respondía el pensamiento de Juan Domingo Perón. Es así que en la Conferencia de 1944 señalaba: “Todos hemos visto como los pueblos que se han exacerbado en sus luchas intestinas llevando su ceguedad hasta el extremo de declarar enemigos a sus hermanos de sangre, y llamar en su auxilio a los regímenes o ideologías extranjeras, o se han deshecho en luchas encarnizadas o han caído en el más abyecto vasallaje” [4].


En primer lugar, Juan Domingo Perón considera la guerra “como un fenómeno social inevitable” especialmente en el contexto de la II Guerra Mundial. Es por ello que plantea, siguiendo la antigua pero contundente frase romana de Vegecio en el siglo IV: “Si vis pacem, para bellum” (“Si quieres la paz, prepárate para la guerra”), donde radica la importancia de todas las naciones de preparase en tiempo de paz para la guerra. De este modo, el fenómeno de la guerra en el contexto del siglo XX, no responde de manera univoca a una concepción estrictamente bélica, sino como el proceso en el cual todas las fuerzas de una Nación, que involucra a parte importante de la sociedad civil. A esto Perón denomina “la Nación en Armas”.


Esta “Nación en Armas” es para Perón, aquella que debe “poner en marcha este grandioso mecanismo; regular su producción de acuerdo con las demandas específicas de las fuerzas armadas; asegurar los abastecimientos necesarios a la población civil; adquirir la producción de materias primas y productos industriales necesarios en los países extranjeros anticipándose y neutralizando las adquisiciones de los enemigos; orientar la acción de destrucción de las industrias enemigas, señalando objetivos a la aviación y al sabotaje, etcétera” [5].

Respecto a esto, Perón advierte sobre las tareas inconclusas dentro de nuestro territorio, en materia Defensa Nacional. El carácter de la industrialización del país será fundamental y decisivo para Perón en términos de soberanía nacional e independencia económica, señalando que es este el aspecto crítico de la Defensa Nacional, ya que bien dice “se han gastado en el extranjero grandes sumas de dinero en la adquisición de material de guerra, cuando una política inteligente hubiera permitido montar las fábricas para hacerlos en el país, lográndose una considerable experiencia industrial” [6], un proyecto de desarrollo estratégico más que loable para las condiciones de nuestra nación. Esto también se puede aplicar al resto del desarrollo tecnológico nacional y de las actividades económicas que requieran el máximo avance en los medios de producción. Señala del mismo modo que este desarrollo es posible ya que la fuerza de trabajo especializada se manifiesta con una capacidad técnica y productiva tan competente en el mercado nacional como la mano de obra extranjera especializada en cualquier área científica, tecnológica e industrial. Por otra parte, siguiendo con el concepto de Defensa Nacional analizado, ésta en su matriz constitutiva exige un desarrollo industrial del tipo pesado generado por las propias condiciones materiales del país. Para ello es una necesidad intrínseca poner en la arena nacional la acción efectiva del Estado que sirva para llevar adelante dicho desarrollo tecnoindustrial. En consecuencia se vuelve indispensable orientar la formación de fuerza de trabajo en el marco educativo de la escuela industrial como de la universidad nacional, planteándose como objetivo central el desarrollo de las fuerzas productivas a partir de la formación de profesiones especializados en diversas ramas de la industria. Por último destaca la necesidad de disponer de una numerosa flota mercante propia de una marina capaz de defender este desarrollo industrial.
Una vez más vemos que el accionar de nuestra clase dominante que ha gobernado buena parte de nuestra reciente historia como nación es consecuente con su pensamiento político, cultural y económico del mundo, pues al justificar a Inglaterra como “taller del mundo”, nosotros pasamos a ser el “granero del mundo”. La historia también funciona como un espejo de paradojas, donde nosotros nos reflejamos contrarios a la imagen dominante, mientras ellos en el desarrollo de sus fuerzas productivas se constituyen como una nación industrial, nosotros frenamos dicho desarrollo con la zoncera del “granero del mundo” [7].


A modo de conclusión


Ante las obras y autores mencionados a lo largo del trabajo, queremos traer como acotación el pensamiento del General José de San Martín, el sable del soldado está al servicio de la soberanía nacional, de la autonomía estratégica de la nación y jamás se desenvainara para derramar sangre de hermanos. Para San Martín, el Ejército está al servicio de la sociedad civil, éste existe para su defensa y no para disputarse espacio. Un Ejército que le disputa espacio a la sociedad civil está en permanente competencia con esta. Este Ejército sanmartiniano se contrapone a aquel que sigue la línea de Lavalle, fusilador de Dorrego, quien tras las guerras de independencia se transformó en “policía”, en asesino de gobernantes legítimamente elegidos, traidor a la Patria. Línea que ha tenido una fuerte continuidad en la historia de nuestro país.

Es así como podemos ver dos líneas o posturas políticas, económicas, sociales y culturales claramente diferenciadas, pero que ya se vienen enfrentando a lo largo de la historia argentina y latinoamericana, una que denominamos Pensamiento Nacional y Latinoamericano, la otra Pensamiento colonial, dependiente, dominante, cipayo, antinacional. La primera interpreta la realidad desde lo propio, desde una mirada interior, en tanto que la otra, desde lo externo, europeizante o yanqui.

En este sentido, la expresión más auténtica y material del ser nacional manifestada de la manera más contundente se dio a partir del movimiento de masas del 17 de octubre, que daría inicio al Peronismo, precedido por el anclaje de las ideas que aportaron los intelectuales de FORJA, pues los años que corren de 1935 a 1945 es marcado y denunciado por sus integrantes del verdadero perfil que tiene el país: un sistema colonial, manejados hábilmente por mandantes extranjeros y cumplidos con total servidumbre e hipocresía por los gobiernos locales. 1935, 1945 y 1955, son años que marcan hitos fundamentales para la conciencia nacional.

Desde nuestra perspectiva, el país ha visto desaparecer o suspender en las décadas de los `80 y `90 por las políticas liberales implementadas por los partidos políticos gobernantes todo planteo nacional y popular. Punto de vista que sustentamos por las políticas económicas, educativas y culturales llevadas a cabo como ser : Apertura indiscriminada a las importaciones, exportaciones con escaso incentivo al valor agregado, total dependencia del mercado, destrucción de la escuela industrial, abandono de las políticas científicas y tecnológicas, cierre y abandono de las fábricas militares, vaciamiento y abandono a las políticas de incentivación de la investigación que trae como resultado la inmigración de cientos de científicos, técnicos y profesionales al extranjero. En el comienzo de este siglo hemos asistido a un resurgimiento de una conciencia nacional como resultado de años de resistencia a ese modelo colonial, imperialista, -que es una continuidad de las anteriores políticas de entrega llevadas a cabo en toda América Latina- de parte de esas masas que vuelven a despertar, organizarse, discutir y plantearse una vuelta a esa línea nacional, popular, latinoamericanista y de emancipación de los pueblos.


Referencias:



[1] Jorge Abelardo Ramos, El Ejército y La Revolución Nacional, publicado en la revista “Presente”. Montevideo, Nº 1, abril, 1962. http://www.abelardoramos.com.ar/_doc/doc060.php.

[2] Juan José Hernández Arregui, La Formación de la Conciencia Nacional (1930-1960), Editorial Plus Ultra, Buenos Aires, 1973, p. 29.

[3] Jorge Abelardo Ramos, El Ejército y La Revolución Nacional, publicado en la revista “Presente”. Montevideo, Nº 1, abril, 1962. http://www.abelardoramos.com.ar/_doc/doc060.php, ob. cit.,

[4] Juan Domingo Perón, “La Defensa Nacional. Significado de la defensa nacional desde el punto de vista militar.” Conferencia pronunciada en el Colegio Nacional de la Universidad de La Plata. 10 de Junio de 1944. http://www.jdperon.gov.ar/material/discursos.html.

[5] Juan Domingo Perón, “La Defensa Nacional. Significado de la defensa nacional desde el punto de vista militar.” Conferencia pronunciada en el Colegio Nacional de la Universidad de La Plata. 10 de Junio de 1944. http://www.jdperon.gov.ar/material/discursos.html, ob. cit.,

[6] Ídem,

[7] Arturo Jauretche, Escritos Inéditos. Corregidor. Buenos Aires, 2010.


* Ensayista y escritor. Integrante del Centro de Estudios Históricos, Políticos y Sociales Felipe Varela.

APATRIDAS

*Por Gabriel Fernández 


Jorge Rafael Videla encarna a miles de militares argentinos que desplegaron intensamente, a lo largo de la totalidad de sus existencias, la mentira como única presentación íntima y pública de sus intereses, creencias y acciones.

Extremo de los famosos “fines inconfesables”, tuvieron en jaque a la Nación erigiéndose en árbitros, jueces y ejecutores de políticas que surgían para desmentir todos sus enérgicos y abanderados discursos.
Estos militares, y muy especialmente Videla, han realizado el cien por ciento de sus carreras profesionales en contra de la Patria Argentina.

Orientados, conducidos y en ocasiones alquilados vulgarmente por los Estados Unidos, Gran Bretaña y sus corporaciones, han sido el ariete para evitar el crecimiento industrial, social y cultural de esta tierra.
Y sin embargo, la declamación patriótica ha atravesado todos sus planteos, discursos, comunicados. La patria como cobertura para atacar la Patria. El colmo, claro, de las traiciones a la Patria.

Dentro de un cúmulo de seres que habitaron este planeta violando derechos humanos y sometiendo a pueblos enteros, comparar a los militares mitristas argentinos con los nazis, con la dirección del Departamento de Estado norteamericano o con los jefes del ejército colonial británico, es realzarlos sin sentido.

Los nazis fueron inequívocamente alemanes y combatieron dañina y criminalmente, a favor de su país. Lo mismo cabe decir de los que dirigen la nación más asesina del mundo, los Estados Unidos. La pérfida Albión se construyó con un saqueo que tenía como objetivo su propia grandeza.

Las dictaduras cívico militares instauradas en 1955 y 1976 tuvieron el específico objetivo de dañar los logros nacionales, aniquilar la dinámica cultura de nuestro pueblo, golpear y erradicar la competitiva industria argentina, entregar nuestra Defensa y nuestra estrategia a manos imperiales.

Después de tanto palabrerío escuchado desde esos generales alrededor del carácter apátrida de los movimientos insurgentes, de las campañas antiargentinas pergeñadas en el exterior, de la necesidad de alzar nuestra bandera por sobre trapos e insignias presuntamente ajenas, es decisivo en la lucha interpretativa despedir a Videla y a sus camaradas de armas llamándolos apátridas, antinacionales, traidores a su tierra.
Pero la mentira, evidentemente, no terminó allí. Mientras decían combatir el terror desarrollaban el más sanguinario terrorismo de Estado. Mientras alegaban luchar por la democracia golpearon gobiernos escogidos por el voto popular e instauraron las dictaduras más crueles y oprobiosas.

En tanto combinaban su grandilocuente patriotismo con llamados al valor y la determinación, configuraron hordas de cobardes cuyo combate más dramático fue alrededor de una parrilla, picana en mano, sometiendo a rivales atados e indefensos.

Porque la ausencia plena de coraje es otra de las contradicciones importantes a señalar ahora que Videla ha muerto. La falta de hombría para afrontar la pelea directa, y la rastrera alcahuetería hacia los hombres de negocios que decían qué hacer, constituye otro de los factores básicos de personas que tuvieron en sus manos los destinos de nuestro país durante décadas.

Y que nadie se engañe. Esto no es sólo el ayer. Quienes hoy sostienen una prédica semejante desde los grandes medios de comunicación, están alineados en el mismo sentido. Los que buscan nuevamente voltear un gobierno elegido por la voluntad masiva, saben que el éxito de su accionar derivaría en otras dictaduras, en nuevos secuestros, en más entregas.

Los intereses concentrados locales en vinculación con los internacionales, ligados a su vez con los centros estratégicos de poder de los países que han tallado fuerte en el planeta desde hace 200 años, siguen operando para destruir la Argentina y el naciente Unasur.

Ha muerto Videla en prisión, y en los últimos diez años se ha disciplinado políticamente a las Fuerzas Armadas. El potencial económico del Sur se planta para rasgar los incentivos de movimientos golpistas antinacionales. Pero todo cuidado es poco: esas potencias saben que todavía cuentan con argentinos que están dispuestos a retomar la senda de la traición y mentir enarbolando la bandera de la lucha contra la corrupción y la tiranía.

La misma bandera, el trapo, que levantó Videla al asumir el gobierno de facto en 1976.


*GF / Director La Señal Medios / Area Periodística Radio Gráfica

LOS MUERTOS POR LA REPRESIÓN EN JUNIO DE 1956 CONTINÚAN ESPERANDO


El artículo que jamás hubiera querido escribir

*Por Daniel Brión (1)


El próximo mes, entre el 9 y el 12 de junio, estaremos exactamente en la conmemoración de los cincuenta y siete años de los hechos represivos ocurridos entre el 9 y el 12 de junio de 1956, que provocaron la muerte de 31 ciudadanos, entre civiles y militares, constituyéndose en el primer acto genocida en la argentina contemporánea, episodios que la historia recuerda –genéricamente- como Operación Masacre.

También se van a cumplir siete años de espera, para ver construido un CENOTAFIO EN PLAZA LAS HERAS EN HOMENAJE A LOS FUSILADOS Y ASESINADOS EN JUNIO DE 1956, aprobado por la Ley 2239 del Gobierno Autónomo de la Ciudad de Buenos Aires.

El 14 Diciembre de 2006, la Legislatura de la CABA sancionó dicha Ley, que ordenaba su emplazamiento en el sector cercano a la intersección de la Avenida Las Heras y la calle Salguero. El Parque Las Heras también fue declarado por la Legislatura sitio histórico a través de la ley de la Ciudad 2468.

El 17 de enero de 2007, Decreto 94, el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la promulgó, girando copia a la Secretaría Parlamentaria y para su conocimiento y demás efectos, a la Dirección General de Rentas, con giro al Registro; publicado en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires; con pase, para su conocimiento y fines pertinentes, a las Direcciones Generales Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires y de Espacios Verdes.

En el año 2009 (dos años después) el Ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, realiza el llamado a CONCURSO DE CROQUIS CENOTAFIO MARTIRES DE JUNIO DE 1956, PARQUE LAS HERAS, por Resolución N° 20/GCABA/SSPUAI/09, Subsecretaría de Proyectos de Urbanismo, Arquitectura e Infraestructura. Establecieron que el jurado -dadas las especiales connotaciones de los hechos que se conmemoran- debería contar con una Comisión Asesora de carácter participativo, de consulta y no deliberativo, constituida por el escritor Mario “Pacho” O’Donnell, las Diputadas, Inés Urdapilleta y Silvia Majdalani; el Subsecretario de Derechos Humanos, Sr Helio Rebot, el artista plástico Miguel D´arienzo y yo mismo como, representante de los familiares de las víctimas. Los trabajos se recibieron hasta el día 4 de Junio de 2009, en la sede de la Subsecretaría de Proyectos de Urbanismo, Arquitectura e Infraestructura.

El viernes 12 de junio, se conoció el proyecto elegido, determinando el ganador y premiando, además, al 2do y 3er proyecto elegidos, con un acto recordatorio en el lugar de emplazamiento, donde participaron arquitectos, urbanistas, paisajistas e ingenieros civiles, estuvieron amigos y familiares de las víctimas y funcionarios del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño: Daniel Chain y el subsecretario de Proyectos de Urbanismo, Arquitectura e Infraestructura, Jorge Sábato , organismo que se encargó de realizar el concurso. La ganadora del primer premio fue Yackelyn Novoa.

El presupuesto para la realización de la obra ha sido aprobado por Ley 2.410 CABA- Sanción: 23/08/2007 - Promulgación: De Hecho del 24/09/2007.

Todas estas leyes han sido aprobadas por unanimidad de los legisladores de la CABA, con una abstención: la de María Eugenia Estenssoro.

A la fecha el Gobierno de la CABA, no lo ha construido, no ha procedido a iniciar, ni contemplado la iniciación de las obras, pese a las leyes que así lo determinan.

Cómo contrasta esta actitud con las desarrolladas en tantas oportunidades por el gobierno porteño cuando ha desalojado ciudadanos para cumplir la construcción de obras que, aún impugnadas judicialmente, se empecinan en realizar, o simplemente desalojar trabajadores de la vía pública.

Que diferente actitud en este no hacer, no cumplir con las leyes vigentes y la ansiedad demostrada para desalojar, por ejemplo, en un sector del Hospital Borda con terrible represión según hemos podido ver los últimos días.

Que contraste de decisión la del Ministro Chaín que insiste en las obra en el Borda aún cuando la Justicia las había impedido, y ordena con una carta al Ministro de Justicia y Seguridad Guillermo Montenegro, el cerco de la policía metropolitana con 45 efectivos más un grupo de infantería de la Comuna 4 (según ha declarado el propio Ministro), que luego originara tan terrible represión al pueblo. Claro, también se intenta privatizar la atención de “la salud mental” y de los ancianos. Sin dejar de recordar la idea del PRO de privatizar incluso el SAME (proyecto de Ley 743D12 de Cristian Ritondo).

Existen noventa y cuatro predios cedidos a privados que gozan del uso de espacios públicos altamente redituables sin abonar un solo peso, gracias a que así se estableció en el momento en que les fueron concedidos. Por supuesto, todo redituable “para esos privados famosos restaurantes, locales bailables y clubes, hasta asociaciones civiles, playas de estacionamiento y terrenos bajo autopista. También hay grandes firmas, como Multicanal SA, del Grupo Clarín, o la compañía Transporte Automotor Plaza, de la familia Cirigliano.

A esto se suma que 102 predios se encuentran ocupados directamente de forma irregular, debido a que desde hace años tienen las concesiones vencidas.

Por otra parte, hay importantes empresas que pagan cánones irrisorios en función de los terrenos que controlan

En fin, esto nos muestra la gran celeridad con que se deciden y realizan obras que, de una manera u otra, “son de interés” del Gobierno de la CABA,

Se cumplirá una nueva recordación de nuestros padres y un nuevo incumplimiento del Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una pena, sepa el Jefe de Gobierno que comprendo su falta de interés en la realización de esta obra de recordación y homenaje a las luchas de un pueblo, pero sepa también que igualmente, y a pesar de que usted no construya el Cenotafio que las leyes vigentes le ordenan construir en homenaje y recordación de quienes murieron defendiendo la Constitución Nacional y la Soberanía Popular, no olvidamos a nuestros héroes, no los podrá borrar de la historia, ellos viven en la memoria de un pueblo agradecido, aunque usted continúe negando la realización del Cenotafio.



(1) Daniel Brión es hijo de Mario, asesinado el 10 de junio en los basurales de José León Suárez, una de las víctimas de estos hechos represivos.
Presidente del IMEPU-Instituto por la Memoria del Pueblo

CULTURA & VUELTA

DISTINGUIERON A GUARANY EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS



El cantor Horacio Guarany, una de las figuras más populares que alumbró la música argentina, fue homenajeado en la Cámara de Diputados de la Nación, donde recibió la distinción “Presidente Néstor Carlos Kirchner”.




El titular de la cámara baja, Julián Domínguez, aseguró que se trató de "un homenaje al cantor que nunca se calló, aun en los tiempos oscuros cuando sus canciones alumbraban el camino a esta democracia".

Guarany, de 88 años, expresó que fue "un alto honor" recibir el reconocimiento y puntualizó: "El río de la Patria viene hoy, y siempre en esta casa, a regar los árboles para que no se sequen".

El cantor ha modelado en su trayectoria una obra con más de 80 discos y 600 canciones, algunas como "Padre del carnaval" (con César Isella), que justifican una carrera.

Figura controvertida, sea por sus elecciones estéticas o sus opiniones políticas, que lo llevaron a la prohibición y el exilio, Guarany ha sido uno de los artistas que más estrecha relación ha tenido con el gusto del público.

Su repertorio incluye clásicos de la música folclórica como "La guerrillera", "Caballo que no galopa", "Piel morena", "Memoria de una vieja canción", entre más.

En la ceremonia, realizada en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados, cantaron Luciano y Miguel Pereyra. Además, los músicos presentes interpretaron "Si se calla el cantor", canción emblemática del cantautor.

También estuvieron presentes el humorista Luis Landriscina, los músicos Amelita Baltar, el Chaqueño Palavecino, Facundo Saravia, Pablo Lescano y Luis Salinas, entre otros.

La distinción de honor "Presidente Néstor Carlos Kirchner" es el máximo galardón que concede la Cámara de Diputados a artistas y referentes sociales destacados por su contribución a la cultura y la democracia.

Ya recibieron el reconocimiento Leonardo Favio, Antonio Cafiero, la obra del Padre Carlos Cajade y Susana Trimarco.


Fuente: TELAM