Seguidores

27 de mayo de 2012

PASO: MÁS ALLÁ DE LA JUNTA DE MAYO


Por Pablo Adrián Vázquez*

En mi recuerdo escolar una imagen se repetía: Juan Jose Paso. Pero eso no se replicó con la valoración de su figura: Si Moreno fue el númen de la Revolución, Castelli “él” orador, Belgrano el alma, y Saavedra la fuerza militar, que lugar le guardó la historia a Paso?

Nacido en 1758, se recibió de abogado en la Universidad de Córdoba en 1779. A su regreso fue uno de los fundadores de San José de Flores, actual Flores. Mientras se produjeron las invasiones inglesas a Buenos Aires, él se encontró en Lima desarrollando una infortunada actividad comercial con una mina de oro.

Al regresar a Buenos Aires intervino en asuntos políticos, acercándose a los grupos carlotinos y a la masonería local.

Los sucesos de mayo de 1810 lo encuentrean pidiendo, en la sesión del 22, el cese del Virrey Cisneros. Fue él quien refutó al Fiscal Villota, negando esperar a que se sumen los delegados de otras provincias, y pidiendo la pronta organización de “una Junta Provisoria de gobierno a nombre del señor don Fernando VII y que ella proceda a invitar a los demás pueblos del Virreinato a que concurran por sus representantes a la formación del gobierno permanente.”

Secretario de Hacienda en la Primera Junta, acompañó el impulso morenista y buscó, sin éxito, obtener el acatamiento de Montevideo, siendo expulsado de dicha ciudad.

Resistió la arremetida de incorporar nuevos diputados de las provincias, pero, a la salida de Moreno, se alineó a la posición saavedrista. Eso le valió ser uno de los pocos en continuar en la llamada Junta Grande

Integró la diputación que firmó el armisticio, en 1811, por la que la Banda Oriental quedaba bajo el dominio de Montevideo.

Los disturbios contra Saavedra, instigados por el propio Paso, dio lugar al Primer Triunvirato con Chiclana, Sarratea y el citado Paso. Pero este último renunció en desacuerdo con Chiclana y Rivadavia, secretario de dicho Triunvirato. El alzamiento militar promovido por San Martín e instigado por la Logia Lautaro, fuerza la renuncia de los triunviros e impulsa un Segundo Triunvirato con Alvarez Jonte, Nicolás Rodríguez Peña y otra vez Paso.

En 1814 fue a Chile a sondear a Saavedra si estaba en conspiraciones contra ellos, pero los sucesos de Rancagua lo obligan a regresar a Buenos Aires. Integró la ofensiva contra Alvear, fue Auditor del Ejército y asesor del gobierno de Tucumán.

El Congreso de Tucumán lo encuentra como diputado pro Buenos Aires y su secretario hasta 1919. Participó de al redacción del Estatuto Provisional de 1817, de la Constitución unitaria de 1819, fue asesor de Rondeau, diputado provincial entre 1822 y 1824, integró el Congreso de ese año como diputado y votó la Constitución de 1826.

Brindó impulso y asesoramiento en las leyes para la fundación del Banco de Descuentos rivadaviano, la ley de imprenta y la organización del ejército.

Pero su asesoramiento se trasladó de los unitarios a los federales, colaborando con los gobiernos de Dorrego y de Rosas, y hasta participando en el Pacto Federal.

Su muerte en 1833 cortó su prolífica trayectoria, aunque uno, al detallar su avatar político, esta tentado en afirmar: estuvo en todas!



* Politólogo, Docente en al UNLZ y UNMo, Miembro del Instituto Nacional Manuel Dorrego
Publicar un comentario