Seguidores

29 de mayo de 2011

"EL SERVICIO DE LA INTELIGENCIA"

                                    
                                               *Por José Luis Muñoz Azpiri
                                                                                                                            

            La Argentina aparece ante los ojos europeos cuando se está erigiendo la basílica romana de San Pedro, gobierna León X y es excomulgado Lutero. Funda Buenos Aires un soldado español que ha participado en el saqueo de Roma junto con tropas alemanas. La segunda y definitiva fundación de la ciudad ocurre mientras Vignola alza la iglesia de Jesús en Roma, primer templo jesuítico del mundo. Desde entonces, y hasta 1810, cuando proliferan los reinos napoleónicos y el Gran Corso firma la paz de Viena, vivimos la existencia de reino feliz y emprendedor de la corona de España.

            En tanto en Europa arde la llama luterana, los jesuitas adoctrinan las tribus del Orinoco y el Plata. España declara, en medio de las selvas y el trópico americano, que la raza humana es una sola y que “Dios, Nuestro Señor, que es único y eterno, hizo un hombre y una mujer de los cuales todos descendemos”. Los indígenas americanos son elevados a la categoría moral de los europeos y sobre dicha proclama filosófica se alza el monumento del derecho indiano que regirá casi todo nuestro pensamiento jurídico hasta el siglo XVIII. Los Cronistas de Indias, que el propio Edward Fueter exalta en su verdadero mérito profesional, yerguen el pórtico de la inteligencia y el espíritu de la América española trazando los perfiles de nuestra credencial humana y explicando nuestra justificación universal.

            América es la pedana de la Contrarreforma. Los estudios de Heinrich Wolffin han revalidado los valores estéticos adscriptos a dicha manifestación teológica del “Gran Experimento”. El arte jesuítico es la musa del porvenir, la tensión vibrátil, el triunfo de lo inestable y mudable. La fórmula “dionisíaca” de Nietzsche se relaciona con los goces de la infinitud que proporcionan los cuadros del Greco, los frontis barrocos.

            España funda en el virreinato del Río de la Plata dos universidades filosóficas. Mejor dicho, teológico-humanistas. Los centros de estudio de Córdoba y de Charcas crean en la Argentina el hombre humano, el “humanista” cristiano que pone de moda en Europa, Juan Luis de Vives, padre la psicología moderna. Es difícil descubrir hoy día la huella de este ponderado equilibrio: Las casas universitarias austríacas y borbónicas crean en el estudioso argentino la conciencia científica más alta al dar a conocer a éste lo que cada cosa significa y su valor en el conjunto de las cosas. Enseñan la única sabiduría posible, aquella que se funda en lo absoluto y universal. En Córdoba y el Altiplano se forja el cerebro de la mayor parte de los pensadores de la Revolución. Más tarde, el pensamiento  se regirá por experiencias sensibles, abominando de los frutos de la deducción y trasladando el ejercicio de la inteligencia al plano de lo dudoso e hipotético.

            El pensador que ejerce mayor influencia en la Argentina, en los siglos XVII y XVIII es el andaluz Francisco Suárez, considerado entre nosotros como el lúcido y representativo filósofo posterior al Renacimiento. El suarismo transforma a Córdoba (de la Nueva Andalucía) en una Salamanca o Sorbona en lo relativo a la seriedad de los intentos y los estudios. Se ha llamado a Suárez “el segundo Aquino”. Los jesuitas de la colonia se plegaron también al movimiento de restauración de estudios inspirado en la teoría de Santo Tomás.

            En 1806 y 1807 los ingleses invaden Buenos Aires y son derrotados ambas veces; las playas criollas brindan a España el desquite de Trafalgar. La irrupción británica pone en revulsión ideas que se habían mantenido estables durante más de dos siglos. Se expone el punto de vista de las ideas de Calvino acerca de la santificación del éxito, la consagración del triunfo material. Quién gana tiene razón. E Inglaterra parece, desde hace un siglo, que estuviera habituada “a ganar”. Las ideas de John Locke han arraigado en la América inglesa y en Francia. Comienza un período de gran agitación y angustia intelectual. Las facultades intelectuales de la Colonia entran en juego libre y son puestas en función por la Revolución de Mayo. El triunfo sobre los ingleses desemboca en la victoria de 1810, y dicha revolución, en el nacionalismo político.

            Veinte años más tarde, el argentino intelectual se preocupa por definirse a sí mismo y definir el temperamento patrio. A la vez, descubre nuevos caminos en el viejo mapa hispánico. Se debaten los viejos temas de la Ilustración, la fisiocracia, la política teórica británica, el economismo y el sentimentalismo rousseauniano que había hecho arrancar lágrimas al joven Napoleón.

            Las doctrinas suaristas y tomistas acerca del fundamento popular de la soberanía que se enseñaban en Córdoba, proveen la base del fermento revolucionario de 1810. La propia España preparó nuestra Revolución como lo hizo Inglaterra con América del Norte mediante el ejemplo de la tradición parlamentaria y las enseñanzas de Locke. Un estudiante de Salamanca, Manuel Belgrano, es el representante del movimiento emancipador argentino mientras un soldado del rey, en España, José de San Martín, es autor de la primera tentativa de “liberación latinoamericana”, como hoy se dice, con punto de partida y asiento estratégico en Buenos Aires.

            Estos datos sientan dos nociones que debemos dejar precisadas desde ahora: la unidad histórica argentina indivisa entre el período hispánico y el autónomo o independiente y el contacto en la Argentina de las ideas puras con zonas alejadas aparentemente de su influencia, como la política y la economía. El modernismo querrá torcer ese rumbo a principios del siglo XX, pero sin resultado. El escepticismo, la indiferencia moral y política y el exotismo no son plantas vernáculas entre nosotros. La botánica nacional no las admite. La historia de la mentalidad argentina es la del pensamiento español y americano con influencias francesas e inglesas, transformado en acción social. Nuestra torre de marfil es torre sienesa, con merlones y aspilleras apercibida para el ataque y la defensa diarias.

La búsqueda de Canaán

            En el período independiente la cultura argentina alimenta los ideales colectivos, aspirando a arrancar del marco profesional el pensamiento, prosa y poesía. Aún cuando cambie de aspecto con las diversas apreciaciones filosóficas que exige la marcha del tiempo, la cultura determina la condición del hombre en cada época y en cada lugar. En este período señalamos una época de fermentación de ideas y propagación difusiva de las producciones del intelecto. En ocasiones, la agitación y la difusión no corresponden con los valores de permanencia de la obra.
         
   Se inicia la gran expedición exploradora del siglo XIX. Es una centuria abierta por Bonaparte, un hombre de acción, y clausurada por Emilio Zola, un heraldo de la acción social. Romanticismo y positivismo, revolución y restauración. Fechas: 1830, romanticismo, 1859, publicación del “Origen de las Especies”; 1893, “Datos inmediatos de la conciencia”, de Henri Bergson. Darwin concibe, en un viaje planetario durante el cual visita la Patagonia, en 1833, su teoría de la evolución. Conoce a Juan Manuel de Rosas, una fuerza de la naturaleza americana, donde se proyectan nuestras virtudes y nuestros defectos como en un colosal espejo cóncavo y en torno del cual se plantean los problemas de la razón de Estado, la dictadura legal, la extensión del concepto de gobierno popular, la órbita de la política y su integración ética, la conciliación entre utilidad y conciencia o entre ley y libertad y la armonía entre hombre y Estado. El pensamiento argentino durante medio siglo estará emparentado con la problemática de la voluntad y el brazo de Rosas. El libro de Darwin multiplica su retrato por el mundo.

            El siglo XIX ha sido vilipendiado: “estúpido”, se le llamó. No creemos lo fuese por sus errores y equívocos sino por la absorción infrecuente de realidades a que obligó a una humanidad que no contaba con elementos suficientes para clasificarlos y sistematizarlos. Hablando concretamente, en el siglo romántico suceden muchas cosas. Las cabezas vacilan en semejante mare-mágnum.

            En el aspecto local, tan solo en los casos de Rosas, la literatura gauchesca y el peronismo, la Nación ha actuado “da se”, en el sentido imperioso que se otorga a esta expresión en Italia. Estalla en el “Año X” una revolución que sueña con la libertad de todo alumbrada por el espíritu de los mejores. Sus cerebros, Moreno, el deán Funes, Belgrano y Monteagudo, comprenden súbitamente el carácter “americano” de la jornada. La Argentina liberta a seis naciones hermanas. El desgaste de la jornada engendra la anarquía y la restauración rosista. Rosas es una variante criolla del “restaurador orbis” romano, del salvador del mundo antiguo.

            Sobreviene luego nuestro 1848, la Constitución de 1853. Se abre el lapso “tercera república”, que dura casi hasta la segunda gran guerra, influido por el empirismo y el cientificismo positivista. Nuestras musas son los hechos; nuestros dioses, el ferrocarril y los laboratorios. La generación de 1880, cuyo “modelo” rige hasta la muerte de Lugones y el prólogo de la hecatombe nietzscheana de 1939, extrema dichas ideas hasta la exasperación. Sarmiento declara: “Hagámonos los Estados Unidos”, Pellegrini exclama en Roma: “Nos salvaremos a fuerza de ser ricos”. Por primera vez en el mundo, se pospone la gracia divina a Mammón. La Argentina intenta salvarse a través del Becerro de Oro. Cuando alguien declara que no se puede servir a Dios y a Mammón, la divinidad del dinero, descubre bien pronto que Dios no existe. Pero ni somos ricos ni nos hemos salvado, como comprobamos ahora.

            Alberdi, Sarmiento y López difunden el pensamiento empírico y positivo; lo cierran y superan Leopoldo Lugones y los escritores, universitarios, poetas e historiadores políticos agrupados en torno a centros de pensamiento como la facultad de Filosofía porteña, la Universidad de Córdoba, donde se inicia la revolución universitaria mundial, según la revista Facetas de Estados Unidos, medio siglo antes del triunfo de Marcuse, y núcleos de revisión filosófica e histórica cuyas teorías, divulgadas y generalizadas por una nueva prensa que comienza a florecer en torno de 1940, abren el camino del actual estado social.

El retorno a la Edad de Oro

            Dicho fenómeno consiste en lo siguiente: las masas, consideradas hasta ayer como motores de acción irresponsable, e incapaces colectivamente de cumplir una misión consciente, se transforman en actores principales y corifeos del drama humano espiritual, social o político del país. Un pueblo entero alcanza la autoconciencia. En la alborada del Bicentenario, la Argentina se transforma en un noble laboratorio de experimentos sociales y cultura colectiva.

            Los rezagos liberales se confunden con las avanzadas nacionales y populares en el 2010 como las aguas turbias del Plata con el añil ultramarino de la embocadura del río materno (“argentino” significa “platense”). Los nuevos escritores sostienen coordenadas espirituales comunes. Creen en el destino universal y mesiánico de la Nación (“¡Hay en la tierra una Argentina!” como proclamó Darío). El país, pese a la incredulidad de muchos, tiene un destino profético, idea que surge espontáneamente en 1810 y se  aplica a los ideales liberales. Se exalta la personalidad de la historia argentina como norma superior ética (San Martín en Guayaquil). Arraiga el convencimiento de que debemos desarrollar una especie de lección humana de generosidad y sentido festival y casi deportivo de la vida regido por las supremas categorías latinoamericanas de la sobriedad y la delicadeza.

            Ha existido una época de oro, una edad saturniana, en que el hombre era imagen de Dios. Y todas las cosas, como canta el salmo del poeta David, “eran esclavas del hombre”. Desde hace demasiado tiempo nuestra inteligencia se halla consagrada al servicio de las cosas. Una nación, cuyo héroe civil continúa siendo Sarmiento, un educador, lo menos que puede exigir de sí misma es liberar a sus hijos de la ignorancia, la miseria y el crudo materialismo y hacer que las cosas vuelvan al cometido bíblico de subordinarse a la voluntad del hombre. Tal es la tarea que compete al pueblo del Bicentenario.

                                                                                                                                                                                                                                                                                          

Bofetada educadísima de Brasil al mundo



DECLARACIONES DE CHICO BUARQUE
MINISTRO DE EDUCACIÓN DE BRASIL.


Durante un debate en una universidad de Estados Unidos, le
preguntaron al ex gobernador del Distrito Federal y actual
Ministro de Educación de Brasil, CRISTOVÃO CHICO
BUARQUE, qué pensaba sobre la internacionalización de la
Amazonia. Un estadounidense en las Naciones Unidas introdujo
su pregunta, diciendo que esperaba la respuesta de un
humanista y no de un brasileño.

Ésta fue la respuesta del Sr. Cristóvão Buarque:

Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra
de la internacionalización de la Amazonia. Por más que
nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio,
él es nuestro.

Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación
ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su
internacionalización, como también de todo lo demás, que
es de suma importancia para la humanidad.

Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser
internacionalizada, internacionalicemos también las
reservas de petróleo del mundo entero.

El petróleo es tan importante para el bienestar de la
humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de
eso, los dueños de las reservas creen tener el derecho de
aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio.

De la misma forma, el capital financiero de los países
ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonia es una
reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar
solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar
la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las
decisiones arbitrarias de los especuladores globales.

No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para
quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación.

También, antes que la Amazonia, me gustaría ver la
internacionalización de los grandes museos del mundo.
El Louvre no debe pertenecer solo a Francia.
Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas
por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio
cultural, como es el patrimonio natural amazónico, sea
manipulado y destruido por el sólo placer de un propietario o de un país.

No hace mucho tiempo, un millonario japonés decidió
enterrar, junto con él, un cuadro de un gran maestro.
Por el contrario, ese cuadro tendría que haber sido
internacionalizado.

Durante este encuentro, las Naciones Unidas están
realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de
países tuvieron dificultades para participar, debido a
situaciones desagradables surgidas en la frontera de los
EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las
Naciones Unidas, debe ser internacionalizada. Por lo menos
Manhatan debería pertenecer a toda la humanidad.
De la misma forma que París, Venecia, Roma, Londres, Río de
Janeiro, Brasilia... cada ciudad, con su belleza
específica, su historia del mundo, debería pertenecer al mundo entero.

Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no
correr el riesgo de dejarla en manos de los
brasileños,internacionalicemos todos los arsenales
nucleares. Basta pensar que ellos ya demostraron que son
capaces de usar esas armas, provocando una destrucción
miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas
en los bosques de Brasil.

En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia
de los Estados Unidos han defendido la idea de
internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda.

Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño
del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la
escuela. Internacionalicemos a los niños, tratándolos a
todos ellos sin importar el país donde nacieron, como
patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho
más de lo que se merece la Amazonia. Cuando los dirigentes
traten a los niños pobres del mundo como Patrimonio de la
Humanidad, no permitirán que trabajen cuando deberían
estudiar; que mueran cuando deberían vivir.

Como humanista, acepto defender la internacionalización
del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasileño,
lucharé para que la Amazonia, sea nuestra. ¡Solamente
nuestra!

NOTA: Este artículo fue publicado en el NEW YORK
TIMES, WASHINGTON POST, USA TODAY y en los diarios de mayor tirada de EUROPA y JAPÓN.


Pero en BRASIL y el resto de Latinoamérica, este artículo no fue publicado. Ayúdenos a divulgarlo.

Gracias



Gentileza: Guillermo César Amor

Ecuador: sanciones de EE.UU. a Pdvsa viola Carta de Naciones Unidas




Ecuador condenó las sanciones impuestas por Estados Unidos (EE.UU.) a la estatal Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (Pdvsa), por considerar que la medida viola el derecho de cada país de elegir con quién mantener intercambio económico, suscrito en la Carta de Naciones Unidas (ONU).


A través de un comunicado emitido por la Cancillería ecuatoriana, el gobierno de Rafael Correa expresó su rechazo a esta medida que "es una acción contraria al derecho soberano de cada nación de mantener relaciones comerciales con todos los países del mundo".


Además, "se estarían violentando principios fundamentales del Derecho Internacional recogidos en la Carta de Naciones Unidas, particularmente en el Artículo I del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales", indicó el pronunciamiento.


El socio más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) -de la que también es miembro Venezuela- agregó que condenan la medida “por las repercusiones negativas que esta decisión unilateral pudiera tener sobre el comercio, las inversiones y sobre el desarrollo económico y social de las naciones afectadas, de manera particular con Venezuela”, expresa el texto.


Pdvsa mantiene una alianza estratégica con la estatal Petroecuador como parte de una amplia cooperación entre los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, quienes anunciaron, este miércoles, una reunión para el próximo 7 de junio.

La Casa Blanca informó este martes que se impondrán sanciones a siete entidades extranjeras, sustentadas bajo la Ley de Sanciones a Irán de 1996.

Según la medida, Pdvsa no podrá participar en ningún contrato directamente con el gobierno estadounidense, ni acceder a programas de financiamiento para exportaciones o importaciones, ni licencias para tecnologías petroleras estadounidenses.

Venezuela, sin embargo, sí podrá vender petróleo en el país norteño y refinados a través de su filial Citgo, que está presente en todo Estados Unidos, ya que las sanciones no afectarán ni a las ventas ni a las operaciones de sus empresas subsidiarias.

Las condenas se aplicarán tanto a Petróleos de Venezuela, como a PCCI (Jersey/Irán), el Real Oyster Group (Emiratos Árabes Unidos), Speedy Ship (Emiratos Árabes Unidos/Irán), Tanker Pacific (Singapur), Ofer Brothers Group (Israel) y Associated Shipbroking (Mónaco).

Esta arremetida del gobierno que dirige Barack Obama fue calificada por Venezuela como una acción directa contra el Estado.



Fuente: Telsesur

SARLO Y LA HEGEMONÍA COMUNICACIONAL OFICIALISTA

 


En estos tiempos de riqueza en debates y relecturas históricas Beatriz Sarlo realizó un interesante aporte en su último libro La audacia y el cálculo sobre los años de gobierno del ex presidente Néstor Kirchner.

Diversos periodistas y escritores han realizado aportes de dispar valía, pero este último texto contribuye a pensar (y pensarnos) en el marco de los cambio políticos culturales producidos desde el 2003 y que hoy conduce la Presidenta Cristina Fernández de  Kirchner cimentando nuestro proyecto nacional y popular.
Ya en un artículo Pablo Alabarce sobre 6 7 8, adelanto de su reciente libro junto a Mará Julia Oliván, sostuvo sobre el emblemático propagara de la televisión pública:

“La política de medios del kirchnerismo fue inicialmente mera continuidad del tardo-menemismo: negociación y cesión con las empresas de medios y continuidad acrítica de la hegemonía tinellista en la cultura de masas, aunque salpimentada con acciones más activas e inteligentes en el plano de los medios públicos, con transformaciones en la programación de canal 7 y la invención de Encuentro. Sólo con la nueva crisis, la del “campo”, decidió simultáneamente que el peronismo era de izquierda, que los medios de comunicación eran más eficaces que el napalm y que hacía falta un vietcong. Aunque, en lugar de Ho Chi Minh o el Che Guevara, prefirió confiar la empresa a Diego Gvirtz”.[1]

Pero ahora la propia Sarlo, entronizada en el templo racionalista de la calle Puán, busca desentrañar el misterio de la ofensiva comunicacional K, y como el candombe Nunca Menos, las fiestas populares, el apoyo juvenil y los independientes progres de 678 se han sumado a apoyar a un gobierno sostenido por las huestes bárbaras pejotistas y cegetistas.

Lo cierto es que, luego de algunos hechos adversos y de un replanteo en las formas comunicacionales, son la difusión de la ejecución continua de políticas públicas, impulsos de carácter cultural con llegada al gran público y la difusión de hechos de nuestro pasado silenciado – que fueron resignificados en el presente - los basamento de la comunicación del oficialismo.

La supuesta “hegemonía” del oficialismo implicaría el silencio de actores políticos, instituciones acalladas y medios de comunicación cerrados. En cambio tenemos una superestructura cultural en una contraofensiva de carácter burdo e insultante a la inteligencia del ciudadano argentino profiriendo mentiras sobre la administración de Cristina.

Es cierto que después de la victoria del 2003 y la posterior construcción de poder popular, el ex presidente Néstor Kirchner fue percibido por sectores militantes como continuador de una línea del peronismo que parte del 17 de octubre de 1945, la impronta de Evita, la Resistencia y el peronismo de los ‘70. Justamente el ex presidente hizo de la reivindicación de los setenta uno de sus rasgos de su fisonomía ideológica, fundamentalmente a través del discurso sobre derechos humanos, justicia y terrorismo de Estado.

Pero también replanteó el rol del Estado, de políticas activas a favor de los humildes y de un nuevo rol de las organizaciones sociales tras el derrumbe institucional de fines del 2001. Y esas políticas fueron profundizadas por la firmeza con que la Presidenta impulsó la resolución nº 125 y la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisuales.

Adversarios políticos se aliaron a la lógica de los factores de poder, abandonando su basamento ideológico para ser portavoces de aquellos que más de una vez conspiraron para finalizar mandatos constitucionales.

Ante esa contradicción principal entre pueblo y grupos monopólicos (de lo económico y de la producción de sentido), explicitada en la brutalidad de los hechos desestabilizadores contra el proyecto nacional, es que agrupaciones políticas afines al peronismo y sectores independientes visibilizaron un compromiso mayor con el actual modelo político.

El movimiento obrero organizado, los sectores progresistas y la juventud politizada han concretado en la movilización y la participación popular su papel de integrantes de un frente nacional.

La generación del Bicentenario interpela al país desde su fuerza transformadora, con una escala de valores y voluntad de cambio, sumado a su fervor de la política libre de vicios, definiéndose por lo positivo.
Y se definen desde su formación audiovisual, en un mundo interconectado, por la velocidad de la Internet y las TIC’s, a través de la difusión de las pantallas que mediatizan y resignifican la producción de sentido actual.

Difusión explícita en formas modernas de difusión y con base en el replanteo de la historia, abrazando el pensamiento nacional, único posible para apuntalara este proceso de liberación cultural.

Tal como afirmó nuestra Presidenta hace algunas semanas: “Quiero una juventud que construya su propia historia, como la hicimos nosotros, ustedes son la Generación del Bicentenario”!

Sarlo puede sentirse extrañada por este fenómeno que pareció tener pantalla durante los funerales del ex Presidente. Quienes estamos en la arena política cercanos a la militancia popular sabemos que esto es un proceso de años que hoy es acompañado por las políticas estatales que dan marco al desarrollo político cultural actual.

 Pero no es hegemónico ya que hay pluralidad de voces que desde los medios de comunicación hasta en la calle señalan sus diferencias con el actual modelo.

Guillermo O'Donnell desestimó, en recientes declaraciones, aplicar tal categoría al fenómeno político actual. A la vez que otras voces como la de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe replantean la utilización tanto de dicho término como de “populismo”.

Las imágenes del Eternauta, en blogs, pintadas y frases ingeniosas exteriorizan un basamento cultural enraizado en las tradiciones propias del federalismo, del radicalismo yrigoyenista y del peronismo. Ya que cuando hay una revolución cultural es porque se acompaña a una revolución política donde el pueblo es protagonista.

Y del otro lado quizás la ficción de Canal 13 El Puntero nos aporte alguna cuota de creatividad de mensaje “contrahegemónicos” de un grupo monopólico en retirada en cuanto a  su pérdida en credibilidad popular y pérdida en sus ventas.

Palabras valiosas, sin ironía, como las de Beatriz Sarlo nos alumbran los hechos políticos actuales y generan debate entre la militancia. Aunque como peronistas que adherimos al proyecto de Néstor y Cristina lo vemos cotidianamente, al estar en permanente contacto con el pueblo, con aquellos que tienen luz propia y nos marcan la senda para profundizar el modelo.

*Académico del Instituto Eva Perón

y Juan Manuel de Rosas


6-7-8 , UN MARTES DE TOLERANCIA

*Por Pedro Valci

A estas horas que la espuma bajo, voy a opinar de lo que paso el martes en 6-7-8, dónde hemos asistido, despues de muchos años, a un programa democratico de opinion, y dijo esto en función de que ademas se puso de manifiesto, por los compañeros que hacen este espacio de LA TOLERANCIA, desde ya es conocida mi no adhesion a la “señora invitada”, que convalido con su acting lo que pienso de sus letras.

Ahora bien, no voy a ocultar la catarata de efecto domino que provoco la femina, aunque sostuvo que este espacio MIENTE, cosa que no se ha destacado por quienes se babearon hoy para llenar sus espacios. Como era de esperar su mejor arma era sostener su mandato, para luego decir que le asombra la movilización que produce  6-7-8, entre otras contradicicones notorias, como acariciarlo a Mariotto, diciendo que no iba a votar al Ingeniero, lo cierto es que esta oportunidad de ver y escuchar, solo la pueda dar la TELEVISION PUBLICA, cosa que no se da en otros medios.

Tambien, debo decir que no fue la “señora” la estrella, el verdadero protagonista fue EL DEBATE, por fin aparece timidamente en la televisión, dudo mucho que salga arrogante si fuera una segunda vez, ya que la dejaron marcar la cancha, pero no es ni siquiera dueña de la pelota.

Su discurso mostro contradicciones y fisuras que no han sido advertidos y que me atrevo a decir le costará justificar ante sus patronos, maximo cuando pidio elocuentemente un ADN, que tampoco esto es una justificación, de pobre hace lo que puede, de hecho no esperaba menos de una plebeya de la elite.

Magnetto, ha movido uno de sus alfiles, aunque ella a gritos sostuvo que no le daba letra, y movio esa pieza ante una defensa siciliana, que la llevo a un tereno para lo cual no tenia letra, los derechos humanos, y tuvo que lidiar ante un jugador brillante como Foster ,que la corrio por academia, sus gesticulación y el movimientos de sus manos, son los que me mostraron esta faceta que relato, dejando en claro que no eperaba menos, un programa que será todavia puesto en observacion, porque genero muchas aristas, que darian para los expertos muchas pistas y que para mi es una autopsia de una muerte anunciada.

Ahora, las compañeras y compañeros de  6-7-8 , han logrado no solo, como lo hacen a diario mostrarnos como se debe ser periodista, sino que son los pioneros de instalar el DEBATE, y este es un merito que pueden mostrar ante una casta de in-formadores de la cual gracias a estos pioneros venimos visualizando.

GALERÍA DE LOS PATRIOTAS

*Por Demian Konfino
Otro 25 de mayo. ¿Uno más? No parece.
Sin embargo, nuevamente la hosca y gélida lluvia amenazando con aguar concentraciones de pueblo. Esto sí es repetido. Lo sabemos desde que éramos pibes y nos compraban los pósteres de la revista Billiken e imaginábamos la millonada que había levantado el paragüero de la zona dela PlazaMayor.
Los granaderos llevan la bandera que honra la Plaza de Mayo. El che la custodia.
Aquél, el de 1810, inauguró la zaga histórica de esta fecha. Arbitrariamente, esta breve reseña abarca otros veinticincos muy cercanos a la tradición luchadora del Pueblo nuestro.
25 de mayo también fue el día de la plaza dela JP, en el 73, cuando asumió el Tío, y fue la víspera a la amnistía de los presos políticos. Era otoño y se largaba la primavera.
Un 25 de mayo, muchos años después, apareció un desfachatado horadando un discurso prolijo, políticamente correcto en el que sólo prometía un país normal. ¿A quién podía ilusionar ese oxímoron de demagogia?
Pero una frasesita quedó picando. “No voy a dejar las convicciones en la puerta de la Casa Rosada”. Néstor Kirchner hacía su debut, malabareando el bastón de mando y tirándose sobre la gente. Que pingazo parecía, aunque no ilusionaba a nadie.
La Historia, sabiéndose en la soledad científica de un crepúsculo de domingo, sonreía. Ya le asignaba un lugar dilecto en el capítulo de lo mejor dela Argentina.
Y no podía ser de otra manera, 25 de mayo fue el Bicentenario. Esa fue la jornada inolvidable. Selló un recorrido apoteótico iniciado 7 años antes.
No me voy a referir a los multidimensionales logros del kirchnerismo. Tampoco a las cosas pendientes.
En este caprichoso y desordenado recuerdo de 4 fechas y una sola, quiero detenerme en una arista cultural difícil de conmensurar.
Me refiero a la inauguración de la galería de los patriotas latinoamericanos enla CasaRosada.Cumple un año. Se trata de un hecho más simbólico/ emotivo que fáctico o de inserción en la realidad social.
Ahora bien, muchos reconocen en lo gestual la marca de las épocas y así se ha difundido ampliamente que la orden de extraer el cuadrito de Videla, fue la síntesis del gobierno de Kirchner.
Cristina hace pocos días, en la carta dirigida ala CGTpor el día de los trabajadores puntualizó que si no se hubiese sacado aquel cuadro, nunca se hubiese podido colocar el cuadro de Che Guevara enla Rosada.
Estas afirmaciones de la presidenta se perdieron por la alcantarilla de rumores de coyuntura sobre la relación entre la líder política y el líder sindical. No obstante, estas manifestaciones, contemplan la importancia que la presidenta le otorga a la galería de los patriotas. Podríamos pensar –sin temor a equivocarnos- en este espacio como resumen de la presidencia de Cristina.
Y es que así como se ha enfrentado a las corporaciones militares, eclesiásticas, mediáticas, campestres, el Che enla Rosadaes un desafío notable a la cofradía de dueños de la historia., de alabanceros de doctrinas occidentales y cristianas. O de tribunas de doctrina.
José Martí –quien también está en la galería por obsequio de Fidel- decía “ser cultos es el único modo de ser libres”.
A un año de su inauguración, me atrevo a considerar que la galería de los patriotas es el título de una nueva época que se inserta en el plano cultural, pero que acaba incidiendo en políticas públicas claras que ya son bienvenidas por el grueso de la sociedad.

25 DE MAYO DE 2003: KIRCHNER AL GOBIERNO, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA DISTRIBUCIÓN EQUITATIVA AL PODER



*Por Daniel Chiarenza


Néstor Kirchner, el 25 de Mayo de 2003 asume la presidencia de la Nación de los argentinos.

En la asunción del mando, Néstor Kirchner prometió volver a construir el Estado que se había desmantelado: “Debemos hacer que el Estado ponga igualdad allí donde el mercado excluye y abandona. Es el Estado el que debe actuar como el gran reparador de las desigualdades sociales en un trabajo permanente de inclusión y creando oportunidades a partir del fortalecimiento de la posibilidad de acceso a la educación, la salud y la vivienda, promoviendo el progreso social basado en el esfuerzo y el trabajo de cada uno. Es el Estado el que debe viabilizar los derechos constitucionales protegiendo a los sectores más vulnerables de la sociedad, es decir, los trabajadores, los jubilados, los pensionados, […]”.



Kirchner asumió la presidencia legalmente, la defección de Menem que no quiso presentarse al ballotage, lo privó al exgobernador santacruceño de la posibilidad de ganar las elecciones de un modo contundente. En su primer discurso como presidente, sostuvo que: “Un Estado no puede tener legitimidad si su pueblo no ratifica el fundamento primario de sus gobernantes […] Rechazamos de plano la identificación entre gobernabilidad e impunidad que algunos pretenden. […] Gobernabilidad no es ni puede ser sinónimo de acuerdos oscuros, manipulación política de las instituciones o pactos espurios a espaldas de la sociedad”.


Buscó apoyo a su proyecto y no quiso estar excesivamente atado al partido justicialista, por eso convocó a la “transversalidad” de centroizquierda, por lo que hay kirchneristas peronistas y no peronistas. Kirchner no niega ni renuncia a su pertenencia de origen. Según José Nun, aprobando a Kirchner ratifica que “no hay una esencia del peronismo: si uno dice que es peronista, es peronista”.


La hiperactividad registrada durante toda su gestión fue incalculable. Muchos analistas vieron esto como una búsqueda de legitimidad de Néstor ante el pueblo argentino y todo el mundo.


Encarnó la defensa de los derechos humanos y la lucha contra la corrupción, alcanzando un nivel de popularidad -cuando se acercaba el fin de su mandato- de casi el 80%. Entre los porteños, siempre más críticos hacia todo lo que intuyeran peronista, la imagen positiva superó el 55%.


A fin de modificar la relación entre los poderes del Estado, evitando manejos “extorsivos” y no ser acusado de propiciar una Corte Suprema “adicta”, Néstor dio pasos claves para transparentar el procedimiento de designación de los jueces, y fomentó la remoción de magistrados deshonestos por el método constitucional del juicio político. La propuesta de un candidato actualmente se hace en forma abierta, dando a conocer los antecedentes del futuro magistrado, quien tiene que responder en audiencia pública los cuestionamientos de la sociedad. De este modo se nombraron como integrantes de la Corte Suprema a prestigiosos juristas, como los doctores Eugenio Zaffaroni, Elena Highton de Nolasco (la primera mujer en el más alto Tribunal argentino) y Carmen Argibay.


La Auditoría General de la Nación, en los primeros tiempos de la gestión Kirchner, avanzó en la investigación de lo actuado por distintos organismos. Sus informes llevaron a que se reestatizara el Correo y se interviniera el PAMI.



Kirchner impulsó la anulación de las leyes de “Obediencia debida” y de “Punto final” por parte del Congreso. Néstor recorrió el edificio de la ESMA acompañado por exdetenidos-desaparecidos que habían sufrido cautiverio y tortura allí, hijos de desaparecidos que nacieron en ese lugar y familiares de las víctimas. La ESMA dejó de pertenecer a la Armada y se transformó en un lugar destinado a la lucha contra el olvido y la desmemoria, por la verdad y la justicia. Además se descolgaron los cuadros de quienes habían usurpado las instituciones y ordenaron los crímenes. En su discurso Kirchner dijo: […] como presidente de la Nación vengo a pedir perdón de parte del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia por tantas atrocidades. Hablemos claro: no es rencor ni odio lo que nos guía, es justicia y lucha contra la impunidad. A los que hicieron este hecho tenebroso y macabro de tantos campos de concentración, como fue la ESMA, tienen un solo nombre son asesinos repudiados por el pueblo argentino”.


En ese sentido el fin de la dictadura se dio con la asunción de Néstor, en términos de fin de la impunidad.


Como resultado directo del abandono de la convertibilidad y la fuerte devaluación realizada ya por Duhalde, la economía inició un proceso de recuperación, especialmente en las exportaciones. Debido al escenario de desocupación, la devaluación no fue seguida de un aumento de precios generalizado y no se hizo necesaria la presión sindical. Es decir los sueldos y los precios no acompañaron al dólar. Significó una caída coyuntural de los ingresos de los trabajadores y en los costos de los empresarios. Aunque triplicaron sus volúmenes de exportación y los industriales mostraban recuperación, se quejaron por retenciones e impuestos.


Kirchner no aceptó acríticamente el Consenso de Washington, al contrario planteó la revisión de las privatizaciones y revalorización del rol del Estado.


Su postura fue firme con los organismos internacionales que exigían el pago de la deuda externa; negoció una importante quita con los tenedores de bonos. Canceló la deuda con el FMI.


Kirchner interpretó –como Perón en su momento- la necesidad de la ciudadanía de volver a tener un Estado con una postura soberana.


Comentaba Nicolás Casullo: "Kirchner repone algo que era difícil de reponer: los 70 como la búsqueda de un bien social, la fraternidad con el otro, una idea nacional. Lo interesante de la enunciación de Kirchner como presidente, al tomar los 70 como referencia, es que lo respeta como ese momento de duelo y de lo trágico, pero al mismo tiempo lo pone en un campo nuevo, en el campo de la política. Eso también fueron los 70. Yo salí de esa locura en el ´74, porque creía en algo totalmente distinto, y hubo miles, entre ellos el presidente, que no estaban de acuerdo con el iluminismo militarista, que por otra parte estaba derrotado políticamente desde antes. La derrota política del peronismo revolucionario y de Montoneros es anterior a la derrota militar, es de fines del ´74 o principios del ´75. Y lo que sigue es parte de un error que termina en el delirio de las contraofensivas. Yo creo que Kirchner comparte esto. Hubo miles de muertos, pero también de sobrevivientes y miles que no apostaron a la guerra sino a una política de liberación, en el marco de un proceso revolucionario, pero no en lo que terminó siendo: lo fanático, lo mortuorio, el duelo, los desaparecidos. Entonces Kirchner habla de otros 70, unos 70 que son de vida, de política, de intención de cambio, de éticas y morales. Sólo un presidente puede, desde la cúspide del poder, salir a decir con legitimidad que él habla desde los 70".





ACTIVIDADES DEL MES DE JUNIO

Secretaria de Cultura de la Nación 
   Instituto Nacional de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas



ACTIVIDADES MES DE JUNIO

Miércoles 1º de junio 18,00 hs.
Ciclo de Conferencias en el Bicentenario de 1811
Indoamérica en los siglos XVII y XVIII” por los Dres. Nélida Liparoti, Sandro Olaza Pallero y Sergio Núñez y Ruiz-Díaz.
Lugar: Av. Quintana 161 (Centro de Oficiales Fuerzas Armadas)

Miércoles 1º de junio 18,30 hs.
Presentación del libro “Voces y Miradas Femeninas. Cultura, Arte y Género” de María Rosa Figari, María Marta Hovhannessian y Laura Sacchetti.Organizado por la Asociación de Mujeres Federales. Dra. Cristina Minutolo de Orsi- Presidenta. 
Lugar: México 1835 (Asociación del Poder Legislativo).



Viernes 3 de junio 18,30 hs.
Taller para el Pensamiento Nacional 2011”
¿Existe un Pensamiento Nacional?” por el Dr. Francisco José Pestanha.
Lugar: Venezuela 356 (Instituto Superior Octubre).


Lunes 6 de junio 18,30 hs.
Presentación de la obra musical “Cantata del Bicentenario” del Dr. Alberto González Arzac. Declarada de Interés Parlamentario por el Honorable Senado de la Nación.Organizado por el Centro Cultural Francisco Paco Urondo de la Universidad de Buenos Aires.

Lugar:
 25 de Mayo 221. 

Miércoles 8 de junio 18,30 hs.
Formación del Estado Argentino II”
La Constitución Española de 1812 y su influencia en Europa e Hispanoamérica” por el Dr. Sergio Núñez y Ruiz-Díaz
Las ideas jurídicas a principios del siglo XIX” por el Dr. Ezequiel Drugueri.
Lugar: Corrientes 1455 4º piso (Sala Dr. Norberto Canale-Colegio Público de Abogados de Capital Federal).


Miércoles 8 de junio 18,00 hs.
Ciclo de Conferencias en el Bicentenario de 1811
Simón Bolívar” (Primera Parte) por la Prof. Emilia Menotti
Lugar: Av. Quintana 161 (Centro de Oficiales Fuerzas Armadas).

Viernes 10 de junio 18,30 hs.
Taller para el Pensamiento Nacional 2011”
Invasiones Inglesas-Revolución de Mayo (Período 1807-1810)” por el Lic. Darío Oscar García Pérez.
Lugar: Venezuela 356 (Instituto Superior Octubre).

Miércoles 15 de junio 18,30 hs.
Formación del Estado Argentino II”
Proceso constitucional argentino. Pacto Federal de 1831. Pensamiento constitucional de los caudillos federales” por el Dr. Sandro Olaza Pallero.
Convención Constituyente de 1853. La obra de Alberdi referente al proceso constitucional” por el Dr. Jorge Francisco Cholvis.
Lugar: Corrientes 1455 4º piso (Sala Dr. Norberto Canale-Colegio Público de Abogados de Capital Federal).

Miércoles 15 de junio 18,00 hs.
Ciclo de Conferencias en el Bicentenario de 1811
Simón Bolívar” (Segunda Parte) por la Prof. Emilia Menotti
Lugar: Av. Quintana 161 (Centro de Oficiales Fuerzas Armadas).

Viernes 17 de junio 18,30 hs.
Taller para el Pensamiento Nacional 2011”
Entre dos helicópteros. La decadencia terminal argentina” por el Prof. Enrique Manson.
Lugar: Venezuela 356 (Instituto Superior Octubre).

Miércoles 22 de junio 18,00 hs.
Ciclo de Conferencias en el Bicentenario de 1811
Simón Bolívar” (Tercera Parte) por la Prof. Emilia Menotti
Lugar: Av. Quintana 161 (Centro de Oficiales Fuerzas Armadas).

Viernes 24 de junio 18,30 hs.
Taller para el Pensamiento Nacional 2011”
Pensamiento y obra de Saúl Taborda” por el Dr. Sandro Olaza Pallero
Lugar: Venezuela 356 (Instituto Superior Octubre)