Seguidores

24 de noviembre de 2013

CÓDIGO CIVIL: EL GOBIERNO PASO LA SANCIÓN PARA MARZO


BUENOS AIRES (NA y DyN) -- El gobierno nacional confirmó ayer que el proyecto de reforma y unificación de los Códigos Civil y Comercial así como el de la ley de Responsabilidad Civil del Estado se tratarán en una sola cámara del Congreso la semana próxima, pero su sanción definitiva se postergará para 2014.

Así lo informó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, durante una conferencia de prensa ofrecida en la Casa de Gobierno, donde afirmó que se buscará dar media sanción a ambos proyectos, pero que su paso por las cámaras revisoras y su sanción definitiva será a partir de marzo próximo.

"Tenemos como agenda política en el Congreso dos iniciativas relevantes. Ambas tendrán debate y propiciamos su media sanción con otras adicionales", indicó el ministro coordinador. Así, el miércoles 27 el Senado tratará el proyecto de reforma y unificación del Código Civil y Comercial y lo girará a la Cámara de Diputados, pero ésta recién continuará con su tratamiento "a partir de las sesiones ordinarias que se iniciarán el 1 de marzo de 2014", remarcó Capitanich.

El mismo día, la Cámara baja buscará aprobar la iniciativa que regula la responsabilidad social del Estado --uno de los temas que fue apartado del nuevo Código Civil-- pero el Senado no le dará tratamiento sino hasta el año próximo.

El anunció de Capitanich tuvo lugar un día después de la reunión que mantuvo con el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, y los jefes de los bloques oficialistas del Senado, Miguel Angel Pichetto, y de Diputados, Juliana di Tullio.

Asimismo, el jefe de Gabinete señaló que va a concurrir al Senado el próximo miércoles "para una reunión con bloques legislativos para iniciar el vínculo con el Congreso".
De acuerdo a lo asegurado por el funcionario, el Parlamento "va a ser el ámbito de debate público con la oposición y vamos a responder todos los interrogantes correspondientes".

Extraordinarias. En otro orden, Capitanich indicó que se convocará a sesiones extraordinarias para tratar "el tema de ascensos del personal diplomático y también para militares", como así también los pliegos para las designaciones de Juan Carlos Fábrega para presidir el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y de Hernán Lorenzino como embajador ante la Unión Europea (UE).

"Impulsamos en el Congreso las sesiones extraordinarias para dos temas: el ascenso del personal diplomático y también de militares", dijo el ministro coordinador, quien también confirmó la decisión de "promover la aprobación de los pliegos" de Fábrega y de Lorenzino.

Fábrega, quien reemplazará a Mercedes Marcó del Pont al frente de la autoridad monetaria, necesita del acuerdo del Senado aunque su pliego deberá pasar un período de exposición pública y defender su postulación ante la Comisión de Acuerdos de la Cámara alta. En tanto, el pliego de Lorenzino sólo requiere del acuerdo del Senado para su designación.

En el caso de los ascensos militares, sigue siendo una incógnita lo que ocurrirá con el jefe del Ejército, César Milani, dado que él oficialismo sigue sin tener los votos para promoverlo.
El pliego de ascenso del titular castrense todavía aguarda tratamiento en la Comisión de Acuerdos del Senado que preside el oficialista Marcelo Guinle.


"La seguridad pública corresponde a las provincias"


El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó ayer que la responsabilidad por la "seguridad pública" corresponde "a las provincias", y apuntó al distrito gobernado por Daniel Scioli al asegurar que "cualquier iniciativa" que se discuta en el ámbito de la Legislatura local, "la caja de resonancia" y "la decisión" corresponde al territorio bonaerense.

Al ser consultado si el gobierno nacional dispondría de alguna medida en materia de seguridad, a raíz del impulso por parte de intendentes bonaerenses de las policías municipales, Capitanich deslindó responsabilidades del Poder Ejecutivo nacional.

"En materia de seguridad pública, la competencia básica, esencial e indelegable, corresponde a las provincias argentinas", dejó en claro el funcionario.
Asimismo, avanzó sobre la situación en la provincia de Buenos Aires, donde uno de los debates entre el sciolismo y la oposición que se da en la Legislatura tiene que ver con la inseguridad y la implementación de policías municipales.
"Cualquier iniciativa que tenga que ver con el debate en el ámbito de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, la caja de resonancia es la provincia de Buenos Aires y la decisión es de la provincia de Buenos 
Aires", remarcó Capitanich.
Con respecto a la situación de Gendarmería Nacional, que colabora en la seguridad en territorio bonaerense, Capitanich explicó que esta fuerza de seguridad "tiene una misión específica que cumplir" y enfatizó que el Gobierno "naturalmente" hace "un esfuerzo de coordinación para generar apoyo por parte de Estado nacional para garantizar mecanismos de prevención sistémicas".

"Nosotros estamos trabajando en agenda bilateral con muchos gobernadores, para establecer metas desde el punto de vista de inversión, equipamientos y patrulleros; pero también para reformas desde el punto de vista legal, también para la participación social y ciudadana", sentenció el ex gobernador de Chaco.
No obstante, remarcó como condición de ese trabajo con los gobernadores que quede claro que "la competencia básica esencial e indelegable de la seguridad pública corresponde a las provincias argentinas". (DyN)

"Era una locura"

La diputada nacional Elisa Carrió (CC-UNEN) expresó su conformidad con la postergación de la sanción del nuevo Código y la responsabilidad civil del Estado, al opinar que "era una locura" tratar de aprobarlas "con esa velocidad".

La legisladora reelecta en octubre también celebró el aplazamiento con una foto suya con sombrero y lentes oscuros en Twitter, donde escribió: "Festejo la caída del 'código civil trucho' cantando 'La Oma' con mi amigo el payador".

"Nada cambia"

El legislador Ricardo Alfonsín (UCR-Frente Progresista) alertó que la decisión del gobierno "no debe interpretarse como una prueba de apertura y disposición al diálogo", al expresar que "para ello deberían anunciar, también, la postergación del proyecto de ley sobre responsabilidad del Estado".
"Con la postergación no abren un proceso de diálogo orientado a buscar consensos. Lo que antes consagraban en el código, ahora lo hacen en una ley aparte. Con relación al fondo, nada cambia", subrayó.

"Una prudente expectativa"

El diputado Pablo Tonelli (Pro) consideró que la decisión del oficialismo de dejar para 2014 la sanción definitiva de la reforma del Código y la regulación de la responsabilidad del Estado le genera "una prudente expectativa"
"Me da la impresión que a lo mejor eso nos permite durante el verano analizar y encontrar solución a algunos puntos en particular", indicó el legislador macrista, miembro de la comisión bicameral que analiza las reformas planteadas.


Fuente: La Nueva
Publicar un comentario