Seguidores

16 de septiembre de 2012

RECORDANDO A LOS JOVENES ESTUDIANTES VICTIMAS DEL ODIO Y LA SIN RAZÓN, EN LA LLAMADA "NOCHE DE LOS LAPICES"

*Por Diego Carbone

La "Noche de los Lápices" fue una serie de diez secuestros de estudiantes de secundaria, ocurridos durante la noche del 16 de septiembre de 1976 y días posteriores, en la ciudad de La Plata.

Este suceso fue uno de los más representativos dentro de la represión impuesta por la "dictad
ura militar argentina", ya que las desapariciones se realizaron sobre estudiantes, en su mayoría, menores de edad.

El caso tomó notoriedad pública en 1985, luego del testimonio de Pablo Díaz (uno de los sobrevivientes, en el Juicio a las Juntas. Él mismo participó de la creación del guion que llevó la historia al cine en 1986.
Cuatro de los estudiantes secuestrados sobrevivieron a las posteriores torturas y traslados impuestos por la dictadura.

Las víctimas fueron en su mayoría estudiantes de la UES, Unión de Estudiantes Secundarios, rama estudiantil del peronismo revolucionario, de La Plata. Esta agrupación, junto a otras escuelas, habían reclamado en 1975, ante el Ministerio de Obras Públicas, el otorgamiento del boleto de omnibus con descuento estudiantil secundario.

Esta circunstancia, junto al testimonio de uno de los sobrevivientes, Pablo Díaz, ha popularizado la hipótesis de que los secuestros hayan sido consecuencia directa de aquel reclamo, sin embargo, otros sobrevivientes, como Emilce Moler, afirman que ese reclamo específico no tuvo ninguna incidencia en el episodio del 16 de septiembre. Pablo Diaz, afirma que el boleto estudiantil, que habían conseguido los estudiantes secundarios en septiembre de 1975, fue suspendido en agosto de 1976 con la intención de detectar, mediante un trabajo de inteligencia, quiénes eran los líderes, a quienes llamaban "potenciales subversivos para ir escuela por escuela a buscarlos y all respecto, menciona un documento de la Jefatura de Policía de la Provincia de Buenos Aires llamado "La Noche de los Lápices", firmado por un comisario mayor Fernández. 

El operativo fue realizado por el Batallón 601 del Servicio de Inteligencia del Ejército y por la Policía de la provincia de Buenos Aires, dirigida en ese entonces por el general Ramón Camps.


LOS SECUESTRADOS FUERON:

 

Claudio de Acha, 17 años,16 de septiembre de 1976 Desaparecido

Gustavo Calotti,18 años,8 de septiembre de 1976 Sobreviviente Aunque fue secuestrado el 8 de septiembre, se considera un sobreviviente puesto que varios de los secuestrados eran sus ex compañeros de secundaria y pasó con ellos meses de prisión y tortura clandestina.

María Clara Ciocchini, 18 años, 16 de septiembre de 1976 Desaparecida- Fue secuestrada junto con María Claudia Falcone.

Pablo Díaz, 18 años, 21 de septiembre de 1976 Sobreviviente - En 1985 hizo público el caso en el "Juicio a las Juntas".

María Claudia Falcone, 16 años, 16 de septiembre de 1976 Desaparecida - Fue secuestrada en casa de su tía abuela junto a María Clara Ciocchini que estaba viviendo junto a ella y era oficial de "Montoneros" y superior jerárquica de Maria Claudia, que en ese momento era aspirante en la organización. Hermana menor de mi querido amigo, periodista, locutor y poeta, Jorge "Chiqui" Falcone.

Francisco López Muntaner, 16 años, 16 de septiembre de 1976- Desaparecido.

Patricia Miranda, 17 años, 17 de septiembre de 1976 Sobreviviente - Fue secuestrada el 17 de septiembre. Era una estudiante de Bellas Artes, no había tenido militancia política ni había participado de los reclamos por el boleto estudiantil. Estuvo en los centros clandestinos de detención de "Arana", "Pozo de Quilmes", "Valentín Alsina" y en la "cárcel de Devoto", donde quedó a disposición del Poder Ejecutivo Nacional hasta marzo de 1978.

Emilce Moler, 17 años, 17 de septiembre de 1976 Sobreviviente.

Daniel A. Racero, 18 años, 16 de septiembre de 1976 Desaparecido - Fue secuestrado en casa de Horacio Ungaro.

Horacio Ungaro, 17 años, 16 de septiembre de 1976 Desaparecido.

Estos queridos jóvenes compañeros, nunca serán olvidados,
fueron manipulados en su inocencia juvenil, por el aparato "asesino-represivo" del General Camps, que pudo con esa movida, identificarlos, desaparecerlos, torturarlos y asesinarlos alevosamente, por considerarlos un enemigo a futuro. 


JOVENES DE LA "UES", MARTIRES DE "LA NOCHE DE LOS LAPICES...PRESENTE...!!! "NI OLVIDO, NI PERDON...!!!"

¡ADOPTE UN BANQUERITO!



15 de setiembre

"En el año 2008, se fue a pique la Bolsa de Nueva York.

Días histéricos, días históricos: los banqueros, que son los más peligrosos asaltantes de bancos, habían desvalijado sus empresas, aunque jamás fueron filmados por las cámaras de vigilancia y ninguna alarma sonó. Y ya no hubo manera de evitar el derrumbe general. El mundo entero se desplomó, y hasta la luna tuvo miedo de perder su trabajo y verse obligada a buscar otro cielo.

Los magos de Wall Street, expertos en la venta de castillos en el aire, robaron millones de casas y de empleos, pero sólo un banquero fue a la cárcel. Los demás imploraron a gritos una ayudita por amor de Dios, y recibieron, por mérito a sus afanes, la mayor recompensa jamás otorgada en la historia humana.

Ese dinero hubiera alcanzado para dar de comer a todos los hambrientos del mundo, con postre incluido, de aquí a la eternidad.
A nadie se le ocurrió la idea."

de: Eduardo Galeano.


LA YAPA
ttp://elcomunista.net/2012/09/15/gran-movilizacion-en-madrid-15s-video/
15 de setiembre. Multitudinaria marcha en Madrid contra el ajuste.

Movilización contra las políticas del gobierno del PP-Mariano Rajoy, quien sólo piensa en salvar al sistema financiero.

Precisamente, para salvar a la banca utilizará dinero público que el Estado español solicitó como préstamo y que deberá devolver con intereses y cumplir con los estrictos objetivos de déficit impuestos por la UE.
Esto significa que se aplicarán aún más recortes de gasto en el futuro (gastos? léase: educación, salud, vivienda, trabajo, jubilaciones...) Pero todo se presenta como un "rescate"...!!! ¿y al pueblo español quién lo rescata de esas aves de rapiña, jodido capitalismo que cuando gana acumula y cuando pierde "socializa" las pérdidas.

Para entender cómo te engrupen (embaucan) con eufemismos voraces, recordemos una frase nada más de Raúl Scalabrini Ortíz:

"Estos asuntos de economía y finanzas, son tan simples que están al alcance de cualquier niño.
Sólo requieren saber sumar y restar.
Cuando usted no entiende una cosa, pregunte hasta que la entienda.
Si no la entiende es que están tratando de robarle.
Cuando usted entienda eso, ya habrá aprendido a defender la patria en el orden inmaterial de los conceptos económicos y financieros."

Scalabrini Ortíz.

CACEROLA + MASA = CÓMPLICES

*Por Pedro Valci

Cacerola s. f. Recipiente de metal, cilíndrico, más ancho que hondo y con mango o dos asas, que se usa para cocinar. ….de metal como el de los fusiles, ó de las rejas de las cárceles, es necesario el metal ya que no será formada desde la palabra ó desde la obra manual, sino desde la brutalidad que martillo. Más ancha que honda, diría superficial es para el guiso ó el mezclo, la cosa que hierve sin razón ni principio, nada mas para la cena del amo y ¿por eso serán los dos mangos? ¿Uno para el siervo otro para el amo?..

Cosas que me suceden cuando veo una “cacerola”,….. y va también que a cuarteles cerrados, como no usar a los favorecidos de la matanza, pero eso es mas finito,…. lo cierto es que mis abuelos la batían para ahuyentar una de las 7 plagas, las langostas, y hoy las baten para conformar a los amos, porque ya esas “cacerolas” dignas de la MUJER DEL BARRIO QUE DABA DE COMER A LOS POBRES, producidos por estos que en 13-09, disfrutaban la dantesca comedia desde el penthouse de un amo con fecha de vencimiento 7-12, eran hoy las bocinas de unas manos pulidas por ser de una clase primate auyante, servil a la intolerancia y a la complicidad.

Otra mirada es que fácil, es a esta mano de obra educada y beneficiada que blandeaba jadeante la bandera el billete asesino de la humanidad, es convertirla en MUJER/HOMBRE –MASA, lo cual si es maravilloso ya que los acusadores de que seamos el aluvión zoológico, han salido impunemente a decir somos nosotros el ancho y hondo cilíndrico de un guiso que hierve bestialmente desde el lema cristo-vence.

Hasta acá hervía la imagen en mi cabeza, media trucada de eso ni duda, ahora ni bien identifique y espero ustedes también, LOS DOS MANGOS ó asas, es la primera vez que han podido manifestarse y no ser reprimidos, como lo hicieran los que hoy son sus AMOS, esos que el 2001 los metieron en el CORRALITO.

Claro que además, pasado el hervor y terminado el ágape en el penthouse los acuartelados salieron en todas las pantallas a dar los discursos repartidos a cada bufón. EL 13-09 va a ser recordado como otro de los tantos intentos DESTITUYENTES, pero este especialmente porque su plataforma, contradictoriamente, surge de las mal llamadas redes sociales, porque a partir de hoy, deberían decirse redes corporativas ó redes MASA.

También van a ser recordados cada uno de los empleados sin sueldos pancarteros y graciosamente caceroleros, por ser los MASA, (Movimiento Armado Separatista Argentino), pocos profundos anchos de su burguesía amnésica

CACEROLEANDO DESDE LA RABIA , LA IMPOTENCIA Y LA INTOLERANCIA VICERAL

*Por Raúl Isman


Ignoran que la multitud no odia, odian las minorías,
porque conquistar derechos provoca alegría,
mientras perder privilegios provoca rencor"
ARTURO JAURETCHE



El 13 de septiembre de 2012, era sabido por la amplia difusión que había tenido la convocatoria en las redes sociales, sería una jornada de cacerolazos contra el gobierno nacional. No es el objetivo de estas líneas debatir acerca de la magnitud cuantitativa; si no más bien del verdadero contenido de la protesta y relatar una anécdota personal.

Al comenzar el caceroleo me encontraba en la barriada de Barracas dirigiéndome a realizar mis tareas docentes. Se escuchaba mucho ruido y se veía poca gente en las calles sumada a la protesta. Cumplidas mis labores, pasadas las 22.30 me dirigí a mi domicilio en un interno de la línea 39 y me bajé en Avenida de Mayo al 1200. Caminaban caceroleros desconcentrándose. Me llamó la atención un grupo de ellos realizando el conocido gesto de Fuck you contra un local peronista. Me acerqué con prudencia a un patrullero y pregunté que ocurría. A su vez me respondió un joven bastante calmo y yo cometí un error que pudo ser fatal. Dijo algo así como que mal los k y le respondí yo también soy k( y podemos dialogar). Lo que va entre paréntesis no lo pudo oir porque me empezó a insultar a los gritos y la mujer que iba con él llamaba al resto a los alaridos: "aquí hay un k". Rápidamente me rodearon con rostros cargados de odio- siempre protegida mi persona por la policía- y comenzaron a insultarme en una demostración de su proverbial indigencia argumental: montonero, subversivo, hijo de puta trabajá, andate a Venezuela con Chávez, fueron algunas de las ricas y sesudas expresiones vertidas, mientras que un grupo de jóvenes mujeres con distinguido atuendo saltaba futboleramente mientras gritaba se va a acabar, la dictadura de los k. Por cierto que por su edad, por fortuna no vivieron la siniestra dictadura 1976-1983, pero los insultos proferidos por sus co-caceroleantes antes citados nos permiten sospechar que no lo ignoran. Pero en realidad están de acuerdo y tal defensa del proceso constituye un punto nodal para explicitar porqué el odio exacerbado contra Crisitina Kirchner. Sólo recibía un puntapié mientras me subía al patrullero que me alejó del lugar, pero de no ser por la acción policial no podría escribir esta nota y ninguna más.

Si durante los cacerolazos del 2008- mucho más profundos y significativos que los actuales y que ocasionaron el desgarramiento de la coalición parlamentaria del Frente para la Victoria y la sonora derrota durante la cuestión de la resolución 125- no fue modificado el rumbo del proyecto nacional; menos puede suceder por estas modestas protestas; maximizadas hasta el hartazgo por la cadena nacional de medios de difamación privada bajo el comando de Clarín. De modo que la causa real de la protesta no es otra que la impotencia que sienten frente a un proyecto que no para de brindar derechos a quienes no los tienen o los perdieron y no se detiene en tal justo menester. Sin ir más lejos, el día anterior fue anunciado por boca de la presidente el incremento en el plan social más profundo y significativo en toda América Latina: la asignación universal por hijo. La sucesión entre la medida tomada y la protesta sólo distraídamente puede aparecer como mera casualidad. La demanda de "seguridad" es un taparrabos para justificar su profundo racismo(muchos cantaban contra los "negros") y en realidad no se animaban a decir que la seguridad que ellos desean es la que puede graficarse mediante los falsos positivos colombianos, los muertos en Méjico o los desaparecidos argentinos. Causa gracias que se hayan manifestado contra la reforma constitucional. La carta magna no es una intocable virgen sagrada; si no un pacto político que debe ser modificada si es necesario. Y la convocatoria de un congreso constituyente requiere mayorías muy especiales difíciles de alcanzar. La oposición a la reforma se sustenta no en la adoración de un texto si no en que Kristina es invencible para cualquier candidato potable para los caceroludos. Maurizio Macri, De la Sota, Aguad, Alfonsinito son seguros derrotados. De allí la rabia, la impotencia y la agresividad de la que yo no fui la única víctima.

Uno de los métodos para que las protestas caceroleantes se diluyan es aguardar con paciencia que se cansen de golpear sus instrumentos raramente utilizados para sus fines específicos. Son tan torvos que ni siquiera pueden dar cuenta que la "malvada" dictadura K protegió en todo momento su legítimo derecho a manifestarte. Algo que la verdadera dictadura- que añoran con nostalgia- muy lejos estuvo de practicar. Pero atención, seríamos muy livianos si nos limitásemos a esperar que se agoten en si mismos. Tanto odio y agresividad contenidos puede coagular en la formación de grupos de choque que agredieren a compañeros que realizan su militancia a la luz del día y sin protección. Y no sería extraño que empiecen a pensar- si no lo están maquinando ya- en realizar un magnicidio. Poder económico, intenciones, vínculos con matones y represores no les falta. Esto debe ser tema de debate en todos los ámbitos de militancia. Nuestro gobierno nacional, popular y democrático no puede detenerse. Y vimos las reacciones que genera. Previsiblemente la intensidad y la gravedad de la violencia gorila puede ir en aumento. Unidos, organizados y muy alertas.

DEMOCRACIA POLÍTICA, GOLPES DE ESTADO Y “CLIMA DESTITUYENTE”

*Por Aurelio Argañaraz

   

(Reflexiones sobre una nota de José Natanson)

En la editorial de agosto de “Le Monde diplomatique”, títulada “Calambres institucionales”, José Natanson aborda el tema de las “nuevas” modalidades del golpismo latinoamericano, desde una óptica que parte de la base de que si bien nuestros países son hoy “la región más democrática del mundo en desarrollo, están lejos de haber alcanzado un grado de consolidación equivalente al de los países más desarrollados”, ya que “como un calambre, el riesgo institucional aparece y desaparece, siempre al acecho”. Desde esta visión, claramente eurocéntrica -que omite nombrar el carácter antidemocrático (y en perspectiva, dispuesto a violar la soberanía de los pueblos) de las intervenciones en curso sobre la “periferia europea” (Grecia, Irlanda, Portugal, España, Italia y lo que se irá sumando a ese pelotón)-, son equivalentes las movilizaciones que voltearon a De la Rúa, en Argentina, a Sánchez de Lozada y Mesa, en Bolivia, o a tres presidentes democráticamente elegidos en al Ecuador anterior a Correa o el “golpe de Estado” de Chávez en 1992, en Venezuela, todas acciones determinadas por la lucha contra la depredación neoliberal de gobiernos fundados en pisotear sus promesas y el reclamo de los electores, a los “golpes institucionales” de Honduras y Paraguay, de signo contrario claramente oligárquico, en la medida en que todas esas acciones antes citadas coinciden en violentar “la continuidad democrática”.

Los orígenes opacos, y “civilización y barbarie”

Esta circunstancia, según Natanson, implica aceptar que los procesos de “giro a la izquierda” que se verifican hoy tienen un origen “menos diáfano de lo que quisieran”; ocurrencia del autor que no se condice con la expresa reivindicación que los protagonistas de las movilizaciones que dieron fin a esos gobiernos neoliberales hacen de su gestación, legitimada, creemos, por la traición que suponía, en todos los casos, prometer una cosa, al estilo Menem, para ignorarlo una vez que se alcanzaba el poder.

¿Natanson ignora que su crítica de las formas no es neutral? Por una parte, sirvió al propósito, a lo largo de nuestra historia, de presentar a Latinoamérica como un mundo bárbaro (en la impronta sarmientina del “Facundo”), ajeno a las prácticas “civilizadas” europeo-estadounidenses (cuyos sustentos imperialistas y cuyas guerras “mundiales” y experiencias fascistas eran solamente una “excepción a la regla”). Por otra, nadie medianamente informado ignora que esa condena fue un ariete en el combate oligárquico contra nuestros “populismos”, que no lograban pasar el examen de “transparencia” caro al autor, que se siente “incómodo” y necesita “admitir” que los pueblos de la periferia barbarizada por el saqueo imperialista no siempre proceden con la pulcritud debida o la estricta formalidad de un cantón suizo.

Macri: ¿derecha democrática?

Pero allí no terminan los devaneos de Natanson, que opaca sus aportes y la contribución de una publicación cuyo valor informativo y de crítica político-social hemos estimado siempre, en medio del reinado de la prensa venal y el discurso de la derecha neoliberal, pero cuyos límites expresan los que caracterizan a los enfoques del “progresismo” tradicional. Sólo a la luz de esos límites es posible entender por qué termina por “embellecer” a Macri, más adelante: “…Macri podrá ser antipático y conservador, pero no carece de y, por lo tanto, expresa una ruptura respecto de la derecha autoritaria argentina.” Juicio que corona una opinión según la cual el gobierno K no reconoce “que la conspiración está lejos”, porque “implica admitir el carácter genuinamente democrático de la mayor parte de la oposición, incluida la derecha. Y más aún, supone reconocer que su máximo exponente, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, se ha comportado de manera perfectamente democrática, admitiendo sus derrotas electorales y no abusando de los mecanismos institucionales, de los vetos y los decretos más de lo razonable, o en todo caso no más de lo que ha hecho el gobierno nacional.”

Hay aquí, en esta larga cita, errores mayúsculos y hasta una incoherencia con otras afirmaciones de la misma nota, como el elogio a la interpretación de Carta Abierta cuando ésta habló del “clima destituyente” creado por los actores de la ofensiva opositora contra la 125. Porque reconocer los objetivos del lock out agrario y de las fuerzas que los respaldaron no se compadece con atribuirles al mismo tiempo esa “paciencia democrática” que implica apostar, en la acción opositora, sólo a la posibilidad de derrotar electoralmente al gobierno vigente, como lo hizo en su momento, con toda consecuencia, el peronismo renovador, respecto de la gestión de Raúl Alfonsín, en el contexto de inestabilidad de la sublevación carapintada.

Eso, sin embargo, no puede decirse de la derecha opositora y, particularmente, de Macri. Lo que es notorio, en su caso, o en el de las patronales agrarias y los medios monopólicos de prensa, es que la elite dominante ha perdido, hoy, la posibilidad de apelar al golpe militar. Es inadecuado, y esto es lo que reprochamos a Natanson, ver en esa impotencia circunstancial y fáctica un cambio de valores, una “vocación democrática” o algo parecido. Basta con advertir hasta qué punto toda esa derecha, además de acudir a las elecciones y el parlamentarismo, sostiene una complicidad con el golpismo tradicional (“las madres debieron cuidar a sus hijos”, una expresión de De la Sota, es un ejemplo discursivo en tal sentido) y de ningún modo considera necesaria una autocrítica de su papel en el golpe militar de 1976, para no dudar en ese aspecto. O recordar el uso que dieron a su poder en la Cámara de Diputados después del 2009 y su constante subordinación y complicidad con el sistema de medios concentrados, cuya voluntad “destituyente” y compromiso con el golpe militar del 76 no es sólo el rastro de un pasado muerto, sino la expresión del firme propósito de anteponer sus privilegios a las decisiones mayoritarias del pueblo argentino.

“Democracias” limitadas de los que “saben votar”

Pero hay más. Es habitual leer en “Le Monde diplomatique” reflexiones muy claras respecto de la incompatibilidad de las políticas neoliberales –cuyo fin es beneficiar a los núcleos concentrados del poder económico– con la vigencia de los derechos democráticos y el principio irrenunciable de soberanía popular, en el propio círculo de aquellos países que según Natanson habrían alcanzado un “grado de consolidación” democrática superior al de América Latina. Olvidar esto, por parte del autor, es el fruto, a nuestro juicio, de esa visión democratista formal que venimos observando, cuya debilidad consustancial, en el plano de las ideas, suele aparecer en nuestro país cuando se juzga al gobierno de Arturo Illía como un gobierno democrático, omitiendo considerar que ese prócer radical no tuvo empacho en llegar al poder con el 22 por ciento de los votos y en virtud de que estaban proscriptas las mayorías y que dicha proscripción tenía su origen en el golpe cívico-militar de 1955.

En el cuadro actual de la política latinoamericana, la “vocación democrática” de las minorías que usufructuaron el poder del Estado en la década del 90 es sólo un barniz destinado a legitimar, en tanto y en cuanto no se les ofrezcan otras posibilidades, la competencia electoral de sus partidos y representantes. Los gobiernos populares y los intelectuales que pretenden sostener su vigencia, como es el caso de Natanson y su periódico, incurrirían en un error imperdonable de cálculo si no recordaran que el eje de poder imperialista-oligárquico nunca dudó en defender sus privilegios por cualquier medio. Y de ningún modo esta afirmación invita a descuidar la lucha democrática y la defensa de los principios de la soberanía popular, sino a pensar que debemos tener una visión más acorde con la experiencia histórica, para que no estemos enfrentando el combate con una mano atada, confiando, como Salvador Allende, en que el enemigo habrá de respetar las formas.

Córdoba, 25 de Agosto de 2012

FUEGO A DISCRECIÓN

*Por Jorge Rachid

La orden de abrir fuego implica un demostración de debilidad, de pérdida de estrategias, de falta de salidas, casi de desesperación frente a acontecimientos que no se pueden modificar, excepto por actos voluntaristas o por acciones tomadas al calor de la angustia que implican los desenlaces inminentes, que siempre arrasan la lógica de la batalla y la colocan en el terreno del todo vale.

Así están hoy los grupos de poder hegemónico, ante el avance estructural que produce el peronismo desde el gobierno, al asumir la necesidad de “deconstruir” el estado neoliberal de concentración de la riqueza al amparo de la codicia financiera y la construcción de la historia por parte de los medios de comunicación masiva, verdaderos arietes de las políticas antinacionales, atadas a intereses fomentados por los organismos de crédito internacionales, espadas sin dudas del poder mundial basado en la fuerza militar del imperio.

Claro que están los compatriotas, quienes al no sentirse contenidos por el gobierno adoptan políticas confrontativas, aún siendo parte históricamente del movimiento nacional y popular en la lucha contra ese poder que desde 1976 implantó una cultura de dominación colonial a fuerza de sangre, dolor y desamparo durante la dictadura militar y luego con una democracia acotada al mercado, de acuerdo al Consenso de Washington, que provocó el endeudamiento nacional, la pérdida de soberanía y la exclusión social de millones de argentinos. Esos argentinos deberán reflexionar sobre las consecuencias a futuro de ser funcionales al fuego enemigo, que si logra triunfar, sin dudas volverá el estado ausente, la flexibilización y exclusión laboral y la marginación de millones de trabajadores, es decir un país sin soberanía. Se puede estar en contra, se pueden plantear opciones de métodos de conducción, se puede discutir, pero no se puede desde el campo popular avalar la contraofensiva neoliberal que defiende intereses que históricamente hemos combatido.

Viviremos sin dudas una ofensiva final impensable en términos racionales, hacia una política de desplazamiento del gobierno que afecta sus intereses en el campo nacional e internacional. Es que una redefinición de los medios de comunicación con la Ley en marcha, la recuperación de las políticas soberanas de hidrocarburos asumiendo YPF, modificando la Carta Orgánica del Banco Central verdadero ariete al corazón financiero del poder, las leyes laborales restauradas con convenios colectivos en funcionamiento, la política de DDHH que desnuda complicidades genocidas con negocios espúreos, la consolidación del UNASUR con su sistema de Defensa Continental en marcha y el Banco del Sur que desplazará al dólar como moneda de intercambio den la región a través del Sucre, cambia el mapa estratégico del poder en la región. La ubica del lado de los gobiernos populares, llamados peyorativamente “populistas”, es decir sin eufemismos, populares, democráticos, soberanos, republicanos y progresistas en el término no ideológico de la palabra sino en el compromiso con el pueblo y los sectores mas desprotegidos de las sociedades latinoamericanas, saqueadas por siglos en nombre de la democracia y la libertad.

El pueblo argentino esté o no en un ciento por ciento de acuerdo con el camino emprendido, no retrocederá a épocas autoritarias de los dueños del poder económico, que sometieron al pueblo a la lógica mercantilista y sumisa al orden internacional, que despreció lo nacional, estigmatizó al hombre argentino y vendió su dignidad al mejor postor. Ni un paso atrás planteamos antes de esta ofensiva que es un insulto a la inteligencia del pueblo argentino, no sólo por la virulencia y la falta de respeto, sino que muestra por primera vez, visibiliza las garras del capital salvaje en la defensa de sus intereses construídos al calor del avasallamiento de los derechos sociales y políticos en las dictaduras militares, que fueron arietes de esos grupos económicos que los utilizaron para construir sus negocios monopólicos como cómplices contratistas del estado. Hoy están en la palestra, con sus negociados expuestos, con un marco legal que recuperó al estado como ordenador social y a la política como herramienta única de construcción de un nuevo modelo del siglo XXl. Los espanta la idea de la construcción de un nuevo paradigma que los desplace en los próximos 40 años, que se afiance en un nuevo marco constitucional que consolide los avances de ampliación de los derechos sociales de nueva generación, que elimine lo conceptual del neoliberalismo de la Constitución vigente que fue reformadora de la de 1853, o sea que los argentinos nos manejamos con conceptos del siglo XlX, con las mujeres invisibles y los trabajadores sin derechos. Debemos propugnar una Nueva Constitución Emancipadora que fortalezca el nuevo equilibrio de fuerza que el avance democrático ha logrado y se asiente en el marco regional que se ha construído, dejando atrás las teorías eurocentristas del siglo XlX e imperiales-coloniales del siglo XX.

Avanzar en camino de la reconstrucción del ser nacional siempre es arduo, conflictivo y confrontativo de intereses, que son los del pueblo o del capital concentrado, que se construye con decisiones soberanas o con claudicaciones internacionales, que se afianza en la región o colabora en la diáspora y la fragmentación latinoamericana, que apuntala el mercado interno, el trabajo y al pueblo o plantea marcos macroeconómicos de supuestas lógicas ortodoxas, que amplía los derechos y la seguridad social solidaria o se rinde al capital financiero, que apuntala la educación y salud públicas y solidarias o fortalece los sistemas de lucro, en definitiva construye un país en serio con futuro y planificación o sucumbe al acompañamiento globalizado de la timba financiera con los resultados conocidos aquí y en los países centrales.

Un desafío abierto, una lucha política en marcha, una profundización pendiente y un peronismo renovado, rejuvenecido, atrevido, transgresor y “políticamente incorrecto”que vuelve a modificar el mapa político, social y económico argentino y se apresta a dar batalla a los verdaderos “profetas del odio” que no trepidan en vidas para lograr sus objetivos. Lo hemos vivido, lo hemos escarmentado pero “lo que no te mata te fortalece” y en esa batalla estaremos todos los hombres y mujeres del movimiento nacional y popular.

RAMONET: “Nos están despojando de derechos sociales con el pretexto de la crisis”


*Por Mar Abad


Dicen que la primera protesta global se produjo en mayo del 68. Pero Ignacio Ramonet no está de acuerdo. El periodista cree que “no había conexión entre las protestas que se produjeron en distintos lugares”.

Dicen que la primera protesta global se produjo en mayo del 68. Pero Ignacio Ramonet no está de acuerdo. El periodista cree que “no había conexión entre las protestas que se produjeron en distintos lugares”. “La globalización”, asegura, “es la consecuencia de la aplicación del neoliberalismo” y por neoliberalismo entiende la “lucha del mercado contra el estado”, la intención del mercado de “expulsar al estado de cualquier tipo de actividad en la que está como protector y organizador de la sociedad”.

La “victoria intelectual de las tesis de Milton Friedman” marcó el comienzo del cambio de muchas sociedades. “Dejan de ser más humanas y acaban con la idea de la justicia social y el estado de bienestar”. Entonces sí se produce “la primera protesta global”: el movimiento zapatista en el estado mexicano de Chiapas.

El ex director de Le Monde Diplomatique dijo en el Foro Social de Rototom que el 1 de enero de 1994, el día en el que entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y que el subcomandante Marcos hizo su primera aparición pública, nació “el primer insurgente en internet”. Era el subcomandante.

La Red era aún algo poco conocido. “Inventaron internet en 1989 y en 1994 estaba aún poco extendido. El subcomandante Marcos lo usó con la idea de crear una comunidad mucho más extendida contra la invasión de EEUU”, relató el cofundador delObservatorio internacional de los medios de comunicación.

“Es el primero que organiza los encuentros intergalácticos en la zona de Chiapas”, continuó. “Convocaban a intelectuales que participaban en el debate sobre qué es la globalización. Personas como Naomi Klein”.

El experto en geopolítica recordó entonces el nacimiento de ATTAC. La Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Ayuda a los Ciudadanos nació en 1997 después de un editorial que escribió el propio Ramonet. Querían promover el control democrático de los mercados financieros y las instituciones encargadas de su control, y limitar la especulación en las bolsas.

“Lo que más se vende y se compra en el mundo es el dinero”, enfatizó el doctor Honoris Causa de la Universidad de Santiago de Compostela. “Podemos frenarlo creando una tasa sobre la especulación. Es una forma concreta de protesta”.

Ramonet advirtió del peligro de que los ciudadanos se aparten de los asuntos económicos. “El poder quiere transmitir la idea de que la economía es difícil de entender. Nosotros decimos lo contrario. Es fácil”. Y advirtió también contra “la trampa de la antipolítica”.

En 2001 el concepto de protesta global fue más allá. Nació el Foro Social Mundial, con Ramonet de nuevo como figura clave y con la intención de construir una globalización diferente. “En 1999 se había producido en Seattle una protesta global contra la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Casi nadie conocía la organización en aquel momento. Era una organización tecnocrática medio secreta. Se creó para garantizar el libre mercado, una de las bases de la globalización”.

“Los poderosos de la Tierra se reúnen en el Foro Económico Mundial de Davos. Allí van los principales financieros y empresarios, y ahí se determinan las políticas que han de seguir los mercados. Ellos convocan a los políticos para que digan qué concesiones van a hacer a las empresas a cambio de que inviertan en sus países”, explicó el gallego. “Davos es la representación de la cesión de la política ante los mercados”.

Ramonet contó que esa constatación les llevó a crear el Foro Social Mundial. “Dijimos que, frente a Davos, teníamos que crear un foro paralelo en el sur y, en vez de convocar a banqueros, llamaríamos a ciudadanos, intelectuales y movimientos sociales. La idea, cogida de Marx, era tratar de entender e interpretar el mundo y cambiarlo después”.

El experto en geopolítica internacional considera que el momento ha llegado. “Hoy entendemos cómo funciona la globalización. Ahora hay que pasar a la transformación”. Pero ¿cómo?

Hace años Ignacio Ramonet pasó un tiempo con el subcomandante Marcos y aprovechó su discurso en aquella carpa del Rototom donde colgaban dos letreros que decían Peace (Paz) y Love (Amor) para hablar de una de las ideas del zapatista. El también llamado Delegado Zero decía que no quería conquistar el poder porque “el poder está vacío”.

Por encima del poder está el verdadero poder: los mercados y las entidades financieras. “Un presidente del gobierno está maniatado. El que gana las elecciones tiene que hacer lo que le ordena la Unión Europea y los mercados”, apuntó.

La receta de Ramonet consiste en “cambiar cada pieza de la sociedad”. “Si cada uno de nosotros nos vamos transformando ética, política, socialmente… el país cambiará. Esa tesis la vemos en muchos de los movimientos de protesta actuales. La conquista del poder conduce a la impureza”.

El profesor de la Sorbona sacó otra “tesis”. Movió su argumentación a América Latina. En esa zona “cuando cayeron las dictaduras, se sustituyeron por democracias neoliberales. Privatizaron todo. La sanidad, la educación, las jubilaciones y todo lo que el estado poseía estratégicamente, como el subsuelo o las aerolíneas. La consecuencia fue el despojo de los derechos sociales. Ahora estamos viviendo el mismo proceso en Europa con el pretexto de la crisis”.

Pero en Latinoamérica “surgieron nuevas opciones políticas”. Ramonet indicó que “muchos dirigentes actuales como Rafael Correa, Evo Morales o Hugo Chávez fueron al Foro Social Mundial y sacaron una conclusión: “A partir de la potencia de la protesta social en Latinoamérica, los movimientos sociales pueden ser una respuesta al agotamiento de la política”.

“Constituyamos nuevas organizaciones sociales. Así surgieron nuevos regímenes en América Latina. Sin partidos políticos. Su idea no fue solo cambiar la sociedad cambiando a cada individuo. Fue cambiar las leyes y así surgió, por ejemplo, una nueva república en Venezuela. Desde la base se puede cambiar la sociedad”, comentó.

Ramonet dijo que “hoy es muy interesante mirar a América Latina para ver que la propia política puede transformarse para transformar la realidad”. Pero sabe que su visión es muy distinta a la del discurso mediático dominante. “Los medios hablan muy mal de estos países porque tienen miedo de que estos cambios se produzcan en Europa”.

El escritor desconfía de la imparcialidad de los medios. “Desde hace tiempo, en Europa, todos están criticando a los políticos, a la corrupción… ¿Desde cuándo los medios son tan éticos? ¿Desde cuándo son tan hostiles cuando antes estaban de rodillas ante los poderes políticos?”, se preguntó. “Los medios dicen que los políticos no valen desde que los políticos no tienen poder. Ahora no critican a los bancos porque son el verdadero poder”.

Pero Ramonet no se mostró derrotista. Al contrario. “Nuestro objetivo”, dijo, “es conseguir el poder en las urnas. ¿Se puede ir contra los mercados? Sí. Lo han hecho en Bolivia. Nosotros también podemos hacerlo con la ayuda de Portugal, Grecia e Italia. Lo más noble que hay es hacer política con ética”.

Publicado en yorokobu.es

ATTAC España no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.




Gentileza de: Utophia