Seguidores

3 de diciembre de 2013

FASCISMO EN LA URSS DE STALIN?


Por Pablo Adrián Vázquez*


Movimiento político europeo surgido en el siglo XX entre guerras, tiene poco asidero considerar al fascismo fuera de su contexto histórico político y geográfico cultural. Transpolar sus signos y características a otras latitudes es erróneo. Pensarlo en África, América, Oceanía o Asia es forzar categorías e imponer una visión eurocentrísta. Vale como ejemplo las veces que se quiso equipararlo con el peronismo para ver lo forzado de la intencionalidad política denigratoria hacia la fuerza originada por Evita y Juan Perón.

Y Rusia? País eslavo, más asiático que europeo, su dominio de otras naciones lindantes la configuró en el centro de un poder, sea con los zares o con los bolcheviques, multiétnico no exento de tensiones. El espíritu tradicionalista, conservador y religiosamente ortodoxo dominó con los Romanov, por lo que los intentos revolucionarios desde 1905 hasta la caída del Palacio de Invierno no depararon una reacción fascista al estilo occidental, sino que se conjugaron sectores monárquicos, cosacos, antisemitas impulsores de progroms y sectores de la Iglesia Ortodoxa Rusa que convergieron en el Ejército Blanco, quien entabló batalla contra los bolcheviques junto a las potencias occidentales que participaron de la guerra civil.

Su derrota en manos del Ejército Rojo no amilanó a las fuerzas reaccionarias que en el exilio empezaron a reorganizarse. Si bien hubo un antecedente con el fugaz Unión del Pueblo Ruso recién en los `30 apareció en Manchuria el Partido Fascista Ruso, liderado por Konstantin Vladimirovich Rozaevsky, mientras que en el exilio norteamericano Anastasy Andreyevich Vonsyatsky fundó la Organización Fascista de Todas las Rusias, con sede en Putnam, EE.UU.

Sitien trascendió mas los grupos ucranianos, tanto los colaboracionistas con el III Reich, o aquellos que lucharon contra soviéticos y nazis por igual, como el Ejército Ruso de Liberación, del general Vlasov, de apoyo a la Operación Barbarrosa, los primeros nombres no tuvieron mucha repercusión…

Ambos tuvieron no sólo apoyo o contactos con los alemanes sino que contaron con un apoyo insospechado: Japón, el cual intentaba quebrar a los soviéticos y avanzar con su conquista asiática.

El segundo fue un emigrado anticomunista integrante de la Hermandad de la Verdadera Rusia, quien en territorio norteamericano fundo un grupo a imagen fascista y sentir nazi. Con su periódico Fashist, sus camisas negras, su brazaletes con el símbolo unificando la svástica con el águila bicéfala de los Romanov y su saludo romano llegaron a ser tenidos en cuenta por los servicios de inteligencia locales como “luchadores contra el marxismo”.

Tuvo giras por Europa y un intento de unificación con las huestes de Rozaevsky en Manchukuo (Manchuria bajo yugo japonés) donde ambos formaron el Partido Fascista de Todas las Rusias con la idea de combatir a Stalin.

Las fricciones por la cuestión del antisemitismo – tema menor para Vonsyatsky, pero fundamental para Rozaevsky – más celos de liderazgo anularon la unificación y que Vonsyatsky fuese reconocido como Führer o Vozhd.

Pero el ataque japonés a Pearl Harbord y la alianza con la URSS motivó a los norteamericanos a juzgar a Vonsyatsky como espía y por posesión de armas de guerra. Años después renegó de los nazis por el trato dado a los eslavos y se volcó a su lucha anticomunista abrazando la restauración zarista, muriendo en 1965.

En cuanto al primero fue “él” ideólogo del fascismo ruso. Impulsor en Manchuria de un movimiento anticomunista con apoyo japonés, conjugó a los rusos blancos, ex zaristas, antisemistas y reaccionarios de diversos puntos de la URSS.

Sus textos nacionalistas antijudíos fueron claves para definir su línea de pensamiento que, paradójicamente, luego del ataque alemán a Rusia le impusieron la necesidad de volver a su tierra y prestar apoyo a Stalin, considerando a éste el “líder” fascista de toda Rusia. Por supuesto que su llegada motivó a la KGB a su arresto y asesinato… Paradojas de los cruces ideológicos del siglo pasado!



* Politólogo; Docente d ela UNLZ y UCES; Miembro de los Institutos Nacionales Eva Perón, Rosas y Manuel Dorrego.



Bibliografía:
Buchrucker, Cristian, El fascismo en el siglo XX. Una historia comparada, 1º edición, Buenos Aires, Emecé, 2008.
Fernández García, Antonio y Rodríguez Jiménez, José Luis, Fascismo y Neofascismo, 1º edición, Madrid, Arco Libros, 1996.
FBI, Historia - Casos y criminales famosos - Vonsiatsky Espionaje, en http://www.fbi.gov/about-us/history/famous-cases/vonsiatsky-espionage
Nolte, Ernst, Después del comunismo, 1º edición, Buenos Aires, Ariel, 1996.
Norling, Erik, Eurofascismo. De los inicios a la derrota de 1945, 1º edición, Barcelona, Ediciones Nueva República, 2006.
Norling, Erik, Los hermanos Strasser y el Frente Negro, 1º edición, Barcelona, Ediciones Nueva República, 2004.
Payne, Stanley G, Falange. Historia del fascismo español, 1º edición, Madrid, Sarpe, 1985.
Snyder, Timothy, Tierras de sangre. Europa entre Hitler y Stalin, 1º edición, Bogotá, Norma, 2011.
Stalin, J, El marxismo y el problema nacional y colonial, 1º edición, Buenos Aires, Lautaro, 1946.
Publicar un comentario