Seguidores

19 de febrero de 2012

16 DE FEBRERO DE 2008: MUERE ELVIO VITALI. CUANDO LA MILITANCIA SE HACE FORO LIBRERO

Elvio Vitali y Nicolás Casullo, altri tempi. 
*Por Prof. Daniel Chiarenza



Así estamos, consternados, rabiosos, porque en el Instituto Fleming acaba de morir -luego de una larga convalecencia- Elvio Vitali de 53 años de edad. Apasionado librero y legislador porteño kirchnerista, presidente de la comisión de Comunicaciones.


Elvio Vitali en una sugestiva foto en blanco y negro.
Elvio había nacido en Villa Domínico el 26 de marzo de 1953. Su padre, Antonio, era un italiano de Recanatti, socialista.
Vitali –el librero-, gran conocedor del tango, vivió siempre con el corazón mirando al sur, donde vivió toda su vida y su muerte. Elvio consideraba que Buenos Aires tenía dos industrias culturales claves para exhibir al mundo: el tango y el libro, que debían consolidarse con la intervención del Estado.
Fue militante de la JUP en la Facultad de Derecho (UBA), participando de la organización político-militar Montoneros, hasta que golpeó fuerte el golpe del ´76.

De izquierda a derecha: Jorge Bernetti, Elvio Vitali, Ricardo Nudelman, Héctor "Tío" Cámpora y Esteban Righi.

En 1978 se exilió y la dictadura seguía pisándole los talones. En México formó parte de la Comisión de Solidaridad, estudió Comunicación Social y empezó a interesarse por el mundo editorial y la gestión cultural: trabajó como distribuidor de Paidós, Nueva Visión y Anagrama.
Exiliado, conservó a viejos compañeros de militancia, como Miguel Talento y a su esposa, María del Carmen Bianchi –madre de su hijo Elvio-, actual diputada nacional y expresidenta de la Conabip.

La actual diputada nacional (ex Conabip) María del Carmen Bianchi, entregando un premio a Dolina.

Al volver, Vitali fundó la librería-foro Gandhi sobre la avenida Corrientes casi Montevideo, junto con su esposa Elsa Amado –con quien tuvo dos hijos: Franco y Julia- y con Mauricio Achar (el “Negro” Tula), fallecido en 2005. Con los aires democráticos de los ´80, Gandhi fue centro del debate intelectual y cultural. Gandhi de Buenos Aires era gemela a Gandhi de México, fundada por Achar. En la crisis económica de fines de los ´90, Vitali vendió a Editorial Galerna la mayor parte de Gandhi.

Mauricio Achar (el "Negro" Tula) con quien Vitali fundara librerías Gandhi. 

Integraba la Corriente Popular Porteña y se había comprometido con el proyecto político de Néstor Kirchner desde el grupo Calafate.
Elvio tuvo la fortuna de conocer a Nicolás Casullo, Martín Zuleta y Martín Caparrós, con quienes trasmitieron fútbol en una radio “trucha”.
Comenzó en la función pública de la mano del expresidente Kirchner al frente de la Dirección de Acción Federal e Industrias Culturales, donde propuso uno de los proyectos más rechazados por el mercado editorial: el Instituto Nacional del Libro, resistido por las grandes compañías editoriales radicadas en el país. También generó, junto con Hugo Levin, expresidente de la Cámara Argentina del Libro, el proyecto de Polo Industrial del Libro.

Elvio Vitali y el actual director de la Biblioteca Nacional, Horacio González. 

Como director de la Biblioteca Nacional concretó el inventario de la Colección General de Libros de esa entidad que se convirtió en una iniciativa clave de su gestión, que duró dos años (hasta 2005). En este año encabezó la lista del Frente para la Victoria como candidato a la Legislatura de la CABA.
Presidió la comisión organizadora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.
Vitali afirmaba: “Buena parte de la industria cultural del libro añora una época de oro, durante la cual la producción nacional se distinguía en calidad y cantidad, […] fue perdiéndose nuestro reconocimiento al oficio del editor […] A cambio de la figura del sabio editor, se desarrolló la del editor/gerente de grandes grupos que concentran sellos y tomadores de decisiones sobre la base de astucias marketineras, cuyos frutos reflejan esporádicos aciertos, pocas veces respaldados por un sistema de convicciones. [Sólo] rescatamos solitarios luchadores, defensores de proyectos que reflejan la esencia de nuestra identidad”; así recordó a Boris Spivacow, el mítico fundador del Centro Editor de América Latina.

Años juveniles en Villa Gessell, Elvio Vitali y Enrique De Pedro (padre del diputado Wado). 

El Festival Internacional de Tango de Buenos Aires, que se convirtió en un hito internacional de la cultural porteña, fue una idea de Vitali, que disfrutaba de la música ciudadana con su última pareja, la coreógrafa y profesora de tango Silvana Grill.

Silvana Grill, última pareja de Elvio. 


Vitali impulsó en la Legislatura porteña la aprobación de la normativa específica para la habilitación de lugares tangueros de baile. La cultura perdió a un numen.
Publicar un comentario