Seguidores

13 de noviembre de 2011

JAURETCHE AUN COMBATE LA ESTUPIDEZ GORILA


*Por el Lic. Pablo Adrián Vázquez

El día del Pensamiento Nacional, junto con el Día de la Tradición, son las únicas fechas en nuestras efemérides que conmemoran un nacimiento. La segunda de José Hernández y la primera de Arturo Jauretche.

Cumpleaños feliz. Atravesada su vida por mil adversidades, el camino de este patriota nacido en Lincoln, provincia de Buenos Aires, en 1901 aún deja huella.

Ya José Carlos Mariátegui se preguntó, casi cien años atrás, si existía un pensamiento hispanoamericano. Afirmó que “El espíritu hispano americano está en elaboración” y que faltaba aún un debate para diferenciarnos del eurocentrismo. Tuvo claro, si, oponerse al Panamericanismo como forma cultural del “capital yanqui”. Confió, sin embargo, en el empuje de diversos grupos americanos, en particular en el argentino.

Quizás esos jóvenes universitarios de la Reforma de 1918 que se sumaron a las huestes forjistas tuvieran la clave. La calve de una episteme de la periférica, al decir de Fermín Chávez. Un pensamiento nacional.

Jauretche fue uno de dichos promotores, en tanto pensar Latinoamérica es pensar Argentina

Baqueano de nuevos caminos en la comunicación, montonero de las letras - como lo definió Ernesto Sábato -, sociólogo a bozal y lazo – como él se autodefinió -, su impronta crece al descubrirse nuevas formas de colonización y dependencia.

Sea en su apoyo a Yrigoyen, su pelea con FORJA, su adhesión al peronismo, su colaboración con el desarrollismo y su firma negativa a convalidad las dictaduras (las militares y las culturales / mediáticas) es símbolo de militancia.

Señaló los males de la Argentina en cuanto su dependencia económica en manos de Gran Bretaña y de sus aliados locales, sustentado en la producción de sentido de la superestructura cultural que nos agobia con el sostenimiento de premisas falsas. Las categorías encorsetan y restringen, pero para nosotros aprisionan.

Él bramó desde Manual de Zonceras Argentinas en 1968:

“¿Pero cómo corregir al tilingo que es fruto buscado de una formación mental a base de zonceras peyorativas que con el respaldo de próceres al caso, ha afirmado nuestra inferioridad como punto de partida inseparable de su civilización?”

Aún, lamentablemente, esto tiene validez. Basta con leer el prólogo de una reedición de Educación Común en el Estado de Buenos Aires, de Domingo F. Sarmiento que hace poco realizó el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se lee, firmado por el ministro de Educación porteño Esteban Bullrich, que: “La Argentina, a partir de la Constitución Nacional de 1853, parecía que estaba finalmente dejando atrás aquellos años de guerras civiles, dictaduras (sic) y flagelos económicos para transformarse por primera vez en un Estado – Nación con poder centralizado”

Lejos estábamos aún de eso. Caseros mediante, los unitarios pretendían hegemonizar el proceso político y de la mano de Mitre separan a Buenos Aires de la Confederación de Urquiza.

Bullrich arremetió con: “la provincia de Buenos Aires, sin embargo era todavía un llano sin árboles ni fronteras, habitado por ganado, gauchos (¡), indios (¡) y un puñado de pequeños pueblos (…) Escenarios de batallas entre caudillos provinciales y el avance de malones, estaba lejos de transformarse en aquella pradera privilegiada que supo ser el granero del mundo (sic, sí, escribió esto!!!)

Entre equiparar a las vacas con los gauchos e indios, al tiempo de señalarlos como enemigos integrando las montoneras y los malones, insiste con la consabida zoncera 100% del patriciado decimonónico de “granero del mundo”.

Cuando uno creía que ciertos conceptos estaban perimidos el genuino sentir antipopular de cierto sector dirigente nos trae a la dura realidad. La lucha continua, y cada vez es (y será) más ardua.

Por suerte, en la actualidad, hay un proyecto nacional que replanteó la historia, construyó un presente y cimentó un futuro para todos.

Jauretche da pelea. En sus textos, en su legado y en su ejemplo. Y combate alegremente, como combaten los pueblos con futuro!

Feliz cumpleaños Arturo!!!


* Politólogo y docente universitario. Académico de número de los Institutos Nacionales Eva Perón, Juan Manuel de Rosas y Manuel Dorrego.

ANIVERSARIO DEL GAUCHO JAURETCHE



13 de noviembre: “Día del Pensamiento Nacional”

“Ojos mejores para ver la Patria”

*Por José Luis Muñoz Azpiri (h)

Salvo breves períodos, cuando el pueblo ejerció soberanamente su mandato, el territorio argentino ha estado desde nuestro nacimiento como Nación en manos de la contrarrevolución cultural. De aquí que la lucha por la emancipación nacional e iberoamericana sea, fundamentalmente, un combate que se libra en el terreno más difícil: el del pensamiento, el de las categorías culturales.

El maestro Osvaldo Guglielmino, quién desde sus juveniles 90 años sigue dictando cátedra nacional, destaca que “Así como los ingleses urdieron el dominio económico, es decir, el imperialismo de la libra cuadrada ante el fracaso de sus invasiones por el kilómetro cuadrado, los liberales dependentistas forjaron la trama conceptual colonizante para silenciar la realidad auténtica, la Patria Grande proclamada en 1816 a nombre de la Provincias Unidas de Sudamérica e institucionalizar la falsa y pequeña que formularon después a nombre de las provincias Unidas del Río de la Plata”.

Cuando se produce el derrumbe de la Confederación Argentina, tras las batallas de Caseros y Pavón, la incipiente vida autóctona nacional sufre un corte drástico y traumático, más rudo para su identidad o autoconciencia que el de la turbulenta Revolución de Mayo de 1810.El país se acultura moral y físicamente mediante una europeización acelerada que le impone un poblamiento anárquico y masivo y un sistema de instrucción pública que imparte, con la alfabetización, un patriotismo desarraigado y teórico. Este último no iba más allá de la devoción sentimental a los símbolos de la bandera, el himno, la escarapela y el escudo, más el culto al progresismo cosmopolita que habían enseñado a identificar lo propio con la barbarie, empujando a Santos Vega al limbo y a Martín Fierro a la toldería.

“Ningún pueblo de habla española – escribió Alejandro Korn – se despojó como el nuestro, en forma tan intensa, de su carácter ingénito, so pretexto de europeizarse”. El modo más eficaz y violento de romper con ese “carácter ingénito” fue la total carencia de gobiernos representativos, electos por consenso expreso de la ciudadanía, desde 1852 hasta 1916. “Este país, según mis convicciones – escribió Joaquín. V González – después de un estudio prolijo de nuestra historia, no ha votado nunca. Todos nuestros gobiernos han sido, pues, gobiernos de hecho”.

Por ésta y por tantas razones afines, Arturo Jauretche clasificaba a los argentinos en nacionales y coloniales. Y por esto también, el historiador Eduardo Astesano, sostenía fundadamente que en Nuestra América el concepto de Nación contiene un elemento que lo singulariza frente al eurocentrista: el de la lucha por la independencia que continúa hoy frente a las modernas estrategias sobre todo transculturales, del neocolonialismo. En más de una ocasión hemos comentado, no sin cierta amargura, que la cultura, el arte, la creatividad, están exiliados de sus espacios tradicionales. Una subcultura preferentemente audiovisual, mundializada a través de los medios técnicos se presenta como cultura nueva y moldea el pensamiento. Pero apenas logra encubrir su nihilismo radical. Se cumple la dramática sospecha de Hegel: el arte (y la Cultura) por el lado de su “suprema destinación, es ya cosa del pasado; como expresión y construcción de lo humano y de las formas de civilización, ha sido relegada a las catacumbas. El poeta ha sido por fin exiliado de la polis”. Quién logra adueñarse o intoxicar cuantitativamente, el Internet y los mecanismos globales de comunicación, logrará incomunicar casi definitivamente a la verdadera cultura. Quién se apropie del medio se apropiará de la verdad (que será virtual, sin otro contenido que su nihilismo). La verdad será como pasa con la moda o la comida chatarra: la impone mundialmente quién tiene el aparato financiero y publicitario para imponerla. Por lo cual lo nacional, que es lo natural, que es lo verdaderamente histórico, que es la realidad cierta, no es un extremo de una antinomia, sino el centro, la única verdad básica de nuestra vida y nuestro destino.

Por todas estas razones es sumamente oportuno recordar el imperativo que, para una básica higiene mental, estableciera Raúl Scalabrini Ortiz: “Volver a la realidad es el imperativo inexcusable. Para ello es preciso exigirse una virginidad mental a toda costa y una resolución inquebrantable de querer saber exactamente cómo somos”. Que es a lo que se refería el gaucho Jauretche cuando enseñaba que la cosa “cuesta al principio, porque hay que apearse de todas las petulancias intelectuales que son tan caras al “culto” que generalmente es solo un culterano porque practica una suerte de cursilería del saber. Cuesta también porque está el riesgo de pasar como promotor del analfabetismo a medida que se constata que el analfabeto razona más naturalmente que el erudito, porque aquel ve las cosas directamente, con su propia vista, que luego es deficiente pero más útil que el no mirarlas directamente sino buscar su imagen en el espejo que le ha proporcionado una erudición antinatural. Más claro es decir que el hombre sencillo tucumano está mejor enterado de lo que en Tucumán pasa, que el que solo se informa cuando vienen reflejado desde alguna metrópoli ya interpretado, clasificado y adoctrinado según el modo de ver de aquella”.

Es decir, los “ojos mejores para ver la Patria” que anhelaba el poeta Lugones, porque cada hombre y cada pueblo logran el desarrollo y el afianzamiento de una cultura propia mediante la armonización de su pensamiento con su entorno natural, sus particularidades y sus condiciones subyacentes, que no son otros que aquellos de donde partió Juan D. Perón para erigir su edificio político: “Hemos dado una doctrina que no hemos extraído de nosotros sino del pueblo. La doctrina peronista tienen esta virtud, que no es obra de nuestra inteligencia ni de nuestros sentimientos; es más bien una extracción popular, es decir, que hemos realizado todo lo que el pueblo quería que se realizase y que hacía tiempo que no se ejecutaba. Nosotros no hemos sido más que los intérpretes de eso: lo hemos tomado y lo hemos ejecutado. Ahora, como los auditores de Alejandro, tienen que venir los que expliquen por qué hemos hecho esto; lo hemos hecho porque el pueblo lo quería, porque hay una razón superior en el deseo popular”.

Este, y no otro, es el fundamento del pensamiento nacional.

*José Luis Muñoz Azpiri (h) es Prosecretario y Académico de Número del Instituto Nacional de Investigaciones Históricas “Juan Manuel de Rosas”.

HOMENAJE AL COMPAÑERO, Don ARTURO JAURETCHE, EN UN NUEVO ANIVERSARIO...!!!

*Por Diego Carbone

Arturo Martín Jauretche nació en Lincoln,provincia de Buenos Aires, el 13 de noviembre de 1901 – falleció en Buenos Aires, el 25 de mayo de 1974, pensador, escritor y político argentino.

Después de pasar su niñez y adolescencia en Lincoln se trasladó a Buenos Aires. Simpatizó con el nuevo modelo de integración social promovido por la "Unión Cívica Radical", afiliándose al partido en el bando de Hipólito Yrigoyen, los llamados radicales "personalistas", fue importante en ello la influencia del poeta y compositor Homero Manzi, que veía en ello una nueva y beneficiosa política de inserción de las clases trabajadoras, con las que el origen rural de Jauretche le hacía simpatizar. De chico su lema fue ayudar a los pobres y a los barrios de clase baja para que pudieran formar parte de la política del país.

En 1928, cuando Yrigoyen asumió su segundo mandato tras el intermedio del gobierno de Marcelo T. de Alvear, fue nombrado funcionario, aunque sólo brevemente.

Dos años más tarde, el ejército promovería el primer golpe de estado de la época constitucional en Argentina, dando inicio a la llamada "Década Infame".

Arturo Jauretche combatió con las armas a los insurrectos, y luego desarrolló una intensa actividad política contra éstos. En 1933, en Corrientes, tomó parte en el alzamiento de los coroneles Roberto Bosch y Gregorio Pomar, quienes no habían participado de la revolución del 6 de septiembre de 1930.

Tras la derrota del alzamiento, fue encarcelado; en prisión escribiría su versión de los episodios en forma de poema gauchesco, al que tituló "El Paso de los Libres". La publicaría en 1934 con prólogo de Jorge Luis Borges, de quien sin embargo lo separarían cada vez más cuestiones de política social y cultural.

El conflicto de Jauretche con la línea dirigente del radicalismo, encabezada porAlvear, no tardó en profundizarse; cuando Alvear decidió en 1934 levantar la decisión de no presentarse a elecciones para mostrar el desacuerdo del partido con el régimen imperante, un importante grupo de la izquierda del radicalismo decidió formar una agrupación disidente. Junto con Homero Manzi, Luis Dellepiane, Gabriel del Mazo, Raúl Scalabrini Ortiz, Manuel Ortiz Pereyra y otros fundó FORJA (Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina), que desarrollaría los lineamientos del nacionalismo democrático, opuesto a la vez alnacionalismo conservador de los sectores reaccionarios y a la política liberalizadora del gobierno de Agustín P. Justo. Marginados de la esfera política partidaria, los actos de FORJA se realizaron a través de manifestaciones callejeras y publicaciones de edición propia, los conocidos "Cuadernos de FORJA".

En ellos criticaban las medidas del gobierno, a partir del pacto Roca-Runciman, y argumentaban que el Banco Central había sido fundado para que los hombres de la finanzas inglesas controlaran el sistema monetario y financiero argentino, que se había conformado la Corporación del Transporte para que losferrocarriles británicos no tuvieran competencia, que no convenía la ruptura de relaciones con la Unión Soviética, pues ésta podía significar un importante comprador de los productos agropecuarios argentinos. Con respecto a la política interior, aducían que el gobierno de Justo intervenía las provincias donde ganaban partidos opositores al gobierno, y que el salario y la desocupación habían empeorado. Uno de sus principios incondicionales era el mantenimiento de la neutralidad argentina ante la próxima Segunda Guerra Mundial, siendo el único partido que lo apoyaba.

Hacia 1940 Jauretche rompió con Dellepiane y del Mazo, que se reincorporaron a la línea oficial de la UCR. FORJA se radicalizó, dando lugar a elementos más nacionalistas. Raúl Scalabrini Ortiz, siempre próximo al ideario del movimiento, se afilió a él, formando junto con Jauretche la dupla dirigente, pero se apartaría nuevamente en 1943, dejando a Jauretche en solitario al frente. Su oposición al gobierno de Ramón Castillo fue vehemente, y aunque se mostró escéptico ante las intenciones de los militares que lo derrocaron, su firme posición de neutralidad frente a la Segunda Guerra Mundial hizo que saludara al gobierno de Pedro Pablo Ramírez con simpatía, y cuando el movimiendo del Grupo de Oficiales Unidos (GOU) derrocó a su vez a Ramírez por ceder a las presiones estadounidenses e intentar hacer entrar al país en la guerra, Jauretche se mostró próximo al ascendente coronel Juan Domingo Perón, Secretario de Trabajo y Previsión.

Aunque siempre crítico, adhirió al Peronismo desde el 17 de octubre de 1945. Apoyado por Domingo Mercante, gobernador de la provincia de Buenos Aires, y próximo al programa económico de Miguel Miranda, que promovía un proyecto de industrialización acelerada fomentado por el estado, con la idea de emplear los excelentes réditos del modelo agroexportador durante la coyuntura de la guerra en Europa para transformar el perfil productivo del país. Jauretche fue nombrado presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires en 1946, cargo desde el cual desarrolló una política crediticia generosa con los proyectos de industrialización y que ocuparía hasta 1951 en que fue despedido cuando laComisión Visca supo que el Banco había otorgado un crédito de 216 millones de pesos a La Prensa para comprar una rotativa.

No volvería a aparecer públicamente hasta que en 1955 la "Revolución Libertadora" derrocara a Perón; exento de las persecuciones políticas por haber estado apartado del gobierno en los últimos años, fundó el semanario "El '45" para defender lo que consideraba "los 10 años de gobierno popular", criticando duramente la acción política, económica y social del régimen de facto, pero fue clausurado al tercer número. Colaboró en los Semanarios "Azul y Blanco" y "Segunda República" ,entre 1955-70. En 1956 publicaría el ensayo "El Plan Prebisch: retorno al coloniaje," criticando el informe que Raúl Prebisch, secretario de la Comisión Económica para América Latina(C.E.P.A.L.), había hecho a pedido del régimen de Pedro Eugenio Aramburu. A Don Arturo, la dureza de su oposición le valdría la persecución política y el exilio en Montevideo.

Desde el extranjero publicaría en 1957 "Los profetas del odio", un polémico estudio sobre las relaciones de clase en Argentina a partir del ascenso del peronismo en el cual criticaba varias aproximaciones a la historia política argentina que gozaban de considerable ascendiente, en especial la de Ezequiel Martínez Estrada.

Estrada, autor de análisis bio-sociológicos en su premiada "Radiografía de la pampa" de la década del '30, que, en la línea del "Facundo" sarmientino, sugería que la geografía argentina imponía a sus habitantes una vida inconexa con el flujo histórico, había publicado con el título de"¿Qué es esto?" un análisis demoledor del peronismo, en el que calificaba a Perón de "encantador de serpientes", y sostenía que el modelo político del peronismo había instigado las"bajas pasiones populares", la venalidad y la "pornocracia".

Jaureteche interpretó estas alusiones como expresiones de los graves prejuicios de la clase media intelectual, irritada por la irrupción de actores novedosos en un ambiente político que había sido exclusivo de la burguesía desde la generación del '80; aunque los intereses materiales de esta clase estuviesen ligados al desarrollo de una densa capa de consumidores, sus hábitos le imponían una espontánea reticencia, casi racista; la asimilación de la tilinguería con el racismo es explícita en su obra, hacia los hábitos de las clases populares, una "miopía" que Jauretche criticaría reiteradamente en sus sucesivas obras. También contra la representación que la clase media hacía de la organización peronista como motivada por el "resentimiento" contra los más pudientes. Don Arturo se quejaba en una amistosa carta al científico y escritor Ernesto Sabato, en la que afirmaba:

"Lo que movilizó las masas hacia Perón no fue el resentimiento, fue la esperanza. Recuerde usted aquellas multitudes de octubre del '45, dueñas de la ciudad durante dos días, que no rompieron una vidriera y cuyo mayor crimen fue lavarse los pies en la Plaza de Mayo, provocando la indignación de la señora de Oyuela, rodeada de artefactos sanitarios. Recuerde esas multitudes, aún en circunstancias trágicas y las recordará siempre cantando en coro, cosa absolutamente inusitada entre nosotros, y tan cantores todavía, que les han tenido que prohibir el canto por decreto-ley. No eran resentidos. Eran criollos alegres porque podían tirar las alpargatas para comprar zapatos y hasta libros, discos fonográficos, veranear, concurrir a los restaurantes, tener seguro el pan y el techo y asomar siquiera a formas de vida "occidentales" que hasta entonces les habían sido negadas". ARTURO JAURETCHE

La propuesta de Jauretche era de integración, en la medida en que los intereses comunes de burguesía y proletariado están en el desarrollo de una sólida economía nacional. Esta posición, difícil de reconciliar con el populismo peronista, le granjeó a la vez la enemistad de los liberales y la de la dirigencia del justicialismo.

En "Los profetas del odio" esbozaría por primera vez su representación de lo que entendía como la principal oposición al desarrollo nacional, la intelligentsia liberal y cosmopolita, que fascinada con la cultura europea intentaría aplicarla acríticamente a la situación argentina, sin ser consciente de las diferencias históricas y de las distintas posiciones en la articulación internacional de la economía que los continentes ocupan.

El naciente revisionismo histórico se aliaría en la obra de Jauretche con su interpretación de la realidad contemporánea. Aunque autores revisionistas venían propugnando una reinterpretación de la historia argentina, criticando la visión canónica, consagrada sobre todo por Bartolomé Mitre y Sarmiento, que había representado el desarrollo nacional en términos de la oposición entre civilización y barbarie, ya desde la década del '30, no sería hasta que la Revolución Libertadora identificara explícitamente a Perón con Juan Manuel de Rosas que la misma comenzaría a cobrar fuerza. Así como los partidarios deAramburu habían identificado el golpe contra Perón como "un nuevo Caseros", los historiadores revisionistas recogerían el guante, pero viendo en Caseros el comienzo de un fracaso histórico, que el gobierno de Rosas habría mantenido a raya sintetizando en la medida de lo posible los intereses de las distintas clases:

"La Línea Mayo-Caseros ha sido el mejor instrumento para provocar las analogías que establecen entre el pasado y el presente la comprensión histórica (...) ¡Flor de revisionistas estos Libertadores! Así bastó que nos demostrasen que esto era el nuevo Caseros, para que mis paisanos se dieran cuenta, una vez por todas, de lo que fue el otro. Y una dosis un poco masiva de cipayismo para que mis paisanos se anoticiaran definitivamente de lo que significaron las tropas brasileñas desfilando a la vanguardia —más visibles pero menos ruidosas que las espoletas— del otro ejército libertador".

ARTURO JAURETCHE, "Aprendamos a leer los diarios"

La obra de Jauretche, y la intelectualidad forjista en general— fue uno de los ejes claves para la transformación del revisionismo histórico, que de aliarse con el nacionalismo de cuño aristocrático y criollista en las décadas precedentes —cuando la identidad nacional se construía en la oposición simultánea al capital británico y a la inmigración europea, repudiada por la base liberal de la política que le había abierto las puertas del país— pasó a repensarse como expresión delo popular en sentido amplio, integrando las protestas del movimiento obrero a la tradición de las montoneras federales.

Consideraciones pragmáticas habían detenido el replanteo, preconizado por José María Rosa y otros precursores; sin embargo la politización de la interpretación histórica se haría patente, siguiendo el curso marcado por la profunda radicalización política y cultural de la época.

En 1959 Jauretche publicó "Política Nacional y Revisionismo Histórico", donde elaboró su propia posición en el seno de una corriente revisionistaprofundamente dividida, tanto con respecto a su relación con las bases que lo habían hecho posible en las décadas precedentes como con respecto a las cuestiones propiamente históricas. En esa obra hace una balance relativamente generoso de la figura de Rosas, a la que consideraba la "síntesis posible" de la situación de la época, y relativamente crítico de los caudillos federales del interior; con ello marcaba su diferencia con la postura de Jorge Abelardo Ramos, Rodolfo Puiggrós o Rodolfo Ortega Peña, que expresaban a la vez una crítica del rosismo, entendido como una versión atenuada del centralismo del puerto. y un fuerte temor a la raigambre atávica del nacionalismo tradicionalista, en el que veían no pocos rasgos del fascismo. En la división entrerevisionistas y críticos del revisionismo, que en buena medida fue transversal a la de izquierda y derecha, Jauretche adoptó decididamente la primera vertiente.

Mientras tanto, y abogando por cualquier medio que permitiera interrumpir la continuidad de la Revolución Libertadora, siguió la línea de Perón, en el marco del acuerdo general del peronismo con la Unión Cívica Radical Intransigente, al propiciar el voto a Arturo Frondizi. Durante la presidencia de Frondizi fue, sin embargo, sumamente crítico con su programa desarrollista y con su impulso a la inversión extranjera, especialmente en materia petrolífera, en conjunto con la ruptura del acuerdo hecho con Perón por el cual bajo su gobierno, Frondizi garantizaría el levantamiento de la proscripción que se le mantenía desde laRevolución Libertadora. Al no respetarse el acuerdo, en 1961 Don Arturo se postuló a senador nacional, en una reñida elección en la que varios candidatos se dividieron los votos del peronismo, consagrándose finalmente el socialista Alfredo Palacios.

El agotamiento de sus posibilidades políticas indujo a Jaureteche a retomar la pluma; en la década del '60 publicaría con frecuencia e intensidad, tanto en revistas y periódicos como en volúmenes de ensayo que resultarán grandes éxitos de público. En 1962 apareció "Forja y la Década Infame", dos años más tarde "Filo, contrafilo y punta", y en 1966 "El medio pelo en la sociedad argentina", una punzante interpelación a la clase media que tiene inmediata repercusión. Su afinidad con la CGT de los Argentinos lo lleva a sumarse a la "Comisión de Afirmación Nacional ".

En 1968 publica su "Manual de zonceras argentinas", un listado de ideas negativas sobre su propio país que generalmente tienen los argentinos. Éstas son introducidas en la conciencia de todos los ciudadanos desde la educación primaria y sostenidas posteriormente por medio de la prensa. Frases como la sarmientina "El mal que aqueja a la Argentina es la extensión", más la dicotomía "civilización o barbarie", según Jauretche, "la madre que las parió a todas las zonceras", según Jauretche, llevan a la limitación de las posibilidades de la Argentina de realizarse en forma autónoma.

En 1972 publica "De memoria. Pantalones cortos". Era el primer tomo de una trilogía que debía rescatar los recuerdos de su vida y las enseñanzas políticas y nacionales que ésta la fue dejando. Este primer tomo, que reúne sus recuerdos de infancia en Lincoln,provincia de Buenos Aires, fue el único que publicó. La muerte le impidió publicar sus continuaciones.

Sobre su capacidad de crear o adaptar términos para definir actitudes políticas, él mismo escribió sobre las palabras cipayo, oligarca y vendepatria:

“Creo haber sido el inventor de la palabra ‘vendepatria’ o por lo menos de su divulgación inicial, desde el semanario Señales. El uso de la expresión ‘oligarquía’ en la acepción hoy popular, así como las expresionesvendepatria y cipayo, las popularicé desde el periódico Señales y en otros de vida efímera en los años posteriores a la revolución de 1930.” ARTURO JAURETCHE.

1934: El Paso de los Libres. Edición prologada por Jorge Luis Borges. Una segunda edición en 1960 llevará el prólogo de Jorge Abelardo Ramos.
1956: El Plan Prebisch: retorno al coloniaje
1957: Los profetas del Odio y la Yapa
1958: Ejército y Política
1959: Política nacional y revisionismo histórico
1960: Prosas de hacha y tiza
1962: Forja y la Década Infame
1964: Filo, contrafilo y punta
1966: El medio pelo en la sociedad argentina
1968: Manual de zonceras argentinas
1969: Mano a mano entre nosotros


DON ARTURO JAURETCHE, EL HOMBRE, EL INTELECTUAL, EL POLITICO, UN INMORTAL POR DERECHO PROPIO...!!!

¿TERRORISTAS ECONÓMICOS?

*Por Hernan Brienza

Clarín y La Nación están llevando adelante políticas comunicacionales desestabilizadoras y golpistas con el objetivo de generar terror en los ‘giles’, minar al gobierno en el lugar donde es más fuerte –el éxito económico– y conspirar contra el ahorro de 40 millones de argentinos, es decir, las reservas del Banco Central.
Uno (el argentino medio común) no quiere ser un “perejil”. Y piensa: “Esta vez sí que no me agarran.” Ya sufrió la brutal devaluación del Rodrigazo que de la noche a la mañana le mutiló en un 60% los ahorros de años y años de trabajo. Ya fue derrotado cuando le hizo caso al ministro de Economía de la última dictadura militar, Lorenzo Sigaut, y no compró divisas porque “el que apuesta al dólar pierde”. Vio cómo su pequeña fábrica se desplomó como un castillo de cartas en aquel fatídico 6 de febrero de 1989, cuando una corrida bancaria comenzó a llevarse puesto al gobierno de Raúl Alfonsín y a toda la economía nacional. Y, por último, también sufrió el secuestro de sus ahorros por Domingo Cavallo y su inefable “corralito” bancario y la “pesificación asimétrica” impuesta por Eduardo Duhalde, el que “no le devolvió dólares al que puso dólares”. Uno (ese argentino híper lúcido, ese cultor del pobre individualismo borgeano, el que se las sabe todas) está quemado por 50 años de defraudaciones políticas, económicas, institucionales. Y, se sabe, el bolsillo es el órgano que más memoria emotiva tiene. Entonces, cuando uno lee en los principales diarios matutinos, Clarín y La Nación (los diarios que “son la Argentina”, como bien dijo alguna vez Elisa Carrió, o al menos son la Argentina que va desde la Guerra del Paraguay hasta la licuación de sus propias deudas en el 2002) que el dólar va a estar en cinco, seis, ocho, 24, 2534 pesos comienza a sentir un terror similar a que el pasado vuelva a robarle todo lo que ahorró con el esfuerzo de su frente, el de su mujer, el de sus trabajadores. Entonces, dice resuelta: “Esta vez a mí sí que no me agarran. No cuenten conmigo para esta patriada.” Y toma sus 500, 5000, 50 mil pesos y se va corriendo a una casa de cambio o un banco a cambiarlos por los “verdes” salvadores. Y uno se cree a resguardo. Económicamente, claro. Pero también simbólicamente. Uno no va a ser ese gil que esta vez el gobierno de turno “cachó” desprevenido, y exclama orgulloso de sí mismo: “Habré comprado a 4,80 o cinco pesos en el paralelo, pero a mí esta vez el Estado no me caga.”

Bueno, tengo una mala noticia, estimado lector. Si los argentinos no defendemos al Estado en su pelea contra aquellos que quieren elevar el precio del dólar para su propio beneficio sin importarles las consecuencias económicas, sociales, políticas, seguimos siendo los “giles” de esta historia.
Leía esta semana un párrafo luminoso de Luis Majul, de su libro Por qué cayó Alfonsín, escrito mucho antes de convertirse en el columnista mimado de uno de los diarios que “son la Argentina”: “La caída de Alfonsín… signada por el Nuevo Terrorismo Económico. ¿Es terrorista o no una firma que compra 40 millones de dólares en un día, hace subir la divisa, la papa, los pañales, se mete en la cama de los enamorados, conspira contra el placer, apresura la muerte de los más débiles y enriquece sin esfuerzo a los más fuertes?... ¿Cómo se puede calificar a los capitalistas argentinos que no invierten sin un subsidio estatal y que cuando ganan un dólar no lo colocan en la producción sino que lo envían al exterior y se olvidan del asunto?” Interesante juego de preguntas ¿no? Y se podría seguir enumerando las interrogaciones. Por ejemplo: ¿Es terrorista un diario que especula con el temor de los argentinos publicando informaciones falsas sobre la subida del precio del dólar? ¿Y los economistas de lo estatuido que se pasean por los canales de televisión, defendiendo los intereses particulares de sus clientes, alertando a la sociedad de que estamos a las puertas de la inflación y una escalada del tipo de cambio, no son como hombres-bomba pequeñitos que van minando la confianza de millones de argentinos? ¿Y los exportadores que no liquidan sus dólares especulando con una devaluación intempestiva? 

Y uno sigue siendo un gil, claro. Que con los pesos ahorrados en los últimos años sale corriendo a comprar dólares creyendo que así se salva. Y genera un aumento en la demanda de divisas, pequeña, mínima, manejable para el gobierno, pero que golpea mediáticamente. Porque allí están los comunicadores preferidos del Viejo Terrorismo Económico –¿periodista militantes pagos por el “anarco- capitalismo financiero”?(CFK dixit)– agitando fantasmas del pasado. Dicho con todas las letras: Clarín y La Nación están llevando adelante políticas comunicacionales desestabilizadoras y golpistas con el único objetivo de generar terror en los “giles”, minar al gobierno en el lugar dónde es más fuerte –el éxito económico– y conspirar contra el ahorro de 40 millones de argentinos, es decir, las reservas del Banco Central. (Digresión: No me refiero a los trabajadores del diario Clarín y La Nación, ni siquiera a aquellos que con mayor o menor grado de honestidad intelectual están sinceramente en contra del gobierno, sino a aquellos operadores que establecen estrategias políticas determinadas a favorecer los intereses del capitalismo concentrado y a perjudicar al Estado).

Y uno es gil, lamentablemente. Porque la emprende contra las medidas del gobierno –acertadas o no, ese es otro debate– para contener la “corridita cambiaria” y se queja porque ahora la AFIP nos sopla en la nuca y tenemos que recurrir al “paralelo” y pagar un 25% más que el precio oficial porque no tenemos las cuentas en regla ni todos los trabajadores en blanco. Y mientras tanto, millones de argentinos disfrutan de las virtudes en pesos del modelo de acumulación, ahorro y redistribución de riquezas iniciado en 2003.
La pelea de fondo es esta y no otra: ¿El destino histórico de los argentinos lo maneja el bloque de poder integrado por un selecto grupo de capitalistas especuladores y sus voceros consuetudinarios o el Estado nacional? ¿Los dueños de la Vieja Argentina o un gobierno elegido democráticamente por la mayoría absoluta de un 54 por ciento? Los poderes concentrados, a los que les molesta la política, apostaron al enfrentamiento directo cuando vieron amenazados sus intereses; luego optaron por esperar a que las “cinco tapas de Clarín” hicieran lo suyo y comprobaron con tristeza que el viejo aliado tenía la pólvora mojada; ahora, intentan esmerilar de a poco, con episodios sucesivos, el corazón del modelo nacional y popular: la fortaleza macroeconómica y las reservas del Banco Central. En ese marco, espiralear la puja distributiva, incluso con nobles intenciones, es hacerle el juego a los poderes concentrados frente a un año crítico como 2012.

Creo que el Estado debe aplicar toda su fortaleza contra los “terroristas económicos”. Y lastimarlos allí donde más les duele: el bolsillo, los intereses particulares, las ganancias. Aleccionador al chiquitaje, claro, pero sobre todo, aguillotinar a los “anarco-capitalistas financieros”. Sabrán disculpar mi jacobinismo dominguero, pero creo que esta es una de las batallas finales que tiene la democracia frente a los poderes fácticos. Y es trascendental. Lo demás, perdonen este final chocarrero, es debate para la gilada.

*Periodista, escritor, y politólogo

DESDE LO MEDIATICO LOS DIARIOS CLARIN,LA NACION Y SUS SATELITES PROMUEVEN EN LA ARGENTINA UN GOLPE DE MERCADO TRATANDO DE CREAR ESCENARIOS DE TEMOR E INCERTIDUMBRE



Un aventura descabellada del conglomerado periodístico que encabezan el Grupo Clarín y La Nación, seguido por un ejército de expresiones informativas dependientes de ellos, que apunta a la desestabilización en torno al tópico económico, tratando crear escenarios de temor e incertidumbre.

La Red de Observatorios Universitarios de Medios (ROUM) alerta sobre la meditada estrategia que ya están desplegando los grupos mediáticos concentrados para desacreditar al gobierno nacional y crear las condiciones de manipulación social necesarias e imprescindibles para llevar adelante un denominado “golpe económico” o “de mercado” contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y contra la Constitución Nacional.

Tras la aplastante victoria electoral de la jefa de Estado, el 23 de octubre pasado, y agotados entonces los recursos político institucionales inmediatos de la corporación mediática, en alianza con los elementos más recalcitrantes de la derecha política y económica, el conglomerado periodístico que encabezan el Grupo Clarín y La Nación, seguido por un ejército de expresiones informativas dependientes de ellos, y hasta simples pasquines electrónicos, apuestan ahora por la desestabilización en torno al tópico económico, tratando crear escenarios de temor e incertidumbre respecto del dólar, del marco “inflacionario”, de la “fuga de capitales” y de la capacidad de respuesta del gobierno a los desafíos que plantea el tablero internacional, desconociendo, silenciando o tergiversando no sólo la información constatable al respecto sino el comportamiento social cotidiano.

Conforme a los resultados del último tramo de esta investigación, que cubriera todo el año electoral y brinda en esta oportunidad su último informe, queda constatado, como se podrá comprobar en el texto del mismo, que esta campaña hacia la creación de condiciones para un “golpe de mercado” se desató en los días inmediatamente previos a los comicios del 23 de octubre y se acentúa desde la coberturas del propia día 24 en adelante.

Esta Red universitaria de Observatorios de Medios considera que el hecho es grave y que la comunidad periodística y académica especializada, pero fundamentalmente el conjunto de la sociedad argentina deben estar alerta ante los hechos que podrían traducirse en una ofensiva desesperada y aventurera de los sectores más conservadores del privilegio, históricos violadores del Estado de Derecho.

Informe completo:
Red Observatorios

EL GOBERNADOR CAPITANICH DISERTÓ SOBRE LA LEY DE MEDIOS



Resistencia Chaco

Durante una reunión ampliada del AFSCA el gobernador destacó la importancia de generar mecanismos para garantizar que todas las emisoras funcionen con el debido encuadramiento.

Con el objetivo de llegar a marzo de 2012 con el espectro radiofónico regularizado y la Ley Nº 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual en plena aplicación, se realizó este jueves una reunión ampliada. Durante el encuentro el gobernador, Jorge Capitanich –como miembro de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA)-, y el director nacional de Planeamiento y Desarrollo del organismo, Ignacio Cingolani, dieron detalles de los próximos pasos a seguir y respondieron preguntas de los representantes de medios de la región.

Durante el encuentro, que se realizó en el Salón Obligado de Casa de Gobierno, se explicaron los alcances de la Ley y su aplicación inmediata; del concurso público para la adjudicación de licencias para televisión abierta digital, tanto para personas físicas, como sociedad comerciales y personas jurídicas sin fines de lucro.

Los representantes de medios – de las provincias de Chaco, Formosa, Misiones y Corrientes- consultaron sus dudas y plantearon situaciones específicas a fin de anticiparse a futuras situaciones.

Capitanich explicó que no habrá problemas cuando exista más oferta que demanda, pero cuando haya colisión de interés se deberán tener en cuenta el decreto Nº1.999; los permisos precarios provisorios y los sistemas de concursos. Destacó que para la región están planteadas 58 emisoras por lo que el objetivo del encuentro fue plasmar mecanismos para garantizar que en marzo próximo todas las emisoras funcionen con el debido encuadramiento.

Recordó que para la normalización se tendrán en cuenta algunos puntos fundamentales: la homologación de equipos –para lo cual se brindarán financiamiento especial-; la regularización de los trabajadores –con aportes y contribuciones al día- y, títulos habilitantes para locutores y operadores. Aseguró que el Estado intervendrá para facilitar el proceso a través de diferentes mecanismos.


Cadena de Radios - Jueves, 10 de Noviembre de 2011


Fuente: Omega Noticias.com

11 DE NOVIEMBRE DE 1999: MUERE EL PERIODISTA JACOBO TIMERMAN

*Por Prof. Daniel Chiarenza





Jacobo Timerman.

Había nacido en una familia ucraniana judía y antifascista del pueblo de Bar -que huía de las persecuciones- el 6 de enero de 1923 y emigró a la Argentina en 1928. Se instalaron en el barrio porteño del Once. Integró el movimiento juvenil Hashomer Hatzair. Se inició en el periodismo desde muy joven en France Press y luego en los diarios Noticias Gráficas, La Razón, El Mundo, La Nación y la columna política de Clarín. En La Razón escribió la columna política “Versiones fidedignas” o “Balcarce 50” (la dirección de la Casa de Gobierno) durante la presidencia de Arturo Frondizi. A mediados de 1958 lo contrataron en La Nación. Regresó a La Razón con Félix Laíño pero por poco tiempo. A fines de 1958 recibió el ofrecimiento de hacer la columna “A pesar del hermetismo”, en Clarín, donde compartía el estrellato con Bernardo Neustadt. Quedó desvinculado de ese diario el 27 de junio de 1959. Primer periodista latinoamericano que entrevistó en forma individual al secretario de Estado de Dwight D. Eisenhower. En ese año le otorgaron el Premio Martín Fierro por su programa televisivo de noticias ¿Qué pasó en siete días? Fue el primer Martín Fierro otorgado a un periodista.


Pueblo donde nació Jacobo Timerman, Bar, Ucrania.

En 1960, debutó como jefe, fue editor del vespertino El Siglo. Pronto fue como jefe, también, a El Mundo. Fue intermediario entre el Che Guevara y el enviado del presidente John Kennedy. Cubrió el encuentro de los presidentes Kennedy y Frondizi para Canal 9.
En 1962, con un formato innovador inspirado en los magazines estadounidenses, fundó la revista Primera Plana y, en 1965, Confirmado. Vendió Primera Plana y se alejó de su dirección, que quedó a cargo de Ramiro de Casasbellas y Tomás Eloy Martínez. El dictador Juan Carlos Onganía mandó clausurar Primera Plana.



Primera Plana, en un comienzo dirigida por Timerman.

Las revistas de Timerman habían adoptado un papel muy crítico contra el gobierno de Arturo Illia y promovieron su imagen como la de un “inútil” (fue famosa la representación del presidente con la imagen de una tortuga).
En 1969, Timerman fue el mentor periodístico de El Diario de Mendoza, para lo que reunió a una gran cantidad de periodistas locales y corresponsales. Entre los locales figuraban Aldo César Montes de Oca, Raúl Lalo Fain Binda, Rodolfo Braceli, Carlos Quiroz y entre los corresponsales estaban Horacio Verbitsky, Pepe Eliaschev, Paco Urondo. El cierre de El Diario dio paso a la revista Claves.
En 1971, creó el diario La Opinión, que en 1977 fue expropiado y editado por la dictadura con el mismo nombre pero una línea totalmente distinta durante cuatro años (hasta 1981).
Secuestrado-desaparecido y torturado (en 1977) durante la dictadura cívico militar producto del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. El grupo de tareas que lo privó de su libertad estaba bajo las órdenes de Camps. Acusado por los militares de lavar dinero de la organización político-militar Montoneros a partir de su vínculo con el financista David Graiver (1941-1976). Con él fue secuestrado Enrique Jara, subdirector del diario, y pocas horas después fue desaparecido (secuestrado, torturado y asesinado) Enrique Raab, uno de los periodistas más prestigiosos de La Opinión.



Jacobo Timerman y su diario: La Opinión.
Timerman pasó por los centros clandestinos de detención Puesto Vasco (Pilcomayo 69, Don Bosco, partido de Quilmes) y en el COTI Martínez, de la misma localidad.

Centro Clandestino de Detención Puesto Vasco.

La prensa y la mayoría de los periodistas argentinos no tuvieron la más mínima muestra de solidaridad con Timerman. Fue absuelto por un tribunal militar.
Su liberación hacia 1980 y posterior exilio en Israel y Estados Unidos, fue decisiva a partir de la protesta generalizada de la comunidad internacional. En 1981, recibió el Premio María Moors Cabot de la Universidad de Columbia (Estados Unidos). Pero en apoyo a la dictadura, “argentinos” como el historietista Landrú, Alberto Gainza Paz y Bartolomé Mitre Vedia (director del diario La Nación) devolvieron sus premios obtenidos años anteriores. Por esto Jacobo tuvo una enconada discusión con Claudio Escribano. En 1982, durante su exilio israelí escribió “Preso sin nombre, celda sin número”; allí relata sus padecimientos en los centros clandestinos de detención, configurándose en uno de los libros más logrados sobre las violaciones a los derechos humanos en la Argentina.



En 1983 publicó “Israel: la guerra más larga”; cuenta la invasión de Israel al Líbano. También fue premiado con la Pluma de Oro de la Libertad que otorga la Federación Internacional de Editores de Diarios.
En 1984, en Buenos Aires, Timerman prestó testimonio ante la CONADEP (Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas), y su legajo 4635 fue incluido en el informe Nunca más. Hacia 1985 declaró en el Juicio a las Juntas.
Luego escribiría los libros “Chile, el galope muerto” (1987); “Cuba: Un viaje a la isla” (1990). En 1991, muere su mujer - Rische "Risha" Mindlen-, con la que tuvo tres hijos: Héctor, Javier y Daniel. Actualmente Héctor es el ministro de Relaciones Exteriores de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Murió a los 76 años (1999) en su departamento de Barrio Norte y lo inhumaron en Pilar.Post-morten, sus familiares recibieron el Premio Konex de Honor (2007).

DECLARACIONES DE DIPUTADAS NACIONALES ANTE EL 60º ANIVERSARIO DEL VOTO FEMENINO



Diputadas de distintos bloques se reunieron en las puertas
del Congreso para defender su representación política


A 60 años de la primera vez que las mujeres pudieron participar en 1951 de una elección nacional por la Ley 13.010 de 1947; a 20 años de la sanción de la ley de cupo femenino 24.012 y ante la intención de Raúl Castells de asumir una banca como legislador en reemplazo de la mujer que había resultado electa, diputadas nacionales de los distintos bloques presentaron en la puerta del Congreso el proyecto de ley que propone modificar los artículos 157 y 164 del Código Electoral Nacional.

El lugar escogido por las mujeres políticas que hoy ocupan una banca legislativa no fue casualidad. La foto de las legisladoras en la puerta principal del Congreso Nacional es la representación simbólica y material de los años de lucha del género femenino para ser consideradas en la actividad política en igualdad de condiciones que los hombres. Hoy se cumple el 60º aniversario de aquel 11 de noviembre de 1951 en el que las mujeres argentinas pudieron participar de una elección nacional. Es decir, elegir y ser elegidas; y se cumplió, en noviembre, el 20º aniversario de la sanción de la Ley de Cupo Femenino 24.012.

En este escenario y con el Congreso Nacional de telón de fondo, las diputadas fueron contundentes al afirmar que “no estamos dispuestas a perder ni un milímetro de lo obtenido como derechos del género femenino” y “Vamos a reivindicar nuestros logros, nuestras luchas, nuestra historia, nuestro presente, defiendo lo que nos corresponde y ganamos con trabajo, con dedicación, con esfuerzo”.

Esta expresión es la respuesta en conjunto de las legisladoras a la estrategia pretendida por Raúl Castells que consiste en que la segunda en la lista de legisladores de Compromiso Federal bonaerense, Ramona Pucheta, renuncie a su banca en favor del líder del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), para que éste asuma como diputado en la Cámara baja.

Ante esta situación las diputadas Gladys González, Diana Conti (FpV); Adela Segarra (FpV); Adriana Puiggrós (FpV); María Luisa Storani (UCR); Elsa Álvarez (UCR); Laura Alonso (PRO); Paula Bertol (PRO); Elisa Carca (CC); María Linares (GEN); Claudia Gil Lozano (CC); María Eugenia Bernal (FpV); María Areta (FT), Cynthia Hoton (VPP) y la legisladora por la Ciudad, María José Lubertino, entre otras, se juntaron en la puerta del Congreso en conmemoraciòn de la Ley 13010, de la sanción de la ley de cupo femenino y, además, para presentar una iniciativa de ley que establece que en caso de renunciar un legislador en las lista, éste debe ser reemplazado por alguien del mismo sexo.

El proyecto de ley, que encabeza la diputada Gladys González (PRO) tiene como finalidad la modificación de los artículos 157 y 164 de la Ley Electoral Nacional sobre escrutinio y sucesión de legisladores nacionales del Código Electoral Nacional respetando el cupo femenino.

“Proponemos la modificación de los artículos 157 y 164 del Código Nacional Electoral, para que en el caso de que sea necesario sustituir a un Senador o a un Diputado electo, lo sea siempre por uno del mismo sexo que el que resultó electo, respetado de esta forma la efectiva participación de las mujeres en el órgano parlamentario que corresponda y el real espíritu seguido por la Ley 24.012”, señalaron las diputadas al ser consultadas sobre la iniciativa de modificación del Código para garantizar que el género femenino no pierda lugares legislativos.

Para la diputada oficialista, Adriana Puiggrós, “esta es una iniciativa que demuestra que las mujeres no estamos dispuestas a que en los papeles se diga una cosa y en la práctica se haga otra. No vamos a permitir que utilizando extrañas maniobras, la mujer, pertenezca al partido político que pertenezca, sea puesta en un costado. Ya bastante discriminación existe en ese sentido en otros ámbitos, y mucho hemos avanzado en materia de igualdad de derechos en los últimos años mediante leyes de este Congreso, como para convalidar ese tipo de injusticias precisamente acá, que es donde debemos dar el ejemplo de prácticas de igualdad.”

Por su parte Diana Conti, diputada del FpV, señaló que “hoy como hace 60 años estamos reivindicando la acción y la actividad política de las mujeres. Estamos reafirmando nuestros derechos cívicos y ciudadanos. Por eso vamos a defender cada una de las bancas que le corresponden a las mujeres a rajatabla”, enfatizó la diputada del Frente para la Victoria.

“El sufragio femenino, dice Adela Segarra- la ley de cupo en 1991, fue el resultado de años de lucha de muchas mujeres. Y todos los días estamos trabajando para que esa participación sea con equidad. A las mujeres es verdad que todo nos cuesta más porque cumplimos con varios roles al mismo tiempo. Sin embargo hacemos todo. Entonces vamos a defender nuestros derechos y no vamos a permitir que una práctica cultural, educativa, machista, tal vez, haga que una mujer renuncie a su banca para que asuma un hombre.

En el proyecto de modificación del Código Electoral, se especifica que la norma “no apunta a garantizar únicamente una candidatura, sino a promover la real participación de la mujer en los ámbitos legislativos. Y la única forma de garantizar esta real inclusión de la mujer en el ejercicio legislativo es evitar que se desvirtúe la Ley de Cupos, al incluir de cierta cantidad de mujeres en las listas pero que luego podrían renunciar para permitir el acceso al cargo por parte de un candidato varón”.


Gentileza: Prensa Diputada Adriana Puiggros

ELECCIONES DEL 11 DE NOVIEMBRE DE 1951


¿Cuántas mujeres fueron candidatas en los distintos partidos políticos?


*Por Mónica Oporto

Quien había bregado por el voto femenino fue la Dra. Alicia Moreau de Justo, (PSocialista, ver foto), sin embargo, en un ciclo de conferencias pronunciadas en la Casa del Pueblo durante el año 1948, y que tituló "Sepa la mujer votar", dijo que era escéptica respecto de los cambios que el voto femenino podría traer a nuestra vida social, porque la experiencia universal demostraba que las mujeres votando no habían modificado las prácticas de los partidos poíticos, pues por desgracia, las mujeres tenían iguales defectos electorales que los varones y el peor de ellos era la predisposición al caudillismo y a la corrupción electoral.
En tanto hay que señalar que Perón era un convencido de la necesidad de otorgar a la mujer los derechos políticos.

Paralelamente, se formó una Comisión Pro Sufragio Femenino, la cual elevó un petitorio al gobierno de la Revolución del 4 de junio de 1943 solicitando el cumplimiento de las Actas de Chapultepec, por las cuales los países firmantes que aún no habían otorgado el voto a la mujer debían implementarlo.

Sin embargo, el 3 de septiembre de 1945 la Asamblea Nacional de Mujeres, presidida por Victoria Ocampo, resolvió rechazar el voto otorgado por un gobierno de facto y reclamó que el gobierno nacional fuera asumido por la Corte Suprema de Justicia. Es más, su lema fue: "Sufragio femenino pero sancionado por un Congreso elegido en comicios honestos".
No obstante, la ley 13010 se votó. Fue el resultado del impulso por integrar a la mujer a la actividad política, y fue Eva Duarte la que emprendió la campaña por el sufragio femenino, persuadiendo a los legisladores, creando conciencia en las mujeres y planteadon una intensa campaña través de la radio y de la prensa para que toda mujer argentina –fuera peronista o no – sintiera como suyo el logro de obtener sus legítimos derechos políticos. El impulso y decisión de Evita permitieron sancionar y promulgar la Ley 13.010 el 23 de septiembre de 1947, tras lo cual se implementé el empadronamiento de las mujeres de todo el país.

No obstante no se votó ese año sino recién en 1951. En ese año al Congreso de la Nación ingresaron 23 diputadas entre un total de 149: un 16,88%. Además, ese año de 1951 las mujeres votaron en mayor proporción que los varones: un 90,32% femenino frente a un 86,08% masculino.

Cifras del voto femenino:
Partido Peronista: 2.441.558 = 63,9%
Unión Cívica Radical: 1.177.051 = 30,8%
P. Demócrata: 80.897 = 2,1%
P. Comunista: 29.644 = 0,7%
P. Socialitas: 23.270 = 0,6%
P. Demócrata Progresista: 1.132
P. Concentración Obrera: 592
P. Salud Pública: 2.466
Unión Cívica Nacionalista: 69
En blanco y anulados: 59.895

¿quiénes fueron las candidatas electas que ingresaban y por qué provincias o distritos?

Por la Capital Federal resultó electa Carmen Macri (espero que no haya sido parienta de...); Dora Gaeta de Iturbe, Juana Espejo y Delia Degliuomini de Parodi. También ingresó una senadora: María Rosa Calviño de Gómez. Igresaron 6 diputadas por la prov. de BAs: María Elena Casuccio, Magdalena Alvarez, Francisca Flores, Zulema Pracánico, Carmen Salaber y Celina Rodríguez de Martínez Paiva; 2 por la pcia. de Corrientes: Judith Elida Acuña Angélica Dacunda; 3 por Sta.Fe: Isabel Torterola de Roselli, Josefa Brigada de Gómez y Josefa Biondi; dos por la pcia. de Sgo. del Estero: Mafalda Piovano y Dominga Ortíz de Sosa Vivas; dos por Salta: Domitila Aguilar de Medina y Seferina Rodríguez de Copa (ver foto); una por Mendoza: Celfa Argumedo; una por Entre Ríos: María Caviglia de Boeykens; una por San Juan: María Urbelina Tejada, y una por la pcia. de Tucumán: Otilia de Villa Maciel. Senadoras fueron 6: por B.As. Ilda Leonor Pineda; por Corrientes: Elena de Girolamo; por E.Ríos: Juana Larrauri; por Córdoba: E.Rodríguez Lonardi, y por Sta. Fe Hilda Castañeira.

En los congresos provinciales también figuraron mujeres peronistas, en el de B.Aires Celia Baeza, María Luisa Barone, Elena Carosella, Norma Egan, Josefina Fulco, Telma Gomez, Iris A. González; Haydee Hermida, María Rosaura Isla, Elena Juárez, María Rosa Pizzuto de Rivero, Edith A. Ronchi, Vilma M. Rossia, Celia D. Semeria y Noemí E. Valle.

En el senado de la prov. de Buenos Aires ingresaron 7 mujeres: Nerea Benegas de Fonte, Irma Gaeta, Pilar González, Isabel Ducó, Raquel Juárez, Inés Moreno y Aída Perez.

¿CUÁNTAS CANDIDATAS HUBO EN LOS PARTIDOS DE LA OPOSICIÓN?

Los partidos de la oposición presentaron mujeres en sus listas, PERO FUERON MUY POCAS Y NINGUNA SALIÓ ELECTA.
El Partido Comunista llevó una candidata a vicepresidenta de la Nación: la Dra. Alcira de la Peña; por Capital Federal el PC presentó 7 candidatas a diputadas; el PS sólo 3 candidatas AL MISMO CARGO Y POR EL MISMO DISTRITO; el Partido Demócrata Progresista llevó 5 mujeres por la Capital en sus listas de diputados, y el Partido Concentración Obrera presentó una candidata a senadora y 4 a diputadas también en la Capital.

La nota de color la dieron los PARTIDOS RADICAL Y DEMÓCRATA QUE NO LLEVARON NINGUNA MUJER COMO CANDIDATA A CARGO ALGUNO!!

Fuente: Estela Dos Santos: Las mujeres peronistas, BAs., siglo XXI