Seguidores

18 de diciembre de 2011

ESTUDIANTES INDIGENAS


La provincia del Chaco cuenta con: LOS PRIMEROS 36 ENFERMEROS BILINGÜE INTERCULTURALES  INDÍGENAS Y 33 ESTUDIANTES DE LA PRIMERA PROMOCION DE ESTUDIANTES SECUNDARIOS DE LA  ESCUELA DE LA FAMILIA AGRÍCOLA BILINGÜE INTERCULTURAL,  en un acontecimiento histórico en la construcción de un país pluriétnico y pluricultural, YA QUE ES LA PRIMERA EXPERIENCIA DE LA ARGENTINA.



El pasado 07 de diciembre, en el local escolar de la E.F.A.B.I. Nº 185 DEL PUEBLO VIEJO, EN LA LOCALIDAD DE PAMPA DEL INDIO se realizó el cierre del ciclo lectivo 2011 del CENTRO EDUCATIVO INTEGRAL BILINGÜE INTERCULTURAL DE GESTION COMUNITARIA INDIGENA. Del acto central, participaron autoridades provinciales, integrantes de la Fundación Artistas Solidarios, Instituciones locales y familiares de los egresados.  El día 12 de diciembre se realizó el acto de promoción de  55  EGRESADOS DE LA  CUARTA PROMOCION DEL BACHILLERATO LIBRE PARA ADULTOS BILINGÜE INTERCULTURAL.


Estos tres proyectos, la E.F.A.B.I., el B.L.A.B.I. y la Escuela Superior de Enfermería Bilingüe Intercultural,
junto con el CESBI (CENTRO DE EDUCACION SUPERIOR BILINGÜE INTERCULTURAL) que en la actualidad cuenta con dos carreras: Técnico Superior en Comunicación Social Bilingüe Intercultural y el Profesorado de Pedagogía Bilingüe Intercultural conforman el CENTRO EDUCATIVO INTEGRAL BILINGÜE INTERCULTURAL DE GESTION COMUNITARIA INDIGENA de Pampa del Indio, desarrollado por la Organización Indígena L’QATAXAC NAM QOMPI (CONSEJO QOMPI). 

El rector del CESBI y Coordinador del Consejo Qompi, MIGUEL GARCÍA, en su discurso manifestaba lo que significa para el Pueblo Toba, estas experiencias educativas:

“… El poder ser del Consejo Qompi con sus dirigentes directores y docentes como sujetos de su propio desarrollo. Y ese empoderamiento viene del reconocimiento de las familias Qom de Pampa del Indio, que están convencidas de que la propuesta educativa que propician está en el mejor de los caminos, el camino de la autonomía, el camino de la gestión social indígena…. “


Por su parte, un egresado de Enfermería, sintetizaba el sentir de los estudiantes que llegaron al final de este
camino:

“… Este es un momento histórico, somos la primera promoción de Técnicos en Enfermería Bilingüe Intercultural. Esto va a ayudar a minimizar los problemas del sistema de salud a nivel provincial y nacional. Cuando Ingresamos a la Tecnicatura éramos ciudadanos comunes y aprendimos muchas cosas en el camino: a cuidar y atender a mujeres embarazadas, niños recién nacidos, a las come  - abuelitas, a los yape  - abuelitos, a poner inyecciones... Fuimos superando nuestros miedos y siempre llevando al idea de la interculturalidad: estudiar tanto lo llamado científico, como lo tradicional. Nosotros no queremos que se pierdan los saberes ancestrales de nuestra comunidad. Nos analizamos hoy y vemos que lo hemos logrado. Descendemos de una raza puramente cultural. A algunos les cuesta entender nuestras costumbres, creen que es anormal. Pero es una forma de vida. Con esta carrera creemos que se dio un gran paso en la calidad de vida…”


Por su parte, un integrante de la Asociación Civil Che’eguera, que acompaña en la gestión de este proyecto,
manifestaba el sentir histórico de la lucha por los derechos:

“…. Quién diría que este sueño que empezó hace más de quince años, se esté realizando para que lo veamos nosotros aquí y ahora como lo dijo en su visita anterior el querido Javier Calamaro. Los que acompañamos convencidos de que el camino de lucha de las organizaciones, es sinuoso y a veces con pendientes  pronunciadas, decimos “estamos trabajando para el futuro”, para que los logros los vean nuestros hijos y nietos, pero la vida en compañía tiene estas pequeñas generosidades, estos regalos,  de poder ver aquí y ahora estos logros. Y nos vuelve a desafiar. Es una etapa nueva, tenemos que seguir trabajando para que la gestión social indígena sea una realidad y que impulse esa autonomía, que no se confunda con separatismo, autismo y aislación, ya hubo mucho de eso hasta no hace tanto tiempo. Pero el desafío de acompañar, lleva implícita actitudes de generosidad y entrega que en oportunidades hacen palpitar fuerte el corazón…”


El Turno fue para Carlos Giustino, de la Fundación Artistas Solidarios, quien, entre otros conceptos,
manifestaba lo siguiente:

“… para quienes formamos la Fundación Artistas Solidarios, es un orgullo el que nos dejen participar de este gran sueño de educación de los Pueblos Indígenas de Pampa del Indio. El poder contribuir, humildemente, desde el arte, para la concreción del otro sueño, el edificio propio de este Centro Integral, es un gran honor, ya que pronto estará funcionando a pleno ya que está en plena construcción. Simplemente, gracias por dejarnos participar de esta experiencia magnífica….”

Las palabras de la Sra. Subsecretaria de Interculturalidad y Plurilingüismo Elizabeth Mendoza, resumen que
este proyecto es una construcción en conjunto:

“… Venir a Pampa del Indio, a los eventos del Consejo Qompi, para mí, siempre significan un orgullo. Ver como las comunidades indígenas organizadas construyen un nuevo modelo de educación para sus pueblos, respetando la cultura y el idioma propio, es el símbolo de un esfuerzo y una lucha permanente por los Derechos de los Pueblos Indígenas… creo que llevar adelante este tipo de proyectos, significa un gran compromiso político de este Gobierno provincial, para el desarrollo y la plena participación de los Pueblos Indígenas. Significa otorgar oportunidades a todos los ciudadanos, de estudiar y trabajar en beneficio de su pueblo. Este es un gran compromiso del Gobernador Capitanich y su Ministro de Educación, Francisco Romero… Felicito al Consejo Qompi, a la Asociación Che’eguera por su compromiso por la educación. A los alumnos les doy mi mas  cálida felicitaciones porque se que significa un gran esfuerzo estudiar y ustedes lo han logrado… ”

El acto finalizó con eventos artísticos de los alumnos de la EFA, cerrando un gran marco de fiesta y
celebración del Pueblo Qompi de Pampa del Indio, que significa la alegría de todas las comunidades
indígenas de la provincia y de la Nación.



Gentileza: Prof. Karina Galo




HUMOR INTELIGENTE


SOBRE LA DISTORSIÓN QUE PRODUCE NO QUERER ESCUCHAR


*Por Juan Sasturain


Tras la asunción del sábado, tras los actos y los discursos y sus repercusiones, queda claro una vez más que –parafraseando a Wilde y a Twain– asistimos a una auténtica decadencia en el arte de escuchar. Cualquiera oye pero parece que muchos no escuchan. Y si escuchan, no parecen entender. En la Argentina hay peores sordos que los que no quieren oír: son los que escuchan pero que pareciera que no. Los que no se hacen los sordos sino los boludos. Y tienen sus razones.

Nos puede agradar o no el estilo oratorio de la Presidente –yo, como tantos, tengo serias reservas sobre el uso de ciertos énfasis, referencias y recursos retóricos: cuestión de gustos–, pero no cabe ninguna duda de que es, lejos, muy lejos, la mejor. Quiero decir: en términos de aptitud política, acopio de saberes y descripción de medios y objetivos, Cristina –cuando habla, cuando explica y describe– maneja conceptos y formula definiciones, establece correlaciones y clarifica cuestiones con la solidez de una estadista. Ocupa ese lugar con una soltura e idoneidad que acá nadie antes y en mucho tiempo. Sólo la ceguera y el prejuicio pueden echarle alguna sombra en ese aspecto. Es un cuadro político excepcional. Un fierro. Y además –creemos muchos– no sólo tiene razón en lo que dice sino que lo que dice se parece mucho, todo lo que puede, a lo que hace, a lo que quiere e intenta hacer. La solidez y la sensación de convicción provienen de esa coherencia, supongo.

Por eso es por lo menos curioso que todos hayan oído lo que dijo pero muchos no hayan querido escuchar de qué se trata.

Pocas veces se ha bajado línea tan clara y programática en términos de Política económica, así, con mayúscula (y lo dice este gil, que sabe poco –como la mayoría– de datos y nomenclatura técnica, pero que no come vidrio), ya que de eso habló Cristina, no de otra cosa: lo demás son detalles, temas derivados. En ese sentido, su defensa de la economía real –la basada en la producción, la inversión y el trabajo– en oposición a la economía especulativa –la que saca sus números y cuentas de resultados de los balances de los bancos y de las pizarras de los ladrones– es ejemplar. Y su énfasis en poner el ojo y la atención en el comercio interior y exterior, con lo que significa de saludable contralor a la circulación de las divisas y el equilibrio de la balanza de pagos, ni hablar. Vamos por ahí, como toda nación soberana (que alguna vez lo fuimos).

Fue conmovedor –romper el chanchito familiar, leer el papelito con los números de entradas y salidas– verla hacer la ominosa cuenta del costo en millones de verdes que suma el desembolso por pago de perversa deuda externa en retirada, y el goteo diario o casi por auxilios del Central para neutralizar las provocadas y frustradas corridas cambiarias de la puta Patria Financiera. Pese a eso, revisando el chanchito, ahí están –aunque podrían ser el doble– los cuarenta y pico mil millones de reservas, bancándosela. En fin... Grande, Presidente.

Ahora, a mí me va a gustar ver, en este país de buena gente, cómo los buenos representantes del pueblo y las provincias avanzan, desde el Congreso, con las leyes que regulen las condiciones de propiedad y explotación de la tierra y el funcionamiento de las entidades financieras, entre otros instrumentos legales que devuelvan soberanía en zonas hasta ahora liberadas para los ladrones. Me gustaría –nos gustaría– coherentemente, verlo. A Cristina también, claro. Habló de eso, lo recordó sin ira. Sería una manera de empezar a reparar el daño que este mismo Congreso soberano –formado por nuestra buena gente– causó por acción y omisión –no lo olvidemos– en tiempos no muy lejanos de culposo espejismo neoliberal.

La distorsión que produce el no querer escuchar lo que dijo Cristina en el pintoresco y sombrío, distendido y tenso discurso de la asunción, el sábado, puede ser fatal para comentaristas sesgados en general y analistas políticos de mala o cortada leche en particular. Se van a enterar por otros medios y en otras palabras que no son las suyas, que viven en un país saludablemente distinto del suyo: ése que no quieren ni oír soñar.

Fuente: Pág. 12

Gentileza de: Lanchodebastos

12 DE DICIEMBRE DE 2010: MUERE LA MILITANTE DE DERECHOS HUMANOS, ADRIANA CALVO DE LABORDE

*Por Prof. Daniel Chiarenza

Adriana Calvo de Laborde, una luchadora por los Derechos Humanos.


La militante de los derechos humanos, Adriana Calvo de Laborde falleció en la CABA. Adriana Calvo estuvo detenida desde principios de 1977 y salió en libertad en abril de ese mismo año. Desde entonces participó de las campañas de denuncias contra los represores. En especial se suma las denuncias en las causas sobre menores secuestrados por la dictadura cívico-militar. Fue la primera sobreviviente de los centros clandestinos de detención que declaró en el juicio a las juntas en 1985.

Adriana, primera sobreviviente de los centros clandestinos de detención que declaró en el juicio a las juntas.

En 1977 Adriana Calvo era militante del gremio de los docentes –que se mantenía en la semi-clandestinidad- de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, pues allí era docente e investigadora. En la mañana del 4 de febrero un grupo de diez hombres de civil, armados y con anteojos negros irrumpió en su casa de la localidad platense de Tolosa. Adriana estaba embarazada de seis meses y medio y la secuestraron junto a su otra hija de un año. Pero cuando salieron de la casa, una vecina le arrebató a la chica de las manos a un oficial y la tuvo con ella hasta que su madre salió en libertad. Aunque después el juez Bagnasco dijo haber comprobado que la criatura fue entregada por las fuerzas armadas y policiales a la familia biológica, en una declaración demasiado justificadora de los grupos de tareas salida de los labios de un juez.


El exjuez federal Adolfo Bagnasco, luego sería asesor de Menem en el caso de las armas.

La mantuvieron ilegalmente en cautiverio en la Brigada de Investigaciones de La Plata, en el Destacamento de Arana, en la Comisaría 5ª y en el Pozo de Banfield.
Cuenta Adriana que una vez en el Pozo de Banfield y de haber parido en el piso del patrullero a su hija, se asomó por una mirilla de la puerta del baño. Le habían dicho que desde allí se podía ver la celda de los hombres y quería hablar con su esposo. Lo que observó, según relató, era “lo más parecido a un campo de concentración nazi: cuerpos apilados y lastimados que despedían olor a miedo”.
Además, fue una de las fundadoras de Asociación Gremial Docente (AGD) de la Universidad de Buenos Aires y una de las primeras sobrevivientes en conformar la Asociación de ex detenidos-desaparecidos.
“Desde entonces, se convirtió en una incansable luchadora por la causa de los derechos humanos a favor de la Memoria, la Verdad y la Justicia”.


Centro Clandestino de Detención El Pozo, de Banfield.

Calvo recordaba que el día que se leyó la sentencia, el 9 de diciembre de 1985, “fue importante para hacer historia, pero no para hacer justicia", debido a las absoluciones que ya en aquel entonces había dictado el alto tribunal contra cuatro represores.
Juicio "virtual" a las Juntas Militares.

Adriana, que tuvo a su hija en cautiverio mientras la policía la trasladaba al Pozo de Banfield, narró ante los jueces su calvario por tres centros clandestinos de detención. Al ser reubicada a ese centro clandestino de detención (Pozo de Banfield), Calvo dio a luz a su hija en el piso de un patrullero policial, siendo asistida por el médico represor Jorge Bergés.
Declaró en la CONADEP en 1984, ante las Causas 13 de los Comandantes y 44 de La Plata, ante la Cámara Federal de la capital de la provincia, entre 1985/86, finalmente ante el juez Bagnasco desde 1998.


Miguel Etchecolatz y Jorge Bergés, el médico de la Policía en aquellos días.

Calvo también aportó, en la primera audiencia del año del juicio en el que se intenta averiguar lo ocurrido con más de dos mil desaparecidos, datos recopilados por la Asociación de ex detenidos-desaparecidos.
Calvo relató ante los camaristas Leopoldo Schiffrin, Julio Revoredo, Alberto Durán, Carlos Nogueira y Antonio Pacilio su “recorrida” por el circuito represivo a cargo del COT (Comando de Operaciones Tácticas). Según pudo establecer Calvo posteriormente, la Brigada de Investigaciones de La Plata era la “central” del grupo de tareas conocido como “La Patota”. De allí se derivaban a los prisioneros. Este hecho fue corroborado por Graciela Liliana Mercioni, otra ex detenida, que declaró después.



El círculo muestra la ubicación de la Brigada de Investigaciones de La Plata, lugar de donde salía el grupo de tareas "La patota".

La Secretaría de Derechos Humanos expresó su "profundo pesar" por la muerte de Adriana Calvo de Laborde, titular de la Asociación de ex detenidos-desaparecidos.El deceso de Calvo de Laborde se produjo en la tarde del 12 de diciembre, luego de una larga enfermedad.

19 y 20 DE DICIEMBRE 2001: EL 17 DE OCTUBRE AL REVÉS


*Por Mónica Oporto

El 17 de octubre de 1945 una movilización espontánea y popular tomó la calle para recuperar a quien les había dado la palabra y la presencia social a los trabajadores: Juan Domingo Perón.
Poco más de medio siglo había pasado cuando la crisis generada por políticas neoliberales estalló provocando los aconecimientos trágicos de diciembre de 2011.

Fue la culminación de un desbarranco que reconoce raíces en los múltiples intentos del capital internacional por hacer pie profundo en las economías periféricas. Intentos, avances, retrocesos en que el capitalismo buscó asegurarse su proceso de acumulación.

Contaron con esbirros estratégicamente ubicados que dieron cumplimiento a los mandatos e intereses del gran capital: Martínez de Hoz, Cavallo, por citar sólo a dos.
La gran inflexión que permitió el pleno auge del capital transnacional en Argentina se produjo a mediado de la década de 197o. Ahí el poder económico pudo ingresar pleno porque contó con la manu militari de la Junta de Comandantes, que se dedicó al disciplinamiento social con desapariciones, tortura, muerte. Esto permitió que, en el terreno económico, José Alfredo Martínez de Hoz abriera la puerta al capital externo y provocara la desnacionalización de la economía, con el consiguiente cierre de fábricas y el aumento del desempleo.

Básicamente hay dos maneras de gobernar: se gobierna para los intereses del país o para los intereses externos. Si se gobierna para estos últimos las consecuencias sociales internas son trágicas en el mediano y largo plazo. Si se gobierna para los intereses del propio país, los inmediatos beneficiados son sus trabajadores, su industria, su futuro.

Entr 1976 y 2001 hizo falta una decisión política para cambiar el rumbo según el cual se gobernó en beneficio de intereses externos. No fue una decisión que tomaran los sucesivos gobiernos desde la recuperación de la democracia en 1983.

Llegado el año 2001 (que nos encontraría unidos o dominados) y nos encontró en una profunda crisis. El gobierno de la Alianza, con Fernando de la Rúa como Presidente, contribuyó con sus medidas a acelerar el desenlace trágico.

La renuncia de Fernando de la Rúa se produjo en un marco de represión al pueblo movilizado en la Plaza de Mayo. Era una nueva muestra de lo mucho que valoraba el poder político al amo poder económico y le seguía siendo funcional. De la Rúa abandonaba la Casa de Gobierno en helicóptero y en la Plaza y alrededores quedaban varias decenas de muertos (se habla de 40 personas) por la acción de fuerzas policiales y de seguridad. No fue -como maliciosamente tituló Clarín ante los asesinatos de Kosteki y Santillán- la crisis la que causó los muertos.

Si octubre de 1945 fue un proceso de búsqueda para volver al poder a Perón, los días de diciembre de 2001 tuvieron la intención opuesta: "que se vayan todos". Diciembre de 2001 representó el momento de comenzar a salir luego de haber tocado fondo, y el mensaje lo daba el pueblo IMPRESCINDIBLE VER ESTE VIDEO.http://youtu.be/1LH8ACgtqBY
El único que supo interpretar aquel mensaje cuando llegó a la presidencia de Argentina, fue Néstor Kirchner.

A MI NO ME LA VAN A CONTAR DIRÍA MORDISQUITO

*Por Ana Jaramillo


Pido permiso señores de la Academia de historia y del CONICET, como dice el tango- Soy doctora en Sociología de la UNAM y no de Historia, pero puedo explicar porque escribo así.
No es la misma, la construcción simbólica de la realidad y de la historia a través de la palabra, la conceptualización o las diversas formas simbólicas de la estética cuando se realiza con total libertad que bajo las recurrentes dictaduras que asolaron Nuestra América. 

Algunos “historiadores científicos” preconizan y acusan prejuiciosamente a los integrantes del Instituto Manuel Dorrego de ser cuasi iconoclastas. Seguramente son los que olvidaron que al CONICET lo creó Juan Domingo Perón en 1951 por el decreto 9695 y los que olvidaron que el mismo Presidente fue quien suprimió los aranceles universitarios en 1949 por el Decreto 29.337. 

Los integrantes del Instituto no pretendemos tirar monumentos abajo, ni esculturas ni quemar textos o lapidar personas como hicieron los déspotas a lo largo de nuestra historia. Todavía el homenaje escultural en la Quinta de San Vicente a los descamisados, se encuentra sin cabezas. 

A los seis años, me obligaron a tapar las caras de Perón y Evita en los textos escolares con figuritas abrillantadas. Claro que a esa edad me encantó que me compraran muchas figuritas y desconocía que un Decreto de Rojas de 1956 mandó expropiar, recopilar y concentrar en el Congreso todos los textos, discurso, libros y documentación del “tirano”. Ese mismo Congreso al que le impedía funcionar. También quemaron cuadros, esculturas, y prohibieron la palabra oral o escrita que nombrara al susodicho “tirano” y a su esposa, mientras fusilaban al General Valle y a muchos otros peronistas. 

A los diez años, en 1959, a la agregada cultural enviada por el presidente Frondizi a Roma, no la dejaron llegar porque el embajador general Videla Balaguer no quería comunistas en su órbita, demostrando quien tenía el poder. Los cuadros, libros, discos, esculturas que llevaba eran para recibir al presidente en Gubbio de donde era oriundo. La agregada cultural era mi madre. 

A los diecisiete años, en mi primer año universitario, los bastones largos de Onganía nos corrieron escaleras arriba en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, agujerearon todas las puertas para controlar la disciplina estudiantil y prohibir cualquier reunión de más de tres personas ya que era subversivo.
A los veintisiete años ya me persiguieron sin tregua. La dictadura más cruenta quemó libros, mató e hizo “desaparecer” a miles de personas, violaron a mujeres y hombres y se apropiaron de sus hijos. Por supuesto prohibieron cualquier texto de Scalabrini, Ugarte, Jauretche, Abelardo Ramos, Puiggrós, entre otros, así como Marx, Engels, Trotsky y muchos etcéteras. 

Afortunadamente pude leer o releer todos los libros en México que amparó a miles de argentinos. Tuve el honor de que dos historiadores exiliados allí, como Sergio Bagú y Rodolfo Puiggrós fueran quienes me presentaron para cursar el Doctorado en la UNAM. Ambos fueron mis maestros.
“Quién escribió la historia argentina que sobrevivió a tantas tempestades?
Por primera vez tenemos tanta democracia y tanta libertad para contar TODO como nos pidió la Señora Presidenta al inaugurar el Aula Magna Bicentenario en la Universidad Nacional de Lanús. 

Poco a poco podemos ponerle los nombres de los proscriptos, asesinados, perseguidos por las distintas tiranías en los edificios y aulas académicas. Los estudiantes pueden leer TODO, incluidos aquellos libros cuyos autores consintieron, callaron o directamente festejaron cada golpe de Estado.
Poco a poco podemos reeditar textos que habían quedado bajo tierra o escondidos en algún desván. Seguimos a Marechal cuando nos dijo que “el pueblo recoge todas las botellas que tiran al mar con señales de naufragio”. Todavía faltan muchos textos por reeditar. 

No puede producir escozor, ni temor descubrir otras verdades. Dos años antes de que la Presidenta le hiciera el homenaje a la Vuelta de Obligado fuimos docentes, no docentes y estudiantes a recuperar el sitio histórico, colocar las cadenas, la cartelería, etc. Fueron muchos los que dijeron ese día “Es la primera vez que vengo y no me meten preso”-
En el Primer Encuentro del revisionismo histórico Manuel Dorrego, el anfitrión dijo que se estaba conmemorando el ajusticiamiento de Dorrego. ¿Sería justo el fusilamiento? 

También un historiador acusa a algunos miembros de la universidad por poner una foto de un represor muerto en Malvinas en un Manual de Historia. Cuando se editó, todavía no se sabía que había sido represor. Para eso sirve investigar y revisar todo. ¿Querrán quemarlo? A nadie le es ajeno que en la guerra hubo represores, empezando por Astiz, corajudo con las monjas y los civiles, pero cobarde y rendido a los pies del león inglés. 

En dicho manual también hay fotos de la Reina de Inglaterra, de Galtieri, de Anaya, de la Sra. Thatcher y muchos otros que nos hubiera gustado no poner la foto, porque nos hubiera gustado en realidad que no hubieran nacido. Pero es un manual de historia, no es un libro de ciencia ficción. Narrar Malvinas en las escuelas es un mandato de la Ley de Educación y su defensa un mandato constitucional, como un deber moral de quienes amamos la Patria como sostuvo José Hernández. Quienes defendemos a nuestros héroes defendemos con la misma fuerza la soberanía nacional como la soberanía popular y la libertad de la cual gozamos. 

Cuando un gobierno toma medidas concretas para redistribuir el poder económico, social, cultural, educativo o mediático, las minorías protestan .Desenclaustrar o exclaustrar la educación y la cultura para que se la apropien todos, parece implicar quitarles un poco de poder a las minorías. 

Lamento que el ex presidente del Uruguay, Julio María Sanguinetti, diga que la creación del Instituto Dorrego es un “abuso de poder” de nuestra Presidenta. El abuso de poder lo ejercieron los militares. Esos que llamándose Fuerzas Conjuntas entraron a mi casa en Montevideo para registrar si tenía libros, seguramente como decía Zitarrosa, de Lenin o del Príncipe Kropotkin. Afortunadamente no los encontraron. Esas mismas Fuerzas Conjuntas fueron las que después integraron el famoso Plan Cóndor que mataron en Chile, en Brasil, en Argentina, en Uruguay, en Perú o en Paraguay con la anuencia de los gobiernos que sí abusaron del poder estatal. 

Sanguinetti presidió el Consejo de la Universidad de la Paz de la Organización de las Naciones Unidas mientras yo era Presidenta del Consejo Académico Internacional. Sabe que no hay paz ni justicia sin verdad. No se trata de “revolver cenizas” como dice el ex presidente, mientras acaban de encontrar los restos de Julio Castro, un maestro torturado y ejecutado en su país y mientras las Abuelas recuperan día a día nietos y nietas apropiados por la dictadura. Mientras tanto, el General Pedro Aguerre dice que no encubrirá los crímenes que se hayan cometido en la dictadura por las Fuerzas armadas uruguayas-
Se parece al señor Lanata que está “harto de la dictadura” pero no se atreve a decir que está harto de la legítima búsqueda de los genocidas nazis y de sus muertos. 

Para concluir, quisiera recordar que no escuché que protestaran tantos “historiadores científicos” cuando el Presidente Alfonsín sancionó el Punto Final y la Obediencia Debida para los genocidas, mientras al mismo tiempo decretara la persecución del ex Gobernador de Córdoba, el Dr. Ricardo Obregón Cano y el ex Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, el Dr. Oscar Bidegain. Y tampoco vi que reclamaran muchos la libertad de Obregón Cano que estuvo preso cuatro años, teniendo de vecinos a genocidas como Videla, Massera y Agosti. Pero vinieron a dar su testimonio a favor de Obregón varios dirigentes políticos de la talla de Wilson Ferreyra Aldunate. 

No aceptamos el punto final de la histor
a, seguiremos revisando. Pero no somos iconoclastas, no quemamos, no prohibimos, no destruimos ni perseguimos a escritores, artistas, militantes, historiadores o políticos por pensar distinto. Ni siquiera los integrantes del Instituto Dorrego pensamos igual, y nos llevamos bastante bien. Porque discutimos con respeto y libertad. 

En el aniversario del fusilamiento de Dorrego, me pareció importante relatar historias vividas de quienes todavía estamos y que nadie nos contó. Historias de proscripciones , mentiras, persecuciones y avasallamientos de toda libertad. Podemos volver a preguntar, ¿quiénes son los bárbaros y quienes los civilizados? Podemos volver a refutar la frase atribuida a Perón “alpargatas sí, libros no”. Por el contrario fueron libros para los que sólo se podían calzarse con alpargatas, como la actual política educativa actual creando más universidades gratuitas públicas en el conurbano bonaerense para el pueblo que nunca pudo llegar a la universidad.


*Rectora de la Universidad Nacional de Lanús y miembro del Instituto Manuel Dorrego

Gentileza de: Alpargatas y Netbooks

SOBRE EL INSTITUTO DORREGO Y EL EMBAJADOR TORRES


*Por 
Daniel Brión

Quiero referirme a los dichos del embajador Oscar Eduardo Torres Avalos , consuetudinario participante en la Sección Cartas de Lectores de la Nación: sirvan a modo de recuero algunas de sus intervenciones “EL DEDO REVANCHISTA” del Jueves 30 de julio de 1998, en relación a un proyecto del senado sobre la reforma de la ley del Servicio Exterior de la Nación, decía:”…el que ha merecido fundadas críticas por parte de la opinión pública, particularmente del cuerpo diplomático. "Aunque deba aclarar que no conozco a fondo el proyecto… "Quien suscribe es diplomático profesional que además tiene una conocida y vasta actividad política partidaria” (siempre saca chapa).

La del 24/12/10: "¿Se acuerdan del film argentino Detrás de un largo muro?” donde decía, hablando del peronismo: "Aquel film desnuda con justeza la cruda verdad de la «justicia social» del peronismo, de aquél, del de los 90, de éste y del que vendrá (si es que dejamos que venga), en fin, del peronismo de todos los tiempos y matices.

También escribió en este correo “Versión tergiversada” el 10/05/2002, allí sacaba chapa de presidente del Consejo Superior de Embajadores y decía…ante expresiones públicas del ex presidente de la Nación y ex gobernador de San Luis, Dr. Adolfo Rodríguez Sáa, en cuanto a que el promedio de los sueldos en la Cancillería es de 7000 dólares, siento la obligación de invitarlo respetuosamente a debatir esta cuestión anticipándole que su apreciación obedece a una versión tergiversada de la realidad.

En fin, pareciera que la única versión no tergiversada es la del estimado Embajador Torres Avalos, que la única posibilidad de escribir sobre la historia también es suya y la de sus adláteres, los “civilizados” de hoy, frente a los representantes de aquella “barbarie”, no es nueva la historia de esta posición.

Pero cuando se queda sin argumentos sobre el Instituto Dorrego, “ataca” en lo personal a Pacho O´Donell creyendo que un recorrido por su participación en distintas administraciones o su pertenencia anterior al partido radical –en su momento y con otra realidad política- fuera algo pecaminoso o para ocultar, cosa que Pacho jamás hizo. Se permite objetar “los cambios políticos” del Presidente del Instituto Dorrego, ¡será que no tiene otro cosa que mostrar, que objetar! , ¿Que habría escrito, este fiscal implacable, en época de Don Arturo Jauretche, entonces?, un radical que adhirió al peronismo desde el 17 de octubre de 1945 y el naciente revisionismo histórico se aliaría a su obra con su interpretación de la realidad contemporánea..

Hace ya muchos años, el Embajador, nos viene “dando clases de moral y comportamiento”, y ahora ataca puerilmente al presidente del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego, lo hace, primero tratando de atacar el objeto del Instituto (ejemplo seguido por varios historiadores culturosos y académicos) en relación a lo que no tengo mayores comentarios dado que los que integramos el novel Instituto estamos acostumbrados a oír y recibir esos ataques culturosos, lo hemos estado por mas de 60 años, en la historia reciente y por mucho más en el devenir de la patria.

Pero señor Embajador, no olvidamos que, en su momento y con la excusa de las declaraciones de Fidel Castro contra la Administración De La Rúa en aquel entonces, y el inminente voto negativo de la Argentina ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas -que se formalizó el 18 de abril último- Fidel Castro acusó al gobierno de la Alianza de (sic.) "lamebotas yanqui". La polémica fue aumentada semanas después, luego de conocer el voto argentino contra Cuba, y al dirigirse al presidente De la Rúa como alguien que (sic.) "ya no preside" el gobierno argentino, a cuyos miembros calificó de (sic.) "cucarachas y pigmeos"., (informe de DYN – No vuelve a Cuba el Embajador Argentino podíamos leer de su actuación como Embajador (DYN sic): “Sin embargo, fuentes oficiales explicaron a DyN que la decisión apunta a resolver dos cuestiones: "La mala gestión del embajador Torres Avalos y la escalada verbal de Fidel Castro" Por lo que -se indicó- "sólo se nombrará a un nuevo embajador en Cuba cuando las relaciones se normalicen". Pero en realidad se castigada su mala gestión, por eso apareció publicado en el Boletín Oficial el decreto número 500, mediante el cual se dispone: "Trasládase de la Embajada en la República de Cuba al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, al señor embajador extraordinario y plenipotenciario Oscar Eduardo Torres Avalos. A partir de esta decisión, la Embajada argentina en La Habana quedará a cargo del Encargado de Negocios, José María Aller, que desarrollará "sus actividades en forma normal".

Usted es un habil criticardor, pero parece que en funciones no lo es tanto.

Comenzó sus notas diciendo que usted pertenecía al CONICET y casi mostrandose como su vocero, pero luego, cuando el vicepresidente de asuntos tecnológicos, Faustino Siñeriz, advierte que “sólo la Presidente del Conicet, o la persona en quien ésta expresamente delegue tal facultad, puede expresar de modo válido la opinión institucional del Consejo", como corresponde en cualquier entidad organizada, y del tal manera "le quita la chapa que usted se adjudicaba -siempre necesita mostrar una-ahora usted habla de censura oficial, no se trata de que usted se adjudicó una representación orgánica que no tiene, se trata, parecería, que el que no piensa, dice o actúa como el embajador Torres esta equivocado, para el existirían dos posiciones absolutamentes confrontativas, "las propias del embajador y las de quienes están equivocados".

Nuestra generación, señor Embajador es la que hubiera estado con Liniers e Hipólito Vieytes peleando con los ingleses en la defensa, con los infernales de French y Berutti , con Güemes en Salta, con Facundo en La Rioja, con López Jordán en Entre Ríos, con Artigas y los Pueblos Libres, con el Grl. Belgrano en el Ejército del Norte, con San Martín liberando la América, con Mansilla en la Vuelta de Obligado, con el gaucho Rivero en Malvinas, Es la que estuvo el 17 de Octubre con las patas en la fuente, la que fue ametrallada y bombardeada en Plaza de Mayo, fusilada en José León Suárez, es la que puso el pecho a las dictaduras, es la que soportó el decreto 4161/56, de Aramburu y Rojas, el Plan Conintes de Frondizi, el decreto/ley 2713/63 de Guido y la doctrina de la seguridad nacional de la última dictadura

Finalizo, señor Embajador Torres, lo que a usted y a tantos como usted molesta, por eso no quiere el debate público con Pacho O´Donell, es que nosotros somos la generación del amor revisando la historia, eso no significa como dice usted cambiar la historia, significa revalorizarla, explicar los doscientos años de historia desde nuestro punto de vista, ya hemos estado por decalustros y hasta siglos leyendo otros puntos de vista, hoy podemos, también, expresar el nuestro, porque libertad, señor Embajador, no es el derecho de la oposición a escribir su historia, sus notas, sus opiniones, también es el derecho de TODOS a hacer lo mismo. No olvide estimado embajador, finalmente, El amor es la mejor solución para cualquier cosa.


*Catedrático de Númeto del Instituto Nacional

de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego

Presidente del IMEPU - Instituto por la Memoria del Pueblo

Hijo de uno de los patriotas asesinados en los basurales de José León Suárez en Junio de 1956

SU MAJESTAD "LA ACADEMIA"

FELIPE VARELA: PATRIOTA ARGENTINO Y LATINOAMERICANO



*Por Jorge Rachid


“Yo voy a dentrar....aunque no soy convidado...” dice el dicho criollo. Uso este dicho para aclarar que no poseo metodología histórica de investigación ni sistematización de la misma, pero asumo ser un maltratado por los ocultamientos de la historia llamada “oficial” que intentó demostrarme de Felipe Varela “matando llega y se va”. Nos enseñaron que Rivadavia fue el primer presidente argentino cuando lo fue del puerto, entre otras perlas que podría desarrollar por horas por el sólo hecho de haber cometido el pecado de leer otras versiones, observar otras miradas sobre los mismos episodios, como quien se asoma a lo prohibido, casi pidiendo perdón a los gurúes del conocimiento, en especial a los dueños del diario La Nación, autoproclamado tribuna de doctrina, pilar necesario de una versión histórica colonizada, eurocentrista y oligárquica.

Esta introducción viene a cuento de la creación del “Instituto Dorrego” por parte del Ejecutivo nacional, con hombres y mujeres que reúnen méritos y antecedentes mas que suficientes para desarrollar sus investigaciones y transitar otros caminos del debate histórico y que nos excede en los términos de investigación documental pura, pero nos convoca en la interpretación histórica de los hechos políticos de cada etapa de la vida nacional. Esa tarea de interpretación tiene desde contenidos afectivos a fuertes connotaciones ideológicas y quien lo niegue desde la posición que sea está faltando a la verdad; y si lo hace desde esa afirmación pierde rigurosidad su investigación ya que la mentira es contraria a la verdad histórica, aún en sus diferentes interpretaciones. Lo documental debe ser conocido, su contexto social y político de una época le da a cada lectura un tono y una armonía con lo que conocemos de los acontecimientos pasados y futuros de cada momento. De ahí surgen las lecturas que se tienen de los procesos analizados junto a los actores locales e internacionales.

Durante siglos a los católicos se le prohibía leer ni mas ni menos que la Biblia por cuanto era privativo de los curas en la máxima expresión de la apropiación del conocimiento. En nuestro país fuimos privados de la lectura durante décadas de la historia argentina, propiedad intelectual de La Academia de Historia, elevada al rango de su majestad del conocimiento, frente al resto de los mortales que debemos recibir las pócimas de su saber en dosis mínimas, producto de interminables horas de bibliotecas y búsquedas, en muchos casos valiosas, pero como todas las cuestiones nacionales tienen un sólo dueño y es el pueblo argentino. Sin dudas el poder emana de la información y la representatividad: puede tener la Academia lo primero pero carece de lo segundo para erigirse en el tutelaje del saber histórico argentino.

Así nos fue presentado el episodio de la Batalla de Obligado, como una derrota del dictador Rosas que osó enfrentar las potencias extranjeras que querían imponer condiciones de navegabilidad de los ríos interiores de nuestro país. No nos dijeron en la escuela que a bordo de los barcos imperiales venían argentinos aliados a esas potencias, que en su afán de derrotar al Restaurador no dudaron en aliarse a los enemigos de Nación. Cualquier coincidencia con la actualidad es casual. No fuimos informados de las batallas de la vuelta de la flota como el Quebracho, ni de la derrota que significó el fracaso de la misión imperial que obligó a devolver la isla Martín García en poder de los ingleses, ni nos dijeron que Rosas los obligó en el acuerdo posterior de respeto a la soberanía a una salva de 21 cañonazos al pabellón argentino. Tampoco nos dijeron que ese episodio originó el legado del sable del Libertador al titular de la primer tiranía, al decir de la oligarquía. Solo nos enteramos gracias al revisionismo histórico, algunos nacionalistas católicos, otros de pensamiento marxista, algunos radicales irigoyenistas y por supuesto peronistas, cada uno en su generación.

Tienen entre ellos miradas diferentes sobre Rosas, acerca de Roca, el rol de los caudillos en la formación de la conciencia nacional y el federalismo. Así fueron sumados desde Irazusta a Jauretche, de Fermín Chavez a Abelardo Ramos, sumando Juan Jose Hernandez Arregui, Galaso, Puigross, Scalabrini Ortiz, Galvez y el incomparable José María Rosa, en una lista interminable de hombres y mujeres, que no se quedaron con la versión mitrista de la historia sino que fueron capaces de preservar el pensamiento crítico frente al poder de fuego emanado de las usinas del saber enancado en el poder político conservador de la Argentina pastoril y dependiente; sólo desplazado por etapas por el calor popular del irigoyenismo primero y el peronismo después, pero por cortos períodos lo que originó la intemperie de estos patriotas de la historia nacional.

La conciencia colectiva del pueblo argentino es la que escribe la historia. Por esa razón cuando Perón decidió devolver los trofeos de Guerra al Paraguay, denunciando la vergüenza argentina por la Guerra de la Triple Infamia, fue aclamado por nuestros compatriotas con el mismo fervor que festejaron el año del Libertador General San Martín en 1950 en un esfuerzo de sacarlo del mármol frío de las estatuas para colocarlo en el lugar de los hombres de carne y hueso que construyeron Latinoamérica. De la misma forma hemos festejado los argentinos el Bicentenario, recuperando a nuestros caudillos de la ignominia histórica de la confrontación de civilización y barbarie impuesta por los vencedores del puerto, que a sangre y fuego impusieron, incluso convocando fuerzas brasileñas en Caseros, un diseño de país a medida de sus necesidades e intereses, en contra de los anhelos del país federal.

Como argentino de a pie, considero que la polvareda levantada por la irrupción del Instituto Dorrego no responde a otra cosa que a una disputa por la propiedad del conocimiento, ajeno por supuesto este hecho al sentir de la mayoría del pueblo argentino. No hubo reproches cuando se crearon los Institutos de Brown o Rivadavia hace poco tiempo, en otros gobiernos, ya que ambas temáticas eran funcionales a la historia oficial. Pero Dorrego, expresión auténtica del primer federalismo, asesinado por la “espada sin cabeza” de Lavalle, elevado a la estatura de héroe por haber servido a los intereses comerciales de Buenos Aires, es un golpe demasiado duro para la Academia, ya que debilita la construcción del relato, la supuesta transparencia docente y la construcción del eje histórico, no sólo de ese hecho sino del desarrollo posterior de los acontecimientos, que marcaron a fuego en su visión histórica a generaciones de argentinos.

Bienvenida sea una nueva fuente de investigación y la convocatoria de escritores e historiadores que seguramente no llegarán a su majestad la Academia, pero serán cobijados en el seno del pueblo como aquellos a quienes se atesoran como parte indestructible de la identidad nacional, en la cual entramos todos los argentinos sin exclusiones ni discriminaciones realizadas desde púlpitos recónditos, desde donde se pretende no reconocer al otro y estigmatizar lo diferente. La batalla histórica es parte de una batalla cultural abierta después de años de discurso único, siendo un eje fundacional de la política nacional y popular con todos sus matices y aún sus contradicciones, por lo que debemos celebrar el debate, siempre enriquecedor y que nos hace crecer como Nación.