Seguidores

24 de junio de 2012

20 DE JUNIO DE 1996: DESDE ESTE DÍA AL 26 DEL MISMO MES, MOVILIZACIONES POPULARES GENERADAS EN CUTRAL CO


*Por Prof. Daniel Chiarenza
Las puebladas en la Argentina pre-Kirchner

En pleno imperio del neoliberalismo, es decir del “menemato” –mediados de 1996-, la irrupción de luchas populares contra el “modelo”, que continuaba agravando la desocupación, la miseria y la desesperanza de las mayorías populares, tuvo un pico histórico de indignación con la rebelión de los pobladores de Cutral Co y Plaza Huincul, dos ciudades próximas enclavadas en el centro petrolero de la provincia de Neuquén. Unas 20 mil personas fueron actores sociales de las barricadas y cortes de ruta, en "piquetes" y en otras formas de defensa contra la exclusión. Los novísimos "piquetes" se constituyeron en una construcción protectiva contra la violencia del poder económico y político, y direccionaron el poder de hecho de la pueblada a través de legítimos delegados o representantes revocables, electos en las asambleas populares. Se transformaron en un poder paralelo al oficial, donde no hubo lugar en esos seis días para intendentes, concejales y demás autoridades propias del gobierno formal de una democracia mentirosa. Las autoridades provinciales de vieron obligadas a “parlamentar” con ellos, y que se les reconociera el derecho de controlar el cumplimiento de los tratos a los que se había arribado con el gobierno neuquino.

La pueblada de Cutral Co. Ejemplo de lucha contra las políticas neoliberales del menemato 

El proceso combativo tuvo honda repercusión nacional.
La "pueblada" de Cutral Co/Plaza Huincul obligó a que entraran en escena los bastante desentendidos sindicalistas. Superando momentáneamente la difícil situación generada por los despidos masivos y la hegemonía de las burocratizadas jerarquías gremiales, por lo general oficialistas, el 8 de agosto se llevó a cabo una jornada de huelga con movilizaciones a lo largo y ancho del país en las que, por primera vez en la presente etapa, jugó un papel relevante la clase obrera industrial de las grandes plantas fabriles de Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

Piquetero que se defiende ante la impudicia del gobierno del riojano 


En la hasta entonces impensada situación, ante la omnipotencia del innombrable, se profundizaron las contradicciones entre el gobierno y lo que le quedaba de popular e intransigente al partido otrora de las grandes reivindicaciones sociales, e incluso se quebró el núcleo empresarial que sustentó a aquella particular “revolución productiva”, devenida en dependencia financiera internacional. Menem destituyó al ministro de Economía Domingo Cavallo, abriéndose así un período de crisis política, impensable hacia poco más de un año para el triunfante “Turco”.
La nueva huelga -ahora de 36 horas- cumplida los días 26 y 27 de septiembre de 1996 ratificó el protagonismo que aún seguía teniendo la clase obrera en la escena política nacional, liderando el repudio mayoritario a las políticas cipayas y neoliberales del gobierno. Comenzaron a generalizarse los piquetes de huelga; fueron a la huelga varias de las principales empresas del país, en algunos casos por encima de las poderosas cúpulas sindicales cooptadas por el oficialismo.

Teresa Rodríguez. víctima de un sistema injusto y de una represión indiscriminada que continúa impune


El "Cutralcazo" –como alguna vez el “Cordobazo”- y los paros del 8 de agosto y del 26 y 27 de septiembre significaron un punto de inflexión en el proceso abierto con el "Santiagueñazo". La situación, en su conjunto, experimentó un cambio cualitativo.

Dirigentes del Cutralcazo

Entre diciembre de 1996 y abril de 1997 se movilizaron los profesionales y empleados de la Salud, en defensa de la fuente de trabajo y la salud pública; los obreros de la Editorial Atlántida, que cortaron la ruta Panamericana en defensa de sus empleos y contra la flexibilización laboral; los jubilados, ocupando supermercados de firmas multinacionales como los Walmart y los Carrefour de distintas localidades; los docentes y estudiantes de todos los niveles educativos, que el 14 de abril de 1997 protagonizaron un masivo paro nacional.

Paro nacional de 1997

En 1997 la efervescencia popular en la Argentina, contra las políticas de hambre y entrega del patrimonio nacional -propias del ajuste liberal- experimentó un cambio cualitativo. En la primera mitad del año tuvieron lugar -aparte de numerosos movimientos de menor proyección nacional, pero de profunda significación provincial o regional- un segundo "Cutralcazo" en Neuquén, y masivas "puebladas" en el norte del país, como las de Tartagal/General Mosconi (Salta) y Libertador General San Martín (Jujuy).
Publicar un comentario