Seguidores

18 de junio de 2012

PERIODISTAS ó MERCENARIOS

*Por Pedro Valci

La vocación de ser periodista, es un concepto de pocos, la otra gran mayoría es periodista para ser voceros de un patrón por un sueldo, así brutalmente expuesto resulta odioso el concepto. De hecho ser periodista no es una profesión rentable, y como todos sabemos tampoco es una profesión libre, ya que esta sujeta a la mal llamada “línea editorial” y obviamente a la realidad de cada trabajador, debe vivir y para eso en muchos casos claudica.

Son pocas las empresas que suman a sus redacciones a periodistas que con su ideología progresista que puede decir lo que piensa, muy pocas, el resto son empresas que condicionan a estos trabajadores a todo tipo de vejámenes.

En la profesión se han instalado desde hace años una elite que además de ser premiados son los que le MIENTEN al Pueblo, incluso estamos leyendo como uno de ellos en forma provocativa dice conocer detalles de las torturas en la Esma y se considera el master de la profesión, en esta etapa del Movimiento Nacional y Popular esa represa espuria de la mentira, esta teniendo grietas, grietas que están ocasionando un pequeño grupo de VANGUARDIA, que tienen sus bases en el programa 678, y muchos otros que gracias a la red de redes, como en mi caso, pueden HABLAR SIN CONDICIONAMIENTOS, ese universo todavía no tiene un contenedor, esta allí provocando grietas y derribando mentiras.

Se me ocurre que el contenedor más allá de la LEY DE MEDIOS, deberían ser la Universidades Nacionales, que son el caldero de los futuros periodistas, formar una nueva generación de LETRAS LIBRES. Y seriamente mas allá de legislar con respecto a las licencias monopólicas de medios, es hora de que exista una verdadera legislación que proteja al PERIODISTA, en sus funciones más allá de quien los contrate.

Lo bueno es que se esta DEBATIENDO, muy lentamente en nuestro país de esta profesión, repito gracias a una vanguardia que esta demoliendo las mentiras de los “iconos” que la gente sigue en los medios, que realmente a los que somos LIBRES no nos asombran sus comentarios, pero al ciudadano le esta dando esta acción revolucionaria LA VERDAD.

Son muchísimos los aspectos a reparar en la Republica, saqueada por la DICTADURA, que se van logrando en dos gestiones de un Gobierno que no esta dispuesto a dar chances a estas corporaciones y sus adeptos.

Esta acción destituyente minuto a minuto que esos “periodistas” como mercenarios de buen sueldo, invaden hogares a diario e infectan todos los canales de información a los que acceden los ciudadanos, por suerte existen medios gráficos que están produciendo una resistencia importante, Tiempo Argentino, Pagina 12, Miradas al Sur, Diario Registrado, entre otros, sumado a ellos la caballería de BLOGEROS, como este, que venimos denunciando y combatiendo este ejercito mercenario.


Los ataques a nuestros colegas era de esperar, como también hemos visto como algunos se han retirado de las corporaciones, falta muchísimo, pero ya las grietas están creciendo, y es un proceso que va a dar seguramente una PRENSA LIBRE para este PUEBLO, que ha sido devastado por la MENTIRA.

17 de junio de 2012

EL PUEBLO HA IMPREGNADO AL JUSTICIALISMO DE LAS CONSTANTES BÁSICAS DE NUESTRA NACIONALIDAD


*Por Gabriel Erviti


El peronismo como proyecto gobernante tiene un objetivo, pero es un objetivo que compartimos todos los peronistas, la concreción de la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación.

¿Qué significa eso?

La búsqueda del bien común.

¿Y cómo llegamos al bien común?

Gracias al profundo sentimiento de solidaridad de los peronistas.

Es necesaria la organización popular, es necesario organizar la comunidad para bien disponer los esfuerzos, para concretar la justicia social, armonizando a nuestro pueblo, dándole el mayor de los sentidos en este punto a la solidaridad peronista.

"Lo que nuestra filosofía intenta restablecer al emplear el término armonía es cabalmente el sentido de plenitud de la existencia. Al principio hegeliano de realización del “Yo” en el “Nosotros”, apuntamos la necesidad de que ese nosotros se realice y perfeccione por el “Yo”. Juan Perón.

En este punto nos aparece una idea muy importante para nuestro movimiento, que es la idea del Hombre y la comunidad,

"Es necesario que ofrezcamos a los pueblos la posibilidad de que trabajen felices con un grado suficiente de dignidad para un progreso técnico y científico de la humanidad que quizás no sea tan grande como el que ha venido asegurando el capitalismo, pero por lo menos que no sea sobre el sacrificio de nadie. Pueblos felices trabajando por la grandeza de un mundo futuro pero sin sacrificio y sin dolor que eso es lo humano, que eso es lo natural y que es también lo científico.

Entonces debe haber una tercera posición que es la que concibe el justicialismo, donde el hombre en una comunidad que se realiza, pueda también realizarse él como ente humano. Esa es la verdadera concepción justicialista". Juan Perón.

El hombre se realiza, es decir, encuentra su mayor satisfacción, su mayor goce, en la medida en que la comunidad también lo haga. Y la comunidad se desarrolla en la medida en que el hombre también se desarrolle. La búsqueda de este equilibrio dinámico es fundamental, es la base del sistema político peronista.

"Yo sé, yo sé, que hay muchos que quieren desviarnos en una o en otra dirección. Nosotros conocemos perfectamente bien nuestros objetivos, y marcharemos directamente a ellos sin influenciarnos por los que tiran de la derecha ni los que tiran de la izquierda". Juan Perón.

Los peronistas no somos ni yanquis ni marxistas. No queremos el imperialismo liberal, es decir el imperialismo del capital, ni queremos el imperialismo del Estado, que es el imperialismo comunista. Queremos una comunidad organizada de tal forma que el hombre, que es solidario por naturaleza, que es un ser social, se desarrolle de la mejor manera, se realice, que el hombre no pierda su individualidad, pero solo puede bien desarrollarse en la medida en que la comunidad toda lo haga. Queremos un hombre protagonista de su historia y de la historia de su país, nuestro país, queremos el protagonismo de nuestro pueblo forjando su propio destino.

"Que el individuo acepte pacíficamente su eliminación como un sacrificio en aras de la comunidad, no redunda en beneficio de ésta. Una suma de ceros es cero siempre". Juan Perón.

Pero de ninguna manera éste busca ser un orden impuesto. Al sentido de comunidad, ha dicho Perón, se llega desde abajo y no desde arriba.

"Lo que caracteriza a las sociedades sanas y vigorosas es el grado de sus individualidades y el sentido con que se dispone a engendrar en lo colectivo. A este sentido de comunidad se llega desde abajo y no desde arriba, se alcanza por el equilibrio no por la imposición". Juan Perón.

Porque es lo natural. El hombre, ser social y solidario, se relaciona con sus vecinos, se hace amigos, y encuentra en su relación social parte importante de su felicidad. Y es ahí donde comprende que la vida es mucho más profunda y hermosa en comunidad.

Se incentiva y fortalece la solidaridad, la comunión. El hombre que vive con el corazón a flor de piel quiere claro, su propia realización, pero enseguida comprende que su realización se da en la medida en que su vecino, el otro, en fin, la comunidad, se realice, y eso es además lo que desea.

"Nuestra comunidad, a la que debemos aspirar es aquella donde la libertad y la responsabilidad son causa y efecto de que exista una alegría fundada en la persuasión de la dignidad propia. Una comunidad en la que el individuo tenga realmente algo que ofrecer al bien general, algo que integrar, y no solo su presencia muda y temerosa.

En cierto modo, uniendo al símil, equivale a liberar al centauro estableciendo el equilibrio entre sus dos tendencias naturales. Hubo épocas de exclusiva acentuación ideal y otras de acentuación material, la nuestra debe realizar sus ambiciosos fines nobles por la armonía. No podremos restablecer una edad centauro solo sobre el músculo bestial, ni sobre el solo cerebro. Sino una edad suma de valores por la armonía de esas fuerzas simplemente físicas y aquellas que obran el milagro de que los cielos nos resulten familiares". Juan Perón.

Cuando forjamos ese sentido de comunidad producto del protagonismo popular es natural la representación, este ida y vuelta entre la representación y el representado inmortalizado en las dos manos de nuestro escudo, dos manos estrechándose, abrazándose. La mano de arriba tendiéndose en ayuda a los más necesitados, el subsuelo de la patria sublevada, como decia Scalabrini , y la mano de abajo representativa de la fe popular, en una ayuda mutua trabajando juntos por la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación.

Las dos manos que dan sentido y consolidan la idea de nuestra comunidad organizada.

"El mundo moderno empuja incesantemente a sus víctimas pero sin conducirlas a ninguna parte. Que la medida de la grandeza de la humanidad esté en sus recursos materiales es un insulto al hombre". Juan Perón.

El peronismo es un ideal de vida, que permite definir y sostener la identidad del pueblo, la identidad de nuestra gente.



Y LA HISTORIA…CONTINÚA

Por Eduardo Visco*


Ya entrado el siglo XXI, esta plenamente vigente ese hombre de pensamiento nacional y peronista que fue Arturo Jauretche, Norberto Galasso lo rememora en lo que para Jauretche fue la” revolución inconclusa”.
Leyendo a Jauretche, y deleitándome con una de mis pasiones, el tango, retumbo en mis oídos esa voz tan personal de Julio Sosa, precisamente la letra del tango “cambalache” tan sabiamente pensada por Enrique Santos Discépolo.



Esto me llevo a pensar en hechos de un pasado no tan lejano y firmemente grabado en la memoria, recordé el septiembre de 1955 y lo compare con el día después del voto “no positivo”, así como en aquel fatídico 1955 parecían encaramarse en el poder todos aquellos que no lograron seducir ni convencer a mas del 20% de los votantes.


En aquellos aciagos días de septiembre de 1955, los fieles servidores del imperio británico, monárquicos falangistas, el nacionalismo clerical expresado por Lonardi y el liberalismo pro británico representado por Isaac Rojas, se adueñaron del poder, persiguiendo deteriorar no solo la imagen de Perón, siendo este el pretexto, la verdadera intención estaba en eliminar de lleno el pensamiento que sostenía la base del la” revolución nacional”.



Los obreros por aquel entonces pretendían oponerse a esta indignante situación, ante la pasividad de la conducción que no se decidía al enfrentamiento, no obstante, la clase trabajadora y viejos luchadores asumieron como suya la responsabilidad de sostener de pie al movimiento, entre ellos recordé a Alejandro Leloir, John W. Cooke, Arturo Jauretche, el Kadri, fundador de la juventud peronista, Andrés Framini, el Gral. Valle y Tanco, luego fusilados.



Cambiando los personajes y algunas situaciones parecía tener mucho que ver con el día después del”no positivo”.

Medios de comunicación monopólicos intentando bajar un mensaje de confusión y seducción a la pequeña burguesía (léase ,clase media desteñida), así como entonces, cada uno de los militantes, ciudadanos, obreros del campo y de la industria, comprendieron que la negación a la “resolución 125” era el pretexto para intentar posesionarse por parte de la histórica y actual oligarquía de un espacio perdido, ante la eficacia de una gestión de gobierno, que no luchaba ni lucha solo por un partido sino por la Nación toda, contra la restauración de la oligarquía y el coloniaje, en defensa de los trabajadores , sus organizaciones gremiales y por la soberanía nacional.

“Al otro día”, del “No positivo” nos tomo de sorpresa, salimos desorganizadamente a dar respuesta, frente a un aparato comunicacional fuertemente armado, los enfrentamos con argumentos y convicciones, y como en aquel entonces llovía intensamente en Bs. As. Con lágrimas de hombres y mujeres del campo y la ciudad, que asumían como propia esa derrota de la traición en el Congreso, nos sentíamos solos, aislados, deprimidos, golpeados por la soberbia del “enemigo, no del adversario”.

Finalmente nos hemos vuelto a ver las caras, detrás de la conducción de Cristina (Con el 54 %) logramos otro paso a la soberanía nacional, la reestatización de Aerolíneas Argentinas, las obras energéticas se multiplican en todo el país, seguimos creciendo económicamente, le ganamos al desempleo, estamos construyendo espacios de comunicación liberados y populares e YPF…es argentina.

Así como el enemigo, aunó esfuerzos para debilitar la soberanía popular, nosotros nos hemos identificados, somos los que pertenecemos desde siempre y para siempre, al movimiento político más importante de la historia, somos los que interpretamos la doctrina pentagramada por la fuerza de la voz de Evita, de la conducción estratégica y de esas firmes enseñanzas que nos legara “al pueblo” el Gral. Perón.


Las circunstancias actuales, sociales, políticas y culturales, nos obligan a esforzarnos como miembros del Partido Justicialista a la aplicación de cada una de ellas, “agiornadas”, para seguir construyendo un futuro con justicia social y soberanía política.

Para ello tenemos que asumir en el contexto histórico en el que vivimos, el sistema económico y social que detentaba una fuerza aparentemente monolítica se está derrumbando junto a la estatua de la Libertad, la moneda que hegemónizo el comercio y las guerras internacionales, el dólar, apenas es un esbozo de poder y se debate en franca retirada.

Mientras esto sucede en el mundo desarrollado nace un nuevo sol que ya atraviesa los países de nuestra vilipendiada Latinoamérica, surca los Andes de Chile, ilumina la puna Jujeña, juega en las playas del Rió de la Plata deteniéndose un instante sobre las torres de petróleo, allá en nuestro sur lejano para continuar iluminando el lago de Titicaca, brindando calor a los niños de piel cetrina en la puna Boliviana, confundiéndose con el candombe Uruguayo, abriendo caminos en la selva Brasilera para acercar hermanos, trayendo ecos desde Ecuador y Venezuela.

Esto es nuestra América, la olvidada, la explotada, surgiendo desde lo más profundo de la etnia de los dueños de la tierra, proyectándonos como la alternativa a un mundo desigual, con las manos extendidas a quienes también son parte de nuestras raíces , Europa, África…ofreciéndoles construir juntos puentes de unidad.

Perdón…había olvidado que mi intención fue tirar una línea paralela entre aquella oligarquía naciente por los ochenta y la actual Sociedad Rural, la que hoy con una enorme irresponsabilidad patriótica sigue urdiendo desde el anonimato planes de desestabilización, ya no con las fuerzas armadas , hoy financian y alimentan a grupos monopólicos, corporativistas que enquistados en la economía de la argentina, ven con temor y asombro como lenta pero inexorablemente pierden sus históricos privilegios existentes hasta el fin del Siglo XX.



Para ello no dudan en golpear en lo más profundo de las entrañas del ser Nacional aliándose si es necesario hasta con ideologías extremas y/o fundamentalistas, por eso presenciamos la incomprensible razón de pretender disparar el dólar con la única intención de generar una inflación que desgaste al gobierno de Cristina, negación al revaluó inmobiliario de la Provincia de Bs. As.,cacerolazos de grupos minoritarios desinformados y confundidos, violencia y odio plasmado con los arteros ataques a trabajadores de Prensa, dirigentes sindicales que persiguiendo su mezquino interés personal piden aumentos del 30%, sin tener en cuenta que enfrentamos una crisis internacional que con seguridad afectara nuestra economía algo por lo que Cristina Kirchner está implementando medidas preventivas .

Se suma a esto el accionar de un aparato comunicacional que monopoliza la información, la distorsiona, confunde, vacía de palabras e ideas y cuando hablo de ideas no me refiero solo a las ideas de una reformulación teórica, también existen las ideas que van emergiendo de la interpretación de la realidad.

Frente a todo este verdadero Cambalache opositor, está la Argentina del desarrollo, del crecimiento, de la soberanía pero por sobre todo la Argentina de pie con dignidad.

Está una Argentina que a esa clase dominante históricamente en estos últimos nueve años les brindo la oportunidad de ganancias record, de inserción en mercados internacionales nunca antes explorados…y aquí cave la pregunta :
¿Nuevamente está defiendo un interés de clase, pretendiendo que la clase trabajadora, no asistan a los mismos restaurantes, usen los mismos autos y veraneen en los mismos lugares? ¿Están persiguiendo que sus hijos sean los únicos que accedan a la facultad?

Compañeros peronistas, de lucha, de trabajo, asumamos el momento que nos toca vivir, con la responsabilidad de ser herederos de PERÓN Y EVITA. Volvamos a ensuciar las paredes con graffiti, volvamos a lavarnos las patas en las fuentes de la oligarquía, no nos observemos en el grisado de la nada retomemos con fuerza y sin disfraz nuestra ideología peronista, ideología que nos permite a través de nuestro movimiento sostener nuestros principios pero aceptando los cambios que la historia propone al siglo XXI, cambios hoy encarnados e interpretados por lo que la oligarquía y las corporaciones denominan ,los K, en eso tienen razón el Kirchnerismo es la mas fiel interpretación de la doctrina que genero la mayor movilidad social de la historia, tan grande como el odio hoy expresado por esos minoritarios grupos de la elit argentina.



La Liberación de la Patria no es tarea de una sola generación sino de varias, por eso hay que ir haciendo el trasvasamiento generacional. (Juan Domingo Perón)

EL CRIMINAL BOMBARDEO DEL 16 DE JUNIO DE 1955 A LA PLAZA DE MAYO

*Por Diego Carbone

IMÁGENES DEL BOMBARDEO ASESINO

Bombardeo de Plaza de Mayo de la ciudad de Buenos Aires. Los blancos elegidos eran el presidente Juan D. Perón, y el Pueblo de la Patria, Era el 16 de junio de 1955, Los golpistas antipatria, realizaron un bombardeo aéreo a cargo de la aviación naval, que solo tuvo 3 bajas en su cobarde intento golpista, 1 muerto y 2 heridos.

El bombardeo de la Plaza de Mayo, también conocido como la "Masacre de Plaza de Mayo",

el 16 de junio de 1955 en la ciudad de Buenos Aires, un grupo de militares y civiles opuestos al gobierno democatico del presidente Juan Domingo Perón intentó asesinarlo y llevar adelante un golpe de estado y, aunque fracasaron en su propósito, varios escuadrones de aviones pertenecientes a la Aviación Naval, bombardearon y ametrallaron la Plaza de Mayo y la Casa Rosada, el edificio de la Confederación General del Trabajo y el edificio que en aquella época servía como residencia presidencial, causando la muerte de 308 personas y más de 700 heridos siendo, irónicamente, el "bautismo de fuego de la Aviación Naval" perpetado contra su propio Pueblo.

Perón se había retirado al Ministerio de Guerra ubicado a 200 metros de la Casa Rosada al comenzar los ataques aéreos y el intento de asalto por fuerzas de tierra. La violencia, de una magnitud nunca vista anteriormente en la Argentina, con la cual se ejecutó el hecho y el desprecio por la vida de las personas fue el inicio, del terrorismo de Estado aparecido años después en el país En febrero de 2008 el juez Claudio Bonadío, entendió que ese episodio no fue un "genocidio", sino un intento de eliminación del entonces presidente, Juan Perón declarando que no fue un delito de "lesa humanidad". como solicitaba que se declare un planteo presentado, para el Juez Bonadio, 308 muertos alevosavemente asesinados y 700 heridos inocentes, no es un delito de "lesa humanidad". La madre es una santa pero él es un hdp.

El 24 de febrero de 1946 se realizaron elecciones en las que Juan Domingo Perón resultó electo Presidente de la Nación Argentina con el 55% de los votos. El gobierno de Perón se desarrolló con una fuerte oposición antiperonista, formada y organizada incluso antes de las elecciones, en la que se combinaban intereses británicos y estadounidenses en la región, confrontaciones de tipo racial y social, particularmente contra los sindicatos y cuestionamientos sobre lalegitimidad democrática del peronismo.

En 1951 se produjo un primer intento fallido de golpe de estado por parte de ramas conservadoras del Ejército, con apoyo de algunos sectores civiles. Ese mismo año se realizaron las elecciones presidenciales en las que Perón volvió a ganar, ampliando su apoyo hasta alcanzar un 62,49%.

El 15 de abril de 1953 se produjo un grave atentado terrorista contra una manifestación sindical organizada por la CGT en la Plaza de Mayo, resultando asesinados 5 trabajadores y 95 heridos. Posterior a esto se incendiaron locales de los partidos radical, socialista y demócrata y el Jockey Club.

Luego del fracasado golpe de 1951 algunos militares habían permanecido en estado de conspiración latente y a fines de 1954 el conflicto entre el gobierno y la Iglesia dio nuevo impulso a los golpistas. Dentro de los conspiradores había oficiales del Ejército de alta graduación como el general Eduardo Lonardi, que estaba en situación de retiro y el general Pedro Eugenio Aramburu que en razón de su destino no tenía mando de tropas. Para el 23 de abril los conspiradores lograron contar con el apoyo del general de brigada José León Bengoa, quien como comandante de la Tercera División de Infantería con asiento en Paraná (Entre Ríos) tenía tropas a su mando, y del coronel Eduardo Señorans, Jefe de Personal del Estado Mayor General del Ejército con asiento en el Ministerio de Ejército, a una cuadra de la Casa de Gobierno.

Entre los integrantes de la Marina de Guerra Perón tenía escaso apoyo. Los oficiales de la Marina tendían a identificarse, en su gran mayoría, con las clases sociales que Perón denunciaba sin cesar como "la oligarquía" y miraban con mal disimulada hostilidad sus programas sociales, así como su persona misma. En 1951 hubo oficiales navales vinculados al intento de Menéndez pero el Servicio de Inteligencia de la Marina no colaboró para detectarlos. Luego de los hechos de violencia de 1953 se reactivó la conspiración e incluso se elaboraron dentro de la Marina varios planes que bajo la apariencia de ejercicios de guerra tenían como finalidad prepararse para una futura revolución en la que participara en especial la "Base Puerto Belgrano· y la "flota de mar". A comienzos de 1955 la tensión había crecido, los conspiradores buscaron un oficial superior que encabezara el levantamiento y finalmente consiguieron que aceptara tal cometido el contralmirante de infantería de marina Samuel Toranzo Calderón.

En ese punto los conspiradores contactaron con los generales Lonardi y Aramburu y, finalmente, con el general Bengoa. No obstante estos apoyos militares no fue mucho lo que pudieron cosechar dentro de los partidos políticos pues si bien los nacionalista-católicos (de derecha) y el Partido Socialista de Argentina (de izquierda) apoyaban el golde de derrocamiento de Perón nada más compartían en común. Los conspiradores no parecen haber definido ningún acuerdo sobre el programa que seguirían una vez consumado el derrocamiento fuera de establecer un régimen encabezado por una Junta cívico-militar formada también por los civiles Miguel Ángel Zavala Ortiz del sector unionista que acababa de perder el control de la Unión Cívica Radical, Adolfo Vecchi del Partido Demócrata Nacional de tendencia conservadora, y Américo Ghioldi del Partido Socialista. También participaron en las instancias conspirativas Mario Amadeo y Luis María de Pablo Pardo, de extracción nacionalista católica.

Los Golpistas encontraron propicio para sus fines la disputa mantenida entre el gobierno y la Iglesia, que aumento la tensión entre el mismo y la oposición, Perón impulsaba la convocatoria a una convención constituyente que decidiera la separación de la Iglesia y el Estado.

-"Hay muchos que desean que la Iglesia sea independiente del Estado; otros, que la Iglesia esté en el Estado, como actualmente. Lo justo es esperar la elección y que la mayoría del pueblo sea la que decida, y no decidir por la violencia" J.D.PERON.

En el marco de esta campaña se produciría la "Procesión del Corpus Christi" inicialmente prevista y autorizada para el jueves 9 de junio, la Iglesia decidió retrasarla dos días pensando reunir más participantes pero el Ministro del Interior le comunicó que no podía autorizarla como festividad religiosa para la nueva fecha por lo cual la ceremonia de ese día debería ser exclusivamente dentro de la Catedral.

El 11 de junio se produjo la gran movilización opositora desplazándose desde la zona de la Catedral a la zona del Congreso Nacional. Las crónicas de los diarios de la época reseñan que los activistas dañaron placas conmemorativas a la figura de Eva Perón, fallecida dos años antes e izaron la bandera del Vaticano en lugar de la bandera argentina en el mástil del Congreso. El conflicto se fue agudizando al informar la Policía Federal que se había quemado una bandera argentina durante la procesión.

Esto incrementó las tensiones, luego de que grupos que simpatizaban con Perón chocaran con los grupos opositores y clericales. Finalmente, el 13 de junio Perón expulsó del país a los monseñores Tato y Novoa, figuras del movimiento clerical, y un día después, en un mensaje a la multitud reunida en la Plaza del Congreso, expresó:


-"Desagraviar nuestra bandera en nuestros días tiene para mí el más profundo significado. Las banderas tienen, según las patrias y las comunidades que representan, el reflejo del espíritu de un tiempo y de una época. Nuestra bandera [...] no debió ser agraviada por los hombres".

El 16 el gobierno había organizado un acto de desagravio a la bandera nacional, El ministro de Aeronáutica, brigadier mayor Juan Ignacio de San Martín, dispuso que la aviación testimonie su adhesión al presidente de la República, desagraviando a la vez la memoria del general José de San Martín. Para esto decidió que una formación de aviones sobrevuele la "Catedral de Buenos Aires", donde descansan los restos del Libertador. El anuncio del desfile reunió en Plaza de Mayo a un numeroso público. Se trataba de un acto cívico-militar en solidaridad con el gobierno frente a los embates de la oposición.

Mientras ocurrían estos hechos el contralmirante Toranzo Calderón fue advertido por el Servicio de Inteligencias Navales de que su implicancia personal en el movimiento revolucionario había sido descubierta por el Servicio de Informaciones de la Fuerza Aérea.organismo que simpatizaba con Perón. por lo cual, ante el temor de ser arrestado y puesto a disposición del Poder Ejecutivo, decidió apresurar una acción militar contundente.

La noche del 15 de junio el ministro de Ejército general Franklin Lucero fue informado por su ayudante que se produciría una rebelión en las primeras horas del día siguiente pero no le dio crédito a la noticia ni la informó a Perón.

El plan consistía en aprovechar un ·vuelo-homenaje de desagravio a la bandera nacional· que despegaría a las 8 de la mañana, y bombardear la Casa de Gobierno y el Ministerio de Guerra con el objetivo de eliminar a Perón o provocar un duro golpe psicológico contra su administración.

Tropas del "Batallón de Infantería de Marina 4" (BIM4) al mando del vicealmiranteBenjamín Gargiulo, quien pocas horas antes se habia enterado de la asonada y se había plegado a la sedición, avanzarían desde la "Dársena Norte del Puerto de Buenos Aires" para tomar la "Casa de Gobierno", con el apoyo de grupos civiles armados apostados en la Plaza. Se había previsto la toma de "Radio Mitre" y de la central de "Teléfonos del Estado" para difundir una proclama revolucionaria redactada por Miguel Ángel Zavala Ortiz. Movilizar todas las unidades navales de la Marina de Guerra. Los "golpistas" contaban con recibir apoyo, una vez iniciados los hechos, por parte de otros sectores del Ejército y de la oposición que no habían sido consultados.

Los participantes en el bombardeo, como el entonces teniente de corbeta Máximo Rivero Kelly, afirmaron posteriormente que el objetivo no era "matar" al Presidente de la Nación sino «quebrarlo en su fortaleza de mando».

LA PLAZA BOMBARDEADA.


En horas de la mañana del 16 de junio el vicealmirante Gargiulo arengó a sus hombres del Batallón de Infantería de Marina , quienes no estaban al corriente de la acción que se les pediría emprender, para que actuaran por la Patria y por su comandante, enviando luego a la tropa para que tomara la "Casa Rosada". A los pocos minutos se les ordenó regresar: el despegue de los rebeldes de "Punta Indio" previsto para las 8 de la mañana, se había retrasado hasta las 10.45 por la niebla matinal, y el plan requería la coordinación con el ataque aéreo. La "Flota de Mar" tampoco pudo salir de Puerto Belgrano por falta de coordinación y por supuestos problemas técnicos en las calderas de sus buques.

Para el mediodía Perón fue notificado de estos extraños movimientos por el Ministro de Guerra, general Franklin Lucero, en el Ministerio de Guerra. Mientras se desarrollaba esta junta se produjo el ataque aéreo y el presidente se refugió en el Ministerio de Guerra y "se dispuso a sofocar la rebelión".

Durante el ataque fue alcanzada por disparos y bombas la Casa Rosada, sede del Poder Ejecutivo Nacional.

A las 12.40, la escuadra de treinta y cuatro aviones de la Marina de Guerra argentina que había estado sobrevolando la ciudad desde hacia bastante tiempo, eran 22 "North American AT-6, 5Beechcraft AT-11·", y 3 hidroaviones de patrulla y rescate "Catalina", iniciaron sus bombardeos y ametrallamientos al área de la Plaza de Mayo. Lo sorpresivo del ataque hizo que el mismo cayera sobre la población, que realizaba sus actividades normales debido a que era un día hábil. Entre las primeras víctimas se contaron los ocupantes de los vehículos de transporte público de pasajeros. Un trolebús repleto recibió una bomba de lleno, muriendo todos sus ocupantes.

Este ataque a la población civil de su propio país fue el " heroico bautismo de fuego" de la Aviación Naval Argentina Y también fue el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina, que los repelieron. Se arrojaron 9500 kg de bombas, causando la muerte a 308 personas y heridas a más de 800. Como los golpistas" no consiguieron bombas de alto poder explosivo emplearon contra la ciudad abierta bombas de fragmentación de 50 kg de trotil, provocando rápidamente cientos de víctimas y daños materiales.

Fue el cuarto bombardeo sobre Buenos Aires; el primero en ocasión de las invasiones Inglesasde 1806 y 1807, el segundo en ocasión del Combate de Los Pozos (1826) y el tercero cuando se produjo la Revolución del Parque (1890).

El operativo de salvataje de los heridos se inicio de inmediato, entre los bombardeos aéreos y fueron realizadas por los hombres y mujeres del propio Pueblo, que se encontraban en las inmediaciones. Esto provocó que algunos más cayeran heridos o muertos.

Desde el interior de la Casa de Gobierno y el Ministerio de Guerra comenzó a organizarse la resistencia armada. Las tropas rebeldes del "Batallón 4", fueron transportadas presurosamente en camiones a primeras horas de la tarde y desplegadas en Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, pero fueron repelidos desde el interior por efectivos del Regimiento de Granaderos a Caballo, custodia presidencial, al mando del capitan Jorge Arguindeguy, que fuera comandante en jefe en el gobierno de Alfonsín, y desde el exterior por tropas del Ejército que marchaban desde el sector del "Ministerio de Hacienda" bajo el mando del general Lucero. Las tropas leales fueron acompañadas por simpatizantes peronistas que empuñaron las armas.

Perón no deseaba que en la lucha se incluyeran civiles, estos fueron convocados por el "Secretario General de la CGT" Hugo Di Pietro, y por los dirigentes de la "Alianza Libertadora Nacionalista". Los hombres se concentraron pronto en el sector noroeste de la plaza, y desde el "Ministerio de Guerra" también se hacía fuego contra los rebeldes.

El "Batallón 4" se replegó en desorden hasta el "Ministerio de Marina",a poca distancia de la Casa de Gobierno, combatiendo por las calles, quedando los rebeldes allí cercados junto con su líder Samuel Toranzo Calderón y el Ministro de Marina Aníbal Olivieri, plegado éste último al golpe por un acto de «identificación moral» con los rebeldes. Los comandos civiles rebeldes entraron en acción bajo el mando de Zavala Ortíz, hostigando a los leales y enfrentándose con la policía. Durante la tarde, desde el sector del "Correo Central", tropas adicionales del "Batallón 4 de infantería de Marina" intentaron perforar el cerco establecido por los leales sobre el "Ministerio de Marina".

Después de la primera hora de bombardeo los gremios empezaron a convocar a los obreros para organizar una Marcha de Resistencia a la Plaza de Mayo en defensa de Perón. Una bomba cayó sobre la convocatoria a las 13.30 y mató a Armando Fernández, de la "Asociación de Trabajadores Jaboneros, Perfumistas y afines".

Mientras se crecian los tiroteos en el centro porteño, el mando leal ordenó a la "Base Aérea Militar de la Fuerza Aérea en Morón" el despegue de interceptores a reacción. Los pilotos se encontraban entonces en acaloradas discusiones sobre si debían adherirse o no al movimiento revolucionario. Rápidamente se hizo al aire una escuadrilla de cuatro "Gloster Meteor" leales al gobierno. Si bien no pudieron llegar a tiempo para impedir el bombardeo, lograron interceptar una escuadrilla naval rebelde que se retiraba de la zona. La escuadrilla de interceptores "Meteor" Leales estaban al mando del 1er. Tte. Juan García, el 1er. Tte. Mario Olezza, el 1er. Tte. Osvaldo Rosito y el Tte. Ernesto Adradas , enfrentaron a las máquinas rebeldes "AT-6 Texan", pilotadas por el Tte. de Corbeta Máximo Rivero Kelly y el guardamarina Armando Román . El combate se produjo a baja altura sobre el "Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery" y el Río de la Plata, cayendo el Texan del rebelde Román bajo los cañones de Adradas. Román pudo saltar en paracaídas cayendo al río y Adradas logró el primer derribo de la FAA y el primer derribo de un reactor en el continente americano. Fue el verdadero "primer bautismo de fuego" de la Fuerza Aérea Argentina, que volvería a actuar en el Atlántico Sur, en 1982, contra las fuerzas británicas durante la Guerra de las Malvinas.

"La Base Aérea de Morón" caería por poco tiempo en manos "golpistas", con lo que estos pudieron hacerse con cuatro "Meteors". Los hicieron despegar para continuar ametrallando la zona de Plaza de Mayo en apoyo a los rebeldes emplazados en la zona del Ministerio de Marina, extendiendo sus acciones hasta las 17.20. Al no contar con bombas uno de estos aviadores empleó su tanque de combustible como si fuese una bomba de "napalm", que cayó sobre los automóviles que se encontraban en el estacionamiento de la Casa de Gobierno.

Ante el fracaso del combate en tierra y tras sufrir dos derribos por las baterías antiaéreas montadas en la zona, los aviadores rebeldes reciben la orden de huir al territorio uruguayo, pidiendo asilo. Miguel Ángel Zavala Ortiz logró llegar en avión a Uruguay junto con otros 50 conspiradores. Algunos aparatos no llegaron a aterrizar en el territorio uruguayo por el excesivo consumo de combustible utilizado en en los ensañados ametrallamientos de la población, por lo que sus pilotos debieron descender forzosamente al Río de la Plata o en campos de la zona de Carmelo (Uruguay).

Treinta aviones rebeldes se dirigieron al aeropuerto de Carrasco, Uruguay, para buscar refugio en el vecino país. Iba con ellos Zavala Ortiz, y "en su huida bombardearon todo lo que se movía en la Plaza de Mayo". Hasta que la autodenominada Revolución Libertadora derrocara al segundo periodo del gobierno del general Perón los sediciosos fugados siguieron exiliados en territorio oriental.

Tras el duro combate terrestre, que incluyó un incidente de falsa rendición por parte de los rebeldes, éstos decidieron entregar el "Ministerio de Marina" a las unidades del Ejército. Gargiulo se suicidó en horas de la noche.


En un mensaje radial emitido a las 17.15, el General Perón afirmó que:


-"la situación está totalmente dominada". El "Ministerio de Marina", donde estaba el comando revolucionario, se ha entregado y está ocupado, y los culpables, detenidos", e instó a la población: "nosotros, como pueblo civilizado, no podemos tomar medidas que sean aconsejadas por la pasión, sino por la reflexión".

Si bien se decretó estado de sitio Perón intentó una política de reconciliación con los sectores opositores, abandonando su política de confrontación e intentando calmar mediante llamamientos por radio a la clase trabajadora.

El bombardeo es uno de los antecedentes directos del levantamiento cívico-militar que se produciría tres meses después, logrando deponer el 16 de septiembre al Presidente Perón e instaurándose la autodenominada "Revolución Libertadora".

Si bien los cabecillas de la intentona temieron recibir la pena de muerte por «traición a la Patria», la pena más dura fue impuesta contraToranzo Calderón, condenado a cadena perpetua. Los militares que se asilaron en Uruguay fueron dados de baja por el cargo de rebelión. Pero tras la «Revolución Libertadora» fueron reintegrados por los nuevos mandos.

El" Batallón de Infantería de Marina 4" fue disuelto y la Marina de Guerra fue despojada de su poder de fuego, se les quitaron las municiones para sus cañones navales de grueso calibre y militares involucrados o simpatizantes solicitaron la baja al jefe de la fuerza. El resto de los culpables no fueron juzgados.

Claras huellas de los impactos de bala producto de las acciones de los sediciosos se aprecian aún hoy en el revestimiento de granito de la fachada del "Ministerio de Economía de la Nación", en el lado sur de la Plaza de Mayo.

El 27 de mayo de 2007, se dio a conocer una película de medio metraje con 25 minutos de duración, en 16 mm con sonido óptico,Safety, filmada por un equipo cinematográfico francés. El equipo de filmación se encontraba en la capital argentina, tomando imágenes que no guardaban relación con este acontecimiento. La película nunca fue estrenada ni en la Argentina ni enFrancia, y contiene imágenes inéditas del bombardeo de Plaza de Mayo y permaneció oculta hasta que el periodista argentino Roberto Di Chiara logró descubrirla y recuperar con ella un testimonio de gran valor histórico.



MI HOMENAJE A LOS CAIDOS EN EL ALEVOSO Y SANGRIENTO BOMBARDEO DE LAS FUERZAS DE LA SINRAZÓN, A LA PLAZA DE MAY EL 16 DE JUNIO DE 1955. TODOS USTEDES CONOCEN MI PENSAMIENTO Y MILITANCIA PERONISTA. HE TRATADO DE CONTAR LA HISTORIA DESDE LA POSICION MAS "NEUTRAL" POSIBLE, PARA NO PRODUCIR NUEVOS RESQUEMORES, LA HISTORIA, CONTADA AQUI, ES LO QUE REALMENTE SUCEDIO. QUEDA A CONSIDERACION DE CADA UNO.
HONOR Y GLORIA AL PUEBLO DE MI PATRIA...!!!!

LAS VICTIMAS INOCENTES.

PÁJAROS METÁLICOS

*Por Carancho Ramírez 

Éramos niños y no le dábamos importancia a los conflictos callejeros, entre “Cavodehacha” y Gilú Saucedo, por eso no entendimos cuando el primero, que era gorila le gritaba: “Gilú…preparen la colita los peronistas” y éste miraba el cielo con los puños apretados de bronca e impotencia. Bombardeaban Plaza de Mayo. 

Nosotros rumbeábamos desentendidos de la tragedia, hacia las afueras del barrio sur de Anyelville. Gomera, recortados. Sabíamos que las bandadas de morajúes tenían en la Laguna del Viejo Retamar y en el montesito de Pérez sus pistas de aterrizaje. No nos calentaba la pelea de estos borrachos. Si nos preocupó el silencio de ésa tarde de junio, con un ocaso rojizo y una banda negra que parecía un medio luto puesto a la fuerza sobre el cielo del barrio sur. Y el silencio. Un silencio que escondió a los morajú, amordazó a los teros, aterrorizó a las garzas y acobardó a los crestones. Estábamos solos en medio del silencio. Éramos niños. No sabíamos que allá lejos, en los adoquines cercanos a La Rosada, el pueblo humilde pintaba con sangre inocente las primeras páginas de un holocausto histórico. Nos trepamos al eucalipto de la Viejita Isabel. Es nuestra Guernica, gritaba la loca del barrio. De lo alto vimos como siempre salir de los ranchos del barrio taninero pequeñas columnas de humo. Fumata pacífica y repetida de un pueblo adicto al trabajo, respetuoso de Dios y amante de la paz, que creía infantilmente en la consigna de la casa al trabajo y se acobachaba temprano para remar con su esfuerzo ése barco- que al decir de Evita- lo conducía Perón... 

Pero era un humo triste, débil, de fogatas que parecían extinguirse. Nos asustamos. Para colmo las chimeneas de la taninera y de la aceitería no hacían volar sus cintas de plata sobre el cielo del barrio sur. Perdimos la noción del tiempo. El “guampero” llamaba a los gritos para que cuidemos las viejas calderas, el sueño laboral de los hombres de Octubre y los convenios. Pájaros metálicos cubrieron el cielo del Barrio Industrial. El monte dejó de ser monte. La Laguna del Viejo Retamar se secó y nosotros vimos pasar rumbo al olvido a una oxidada caldera. La chimenea vieja, alta y solterona- busca entre los escombros al pito “guampero” que en las madrugadas febriles se arrimaba a las catreras de los hombres simples para despertarlos y seguir soñando.

BELGRANO VISTO POR PERON

Por Pablo Adrián Vázquez*


Sobre él se escribió desde la historiografía liberal hasta de la visión nacional, popular y federalista. De las biografías de Mitre, Gondra, Mario Belgrano (su descendiente) y del Instituto Nacional Belgraniano, a los juicios revisionistas de Furlong, Rojas, Newton, Minutolo, García Enciso, O’ Donnell, Pigna y Brienza, y pasando por la propia autobiografía del héroe de Tucumán y Salta.

Poco se supo de alguna referencia hecha por Juan Perón. Cultor de la historia, el ex presidente, amén de su rescate de San Martín como política de Estado, fueran pocas sus reseñas sobre el creador de nuestra bandera.

En un texto publicado por Eugenio Rom, en base a conversaciones que tuvo con el exiliado madrileño en 1967, Perón refirió:

“Los ejércitos revolucionarios marchaban sobre el interior, tratando de lograr pronunciamientos favorables y apoyo para la causa de Mayo. No siempre fueron bien recibidos… Lo que pasaba era que esas tropas llevaban escondidas en al mochila, la supremacía política y comercial del puerto. Y eso, recibía muy pocas simpatías, por parte de los habitantes de las provincias.

En una de esas marchas hacia el “norte”, el general Belgrano oficia al triunvirato pidiendo bandera. Ya había logrado tiempo antes, que se le autorizara el uso de una escarapela azul y blanca, para la tropa. Al cabo de algunos “tironeos”, consigue el fin su bandera con los mismos colores.

Con ella enarbolada, marcha rumbo al Alto Perú. Es una campaña dura y con muchos altibajos. Pero, con un final glorioso. En salta y Tucumán, lleva su estandarte a la victoria, y con ello asegura la supervivencia de la revolución. El peligro de una invasión desde el Perú se aleja por un tiempo.”

Luego de ponderar a San Martín, Artigas y Bouchard, amén de rescatar la figura de los caudillos, señala las tensiones entre las provincias y los porteños. Al respecto afirmó:

“… el Directorio de Buenos Aires, no escatimaba torpeza o sucia tramoya por cometer, para usurpar el poder. Quizás la más infame, sea la orden dada a Belgrano de retirar el Ejército del Norte, que está custodiando la frontera, para utilizarlo, contra los caudillos del litoral que no acatan la supremacía del puerto”. La definición peroniana fue lapidaria: “Una inmundicia!”

Bueno, el ejército se subleva, retirar del mando a Belgrano y da por tierra con el Directorio, cuyos partidarios se llamarán a si mismos “unitarios”. Mientras el movimiento de los caudillos, se llamará “federal”.
Rareza historiográfica o justa reivindicación, lo cierto es que en su posición historiográfica no podía estar ausente Belgrano.

Ilustre tribuno, y figura exaltada por la Presidenta Cristina Fernández deKirchner, es deber recuperarlo del mármol del procerato liberal para descubrir al revolucionario. Debemos ver al hombre de carne y hueso tras del mito.


* Politólogo; Docente de la UNLZ y UNMo; Miembro del Instituto Nacional Manuel Dorrego

HUMOR INTELIGENTE