Seguidores

26 de febrero de 2012

VIDELA DICE QUE ESTA PRESO POR VENGANZA (¿?)



*Por Daniel Brión 

No resultan increíbles, no resultan llamativas, mucho menos causan sorpresa las declaraciones que el dictador, represor y genocida efectuó a un medio español, reivindicando la represión, criticando los juicios que se están desarrollando y cuestionando el número de desaparecidos.

Sorpresa sería si sus declaraciones hubieran sido a la inversa, reconociendo la culpa, pidiendo perdón, mostrando arrepentimiento por todo lo hecho.

El preso Videla encabezó la dictadura autodenominada Proceso de Reorganización Nacional instalada tras el golpe de estado del 24 de marzo de 1976. Además fue jefe del “ejército argentino”[1] entre 1975 y 1978. Tras la recuperación de la democracia en 1983, fue juzgado y condenado a prisión perpetua y destitución del grado militar por numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gobierno de facto. El 22 de diciembre de 2010 fue condenado a prisión perpetua en cárcel común por el caso conocido como UP1.

Actualmente se encuentra procesado por el robo sistemático de bebés y cumpliendo varias condenas perpetuas -en la prisión en la Unidad 34 del Servicio Penitenciario de Campo de Mayo- por delitos de lesa humanidad, desde ese lugar, el de un preso juzgado y con sentencia firme por delitos de lesa humanidad, sostuvo que él y otros represores están presos por venganza (¿?) y acusó al Ejecutivo Nacional de impulsar los juicios a represores con un espíritu de absoluta revancha. Las declaraciones aparecieron en la revista española Cambio 16.

El genocida también defendió la actuación de las fuerzas armadas durante la dictadura, afirmando que la República está desaparecida, que el Parlamento no tiene contenidos, y que está compuesto por ganapanes que temen perder el puesto y se venden al mejor postor. No hay nadie en la escena política con lucidez capaz de hacerles frente”, lo hay Videla, lo hay, pero en democracia ni juntando los votos del 2°, 3° y 4° pudieron ni arrimarse a la abrumadora suma de votos de un pueblo en marcha, en busca de un destino común.

Se lamenta el dictador diciendo que la administración de Néstor y Cristina Kirchner ha retrotraído “todo este asunto” a la década de los setenta, y vienen a cobrarse lo que no pudieron cobrarse en esa década y lo hacen con un espíritu de absoluta revancha”. Para terminar diciendo que “Es la vendetta para una satisfacción personal sin razones, totalmente asimétrica, fuera de medida. Aquí no hay Justicia, sino venganza, que es otra cosa bien distinta”.

También tuvo el descaro de incluir en la nota a los desaparecidos [2] de su dictadura genocida y afirmó que, según él, son solamente 7 mil los muertos.

Vamos por parte, siempre según mi punto de vista, y con la amplitud de no sentirme el dueño de la verdad, sino intentando reflejar el sentimiento y mi verdad al leer tamaña desfachatez.

Me gustaría responder al recluso Videla que no advierte la diferencia entre revancha y justicia, trataré de explicárselo y ser lo más didáctico posible, primero fijaremos terminologías.

· “Revancha” según del diccionario de la Real Academia Española: (Del fr. revanche). 1. f. desquite.,

· “Desquite”: m. Acción y efecto de desquitar,

· “Desquitar”: 1. tr. Particularmente en el juego, reintegrarse de lo perdido, restaurar una pérdida. U. t. c. prnl. - 2. tr. descontar. - 3. tr. Tomar satisfacción, vengar una ofensa, daño o derrota. U. t. c. prnl.

· “Venganza”: 1. f. Satisfacción que se toma del agravio o daño recibidos. - 2. f. desus. Castigo, pena. ~ de Moctezuma. - 1. f. coloq. Méx. Diarrea contraída por el turista que llega a México.[3]

Resulta claro, por simple definición etimológica que no se trata ni de revancha, ni de desquite, ni mucho menos de revancha. Quizás, sí, asimilando la “venganza de Moctezuma” le haya producido al dictador/genocida una importante diarrea, pero seguro que no es debido a beber algún tipo de agua o alimento, –digo- ¿será ante la inminencia de que se le comprueben también estos aberrantes nuevos delitos investigados del robo sistemático de bebes?

Entiendo su punto de vista, como no entenderlo analizando la historia de la impunidad en la argentina contemporánea, “no existe mayor delito que el que se comete a sabiendas de su impunidad” (T. Hobbes “El Leviatan”), recordemos algunos antecedentes de la de la revancha y de la impunidad y en nuestro país:

· Decreto 4161/56 de Aramburu y Rojas; y la contracara de la auto amnistía dictada por los crímenes de lesa humanidad de la autodenominada revolución libertadora al dejar el gobierno.

· Decreto Secreto 9880/58, puesto en ejecución por Decreto 2628/60creación del Plan CONINTES (Conmoción Interna del Estado); de Arturo Frondizi, con el beneficio de las amnistías posteriores de los ejecutores.

· Decreto Ley 2713/63 del vicepresidente en ejercicio de la presidencia José María Guido y auto amnistía dictada por estos gobiernos hacia quienes intervinieron en la ejecución de estos hechos represivos y genocidas.

¿Cómo no va a pensar Videla lo que piensa si todos los antecedentes hablan de impunidad?, esperaban ellos también, quienes desarrollaron la Doctrina de la Seguridad Nacional de la última dictadura, gozar de tan vergonzante impunidad.

En realidad yo no deseo ni revancha, ni desquite, ni venganza, mi padre fue asesinado por la espalda en los basurales de José León Suárez en junio de 1956 por la dictadura de Aramburu y Rojas, y su crimen junto al de todos los compañeros que entonces cayeron ha resultado impune desde entonces, allí nació el terrorismo de estado genocida impune, pero no deseo a ninguno de sus asesinos ni a los genocidas que les sucedieron en los distintos momentos de nuestra historia golpista nada de lo que ellos hicieron.

Podría decir con total tranquilidad espiritual que no deseo que a ningún represor genocida lo asesinen por la espalda, o simulen un fusilamiento, o les hagan explotar los testículos con una picana, ni que la lengua se les hinche de tal manera que no los deje respirar, no les deseo que sean despellejados en vida, mucho menos que secuestren a sus hijas, las violen, las embaracen y luego se repartan sus bebes, ni que picaneen las vaginas de sus mujeres o sus hijas, o les hagan submarinos secos o húmedos, ni que les peguen hasta el hartazgo, ni que atados de manos los tiren desde un avión, ni que se queden con sus viviendas, ni con sus pertenencias, ni que entreguen a sus niños a otras familias, jamás podría desearles eso, porque eso sí se llama revancha, desquite o venganza (en definitiva lo puedo resumir en una sola palabra: ODIO); y nosotros estamos convencidos que lo único que finamente triunfa es el amor, el odio solo destruye, el amor construye –como lo estamos haciendo- una sociedad nueva y con otros elementos, los de un gobierno nacional y popular, una República que usted, claro, no vislumbra ni llegará nunca a entender.

Redondeando, esta sociedad lo ha sometido a usted, y a todos sus adláteres, a la JUSTICIA (no a la revancha), finalmente esa justicia determinará su destino que –sin ánimo de prejuzgar- seguramente será la cárcel, pero como no buscamos –reitero-ni revancha, ni desquite, ni venganza, considerando su senilidad hasta se les ha permitido la prisión domiciliaria que ustedes mismos, no pudiendo controlar sus impulsos autoritarios, tampoco supieron agradecer y violaron el sistema.

Finalizando, ¿cree seriamente Videla que minimizar el número justifica su accionar?, declara en el reportaje –como lo ha venido haciendo siempre- que los muertos han sido 7 mil, ignora los desaparecidos como ya señalé, pues bien le hago sólo una reflexión a usted, señor dictador genocida, amo de horca y cuchillo, tan religioso que dice ser, como dice el Talmud de Jerusalem (4, 22): “quien salva una vida es como si salvara a la Humanidad entera”; para el Budismo se trata de respetar todas las formas de vida pues cada vida que nos da la madre naturaleza tiene el mismo valor y ninguna vale más, así una vida humana tiene el mismo valor que el de una cucaracha -ve que su vida también importa-; Dios ha dicho a su pueblo: “No matarás”; y aquel que mate será reo ante el tribunal. Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal (Mt 5, 21-22), los cristianos recuerdan: “La vida humana es sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción creadora de Dios y permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin. Sólo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término; nadie, en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente” ("Donum vitae" intr. 5)[4].

Videla, no importa la cantidad en el concepto de lo que estoy diciéndole, usted ha violado no sólo la ley de los hombres, ha violado la ley divina que dice ser su guía y protección para una familia “occidental y cristiana”, mejor permanezca en silencio, haga acto de constricción y deje de ofender la inteligencia de una sociedad que ya lo ha juzgado y ha desechado en el desprecio todo lo que usted y todos quienes le precedieron en las dictaduras genocidas han hecho a nuestro pueblo.

Me viene a la cabeza después de leer sus declaraciones y su propuesta, como cierre, la charla del General Peron con el embajador de U.S.A. Braden, para terminar diciéndole lo mismo a usted:

Perón le señalo que había un solo problema para aceptar la propuesta.

Spruille Braden - ¿Cual es el problema?, le dijo un intrigado Braden

Juan Domingo Perón -Pues, que en mi país, al que hace eso, se lo llama hijo de puta.





[1] En realidad este ejército representado por dictadores y genocidas no debería llamarse Ejército Argentino, ya que no responde a ese Ejército Nacional del General San Martín, del General Belgrano, del Coronel Manuel Dorrego, el general Lucio Mansilla, del Brigadier General Juan Manuel de Rosas, del General Hernán Pujato, El General de División, don Manuel Nicolás Aristóbulo Savio, del General Enrique Mosconi, del Geneal Juan Domingo Perón y tantos otros militares que de la mano de los civiles hicieron grande nuestra Patria.

[2] “Los desaparecidos son eso, desaparecidos; no están ni vivos ni muertos; están desaparecidos”, advirtió en su momento Jorge Rafael Videla frente al interrogatorio periodístico; y esas mismas palabras reproducían con insistencia los torturadores en los campos clandestinos de concentración: “Vos aquí no sos nadie”, “no tenés nombre”, “no estás ni vivo ni muerto”, “no existís”. Las víctimas de la represión ilegal quedaban ubicadas, así, en un escenario impreciso entre la vida y la muerte.

[3] La Venganza de Moctezuma es un término coloquial para referirse a padecimientos diarreicos causados a los turistas provenientes de otros países, mayoritariamente desarrollados, que visitan México. Generalmente la enfermedad es causada por la bacteria Escherichia coli que se encuentra en el agua y en los alimentos a los cuales los mexicanos parecen estar acostumbrados.

[4] Corría el mes de febrero de 1987 cuando se firmaba en el Vaticano un documento en latín se conoce simplemente como "Donum vitae". El documento estaba firmado por el entonces Cardenal Joseph Ratzinger en cuanto prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Contaba con la autorización explícita de un Papa enamorado de la vida: el beato Juan Pablo II. No se busca aquí resumir la doctrina de un documento muy rico y profundo, sino simplemente resaltar su importancia y su valor profético.


*Miembro de Número del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberomericano "Manuel Dorrego"

Publicar un comentario