Seguidores

22 de marzo de 2013

HABEMUS PAPAM, JODIDUS ESTAMUS?

Con la elección del arsobispo Argentino Bergoglio como el nuevo Papa de la iglesia católica se abren una serie de interrogantes sobre las futuras políticas del Estado de la Ciudad del Vaticano.


*Por Pedro del Arrabal

Dicen las malas lenguas, (lenguas poseídas por mandinga, lenguas viperinas, lenguas endemoniadas) que en la eleccion anterior, Bergoglio habia perdido por muy pocos en la votación final; y fue así -agregan- simplemente porque Joseph Aloisius Ratzinger alias “Benedicto XVI”, para la “santa” burocracia eclesiástica vaticana, era un poquito más reaccionario y conservador que don Bergoglio y por ende más funcional a los intereses del Estado Católico (que por lo general y en términos económicos y de inversiones financieras no se anda con chiquitas). Hicieron Lobbies por el Alemán y asi los fieles católicos tuvieron un Papa que pasó su gestión terrenal perdonando curas pedófilos tentados por la carne y envuelto en más de un escándalo financiero. Retirado un raccionario, la Santa Iglesia Católica Romana parecería que se volvió a garantizar, con la eleccion del arzobispo argentino en términos “moderados”, la continuidad de una línea histórica que solo fue alterada en el siglo pasado -y en parte- por el polaco Juan Pablo II. Aquel desvio se cobró vidas a un costo muy alto. La muerte de cientos de curas tercer mundistas no solo en America sino y basicamente en Africa fue el elevado precio que se debió pagar por aquel derrape.

El argentino eligió llamarse Francisco I. Y lo primero que se me cruzó por la mente de puro prejuicioso que soy fue pensar «¡Pobre santo! El Fransisco de Asis debe estar orando en alguna nube cercana para que el que decidió usar su nombre sea iluminado por DIOS PADRE y le indique el camino correcto, y de paso le saque de su cabezota todas esa ideas ultraconservadoras que siempre lo siguen acompañando.» (Alcanza con leer la nota de nuestro director en: http://www.revistaelemilio.com.ar/2010/07/la-santa-inquisicion-de-un-cruzado-fuera-del-tiempo/)

Al conocerse la noticia ciertos periodistas de medios televisivos argentinos de pronto entraron estado de exitación y les apareció un ridículo “nacionalismo chovinista” que los hacia delirar. Entre los que se destacaron en los primeros minutos de conocida la noticia estaban Julio Bazán TN y Feinmann de C5N. Para estos muchachos, de pronto Bergoglio pasó de ser lo que realmente es (que nadie sabe en realidad la pura verdad mas allá de lo que dice su curriculum por un lado, y por el otro las mencionadas viperinas)a ser un humilde y manso ciervo que pasó por tierras argentinas dejando estelas de amor a cada paso que daba.

En las pantallas se socaleaba: “El primer Papa Americano es Argentino”; “El Nuevo Papa es Argentino; eligieron a Bergoglio”, “Habemus Papam, y es Argentino”, etc, etc. De pronto todos debíamos sentirnos orgulloso por la elección del nuevo Papa. Era muy notorio el deseo de incentivar a la teleaudiencia para que todos agarraran una bandera argentina y salieran a la calle a saltar y gritar, o en coche y tocando bocina, celebrando tamaño acontecimiento. Como es costumbre en este tipo de periodismo, ellos nos estaban indicando algo que la mayoría de los argentinos no nos habíamos dado cuenta y que debía levantar nuestro orgullo nacional hasta el paroxismo: “Ya teniamos a una argentina metida en la nobleza europea (La Máxima) y ahora logramos meter a un cura argentino como presidente de los católicos del mundo (porque el Papa viene a ser algo asi)”

¡Tenemos un Papa Argentino… ¡Vamos Argentina Carajo!

Y los periodistas en estudio visualizaron en los fieles que se congregaron en los alrededores de la catedral metropolitana para celebrar la elección, a “una multitud”(según mi modesto entender y por lo visto y vivido a lo largo de los últimos 50 años, la parte mas fanática de los devotos católicos). En la jerga popular estos fanáticos son conocidos como “chupacirios”; y no está tan desacertada la calificación para estos beatos. La mayoría de ellos suelen ser muy pecadores -a escondidas- para luego correr detrás de las sotanas buscando el perdón divino que los absuelva de pecados pasados y de esa manera reiniciar su andar por las senda de las tentaciones mundanas libres de culpa y cargo y en la seguridad que recibirán la próxima vez el mismo indulto.

Belén Aramburu de C5N no se cansaba de reiterar la pregunta a los presentes en aquella supuesta “multitud” que se encontraba en la Catedral: “¿ Que sentis por tener un papa Argentino?” (¿?) No sé que novedosa respuesta esperaba.

El cura Jose Arancedo, Pte. De la Conferencia Episcopal, sentía que Dios se había acordado de él al mandarle la prensa; junto a los curas que lo acompañaban resaltaba la humildad de un Bergoglio que siempre habría optado por dar misas en las villas junto a los pobres. Lástima que olviden hacer hincapié que llevar la resignación y la oración a los pobres “Villeros” no significa que el hombre desee que esas condiciones miserables de vida desaparezcan. Ver:http://www.revistaelemilio.com.ar/2012/12/perversa-historia-de-una-secta-plagada-de-hipocresias-falacias-y-mentiras/)

En mis años de militancia nunca sentí ni me enteré que Bergoglio haya pedido por el esclarecimiento del asesinato de un cura de pueblo como lo fue el cura Riojano Angelelli, o los monges Palotinos de la Iglesia del Barrio de Belgrano y tantos otros curas más.

Que Perez Ezquivel sostenga: “hubo obispos que fueron cómplices de la dictadura, pero Bergoglio no”. No es garantia de nada y si una simple opinion personal. Todo el mundo conoce y reconoce la trayectoria de Perez Esquivel en defensa de los derechos humanos; pero eso no significa que Adolfo tenga la información más completa del accionar de todo el clero. Tomar la palabra de Perez Esquivel como “palabra santa” más allá de una opinión personal, equivocada o no, no deja de ser una manipulación periodística. Ni tan tan ni muy muy. Con ese criterio se podría pensar que ciertos economistas (alguno premio nobel) conocían a pies juntillas lo que ese neoliberalismo hacia con las ingentes masas humanas en toda América Latina en las tres últimas decadas del siglo pasado.

Sin ir más lejos y en relación a DD.HH., acá existen muchos muchachos de “izquierda”que actualmente “militan” como defensores de los mismos y se rasgan las vestiduras; pero en momentos de la última dictadura fueron cómplices por omisión (haciendose los boludos) cuando no “botoneando” a compañerros del Campo Popular simplemente porque el “partido” sostenía que“Videla era un General Democrático”. Se puede ser cómplice por accion u omisión.

También se puede no conocer en toda su magnitud el accionar de la cúpula clerical en esos tiempos tan oscuros.

En cuanto a Bergoglio, fue muy conocido su vínculo “setentino” con la gente del “Gallego” Alvarezconductor de aquella “orga” filo peronista de derecha auto llamada “Guardia de Hierro” de la cual surgieron tipos como aquel ultramenemista preocupado por sus gluteos, José Luis Manzano. Hasta Moyano salió a decir que Bergoglio era “peronista”.

Según cuentan algunos testimonios, cuando recibió la orden de sus superiores jesuiticos de traspasar la Administración de la Universidad del Salvador a manos “laicas”, el que fue a parar al rectorado fue el “Guardian” ¡casualidad… otro “pancho”!, Francisco José Piñon. El Salvador se llenó de “Guardianes” y fue la “Institución” educativo que hasta el dia de hoy no retiró el “Honoris Causa” a genocida Massera.

Según reza su curriculum, entre 1976 y 1979 los superiores e Bergoglio lo destinaron a la Iglesia de la Compañia de la Ciudad de Córdoba. Quien más quien menos y por esos años, una parte de la población conocía los vínculos de personajes como Monseñor Plaza, Pio Laghi con los capos de la dictadura; Primatesta y su vínculo con Luciano Menedez y Bussi, hombres recios de la dictadura Militar.

No parecen ser datos menores.

Hasta el día de hoy tampoco la iglesia catolica excomulgó a un asesino varias veces condenado como Videla.

Pregunta, esto ¿ lo desconocía Bergoglio? ¿No podía hacer nada? Angelelli solia sostener: “Un cura debe tener un oído en el evangelio y el otro en la voz del pueblo que era la vos de DIOS.”

El tiempo dirá qué fue de la historia de este Primer Papa Argentino y Americano. No estaría mal recordar aquellas palabras del obispo de Recife-Brasil, Hélder Cámara: “…mientras las dos terceras partes del mundo están subdesarrolladas, ¿cómo vamos a derrochar grandes cantidades en la construcción de templos de piedra olvidando a cristo vivo, presente en la persona de los pobres?”

Que DIOS ilumine a Francisco(“Panchito”) I.


Gentileza de: Revista El Emilio
Publicar un comentario