Seguidores

27 de noviembre de 2011

ARGENTINA: CARTA A MI AMIGO GORILA


Historia real, carta real y mucho fundamento en cada párrafo. Por eso queríamos compartir esta “carta a mi amigo gorila”:

“Después de ocho años de escucharte hablar, es hora que te responda y que sepas lo que pienso. Si no lo dije antes, fue para evitar una pelea. Pero ya no aguanto más. Es hora de poner sobre la mesa las diferencias que nos separan y que hasta ahora callé en honor a los años de amistad.

Me hinchaste las pelotas con tus críticas al Gobierno. Me cansé de que todo el tiempo me estés remarcando las cosas que lees en los diarios y que crees ciegamente. Me apena ver que hayas pasado largamente los 30 años y que sigas con la misma cantinela que papá y mamá te metieron en la cabeza. Hacés prolijos los deberes: sos el nene bien, que repite las atrocidades que escucha en su casa. Si no es con los militares, es con la economía, si no es con la economía es con la hija de puta de Cristina. Me tenés los huevos por el piso, amigo.

Guardate tus opiniones para las reuniones familiares después de ir a misa. Durante estos ocho años me llamé a silencio. Pero vos no. Aprovechaste cada cadena de mails, cada encuentro y cada situación para joderme. Como cuando surgió lo de Schoklender y ahora con los subsidios, sin mencionar tus breves comentarios políticos durante los cumpleaños y otras reuniones con personas que conocemos poco.

¿No te das cuenta que no es el lugar para dichos temas? Y si tenés ganas de charlar lo hacemos, sin ningún problema: ¿qué país querés? ¿En qué sociedad querés vivir, amigo? Respondo por vos, es muy fácil. En la que únicamente se respeten los derechos que vos y ¿tu clase? se creen merecer. Para vos Moyano es una mierda, la escoria de esta sociedad. Pero el señor Eduardo Escasany, el tipo que te paga tu sueldo en el Galicia es un ídolo.

Un señor bien que giro miles de millones de dólares la semana previa al corralito y se quedó con los ahorros de la gente. Pero Escasany es un tipo copado, bien empilchado, blanquito, ojos celestes y rezas para que algún día te dé la mano. Con tipos así este país sale para delante. Pero enterate que es un terrible hijo de puta. Que por personajes nefastos como este hay pibes que revuelven la basura mientras vos le das a tu hijo la mamadera.

Nadie espera de vos que hagas patria, amigo.

Sólo te pido que moderes tus comentarios, que el tilingo que tenés adentro te deja pensar un cachito. Se sienten indignos de este país repleto de negros, peronistas, chorros, corruptos, pobres, sindicalistas. ¿No te das cuenta que la historia argentina se repite eternamente, que siempre ganan los mismos? Y siempre, inevitablemente, hay una parte de la sociedad (en este caso vos) que los apoya incondicionalmente y gratis, hagan lo que hagan, porque si la gente bien de Recoleta trampea una declaración jurada está perfecto, pero si alguien cobra un subsidio inmerecido es un vago de mierda.

Crecé amigo, enterate que no se trata de izquierdas ni derechas, se trata de ser más SOLIDARIO con el que no tiene nada, ni plata, ni esperanza, el que anda con el llanto atravesado en la garganta porque no tiene una puta obra social y el pibe se le muere sin los remedios. Y esa solidaridad no es económica, está relacionada con cada uno, con lo que le podes aportar a la construcción de una sociedad un poco más justa. Puteabas a Hebe de Bonafini y te aseguro que ella, yo y miles de zurditos de mierda saldrían a la calle si unos milicos hijos de puta secuestran a tu hijo y le ponen una picana en las bolas de tu hijo. Estate seguro que me vas a encontrar ahí, amigo, tendiéndote una mano.

Por eso te pido que abras los ojos, que te corras un poquito de tu clase, la historia no es lineal, tiene muchísimas puertas, no golpees siempre la misma. Este país, a pesar tuyo, está cambiando, y eso es lo que no podes soportar. Avivate y no vayas contra tus intereses. No sos un Álzaga Unzué, trabajas en un banco y debes llegar justo a fin de mes. ¿Qué intereses defendés? ¿No te das cuenta que todos los gobiernos anteriores nos cogieron de parados, a vos, a mí, a nuestras familias?

Por eso te pido un poco de comprensión y mesura. Más de la mitad del país voto a este gobierno, entendelo. Pero no me quiero desviar del tema, como verás esto no tiene nada que ver con los pocos boludos (%54) que votaron a este gobierno.

No, mi carta no es política, si querés eso lo charlamos otro día. Me duele tu casette, porque lamentablemente los escucho muy seguido. No tengo la menor duda que los tipos como vos se sienten superiores. No sé de dónde carajo lo sacaron, es algo que te lo deben inyectar a las tres horas de nacer en las bonitas clínicas donde las mujeres bien tienen a sus hijos.

Para terminar, lo último que espero es que ahora no “salten” nuestros amigos en común con frases como “Che, chicos, aflojen, somos todos

amigos”. ¡Las pelotas! Yo no la empecé y me la vengo morfando hace ocho años. ¿O acaso yo te mandé un mail cuando ganó este gobierno montonero con la mitad de los votos mientras que la señora que votaste sacó el 1,8%? Entonces no me jodas más, amigo”.

NB
Publicar un comentario