Seguidores

8 de abril de 2012

QUE PAGUEN SU CULPA LOS TRAIDORES


Parte del genocidio del "proceso" militar argentino, fue la loca aventura de iniciar una guerra para recuperar las Islas Malvinas.

¿Quién podría oponerse a un objetivo tan loable?
Sin embargo, en esa coyuntura, los militares lo hacían para concitar la atención de una población que ya había empezado a decir basta -recordemos que un par de días antes (30 de marzo) se había producido una movilización organizada por la CGT (ABRIR AQUÍ PARA IR AL ENLACE) que contó con un apoyo multitudinario y recibió una impresionante represión a manos de uniformados, pero demostró a los militares el profundo desgaste político y desprestigio en que habían caído.

Por eso la locura de producir una guerra que significó una parte más del genocidio, del que fueron víctimas mayoritariamente los jóvenes.

Pero más aún, a tropas mal entrenadas, con equipos no acordes para la rigurosidad climática de las Islas Malvinas, mal alimentados, se sumó el castigo corporal -tortura- a que muchos fueron sometidos por parte de sus superiores, que hacen que hoy esté en estudio considerar dichas torturas parte de delitos de lesa humanidad. Con toda justicia.

Leemos: "La Corte Suprema de Justicia consideró “causa de trascendencia” el recurso de queja contra el fallo que rechazó considerar delitos de lesa humanidad los estaqueos y otras torturas y tratos crueles e inhumanos que sufrieron soldados que combatieron en la Guerra de Malvinas por parte de sus superiores, oficiales y suboficiales ... La causa por torturas se inició en 2007 en el Juzgado Federal de Río Grande, Tierra del Fuego, a cargo de Lilian Herraez. Fue ella quien, en primera instancia, consideró imprescriptibles los delitos achacados al subteniente Jorge Taranto, quien alcanzó cierta notoriedad pública pues conducía el programa radial Malvinas, la verdadera historia, por Radio 10. La decisión fue confirmada por la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, pero la Casación la dio vuelta en 2009. La apelación del fiscal de Casación y un planteo del Centro de Ex Combatientes de La Plata /CECIM) hicieron que el caso llegue a la Corte esta semana" -para leer la nota completa ABRIR AQUÍ-


Publicar un comentario