Seguidores

24 de agosto de 2013

LAS PASO, Y DOS CULTURAS BIEN DIFERENCIADAS



Estas PASO fueron muy útiles en un aspecto más que interesante. Quedó en evidencia que nuestra sociedad tiene en su seno un dilema a resolver y está relacionado con lo cultural.



Por Victor Leopoldo Martinez (1)

Lanata tenía razón cuando habló de la “grieta” existente en nuestra sociedad el día que fue premiado por APTRA (independientemente que con su “impoluto” trabajo “periodístico” a esa grieta él intente agrandarla urgido por su ego y para su subsistencia “profesional”). Estas PASO terminaron operando como el disparador de un elemento que no era visible a simple vista y que el gobierno nacional necesitaba ver para comprender lo que está pasando en términos culturales; algo muy necesario si realmente se desea profundizar el proyecto que encabeza el peronismo Kirchnerista. Ahora bien, esto será posible si se realiza una correcta lectura de la situación política actual.

Ese elemento muestra dos culturas profundamente enquistadas en nuestra sociedad que hacen que por el momento deje aflorar sus miserias una y sus grandezas la otra. Ellas son a)La cultura del “maquillaje” que lógicamente prioriza el aspecto de algo, lo externo, la fachada sin importarle en absoluto el contenido del envase; y la otra es b) La cultura del mirar hacia el “interior” -de uno; de la sociedad; del país- con un sentido solidario, algo que demanda contemplar el cuerpo en su conjunto.

Traducido, a la primera (a) se lo podría ejemplificar en el desinterés reinante entre sus cultores -amantes del “maquillaje”- por el significado de Nación -que en lo pequeño sería nacional y en lo grande regional, algo esto último difícil de entender para ellos- más allá de todo aquello que sí beneficie la codicia y el intereses individual de los que integran ese conglomerado llamado “clase media” conformado por viejos habitantes y otros recién llegados.

Se trata de un sector social al que poco le importa el término imperialismo; o si al país lo gobiernan los de afuera (FMI-BM) en concomitancia con los sectores económicos poderosos locales si con el maquillaje con que estos poderosos disfrazan la realidad -ayudados por sus socios propietarios y monopolizadores de medios de comunicación-, les vende la fantasía de la realización personal. Individualismo en su más pura expresión. Difícilmente alguna vez se den cuenta que fueron transformados en marionetas que operan por reflejo condicionado; a menos que medie un trabajo educativo formal desde el Estado (algo que miran como la encarnación de Satanás) que se decida enfrentar la tarea cultural que los medios de comunicación de mayor penetración social realizan “abusando” del sistema educativo “no formal” que por lo visto obtiene mejores resultados que el formal.
Claro triunfo de la “Cultura del maquillaje”

Macri y las constantes operatorias de maquillaje que realiza en esta C.A.B.A. es el más claro ejemplo de qué tipo de gobernantes pretenden los defensores del “maquillaje”. El hombre pintó la ciudad con uno de los colores de su equipo de futbol y para ellos fue un detalle menor, sacó las “brigadas” rompe calles -”claros” negocios para amigos- para mostrar que “hace cosas”, llenó de cartelitos la ciudad con “en todo estas vos”(¿?), inauguró estaciones de subte sin importarle si los niveles de seguridad para los trabajadores y los usuarios son los apropiados, cerró servicios hospitalarios, metió un “metrobús” en la 9 de Julio; todo por encima, en superficie, cuestión que se vea; y con fuerte apoyo mediático de Clarín y La Nación le vende a los habitantes de ella un bienestar super ficticio que revienta cuando los edificios se derrumban, o “hace agua” cuando caen más de “4 gotas” y donde “la culpa la tienen los desastres climáticos”. Y los candidatos de Macri ganaron en estas PASO en casi todas las comunas de la C.A.B.A. (salvo la 8 de Villa Lugano, Villa Riachuelo, Villa Soldati el sector más postergado de la ciudad). En esta ciudad, Clarín no tuvo que esforzarse demasiado porque los resultados venían “cantados” producto de un trabajo anterior y porque la Ciudad de Buenos Aires fue y sigue siendo un claro bastión “Unitario, Antiperonista y liberal hasta por izquierda”.

Sergio Massa hizo lo mismo que Macri pero en Tigre; y con ayuda de los medios de Magnetto se instaló como alternativa política de oposición al modelo kirchnerista -ese que molesta y mucho al mandamás de Clarín y a los Saguier-De Vedia de La Nación- en la provincia de Buenos Aires. De la Sota no quiere quedarse afuera pero el maquillaje que utiliza solo sirve para engañar a los cordobeses, provincia radical por excelencia que ya empezó a enterrar aquella pasión por la “Boina Blanca” para sustituirla por su nuevo amor, el neoliberalismo de los “90″; el 42% que suman Schiaretti y Baldassi por encima del 22,5 del radical Aguad dan cuenta de ello. Lo de Cobo en Mendoza no puede extrañar a nadie porque es el fiel representante de una cultura hecha mercancía, o sea comprable y vendible. Lo de Binner y Del Sel es otro claro ejemplo de lo que puede el poder de los medios y aquella vieja concepción de lo que es “ser de izquierda” y “PRO” dentro de la clase media.

Si bien es cierto que Clarín mostró su poder de “disuasión” para con aquellos díscolos que todavía son fieles a un peronismo -en este caso Kirchnerista- en el 1er y 2do cordón del gran Bs. As., lo real muestra que Massa acompañado por los medios del monopolio logró penetrar en la tercera sección electoral, un histórico bastión peronista capaz de dar vuelta cualquier elección nacional; sección electoral que además está conformada por partidos que recibieron en estos últimos 10 años una clara atención beneficiosa no solo de parte del gobierno provincial sino también del nacional.

En una nota que escribí no hace mucho tiempo y a la que pueden acceder clikeando en lo que sigue:

http://www.revistaelemilio.com.ar/2013/06/movilidad-social-educacion-y-cultura/ sostenía lo siguiente:

“La actual movilidad social está demandando un fuerte trabajo educativo, que no pasa exclusivamente por facilitar el acceso a las nuevas tecnologías o las tecnologías de punta, o enseñar ingles desde chiquito, o aumentando los días de clase. La educación que necesita este proyecto es una educación que tiene que priorizar la selección de los contenidos que afiancen la nueva identidad, que valorice el conocimiento como un bien social y no “capital”, que priorice la solidaridad por encima de la competencia, que la excelencia sirva socialmente, que el compañerismo sea la base de trabajos conjuntos, que la valoración del semejante siempre se haga desde la calidad humana y su potencialidad, que destierre el envidia y el egoísmo, que valorice su lugar de pertenencia en lo local-regional y subcontinental,… y puedo seguir.

Esta movilidad social que a DIOS gracia se está dando en nuestro país, dentro de la lógica cultural actual, puede llevar a que aquellos que lograron mejorar su calidad de vida ascendiendo de clase social adquieran los valores individualista de los anteriormente ascendidos y comiencen a actuar como tales, ignorando sus orígenes, mirando con desprecio a sus anteriores pares y pensando que lo logrado fue fruto de su esfuerzo y no consecuencia de las políticas económicas y sociales implementadas por el actual gobierno.”

Estas PASO hicieron visible lo que para el gobierno nacional aparentemente estaba resultando invisible, en algunos casos escondido o pasado por alto por esa obsecuencia “por izquierda” que practican algunos de los aliados “progres” instalados en programas de TV afines y que hoy por hoy tiene Cristina.

Evidentemente el problema es “cultural” y para revertirlo se debe profundizar la política educativa, pero en cuestiones de fondo, no de forma; aunque dudo que esto sea posible con los actuales funcionarios que manejan la educación nacional.
(1) Director de EL EMILIO
Publicar un comentario