Seguidores

4 de septiembre de 2011

EL 3 DE SEPTIEMBRE DE 1961, EN PUERTA DE HIERRO, EL Gral PERON, RECIBIA LOS RESTOS MORTALES DE EVA PERON.


*Por Diego Carbone

UNA LARGA HISTORIA. El proceso que terminó con la devolución del cadáver de Eva Perón se inició en los albores mismos de la Revolución Fusiladora, cuando varios de los hombres clave en la historia de este golpe de facto, ocuparon posiciones en el poder.Eduardo Lonardi designó comandante en jefe del Ejército al general Julio Lagos, y éste nombró al coronel Héctor Cabanillas jefe del Servicio de Informaciones del arma. Años después, Cabanillas sería la pieza clave en todo el proceso. el 13 de noviembre de 1955,Cabanillas fue reemplazado al frente de la SIE por el teniente coronel Carlos Moore Koening, que llevó como su mano derecha al mayor Arandía.

El cuerpo de Eva Duarte constituía , para algunos hombres del gobierno que depuso aPerón, un motivo de peligro, y su exhibición en el edificio de la CGT era considerada como una bomba de tiempo. El coronel Cabanillas comenzó a pensar una alternativa para dar cristiana sepultura al cadáver, aunque después negara su planificación. Cuando Koening lo reemplazó, obtuvo el permiso del general Aramburu para realizar el operativo. Según lo que se dijo, Aramburu le ordenó dar cristiana sepultura al cuerpo embalsamado, agregando: -"pero yo no debo saber dónde...!!!".
El Operativo Evasión estaba en marcha...!!!

En aquel momento había tres posturas entre los militares que opinaban sobre cuál debería ser el destino del cadáver de Eva Duarte:
* La linea más dura propusio la incineración del cadáver
* Otros  propusieron fondearlo en el Río de la Plata, marcando las coordenadas del lugar de fondeo.  aceptando la versióndel doctor Pedro Ara que afirmaba:  "ni el fuego, ni el barro, ni el agua pueden destruir el cuerpo". 
* Una tercera postura, querían darle cristiana sepultura.

Esta última postura fue la adoptada por el presidente de facto Pedro Eugenio Aramburu, aceptando la postura del sacerdote Iñaki de Aspiazu y lo informado por un militar de alto rango que había chequeado cuál era la opinión del Vaticano sobre el tema. Se dice que ese militar había sido Alejandro Agustín Lanusse.
El 22 de noviembre de 1955 , seis días después de intervenir la CGT, fue retirado el cuerpo de su mausoleo provisorio. El operativo lo comandó Koening, quien debió firmar un recibo al interventor en la CGT, Alberto Patrón Laplacette. El ataúd no pudo ser depositado en el entonces Arsenal Esteban de Luca y luego de tres días de loca carrera fue depositado en la sede del Servicio de Informaciones del Ejército, situado en la esquina de Callao y Viamonte. Fue ubicado en un cajón de ambalajes frente a la puerta del despacho de Moore Koening , después pasó a formar parte del mobiliario de la habitación. Nadie, a excepción de las 7 personas que intervinieron en el operativo, entre ellas un mayor Duarte, que en realidad era el mayor Arandía, que hacía las veces de chofer, supo lo que contenía ese cajón. Tampoco lo sabían el General Aramburu ni el vicepresidente de facto, almirante  Isaac Rojas.

muchos años después, cuando se consultaron los libros del Servicio de Informaciones del Ejército de sólo encontraron constancia de que en aquellos días había ingresado al edificio un cofre armero con destino y propiedad del coronel Moore Koening

Después de los sucesos de lla sublevación del General Valle el 9 de junio de 1956, Moore Koening fue reemplazado en el cargo por el coronel Mario Cabanillas , salteño, sin ningún parentesco con Héctor Cabanillas, el plan estaba en marcha.

En mayo del '56, Koening había hecho dos viajes a Europa y se había entrevistado allí con el coronel Bernardino Labayrú para tratar algunos detalles del operativo.

En marzo del año '57 el coronel Héctor Cabanillas se reintegró a su puesto en el SIE y ejecutó el
O-E, Operativo Evasión, que tuvo lugar entre abril y septiembre de 1957. Se dijo que desde la presidencia se encargaron 30 ataúdes, 12 de los cuales salieron a ciudades deEuropa, África y Asia, conteniendo cadáveres. Uno de ellos, el de Eva Perón. La versión de Paladino afirma que salieron 3 ataúdes: uno a Bélgica, otro a Sudáfrica y el restante a Alemania Occidental. Este último fue el que contenía los restos de Eva Perón.

El operativo culminó el 18 de septiembre de 1957, cuando un féretro supuestamente correspondiente a María Maggi, viuda de Magistris, entró al cementerio Maggiori de Milán.

Los restos de la señora Maggi  figuraban como repatriados por su hermano Carlos Maggi, y una religiosa de la congregación de San Pablo , Giuseppina Airoldi, fue la encargada de tramitar su sepultura. El ataúd fue colocado en la tumba delante de la religiosa y de un hombre que declaró ser pariente de la extinta y que debía volar aBuenos Aires apenas finalizada la ceremonia. Ese hombre habría sido el coronel Cabanillas, que así creía dar por terminada su misión.

Se dijo que Aramburu había guardado el secreto en un sobre prolijamente lacrado que debía ser entregado por un escribano un año después de su muerte al comandante en jefe del Ejército. quien lo recibió, mientras ocupaba la Casa Rosada.

Lanusse puso manos a la obra: lo primero fue certificar si los datos eran correctos, y mandó localizar al coronel Héctor Cabanillas, quien finalmente sería el encargado de entregarle el cadáver a Juan Domingo Perón.

A fines de julio de 1971 ocurrió un hecho clave y poco conocido. Una caja de grandes dimensiones llegó a Ezeiza en un vuelo de Aerolíneas Argentinas que hacía el trayecto Roma-Buenos Aires: traía el cadáver de Eva Perón. Fue un día sábado, y una camioneta del Ejército lo trasladó hasta el penal militar de Magdalena, donde una comisión de peritos de Sanidad del Ejército, del gabinete médico de la Policía Federal y de la Facultad de Ciencias Médicas revisó el contenido de la caja. Tan misteriosamente como había llegado, el féretro fue remitido nuevamente a la embajada argentina en Italia.

-"En la ciudad de Madrid, Capital del Estado Español, a los tres (3) días del mes de setiembre del año mil novecientos setenta y uno, en el domicilio de la calle Navalmanzano número seis (6), Puerta de Hierro, reunidos los abajo firmantes, el Excelentísimo Señor Embajador Extraordinario y Plenipontenciario de la República Argentina en España, Don JORGE ROJAS SILVEYRA, en nombre y representación del Gobierno Argentino, y el Señor Don JUAN DOMINGO PERON, por sí, ambos dejan expresa constancia que el Señor Embajador Jorge Rojas Silveyra ha procedido a entregar en el día de la fecha al Señor Juan Domingo Perón, con la plena conformidad de éste, una caja mortuoria que contiene los restos mortales de su señora esposa doña MARIA EVA DUARTE DE PERON.- Para constancia y ratificación de este acto, se firman seis (6) ejemplares de un mismo tenor y a un solo efecto en presencia de los testigos Reverendo Padre Don ALESSANDRO ANGELI, Don JORGE DANIEL PALADINO y Coronel Don HECTOR EDUARDO CABANILLAS." (Acta)

El ataúd llegó al Aeroparque el 17 de noviembre de 1974, bajo el gobierno de Isabel y "monje negro" López Rega, con un impresionante dispositivo de seguridad.
Los restos mortales de Evita fueron llevados a la quinta presidencial de Olivos.  El 22 de octubre de 1976, ya caído el gobierno peronista, los restos de Eva Duarte llegaron hasta el subsuelo del mausoleo blindado que la familia tiene en la Recoleta, a pocos metros del ocupado , paradójicamente, por Pedro Eugenio Aramburu.

EVA DUARTE DE PERON, LA ABANDERADA DE LOS HUMILDES...!!! ETERNA EN EL ALMA DE SU PUEBLO...!!!!

Publicar un comentario en la entrada