Seguidores

19 de febrero de 2012

LAS MALVINAS NO SE MANCHAN

*Por Jorge Giles

Mientras el canciller Timerman informó que Argentina aceptó oficialmente la mediación de Naciones Unidas en el conflicto con Gran Bretaña por la soberanía de las Islas Malvinas.

Mientras decenas de intelectuales y artistas populares de distintos países de América Latina manifestaron públicamente su solidaridad con el pueblo argentino en la causa Malvinas.

Mientras todos los gobiernos de la región reiteraron igual solidaridad.

Mientras los sindicatos del transporte de la región analizan la implementación de medidas en el mismo sentido.

Mientras los legisladores nacionales preparan una sesión especial en Ushuaia para tratar el tema Malvinas.

Mientras los ex Combatientes, los que verdaderamente pelearon en nuestras islas frente al agresor británico en 1982 y quedaron con el cuerpo y el alma mutilados, hoy apoyan de manera entusiasta las acciones que viene realizando el gobierno nacional para defender esta justa causa.

Mientras todo esto ocurre, en el día de ayer las fuerzas del cipayismo dejaron de lado las sutilezas para decir directamente que había que poner “en dudas” la pertenencia legítima de nuestras islas.

Así lo manifestó un asiduo vocero de La Nación, Luis Alberto Romero, a través de una columna titulada “¿Son realmente nuestras las Malvinas?”.

Vergüenza ajena, es lo que sentimos al leerla.

El historiador llega al colmo de afirmar: “En Malvinas nunca hubo una población argentina, vencida y sometida. Quienes viven en ella, los falklanders, no quieren ser liberados por la Argentina. Me resulta difícil pensar en una solución para Malvinas que no se base en la voluntad de sus habitantes, que viven allí desde hace casi dos siglos”.

¿No sabe acaso quién fue el Gaucho Rivero y los gauchos que se rebelaron el 26 de Agosto de 1833 frente a la ocupación británica en Malvinas?

¿No sabe acaso que esos gauchos arriaron la bandera inglesa para volver a izar orgullosamente la bandera argentina?

¿No sabe acaso que la Resolución 2065 de las Naciones Unidas, por iniciativa del Presidente Arturo Illia, logró que en el texto no se hablara de la “voluntad” sino de los “intereses” de los isleños porque es lo que realmente se ajusta al derecho internacional que privilegia la integridad territorial de una nación?

En la Avenida 9 de Julio, entre tanto, un pequeño grupo de ex conscriptos, que no pelearon en las Islas, que no combatieron frente al agresor colonialista, cortaron el tránsito como forma de presionar al Estado para que les otorgue un tratamiento especial.

Así no.

Con las Malvinas, no se juega ni especula.

Hay mucha sangre derramada en estos 200 años para bastardearlas así.

O se está con la Patria. O con la Colonia.

No hay más tercera vía.



Publicado en: El Argentino, miércoles 15 de febrero de 2012

FIDEL, EL PRÍNCIPE Y EL SUBMARINO



En La Habana y presentando sus memorias, Castro recordó “ese pedazo de tierra arrebatado”. El príncipe está en Mount Pleasant, acostumbrándose a las Malvinas y el gobierno británico no quiere confirmar si envió un submarino.

Tras diez meses de ausencia, Fidel Castro reapareció en público para presentar un libro con sus memorias, y, en un acto en La Habana, habló –entre otros temas– de Malvinas. “Ese pedazo de tierra arrebatado a la Argentina donde ahora los británicos pretenden extraer petróleo”, dijo el líder cubano sobre las islas, sumándose a los gestos de apoyo de toda la región al reclamo argentino de soberanía. Mientras tanto, la prensa inglesa dio a conocer que el gobierno británico decidió enviar también a las islas un submarino nuclear.

Fidel, de 85 años y retirado del poder desde 2006 a causa de una enfermedad, hizo en La Habana una presentación de los dos tomos de Guerrillero del tiempo, de la escritora y periodista Katiuska Blanco. Vestido con una chaqueta deportiva, el líder de la Revolución Cubana protagonizó un encuentro a su estilo, ya que conversó con sus invitados durante seis horas.

“Prefiero el viejo reloj, los viejos espejuelos, las viejas botas y, en política, todo lo nuevo”, definió. El trabajo que presentó abarca desde su infancia hasta 1958, pero Fidel se mostró entusiasmado con la idea de agregarle otros tomos. “Tengo que aprovechar ahora porque la memoria se gasta”, advirtió.

En el marco de esta presentación hizo la referencia a Malvinas, al repasar los temas de actualidad sobre los que contó que se informa a diario.

En Londres, por su parte, el gobierno de David Cameron siguió alimentando la usina de noticias tremendistas. El periódico Daily Mail publicó que la Marina británica enviará, además del destructor HMS Dauntless, un submarino nuclear a las Malvinas. El matutino aseguró que el envío ya fue aprobado por el primer ministro británico.

Voceros del Ministerio de Defensa inglés no desmintieron la información y se limitaron a consignar al Daily Mail que la cartera no ofrece datos sobre los movimientos de los submarinos nucleares.

El despliegue se sumaría a la llegada, el jueves pasado, del príncipe William, segundo en la línea de sucesión al trono en la monarquía británica, para cumplir seis semanas como piloto de helicópteros de rescate.

William, de 29 años, tuvo ayer su primer día de entrenamiento militar en las islas. Según la información dada a conocer, analizó los mapas del territorio malvinense para “familiarizarse” con las zonas que deberá sobrevolar como copiloto de uno de los helicópteros de rescate de la Real Fuerza Aérea. El oficial a cargo de las actividades, Milles Barlett, dijo que el entrenamiento que cursará “representa una parte vital en el aprendizaje en la carrera de cualquier piloto que realice rescates”.

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Defensa británico confirmó que el enviado real inició el entrenamiento en la base de Mount Pleasant. “El teniente Wales (como llaman al príncipe) comenzó su misión como piloto de helicóptero de búsqueda y rescate de la RAF en las islas Falkland, con operaciones de SAR (búsqueda y rescate) para la población civil y militar”, señaló el texto.

Desde el gobierno argentino, el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, calificó como “una ostentación innecesaria de poder de fuego” el despliegue británico. “Tengan por seguro que nuestra marina argentina, en el marco del cumplimiento de los tratados internacionales vigentes, ante cualquier problema que hubiera tenido la tripulación que acompañó al príncipe William, le hubiera dado la asistencia necesaria, hubiera llegado en su auxilio. No necesitaban movilizar un buque de la tecnología bélica del destructor que hoy está surcando innecesariamente aguas argentinas”.
Fuente: Pág. 12

UN CIPAYO



Claro que antes, en el barrio los llamábamos de otro manera… 


Por Daniel Brión [i]


Mucho ha hablado quién, al crearse el Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano “Manuel Dorrego”, dijo: “… así estamos hoy en la Argentina. No tenemos ópera, pero hay abundantes cantantes, poetas y escritores de mitos y epopeyas, que conquistan la fantasía de su público. Los historiadores, por su parte, trabajan en las universidades y en el Conicet.”, el lunes 28 de noviembre de 2011, en el diario La Nación, fue muy crítico respecto de la creación del instituto. "El Estado asume como oficial la versión revisionista del pasado. Descalifica a los historiadores formados en sus universidades y encomienda el esclarecimiento de la «verdad histórica» a un grupo de personas carentes de calificaciones. El instituto deberá inculcar esa «verdad» con métodos que recuerdan a las prácticas totalitarias. Palabras, quizá, pero luego vienen los hechos", expresaba Luis Alberto Romero. Aclaraba su firma, entonces, como “El autor, historiador, es investigador principal del Conicet/UBA”.

Inmediatamente ese CONICET -al que el académico historiador hacía referencia- se vió en la necesidad, por medio de su vicepresidente de Asuntos Tecnológicos, Faustino Siñeriz, a recordar a los científicos que integran ese organismo nacional que "Sólo la presidente (del organismo) o la persona en quien ésta expresamente delegue la facultad puede expresar de modo válido la opinión institucional del Consejo". A partir de ello Don Romero acuso de Mordazas en el Conicet, de limitar la voz de los científicos, claro que no advertía que era él quien hablaba desde un lugar que, estatutariamente, no le correspondía.

Para Romero el Estado imponía su propia épica (¿?), agregaba “El revisionismo histórico, cuya tradición se invoca en este decreto, merecía un destino mejor. En esa corriente historiográfica militaron historiadores y pensadores de fuste. Julio Irazusta desarrolló una bien fundamentada defensa de Juan Manuel de Rosas, con sólida erudición, aguda reflexión y una prosa refinada. Ernesto Palacio dejó una Historia de la Argentina bien pensada y provocativa. José María Rosa, quizá más desparejo, tiene piezas de preciso conocimiento y convincente argumentación. Ellos y sus seguidores, como todos los buenos historiadores, cuestionaron las ideas establecidas, provocaron el debate y aportaron nuevas preguntas. Sobre todo, formaron parte de una tradición crítica, contestataria, irreverente con el poder y reacia a subordinar sus ácidas verdades a las necesidades de los gobiernos. La retórica revisionista, sus lugares comunes y sus muletillas, encaja bien en el discurso oficial. Hasta ahora, se lo habíamos escuchado a la Presidenta en las tribunas, denunciando conspiraciones y separando amigos de enemigos. Pero ahora es el Estado el que se pronuncia y convierte el discurso militante en doctrina nacional. El Estado afirma que la correcta visión de nuestro pasado -que es una y que él conoce- ha sido desnaturalizada por la "historia oficial", liberal y extranjerizante, escrita por "los vencedores de las guerras civiles del siglo XIX". Los historiadores profesionales quedamos convertidos en otra "corpo" que miente, en otra cara del eterno "enemigo del pueblo".

Se preguntarán por qué hago referencia a todos estos dichos, ya suficientemente refutados por la misma sociedad, pues resulta ahora que el académico historiador Luis Alberto Romero, en el diario La Nación del martes 14 de febrero de 2012, se pregunta –firmando ahora como El autor es historiador. Es miembro del Club Político Argentino-¿Son realmente nuestras las Malvinas?, y trata de dar una académica e histórica versión argumentando la falta de argumentos de nuestro país al respecto, dice Romero ahora “Me resulta difícil pensar en una solución para Malvinas que no se base en la voluntad de sus habitantes, que viven allí desde hace casi dos siglos. Es imposible no tenerlos en cuenta, como lo hace el gobierno argentino. Supongamos que hubiéramos ganado la guerra, ¿que habríamos hecho con los isleños? Quizá los habríamos deportado. O encerrado en un campo de concentración. Quizá habríamos pensado en alguna solución definitiva. Plantear esas ideas extremas -creemos que lejanas de cualquier intención- permite mostrar con claridad los términos del problema”, y remata argumentando “…Podemos obligar a Gran Bretaña a negociar. Y hasta convencerlos. Pero no habrá solución argentina a la cuestión de Malvinas hasta que sus habitantes quieran ser argentinos e ingresen voluntariamente como ciudadanos a su nuevo Estado. Y debemos admitir la posibilidad de que no quieran hacerlo. Porque el Estado que existe en nuestra Constitución remite a un contrato, libremente aceptado, y no a una imposición de la geografía o de la historia.”

Ahora se puede advertir con claridad por qué estaba tan enojado Don Romero con la creación del Dorrego, le molestan como una piedra en el zapato quienes ante tamaña afirmación le puedan decir una sola palabra y recordarle el sentido de la misma.

Brota espontánea: CIPAYO, recordando para ser académico como a Romero le gusta: Un Cipayo (en idioma persa: Sipahi; en turco: Spahi, deletreado, Sepahi, o Spakh; en inglés: Sepoy, en francés:Cipaye; en otros idiomas europeos Sepahi o Espahí, debido al turco) era un miembro de una tropa de caballería de élite incluida dentro de las Seis Divisiones de la Caballería del ejército del Imperio otomano y que normalmente procedía del Magreb.

Origen del nombre: proviene del persa Sepâhi que significa "soldado", y posee la misma raíz que "sepoy". El estatus de los Sipahi se asemejaba al de los caballeros europeos medievales. El sipahi era el titular de un feudo (timar) concedido directamente por el Sultán Otomano, y tenía derecho a todos los ingresos del mismo a cambio de sus servicios como militar. Los campesinos del timar eran posteriormente añadidos al mismo.

Historia: el cuerpo militar de los Sipahi fue probablemente fundado durante el reinado de Mehmed II. Eran la más numerosa de las seis divisiones de caballería otomanas y eran el homólogo a caballo de los jenízaros, que luchaban a pie como infantería de elite. En tiempos de paz, los sipahis eran responsables de la recaudación de impuestos.

En el Imperio Británico, a quién sostiene en su artículo el historiador, se conocía como Cipayo a un nativo de la India reclutado como soldado al servicio del poder europeo, normalmente del Reino Unido, pero también extendido su uso a los ejércitos coloniales de Francia y Portugal. En forma específica, fue el término usado en el Ejército Británico de la India para el rango de recluta (o soldado raso) de la infantería.

Para entendernos, en idioma español: el término se utiliza de forma despreciativa para referirse a un secuaz a sueldo.

En la Argentina, el escritor y político Arturo Jauretche lo impuso en la terminología política para referirse a elites dominantes o ciudadanos funcionales a potencias colonialistas.

Finalizando, estimado historiador científico, que ha pasado de firmar como investigador principal del Conicet/UBA, a firmar como miembro del Club Político Argentino, lo de cipayo seguramente lo entenderá dado excelente formación académica eso sí, en el barrio, en la calle, tomando un café, no le quepa duda, lo llamaríamos de una manera mucho más popular.


[i] Académico de Número del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano “Manuel Dorrego”

Presidente del IMPEU – Instituto por la Memoria del Pueblo

LA PROFESORA DE GEOGRAFÍA BRITÁNICA QUE CUESTIONÓ A THATCHER HABER HUNDIDO EL CRUCERO GRAL. BELGRANO

*Por Mónica Oporto
Con cuestionamientos que no hacen pensar que Diana Gould fuera proargentina, una ciudadana británica cuestiona la decisión tomada por Margaret Thatcher, una representante del COLONIALISMO BRITÁNICO.


La puso al borde del ataque de nervios, al punto de que la "dama de hierro" debió "recordarle" varias veces que tenía todo el poder para hacerlo. Más que dama de hierro la Thatcher tiene CARA DE HIERRO.


Diana Gould era una profesora de geografía nacida en 1926, que falleció el 3 de diciembe pasado. Gould logró enojar a Thatcher (ver video más abajo) al punto de que en un momento olvida el nombre de la profesora que le hace las preguntas. Es más, al retirarse el marido de Thatcher del estudio de televisión, tildó a la BBC de "rojillos" (¡¿comunistas!)... paupérrima defensa para sustentar aquella terrible decisión. Con esas palabras el marido de la exprimer ministra buscó desprestigiarlos por haber sido el medio que logró poner en evidencia la flaqueza de los argumentos de Thatcher: el hundimiento del Belgrano fue un ACTO DE VENGANZA y un MECANISMO PARA SABOTEAR CUALQUIER INTENTO DE SOLUCIÓN PACÍFICA. El crucero se encontraba fuera del área de exclusión cuando dio la órden de hundirlo (ver mapa). En sus respuestas Thatcher no afirma que el crucero se encontraba dentro del área de exclusión sino "en un área donde representaba un peligro para nuestros barcos y para nuestra gente" y afirma encontrarse muy orgullosa de haber dado la orden de hundir al crucero.


  

  

HUMOR INTELIGENTE


SE VIENE LA JUDICIAL ... SE VIENE



*Por Santiago "Coco" Plaza



Lo de la Policía Judicial no es novedoso, ya en otras épocas, hace más de 40 años había sido contemplada en un anteproyecto de ley en el marco del Código Procesal; que había sido elaborado por juristas de los años 60’ para su creación. Ahora bien, la puerta de la oportunidad recién se abrió allá por el 94’, en los tiempos de Carlitos, donde hubo una reforma constitucional que también le diera un empuje de largada a la cuestión, que finalmente no prosperó en esos momentos, pero bien expresada en el artículo 166 de la Constitución de la Provincia. En la misma reforma, se había establecido un mandato a los efectos de que la Legislatura pudiera crear y llevar a cabo un proyecto de ley que diera lugar al nacimiento de una Policía Judicial. Pasó tanto tiempo como el exilio del Gral. Perón mismo, esto es, casi 18 años y …nones; sigue siendo una materia pendiente que recién en estos últimos tiempos tomó nuevamente vigencia.

Ante el faltante y la necesidad de contar con esta institución, la Comisión Provincial por la Memoria - CPM - echó a andar la elaboración de un anteproyecto de ley. Fue un trabajo arduo y responsable en el que intervinieron los aportes de varias instituciones y actores sociales para luego poner en práctica un meticuloso análisis final. Terminado los ajustes pertinentes del texto, éste quedó en manos del Poder Ejecutivo de la Provincia para su revisión y traspaso a la Legislatura, para que le de el tratamiento correspondiente encaminado a obtener por ley lo que para nosotros sería la novedosa Policía Judicial. Para esto, el Ejecutivo provincial dejó textado ante el cambio al legislativo que: “redundará en la eficiencia de la justicia, representando un aporte relevante en materia de seguridad al potenciar la investigación de delitos cometidos por bandas organizadas , de delitos complejos, homicidios dolosos y de aquellos cometidos por funcionarios públicos, asegurando a la par el pleno respeto por los Derechos Humanos y las garantía constitucionales”.

Ahora bien, el texto definitivo quedará establecido en el lógico debate en comisiones de ambas cámaras provinciales, sin dejar pasar la participación de la sociedad civil y audiencias públicas si fueran solicitadas y necesarias. No perdamos de vista que una Policía Judicial dependerá del Poder Judicial exclusivamente; y precisamente esto obliga a ciertos sectores corporativos de otros poderes a operar en lobbys y presiones para no perder intereses sectoriales que otrora les perteneciera. El consenso en las votaciones para obtener la sanción de esta Ley debe ser lo más amplio posible a los efectos de que sea en operatividad una verdadera política de estado. Huelga agregar que, todas las organizaciones sociales, académicas, técnicas, letrados, de Derechos Humanos acompañen a los legisladores en los asesoramientos que sean necesarios y los pertinentes trabajos en comisiones.

La Policía Judicial será una policía civil y altamente clasificada en todos los sentidos, es por eso también, que en esa construcción policial de características horizontal debe ser conducida por personal idóneo, resultante de una esmerada selección de autoridades que las audiencias públicas establecerán como los más hábiles a los efectos. No olvidemos tampoco que el Poder Judicial también carga con muchas falencias en su seno.

GABRIEL MARIOTTO VISITÓ AL PEPE MÚJICA EN MONTEVIDEO





El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, fue recibido ayer por el presidente de Uruguay, José “Pepe” Mújica y su esposa, la senadora Lucía Topolansky, en su chacra de “Rincón del Cerro”, en Montevideo.

Durante el encuentro, los anfitriones enviaron cálidos saludos a la presidenta Cristina Fernández, con quien manifestaron los une una relación de admiración y cariño que trasciende el vínculo diplomático.

En la reunión, dialogaron sobre el presente de la región, el desafío generar mayores consensos dentro del UNASUR y las consecuencias de la crisis económica-financiera que azota a Europa, la aparición de oriente como una económica trascendente y la posibilidad de nuestra Patria Grande de asignar valor agregado a la producción primaria, formando ciudadanos y garantizando más puestos de trabajo.

Además, ambos coincidieron en la necesidad de profundizar el proceso de integración regional y reflexionaron sobre la importancia del cambio cultural en Latinoamérica, a partir de la participación popular.

Valoraron también la llegada de líderes latinoamericanos que supieran escuchar a su pueblo y se animaran a desafiar poderes para lograr una verdadera transformación cultural.

En ese marco, el jefe de Estado uruguayo y su esposa elogiaron con afecto el rol de Néstor Kirchner en el proceso de transformación latinoamericana y no dudaron en señalaron como uno de los referentes máximos de esa nueva generación de referentes populares.


Equipo de Prensa del Vicegobernador Gabriel Mariotto

16 de enero de 2012


Gentileza de: NAC&POP

16 DE FEBRERO DE 2008: MUERE ELVIO VITALI. CUANDO LA MILITANCIA SE HACE FORO LIBRERO

Elvio Vitali y Nicolás Casullo, altri tempi. 
*Por Prof. Daniel Chiarenza



Así estamos, consternados, rabiosos, porque en el Instituto Fleming acaba de morir -luego de una larga convalecencia- Elvio Vitali de 53 años de edad. Apasionado librero y legislador porteño kirchnerista, presidente de la comisión de Comunicaciones.


Elvio Vitali en una sugestiva foto en blanco y negro.
Elvio había nacido en Villa Domínico el 26 de marzo de 1953. Su padre, Antonio, era un italiano de Recanatti, socialista.
Vitali –el librero-, gran conocedor del tango, vivió siempre con el corazón mirando al sur, donde vivió toda su vida y su muerte. Elvio consideraba que Buenos Aires tenía dos industrias culturales claves para exhibir al mundo: el tango y el libro, que debían consolidarse con la intervención del Estado.
Fue militante de la JUP en la Facultad de Derecho (UBA), participando de la organización político-militar Montoneros, hasta que golpeó fuerte el golpe del ´76.

De izquierda a derecha: Jorge Bernetti, Elvio Vitali, Ricardo Nudelman, Héctor "Tío" Cámpora y Esteban Righi.

En 1978 se exilió y la dictadura seguía pisándole los talones. En México formó parte de la Comisión de Solidaridad, estudió Comunicación Social y empezó a interesarse por el mundo editorial y la gestión cultural: trabajó como distribuidor de Paidós, Nueva Visión y Anagrama.
Exiliado, conservó a viejos compañeros de militancia, como Miguel Talento y a su esposa, María del Carmen Bianchi –madre de su hijo Elvio-, actual diputada nacional y expresidenta de la Conabip.

La actual diputada nacional (ex Conabip) María del Carmen Bianchi, entregando un premio a Dolina.

Al volver, Vitali fundó la librería-foro Gandhi sobre la avenida Corrientes casi Montevideo, junto con su esposa Elsa Amado –con quien tuvo dos hijos: Franco y Julia- y con Mauricio Achar (el “Negro” Tula), fallecido en 2005. Con los aires democráticos de los ´80, Gandhi fue centro del debate intelectual y cultural. Gandhi de Buenos Aires era gemela a Gandhi de México, fundada por Achar. En la crisis económica de fines de los ´90, Vitali vendió a Editorial Galerna la mayor parte de Gandhi.

Mauricio Achar (el "Negro" Tula) con quien Vitali fundara librerías Gandhi. 

Integraba la Corriente Popular Porteña y se había comprometido con el proyecto político de Néstor Kirchner desde el grupo Calafate.
Elvio tuvo la fortuna de conocer a Nicolás Casullo, Martín Zuleta y Martín Caparrós, con quienes trasmitieron fútbol en una radio “trucha”.
Comenzó en la función pública de la mano del expresidente Kirchner al frente de la Dirección de Acción Federal e Industrias Culturales, donde propuso uno de los proyectos más rechazados por el mercado editorial: el Instituto Nacional del Libro, resistido por las grandes compañías editoriales radicadas en el país. También generó, junto con Hugo Levin, expresidente de la Cámara Argentina del Libro, el proyecto de Polo Industrial del Libro.

Elvio Vitali y el actual director de la Biblioteca Nacional, Horacio González. 

Como director de la Biblioteca Nacional concretó el inventario de la Colección General de Libros de esa entidad que se convirtió en una iniciativa clave de su gestión, que duró dos años (hasta 2005). En este año encabezó la lista del Frente para la Victoria como candidato a la Legislatura de la CABA.
Presidió la comisión organizadora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.
Vitali afirmaba: “Buena parte de la industria cultural del libro añora una época de oro, durante la cual la producción nacional se distinguía en calidad y cantidad, […] fue perdiéndose nuestro reconocimiento al oficio del editor […] A cambio de la figura del sabio editor, se desarrolló la del editor/gerente de grandes grupos que concentran sellos y tomadores de decisiones sobre la base de astucias marketineras, cuyos frutos reflejan esporádicos aciertos, pocas veces respaldados por un sistema de convicciones. [Sólo] rescatamos solitarios luchadores, defensores de proyectos que reflejan la esencia de nuestra identidad”; así recordó a Boris Spivacow, el mítico fundador del Centro Editor de América Latina.

Años juveniles en Villa Gessell, Elvio Vitali y Enrique De Pedro (padre del diputado Wado). 

El Festival Internacional de Tango de Buenos Aires, que se convirtió en un hito internacional de la cultural porteña, fue una idea de Vitali, que disfrutaba de la música ciudadana con su última pareja, la coreógrafa y profesora de tango Silvana Grill.

Silvana Grill, última pareja de Elvio. 


Vitali impulsó en la Legislatura porteña la aprobación de la normativa específica para la habilitación de lugares tangueros de baile. La cultura perdió a un numen.