Seguidores

21 de septiembre de 2013

22 DE SEPTIEMBRE DE 2008: EL GOBIERNO BUSCA UN ACUERDO CON TRES BANCOS INTERNACIONALES POR LA DEUDA QUE NO ENTRÓ EN EL CANJE


*Por Prof. Daniel Chiarenza


Cristina recibe a los banqueros para poder arribar a una solución
en el segundo canje de deuda.


El gobierno nacional estudia una propuesta hecha por tres bancos internacionales para reabrir el canje de bonos con los inversores que no aceptaron la oferta que presentó el país para salir del default en 2005. La propuesta incluye el canje de préstamos garantidos emitidos por el exministro Cavallo. Se trata de una operación de casi 33 mil millones de dólares: 18.800 millones de dólares de los holdouts (bonistas que no aceptaron el canje 2005) y 14 mil millones de préstamos garantidos. El gobierno estudia la iniciativa en función de “reinsertar a la Argentina en los mercados internacionales de crédito”, cuando la crisis financiera es inédita. La presidenta piensa que deben adelantarse y quedar en una mejor situación relativa frente a otros países para que, cuando vuelva la calma y los inversores comiencen a evaluar dónde llevar sus fondos, el país sea “un sitio atractivo”. Las propuestas son de los bancos Citi, Barclays y Deutsche Bank. El análisis de la oferta muestra que la Argentina les pagará a los bonistas un poco menos de lo que les pagó a los que aceptaron en 2005 y que aliviará los pagos de la deuda pública de 2009, 2010 y 2011.

David Martínez (exCableVisión) saludando a Néstor Kirchner. Es uno de los bonistas que aceptó los canjes de deuda que propuso el Gobierno argentino en 2005 y 2010.


La propuesta es el segundo paso, luego del anuncio del pago al Club de París, intentando el gobierno dar al mundo financiero una señal inequívoca de cumplimiento de sus compromisos. También, las autoridades, quieren ir hacia una situación fiscal más sólida, señales que se están dando a los mercados de capitales con el objetivo de que vuelvan a confiar en el Estado como en las empresas argentinas. El PEN sostiene que es un paso para detener los juicios que se llevan a cabo en Nueva York en el juzgado de Thomas Griesa, donde hace dos semanas un fondo buitre logró trabar un embargo contra una cuenta del Banco Nación. La propuesta de los bancos es lo que viene pidiendo el juez Griesa: que el país reabra el canje y les dé una nueva oportunidad de cobrar a los bonistas. Los abogados que defienden a la Argentina aseguran que los que no acepten ahora se quedarán sin argumentos para litigar.

Juez Thomas Griesa, junto al sucio trapo de las barras y las estrellas. 


El gobierno aún no dijo que sí a los bancos, los funcionarios que manejan el tema están eufóricos. Según su visión, la operación soluciona varios problemas a un tiempo: de los 40 mil millones de dólares entre capital e intereses que vencen en los próximos tres años, difiere 14 mil millones para 2033 y recibe más de 6000 millones de dólares en efectivo, con lo que reduce el saldo a la mitad; al pagarle al Club de París y a los holdouts quitaría cualquier argumento para que el país quede fuera de los mercados internacionales; los vencimiento de los próximos diez años comparados con las exportaciones y con la recaudación fiscal son mucho más accesibles que los de la mayoría de los países en desarrollo. Por eso piensan que Argentina puede ser tenida en cuenta por los inversores, luego de que pase la crisis internacional. Creen que el hecho de colocar más de 6000 millones de dólares de deuda nueva es, de alguna manera, una forma de volver a los mercados internacionales. Estudian la posibilidad de una nueva emisión antes de fin de año en el caso de que se calmen los mercados.

Crisis global del capitalismo desde 2008.

La propuesta de los bancos que analiza el gobierno es la siguiente.
- El capital a canjear a los holdouts es de 18.800 millones de dólares. Los bancos involucrados en la operación aseguran que ya cuentan con 10 mil millones que seguro aceptan la operación y estiman que podrían entrar otros 4000 millones de dólares más.
- Se canjearían por bonos discount, que incluyen una quita del 66% y vencen en el año 2033. Es decir que por cada 1000 dólares que se presenten a canjear, el Estado pagará 340. Por los 10 mil millones que ya están asegurados se entregarán bonos discount por 3400 millones de dólares. Si fueran 14 mil millones, como estiman los bancos, se entregarían bonos por un total de 4760 millones de dólares. Estos bonos ya fueron emitidos en 2005 y quedaron sin entregar.

Recuperación de la Bolsa de Valores Argentina según la evolución del índice Merval. 

- Los holdouts no tienen la opción de elegir otros bonos, como sí tuvieron los que entraron en 2005.

Publicar un comentario