Seguidores

22 de febrero de 2011

¿ ESTADOS UNIDOS PLANEA INVADIR MEXICO?



(*) ALBERTO NADRA


La pregunta puede sonar provocativa, incluso desubicada, pero lo cierto, como lo marca nuestro amigo Norberto Emmerich, colaborador habitual de este blog, importantes funcionarios estadounidenses se han manifestado recientemente sobre el peligro que significa el narcotráfico para Estados Unidos en particular y para la seguridad internacional en general, abriendo en casos la posibilidad de una intervención armada, por lo que plantea algunas conclusiones imprescindibles para el análisis.
----------------------------------------
El lunes 7 de febrero durante un foro con estudiantes del Instituto de Política Hinckley de la Universidad de Utah, el subsecretario del Ejército estadounidense Joseph Westphal dijo que los carteles mexicanos “son una forma de insurgencia” que pueden intentar tomar el gobierno de México, por lo que Washington debe estar preparado para actuar en caso de que esto ocurra. “Como ustedes saben, hay una forma de insurgencia en México con los carteles de la droga, que está justo en nuestra frontera”... “lo que no quiero es que algún día nos veamos en la situación de enviar soldados estadounidenses … para obtener información o combatir la insurgencia en violación a la Constitución sobre nuestra frontera o tener que enviarlos a cruzar la frontera”. Al día siguiente, el subsecretario se retractó de sus palabras a través de un comunicado leído por CNN. “Mis comentarios no son ni nunca han sido la política del Departamento de Estado o del gobierno de Estados Unidos hacia América Latina”. La Secretaría de Gobernación de México rechazó las declaraciones.
----------------------------------------
Janet Napolitano es la Secretaria de Seguridad Nacional aunque es mejor decir Secretaria de Seguridad Interior (Homeland Security), un cargo creado a raíz de los atentados a las torres gemelas en el año 2001. Napolitano es la tercera persona en ocupar ese cargo, que anteriormente se denominaba Asesor de Seguridad Nacional (National Security Advisor), el cargo que ocupó Condoleezza Rice en el primer gobierno de George Bush.
El pasado 9 de febrero de 2011 Napolitano manifestó ante el Comité de Seguridad Interna de la Cámara de Representantes estadounidense que la violencia mexicana no había cruzado la frontera y que ésta estaba controlada.
En consonancia con esto en un momento el Representante Farenthold le dice: “y también mencionó Ud. que no sentía que algo de la violencia o crímenes de México esté llegando a los Estados Unidos. Y como comentario personal quisiera abordar el tema porque realmente creo que lo que tenemos es una red de distribución de narcóticos muy eficiente que llega a este país y me preocupa mucho, es que pudiera ser explotada por terroristas y utilizada para traer las herramientas del terrorismo. La fácil disponibilidad de drogas en este país creo que es una indicación de que no tenemos el nivel de control que todos esperaríamos”. Napolitano le responde: “una de las cosas que hemos estado pensando a futuro durante algún tiempo sobre qué pasaría si, digamos, Al-Qaeda se aliara con los Zetas, uno de los cárteles de la droga. Y solo lo dejaré ahí”.
Lo que está intentando hacer Napolitano es transformar un hecho ligado a la seguridad interior de Estados Unidos, el control de su frontera con México, en un hecho de seguridad nacional, la amenaza terrorista proveniente de otro país. Para eso transforma la amenaza terrorista global, Al-Qaeda, en amenaza terrorista mexicana, Los Zetas. Así nacerá el narco-terrorismo mexicano, un problema de seguridad nacional, a cargo de la Secretaría de Defensa
Pero lo hace a nivel de suposición, como lanzando una idea descabellada con la sola intención de que se autoevalúe en el debate público y los términos se vayan asentando. Cuanto más se desmienta una conexión entre Al-Qaeda y Los Zetas, más se irá afirmando la idea de una conexión entre terrorismo y narcotráfico. Así fue en Colombia, cuando se acuñó el término de narco-guerrilla. Una vez que el léxico político se asienta, no hace falta demostrar el fenómeno.
El secretario de gobernación mexicano José Francisco Blake Mora rechazó todo posible vínculo entre ambos grupos, diciendo que las actividades de ambos grupos son distintas. También dijo que los dichos de los funcionarios estadounidenses no tienen por objetivo eventuales operaciones de agentes extranjeros en territorio mexicano.
También el presidente del PRD, Jesús Ortega, calificó de imprudentes (no de descabelladas o intervencionistas) las declaraciones de Napolitano, pero a diferencia de Blake Mora exigió que si Estados Unidos tiene información sobre vínculos entre Los Zetas y Al-Qaeda, debe informar al gobierno mexicano y no decirlo públicamente. Lo mismo sostuvo la ex canciller y actual presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado mexicano, Rosario Green.
También dijo que “lamentamos que diversos funcionarios de la administración de Obama estén suponiendo o teorizando respecto a que México es un Estado fallido o que exista la presunción de narcoinsurgencia y hoy se suponga que existe narco-terrorismo respecto a un supuesto vínculo Zetas-Al Qaeda”. De esta manera utilizó todo el vocabulario disponible para descalificar el tratamiento del tema, no para desmentir la existencia de un hecho que no existe. Con lo cual le da existencia.
Además exigió a las secretarías de Seguridad Pública (SSP), de la Defensa Nacional (Sedena) y al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) que soliciten a la Secretaría de Seguridad Nacional de Estados Unidos las pruebas que sustenten las afirmaciones.
Según los cables revelados por Wikileaks el mismo embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, manifestó hace apenas un año, el 10 de enero de 2010, que “ninguna organización terrorista internacional conocida tiene presencia operativa en México ni han tenido lugar incidentes terroristas”
----------------------------------------
Dos días después, el 11 de febrero, el director de Inteligencia de Estados Unidos, James Clapper, informó ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, que la situación en la frontera con México ha sido elevada por su país a la categoría 1 en el rango de prioridades del Estado, ante la preocupación de que la violencia desatada por los carteles de la droga llegue a suelo estadounidense.
Clapper cuestionó los esfuerzos del gobierno de Felipe Calderón para combatir el crimen organizado porque “su progreso es lento debido a límites en recursos, prioridades políticas que compiten entre sí y resistencia burocrática”.
Con estos dichos Clapper desmiente las afirmaciones del 9 de febrero dichas por Janet Napolitano ante el Comité de Seguridad Interna de la misma Cámara. Mientras Napolitano afirmó que las fronteras estaban seguras e imaginaba una posible alianza entre Al-Qaeda y Los Zetas, Clapper informa que las fronteras con México son la primera preocupación del gobierno “debido al evidente potencial de desbordamiento en los estados fronterizos”.
Y mientras que Napolitano afirmaba que la violencia no había ingresado a Estados Unidos, Clapper dice que “hay violencia relacionada con las drogas”, pero no a los niveles de México.
Según los protocolos de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI), la categoría 1 se decide tras un meticuloso proceso de análisis semestral de largo plazo que es aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional (National Security Council), al que no pertenece Janet Napolitano, porque su secretaría no forma parte de la comunidad de inteligencia norteamericana. El Consejo de Seguridad Nacional está integrado por el presidente Barack Obama, el vicepresidente Joseph Biden, la secretaria de Estado, Hillary Clinton y el secretario de Defensa, Robert Gates.
----------------------------------------
Hillary Clinton visitó México el 25 de enero de 2011 con la finalidad de conversar con la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, el trabajo conjunto contra el crimen organizado. La reunión se realizó en Guanajuato y México demandó a Estados Unidos un mayor control a la venta de armas en los Estados fronterizos. Clinton dijo: “yo soy una fan y admiro mucho al presidente Calderón por lo que está haciendo”. Destacó los esfuerzos del gobierno mexicano contra los carteles y advirtió: “los narcotraficantes no se rendirán sin una batalla feroz”.
En su visita de septiembre del año 2010, hace 5 meses, junto con Janet Napolitano y el secretario de Defensa, Robert Gates, Hillary Clinton había afirmado que “México se está pareciendo más como se veía Colombia hace 20 años”, cuando más de una tercera parte del país “estaba controlada por los insurgentes, por las FARC”, declaraciones que coincidían con lo afirmado ahora por Janet Napolitano. Al día siguiente el propio presidente Barack Obama dijo que no se puede comparar la situación de Colombia hace dos décadas con la mexicana actual. Esta visita de Hillary Clinton apenas empezado el año 2011 ha sido más amable e incluso entusiasta, muy diplomática.
----------------------------------------
Hay varios aspectos que hay que tener en cuenta para comprender declaraciones a veces contradictorias, insólitas e imprecisas, por parte de funcionarios experimentados. No se sabe si Estados Unidos planea atacar México o si se trata de manifestaciones aisladas, sin muchas consecuencias.
1. 1.- La lucha interburocrática en Estados Unidos es un componente habitual y esencial de su sistema de toma de decisiones. No hay “una” decisión final, que el presidente adopta en solitario, sino una trama de competencia entre agencias que van eliminando alternativas hasta dejar en pie la única opción políticamente sobreviviente, la que el presidente finalmente rubrica.
2. 2.- Entre la cantidad de declaraciones que hemos recolectado, hay un solo hecho adoptado como política de Estado, la elevación de la situación en la frontera con México a la categoría 1 en el rango de prioridades del Estado. Esta decisión de política interior fue adoptada por el presidente Barack Obama en su carácter de presidente del Consejo Nacional de Seguridad (NSC) en razón de que 230 ciudades de su país tienen presencia de traficantes mexicanos.
3. 3.- A pesar de tantos hechos que la prensa mexicana menciona diariamente vinculados al crimen organizado, el impacto decisivo para la política interior de Estados Unidos fue la masacre de Tucson, a 90 kms. de la frontera, en el centro del conflicto migratorio provocado por la ley SB1070. El intento de asesinato de la congresista Gabrielle Giffords expresa la crisis del régimen político norteamericano, con un sistema bipartidista desbordado por el Tea Party, un movimiento que desconoce las reglas del cabildeo parlamentario norteamericano e intenta recuperar las utopías ultraconservadoras.
4. 4.- Las políticas de seguridad del gobierno mexicano apelan al etiquetamiento (labelling approach) de los actores y procesos involucrados. En consecuencia los funcionarios del gobierno, los medios de comunicación, los intelectuales y la opinión pública de México debaten en términos externos al problema: estado fallido, narco-terrorismo, crimen organizado, fronteras. No existe un léxico anclado en la realidad para un diagnóstico científico: organizaciones, rutas, dominio territorial, estadísticas, acuerdos de estandarización, rotación de elites, economía ilegal, oligarquías competitivas, soberanía del Estado.

UN DIA COMO HOY ERA FUSILADO AUGUSTO C. SANDINO, PATRIOTA NICARAGÜENSE

(*) JUAN DIEGO CARBONE




Augusto Nicolás Calderón Sandino nació en 1895 - fue asesinado el 21 de febrero de 1934, más conocido como Augusto C. Sandino, patriota y revolucionario nicaragüense. Héroe Nacional de Nicaragua y junto con el poeta Rubén Darío constituyen la máxima expresión de la Nacionalidad Nicaragüense. Es llamado «General de Hombres Libres». Sus acciones y enseñanzas fueron la base ideológica para la fundación, años más tarde, del Frente Sandinista de Liberación Nacional (F.S.L.N.) por Carlos Fonseca Amador.
Fue el líder de la resistencia nicaragüense contra el ejército de ocupación estadounidense en Nicaragua. Tras la retirada de las fuerzas estadounidenses, fue asesinado a traición por el General Anastasio Somoza García, Jefe Director de la Guardia Nacional creada por los Estados Unidos de América, quien tenía un proyecto político personal para el que Sandino era un estorbo. Fue asesinado junto con sus lugartenientes Francisco Estrada y Juan Pablo Umanzor por miembros de la Guardia Nacional el 21 de febrero de 1934en Managua. Ese mismo día fue asesinado su hermano Sócrates Sandino en un enfrentamiento en la casa de Sofonías Salvatierra
Santos López otro de sus lugartenientes logro salvarse defendiendose a tiros y saltando los techos de las casas vecinas.

El 21 de febrero de 1934 Sandino en compañía de su padre, Gregorio Sandino, el escritor Sofonías Salvatierra ,ministro de Agricultura de Sacasa, y sus lugartenientes generales Francisco Estrada yJuan Pablo Umanzor acudían a una cena en La Loma (Palacio Presidencial), invitados por Sacasa. A la salida de la reunión, el coche en el que viajaban fue detenido justo a la par del "Campo de Marte", en un punto ubicado al sur de la Imprenta Nacional(donde se edita e imprime el diario oficial La Gaceta). El cabo de guardia que los detuvo era en realidad un mayor disfrazado, apellidado Delgadillo, que los condujo a la cárcel de "El Hormiguero", que fuera destruida por el terremoto que azotó a Managua en 1972 Los detenidos pidieron que llamaran a Somoza, pero les respondieron que no podían localizarlo, por otro lado la hija de Sacasa le comunicó a su padre la detención, ya que la había presenciado,  El presidenteSacasa se puso en contacto con la embajada de EE. UU. para intentar impedir el asesinato.
Sandino, Estrada y Umanzor fueron llevados al monte llamado "La Calavera" en el campo deLarreynaga y allí, a la señal de Delgadillo, el batallón que custodiaba a los prisioneros abrió fuego matando a los tres generales. Eso ocurría a las 11 de la noche. Según testimonio de Salvatierra, al oír los disparos, Gregorio Sandino dijo:

"Ya los están matando. Siempre será verdad que el que se mete a redentor, muere crucificado."
En la misma noche el hermano menor de Sandino, Sócrates , coronel del EDSN, muere en un enfrentamiento con efectivos de la Guardia Nacional que atacaron la casa del ministro Salvatierra, ubicada por el sector de la Iglesia "El Calvario", en Managua. En este enfrentamiento resultó herido el coronel Santos López, quien logra abrirse pasos a balazos y escapar hacia Honduras.
Al día siguiente, 22 de febrero de 1934, la Guardia Nacional destruyó la cooperativa que Sandino estableció en el poblado de Wiwilí, matando o haciendo prisioneros a sus integrantes.
Dos años después, Anastasio Somoza García, quien llegó a afirmar que recibió las órdenes del asesinato de Sandino del embajador estadounidense Arthur Bliss Lane, tomaria el poder del país, derrocando al presidente Sacasa, quien era su tío político.
La gesta libertaria de Sandino suscito la admiracion de muchos intelectuales contempóraneos y posteriores, en Hispanoamerica y en el resto el mundo. En Latinoamerica su figura se erige como ejemplo inclaudicable de la lucha por la independencia y autodeterminación de los pueblos.

"Hablad en las plazas, en las
universidades, en todas partes,
de ese general de América,
que se llamó Augusto César Sandino
Usadlo contra el panamericanismo
del silencio y que resuenen nuevas voces
de juventudes alertas en las atalayas,
pues la lucha de Sandino continúa."

Miguel Ángel Asturias, Nobel de Literatura 1967'
[editar]

NUESTRO HOMENAJE A AUGUSTO  ANDINO, EL "GENERAL DE HOMBRES LIBRES"....!!!
COMPAÑERO SANDINO, PRESENTE...!!! 

¡ MIRA QUIEN HABLA !



(*) JORGE GILES


El ex gobernador Eduardo Duhalde, siguiendo disciplinadamente la línea bajada por el Grupo Clarín, espera y desespera por ganarse el apoyo de Daniel Scioli. 


Ya no sabe qué hacer para conquistarlo. 


Lo provoca, lo adula, lo critica, lo condena, todo junto y por el mismo precio. 


Ayer fue el colmo, cuando en un reportaje radial, Duhalde dijo que el actual gobernador bonaerense se tendría que dar cuenta que “no se puede vivir de rodillas. 


Y declaraba su admiración por Mauricio Macri alentando la posibilidad de unir fuerzas en este año electoral. 


La difusión periodística de los cables de Wikileaks poniendo al descubierto las confesiones tan sumisas y cipayas de algunos dirigentes políticos argentinos, como Duhalde y Macri, nos provocan un primer sentimiento de indignación, traducido en la inocente frase: "¡Mirá quien habla…!" 


Porque vivir de rodillas es ponerse del lado del extranjero, como ellos lo hicieron, en contra de su propio país. ¿O ya no son argentinos? 


Vivir de rodillas es saber que Duhalde abogó a favor del ALCA, aquel "tratado de libre comercio" que nos condenaba a la miseria total, defendido por George Bush y rechazado patrióticamente por Néstor Kirchner, Lula y Chávez. 


Vivir de rodillas es lo que hizo Macri ante "la embajada", rogando que los EE.UU. critiquen más duramente al gobierno nacional y ofreciendo sus dotes de ser el único candidato “pro mercado y pro negocios”. 


Vivir de rodillas es lo que se dice públicamente de Duhalde por encubrir, dudar, defender y/o participar, directa o indirectamente, del trabajo esclavo denunciado en distintos lugares del interior del país. 


Vivir de rodillas es gobernar sobre el sufrimiento de los ciudadanos, como en la ciudad de Buenos Aires, donde caen cuatro gotas y se provocan inundaciones de calles, casas y pérdidas millonarias a decenas de pequeños comerciantes. 


Algunos personajes de la política y de los grandes medios de comunicación, se la pasaron años bajando línea a los argentinos desde una pretendida estatura moral que, hoy se comprueba, no es más alta que el cordón de la vereda. 


Deben tener, seguramente, la rodilla pelada de tanto hincarse ante los poderosos de adentro y de afuera. 


Allí está Joaquín Morales Solá, por ejemplo, con ese señorío admonitorio de cardenal vitalicio arengando en defensa de “la moral pública”, cuando no denunció el terror que imperaba en los campos de concentración de la última dictadura en Tucumán. 


Por supuesto, él no estaba del lado de las víctimas, sino sirviendo “periodísticamente” al lado de los genocidas. 


Hay que descubrirles las rodillas antes de escucharlos, para saber lo que verdaderamente fueron y siguen siendo.



LA HOJARASCA CARANCHERA


 (*) JORGE RACHID

Cuando suenan los tambores en un año electoral, quizás debamos acostumbrarnos a que cada hecho de la vida cotidiana, por insignificante que sea, se transforme en un espectáculo mediático en el que todas las opiniones suelen perforar las conciencias –en nombre de las altas virtudes cívicas y republicanas– que según acusan fueron enterradas por el poder político actual en su afán de perpetuarse en el poder.
Toda una catarata de consignas del “deber ser absoluto”, enarbolado por los futuros candidatos alineados a lo “políticamente correcto” y tratando de articular –desde ahora– los mecanismos de alianzas que generarán si llegan a gobernar con el manual en la mano:  represión al conflicto social, imponer el orden a cualquier costa, el mercado como ordenador social, ajuste, endeudamiento y más FMI, enfriar la economía, independizar el Banco Central de las necesidades nacionales y dejarlo al servicio del mercado de capitales y el sector financiero, abrir la economía a la importación, evitar la presencia del Estado en la economía, liberar las exportaciones, eliminar las retenciones, sacar los subsidios pro empleo, privatizar las jubilaciones y pensiones aumentando la edad jubilatoria, congelar los salarios y liberar los precios, desandar las leyes laborales restablecidas en estos años y sepultarlas junto al Consejo del Salario Mínimo y las paritarias.
Políticas de manual
Seguirán sin duda estos sectores condenando públicamente las democracias populares latinoamericanas; retomando las hipótesis de conflicto con Brasil, volver a las relaciones carnales con EE.UU., seguir creyéndose espejo de la Europa “civilizada”, sumarse al acompañamiento al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, participar en “guerras preventivas”, mirar al mundo desde la moral del “Occidente Cristiano” impoluto, aceptar las condiciones del FMI y el Banco Mundial, volver a privatizar empresas públicas, seguir las pautas de defensa de la ecología y del medio ambiente de los países centrales, aceptar deshechos nucleares en nuestro territorio, continuar con el desmonte y la sojización junto a la primarización de nuestra economía basada en commodities, aceptar el destino que el mundo nos tiene adjudicado –y entre otras cuestiones–, ser parte de la división internacional del trabajo compitiendo con salarios bajos en el mercado internacional, condicionantes   “cualidades” con las cuales volveremos a ser un “país serio y aceptado en la comunidad internacional”.
Llamarada de responsabilidad ciudadana
Todo lo descripto es poco todavía si  repasamos los discursos y declaraciones que en estos cortos tiempos transcurridos en este año electoral han producido los declarados protagonistas de las elecciones. Han planteado su adhesión incondicional al planteo de los EE.UU. frente a un hecho menor de respetar las leyes argentinas. Han saludado con fervor “patriótico” el probable embargo de fondos nacionales por los fondos buitres, se han pronunciado en contra por los homenajes al ex presidente fallecido oponiéndose a la instauración de su nombre en calles y emprendimientos cuando aún quedan nombres de genocidas de todas las épocas de nuestra historia en cada rincón del país. Vuelven al tema de la inseguridad como lema central de campaña, piden represión a la ocupación de terrenos; dicen que el trabajo esclavo es un manejo electoral del gobierno, que siempre existió y si existe es porque el Estado no controla, o sea que si el Estado no controla podemos robar, maltratar, evadir, explotar trabajadores eludiendo nuestra propia conducta y responsabilidad. 
Se han pronunciado en defensa de los medios concentrados de comunicación, que agitan la necesidad del cambio de gobierno en defensa de sus intereses y prebendas económicas. Se oponen a que la Justicia investigue la identidad de hijos de desaparecidos, como así también que profundice la apropiación de bienes en la dictadura; sin embargo aplauden a los mismos jueces cuando actúa sobre sindicalistas, procesa funcionarios desplazados, aunque los critica cuando juzgan favorablemente sobre el poder. Una verdadera hipocresía.
No creo tampoco que desde el gobierno todo sea un coro de aciertos. Aunque han sido los aciertos los que han permitido arribar a un camino abierto de recuperación de la identidad nacional, llevando a la Argentina y al pueblo argentino a un marco superior de calidad de vida, recuperando la cultura del trabajo como eje socialmente ordenador, con soberanía política en el marco internacional fortaleciendo la UNASUR y el MERCOSUR, abriendo el eje ABC bioceánico, viejo sueño de Perón de aliarnos con Chile y Brasil, recuperando la independencia económica después de años de sometimiento y endeudamiento, quedando por transitar un largo camino aún de construcción de la Justicia Social.
Sin embargo algunos creen que con el discurso alcanza; que sólo cabe esperar la respuesta del pueblo en las urnas, mientras los adversarios y los enemigos despliegan su artillería intentando esmerilar al gobierno. Recuerden que “sólo la organización vence al tiempo” según la máxima aún vigente del general y que no se trata de construir castillos discursivos sino “efectividades conducentes” al decir del viejo caudillo radical.
Por eso no se puede desarrollar un camino exitista y de discurso superficial, tanto en lo interno como en las relaciones externas, ya que es demasiado importante el papel desarrollado por  la presidenta en los foros internacionales, tanto en la UN, como en el Grupo de los 20 y presidiendo a los 77 más China, como así también su liderazgo en el ámbito regional junto a un Brasil integrado al BRIC.
No se trata de evitar la confrontación en la lucha cotidiana, pero debemos fortalecer la idea estratégica de construcción política y cada hecho circunstancial debe dirigirse en esa dirección sin tratar de ser más papista que el Papa en el lenguaje cotidiano donde prima la pelea de la obsesión por la obsecuencia, en el afán de ganar espacios de poder. Lo único importante es la continuidad del modelo en desarrollo al cual debemos aportarle más que pedirle, fortalecerlo antes que debilitarlo, evitando que la lucha por las listas saque de escena la discusión central del poder en la Argentina.
Para tener las cosas en claro
El debate debe ser ideológico y político fuera del carancheo cotidiano que propone la oposición de vuelo bajo e ideas escasas. Si podemos discutir marcos estratégicos hacia los cuales avancemos los argentinos, será una discusión legítima que nos enriquezca y nos haga crecer como cuadros militantes. No debemos confundir al adversario con el enemigo. El primero es ocasional, el segundo es permanente; el primero puede ser futuro aliado en un proyecto nacional con un movimiento nacional en marcha, mientras que los segundos seguirán apostando en contra del país en cualquiera de esas variantes, siendo colonizados por potencias extranjeras o intereses poderosos, monopólicos o financieros. No debemos confundirnos.
El tablero internacional se está moviendo. El hegemonismo absoluto del imperio está derrotado –lo veremos nosotros o lo verán nuestros hijos–, pero es inexorable: sólo su ejército lo sostiene. Nosotros debemos fortalecer las bases de una Argentina que ya es protagonista en el mundo por sus planteos de rediseñar los organismos multilaterales de crédito acorde a las necesidades de los pueblos, al proponer la democratización del poder en Naciones Unidas y en los entes descentralizados, reclamar  incorporar a la Organización Internacional del Trabajo OIT a la mesa de las discusiones del nuevo mapa mundial, respetando las soberanías nacionales y aceptando las decisiones soberanas del pueblo, efectuadas en forma democrática sin ideologizar los resultados.
Este camino abierto es el que dará a nuestro país una inserción que desde Latinoamérica fortalecerá sin dudas un nuevo balance del poder internacional frente a 350 millones de hermanos latinoamericanos con una sola voz en el concierto internacional. Es un avance asombroso desde Bolívar y San Martín en sus ideales sudamericanos por el cual llevaron su guerra de independencia sin falsas fronteras, después establecidas por el imperio inglés y los cipayos latinoamericanos.
Lo mismo que hoy entre quienes se alínean, escondidos en la hojarasca electoral, carancheando los restos que dejan los leones imperiales haciendo  cierto el lamentable dicho: “hay que comer donde comen los leones porque son los que dejan los huesos más grandes”.
Quienes se conformen con los huesos del poder, allá ellos; quienes queremos construir una Patria Grande Latinoamericana con un pueblo feliz, seguiremos luchando aunque algunos nos digan “crispados”, lo cual es verdad porque debemos estar con los dientes apretados frente a tanto “empleado del mes” imperial colonizado por años de neoliberalismo, cooptado por el dinero o, peor aún, seducido por las luces del norte.

PUEBLOS ORIGINARIOS : IN FORME SOBRE LOS DERECHOS TERRITORIALES INDIGENAS



CAOI
Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas
Adital
Documento reconoce los territorios como sustento y fuente de la identidad cultural y todos los derechos de los pueblos indígenas.  
La especial relación de los pueblos indígenas con sus territorios y sus bienes naturales, como sustento de su cultura, identidad y forma de vida, así como fuente de todos sus derechos, es el eje del informe elaborado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (CIDH - OEA), titulado "Derechos de los Pueblos Indígenas y Tribales sobre sus Tierras Ancestrales y Recursos Naturales: Normas y Jurisprudencia del Sistema Interamericano de Derechos Humanos".  
El párrafo central de la Introducción del Informe señala:  
"De tiempo atrás, los órganos del sistema interamericano han prestado una particular atención al derecho de los pueblos indígenas y tribales a la propiedad comunal sobre sus tierras y recursos naturales, como un derecho en sí mismo, y en tanto garantía del disfrute efectivo de otros derechos básicos. Para la CIDH, la protección del derecho a la propiedad de los pueblos indígenas sobre sus territorios ancestrales es un asunto de especial importancia, porque su goce efectivo implica no sólo la protección de una unidad económica sino la protección de los derechos humanos de una colectividad que basa su desarrollo económico, social y cultural en la relación con la tierra. La Corte Interamericana, a su vez, ha subrayado que los derechos territoriales de los pueblos indígenas se relacionan con el derecho colectivo a la supervivencia como pueblo organizado, con el control de su hábitat como una condición necesaria para la reproducción de su cultura, para su propio desarrollo y para llevar a cabo sus planes de vida".  
El documento, de 153 páginas, empieza señalando que "Los pueblos indígenas y tribales tienen formas de vida únicas, y su cosmovisión se basa en su estrecha relación con la tierra. Las tierras tradicionalmente utilizadas y ocupadas por ellos son un factor primordial de su vitalidad física, cultural y espiritual".  
Ratifica, además, que el reconocimiento de los territorios indígenas no exige como requisito un título de propiedad, porque incluye "el uso o presencia tradicionales, la preservación de sitios sagrados o ceremoniales, asentamientos o cultivos esporádicos, recolección estacional o nómada, cacería y pesca, el uso consuetudinario de recursos naturales u otros elementos característicos de la cultura indígena". 
La preservación de la cultura de los pueblos indígenas está íntimamente ligada a sus territorios. Al respecto, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en su Sentencia del Caso Comunidad Indígena Sawhoyamaxa Vs. Paraguay, del 29 de marzo de 2006, señala explícitamente que "para las comunidades indígenas la relación con la tierra no es meramente una cuestión de posesión y producción sino un elemento material y espiritual del que deben gozar plenamente, inclusive para preservar su legado cultural y transmitirlo a las generaciones futuras. La garantía del derecho a la propiedad comunitaria de los pueblos indígenas debe tomar en cuenta que la tierra está estrechamente relacionada con sus tradiciones y expresiones orales, sus costumbres y lenguas, sus artes y rituales, sus conocimientos y usos relacionados con la naturaleza, sus artes culinarias, el derecho consuetudinario, su vestimenta, filosofía y valores".  
El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, anota el documento, también ha concluido que los derechos territoriales de los pueblos indígenas son únicos, y abarcan una tradición y una identificación cultural de los pueblos indígenas con sus tierras que ha sido generalmente reconocida.
 
El informe insiste en que "la garantía del derecho a la propiedad territorial es una base fundamental para el desarrollo de la cultura, la vida espiritual, la integridad y la supervivencia económica de las comunidades indígenas. Es un derecho al territorio que incluye el uso y disfrute de sus derechos naturales. Se relaciona directamente, incluso como un pre-requisito, con los derechos a la existencia en condiciones dignas, a la alimentación, al agua, a la salud, a la vida, al honor, a la dignidad, a la libertad de conciencia y religión, a la libertad de asociación, a los derechos de la familia, y a la libertad de movimiento y residencia. A lo largo de las Américas, los pueblos indígenas y tribales insisten en que el Estado les garantice en forma efectiva su derecho a vivir en su territorio ancestral y poder así no sólo realizar sus actividades tradicionales de subsistencia, sino también preservar su identidad cultural".  
Organizado en nueve capítulos, el informe compila y analiza el alcance de los derechos de los pueblos indígenas y tribales sobre sus territorios, tierras, y recursos naturales. Se basa en los instrumentos jurídicos del sistema interamericano, tal y como han sido interpretados por la jurisprudencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos a la luz de los desarrollos en el derecho internacional de los derechos humanos en general. Su objetivo también es el de señalar problemas, guías y buenas prácticas específicas, con miras a ampliar el goce de los derechos humanos por los pueblos indígenas y tribales del Hemisferio.  
Luego de la Introducción, el Informe examina las fuentes de derecho y el marco jurídico de los derechos territoriales; define pueblos indígenas, pueblos tribales, tierra y territorios y recursos naturales; señala las obligaciones estatales frente a los pueblos indígenas y tribales y sus miembros; explica los derechos de propiedad indígenas y tribales; precisa el contenido específico de estos derechos de propiedad sobre los territorios; detalla cómo la falta de protección de estos derechos es un obstáculo para el goce efectivo de otros derechos humanos (a la vida, salud, económicos y sociales, identidad cultural y libertad religiosa, laborales, libre determinación, integridad psíquica y moral y las obligaciones estatales correspondientes); abunda en los derechos indígenas sobre los recursos naturales, a la consulta y a la participación, a la protección estatal, al acceso a la justicia y a la reparación.
Informe completo en:http://www.politicaspublicas.net/panel/attachments/article/729/2011-cidh-informe-tierras-ancestrales.pdf.  
fuente:
http://caio.uy.over-blog.com/article-informe-sobre-los-derechos-territoriales-de-los-pueblos-indigenas-67542049.html
Difundiendo el periodismo alternativo, somos mas gente 

FUENTE : http://red-latina-sin-fronteras.lacoctelera.net/

24 DE FEBRERO DE 1946 : PRIMER TRIUNFO PERONISTA

(*)  LIC. PABLO VAZQUEZ



“Salite de la esquina oligarca loco,
tu madre no te quiere y Perón tampoco”
Cántico popular
“Las palabras hacen estragos cuando encuentran un nombre
para lo que hasta entonces ha vivido innominado”
Jean – Paul Sartre

La revolución del 4 de junio de 1943, y en particular la figura de Juan Perón, dividieron a la comunidad política argentina. Este hecho se reflejó en la opinión pública y tuvo correspondencia en las publicaciones de la época, casi todas contrarias al golpe de Estado y al ascendiente joven coronel. Sean los de proyección nacional ligados al viejo patriciado como La Nación y La Prensa, como diarios más populares a saber Clarín, La Razón, El Mundo, Noticias Gráficas y Crítica; aquellos de alcance provincial, como La Gazeta (Tucumán), La Voz del Interior (Córdoba), El Día (La Plata - Provincia de Buenos Aires), Los Andes (Mendoza), El Intransigente (Salta) y La Capital (Rosario - Provincia de Santa Fe); como el diario El Pueblo (católico); y la prensa partidarias, por ejemplo, La Vanguardia (socialista), Orientación La Hora(comunista)[1]; y en las revistas como La Linterna o Cascabel.

Producido el 17 de octubre toda esa superestructura cultural operó en contra de ese hecho histórico que afectó a la “gente decente” y “el pueblo pensante”, denigrando el accionar del pueblo trabajador, desde compararlo con el Fascismo y su “Marcha sobre Roma”, hasta endilgarle epítetos como “murga”, “negrada”, “grasas” y “descamisados”.

Fue vital para Perón contar con medios afines, ya que su proyecto fue apoyado solamente por el periódico La Época, de Eduardo Colom, de impronta yrigoyenista; el diario El Laborista, de extracción sindical; el diario Tribuna, bajo el signo nacionalista de Lautaro Durañona y Vedia; la revista La Descamisada; y algún medio nacionalista que se sumó a la campaña de 1946.

A eso se sumó la injerencia de la embajada de los EE. UU. Con la publicación del Libro Azul, que denunció las supuestas actividades nazis en Argentina e involucrando al coronel Perón. La respuesta fue el libro “Azul y Blanco”, denunciando las pretensiones imperialitas Yankees, una fuerte campaña electoral con el tren “El Descamisado”, por tierra y por los ríos del litoral. El plus de esa época fue la participación de su esposa Eva Duarte, siendo la primera mujer de un candidato en acompañarlo en su actividad proselitista. Hasta la propia Revista Life de los EE.UU informó sobre la campaña de Perón.

Pero a falta de prensa bueno fue la creatividad de Perón y el ingenio popular. Tomando las tradiciones culturales rurales y de los suburbios, unidos al legado sindicalista que amasó una masa crítica de pensamiento y emoción que fueron imbatibles. Cánticos, panfletos, actos callejeros, manifestaciones y murgas sirvieron para la ocasión.  Muchachos coreando en barra: “Tambo – orín y Mosca”, para enfrentar a los candidatos de la Unión Democrática. Llevando aparatos mata mosquitos al grito “a Mosca le echamos Fly”. Desfilando en comparsas con imágenes de Perón y de trabajadores.[2] Las mujeres participan en mítines, marchas, se unen a los trabajadores y toman un incipiente protagonismo que al poco tiempo sería reafirmado por Perón y Evita al sancionar al ley 13.010 de voto femenino en 1947.

Escribió Daniel James: “Gran parte de ese espíritu de irreverencia y blasfemia, y de esa redistribución del espacio público, característicos del 17 de octubre y la campaña electoral siguiente, parecían construir una suerte de “antiteatro” basado en el ridículo y el insulto, contra la autoridad simbólica y las pretensiones de la elite argentina”.[3] Las descalificaciones se resignificaron como signos positivos para el primer peronismo. A falta de medios abundaron pintadas con frases y dibujos ingeniosos. La consigna Braden o Perón fue el caballito de batalla. El discurso oficial incorporó el lunfardo, el tango, lo campestre, la murga, el habla popular. La identificación Perón = Pueblo fue absoluta!

Afirmó Pierre Bourdieu que “las experiencias privadas pasan nada menos que por un cambio de estado cuando se reconocen a sí mismas en al objetividad pública de un discurso ya constituido, signo objetivo de su derecho a que se hable de ellas y a que se hable públicamente”.[4]

Con la unión del Partido Laborista, la UCR Junta Renovadora, El Partido Independiente, los Centros Coronel Perón, la Alianza Libertadora Nacionalista y el apoyo de los viejos forjistas y los sindicatos Perón ganó con el 56 % de los votos.Las elecciones del 24 de febrero de 1946, custodiadas por el Ejército, resultan inobjetables. Perón obtiene la victoria sumando 1.500.000 votos contra 1.200.000 de sus opositores.

Tras el triunfo electoral, el peronismo “procedió a implementar una serie de medidas tendientes a revertir la desfavorable relación de fuerzas en el ámbito periodístico. Para ello se siguieron dos caminos: por un lado, se adquirieron varios diarios a través de terceros; por el otro, se silenciaron aquellos medios opositores que se mantenían irreductibles. En el primer caso debe consignarse la compra de la editorial Haynes, de capital anglonorteamiericano, que publicaba el diario El Mundo y una serie de revistas de gran aceptación popular. Al frente de la empresa fue designado el mayor Carlos Aloé, futuro gobernador de la provincia de Buenos Aires. Paralelamente se conformó otra empresa, Democracia S.A, que pasó a editar los periódicos Democracia, El Laborista, Crítica y Noticias Gráficas. Hacia 1951 surge otra gran empresa periodística oficial, Alea S.A, también dirigida por Aloe, que absorbió a Haynes y Democracia S.A, a quienes se les sumaron La Razón, La Época, el Líder – que había aparecido en 1946 – y varios diarios del interior del país. (…). Respecto del segundo camino enunciado, diversas fueron las maneras de cercar y silenciar a la prensa opositora. La clausura fue una de ellas. Dicha medida recayó sobre le semanario Provincias Unidas (…), sobre La Vanguardia y sobreTribuna Democrática (…) Pero sin lugar a dudas el hecho emblemático (…) fue la expropiación, por ley del Congreso Nacional (…) del diario La Prensa”.[5] En este marco fue de suma importancia el aporte que los diarios favorables al peronismo brindaron en la campaña electoral y en los primeros meses de gobierno[6].



[1] Ver PANELLA, Claudio y FONTICELLI, Marcelo, La prensa de izquierda y el peronismo (1943 - 1949), Socialistas y comunistas frente a Perón, La Plata, EDULP, 2007.
[2] Ver LUNA, Félix, El 45, Bs. As, Hyspamerica, 1984.
[3] JAMES, Daniel, Resistencia e integración, El peronismo y la clase trabajadora argentina 1946 – 1976, Bs. As, Sudamericana, 1999, p. 50.
[4] Ver BOURDIEU, Pierre, Razones Prácticas, Sobre la teoría de la acción, Barcelona, Anagrama, 1999.
[5] PANELLA, Claudio y FONTICELLI, Marcelo, ob. cit, pps. 16 – 17. Sobre el caso específico de La Prensa ver PANELLA, Claudio, La Prensa y el Peronismo, Crítica, conflicto, expropiación, La Plata, EPC, Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Universidad de La Plata, 1999.
[6] Según los datos brindados por el propio Carlos Aloé a la Comisión Investigadora º 7, impulsada de facto por