Seguidores

17 de junio de 2012

Y LA HISTORIA…CONTINÚA

Por Eduardo Visco*


Ya entrado el siglo XXI, esta plenamente vigente ese hombre de pensamiento nacional y peronista que fue Arturo Jauretche, Norberto Galasso lo rememora en lo que para Jauretche fue la” revolución inconclusa”.
Leyendo a Jauretche, y deleitándome con una de mis pasiones, el tango, retumbo en mis oídos esa voz tan personal de Julio Sosa, precisamente la letra del tango “cambalache” tan sabiamente pensada por Enrique Santos Discépolo.



Esto me llevo a pensar en hechos de un pasado no tan lejano y firmemente grabado en la memoria, recordé el septiembre de 1955 y lo compare con el día después del voto “no positivo”, así como en aquel fatídico 1955 parecían encaramarse en el poder todos aquellos que no lograron seducir ni convencer a mas del 20% de los votantes.


En aquellos aciagos días de septiembre de 1955, los fieles servidores del imperio británico, monárquicos falangistas, el nacionalismo clerical expresado por Lonardi y el liberalismo pro británico representado por Isaac Rojas, se adueñaron del poder, persiguiendo deteriorar no solo la imagen de Perón, siendo este el pretexto, la verdadera intención estaba en eliminar de lleno el pensamiento que sostenía la base del la” revolución nacional”.



Los obreros por aquel entonces pretendían oponerse a esta indignante situación, ante la pasividad de la conducción que no se decidía al enfrentamiento, no obstante, la clase trabajadora y viejos luchadores asumieron como suya la responsabilidad de sostener de pie al movimiento, entre ellos recordé a Alejandro Leloir, John W. Cooke, Arturo Jauretche, el Kadri, fundador de la juventud peronista, Andrés Framini, el Gral. Valle y Tanco, luego fusilados.



Cambiando los personajes y algunas situaciones parecía tener mucho que ver con el día después del”no positivo”.

Medios de comunicación monopólicos intentando bajar un mensaje de confusión y seducción a la pequeña burguesía (léase ,clase media desteñida), así como entonces, cada uno de los militantes, ciudadanos, obreros del campo y de la industria, comprendieron que la negación a la “resolución 125” era el pretexto para intentar posesionarse por parte de la histórica y actual oligarquía de un espacio perdido, ante la eficacia de una gestión de gobierno, que no luchaba ni lucha solo por un partido sino por la Nación toda, contra la restauración de la oligarquía y el coloniaje, en defensa de los trabajadores , sus organizaciones gremiales y por la soberanía nacional.

“Al otro día”, del “No positivo” nos tomo de sorpresa, salimos desorganizadamente a dar respuesta, frente a un aparato comunicacional fuertemente armado, los enfrentamos con argumentos y convicciones, y como en aquel entonces llovía intensamente en Bs. As. Con lágrimas de hombres y mujeres del campo y la ciudad, que asumían como propia esa derrota de la traición en el Congreso, nos sentíamos solos, aislados, deprimidos, golpeados por la soberbia del “enemigo, no del adversario”.

Finalmente nos hemos vuelto a ver las caras, detrás de la conducción de Cristina (Con el 54 %) logramos otro paso a la soberanía nacional, la reestatización de Aerolíneas Argentinas, las obras energéticas se multiplican en todo el país, seguimos creciendo económicamente, le ganamos al desempleo, estamos construyendo espacios de comunicación liberados y populares e YPF…es argentina.

Así como el enemigo, aunó esfuerzos para debilitar la soberanía popular, nosotros nos hemos identificados, somos los que pertenecemos desde siempre y para siempre, al movimiento político más importante de la historia, somos los que interpretamos la doctrina pentagramada por la fuerza de la voz de Evita, de la conducción estratégica y de esas firmes enseñanzas que nos legara “al pueblo” el Gral. Perón.


Las circunstancias actuales, sociales, políticas y culturales, nos obligan a esforzarnos como miembros del Partido Justicialista a la aplicación de cada una de ellas, “agiornadas”, para seguir construyendo un futuro con justicia social y soberanía política.

Para ello tenemos que asumir en el contexto histórico en el que vivimos, el sistema económico y social que detentaba una fuerza aparentemente monolítica se está derrumbando junto a la estatua de la Libertad, la moneda que hegemónizo el comercio y las guerras internacionales, el dólar, apenas es un esbozo de poder y se debate en franca retirada.

Mientras esto sucede en el mundo desarrollado nace un nuevo sol que ya atraviesa los países de nuestra vilipendiada Latinoamérica, surca los Andes de Chile, ilumina la puna Jujeña, juega en las playas del Rió de la Plata deteniéndose un instante sobre las torres de petróleo, allá en nuestro sur lejano para continuar iluminando el lago de Titicaca, brindando calor a los niños de piel cetrina en la puna Boliviana, confundiéndose con el candombe Uruguayo, abriendo caminos en la selva Brasilera para acercar hermanos, trayendo ecos desde Ecuador y Venezuela.

Esto es nuestra América, la olvidada, la explotada, surgiendo desde lo más profundo de la etnia de los dueños de la tierra, proyectándonos como la alternativa a un mundo desigual, con las manos extendidas a quienes también son parte de nuestras raíces , Europa, África…ofreciéndoles construir juntos puentes de unidad.

Perdón…había olvidado que mi intención fue tirar una línea paralela entre aquella oligarquía naciente por los ochenta y la actual Sociedad Rural, la que hoy con una enorme irresponsabilidad patriótica sigue urdiendo desde el anonimato planes de desestabilización, ya no con las fuerzas armadas , hoy financian y alimentan a grupos monopólicos, corporativistas que enquistados en la economía de la argentina, ven con temor y asombro como lenta pero inexorablemente pierden sus históricos privilegios existentes hasta el fin del Siglo XX.



Para ello no dudan en golpear en lo más profundo de las entrañas del ser Nacional aliándose si es necesario hasta con ideologías extremas y/o fundamentalistas, por eso presenciamos la incomprensible razón de pretender disparar el dólar con la única intención de generar una inflación que desgaste al gobierno de Cristina, negación al revaluó inmobiliario de la Provincia de Bs. As.,cacerolazos de grupos minoritarios desinformados y confundidos, violencia y odio plasmado con los arteros ataques a trabajadores de Prensa, dirigentes sindicales que persiguiendo su mezquino interés personal piden aumentos del 30%, sin tener en cuenta que enfrentamos una crisis internacional que con seguridad afectara nuestra economía algo por lo que Cristina Kirchner está implementando medidas preventivas .

Se suma a esto el accionar de un aparato comunicacional que monopoliza la información, la distorsiona, confunde, vacía de palabras e ideas y cuando hablo de ideas no me refiero solo a las ideas de una reformulación teórica, también existen las ideas que van emergiendo de la interpretación de la realidad.

Frente a todo este verdadero Cambalache opositor, está la Argentina del desarrollo, del crecimiento, de la soberanía pero por sobre todo la Argentina de pie con dignidad.

Está una Argentina que a esa clase dominante históricamente en estos últimos nueve años les brindo la oportunidad de ganancias record, de inserción en mercados internacionales nunca antes explorados…y aquí cave la pregunta :
¿Nuevamente está defiendo un interés de clase, pretendiendo que la clase trabajadora, no asistan a los mismos restaurantes, usen los mismos autos y veraneen en los mismos lugares? ¿Están persiguiendo que sus hijos sean los únicos que accedan a la facultad?

Compañeros peronistas, de lucha, de trabajo, asumamos el momento que nos toca vivir, con la responsabilidad de ser herederos de PERÓN Y EVITA. Volvamos a ensuciar las paredes con graffiti, volvamos a lavarnos las patas en las fuentes de la oligarquía, no nos observemos en el grisado de la nada retomemos con fuerza y sin disfraz nuestra ideología peronista, ideología que nos permite a través de nuestro movimiento sostener nuestros principios pero aceptando los cambios que la historia propone al siglo XXI, cambios hoy encarnados e interpretados por lo que la oligarquía y las corporaciones denominan ,los K, en eso tienen razón el Kirchnerismo es la mas fiel interpretación de la doctrina que genero la mayor movilidad social de la historia, tan grande como el odio hoy expresado por esos minoritarios grupos de la elit argentina.



La Liberación de la Patria no es tarea de una sola generación sino de varias, por eso hay que ir haciendo el trasvasamiento generacional. (Juan Domingo Perón)
Publicar un comentario