Seguidores

26 de agosto de 2012

CAZA DE BRUJAS



*Por Eliana Valci

Todo aquello que se salga de “el orden establecido”, termina convirtiéndose en la persecución del “enemigo potencial”, ya sea porque piense distinto o porque haya revelado acontecimientos, cuando nadie se hubiera atrevido.

La persecución política, es un accionar que lamentablemente parece no pasar de moda, y como ejemplo más visible de ello se encuentra el caso Assange por un lado, y el 0800 de Macri, por el otro.

Es increíble lo contradictoria que resulta la realidad!!!...Países y personas que enarbolan las banderas de la libertad de expresión y acción, acaban por ser sus propios verdugos.

Qué clase de ejemplo es este para la humanidad?...Claro que esta es una pregunta que para los cazadores no tiene mucho sentido, ya que no saben pensar por el bien del conjunto, sino en como mejorar sus mecanismos para anular cuerpos, mentes y almas y así ejercer el dominio total de los mismos.

Pero eso sí, cuando alguien revela sus tropelías, debe ser inmediatamente acorralado, amordazado, no dejándole escapatoria. O bien, cuando se intenta expandir el pensamiento de otros, debe ser automáticamente denunciado por evitar que el virus de la indiferencia sea de alguna forma exterminado.

No hace falta ser brujo, para darse cuenta que los pseudo paladines de la justicia, tratan de invertir la carga de la prueba a su favor, transformando así a las víctimas en victimarios y viceversa.

Sin embargo, la balanza a veces puede inclinarse hacia la presa, porque como todos sabemos un acto extremo de prohibición genera como reacción una conducta rebelde, por lo cual, en este sentido, el tiro les ha salido por la culata a dichos cazadores más de una vez a lo largo de la historia.

Es de película la maldad que corre por las venas de los perseguidores, e increíble su necedad ante lo obvio…pero es cierto, lo simple es complicado!!!

El día que comprendamos que es posible la convivencia con aquel que piensa diferente, y que esto pueda resultar hasta enriquecedor si hubiera lugar al debate y no a la acusación infundada, quizás ese día el mundo sea un lugar mejor.


*Directora Revista Ida & Vuelta
Publicar un comentario